La semilla del mal MARCOS DURÁN FLORES


La violencia contra las mujeres es un problema real y brutal, una violación a los derechos humanos que pone en tela de juicio los principios de igualdad de género

Todas las especies que antecedieron al Homo Sapiens, fueron violentas y llegaron a matar sin una razón aparente que pusiera en riesgo su sobrevivencia. La escasa evidencia disponible afirma que nuestros ancestros los Australopitecos, Homo Habilis, Homo Erectus y el hombre de Neandertal, mataban sin más motivo que la dominación por sí misma.

Luego seguimos nosotros, los humanos, criaturas con gran capacidad para la violencia en contra de sus propios congéneres. Lo hacemos a pesar de tener los conceptos sociales y la práctica del altruismo, la compasión y la empatía, por un lado; pero por otro, la crueldad y la violencia que a veces es física, pero que otras veces viene en forma de suspensión de los derechos, comida, la propiedad y otros más.

Investigadores han observado a nuestros primeros antepasados, los chimpancés, comprobando que en ocasiones hacen lo mismo, matar por matar. Este comportamiento ha sido considerado por científicos como la semilla de la violencia en nosotros los humanos, una especie que a pesar de una evolución de casi dos millones de años, sigue matando a cualquier cosa viva que se le atraviese. La ciencia aún debate el porqué los hombres somos más violentos que las mujeres y algunos biólogos aseguran que es por la hormona masculina testosterona, pedal de arranque para el comportamiento agresivo.

En el mundo, la ONU dice que el 35 por ciento de las mujeres ha sufrido violencia física o sexual por parte de su compañero sentimental. Afirma que en prácticamente la mitad de los casos de mujeres asesinadas en todo el mundo, el autor de la agresión fue un familiar o un compañero sentimental, esto frente a menos del 6 por ciento de hombres asesinados.

Pero en México, un país violento y machista, si usted es mujer y está leyendo esto, tiene una probabilidad del 50 por ciento de sufrir o haber sufrido violencia física o sexual en su vida. Y si usted es hombre, su madre, hermana, esposa, hija, sobrina o amiga tienen también las mismas posibilidades. Pero si piensa que se trata de un problema de los países en desarrollo, está muy equivocado pues en la Unión Europea, al menos el 45 por ciento de las mujeres han sufrido acoso sexual.

La violencia contra las mujeres es un problema real y brutal, una violación a los derechos humanos que pone en tela de juicio los principios de igualdad de género. Se trata de algo aceptado e incluso tolerado a lo largo de la historia, una norma sociocultural tan arraigada en el mundo, que ha sido fomentada incluso por la Iglesia Católica, que rechaza a las mujeres para servir como sacerdotes. Esto en ocasiones ha sido interpretado por los hombres para justificar que si la Iglesia piensa que las mujeres son inferiores, entonces se les puede tratar como tal y, si es necesario, matarlas, algo que hace 2 mil años permitía el derecho romano que daba al hombre la autoridad de la muerte sobre su esposa.

Pero luego de tantos años, las cosas siguen más o menos igual y lo confirmamos aquí mismo, en Saltillo, en días pasados. La muerte de María Córdova Lumbreras, Alma Griselda Vázquez Pérez y Rosalinda Rueda López, asesinadas todas por sus pajeras o exparejas, es un recordatorio de la naturaleza violenta de los hombres.

A ellas no las salvaron las campañas del moño naranja, ni que tocáramos el claxon de nuestros autos en una esquina, o por el cumplimiento de leyes creadas en forma expresa para prevenir y combatir esta violencia. Mucho menos siguen vivas por el trabajo de la burocracia de nombres larguísimos, o gracias a la celebración de Días Nacionales e Internacionales en contra de la violencia hacia las mujeres. No sirvieron tampoco los pensamientos compartidos en Facebook o los editoriales que muchos hemos escrito acerca del tema. No fue suficiente, incluso, la denuncia pública que días antes de su muerte lanzó María Córdova Lumbreras.

Ellas hoy están muertas, como van a seguir muriendo muchas mujeres más a causa de la violencia de los hombres, violencia machista que está en nosotros y en nuestra naturaleza como semilla del mal que un día brota. Así que el año 2016 empezó como acabó el 2015, con violencia contra la mujer y contra todo aquello que esté vivo. No tenemos remedio.

@marcosduran

http://www.vanguardia.com.mx/articulo/la-semilla-del-mal

Apuntes sobre geoeconomía desde el Sur 2015-2016 (Segunda Parte)


0 
V. América Latina en disputa


América Latina está más en disputa que nunca. En el tramo final del año, ocurrió un suceso muy novedoso para lo que venía siendo el siglo XXI. Es la primera que vez que un gobierno progresista en la región pierde unas elecciones presidenciales. La restauración conservadora se impuso en Argentina con una gran alianza encabezada por Mauricio Macri.

En Venezuela, aunque no se ha perdido el Ejecutivo, el pasado 6 de Diciembre del 2015 la Revolución Bolivariana también sufrió un importante revés electoral en la Asamblea Nacional. Después de una década ganada en muchos países de la región gracias a gobiernos que antepusieron políticas soberanas a favor de la recuperación de sectores estratégicos y políticas económicas redistributivas garantizadoras de derechos sociales, mejorando los niveles de vida en muchas dimensiones (incluida el consumo), después de estos años, se abre una nueva fase de cambios al interior de este cambio de época.

Ya no se puede afirmar que la derecha regional opositora no sabe ganar elecciones en lo que va de siglo XXI en aquellos países que optaron por una vía contra hegemónica (Venezuela, Ecuador, Bolivia, Brasil, Argentina). La política efectiva de cambios materiales en las condiciones de vida a favor de la mayoría ha sido insuficiente en algunos países para tener el apoyo mayoritario en las urnas (elección presidencial en Argentina y parlamentarias en Venezuela).

El abanico de las razones de este viraje electoral es muy amplio. En el caso argentino, un asunto fundamental es la elección del candidato. Ahora sí se puede afirmar que no sirve cualquiera para continuar con un proyecto de cambio por muy bien engrasado que éste esté. Scioli no es lo mismo que Cristina Fernández de Kirchner. Esto obliga a pensar con mayor responsabilidad el tema de la sucesión, quién, cuándo, cómo, qué identidad política representa. Otro tema sustancioso es la dificultad de los procesos de cambio para disputar el futuro, sin caer en un excesivo relato retrospectivo. La campaña del miedo, de la vuelta a un pasado peor, no parece suficiente para ganar. La nueva mayoría, propia del cambio de época, no cree a estas alturas que se pueda volver atrás. El nuevo ciclo histórico de transformaciones logró instalar un nuevo sentido común de irreversibilidad. Y a partir de ahí, toca pensar en el futuro; disputarlo y ganar la batalla de las expectativas para volver a encantar a las mayorías. La fidelidad se sostiene con desafíos hacia delante y sería un craso error obcecarse con querer construir la historia echando demasiado la mirada hacia atrás. Este aspecto es válido para Argentina, pero también para otros países. Se necesita reinventar una narrativa esperanzadora, de oportunidades futuras, que no rompa con el pasado, que sirva como detonante de motivación y entusiasmo. Se precisa identificar cuáles son las nuevas demandas de la ciudadanía para seguir avanzando. No sirve de nada viejas respuestas si existen nuevas preguntas.

Otro rasgo característico de esta nueva disputa que se abre en adelante es que el cambio de época ha provocado un cambio en la derecha regional. Macri no es Menem; Capriles tampoco es Caldera; ni Mauricio Rodas se parece a Nebot. La derecha del siglo XXIya no es la del siglo XX aunque arrastre ciertos lugares comunes del pasado. Se presenta como la política de la buena onda, más amigable, revestida excesivamente de marketing, evitando exceso de confrontación. Esta nueva derecha ha venido ampliando su base de apoyo a costa de aglutinar nuevas demandas y valores más individuales (ecologismos, oenegismos, etc.) Fueron agregando siglas, creando coaliciones, alianzas territoriales. Véase Cambiemos en Argentina, y la Mesa de Unidad en Venezuela. Fueron creando una aparente unidad en medio de un mar de múltiples intereses no idénticos. Es una estrategia cada vez más poliédrica que comienza a darles algunos resultados positivos.

A estas claves, hay que sumar seguramente los errores propios de la gestión gubernamental, el desgaste propio de más de una década y la imagen de deterioro azuzada siempre por los medios de comunicación hegemónicos. Sin embargo, en estos últimos años existe una razón de peso que sobresale por encima de las demás: el flanco económico. La caída de precios del petróleo, la contracción del comercio mundial y el estrangulamiento financiero internacional constituyen un frente externo adverso que añade obstáculos a este momento histórico. Además, cada vez son más notorias las tensiones y contradicciones económicas internas propias de cualquier proceso de cambio a tan alta velocidad. El rentismo importador del siglo XXI hace tanta mella como el rentismo exportador del siglo XX; el cambio de modelo productivo es imperioso comenzando por aquellos sectores más prioritarios para sostener el alto consumo en bienes básicos para la población.

Se abre por tanto un año 2016 de alta intensidad de disputa entre diferentes modelos económicos. El debate se abre de par en par. Cada proyecto político pondrá encima de la mesa aquello que considera más oportuno para afrontar los desafíos inminentes. Esta vez sí hay una singularidad: los proyectos que eran opositores en Argentina y en Venezuela, ahora tendrán que ser protagonistas y propositivos.

En Argentina, el electroschock económico de Macri ya se ha iniciado. Apenas un par de semanas de gobierno han bastado para no dejar ninguna duda acerca del modelo económico que pretende la derecha argentina para los próximos años. La apuesta es evidente: ponerse al lado del campo argentino, de las pocas grandes empresas agroexportadoras, permitiéndoles que sean ellos una suerte de “para Banco Central”, con capacidad suficiente para elegir qué hacer con los dólares del país. No solo eso, sino a cambio de dar “libertad” en comprar dólares, el país se endeudará de manera externa-eterna para las próximas décadas. Se acabó la soberanía y cualquier ilusión de seguir caminando hacia la independencia económica del país.

En Venezuela, la oposición tendrá que decidir, sí o sí, en el seno de la Asamblea Nacional si su propuesta es pedir prestado al FMI, volver a liberalizar el tipo de cambio, llevar a cabo políticas de ajuste en detrimento de la inversión social, o descapitalizar el país poniendo a la venta los activos más importantes de los sectores estratégicos. Es momento de no poder esconderse. Tendrán que dejar de criticar para pasar a proponer. No están acostumbrados a ello pero tendrán que hacerlo dada su nueva fuerza parlamentaria.

A partir de ahí, se inicia un pulso entre diferentes proyectos económicos. Cada uno pondrá encima de la mesa sus cartas. Los procesos de cambio aún en marcha, muy especialmente el venezolano, deberán procurar buscar soluciones internas frente a la restricción externa que no impliquen un ajuste neoliberal. No se puede superar este momento negociando los derechos sociales. Por ejemplo, en Venezuela, el Estado de las Misiones ha de ser precisamente el músculo económico a utilizar para la nueva etapa. La inversión social ha logrado realmente crear un nuevo universo económico siempre minusvalorado por el neoliberalismo. La cara económica de lo social es preciso valorarla en su justa medida. No es marginal ni desdeñable que el Estado haya puesto en funcionamiento una maquinaria de políticas públicas inclusivas a favor del área social para una mayoría ciudadana. Hay que aprovecharlas, hay que utilizarlas eficazmente como efecto multiplicador en lo económico. La nueva matriz de políticas públicas tiene un gran potencial económico para afrontar este escenario externo adverso. Esta nueva economía que pivota en torno a lo social ha de ser aprovechada como detonador para un salto adelante en lo productivo. Por ello, es imprescindible una nueva política de compras públicas a favor de un nuevo tejido productivo, democratizado, más eficiente. Por ejemplo, en Venezuela, se requiere internalizar la actividad económica derivada de la Misión Vivienda, de otras misiones relacionadas con el sistema de alimentación, con la sanidad, con la educación.

Lo interno ha recobrado además más importancia ahora que “el país económico” es más amplio, más incluyente. Gracias a la mejora en las condiciones sociales, económicas y laborales, la democratización del consumo en estos procesos ha sido significativa garantizando así una sólida demanda interna. Centrar la política económica en cambiar la matriz productiva a favor de una nueva oferta interna es cuestión imprescindible. En este sentido, también cabe planificar una oferta supranacional, a nivel regional, poniéndose de acuerdo entre los países amigos para conjuntamente repensar cómo realizar la gran transformación productiva latinoamericana, considerando además un mundo con cadenas globales de valor muy fragmentadas geográficamente. A veces, puede ser más rentable producir cualquier insumo con alto valor agregado insertándose inteligentemente en el mundo en vez de querer producir cada bien pero teniendo que importar gran parte del valor agregado.

A esta vía interna hay que añadir también lo tributario porque es posiblemente el camino más confiable para compensar la caída de los ingresos públicos por los bajos precios del petróleo. La soberanía tributaria se erige en estos tiempos en la senda más sostenible para hacer irreversible todo lo logrado en lo social. Hay margen de maniobra suficiente para recaudar más fondos públicos bajo principios de justicia social. En Venezuela, por ejemplo, se ha dado un paso acertado en este sentido con la última decisión acerca de eliminar los ajustes por inflación que utilizan los grandes capitales para dejar de pagar impuestos; la implementación del impuesto sobre transacciones financieras también constituye un mecanismo acertado para evitar que el capital financiero evada impuestos. Una política de tolerancia cero contra la evasión y elusión fiscal se hace cada vez más indispensable. Los impuestos directos todavía tienen gran capacidad para recaudar.

Se precisa también una revisión de la regulación de la inversión extranjera directa para que los dividendos no sean repatriados en su totalidad hacia las casas matrices. Más bien, hay que buscar las fórmulas para que la ganancia generada dentro de casa se vuelva a reintegrar en el orden económico interno, y multiplicarlas productivamente. Esta tarea no es únicamente obligatoria para Venezuela; también para Ecuador y Bolivia. Hay que encontrar alternativas a los Tratados Bilaterales de Inversión de neoliberalismo pero con efectividad. Frente a la limitación financiera internacional, se precisa explorar mejor los mecanismos de atracción de inversiones productivas a favor del modelo de desarrollo que se pretende construir en adelante.

Se hace necesario además un uso más eficaz de las divisas: una suerte de acupuntura en la colocación de las escasas divisas para que el modelo económico interno florezca. Es por ello que el cambio de paradigma recientemente aprobado en Venezuela, va en el buen camino. Se sustituye el viejo mecanismo de entrega de divisas a cambio de demostrar que no se puede producir por otro que permite acceder a las divisas (para las necesidades de importación de los insumos productivos) bajo el requisito de cumplir con una determinada cuota obligatoria de producción. Esta es la verdadera discusión de la política cambiaria: cómo, cuánto, cuándo, y a quién otorgarles divisas para darles el uso más productivo posible evitando la utilización ociosa y especulativa de las mismas. Luego de ello, sí que será necesario revisar la política de tipo de cambio frente una economía mundial en la que el dólar se aprecia, pero también en la que existen otras monedas cada vez más relevantes en el ámbito del comercio internacional.

En esta gran batalla geoeconómica tampoco se puede descuidar el papel de las translatinas, que son las nuevas multinacionales de origen latinoamericano y con casa matriz en América Latina, nacidas del boom económico en la región y que aprovecharon el mundo neoliberalmente globalizado. Este nuevo tejido empresarial (un gran capital privado latinoamericano) tienen gran capacidad económica para hacer y deshacer a su antojo en cada uno de los países del continente. Son actores decisivos en este nuevo tempo económico: tienen fuerza suficiente para provocar guerras económicas efectivas si quieren, pero también pueden ser aliados sostenedores de procesos si lo desean. No es un tema baladí ni para que sea pasado por alto. Empresas como Vale, Cemex, Latam, Mexichem, Odebrechet, Embraer, Falabella, Femsa, Avianca, América Movil, Copa Airlines, son entre otras, claves en el panorama geoeconómico regional y mundial. Conforman en realidad un nuevo modelo de integración económica para la región: piensan en otra hoja de ruta económica más a favor de su tasa de ganancia. El rumbo de los próximos meses y años dependerá en gran medida de qué tipo de políticas económicas afronten esta nueva realidad geoeconómica. No hacer nada frente a ello es permitir que se afiance una alianza del gran capital latinoamericano, a lo europeo, que solo necesite los Estados-nación para que le acomoden las instituciones a su antojo.

Son estos algunos elementos económicos fundamentales en esta nueva década en disputa. La presión desde afuera, así como las tensiones adentro, fuerza a elegir un camino u otro. El punto de bifurcación está a la vuelta de la esquina. Hay que decidir si la restricción externa se convierte en restricción interna, o si por el contrario se aprovecha estas circunstancias adversas para dar un paso adelante avanzando en la verdadera independencia económica. Porque de no ser así, la región también tiene otro bloque neoliberal que avanza aunque no sea sin problemas sociales casa adentro. La Alianza del Pacífico continúa con su política económica de bobo aperturismo al mundo, cediendo soberanía en los sectores estratégicos, y políticas públicas cada vez más anti sociales. Este revival del ALCA para el siglo XXI avanza con sus tratados de libre comercio desmantelando el pequeño tejido productivo nacional que existía en estos países, destruyendo al campesinado, generando una mayor dependencia importadora en bienes básicos, y lo que es más grave, acuciando un patrón de acumulación cada vez más concentrado en pocas manos a costa del mal vivir de las mayorías. A esta opción del Pacífico, hay que sumarle la interna en Mercosur, con una Argentina representada ahora por Macri, con un empresariado brasileño que empuja y empuja para que se firme un acuerdo de libre comercio con la Unión Europea.

La geoeconomía latinoamericana está en pleno movimiento, y este año 2016 será decisivo. La Unasur y la Celac han optado por la vía política dejando de lado casi todo lo que tiene que ver estrictamente con lo económico (como si esto no fuera también político). Aún tiene mucho por delante para poder avanzar (por ejemplo, por qué no una agencia latinoamericana de calificación de riesgo). La Alianza del Pacífico no quiere dejar esta oportunidad de intento restauración neoliberal a escala global. Mercosur es a día de hoy un gran interrogante con una correlación de fuerzas cambiante. La Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) ha de emerger y reapropiarse de una agenda económica regional que ha perdido relativamente en los últimos años. Lo que suceda en Venezuela será determinante para la región, pero también lo será cómo Bolivia continúe saltando escollos, entre ellos el más inminente, el referéndum que habilitaría una nueva reelección del Presidente Evo Morales. No hay que olvidar a Ecuador que, luego de haber aprobado una enmienda constitucional que permite la reelección presidencial indefinida pero no aplicable para el caso de Rafael Correa, viene de un año de alto voltaje político. En este caso, el país dolarizado ha de superar la restricción externa como si fuese interna. En suma, este eje de cambio, de ruptura con el viejo modelo neoliberal que partió de diferentes procesos constituyentes, afronta su etapa más complicada en este cambio de época, en el que lo económico tiene un papel privilegiado.

Alfredo Serrano

Es Doctor en Economía de la Universidad Autónoma de Barcelona, con PosDoctorado en Economía en Universidad Laval (Canadá). Director del Centro Estratégico Latinoamericano Geopolítico. Profesor Universitario Posgrado en FLACSO (Ecuador), Universidad Andina y UMSA (Bolivia), Universidad Hermosillo y UNAM (México), Universidad Pablo de Olavide de Sevilla (España), Universidad Santa Marta (Colombia).

 Este contenido ha sido publicado originalmente por teleSUR bajo la siguiente dirección: 
 http://www.telesurtv.net/bloggers/-Apuntes-sobre-geoeconomia-desde-el-Sur-2015-2016-Segunda-Parte-20160105-0001.html. Si piensa hacer uso del mismo, por favor, cite la fuente y coloque un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. www.teleSURtv.net

 Este contenido ha sido publicado originalmente por teleSUR bajo la siguiente dirección: 
 http://www.telesurtv.net/bloggers/-Apuntes-sobre-geoeconomia-desde-el-Sur-2015-2016-Segunda-Parte-20160105-0001.html. Si piensa hacer uso del mismo, por favor, cite la fuente y coloque un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. www.teleSURtv.net

VATICANO: Mujer en el corazón del juicio Vatileaks ve a sí misma como un mártir de la reforma


Para traducir mejor.

ROMA – Tarde o temprano, al parecer, toda buena causa en el catolicismo debe su mártir.

Santo Tomás Moro, por ejemplo, se celebra por su lealtad al Papa cuando Inglaterra se separó de Roma en el siglo 16, y más recientemente, el Beato Oscar Romero de El Salvador se ha convertido en el santo patrón de la defensa de los pobres.

Hoy, 34 años Francesca Immacolata Chaouqui, la mujer en el corazón de un juicio penal del Vaticano polémica sobre las filtraciones de documentos secretos, es el voluntariado para el papel – de hecho, ella básicamente clamando por ella – de mártir por Francisco ‘mucho proyecto -vaunted de la reforma financiera.

En su caso, el “martirio” no significa la muerte, sino la aceptación de una pena de prisión – teóricamente hasta ocho años, pero de manera más realista, probablemente más cerca de dos o tres – por presunta fuga de esos documentos, a pesar de vehemencia alegando que ella no hizo ello.

Ella dice que tal vez sólo el espectáculo de enviar a una mujer inocente a la cárcel, obligándola a dar a luz al hijo que está esperando detrás de las rejas, puede sacudir las conciencias de la vieja guardia del Vaticano. Ella espera plenamente en ser condenado, y dice que bajo ninguna circunstancia se le solicite o acepte, un indulto papal.

“Creo que cuando alguien en el Vaticano se da cuenta de que tienen la responsabilidad de lo que han hecho, entonces tal vez se sienten obligados a limpiar las cosas y para poner a prueba las personas que realmente roban … que son culpables de extrema gravedad financiera crímenes “, dijo a Crux Lunes.

Uno puede considerar su postura tan noble, auto-engrandecimiento, delirante, o cualquier número de otras cosas, pero es difícil de cuestionar la resolución de Chaouqui. En su entrevista Crux, ella rompió a llorar describen tener algún día para explicar a su hijo por qué nació y fue bautizado en la cárcel.

Para el registro, ella dijo que planea nombrar a ese hijo “Pedro” en honor al Papa.

Desde lejos, puede parecer extraño que Chaouqui, que tiene una madre italiana y padre de origen marroquí, se puede mezclar una visión tan sombrío del Vaticano con tan feroz lealtad al hombre que dirige el lugar. Se trata de Italia, sin embargo, donde la distinción entre el Papa y su corte, en general, admirando los primeros y ruing este último, es la tarifa estándar.

En cuanto a la prueba, Chaouqui cree todo de aquí en adelante es básicamente un escaparate, ya que su verdadero objetivo ya se ha conseguido. Ella fue siempre un objetivo, dijo, porque la perspectiva del laico fresco representó mientras servía en una comisión empanelled por Francis en 2013, independiente de los sistemas tradicionales del Vaticano de mecenazgo y back-arañazos, fue una amenaza para el agarre de la burocracia en el poder.

“Ellos ya han ganado”, dijo, en referencia a que la burocracia, sobre todo la importantísima Secretaría de Estado.

“Es obvio que [no importa lo que pase] no puedo tener más responsabilidades en la Curia, o disfrutar de la cercanía que tenía antes con el Santo Padre,” dijo ella. “Cada puerta está cerrada.”

“Para ser apreciado en el Vaticano, se supone que debes besar a 20 pares de zapatillas antes de llegar al Papa”, dijo a Crux. “Nunca me besé zapatillas de nadie.”

Si bien hay muchas incertidumbres sobre el asunto que ha sido bautizado como “Vatileaks 2.0” en los medios de comunicación italianos, una cosa que nunca ha estado en duda es que Chaouqui es su personalidad más combustible.

Ella primero irrumpió en la conciencia pública de nuevo en 2013, poco después de la elección de Francisco, cuando fue nombrada miembro de una comisión de estudio del Papa, conocido por su COSEA sigla italiana, para examinar las finanzas del Vaticano y sentar las bases para una futura reforma.

Un experto en relaciones públicas que trabajan en el momento de la rama italiana de Ernst & consultores financieros Jóvenes, fue llevada en gran medida a ofrecer asesoramiento sobre las comunicaciones del Vaticano. Los periodistas estaban intrigados por la idea de una mujer laica atractiva de unos 30 años de edad que manejan tal influencia en un ambiente normalmente dominado por los varones de edad avanzada, y comenzaron a cavar en su fondo.

Ellos descubrieron rápidamente que su cuenta de Twitter contenía varios mensajes críticos del entonces secretario de Estado del Vaticano, el cardenal italiano Tarcisio Bertone, y favorables a un periodista italiano Gianluigi Nuzzi, que había publicado un libro basado en documentos robados del Papa Benedicto XVI por su ex mayordomo. (Ese fue el asunto original de “Vatileaks” en 2012.)

Los periodistas también encontraron algunas imágenes subidas de tono de Chaouqui con su marido publicado en línea, lo que llevó a la revista italiana Panorama para copiar de ella la “bomba sexy que avergüenza al Vaticano.” A partir de ese momento, se convirtió en una sensación en los medios.

Avancemos a noviembre de 2015, cuando dos libros explosivos parecían basan, en parte, en documentos filtrados desde COSEA.Los libros detallan millones de euros en ingresos perdidos por el alquiler de algunos bienes raíces del Vaticano en tasas por debajo del mercado, falta de inventario de las tiendas libres de impuestos del Vaticano, así como el dinero que se utiliza para influir Causas de los Santos, y cardenales que viven en apartamentos ostentosos, mucho de los cuales los iniciados ya sabían.

El Vaticano inició una investigación, que terminó rápidamente en tres personas vinculadas a la comisión – Chaouqui, español monseñor Lucio Ángel Vallejo Balda, el secretario de COSEA, y Nicola Maio, un laico italiano que era un ayudante de Vallejo –siendo acusados ​​como las filtraciones .

Los periodistas que publicaron los libros, Nuzzi y Emiliano Fittipaldi, también fueron acusados ​​por supuestamente utilizar medios adversos para obtener su información.

Inicialmente, los funcionarios del Vaticano esperaban su juicio podría ser envuelto con rapidez, antes de que el Papa Año Santo de la Misericordia comenzó el 8 de diciembre Después de una gran cantidad de solicitudes de análisis de expertos y testigos de los abogados defensores, sin embargo, el juicio ante un panel de tres jueces fue suspendido, y ahora se espera reanudar en algún momento a finales de febrero o marzo.

En el camino, Chaouqui más se convirtió en un imán para los rumores de estilo tabloide. En un momento, el monseñor, Vallejo Balda, habría dicho a sus abogados que lo había seducido en una habitación de hotel Florencia – una afirmación que Chaouqui despide como “los delirios de un loco”, que ella ha dicho muchas veces antes, y que se confirmó a Quid.

Mientras tanto, Chaouqui está disparando hacia atrás con un torrente casi a diario de tweets y mensajes de Facebook en su defensa, así como una amplia gama de entrevistas con los medios, incluyendo una conferencia de prensa prevista para finales de esta semana en su región natal de Calabria.

“Voy a luchar como un león todo el camino hasta el final para sacar la verdad a la luz”, dijo a Crux “, pero el problema es que el resultado del juicio ya se ha decidido en un algún lugar la mesa.”

“Esto no es un juicio”, dijo. “Es un juego.”

Mirando hacia atrás, ella cree que la suerte estaba echada desde el momento Francis la nombró y los otros miembros de la COSEA por pasar por los mandarines en la Secretaría de Estado, el guardián tradicional de acceso a la papa. Eso fue algo que el sistema nunca iba a tolerar, dice, y va tras ella era la manera más fácil de hacer el punto.

“Aparte del hecho de que nos traer rompió las reglas, también estaba el hecho extraordinario de que, por primera vez, laicos entró en los pasillos sagrados, y por primera vez, una mujer como yo,” ella dijo.

“Por supuesto, hay un montón de mujeres en el Vaticano, pero vengo de un mundo diferente … Sólo era completamente fuera de su forma de pensar.”

Chaouqui afirma que cuando los magistrados del Vaticano interrogó tanto a ella como Vallejo Balda, el monseñor no sólo admitió haber pasado los documentos a Nuzzi y Fittipaldi, pero también admitió que Chaouqui no tenía nada que ver con eso. Como resultado, ella convenció a los cargos en su contra están motivadas políticamente.

“Son completamente indiferente a si soy inocente o no”, dijo. “Mi acusación era un acto político, no una jurídica.”

Su relación personal con Francisco, dijo, también fue clave para el deseo de hacer un ejemplo de ella.

“Cuando yo estaba en la comisión, lo vi casi todos los días”, dijo.”Más allá del nivel profesional, fue una verdadera relación entre un sacerdote, aunque él es el Papa, y un creyente.”

Al principio, dice, Francis fue vendido un proyecto de ley de los bienes sobre los “abrumadores” los fiscales evidencia aseguró tener en su contra, pero ahora se cree que sabe algo no está bien.

“El Santo Padre, en mi opinión, se preguntaba una pregunta importante: ¿Será una buena imagen de la Santa Sede … porque yo sólo estoy mostrando un poco ahora, pero en marzo, si Dios quiere, voy a tener un enorme vientre … ¿será una buena imagen para tener una mujer embarazada tras las rejas, especialmente uno que ya ha negado cualquier tipo de privilegios si me encuentran culpable? ”

“Sé Francis muy bien”, dijo ella, “y si hay una cosa que sé con certeza, es que si había visto los archivos [de la investigación], él nunca habría consentido en mi acusación. Él tiene un increíble sentido de la justicia, y él nunca habría estado de acuerdo “.

Chaouqui dijo que se ha negado a solicitar que su caso sea separado de Vallejo Balda, en parte porque se reconoce la introducción de Nuzzi y Fittipaldi a él. Ella dijo que simplemente estaba tratando de ayudar a Balda conocer a los reporteros que cubren las finanzas del Vaticano, que es “casi un crimen”, pero en cualquier caso se siente obligada a “asumir la responsabilidad de lo que hice.”

Hoy, ella está desafiando el tribunal del Vaticano ya sea a declarar su inocencia o enviarla a la cárcel.

“Si usted va a llevar a alguien y destruir su imagen pública, el Vaticano debe tener la dignidad de hacer cumplir sus penas”, dijo.”Si tengo que soportar este sufrimiento … y luego sólo me llaman ‘culpable, pero indultado,” o “culpable con una pena suspendida,’ No voy a aceptarlo.”

Si ella no terminan en la cárcel, ella le confiesa a tener miedo – “de la soledad”, dijo ella, y también la inactividad forzada. Para contrarrestarlo, dijo, que planea escribir un libro, mientras que detrás de las rejas en valor y esperanza, porque “para tomar las decisiones en la vida que yo he hecho, usted tiene que tener el coraje y la esperanza.”

Mientras tanto, dice, sus problemas no han hecho mella en su fe católica ferviente.

“Ciertamente no será estos jueces … que cambian de mi relación con la Iglesia y con Dios”, dijo. “La Iglesia es Jesús, la Iglesia es la vida, y es lo más bonito que tengo.”

“Sé perfectamente que si todo esto que está pasando, hay una razón”, dijo Chaouqui. “¿Sabes lo que dijo María al ángel …” Hágase en mí según tu palabra “.”

“Esa es mi respuesta, también.”

http://www.cruxnow.com/church/2016/01/05/woman-at-the-heart-of-the-vatileaks-trial-sees-herself-as-a-martyr-for-reform/?s_campaign=crux:rss?s_campaign=crux:email:ja

Activistas en España unen fuerzas para ayudar a inmigrantes indocumentados ante rechazo del poder


Publicado: 4 ene 2016 14:56 GMT

España admite haber destinado 12 millones de euros para deportar a inmigrantes indocumentados. Unos activistas intentan sensibilizar a la sociedad para ayudar a los que buscan una vida en paz.

Osama Abdul Mohsen en Madrid / Reuters \ Juan Medina / Osama Abdul Mohsen en Madrid / Reuters /Juan Medina
5110

“Aquí en España estoy muy feliz porque todo está bien, la gente, el trabajo y la escuela para mi hijo”, son las palabras de Osama Abdul Mohsen, el refugiado sirio pateado por una reportera húngara en un paso fronterizo con Serbia. Desde el pasado mes de septiembre está contratado por el centro nacional de formación de entrenadores en Getafe, España.

Que su historia saltase a los medios le sirvió para conseguir refugio rápidamente, pero también se ha convertido en un arma de doble filo. El Partido de la Unión Democrática, la rama siria del partido de trabajadores de Kurdistán, le ha acusado de pertenecer a Al Nusra, vinculado al grupo terrorista Al Qaeda, algo que posteriormente él ha desmentido. Ahora, además no descarta irse de España por la imposibilidad de traer al resto de su familia, que sigue esperando en Turquía.

A España llevan mucho tiempo llegando refugiados fuera del foco mediático y muchas veces también fuera de la acción institucional.

Unos voluntarios van cada día a la principal estación de autobuses de Madrid para darles asistencia y derivarles a albergues municipales. “La gente llega aquí cansada pero llega con buen humor, deseando integrarse porque obviamente no vienen aquí como vacaciones sino que vienen a buscar una vida nueva”, dice Tomas Hansing.

Aunque el sistema de acogida español es garantista, los recortes se han notado, sobre todo en el tiempo de estancia en los centros, de nueve meses o un año, a seis.

“Poder garantizar la integración de una persona refugiada en seis meses es una labor casi imposible por no decir milagrosa. Europa tiene que buscar la armonía de políticas y un sistema común de asilo para que todos los estados ofrezcamos las mismas posibilidades a los refugiados y eso es un reto que ahora mismo tiene la UE”, según la Secretaria General de CEAR Estrella Galán.

El alcalde de Arganda del Rey explica a RT que llevan mucho tiempo preparados para acoger refugiados pero que de momento, pueden hacer muy poco. “Las instituciones que tienen ahora más problemas económicos son los primeros que están deseando recibir a asilados políticos y esto es difícil de contrastar con las instituciones a alto nivel que todavía no han hecho nada”, dice.

Arganda es uno de los municipios de la red de ciudades-refugio, una propuesta capitaneada por Barcelona. Incluso el club de fútbol de la ciudad, el Barça, ha impulsado una campaña con el objetivo de recaudar fondos para los refugiados, pero sobre todo para sensibilizar a la sociedad y ayudar en su integración.

De los poco más de 9.000 refugiados que España se comprometió a reubicar procedentes de Grecia ante la Unión Europea por el momento sólo han llegado al país por esa vía 12 personas. Una lentitud del proceso que contrasta con la disposición de parte de la sociedad, instituciones privadas o municipios. En definitiva, los plazos de la política no son los de la realidad y las cifras, que no son números, sino personas, son las que son. Sólo en 2015 han llegado a Europa más de un millón de inmigrantes y solicitantes de asilo.

https://actualidad.rt.com/sociedad/195971-activistas-espana-refugiados?utm_source=Email-Message&utm_medium=Email&utm_campaign=Email_weekly

Siguiente Entradas recientes

A %d blogueros les gusta esto: