Fuerza Pública también debe pedir perdón: Antún


  • El padre Antún, párroco de la iglesia donde ocurrió la masacre de Bojayá, al lado de alias “el Alemán”. FOTO cortesía

    El padre Antún, párroco de la iglesia donde ocurrió la masacre de Bojayá, al lado de alias “el Alemán”. FOTOCORTESÍA

PUBLICADO EL 28 DE SEPTIEMBRE DE 2015

La primera vez que el padre Antún Ramos vio a Freddy Rendón, alias “el Alemán”, fue un día antes de la masacre de Bojayá. En ese entonces, el paramilitar era comandante del bloque Élmer Cárdenas de las autodefensas y esa mañana llegó hasta la iglesia del pueblo a decir que él era quien mandaba.

Llegó vestido de camuflado, con botas pantaneras, armado y escoltado por un grupo de hombres también armados. El padre Antún —recuerda hoy— le reclamó y le dijo que él no era nadie para decirles por dónde se tenían que mover.

La segunda vez que el padre Antún vio a alias “el Alemán” fue 13 años después de la masacre en la que murieron 79 personas. Esta vez iba vestido de saco y pantalón y no tenía escoltas ni armas. Esta vez estaban en Bogotá y se abrazaron, en un acto espontáneo de reconciliación.

¿Quién buscó a quién?

“El encuentro fue una situación circunstancial. Fui invitado a un congreso de víctimas de la iglesia ‘Casa sobre la roca’ en Bogotá. Me contacta un coronel que estuvo en Bojayá después de la tragedia y me invita porque él pertenece a ese iglesia para que dé mi testimonio. Yo no le vi problema en ir a una iglesia cristiana. Viajé a Bogotá y una noche antes del encuentro me llama el coronel y me dice que se le ha pasado por alto contarme un detalle y me cuenta que en ese mismo espacio estará alias ‘el Alemán’. ¿Usted se puede imaginar la impresión mía? En ese instante lo que hice fue guardar silencio”.

¿Qué pasó ese día?

“Llegué a la iglesia y me encontré en un salón con Iván Cepeda, Carlos Alonso Lucio y ‘el Alemán’. Cada quien estaba sentado en su silla, pero el mueble que tenía dos puestos era donde estaba ‘el Alemán’. La única opción que tenía era sentarme con él. ¡Eso no es fácil! Yo hasta ese instante sabía de él en su rol militar, de un mal ciudadano y encontrármelo ahí fue complejo. Al final nos saludamos y le dije: ‘Fredy, Dios te bendiga’. Le dije Fredy porque ‘el Alemán’ era su nombre de combatiente”.

¿Le hizo algún reclamó?

“No. Hablamos del perdón, de misericordia, de Dios, de construcción de paz”.

¿Tenía pensando un abrazo con “el Alemán”?

“Sí. Yo perdono porque es un mandato de Dios. Siempre hay que tener una actitud de perdón. Ese abrazo fue doloroso, para mí no fue fácil tampoco porque ‘el Alemán’ le causó mucho daño al país… Aunque hubiese sido más escandaloso si él me estira la mano y yo no le correspondo. Eso sí sale por los medios. Me parece que tenemos que ser hombres de misericordia. Pero entonces, ¿por qué lo abracé? Porque es un mandato de Dios, porque el perdón es una decisión, porque siento que se deben dar pasos para la reconciliación del país y porque me dio la gana”.

¿De qué le sirve a Bojayá ese perdón?

“Hay que sanarse. Aunque yo entendería si alguien decide no perdonarlo, es posible que haya mucha gente dolida. De hecho, la foto del abrazo entre él y yo ha salido en algunas partes y hay comentarios fuertes, me decían que eso no había sido un encuentro de reconciliación sino de viejos amigos bandidos. Todo mundo tiene derecho a opinar sobre ese tema por lo doloroso que es y porque el perdón es un camino, es una experiencia de vida y cada quien lo asume de manera distinta. Quien guarda rencor, está enfermo. Lo que le digo a ‘el Alemán’ es que ojalá desde su nuevo rol de gestor de paz no le haga daño a nadie”.

¿Usted le cree?

“Sí, claro. En este momento, yo le debo creer. Sané mi corazón”.

¿Usted no piensa que las víctimas pueden salir a reprocharle ese abrazo?

“Eso es posible. Reitero, el perdón es una decisión personal. Le recuerdo: Yo también me abracé con las Farc. Solamente me hace falta abrazarme con el general Mario Montoya”.

¿Y el abrazo del general Montoya para cuándo?

“Yo espero ese abrazo. En los comunicados que hemos hecho, responsabilizamos de alguna manera a la Fuerza Pública por la connivencia que hubo con los paramilitares, por todo ese maridaje. Entonces que también la Fuerza Pública se acerque y pida perdón por Bojayá, ese es un actor por omisión, de hecho el fallo que se dio en estos días nos está dando la razón y está obligando al expresidente Andrés Pastrana y a la cúpula militar que deben responder. Incluso, está pendiente el abrazo con Pastrana porque él era el presidente de la época y él conocía de las alertas tempranas. Ojalá que el general Montoya también se acerque a la comunidad porque también hay dolor contra ellos”.

¿Por qué pensar en reconciliación en un departamento que aún tiene el conflicto en la puerta de la casa?

“Ni el perdón ni la reconciliación dan espera. Todo lo que puedas hacer para contribuir a la paz, hay que hacerlo. No hay que esperar que el Atrato se pacifique, el momento es ya. Es posible, en medio de las diversidades, hablar de paz”.

Eso suena fácil, pero en la práctica es complejo.

“El perdón no tiene lógica humana. El perdón te pone al límite. De eso se trata, la reconciliación es volver a hablar, volver a sentarse. En el caso de ‘el Alemán’ me ha dicho que quiere ir con las Farc a Bojayá y así debe ser. Ojalá se le sume también el Ejército, que los tres que estuvieron en la masacre —por acción y por omisión— en un acto público y con sinceridad, con el compromiso de no repetición”.

CONTEXTO DE LA NOTICIA

¿QUÉ SIGUE?ACTO DE PERDÓN EN BOJAYÁ

Aunque no tiene fecha, se espera que antes de que termine este año el exjefe paramilitar Fredy Rendón, alias ‘el Alemán’ y un grupo de guerrilleros que están hoy en la mesa de La Habana, viajen hasta el Chocó y le pidan perdón a la comunidad por la masacre de Bojayá.

María Victoria Correa Escobar
MARÍA VICTORIA CORREA ESCOBAR

Contactar

Soy periodista y candidata a máster en Humanidades. Me gusta el periodismo que se hace caminando. El Chocó, la infraestructura y el vallenato son mi ruta.

http://www.elcolombiano.com/colombia/fuerza-publica-tambien-debe-pedir-perdon-antun-BN2791388

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: