Rutilio Grande, después de San Romero


                                     Rutilio Grande, camino de los altares

En noviembre llega a Roma la causa de beatificación del jesuita asesinado

Su muerte marcará los últimos tres años de vida de Romero y la dirección de sus pasos

Terras de América, 30 de mayo de 2015 a las 18:58

Rutilio Grande García fue asesinado el 12 de marzo de 1977 cuando se dirigía a su parroquia para celebrar misa. Junto con él murieron un anciano y un adolescente, acribillados por un grupo de hombres que les tendieron una emboscada

Rutilio Grande/>

Rutilio Grande

(Alver Metalli, en Tierras de América).- Del beato Romero a Rutilio Grande sin solución de continuidad. Dos días después de la ceremonia en la plaza Salvador del Mundo, cuando todavía no se han desmontado las pantallas gigantes en las calles céntricas de San Salvador y una legión de periodistas e invitados peregrina a los lugares romerianos, Rafael Urrutia está en su pequeña oficina del arzobispado, a pocos metros del seminario San José de la Montaña.

Allí también se encuentran la sede del semanario Orientación y la idea de resucitar Radio Ysax, los dos medios de comunicación que en una época estuvieron dirigidos por el beato Romero. El escritorio de Urrutia parece sorprendentemente limpio, no hay carpetas ni legajos ni volúmenes, todas las cosas que serían de esperar en el lugar donde se estudiaron los documentos de monseñor Romero durante tantos años. Y la tarea no ha terminado.

Una vez más Urrutia estará a cargo de la postulación de Rutilio Grande, el jesuita salvadoreño asesinado tres años antes que su amigo arzobispo y que marcó de manera decisiva su futuro y probablemente también su destino. “Es imposible comprender a Romero sin comprender a Rutilio Grande“, afirmó monseñor Vincenzo Paglia, obispo postulador romano de la causa, el mismo día que anunció la beatificación en la sala de prensa del Vaticano.

Rutilio Grande García fue asesinado el 12 de marzo de 1977 cuando se dirigía a su parroquia para celebrar misa. Junto con él murieron un anciano y un adolescente, acribillados por un grupo de hombres que les tendieron una emboscada. Se ocultaron a ambos lados de la ruta polvorienta que lleva a la casa parroquial de Aguilares, en el pueblo natal del padre Rutilio, El Paisnal. Rutilio Grande tenía en ese momento 48 años y sus acompañantes, Manuel Solórzano y Nelson Rutilio Lemus, 72 y 16 respectivamente.

 

 

Fue Romero, un Romero lleno de dolor, quien veló su cadáver y presidió la ceremonia fúnebre. Suspendió las misas en toda la arquidiócesis en protesta por el crimen, para reemplazarlas por una sola celebración litúrgica en la catedral. Hubo algunos que criticaron la decisión, pero a la convocatoria respondieron 150 sacerdotes concelebrantes y más de cien mil personas, según las estimaciones de los diarios de la época. Frente a la enorme y solemne multitud Romero recordó que “en los momentos más importantes de mi vida él estuvo muy cerca, y esos gestos no se olvidan nunca”.

La muerte de Rutilio Grande marcará profundamente los últimos tres años de vida de Romero y la dirección de los pasos sucesivos. “Estamos introduciendo el proceso de beatificación de Rutilio Grande y sus compañeros mártires, Nelson Rutilio y Manuel Solórzano”, confirma Rafael Urrutia. El postulador, con anteojos y una pequeña barba blanca, trabajará junto con el padre Edwin Henríquez, de la diócesis de San Salvador, quien será el vice de la causa. Urrutia está convencido de que los tiempos del proceso diocesano pueden ser breves.

El trabajo, da a entender sin decirlo explícitamente, está bastante avanzado. Después anticipa a Tierras de América: “Esperamos terminar para el mes de noviembre”. Uno demora en comprender que no está hablando de 2016, sino de este mismo año. “Queremos llevar todo a Roma el primero de noviembre, que fue el día en que terminamos de preparar la causa de Romero”.

Para hacer el anuncio no necesita ser adivino. Considera que el beato Romero es un buen protector y no solo para el jesuita salvadoreño. “Facilitará el camino de Rutilio“, admite Urrutia. “Creo que la historia de Romero ha dejado una huella profunda en Roma”. Y después de Rutilio “todos los demás”, agrega. “Una sola causa para todos”, seminaristas, sacerdotes, catequistas asesinados antes y después que Romero.

 

 

Pero en “todos los demás” no están incluidos los seis jesuitas de la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas, Ellacuría y sus compañeros, asesinados el 16 de noviembre de 1989. “Para ellos probablemente habrá una causa aparte”, aclara Urrutia. Y eso no es todo.

Nombra al predecesor inmediato de Romero, monseñor Luis Chávez y González, tercer arzobispo de San Salvador -“un hombre santo”- y a Arturo Rivera y Damas, salesiano, quien tomó el lugar de Romero cuando murió, “un verdadero confesor”. Arturo Rivera y Damas colaboró activamente con Romero y mantuvo con él una relación de amistad personal. En las votaciones internas de la Conferencia Episcopal se alineaba siempre con él. Apoyó también el trabajo de Rutilio Grande en las zonas rurales de la arquidiócesis, de las que era obispo auxiliar. Un mes después del asesinato de Romero, en abril de 1980, Juan Pablo II lo nombró administrador apostólico de la arquidiócesis de San Salvador y más tarde lo confirmó como obispo el 28 de febrero de 1983. Participó en las negociaciones de paz entre el gobierno y la guerrilla e inició la causa de beatificación de Romero.

Durante los años de su gobierno se produjo la masacre de los jesuitas de la UCA, hasta que un infarto terminó su vida el 26 de noviembre de 1994. “Trabajaría con inmenso placer en la causa de Rivera y Damas, a quien quiero muchísimo”, declara Urrutia. Él hubiera querido que las dos figuras, la de Romero y la de Rivera y Damas, estuvieran más unidas en estos días de memoria y celebración. “Es una cuestión de justicia y una manera de agradecer como corresponde a este obispo extraordinario”.

Para leer el artículo completo, pincha aquí:

http://www.periodistadigital.com/religion/america/2015/05/30/rutilio-grande-despues-de-san-romero-religion-iglesia-salvador-beatificacion-martires.shtml

 

VENEZUELA: Pronunciamiento de El Observatorio Venezolano de los Derechos Humanos de las Mujeres


El Observatorio Venezolano de los Derechos Humanos de las Mujeres considera necesario llamar la atención tanto de la opinión pública en general como de las más altas autoridades del gobierno, sobre el trato que han recibido las ciudadanas Lilian Tintori y Patricia Gutiérrez, con ocasión de sus visitas a sus cónyuges, Leopoldo López y Daniel Ceballos, detenidos preventivamente en la Cárcel Militar de Ramo Verde.

En efecto, como han señalado dichas ciudadanas y así ha sido recogido por diversos medios de comunicación, se les ha exigido desnudarse antes y después de ingresar a la citada prisión, como requisito para visitar a sus esposos.

Sin entrar a pronunciarnos sobre la violación de los derechos humanos de los señores López y Ceballos, quienes se encuentran detenidos desde hace más de 15 meses sin que exista condena y a la vez han sido sometidos a periodos de aislamiento prolongados, la actitud de la custodia del penal en contra de las cónyuges de los detenidos, constituye una clara violación a los derechos humanos de las señoras Tintori y Gutiérrez, que atenta tanto a su dignidad como personas como a su pudor personal. En cualquier caso, no es razonable una requisa que se realice transgrediendo el derecho a la dignidad humana de la persona cuando no es necesaria por existir otros mecanismos para garantizar la seguridad. Así mismo, esta requisa implica una violación al derecho fundamental a no ser sometido a tratos crueles, inhumanos o degradantes derechos que recogen tanto los tratados internacionales como la propia legislación venezolana.

Esto hace evidente que no se trata de otra cosa que una medida de ensañamiento, dirigida a dificultar cada vez más las pocas visitas permitidas a las señoras Tintori y Gutierrez, lo que igualmente viola sus derechos humanos fundamentales, como son los de tener contacto personal con sus parejas y brindarse mutuamente apoyo.

Pareciera, adicionalmente, que se trata de “castigar” la actitud valiente y denodada que tanto Lilian Tintori como Patricia Gutiérrez han mantenido desde la detención de sus esposos, en sus esfuerzos por mantener unidas y protegidas a sus propias familias, como  hacen el resto de las miles de mujeres venezolanas que se encuentran en una situación similar,  y que constituyen un ejemplo de fortaleza interior digno de admirar por parte de todas nosotras.

En consecuencia, requerimos a las autoridades competentes, el cese de las conductas de hostigamiento y obstrucción que hasta ahora han ejercido sobre las ciudadanas Lilian Tintori y Patricia Gutiérrez, y en particular que se suprima la exigencia de desnudarse antes y después de las visitas a sus cónyuges, respetando sus derechos humanos como mujeres y madres de familia.

En Caracas, a los 29 días del mes de mayo de 2015.

El Observatorio Venezolano de los Derechos Humanos de las Mujeres

Zona de los archivos adjuntos
Vista previa del archivo adjunto Pronunciamiento del OVDHM Violación DDHH Lilian Tintori 1.doc

Pronunciamiento del OVDHM Violación DDHH Lilian Tintori 1.doc

Iglesia Católica debe considerar ordenar mujeres, dice sacerdote


SHANNON Deery HERALD dom 29 de mayo 2015 24:39 COMPARTIR

328922-cd477492-05a7-11e5-a3ac-5ee400cf9dbf
Ballarat obispo Paul Bird fuera de la comisión real hoy. Foto: Yuri Kouzmin

UNO de los sacerdotes de más alto rango de Victoria dice la Iglesia Católica debería considerar la ordenación de mujeres.

Ballarat obispo Paul Bird dijo hoy la falta de mujeres en la iglesia puede haber contribuido a los abusos generalizados de los niños.

Le dijo a la Comisión Real sobre las respuestas institucionales a abuso sexual infantil que la cuestión debería ser revisada.

“Si nos fijamos en los posibles efectos negativos de no incluir a las mujeres, entonces eso sería añadir a la razón de la discusión”, dijo.

“Si vemos que como una dificultad en tener la iglesia realmente equilibrada como comunidad, y con un reconocimiento de que tal vez en algunos casos ese desequilibrio … fue un factor que contribuye a algunos delitos … entonces eso sería tanto más razón “.
Obispo Bird dijo que no tenía problema teológico con la idea de mujeres sacerdotes.

“Esencialmente no tengo problemas escriturales con eso”, dijo.

“Es básicamente creo que dentro de la Iglesia Católica la fuerza de básicamente 2.000 años de tradición que serían más bien lento en el cambio, creo.”

Pero mientras que llama para las discusiones que podrían traer un cambio radical, Obispo Bird dijo confesiones deben permanecer estrictamente privado.

Dijo que si un criminal se confesó con él, incluido el abuso sexual infantil, no quiso dárselo a la policía.

Obispo Bird dijo que en lugar de eso le decía el confesor reportar a sí mismos a las autoridades civiles.

Pero él dijo que iba a pasar en los informes realizados fuera confesión.

En el día final de la primera parte de las audiencias de la comisión oyó de Ballarat 21 sacerdotes habían sido implicados en el abuso generalizado en la zona.

De ellas siete eran Hermanos Cristianos.

La diócesis se había ocupado de más de 130 reclamaciones de indemnización, el pago de alguna víctima de violaciones brutales solo $ 5.000.

De las reclamaciones, a más de 70 estaban vinculados al pederasta vil Gerald Ridsdale.

shannon.deery@news.com.au

http://www.heraldsun.com.au/news/victoria/catholic-church-should-consider-ordaining-women-priest-says/story-fni0fit3-1227374328949?sv=a5c30e490af083d29f9287f7fcadcf4b#.VWi7TuEM1Iw.facebook

ESPAÑA: Desahuciados por Bankia 4: Aurora y sus hijas


Aurora, de 27 años, está desempleada y vive con sus dos hijas, de 7 y 2. Bankia vendía “con oferta”, a través de su inmobiliaria Bankia Habitat, el piso que ocupaban Aurora y sus hijas, mientras ellas estaban dentro.

Aurora, de 27 años, está desempleada y vive con sus dos hijas, de 7 y 2, con unos ingresos mensuales de 560 euros: 460 de la renta mínima de inserción y 100 de pensión alimenticia.

Hace un año y medio ocuparon un piso vacío propiedad de Bankia en el barrio de Carabanchel de Madrid.
Aurora ha intentado, sin éxito, negociar con Bankia la paralización de su desahucio y un alquiler social.

Bankia vendía “con oferta”, a través de su inmobiliaria Bankia Habitat, el piso que ocupaban Aurora y sus hijas, mientras ellas estaban dentro.

Poco antes su desahucio, se publicó la lista detallada de gastos de las tarjetas black de Caja Madrid y Bankia.

Solo en restaurantes, consejeros y directivos gastaron más de 18 veces el valor del piso.

http://periodismohumano.com/economia/desahuciados-por-bankia-4-aurora-y-sus-hijas.html

Dólares y sentido: Financiación de las obras en los márgenes


Monjas Trappistine en la abadía de Santa Rita en Sonoita, Arizona hacen panes de altar. Sor Cathy Lee, OCSO, trabaja en la máquina de corte. (Cortesía del Sr. Pamela Fletcher)

Cuando estudiaba comunidades las primeras hermanas en los Estados Unidos, me di cuenta de la importancia de la economía en el éxito o fracaso de esas hermandades. Hermanas que vinieron de Europa encontraron una cultura y una situación económica muy diferente a los de Europa. Durante siglos, los conventos y monasterios allí fueron financiados por los clientes ricos, a menudo nobles, y por las dotes de las hermanas. En los EE.UU. hubo pocos católicos ricos; la mayoría eran inmigrantes en los peldaños inferiores de la sociedad. Pocos podían pagar dotes. Congregaciones que iban a sobrevivir tuvieron que adaptarse a las condiciones económicas de la nueva nación.

Me sorprendí al descubrir que siete de las ocho comunidades fundadas antes de 1830 que han sobrevivido, lo hicieron al menos en parte porque tenían esclavos, adquiridas a través de la dote, donación, herencia o compra. Se encargaron de las tareas laborales y domésticas manuales pesados, liberando así a las hermanas a concentrarse en la oración, la enseñanza y otros ministerios. Una de las Ursulinas franceses pioneros que llegaron a Nueva Orleans en 1727 escribió a su padre: “No escandalizó en ello, porque es la moda del país, estamos tomando un negro para esperar en nosotros.”

Hermanas en los EE.UU. alcanzaron en muchas otras direcciones, así como en sus esfuerzos para apoyar a sí mismos ya sus obras. Debido a que muchas comunidades hermanas de todo el mundo luchan para encontrar los medios de sustento diario, pensé que podría ser útil para discutir las formas en que las hermanas que viven en la pobreza han logrado mantener a sí mismos y sus obras con vida. Tal vez algunos lectores encontrarán ideas que podrían ayudar a sus propias comunidades prosperen.

En las primeras décadas del siglo 19 la mayoría de las comunidades tenían jardines o granjas en el que crecieron los alimentos para ellos y sus alumnos internos. (Esta práctica ha continuado hasta la actualidad en algunas comunidades de todo el mundo.) De lana de oveja se teje en la tela, las frutas hechas en mermeladas y jaleas. Cualquier excedente puede ser vendido por dinero en efectivo. Como desarrollaron ministerios hermanas, que cobraban honorarios por sus servicios, con arreglos especiales para aquellos que no podían pagar.

Como hermanas trataron de satisfacer la abrumadora necesidad de la educación católica, un sistema de dos niveles en el que desarrolló “escuelas de pago” pagan cuotas sustanciales, lo suficiente para mantener no sólo la escuela, sino también una “escuela libre” para aquellos que no podían permitirse el honorarios. Proporcionar lecciones especiales como la música y el arte se incrementaron los ingresos. Los estudiantes podrían menudo pagar parte de sus honorarios a través de las asignaciones de trabajo. Los eventos especiales de recaudación de fondos como bazares, rifas, ventas de pasteles y bingo siempre han sido una manera de complementar los ingresos.

Las Hermanas de la Misericordia tenían constituciones que estipulan que deben prestar sus servicios gratis . Presentaron la imposibilidad de hacerlo en los EE.UU. a las autoridades del Vaticano, quien luego dijo, en efecto: “Haz lo que tienes que hacer para tener éxito.” Las hermanas abrieron tiendas de ropa, tiendas de flores y otras empresas con el fin de mantenerse a sí mismos y sus obras para las personas que viven en la pobreza.

Presentación Hermanas en Fargo, Dakota del Norte, celebran los resultados de una de mayo de 1959, pidiendo gira, de puerta en puerta vendiendo dulces para recaudar fondos para las bancas para su capilla en marcha. (Cortesía de la presentación de Archivos)

Otras comunidades también buscado diversos tipos de trabajo para tener los recursos suficientes. Ellos escribieron los libros de texto, hicieron encuadernación, salió a la mendicidad giras; trabajaron en las tiendas o fábricas y bolsas tiro incluso hizo para los militares durante la Guerra México-Americana. Todos estaban siguiendo el principio básico de que si se quiere ofrecer sus servicios gratis a personas necesitadas, debe encontrar otra fuente de ingresos para mantener a esa misión.

Este mismo principio ha guiado a muchas congregaciones en los países menos desarrollados en las últimas décadas. Algunos han enviado hermanas a Europa occidental o los EE.UU. con el fin de ser entrenados y luego tomar hasta obras que ofrecen una remuneración mucho más allá de la disponible en sus países de origen. Así franciscanos congoleños enviaron una hermana para ser entrenado como un ginecólogo en Bélgica, donde ahora tiene una práctica privada. Algunas comunidades reciben un punto de apoyo en Roma, el manejo del hogar de uno de sus prelados, una institución educativa seminario u otro o que trabajan en hogares de ancianos. Esto puede permitir que algunos de sus hermanas para estudiar en Roma, algunos de los cuales pueden posteriormente reemplazará hermanas italianas en las parroquias y escuelas. Las hermanas viven muy frugalmente y por lo tanto son capaces de enviar grandes cantidades de dinero a sus casas madres para apoyar a sus hermanas.

En el siglo 20 el sistema de educación de dos niveles en los EE.UU. terminó, y las escuelas de la parroquia se convirtió en la norma, pero algunas hermanas continuó sus academias privadas. Durante la Gran Depresión de la década de 1930, las hermanas encontrado maneras de mantener esas escuelas van, aunque las familias de los estudiantes tenían poco dinero para gastos. Un sistema de trueque desarrollado en el que aceptó hermanas productos o servicios, en lugar de dinero. Un agricultor podría pagar la factura de sus hijos con carne de cerdo, carne de res, trigo, mantequilla, pollo, miel, manzanas o incluso fotografías. El Hankinson (Dakota del Norte) franciscanos tienen cuentas meticulosos valorando cada elemento: la ternera en 6 ½ centavos de dólar por libra, miel en 8 centavos, por ejemplo, y fotografías a $ 1.00 cada uno. Gente de la ciudad podrían ofrecer horas de trabajo o habilidades especiales, tales como la contabilidad o la carpintería.

Como las escuelas parroquiales, hospitales, orfanatos y otras instituciones desarrolladas en los EE.UU., hermanas que trabajaban en ellos se suele pagar algún tipo de estipendio, aunque a menudo no era un salario justo. (Esto ha dado lugar a graves problemas financieros de hoy, ya que las comunidades tratan de mantener a sus hermanas jubiladas.) Yo aprendí de hermanas en un taller de financiación en Guatemala en 2001 que si trabajaban para una parroquia, no estaban por lo general pagan. Sin embargo, me di cuenta de que en sus presupuestos siempre había una línea para el “capellán”, capellán. “Así que,” les dije, “si usted trabaja para el sacerdote, no le pagan, pero si el sacerdote que funciona para usted, se le paga. ¿Qué hay de malo en esta imagen?” En unos cuatro segundos estaban riendo – “! Feminista” y gritando a mí, pero llegaron al punto.

Las enseñanzas sociales de la Iglesia sobre salarios justos para los trabajadores no excluyen hermanas, aunque en realidad sus necesidades son a menudo pasados ​​por alto. Al comienzo de un nuevo ministerio, los superiores deben acordar por escrito el tipo de apoyo se dará a las hermanas. Y es importante saber lo que en realidad cuesta formar a una hermana, pagar por sus gastos de vida, gastos médicos, su parte de los gastos de Casa Madre y la jubilación. Con esa información se puede negociar, saber cuál es el costo por la hermana realmente es. Esto puede ser un ideal que está lejos de ser posible para algunas comunidades diocesanas, pero hermanas a veces han sido capaces de “votar con los pies” y ve a otro cuando no están satisfechos.

Sr. Jacqui Moor, OCSO, ordena a los lotes de pan de altar en la abadía de Santa Rita en Sonoita, Arizona. (Cortesía del Sr. Pamela Fletcher)

Siempre es interesante ver cómo contemplativa comunidades apoyan a sí mismos. Tienen que encontrar algún tipo de servicio que la gente va a pagar, con el fin de tener un ingreso estable. Deben preguntar, “¿Qué servicio podemos establecer que la gente va a pagar?” Una gran obra de los contemplativos es la elaboración de panes de altar, pero algunos han respondido a esa pregunta de forma creativa. Carmelitas australianos hacen de perfumes y cosméticos, con el nombre de marca monastique y la publicidad “atención celestial para su piel.”Candy es un producto popular. Monjas dominicas en Los Ángeles vender pan de calabaza casera, maní chocolates frágiles y se sumerge a mano. Trappistines en Dubuque también hacen dulces, especialmente los caramelos, bajo la etiqueta Monasterio Candy. Como se envuelven cada caramelo oran por la persona que va a comer. Otros productos incluyen tarjetas de felicitación, jabones, colonia, mermeladas, miel, arte y obras de artesanía.Durante muchos años las Clarisas en Texas crían y venden caballos miniatura. Benedictinos Contemplativas en Colorado crían ganado vacuno, su propio heno para alimentar a ellos y llamas para protegerlos. Benedictinos en Arizona consultarse la escuela de negocios universitaria y desarrollan oración, metimos Gourmet Popcorn y Fudge.

En Argentina me dijeron de teresianas Hermanas que rezar para que no llueva el día de tu boda, si los lleva 14 docenas de huevos (un paquete común disponible en tiendas)! Si llueve, no obtiene los huevos de vuelta. Esta es una variación sobre un tema común. Muchas congregaciones ofrecen a orar por la gente, los enfermos y los que han muerto. A menudo tienen lugares en sus sitios web donde se puede solicitar oraciones. Hay tarjetas de oración que se pueden enviar a las familias de las víctimas, con las fotos de las hermanas en la oración. La gente o dar una donación a su antojo, o existen cantidades indicadas esperados para el recuerdo en la oración de las hermanas durante un determinado período de tiempo, un mes, por ejemplo.

Si su comunidad es uno que se esfuerza por apoyar a todas las obras de las hermanas, entonces espero que las ideas presentadas aquí han estimulado sus propios pensamientos, y usted se está preguntando, “¿Alguno de estos métodos funcionan para nosotros?” Trate de intercambio de ideas con otras hermanas para encontrar servicios creativos que la gente en su cultura podría estar dispuesto a pagar. Que el Espíritu te guíe a las soluciones que permitirán a sus hermanas y sus ministerios para prosperar!

[María Ewens es un miembro de las Hermanas Dominicas de Sinsinawa, Wisconsin. Como educador ha enseñado en la escuela primaria, la secundaria y la universidad y ha sido un administrador en el nivel universitario. Recibió el “Premio Historiador Distinguido” de la Conferencia sobre la Historia de las Mujeres Religiosas por sus contribuciones a la historia de las hermanas, incluyendo capítulos en 10 libros.]

“Las violaciones de los derechos humanos no se pueden legalizar”


José Palazón reciente ganador del Premio Ortega y Gasset de Periodismo, muestra un resumen en vídeo de las “violaciones de los derechos humanos que no se pueden legalizar” realizado en 2014.

Las imágenes recogen actuaciones que las fuerzas de seguridad vienen ejerciendo “de forma habitual” y que son manifiestamente contrarias a nuestro ordenamiento jurídico y el ordenamiento jurídico internacional.

“El gobierno español ha aprobado recientemente un cambio legislativo en la Ley de Extranjería para legalizar dichas prácticas en las fronteras terrestres de Ceuta y Melilla, con el objetivo de dar impunidad a los agentes que actúan” afirma José Palazón, presidente de la ONG Prodein de Melilla quien lleva muchos años documentando las violaciones de los derechos humanos.

Anulan la imputación del Coronel de la Guardia Civil de Melilla por las deportaciones ilegales  La Audiencia de Málaga afirma que la reforma de extranjería aprobada después “da cobertura legal” a estas prácticas. Explica que si bien “los protocolos de actuación cuestionados infringen la legislación en materia de extranjería, el debate jurídico debe limitarse a decidir si la injusticia de las resoluciones limitativas de los derechos de los extranjeros es merecedora de reproche penal”. Concluye que no lo es, porque forma parte de la política de Estado, responde a una situación concreta en las vallas y se contraponen al derecho de asilo que se garantiza en el puesto fronterizo.

http://periodismohumano.com/migracion/las-violaciones-de-los-derechos-humanos-no-se-pueden-legalizar.html

 

Leer los signos de los tiempos: Ron Rolheiser


 (Trad. Benjamín Elcano, cmf) – Lunes, 25 de mayo de 2015

Existe una historia que se cuenta acerca de Anna Akhmatova, poetisa rusa, que solía ir cada sábado por la mañana y hacer cola fuera de una prisión de San Petersburgo, donde, junto con otras mujeres, confiaba dejar cartas y paquetes para los seres queridos que habían sido arrestados durante las purgas de Stalin. Las colas eran interminablemente largas, las mujeres eran cruelmente tratadas por los guardias y ni siquiera sabían si sus seres queridos estaban aún vivos o si las cartas y paquetes que dejaban serían entregados en alguna ocasión. Su espera era un ejercicio de frustración. Un sábado, esperando de esa manera, Akhmatova fue reconocida por otra mujer. Ésta se le acercó y dijo: “Tú eres una poetisa, ¿puedes describir lo que está pasando aquí?” Respondió: “Sí, puedo.” Entonces, ellas dos se  cruzaron una sonrisa cómplice.

¿Qué había sucedido aquí? ¿Qué pasó entre estas mujeres en esa cómplice sonrisa?

Hay algo muy importante en poner nombre a las cosas. Poder nombrar y describir algo es un acto político, un acto profético, un acto desafiante y un acto que de algún modo nos hace trascendentes a cualquier circunstancia en que nos han encerrado. Dar nombre a algo es también un acto de fe. ¿Cómo es eso?

Jesús nos desafió a “leer los signos de los tiempos”. El desafío aquí es no tanto tener una mirada intelectual hacia un suceso particular sino es ver el dedo de Dios en ese acontecimiento. Juan de la Cruz dice: “El lenguaje de Dios es la experiencia de que Dios escribe en nuestras vidas.” Leer los signos de los tiempos es mirar cada acontecimiento de nuestras vidas y preguntar: “¿Qué está diciendo Dios a través de este suceso?”

Las escrituras judías son ya un admirable ejemplo de esto. En ellas vemos que, para Israel, no había puros accidentes ni acontecimientos puramente seculares. El dedo de Dios estaba por doquiera, en cada suceso, en cada bendición, en cada derrota, en cada victoria, en cada sequía, en cada lluvia, en cada muerte, en cada nacimiento. Si los israelitas eran derrotados en la batalla, no eran los asirios los que los derrotaban, Dios los derrotaba. Si recogían una cosecha abundosa, no era simple suerte, Dios los estaba bendiciendo. Nada era nunca puramente secular o simplemente accidental.

Israel no era tan ingenuo o fundamentalista, por supuesto, como para pensar que Dios fuera, de hecho, la causa eficiente de esos acontecimientos o que en el caso de muerte o desastre, Dios incluso proyectara esos sucesos. Pero, en cambio, en su visión de las cosas, Dios siempre hablaba a través de esos acontecimientos. El dedo de Dios y la voz de Dios eran vistos en la confabulación de accidentes que integraban los sucesos externos de su vida. Discernir el dedo de Dios en los acontecimientos diarios de su vida era, para Israel, una forma muy importante de oración.

Mis padres y muchos de su generación entendieron bien esto. Leer los  signos de los tiempos era una práctica espontánea para ellos. Creían en algo que llamaban “divina providencia”; y, para ellos, como para Israel, el dedo de Dios estaba en todo lugar, en cada acontecimiento, bueno o malo. No había ninguna cosa por puro accidente o simple buena suerte. Dios estaba al cargo, de algún modo, detrás de cada cosa. A veces lo llevaron demasiado lejos, creyendo que Dios, de hecho, promovía guerras, quemaba casas, le hacía enfermar a alguien o le rompía la pierna para darle una lección. Pero, generalmente, no fueron así de ingenuos. A pesar del lenguaje (“Dios nos hizo esto”), ellos creían sólo que Dios hablaba a través del acontecimiento, no que Dios lo causaba.

Cualesquiera que sean nuestras fuerzas religiosas hoy, ya no buscamos más de esta manera el dedo de Dios en los sucesos ordinarios de la vida. Para nosotros, niños adultos de la Ilustración, hay mucho de puro accidente, puro suceso secular, simple buena suerte, total destino desgraciado. En la mayoría de los acontecimientos de nuestras vidas, estamos por nuestra propia cuenta, huérfanos sin Dios, a merced del destino, víctimas de una pura confabulación de accidentes.

Así, miramos los sucesos del mundo y de la iglesia, y sólo vemos accidente histórico: en el 11 de septiembre, sólo habla el terrorismo, no Dios; en el escándalo del abuso sexual de la iglesia, sólo hablan los medios, no Dios; en nuestra incapacidad para crear paz y justicia, sólo oímos voces humanas, no la de Dios; y en las bendiciones y tragedias personales de nuestras vidas, sólo oímos la voz de la suerte o del destino, no la voz de Dios.

En parte, nuestros instintos tienen razón. Dios no causó el 11 de septiembre, Dios no envió el AIDS como castigo por el pecado y Dios no elige a cierta gente para ganar loterías, mientras cusa enfermedades y tragedias a otros. Una confabulación de accidentes hace eso. Pero Dios nos habla a través de todos esos accidentes, buenos y malos, y una de las más importantes tareas de la fe es indagar en esa confabulación de accidentes y tratar de encontrar ahí el dedo y la voz de Dios.

http://www.ciudadredonda.org/articulo/leer-los-signos-de-los-tiempos

Anteriores Entradas antiguas

A %d blogueros les gusta esto: