¿Está prohibido abortar o está prohibido embarazarse?


Red o grupo de trabajo:

Una nueva amenaza se extiende por la región a expensas del cambio climático que trae consigo lluvias o sequías intensas y que las autoridades sanitarias no están siendo capaces de controlar.

Se llama Zika y entre todos sus efectos, además de que se trata de una enfermedad transmisible, de que produce síntomas generales difícilmente diferenciables de otros problemas comunes y de que se encuentra presente en más de 20 países de América Latina incluida Colombia. Entre todos sus efectos, decía, parece que el Zika produce microcefalia en los fetos de mujeres embarazadas que han contraído la enfermedad.

La controversia científica al respecto se mantiene y mientras en Brasil el Ministroafirma que las evidencias que relacionan el Zika con la microcefalia son “múltiples e incuestionables”, el Ministro Gaviria afirma que en Colombia no se ha demostrado esta relación y la propia OMS sostiene que son necesarias más investigaciones al respecto. Pero mientras estas controversias se aclaran, y se acuerdan medidas para intentar controlar lo que parece una batalla perdida contra el mosquito, los derechos de las mujeres vuelven al centro del debate.

Esta vez bajo el pedido discreto, a todas ellas, de no embarazarse. Y otra vez, las mujeres somos un receptáculo, un vehículo para evitar una nueva hecatombe: el aumento de niños nacidos con microcefalia. Mientras este pedido asombra a unos y convence a otros, la obligación del embarazo persiste a expensas de las políticas retardatarias que mantienen el delito del aborto.

En Colombia, por decisión de la Corte Constitucional, hace diez años, se permite el aborto en tres circunstancias: para salvar la vida de la mujer o proteger su salud, en casos de violación o cuando existe una malformación fetal. Frente al Zika y la microcefalia “expertos y autoridades” han dicho que en estos casos las mujeres podrían abortar alegando una amenaza para su salud mental (y es cierto) más no una malformación fetal porque no se trata de una condición incompatible con la vida. Y aunque no quiero extenderme en si esta causal aplica o no, parece inconcebible que acá tampoco las mujeres puedan sopesar y en este sentido resolver, si la microcefalia y sus consecuencias no hacen intolerable el dolor y el tipo de vida que podría esperarles a estos recién nacidos. Y a ellas, como resultado de ésta.

No pude más que acordarme de la frase de una campaña que decía “Imaginá que te prohibieran embarazarte, ahora imaginá que te obligaran”[1]. Porque lo que nos recuerdan las circunstancias de despenalización parcial como hay en Colombia, o la penalización total como la que hay en Salvador (en donde han pedido a las mujeres que no se embaracen por los próximos dos años) y en tantos otros países de América Latina, es que las mujeres no podemos decidir plenamente.

En este contexto, y antes de que aparezca otras dolencia que produzca en los fetos tal o cual consecuencia, o que implique en las mujeres otro riesgo para su salud o que un nuevo embarazo les haga imposible su sobrevivencia económica, o mientras a las mujeres se las siga violando y tratando como un objeto de las políticas públicas. Antes de que siga el escrutinio de si nos va o no tal causal y que entonces “mejor no se embaracen”. Antes de que tanto ministros, como políticos de turno, o jueces del momento, nos digan si podemos o no. Antes de todo eso, por consideración a nuestra condición de ciudadanas plenas, el país debería plantearse con urgencia la legalización del aborto sin ningún requisito. Bajo la sola égida de las mujeres, de su razón, de su inteligencia. Bajo el control de las decisiones que atañen a su propio cuerpo.

Es hora de demostrar que se puede respetar la autonomía reproductiva y que igualdad de las mujeres es tan central para la democracia como cualquier otro proyecto de cambio social.

Foto: Elsa Duhagón.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: