Elecciones 2015 en España: Ada Colau, la activista contra los desahucios que será alcaldesa de Barcelona


  • 25 mayo 2015
Ada Colau
Ada Colau ha ganado las elecciones a la alcaldía de Barcelona.

La mujer que ven en esta imagen, arrastrada por dos policías antidisturbios tras ocupar en protesta la sede de un banco, será la próxima alcaldesa de Barcelona.

La segunda ciudad de España se convirtió este domingo en símbolo del cambio político que atraviesa el país y la mujer de la foto, Ada Colau, en una de sus principales protagonistas.

Las elecciones municipales y regionales fueron un importante castigo para el partido gobernante (PP), dañado por la crisis económica y por un cúmulo decasos de corrupción.

Los comicios dejaron las alcaldías de Madrid y Barcelona a las puertas de un gobierno encabezado por candidaturas ciudadanas vinculadas con el partido antiausteridad Podemos.

Y los partidos tradicionales (PP y PSOE) tendrán que compartir el poder con los emergentes Podemos (izquierda) y Ciudadanos (centro derecha) en el resto del país.

Lea también: Los nuevos partidos revolucionan el mapa electoral de España

En Madrid, la candidata de la plataforma apoyada por Podemos, Manuela Carmena, fue la segunda más votada (con un 31,8%) por detrás de Esperanza Aguirre (PP, 34,5%), pero Carmena podría resultar elegida alcaldesa con el apoyo del PSOE.

Mientras el PP pierde las mayorías absolutas que tenía en los parlamentos regionales, Barcelona protagoniza una historia “increíble”, en palabras del corresponsal de la BBC en España, Tom Burridge.

Y lo que hace “increíble” esa historia es que quein será con toda probabilidad nueva alcaldesa, Ada Colau, es una activista conocida por haber sido la portavoz del movimiento antidesahucios que, hasta hace poco, se enfrentaba con la policía que ahora deberá dirigir.

“Deprimidos y avergonzados”

Colau, de 41 años, fue durante cinco años la cara visible de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH).

La PAH es un movimiento social que nació para ayudar a aquellos que, golpeados por la crisis económica, se enfrentaban a un desalojo de sus casas al no poder hacer frente a los pagos del banco.

La PAH se creó en 2009, organizando encuentros para que los afectados pudieran compartir sus experiencias y buscar soluciones.

Colau
La candidatura se montó un año antes de las elecciones.

“Esperábamos ver a mucha gente enfadada”, le dijo Colau a la BBC en febrero de 2014, “pero muchos estaban deprimidos y avergonzados”.

“Estaban avergonzados de hablar de sus problemas. Nuestro gobierno les decía que eran los responsables de su situación, que era su culpa. Y ese mensaje se repetía cada día en la televisión”.

La crisis económica hizo que miles de españoles perdieran sus casas al no poder pagar las hipotecas.

Y el estallido de la burbuja inmobiliaria provocó que el valor de esas propiedades se depreciara enormemente.

Esto, combinado con una dura ley hipotecaria, hizo que muchos de los que devolvieron sus casa al banco se vieran obligados a seguir pagando para compensar la depreciación de la propiedad, que la propia entidad bancaria había valorado antes de otorgar la hipoteca.

La PAH, con Colau a la cabeza, logró presentar más de 1,4 millones de firmas ante el Parlamento pidiendo un cambio en la ley.

Los activistas de la PAH también se reunían cada vez que un juzgado iba a ejecutar un desahucio de algún “compañero”.

Iban a las puertas de las casas y hacían cadenas humanas para evitar que la comitiva judicial, muchas veces franqueada por unidades policiales, pudiera ejecutar el desahucio.

Ada Colau
Colau y su compañero sentimental coincidieron en la PAH.

Y, en Barcelona, ahí estaba siempre Ada Colau junto con su compañero sentimental, Adrià Alemany, con quien se dio un emocionado beso ante las cámaras en la noche electoral.

“Cuando nació su hijo, iba con él a parar los desahucios”, explica João França, periodista local de Barcelona que cubrió muchas de las acciones de la PAH.

Colau sabía cómo reaccionar y, además, sabía tratar a la prensa, acertaba siempre con las palabras en el momento justo.

“Criminal”

Antes de ser portavoz de la PAH, Colau había participado en un movimiento ciudadano que, con el lema “No tendrás casa en tu puta vida”, denunciaba la especulación inmobiliaria y la burbuja.

Era 2007 y la activista se disfrazaba de “Supervivienda”, una heroína con los colores de una abeja que iba con antifaz e irrumpía en actos electorales.

Pero no fue hasta su intervención ante el Congreso de los Diputados, en febrero de 2013, cuando Colau se convirtió en una figura política en todo el país.

Colau
Colau dejó la portavocía de la PAH en 2014.

En un discurso ante todos los parlamentarios, Colau llamó “criminal” al vicesecretario general de la Asociación Española de la Banca, Javier Rodríguez.

“No le he tirado un zapato a este señor porque creía que era importante quedarme aquí para decir lo que estoy diciendo. Este señor es un criminal y como tal deberían ustedes tratarlo”, dijo la activista.

Juan José Toribio, consejero de la Asociación de la Banca, le dijo a la BBC que el ataque de Colau no tenía justificación.

“Es posible que algunos bancos o empleados se equivocaran al prestar a gente que no podía devolverlo. Pero solo nos dimos cuenta después, cuando llegó la recesión”, declaró.

Pero la intervención de Colau ese día en el Congreso generó un gran revuelo y la catapultó a la arena política nacional: un video con su intervención se hizo viral, su cuenta de Twitter llegó a los 100.000 seguidores y la página web de la PAH colapsó por el número de visitas.

Barcelona en Comú

En mayo de 2014, Colau abandonó la PAH y envió una carta a todas las asambleas en la que, además de mostrar su agradecimiento, decía que no iba a “fichar” por ningún partido político, a pesar de que se lo habían propuesto en varias ocasiones.

Pero no tardó mucho en “embarcarse”, en sus propias palabras, en Barcelona En Comú, una plataforma ciudadana que ha logrado, en un año, ganar las elecciones municipales en Barcelona.

“Este es seguramente el paso más ambicioso y por lo tanto arriesgado de mi vida”, asegura Colau en su página autobiográfica.

Con un presupuesto muy inferior al resto de candidaturas, pero muchos voluntarios en los barrios, Barcelona en Comú logró desalojar del ayuntamiento al partido que gobierna Cataluña, el grupo nacionalista conservador Convergència i Unió.

Colau
La activista se emocionó al conocer los resultados.

Es una muestra de las ansias de cambio de una parte de la sociedad.

La plataforma ha logrado 11 de los 41 representantes en liza y deberá pactar con otras fuerzas para gobernar.

Y aunque estos comicios han sido percibidos, inevitablemente, como un barómetro de las elecciones generales que se celebrarán antes de finalizar el año, ni Barcelona en Comú ni Ahora Madrid son equiparables a Podemos.

Tanto el partido antiausteridad como Ciudadanos, que ha irrumpido en el panorama político con una promesa similar de cambio y depuración de las instituciones, todavía tienen un largo camino por delante.

El PP y el PSOE, los partidos tradicionales, todavía sumaron 11,6 millones de votos, o un 52% en las municipales.

La promesa de cambio simbolizada por Colau deberá pasar por el examen de las elecciones generales.

http://www.bbc.com/mundo/noticias/2015/05/150525_ada_colau_activista_alcaldesa_barcelona_elecciones_espana_2015_ac

“Al fin se te hace justicia mi Monseñor”


VEA GALERÍA de la ceremonia de beatificación del beato monseñor Romero que para muchos salvadoreños “ha sido un acto de justicia divina a falta de la justicia terrenal”.

ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN: 25 DE MAYO DE 2015 13:31 | POR WARNER VELÁSQUEZ / FOTOS DE DIANA ARIAS

La feligresía católica participó esta mañana de un acto solemne en el cual se declaró a monseñor Óscar Arnulfo Romero, como Beato de la iglesia romana. Para muchos salvadoreños, el acto fue “de justicia divina a falta de justicia terrenal”, la cual se le ha negado al arzobispo aún después de 35 años de su asesinato.

Desde las primeras horas de la mañana los alrededores de la plaza al Salvador del Mundo lucían abarrotados de fieles que esperaban la ceremonia programada para las 10 de la mañana y que estaría a cargo de Angelo Amato, representante del papa Francisco para este acto.

Un hombre de 60 años, presente en la Misa, dijo que no es católico pero que el acto es importante para el país por lo que no se lo quiso perder, además que en tiempos de las homilías de Romero, él era sindicalista y participaba de los movimientos sociales, expresó.

Otra de las asistentes fue más allá al elevar las manos al cielo y decir “al fin se te hace justicia mi Monseñor”, exclamó y agregó que domingo a domingo escuchaba al obispo al que “un desalmado mató por decir la verdad”, remarcó. 

Miles de personas no dejaban de desfilar por la alameda Roosevelt, Manuel Enrique Araujo, paseo Escalón y bulevar Constitución, en las que el fervor religioso prevaleció por toda la mañana.

Antes del evento, algunos salvadoreños, sobre todo en redes sociales, especularon que la misa solemne sería un evento político por lo cual no asistirían, pero el acto resultó ser justamente todo lo contrario y en ningún momento se salió del control de los organizadores, que eran religiosos del arzobispado.

El evento, que inició puntual, paralizó el comercio que invadió la zona desde la noche del viernes, ya que toda la feligresía se concentró en ver cómo el cardenal enviado por el papa convertía a monseñor en beato de la iglesia católica.

La multitud explotó en júbilo y aplausos cuando el cardenal manifestó que “Romero no es símbolo de división, sino de fraternidad y de concordia”.

Otro momento emocionante entre los que asistieron al acto fue cuando el purpurado leyó la biografía de Romero, y dijo que “Romero fue un ejemplo de pastor que defendió a los pobres”.

“Romero sigue hablando y pidiendo nuestra conversión. Hoy continúa la misa que interrumpieron el día de su muerte”, agregó Vicenzo Paglia.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

http://www.lapagina.com.sv/nacionales/106904/2015/05/25/Al-fin-se-te-hace-justicia-mi-Monsenor

Los jóvenes de Latinoamérica se debaten entre el desempleo y la informalidad


Agencia de información Laboral
Adital

Recientemente la OIT [Organización Internacional del Trabajo] presentó un informe sobre el trabajo juvenil en América Latina, en el que muestra la penosa situación de informalidad laboral y desempleo que padecen los jóvenes de esta región (13% en promedio), muy superior al desempleo de los adultos; y analiza las políticas que han aplicado los diferentes países para contrarrestar este flagelo.

colectivodeabogados

El estudio, titulado Juventud e informalidad: formalizando la informalidad juvenil. Experiencias innovadoras en América Latina y el Caribe, revela que en América Latina hay 108 millones de jóvenes entre los 15 y 24 años de edad, y de ellos apenas un poco más de la mitad están empleados.

Destaca que la economía latinoamericana ha mejorado, y con ello también las oportunidades para sus habitantes. Pero esta mejoría no es evidente para los jóvenes. “Estamos ante la generación más educada que hayamos tenido, en países donde la pobreza se ha reducido, pero estas mejorías no son evidentes para los jóvenes que salen en busca de un empleo digno”, dice Elizabeth Tinoco, directora regional de la OIT para América Latina y el Caribe.

Los empleos que consiguen los jóvenes son mal remunerados, inestables y con malas condiciones laborales. Unos 27 millones de jóvenes tienen que conformarse con estos empleos precarios, los únicos que se les ofrece. Además, una vez los asumen tienen dificultad para salir de ellos.

Lo preocupante, anota Tinoco, es que la falta de empleos y la condición precaria de estos puede tener repercusiones sociales, económicas y políticas, y alterar la gobernabilidad de los países. Los jóvenes en Latinoamérica no están siendo bien aprovechados por la economía y cerca de 20 millones de ellos prefieren quedarse en sus casas sin ocupación ni estudio. Los llamados Ni-ni.

El estudio revela la tasa general de informalidad en la región es del 47%, teniendo en cuenta todos los trabajadores, cifra que aumenta en los trabajadores de menores ingresos, donde esta tasa puede llegar al 75%.La tasa de informalidad específica para jóvenes supera el 55%. Para 2013 la mayor informalidad en el trabajo juvenil se presentó en Perú, Guatemala, Paraguay y Honduras, donde 8 de cada 10 trabajadores jóvenes se empleaban en la informalidad. Y el que menor informalidad tuvo fue Uruguay: 33%.

Los jóvenes que trabajan en la informalidad tienen menos beneficios que los empleados de otros grupos de edad que realizan los mismos trabajos. En promedio los jóvenes trabajadores informales son menores un año en edad que los formales, tienen dos años menos de educación, viven menos en zonas urbanas y se ubican en los hogares más pobres. El 9,3% de los trabajadores jóvenes que están en la informalidad reciben menos de 2,5 dólares al día.

En cuanto a la permanencia de los jóvenes en sus empleos informales, el estudio analizó 4 países: Brasil, Méjico, Argentina y Chile, en los que durante un año se midió el porcentaje de los trabajadores jóvenes en la informalidad. En México el 57% de ellos permaneció al año siguiente, en Argentina el 50%, en Brasil el porcentaje que se mantuvo en la informalidad fue más bajo: 35%, y en Chile 19%.

Qué están haciendo los gobiernos

El estudio de la OIT visibiliza los esfuerzos y las intervenciones de los gobiernos para reducir las tasas de precariedad y desempleo juvenil; esfuerzos que son muy recientes y no han sido aún objeto de evaluaciones para analizar su efectividad. Asimismo afirma que la efectividad de las intervenciones es más robusta cuando se combinan varias políticas públicas.

Según este estudio, en materia de políticas de formalización laboral de los jóvenes, las intervenciones de los gobiernos son de tres categorías. Una primera corresponde al fomento de incentivos a las empresas que creen puestos de trabajo formales, como son los subsidios para el desarrollo o expansión de negocios y del empleo, y los programas dirigidos a aumentar las calificaciones de la fuerza de trabajo.

La segunda categoría tiene que ver con iniciativas dirigidas específicamente a formalizar trabajos y unidades informales, como son los regímenes de “blanqueo”, los esquemas de inspección laboral y el apoyo a la formalización de micro-negocios de baja productividad.

Y una tercera categoría agrupa las iniciativas de extensión de coberturas sociales a trabajadores informales, aún sin la formalización de su puesto de trabajo, como son los programas de protección social del tipo prestaciones por desempleo, cobertura de servicios de salud y protección a la maternidad.

En algunos casos, bajo una misma iniciativa, se pueden identificar componentes que abarcan más de una de las anteriores categorías, es decir, pluralidad de instrumentos detrás del mismo objetivo de formalización. La mayoría de esas iniciativas las han aprobado los congresos de los distintos países, pero hay otras que son producto de decretos de gobiernos locales.

telam

Cómo está Colombia

Colombia no es la excepción en relación con la problemática de desempleo e informalidad laboral juvenil en América Latina. Según las cifras más recientes del Dane [Departamento Administrativo Nacional de Estadísticas], la tasa de desempleo juvenil es del 16%, es decir 7,1 puntos porcentuales arriba de la tasa de desempleo global del país, que en el pasado mes de marzo fue de 8,9%.

En cuanto a informalidad, mientras la tasa de informalidad para las 13 áreas es del 48,3%, la tasa de informalidad para los jóvenes es mucho mayor. El estudio de la OIT la calcula en 64%, lo cual va en detrimento de sus condiciones de vida, pues muchos de ellos no tienen seguridad social ni prestaciones. El 30,5% de los jóvenes colombianos trabajan como cuentapropistas, que en su mayoría son trabajos informales.

En lo relativo a salarios, los jóvenes colombianos que tienen un empleo formal aproximadamente duplican en salario a los que trabajan en la informalidad. Y en el tema de seguridad social en salud, el porcentaje de los jóvenes informales que están asegurados es mínimo: entre el 12% y 16%.

En Colombia hay 5 sectores de actividades priorizados por el gobierno nacional, a través de la estrategia Colombia Formaliza, para mejorar la generación de empleos: comercio, construcción, transporte, restaurantes y hoteles, y servicios.

El estudio resalta que el gobierno colombiano ha emprendido acciones para disminuir el desempleo en todos los grupos etarios. Para el grupo de los jóvenes específicamente menciona la “Ley de formalización y generación del empleo” (Ley 1429 de 2010), los programas de emprendimiento y los de formalización de empresas.

También resalta la importancia del diálogo social, como herramienta para aportar a la construcción de mejores relaciones entre las políticas nacionales y los programas locales para mejorar la situación de los jóvenes.

Plantea que debe haber una mejor sistematización de los programas y políticas, a fin de que los beneficiarios tengan mejor acceso a la información y de esta manera las políticas públicas tengan un mayor impacto.

Finalmente, resalta que las políticas públicas para abordar el tema de desempleo e informalidad juvenil deben ser pertinentes, y para ello deben estar respaldadas con investigaciones y conocimientos previos.

El informe completo se puede ver en:

http://www.ilo.org/americas/sala-de-prensa/WCMS_362579/lang–es/index.htm

Agencia de información Laboral

Partícipe de la ENS – Escuela Nacional Sindical

Misión: Aportar a la construcción de una democracia participativa en lo político, lo social y lo económico, y en particular contribuir a la democratización del mundo del trabajo
http://site.adital.com.br/site/noticia.php?lang=ES&cod=85156

Comunicado del Movimiento Internacional Somos Iglesia sobre la beatificación de Monseñor Romero


 

Romero

Celebramos con gran alegría la beatificación de Monseñor Romero, arzobispo de San Salvador, asesinado el 24 de marzo de 1980.

El culto a los santos y los procedimientos usados para alguien sea así declarado, son con frecuencia ambiguos. Esta forma de religiosidad- la veneración a los santos- se ha mantenido en todo el mundo católico durante siglos.  Aunque  respetamos los sentimientos religiosos de  tantos católicos, nosotros creemos que el culto a los santos debe estar basado en el Evangelio.

“Somos Iglesia” tiene un punto de vista crítico hacia este culto  y de manera especial en estos últimos años ya que la mayoría de los santos que se han proclamado proceden de congregaciones religiosas y en concreto, son sus fundadores. En muchos casos se ha dado preferencia a los miembros de grupos conservadores de nuestra iglesia.

Otra razón de nuestra preocupación es la canonización de varios  de los últimos papas, ya que parece ser un procedimiento usado por el Vaticano para resaltar más el prestigio y poder del papado.

Sin embargo, esto no significa que no debamos honrar a los cristianos que han sido testigos del Evangelio de manera extraordinaria.

Tal es el caso del asesinado arzobispo de San Salvador, Monseñor Óscar Romero. ¡Nuestra alegría por San Romero!

Con gozo participaremos el 23 de mayo en espíritu y oración en la gran manifestación de alegría del pueblo de El Salvador.

Monseñor  Romero fue honrado por su pueblo ya inmediatamente después de su asesinato. Su tumba se convirtió en un lugar de peregrinación y pronto se le empezó a llamar  “San Romero de América” y “San Romero del mundo”. Romero ha sido considerado santo en el sentido real en todo el mundo católico.

Después de haber sido ignorado por la Iglesia Oficial durante 35 años, esta consideración de santidad ha permanecido en el papa Francisco, que es latinoamericano,  y finalmente se ha reconocido el martirio de Monseñor Romero.

Durante treinta y cinco años ha habido fuerzas poderosas, tanto en el Vaticano como en El Salvador, que han frustrado con éxito cualquier reconocimiento oficial de Monseñor Romero aun cuando otras confesiones religiosas ya habían dado ese paso.

La Iglesia Anglicana ha situado su efigie entre los grandes profetas de nuestro tiempo en la Abadía de Westminster, en Londres.

Monseñor Romero es el símbolo planetario de una fe comprometida con la defensa de los oprimidos y de ser voz de los sin voz.

Romero representa a todos los mártires latinoamericanos de la segunda parte del siglo pasado: miles de monjas, líderes campesinos y comunitarios, sacerdotes y obispos asesinados por regímenes que  se proclamaban a sí mismos católicos.

Monseñor Romero nos mostró una manera diferente de ser iglesia: él fue capaz de aunar la religiosidad tradicional y popular con la defensa de los oprimidos y la resistencia a la violencia y opresión.

Poco después de ser nombrado Arzobispo de San Salvador, las muertes de su amigo jesuita Rutilio Grande y otras personas que iban con él, tuvieron como consecuencia que Romero se enfrentase al gobierno de El Salvador rehusando a asistir a la toma de posesión del presidente y  que tomara la decisión de que hubiese una única misa en San Salvador la semana siguiente en la cual denunció el asesinato del padre Grande o el creciente número de asesinatos de catequistas.

Durante los tres años siguientes Romero defendió con firmeza los derechos de su pueblo contra la represión creciente del ejército salvadoreño y sus escuadrones de la muerte, fundados por el gobierno de Estados Unidos.

Por tanto Monseñor Romero no fue solamente un lector de la Teología de la Liberación sino que llevó a la práctica sus valores.

Romero fue un signo de contradicción y debe seguir siéndolo.

“Somos Iglesia” participa con alegría y en el espíritu de la fe en este momento importante para nuestra iglesia y para todas las Iglesias.

Es importante caer en la cuenta de que Romero no fue asesinado por ateos o miembros de otras religiones. Su muerte es un ejemplo de martirio “in odium fidei” (odio a la fe)
pues fue asesinado por otros católicos que iban a misa y que se consideraban a sí mismos los verdaderos creyentes en el Evangelio y que querían defender a Dios y sus “valores” católicos.

Romero tiene que permanecer en la Iglesia y en la Sociedad en primer lugar como un fiel seguidor de Jesús de Nazaret que denunció las injusticias de su tiempo abiertamente y con valentía.

Romero siguió a Jesús fielmente y como él denunció las injusticias y pidió justicia para su pueblo. Como Jesús, Romero también murió asesinado por su lucha a favor de la verdad y la justicia.

Estos son los valores por los que Romero luchó y así permanece como testigo.

http://www.we-are-church.org/413/index.php

http://www.redescristianas.net/comunicado-del-movimiento-internacional-somos-iglesia-sobre-la-beatificacion-de-monsenor-romero/

Luces y sombras de la beatificación de monseñor Romero


La urna con la camisa de monseñor Romero

“Hicieron lo posible por presentar a un Romero muy light y edulcorado”

“Los que nunca lo quisieron ocuparon sillones prominentes en la celebración”

Daniel Barbero y Javi Baeza, 25 de mayo de 2015 a las 19:22

Tras estas celebraciones tan “excluyentes” habrá que volver a romerizar a Romero

Panorámica de la beatificación de monseñor Romero/>

Panorámica de la beatificación de monseñor Romero

(Daniel Barbero y Javi Baeza, San Salvador).- Como siempre, el Papa Francisco se nos ha adelantado. Sus representantes monseor Vicenzo Paglia y el cardenal Angelo Amato han dejado muy claro quién es Mons. Romeropara el Papa: “Con Romero, Jesús caminaba con su pueblo” nos decían en sus comunicados. Es lo que dijo entonces Ellacuría: “Con Romero, Dios ha pasado por el Salvador”.

Algo importante ha ocurrido en esta víspera de Pentecostés: el reconocimiento del Espíritu de Dios en este hombre humilde y sencillo, que “cargó sobre sus hombros con todo el dolor de los pobres”. “Su voz se difundió por toda la tierra y el sensus fidelium lo veneró desde siempre como Santo”.

“La beatificación de Mons. Romero es una fiesta de gozo y fraternidad, es un don del Espíritu Santo a la Iglesia y al pueblo salvadoreño”. “Romero es una estrella luminosa que se enciende en el firmamento espiritual de la Iglesia”. “Romero no es un símbolo de división, sino de paz, de concordia y fraternidad”.

Estas palabras que nos decían los representantes de Papa contrastaban con los hechos que estábamos viendo: La Iglesia Luterana, representada por el obispo salvadoreño D. Medardo Gómez y una obispa de la Iglesia Luterana de Nicaragua, así como varias pastoras y pastores luteranos estaban aislados en un rincón de la iglesia San José de la Montaña, desde donde saldríamos en procesión hasta la plaza de El Salvador del Mundo, donde sería la magna celebración.

“Nos ha tenido que invitar el Papa directamente, porque la jerarquía de la Iglesia salvadoreña no nos invitó”, me decía D. Medardo, quien se sentía feliz “porque Mons. Romero es de todos, también de los luteranos” me apuntaba, pues “él ha sido un referente muy claro para reconocer y seguir a Jesús en la vivencia del evangelio”. Y me comunicaba con satisfacción: “Ya se ha firmado un comunicado conjunto de la Iglesia Católica y la Iglesia Luterana sobre la justificación por la fe que tanto nos había dividido en la historia de la Iglesia”.

Y yo me preguntaba: ¿Dónde están las otras Iglesias, la Iglesia Episcopal, la Iglesia Bautista, cuyo Pastor Miguel Tomás me había invitado el domingo a celebrar el culto a Mons. Romero en su Iglesia, y dónde la Fundación Romero, La Comunidad de la Cripta, las Comunidades Eclesiales de Base, Los jóvenes romeristas, la Coordinadora Ecuménica de la Iglesia de los Pobres (CEIPES), El Comité Mons. Romero de El Salvador y el Secretariado Internacional Cristiano de Solidaridad con América Latina (SICSAL), que venían de varios países y a los que habíamos podido saludar personalmente en la celebración de la Vigilia Popular en la Plaza de la Constitución la noche anterior?

Para todos ellos Mons. Romero era un referente claro en su actuar como cristianos, en solidaridad con los pobres y con las causas justas en el mundo. Es más, todos ellos han sido los que han mantenido en alto el legado de Mons. Romero y han sabido traer siempre su memoria y actualizar su mensaje constantemente, dando la luz y la esperanza que trasmite siempre Mons. Romero a los pobres de todo el mundo.

Es significativo que a última hora los que prepararon la celebración de la Beatificación, ante las fuertes críticas de todos estos grupos, tuvieron que cambiar el eslogan que decía “Monseñor Romero, mártir por amor”, por el definitivo: “Monseñor Romero, mártir por amor a los pobres”.

Y es que todos estos grupos que entienden y viven claramente el mensaje de Mons. Romero criticaban que estaban haciendo un Romero “light” y “muy edulcorado”, y se debería dejar muy claro que Romero era mártir por la fe y la justicia, para que no se quedara muy “generalizado” y se concretara más ese amor a los pobres, que le había llevado a Mons. Romero a entregar su vida por su pueblo.

Como señalaba una persona que estuvo físicamente muy cercana a Romero, el Santo de America ahora beatificado, tras estas celebraciones tan “excluyentes” habrá que volver a romerizar a Romero.

La presencia de personajes políticos cercanos a quienes idearon y ejecutaron a Romero -Roberto D’Awison, hijo y actual alcalde de Santa Tecla-, empresarios y dueños de medios de comunicación beligerantes contra Romero levantaron gritos y reabrieron heridas al ver cómo estos que nunca quisieron a Romero, este día ocupaban sillones prominentes en la misma celebración.

Nos contaban muchas personas de las comunidades, en la primera misa tras la beatificación del Santo de America, celebrada en la cripta de la catedral a los pies de la tumba de Romero, que en la celebración de beatificación faltaron cantos salvadoreños, aplausos, gritos de “viva Romero”….

Quizás este silencio, “la falta de gritos y aclamaciones”, sea el anticipo de ese reto que como creyentes y ciudadanos tenemos ante el futuro del mensaje de Romero. No encerrarlo en una urna de cristal, hacer figuras y carteles para las paredes que no ayuden a actualizar la frescura y vigencia de Romero.

Nos quedan muchos retos por delante: ¿Se habrá acabado todo con esta magna celebración, que ha acogido a tantísima gente venida de todo el mundo, algo único en la historia de El Salvador? ¿Ya habremos cumplido y ahí queda todo? ¿Dónde queda la investigación de tal magnicidio, el juicio y castigo a los culpables, que se sabe quiénes son porque ya lo ha investigado la Comisión de la Verdad de las Naciones Unidas?

¿Cómo se actualiza su mensaje que también hoy es una voz muy fuerte contra el imperialismo, que sigue empobreciendo a estos países de su influencia económica, militar e ideológica con su continua intervención con el Tratado del Triángulo Norte y sus Bases Militares y su expolio de las materias primas y los minerales de estos países cada día más empobrecidos y más dependientes?

Se preguntó Eduardo Galeano “cómo en un país tan pequeño caben tantos muertos”. Sin pretender contestar, sí que tenemos que dejarnos acoger por este pueblo, gustar su dignidad… para hacer realidad aquel sueño de Romero “si me matan resucitaré en el pueblo Salvadoreño”.

http://www.periodistadigital.com/religion/america/2015/05/25/luces-y-sombras-de-la-beatificacion-de-monsenor-romero-iglesia-religion-dios-jesus-papa-obispo-salvador-martir.shtml

 

Just Love: Un marco para la ética sexual cristiana, por la hermana Margaret A. Farley


17 de octubre 2012

 

Transmitido por Jean Garnier

 

monja.jpg_869080375.jpg

 

Just Love: Un marco para la ética sexual cristiana [Inglés] [Paperback]

por Sor Margaret A. Farley

 

Tomo nota de la reciente libro de la hermana Margaret A. Farley, por desgracia, en Inglés lo sé, “Just Love: A Framework for Christian Erhics Sexual” Yo traducido: “A Love justo: Un marco para la ética cristiana de la sexualidad” publicado en 2006.

 

¿Qué es la justicia en el amor o en las acciones resultantes de ese amor.

 

Desde marzo que es el objeto de una investigación por el Vaticano para este libro las palabras de una mujer religiosa y mucho más!

 

Hermana de la Caridad, de 77 años de edad, profesor emérito de la Universidad de Yale en los Estados Unidos y el ex presidente de la Sociedad Americana para la teología católica, que ha escrito un libro muy informativo tanto, bíblico, inter-religiones históricas e inter-civilizaciones sobre la sexualidad y la familia.

 

Recuerdo cómo el discurso del Magisterio Católico se impregna con estoicismo (el desprecio del cuerpo) del platonismo (distinción de alma y cuerpo), las categorías de Aristóteles, una breve influencia greco-romana que se ha desarrollado en los primeros siglos de la era cristiana y que, por supuesto, es un poco anticuado en 2012, esto es comprensible …

 

Margaret Farley discute entre otros masturbación que considera moralmente neutral, la homosexualidad en las diferentes civilizaciones, religiones y la Biblia.Por ejemplo en el mundo greco-romano y de la Biblia, que es problemático en la homosexualidad que es la posición en las relaciones sexuales que el hecho mismo: no es apropiado para un hombre, el “mayor” a comportarse como una mujer de “subordinado” es una cuestión de género, uno domina al otro está dominado y esto debe ser respetado. Además, nunca es una cuestión de las mujeres sobre este tema, que está lejos de la paridad hombre / mujer! Uno puede quizás lamentable que el aspecto de la sexualidad como función fisiológica, así como el dormir, comer, por ejemplo, no se menciona. Probablemente porque quería quedarse en un contexto general y no individual.

 

El corazón del libro son las condiciones éticas, o jurídica que ofrece para las relaciones sexuales de los cristianos como “espíritus encarnados”, “espíritu encarnado”. Estas relaciones deben ser justos, de ahí el título. Es decir, llegar al otro lo que le es debido. Es el respeto a la autonomía y el carácter relacional de las personas en beneficio de su bienestar. En él se enumeran siete condiciones resumí:

 

– No dañar injustamente (física, psicológica, etc.)

– El consentimiento libre de los socios

– Reciprocidad entre los socios

– La igualdad entre los socios, que excluye toda subordinación ya sea por la edad (pedofilia), condición social (autoridad, acoso sexual) o el género.

– Un compromiso mutuo

– En caso de ser beneficioso para ambos, pero también para los demás.

– Respeto por la justicia social: Cito “que la gente es heterosexual u homosexual, bisexual o sexo ambiguo, joven o viejo, capaces y discapacitados en su sexualidad que tienen derecho al respeto de la comunidad cristiana como la sociedad en … protecciones legales incluso más amplias, la libertad de elegir su vida sexual dentro de no dañar a los demás ni a oponerse a los justos derechos de los demás en su realidad ”

Ella señala que las situaciones individuales son complejos y que estas condiciones puede representar un ideal hacia el cual esforzarse. En definitiva cualquier meditación ética y también para enseñar a los adolescentes demasiado abandonados en la cultura occidental a cursos de pornografía o biología.

Jean Garnier

———————-

http://www.catholiccourier.com/news/world-nation/vatican-warns-against-errors-in-mercy-nuns-2006-book-on-sexual-ethics/

“Míreme bien la cara hp; míremela porque no se le va a olvidar nunca”


Hace 15 años, la periodista Jineth Bedoya fue secuestrada y violada por alias El Panadero y dos paramilitares más como lo revela en este impactante testimonio. Su caso sigue impune
Por: | mayo 25, 2015
“Míreme bien la cara hp; míremela porque no se le va a olvidar nunca”

Jineth Bedoya ha recorrido el mundo denunciando la violencia sexual contra las mujeres, una de las más dolorosas e irreparables pero silenciada en el conflicto colombiano. La periodista escribió este testimonio para la revista SoHo sobre el drama que significa para una mujer ser violada. Ella fue secuestrada y violada por tres paramilitares: alias El Panadero, quien sembró el terror en Barrancabermeja, alias JJ y alias Huevo de pizca, el cuñado de Carlos Castaño. “En contra del pronóstico de los psicólogos, hoy no quiero volver a hacer esa etapa del duelo”, dijo en ese momento. Aunque la desgarra revivir aquel momento de horror viajó a La Habana con un grupo de víctimas. Esto fue lo que narró de su puño y letra:

“En medio de esa búsqueda me encontraba con dramas terribles de mujeres desplazadas, compañeras sentimentales de paramilitares y guerrilleros, o simples visitantes del penal que eran abusadas sexualmente. El tema, para mí, era simplemente un delito más que se cometía dentro del conflicto armado o producto de la descomposición del país y tengo que confesar que ni siquiera me detenía a examinarlo, porque a pesar de que lo registraba superficialmente en los artículos, estaba muy lejano de mi cotidianidad.

Pero mis ‘hazañas’ periodísticas me cobraron el haber tocado a quien no debía. Esa mañana de mayo llegué a la puerta de la cárcel La Modelo de Bogotá en busca de una entrevista con un paramilitar y terminé drogada, amordazada y en la parte trasera de una camioneta rumbo al infierno.

Al principio no entendía nada de lo que ocurría. Pensaba que por orden de Carlos Castaño, jefe de las Auc, me iban a preguntar por qué estaba publicando tantas notas en su contra, o por qué había dejado al descubierto la red de tráfico de armas que tenían en complicidad con algunas personas de la Policía dentro del penal.

Especulaba, en un torbellino de pensamientos e ideas sobre lo que ocurría, mientras me ahogaba en mi propio vómito: estaba mareada y cuando supliqué que me dejaran vomitar, me pusieron una cinta adhesiva en la boca. Luego, cuando intenté quitarme la venda que tenía en los ojos, la respuesta fue una patada en la cara.

Hasta ese momento creí que se trataba solo de una golpiza como advertencia y que pronto se acabaría y podría respirar. Pero la camioneta se detuvo en un campo abierto donde había muchos hombres, pasaron algunos minutos y de nuevo el sujeto que me había apuntado con una pistola en la puerta de la cárcel, el que me había dado un punta pie en el rostro y me había arrancado mechones de cabello mientras me zarandeaba la cabeza, había vuelto. Por enésima vez puso su pistola sobre mi sien, la cargó y luego de golpearme me obligó a abrir los ojos lo más grande que pudiera: “míreme bien la cara hijueputa; míremela porque no se le va a olvidar nunca”. Esa fue su sentencia y luego vino la ejecución.

Sentí un frío helado por todo el cuerpo y el miedo se me sembró en el pecho. Intenté de todas las maneras posibles evitar que me quitara el pantalón y la ropa interior. Traté de reunir todas las fuerzas posibles para que no me tocara ni se acercara a mi cuerpo, pero sus otros compinches llegaron para acabarme de hundir en la humillación. Tenía apenas 26 años y la vida deshecha por tres mal nacidos.

Casi me parten el brazo izquierdo y me dejaron un colorido tono morado desde la punta de los dedos hasta la clavícula. Algunas horas después de la tortura, los golpes y el ultraje me dejaron abandonada en una carretera, en la vía a Puerto López (Meta); solo tenía ganas de morirme. Después de recibir el auxilio de un taxista y ser trasladada a una clínica volví a la realidad, a la desgraciada realidad que me esperaba y mientras me practicaban el examen de Medicina Legal, que viene siendo una segunda violación (en este caso una cuarta), me cuestionaba si la culpa había sido mía. Desafortunadamente así pensamos en un primer momento las mujeres violadas. ¿Me puse la blusa que no era? ¿Fue por la falda? ¿Mi ropa dejaba ver más de lo debido? Me tomó muchos meses saber que no era ninguna de esas preguntas. Me tomó mucho tiempo para dejar de sentirme sucia y muchos años para permitir que un hombre me volviera a tocar.  Una violación no es un puño o un golpe, es un delito que nos destroza la vida.

El domingo pasado me prometí que este 25 de mayo (2014)  trataría de alguna manera de cerrar ese ciclo del que hablan los psicólogos. Son muchos vacíos y muchas lágrimas que necesito amarrar para tener la fuerza de ayudar a otras mujeres.

Reescribir la propia historia, cuando ésta es tan dolorosa, es a veces como un suicidio. Los psicólogos sustentan que es un proceso de duelo y que sirve para cerrar los capítulos nefastos. A las víctimas nos lo repiten una y otra vez, y creo que serviría y sería útil para seguir adelante, si dicho proceso estuviera acompañado de justicia.

Mis últimos once años han sido mezcla de obstinación, dolor, rabia, amor infinito por mi trabajo y desesperanza. Paciencia para ver cómo mi caso se ha quedado enredado en las telarañas del olvido y voluntad para levantarme todos los días con el ánimo de no desfallecer y seguir trabajando, de seguir viviendo. Ese día perdí, quizá, la libertad más preciada: la de soñar”.

Jineth Bedoya aceptó formar parte del grupo de víctimas para que el abuso y el ultraje que han vivido las mujeres, desde todos los bandos, en el conflicto colombiano no quedé en silencio y mucho menos en el olvido.

http://www.las2orillas.co/mireme-bien-la-cara-hp-miremela-porque-no-se-le-va-olvidar-nunca/

Anteriores Entradas antiguas

A %d blogueros les gusta esto: