El Sínodo de la Familia podría decepcionar a progresistas y conservadores


Sínodo de la familia

El Sínodo destaca la «ternura» que la Iglesia aplica a todas las personas

«La Iglesia tiene la capacidad de ofrecer a las familias algo maravilloso»

Redacción, 23 de octubre de 2015 a las 19:26

El borrador final será votado este sábado y después entregado al pontífice

«Ambos extremos van a quedar muy decepcionados», sostiene Romilda Ferrauto, una de las portavoces del sínodo, la víspera de la clausura el sábado en el Vaticano de la asamblea de obispos de todo el mundo.

Durante tres semanas, unos 400 obispos y cardenales se reunieron ante la presencia delpapa Francisco a puerta cerrada en el Vaticano para debatir sobre los retos de la familia moderna.

«No vamos a cambiar la doctrina de la Iglesia», adelantaron en varias ocasiones los prelados que asisten a la reunión.

Interrogados al margen de las labores, la mayoría de ellos coincide en decir que no hay que esperarse un «resultado sensacional» de la reunión.

Divididos sobre temas candentes que afectan a la familia moderna, como la homosexualidad y el divorcio, los llamados «padres sinodales» entregarán al papa un informe final con las conclusiones, el cual deberá ser votado el sábado.

Según uno de los portavoces del sínodo, es probable que el informe sea aprobado por la mayoría de la asamblea, pero no se sabe si el papa lo hará público como ocurrió hace un año.

Al abrir las labores, Francisco instó a los 270 obispos de todo el mundo presentes a oponerse a la «mentalidad de la conspiración» al referirse indirectamente a la divulgación de una carta firmada por 13 cardenales conservadores que lo criticaban por sus posiciones a favor de las reformas.

El clima de conspiración se agudizó este mes con la falsa noticia divulgada el miércoles por la prensa italiana en la que se aseguraba que el papa tenía un tumor benigno en el cerebro, una manera de desprestigiar sus palabras y sus gestos, ya que tendría algo anómalo en la cabeza.

«El momento elegido revela la intención manipuladora de la polvareda que se levantó», comentó irritado el diario del Vaticano, l’Osservatore Romano.

Divididos por grupos lingüísticos, los obispos han abordado algunos de los temas espinosos según su propia visión.

Más de dos tercios de los Padres Sinodales, se opone a la idea de otorgar la comunión a divorciados que se vuelven a casar, según fuentes internas.

El grupo alemán que asiste al sínodo, motor de la reunión por sus posiciones progresistas, propuso una serie de criterios para lo que llaman el «discernimiento», es decir la evaluación de cada caso según la propia conciencia, de manera de permitir a algunos divorciados acceder a la comunión.

Una comisión especial se encargará de seguir trabajando sobre el tema.

Este viernes el papa volvió a abordar el tema de las reformas durante la misa que ofició en la capilla de la Casa Santa Marta al animar a la Iglesia a «evaluar los tiempos y cambiar con ellos, permaneciendo firmes en el Evangelio».

Un llamado a «no ser conformistas» y a evitar «permanecer inmóviles» por comodidad, dijo.

Pese al escándalo este mes por la ‘salida del armario’ más clamorosa de la historia del Vaticano por parte de un prelado y alto funcionario de la curia, el tema de la homosexualidad no fue abordado.

Los obispos africanos se niegan en bloque a abordar el asunto, ya que lo consideran un fenómeno de las sociedades occidentales.

Buena parte de los prelados crecieron y se formaron bajo la influencia del papa Juan Pablo II (1978-2005) y consideran clave el documento «Familiaris consortio» de 1981, muy firme con la doctrina.

«La ley de hierro de la Familiaris consortio pesó», lamentó a la AFP un obispo progresista.

«El sínodo no puede concluirse teniendo como referencia un texto de hace 34 años como si el mundo no hubiera cambiado», comentaron algunos obispos, según informó Ferrauto.

El texto final insta a los católicos a vivir el matrimonio como algo positivo y optimista e invita a acompañar a las familias «heridas», las parejas separadas, las madres solteras, etc.

Los obispos aprobaron también la decisión de Francisco de simplificar los trámites para obtener la nulidad del matrimonio. que algunos conservadores tildaron en su momento de divorcio católico contrario al dogma.

Por otro lado El cardenal canadiense Gerald Cyprien Lacroix ha destacado la «ternura» que la Iglesia aplica en casi toda situación y respecto a todas las personas y ha expresado que se va del Sínodo de Obispos de la Familia que concluye este domingo «con mucha más esperanza» que cuando llegó.

«La Iglesia tiene la capacidad de ofrecer a las familias algo maravilloso», ha aseverado durante el tradicional briefing informativo en el Vaticano sobre los avances de la asamblea sinodal.

Lacroix ha detallado que su grupo lingüístico uno de los 13 círculos menores en los que se subdividía a los participantes del Sínodo ha pedido «que la preparación al matrimonio no sea cerca de la fecha del matrimonio, sino una preparación catecumenal». Además, ha precisado que «el trabajo sinodal no emana un texto legislativo» sino que pretende«presentar al Papa una reflexión» para que el pontífice ayude a seguir adelante.

Por otro lado, ha afirmado que el deber del Sínodo es caminar juntos, escuchar y sobre todo «experimentar la catolicidad de la Iglesia». Así, ha destacado que el deber pastoral de la Iglesia «es caminar con las familias y abrirse al plan que Dios presenta». «Hemos podido desarrollar nuestra labor, gracias a la escucha mutua de los testimonios y de la sabiduría de las familias», ha recalcado en este sentido.

Por su parte, el cardenal Peter Turkson, actual presidente del Pontificio Consejo para la Justicia y la Paz, ha detallado que han escuchado el primer borrador de la Relatio Finalis y que «es un intento de recoger los diferentes puntos de vista de los Padres».

En este sentido, ha afirmado «que faltan pocos detalles que modificar en el borrador porquela mayor parte del trabajo está hecha«. El borrador final será votado este sábado y después entregado al pontífice.

Trukson ha incidido en que el Sínodo «se ha centrado en una institución muy humana: matrimonio y familia y cómo nos sostienen hoy para sobrevivir como sociedad».

Por otro lado, ha defendido que no puede pensar en el Sínodo «como un éxito en el contraste entre dos bloques» ya que «ha sido una sesión de educación». «Hemos sido educados a partir de la experiencia de la Iglesia en otros países», ha recalcado.

Por su parte, el obispo de Gand, Lucas Van Looy ha reiterado que el Sínodo «busca métodos de catecumenado para dirigirse hacia el matrimonio y seguir también después a los jóvenes esposos». Por ello ha destacado que «las familias tienen el deber de evangelizar junto a los obispos y pastores en la Iglesia».

Además, ha constatado que «aunque hay diferencias en la votación e ideas diversas» eso «no es un problema» porque «las diferencias son una gran riqueza».

Finalmente, ha concluido que «el borrador de la Relatio Finalis trata de dar atención a lassituaciones diversas de países y diversas culturas».

(RD/Agencias)

http://www.periodistadigital.com/religion/vaticano/2015/10/23/el-sinodo-de-la-familia-podria-decepcionar-a-progresistas-y-conservadores-religion-iglesia-homosexualidad-relatio-finalis-catecumenado-papa-fr

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: