PARAGUAY. Monseñor RAMON PASTOR Bogarín Argaña: Obispo de los Pobres


Publicado: 02 de septiembre 2015 14:24 PDT

Obispo y profeta de los pobres

PARAGUAY * 03/09/1976

Monseñor Ramón Pastor Bogarín Argaña es recordado por los paraguayos como defensor de los derechos humanos y por su trabajo con los oprimidos como líder de la Acción Católica. Monseñor Bogarín es el espíritu del Concilio Vaticano II y Medellín en Paraguay, un país pobre dominado por la dictadura militar de Alfredo Stroessner durante treinta y cinco años.

Su «opción por los pobres» se llevó a cabo en su trabajo con la Acción Católica, y comenzó unos veinte años antes de la llamada del Papa Juan XXIII, el Concilio Vaticano II que la Iglesia era una «Iglesia de los pobres». Su personaje no era político, sino como un activista de los derechos humanos en Paraguay, y así se convirtió en un enemigo del Estado por atreverse a ir contra el gobierno.

Ramón Pastor Bogarín Argaña nació el 30 de marzo de 1911 en Ypacarai, Paraguay, a unos 40 kilómetros de la capital paraguaya, Asunción. Realizó sus estudios primarios y secundarios en Ypacarai en Asunción. En 1930, se incorporó al servicio militar en el Oficiales de Reserva Cuerpo de aspirantes y recibió el grado de oficial Sub-artillería. Se incorporó a la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional, donde estudió durante un año. Yo estaba insatisfecho con inquietud vocacional, y su familia lo envió a Francia, donde comenzó sus estudios en la Facultad de Ingeniería Mecánica en París.

Aún no está satisfecho con esta nueva carrera, entró en el seminario para vocaciones tardías en San Ilan, Francia, y de allí fue a Pío Pontificio Colegio Latinoamericano en Roma, donde permaneció siete años. Tu vida como seminarista en Roma coincidió con la expansión de la Acción Católica en Italia, y Bogarín fue influenciado por Monseñor Civardi, maestro de la espiritualidad y de la organización de la Acción Católica. Se graduó en Licenciatura en Teología y Derecho Canónico, fue ordenado sacerdote en Roma en 1938.

El estallido de la Primera Guerra Mundial lo trajo de vuelta a Paraguay en 1939, y en diciembre de ese año fue nombrado Vice-Eclesiástica Asesor del Consejo Central de la Acción Católica y rector del Oratorio de Nuestra Señora de la Asunción y Panteón Nacional de los Héroes. En 1940, fue nombrado Director Nacional de la Pía Unión del Clero y el Director de la Oficina de Catequesis de la Arquidiócesis. En 1941 un decreto de los obispos nombrado Director General de la Acción Católica de Paraguay. En 1947 fundó y dirigió la obra de una orientación social cristiana de papel.

En 1957, el Vaticano anunció la creación de la Diócesis de San Juan Bautista de las Misiones y el nombramiento de Monseñor Bogarín como su obispo residencial. En 1961, fue elegido para ser paraguayo delegado episcopal para la Conferencia Episcopal Latinoamericano (CELAM). En 1962, asistió a la primera sesión del Concilio Vaticano II y el miembro electo de la Comisión Conciliar de Seminarios y escuelas católicas. Concilio participó en todas las sesiones y al final de la Diputación, el Santo Padre lo nombró miembro de la post-conciliar de la Comisión de Educación Cristiana.

Fue elegido vicepresidente de la Conferencia Episcopal de Paraguay y Presidente de las Comisiones Episcopales de Seminarios y Vocaciones y el Apostolado de los Laicos en 1966. En la Segunda Conferencia General del CELAM en Medellín en 1968, presidió la Comisión para la Juventud . En 1969 fue elegido Presidente de la Conferencia Episcopal de Paraguay, cargo que ocupó durante tres años, y Presidente del Departamento de Pastoral y de las Comunicaciones Sociales establecido.

Recordado por los paraguayos por su trabajo con la Acción Católica, cuyo contacto con los diferentes grupos sociales presentan una amenaza para el régimen represivo de Stroessner. Aunque co-Bogarín hablar de la lucha contra la postura del obispo, Stroessner lo acusó de ser comunista «para sofocar y reprimir cualquier intento de reclamar los derechos humanos y la justicia social.» Sin embargo, Bogarín rechazó casi con rabia las acusaciones comunistas por la prensa oficial en contra de su ser querido Ligas Agrarias, y salir siempre en defensa de los dirigentes campesinos.

Monseñor Bogarín murió repentinamente en su casa a los 65 años de edad el 3 de septiembre de 1975, cuando la represión de la dictadura militar del presidente Stroessner fue especialmente cruel con las Ligas Agrarias Cristianas fundó. Su figura carismática y profética aún prevalece en la Iglesia paraguaya. Se recuerda con especial cariño por aquellos que lo conocieron, lo demuestran los testimonios escritos en el libro, monseñor Ramón Bogarín Argaña-Testimonios.

A continuación un video con música en honor de Monseñor Bogarín, cantada por William Pérez.

https://youtu.be/ME20Jaac-_M

Texto elaborado por Tonny, la Hermandad de los Mártires caminar.

 

1 comentario (+¿añadir los tuyos?)

  1. Roque Candia
    Sep 03, 2015 @ 14:34:04

    En Paraguay hubo, hay escasos como Él. Alarmante porque debió ser abundante.

    Responder

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: