MEXICO: YA SÓLO 83.9% DE LOS MEXICANOS SON DEVOTOS DE LA IGLESIA CATÓLICA


Tuxtla Gutiérrez
Crecimiento exponencial de evangelistas

MÉXICO ha sido un mapa de religión católica, pero los últimos años la evangelización cristiana ha crecido a un ritmo acelerado
El Heraldo de Chiapas
14 de diciembre de 2015

 

GABRIEL XANTOMILA

México (OEM-Informex).- La Iglesia Católica enfrenta no sólo la pérdida de feligreses, sino el crecimiento exponencial de cristianos evangélicos (30 millones), que en entidades como Chiapas, Tabasco, Campeche, Veracruz y Tamaulipas están al 50 por ciento de seguidores. Pero la Conferencia del Episcopado Mexicano dice que siguen siendo mayoría, con 93 millones de devotos (83.9 por ciento) de una población de 120 millones. Sin embargo, los cristianos denuncian que ante su fuerza, la Secretaría de Gobernación ha negado el registro a nuevas asociaciones religiosas, inclusive por su tamaño, que reclaman un espacio durante la visita a México del papa Francisco en febrero de 2016. «No somos anticlericales, somos respetuosos de la libertad religiosa», señalan.

Desde siempre, México ha sido un mapa de religión católica, pero los últimos años la evangelización cristiana ha crecido a un ritmo acelerado, tan es así que en 20 años pronostican que la Iglesia Católica será la segunda creencia bíblica. Hasta diciembre de 2015, la Secretaría de Gobernación registraba 8 mil 311 asociaciones religiosas. En entrevista, Arturo Farela, presidente de la Confraternidad Nacional de Iglesias Cristianas Evangélicas, destaca que son millones de católicos mexicanos que están frustrados e insatisfechos espiritualmente, razón por la que emigran a otras organizaciones religiosas, entre ellas la cristiana evangélica, en donde encuentran respuesta a sus inquietudes. Explica que las denuncias y testimonios de pederastia y alta corrupción en sectores de la jerarquía han traído descrédito a la Iglesia Católica Romana; esas denuncias han generado desilusión y desesperanza en los feligreses. Y en la Secretaría de Gobernación, silencio absoluto; en especial cuando se solicitó entrevista con el subsecretario de Población, Migración y Asuntos Religiosos, Humberto Roque Villanueva, quien argumentó proceder por la vía institucional, que no es más que la «solicitud burocrática», que nunca fue atendida cuando se planteó. Sin embargo, Arturo Farela relata que en el gobierno de Felipe Calderón, el entonces encargado de la Dirección General de Asociaciones Religiosas, Paulo Tort Ortega, «actuó de mala fe, obstaculizando el registro de asociaciones religiosas, en especial cristianas evangélicas, solicitando requisitos que no están contemplados en la Ley de Asociaciones Religiosas y Culto Público, por el ejemplo, el aviso de culto público, donde el artículo 24 de dicha ley señala que se deberá dar aviso 30 hábiles. Esta actitud provocó que Confraternice presentará seis quejas ante el órgano interno administrativo». Lo anterior, señala el entrevistado, fue la presión que ejercía la jerarquía católica ante el avance de las iglesias cristianas evangélicas. Además, Paulo Tort profesaba la fe católica, pero olvidaba que el estado es laico y que su obligación era actuar con imparcialidad. «Desconozco si eso se originó porque el Partido Acción Nacional era por mayoría católico», apuntó. En la actualidad, la relación se ha normalizado y las iglesias cristinas evangélicas siguen creciendo, dijo. LA VISITA DEL PAPA FRANCISCO Cuando se le preguntó sobre la visita del papa Francisco a México, explicó que la llegada del Pontífice romano en febrero de 2016, es positiva, porque es un defensor de los derechos humanos e imparte la pluralidad religiosa. Es un Pontífice que convive con otras iglesias, entre ellas las iglesias cristianas, de tal suerte que acude a los cultos, en particular a los de Pentecostés, lo que significa que el papa actúa no sólo de manera civilizada, sino además espiritual en particular en cuanto a los derechos humanos. «Es satisfactorio que visite San Cristóbal de las Casas (Chiapas), donde estará reunido con indígenas y donde seguro habrá de levantar la voz con señalamientos de explotación milenaria que han padecido los indígenas mexicanos y del continente.» Farela Gutiérrez destacó la importancia que el papa Francisco acuda a Ciudad Juárez (Chihuahua), donde el crimen organizado ha dejado una «estela de muerte» por los abusos en contra de las mujeres, en particular los feminicidios terribles. «Nosotros estamos abiertos a toda invitación; inclusive, a principios de año vino un enviado del Vaticano para conocer qué situación se generaría con la visita del pontífice romano, a quien se le dijo que el papa Francisco es un hombre que lucha por la justicia y por la paz, lo que es loable reconocerlo. Pero además, el hecho de que haya diferencias ideológicas irreconciliables no ciega reconocer la extraordinaria labor que realiza dentro y fuera de la Iglesia Católica». Por ello, afirmó el entrevistado, están atentos por si llega una invitación. «En lo personal, me he reunido con ministros de culto católico; no somos anticlericales, somos respetuosos de la libertad religiosa». JÓVENES, LOS QUE MÁS CAMBIAN Los jóvenes constituyen uno de los sectores que más está cambiando de religión. Muchos de ellos dejan la Iglesia Católica de sus padres para congregarse en una evangélica. Arturo Farela hace notar que más del 50 por ciento de los asistentes a las congregaciones son jóvenes menores de 30 años. «Este escenario nos augura un crecimiento y una generación de miles nacidos dentro del cristianismo evangélico», afirma. Pero los evangélicos no sólo han ganado feligreses al catolicismo, también son ahora más numerosos en cantidad de ministros de culto. La Dirección General de Asociaciones Religiosas de la Secretaría de Gobernación tiene registrados, hasta diciembre de 2015, 21 mil 69 sacerdotes católico, frente a los 54 mil 18 pastores de las diferentes organizaciones de evangélicos cristianos. EN DECLIVE LOS SERVICIOS RELIGIOSOS El Anuario Estadístico de la Iglesia Católica, editado en el Vaticano, señala que en 1980 se efectuaron 378 mil matrimonios en México. En 2008 sólo se casaron por esta religión 310 mil parejas. Además, en 1980 se bautizaron 2.2 millones de mexicanos; 26 mil lo hicieron luego de cumplir cinco años. En 2008 sólo 1.8 millones de personas recibieron el primer sacramento; 107 mil lo hicieron después de los cinco años. También, los Censos de Población y Vivienda que elabora cada década el Instituto Nacional de Estadística y Geografía dan cuenta del declive: en 1990, 89.7 por ciento de los mexicanos se declaró católico; en el año 2000 ese porcentaje se redujo a 88 por ciento y en 2010 disminuyó a 83.9 por ciento. En cambio, en 1990, 4.9 por ciento de los encuestados dijo ser protestante o evangélico. Para el 2000, este porcentaje subió a 5.2 por ciento y en 2010, 7.6 por ciento de los mexicanos declaró profesar la fe protestante. No obstante, Farela asegura que la gente que se acerca a los cristianos evangélicos es justo porque no encontró las respuestas a sus problemas actuales, pero tampoco las formas que los cautivaran para quedarse. «Quienes reciben la obra del Espíritu Santo nacen de nuevo, se transforman en el amor, dejan los pecados. Si son alcohólicos, dejan de beber; si son infieles, se vuelven fieles; si son iracundos, se vuelven amorosos. A su vida siempre los acompañan milagros», dice el pastor. Los sociólogos dicen que ha influido que los evangélicos han sido innovadores en incluir formas nuevas de predicación, a formación de círculos de apoyo y a una alabanza más alegre, a través de música rock, pop, ranchera e incluso a ritmo de salsa. Según el panorama de las religiones en México 2010, la composición plural en el país es reconocida por la sociedad; esta aseveración se comprueba estadísticamente con los resultados de los censos de población. Tal panorama se ha modificado dando lugar al crecimiento de distintas creencias; por ejemplo, a principios del siglo pasado, la población que tenía una religión distinta a la católica representaba menos del uno por ciento y podía identificarse con 11 categorías; en la actualidad, quienes profesan una religión distinta a la mayoritaria o no tienen una creencia son casi el 15 por ciento de la población y para su clasificación son necesarias más de 250 categorías religiosas, de acuerdo con el censo 2010. EL PROTESTANTISMO Y EL PENTECOSTÉS Las iglesias evangélicas son las que comparten las líneas básicas del protestantismo, pero no se inscriben dentro de las históricas ni de las pentecostales. Los estudios actuales sobre pentecostales, evangélicas y cristianas, así como las respuestas de naturaleza censal, no permiten hacer una distinción exhaustiva entre estas denominaciones. Las iglesias pentecostales son un movimiento iniciado a finales del siglo XIX con influencia metodista (Iglesia Protestante histórica o reformada). Han cobrado importancia por su expresión, dinamismo y heterogeneidad. En sus orígenes, su objetivo fue volver a vivir el Pentecostés para transformarse, manifestar los signos del Espíritu Santo y vivir para su evangelización; los signos del espíritu se manifiestan en el bautismo espiritual que se caracteriza por la glosolalia (hablar en lenguas) y por el don de sanidad divina. Existen centenares de iglesias pentecostales que difieren por el grado de importancia del bautismo espiritual y por la forma de celebrar el culto; su expansión se atribuye a la modernización del lenguaje, la fusión con otros credos y al culto atrayente y contagioso por su entusiasmo. En esta corriente puede inscribirse a la mayoría de las iglesias cristianas y evangélicas, las cuales se identifican entre sí doctrinalmente, pero no están adscritas formalmente a una misma organización. Una de las recientes expresiones del pentecostalismo es el neopentecostalismo, que difiere básicamente por su organización, proselitismo y tendencia a las alianzas. El Islamismo es una religión basada en las enseñanzas de Mahoma; el Corán es el texto que contiene la palabra infalible de Alá y constituye el fundamento de la vida religiosa, moral y política de sus creyentes. Estos son quienes han aceptado los cinco preceptos pilares del Islam: la profesión de fe, la oración, la limosna, el ayuno y la peregrinación. La profesión de fe se expresa por «no hay más Dios que Alá, Mahoma es su profeta».

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: