Papa Francisco encontrará en EUA una Iglesia que lucha por mantenerse


20 SEP2015

Dallas, 20 Sep (Notimex).- El Papa Francisco encontrará a su llegada este martes a Estados Unidos, una iglesia que lucha por mantener su doctrina en medio de una sociedad cambiante que pide apertura en temas como el divorcio, la homosexualidad y la igualdad de derechos para la mujer en la vida religiosa. Francisco también se topará con una comunidad eclesiástica que sufre un éxodo de feligreses a otras religiones, que crece en algunas áreas del país y se contrae en otras y cuya membresía va envejeciendo, con poca gente joven llenando las bancas de sus templos y con asistencia a misas que no aumenta. El Papa hallará una Iglesia católica que aún sufre las secuelas del abuso sexual infantil, que le dejó las cicatrices de un fuerte descrédito y un costo económico de unos tres mil millones de dólares, que debilitó sus finanzas y la ha obligado a deshacerse de cientos de propiedades. Aún así, la Iglesia católica continúa teniendo una vasta y diversa presencia en Estados Unidos, con una feligresía estimada en 79.7 millones de personas, 25 por ciento de la población del país, de acuerdo con el Centro de Investigación Aplicada en el Apostolado (CARA) de la Universidad de Georgetown. La iglesia atiende a esta población a través de 195 diócesis, con 271 obispos activos. Las diócesis tienen 17 mil 483 parroquias, donde prestan sus servicios 38 mil 275 sacerdotes, y casi 50 mil monjas. Sin embargo, la Iglesia católica tiene cada vez menos clérigos para atender a sus feligreses y este es uno de los principales problemas que afronta en Estados Unidos. El número de sacerdotes se ha reducido de 58 mil 632 que se tenían en 1965, a unos 38 mil 275 en 2014, según cifras de CARA. La baja es aún mayor en el número de religiosas, que pasaron de 179 mil 954, a 49 mil 883 en ese mismo periodo. Actualmente, unas tres mil de las más de 17 mil parroquias del país no tienen sacerdote designado y son atendidas de manera irregular por presbíteros visitantes. La carencia de sacerdotes podría agravarse seriamente en los próximos años. Se estima que hasta 40 por ciento de sacerdotes estadunidenses son mayores de 65 años, y se acercan a la edad de jubilación. La ola de retiros amenaza también con acarrear nuevos y fuertes compromisos económicos para la iglesia, al tener que enfrentar el pago de pensiones obligatorias de miles de sacerdotes. La falta de personal para sus labores de evangelización contribuye, entre otras cosas, a que se registre también un éxodo de feligreses a otras religiones, al no sentirse atendidos dentro de su iglesia. En 2014, el número de excatólicos adultos, quienes no se identifican ya como católicos, sumaba alrededor de 28.9 millones de personas. Otro de los problemas de la iglesia, es que su crecimiento en este país ha sido impulsado en una buena parte por solo un segmento de la población: Los hispanos. Desde 1960, el 71 por ciento del aumento de la feligresía católica en Estados Unidos ha sido debido al crecimiento de los hispanos. En la actualidad, 40 por ciento de los católicos en el país son hispanos. Su aumento ha provocado que el crecimiento de la Iglesia se haya centrado en las últimas décadas en el suroeste del país, mientras que sus anteriores enclaves en el noreste, como Boston, Chicago y Nueva York, la falta de feligreses está provocando el cierre de parroquias. La Arquidiócesis de Nueva York se ha visto en la necesidad de cerrar o fusionar casi un tercio de sus parroquias, mientras que en la Arquidiócesis de Galveston-Houston, hay problemas para poder abrir más templos, por lo que se rentan salones y teatros para poder atender el ritmo de crecimiento de los creyentes. Pese al aumento de feligreses hispanos, la asistencia permanece estancada desde hace 40 años, sin registrar un aumento en la cifra de personas que asisten a misa, de acuerdo con los datos de CARA. Se percibe que, aún cuando se dicen católicos, tienen años sin acercarse a la iglesia o a recibir sus sacramentos. El escándalo de abuso sexual infantil que estalló en 2002, provocó desaliento y agravó el éxodo de feligreses. Según BishopAccountability.org, un sitio en Internet creado por laicos católicos, la iglesia Católica en Estados Unidos ha enfrentado más de tres mil demandas por abuso sexual, algunas de las cuales han resultado en el pago de cifras multimillonarias como indemnización. Se estima que la iglesia Católica ha tenido que pagar más de tres mil millones de dólares como consecuencia de dichas demandas. Al menos las diócesis de Tucson, Arizona; Spokane, Washington; Portland, Oregon; Davenport, Iowa, y San Diego, California, se vieron obligadas a declararse en bancarrota a consecuencia de estas demandas. La Conferencia Nacional de Obispos Católicos (USCCB) adoptó la Carta de Protección de Niños y Jóvenes, para acabar con el abuso sexual, e incluyó drásticas medidas como la expulsión automática del ministerio a cualquier sacerdote que haya sido culpable de abuso sexual. Una de las áreas que históricamente han sido exitosas para la Iglesia Católica y que pudiera mantener y prolongar su influencia en Estados Unidos es su papel en la educación. La iglesia administra actualmente la mayor red de escuelas privadas del país. El número de estudiantes inscritos en escuelas católicas en el año académico 2012 llegó a dos millones 31 mil alumnos. La Iglesia católica posee en Estados Unidos cinco mil 636 escuelas primarias y secundarias y mil 205 preparatorias, y cuenta además con 233 colegios y universidades a las que en 2012 asistieron unos 812 mil estudiantes. Es en estos centros de educación superior donde se evidencia más la batalla que se da entre las fuerzas dentro de los católicos estadunidenses, una que busca una mayor apertura y cambios y otra que pugna por mantener su tradición. Muchos obispos estadunidenses han expresado su molestia con la forma en que las universidades católicas del país parecen fomentar estas divisiones doctrinales dentro de la iglesia. Menos del 20 por ciento de los alumnos en las universidades católicas comparten la visión de la iglesia en temas como el divorcio, el aborto y el control de la natalidad. El Papa Francisco llegará a Estados Unidos a dos meses de que la Suprema Corte de Justicia legalizó el matrimonio entre personas del mismo sexo. La Conferencia Episcopal de Estados Unidos ha pedido una enmienda constitucional para proteger la condición social y jurídica única de matrimonio en la creencia católica, de que «el matrimonio es la unión exclusiva y de por vida entre un hombre y una mujer”. Se espera que el Papa haga referencia a este tema en las homilías y discursos que pronunciará durante su visita esta semana. Además cada vez es mayor entre la feligresía el anhelo por que la iglesia flexibilice sus reglamentos sobre el divorcio, el control de la natalidad, la participación femenina en los actos de culto y el celibato sacerdotal. Una reciente encuesta de Gallup mostró que 86 por ciento de los católicos en Estados Unidos sostiene que es “moralmente aceptable” el uso de anticonceptivos y rechaza la posición de la Iglesia en relación a este asunto. También 60 por ciento de los feligreses está a favor de que las mujeres se ordenen como sacerdotas. NTX/I/FTD/LGS/PAPA15

http://noticias.terra.com/mundo/papa-francisco-encontrara-en-eua-una-iglesia-que-lucha-por-mantenerse,01a2ebf76a555895b5ed696cbe6ebc63x604w776.html

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: