La Iglesia mexicana se pregunta «¿quién aconsejó mal al Papa?»


A través de su semanario ‘Desde la Fe’ responde con un estilo indirecto a la dura reprimenda que Francisco dio a todos los obisposEl Papa humilla a la Iglesia católica mexicana

JAVIER BRANDOLI México DF@javierbrandoli
07/03/2016 18:09″¿Quién aconsejó mal al Papa?», termina el editorial del semanario de la arquidiócesis de México, ‘Desde la Fe’, voz de la Iglesia Católica en el país, en el que afronta la enorme controversia generada por la muy dura reprimenda que el Papa Francisco soltó a todos los obispos mexicanos en su encuentro del pasado 13 de febrero en la catedral de Ciudad de México.

Un capítulo más de las evidentes malas relaciones que mantiene Francisco con el cardenal Norberto Rivera y que le llevaron, según ha podido saber EL MUNDO, a exigir al Papa que el nuncio, Christophe Pierre, estuviera presente en la mayoría de actos para evitar el encuentro directo con Rivera. Aquel encuentro con los obispos, que en principio iba a ser privado y que Francisco Bergoglio exigió que fuera público, ha Levantado ampollas dentro del catolicismo mexicano.El semanario, en un medido mensaje en el que tira la piedra y esconde la mano apuntando al Papa y su entorno pero culpando a los medios de comunicación de malinterpretar el mensaje, la Iglesia mexicana comienza diciendo: «Analizando el mensaje que Su Santidad pronunció en la Catedral de México, podemos ver cómo el Papa advierte de los riesgos que afrontan los obispos de nuestro país ante el secularismo: opacidad, adormecimiento, distanciamiento, frialdad, clericalismo, autorreferencia, triunfalismo estéril y la oscuridad que puede eclipsar la luz del Evangelio. Y los llama a estar alerta».Luego, la Iglesia mexicana comienza a analizar el duro sermón dado por el Papa apuntando a la que fue su frase más célebre aunque sin repetirla en su contexto y un poco maquillada: «Fue la frase -Pelear como hombres-, la que repercutió entre los comunicadores – empujados más por el histrionismo mediático que por el profundo significado de las palabras- como de un fuerte regaño a los pastores», dice el editorial para luego proseguir sacando pecho: «Aquí cabe preguntarse: ¿Tiene el Papa alguna razón para regañar a los obispos mexicanos? Lo que sí tiene el Papa, y muy claro, es que la Iglesia en México es un caso atípico en relación con otros países de América. En primer lugar, en términos porcentuales nuestra nación hospeda la mayor cantidad de católicos, con 81% de la población en el 2014, y es precisamente a causa de esa amplia y sólida presencia de católicos que nos distinguimos de otros países del continente».’Los olvidos’ del Santo PadreDe hecho, en este aspecto evangélico, la Iglesia vuelve a usar un estilo indirecto para reseñar los «olvidos» del Santo Padre: «Por otra parte, sería absurdo pensar que Su Santidad desconoce la gran resistencia que la Iglesia Católica mexicana ha opuesto a la expansión de las comunidades protestantes de tintes carismáticos y pentecostales, que, no obstante, se propagan sin freno en otros países, especialmente de Centroamérica», dice el escrito que recuerda que la Iglesia mexicana lleva casi un siglo «donde la ofensiva anticlerical y masónica ha sido despiadada», para volverse a preguntar: «¿Acaso desconocerá esto el Papa Francisco como para regañar a los obispos?».Por último, tras varios párrafos donde se usan sólo términos sueltos de lo dicho por el Papa y se mantienen los logros conseguidos por la Iglesia de México, la arquidiócesis mexicana acaba con un párrafo en el que siempre con preguntas parece aceptar todo lo que se intenta negar anteriormente, que el Papa haya regañado duramente a los obispos, y dice: «El Episcopado Mexicano está unido y dispuesto a hacer frente a los retos que Su Santidad le ha puesto enfrente. Lamentablemente, existe la mano de la discordia que intentó poner los acentos negativos, parcializando la visión de Iglesia y tratando de influir en el discurso Pontificio para conseguir un efecto contrario en el público, al subrayar desafíos y tentaciones como males del episcopado. No es así. Y aquí cabe la cuestión ¿por qué tratar de demeritar el trabajo de los obispos mexicanos? Afortunadamente, el pueblo conoce a sus pastores, y los acompaña en la construcción del reino de Dios, al precio que sea, como ha sido a lo largo de la historia de este país… ¿O será que las palabras improvisadas del Santo Padre responderían a un mal consejo de alguien cercano a él? ¿Quién mal aconsejó al Papa?», concluye.No es la de ayer la primera vez que la Iglesia mexicana usa el semanario ‘Desde la Fe’ para analizar la visita del Papa ni para señalar los fallos que hubo de organización: «Los errores logísticos y la desorganización tensionaron aspectos, incitando más el protagonismo de responsables, devaluando la eficiencia, demeritando el toque de impecabilidad en el proceso organizativo, pocas manos concentraron demasiadas funciones poniendo en riesgo la efectiva preparación y diligente cuidado que debería haber correspondido a cada una de las diócesis visitadas por el Papa», decía en su editorial del pasado 21 de febrero.CríticasEntonces atacaba la Iglesia al Gobierno y medios de comunicación explicando que «no importaron las inclemencias, las privaciones o molestias ante la feroz vigilancia que secuestró las ciudades sede; los exageradísimos controles de las autoridades causaron más molestias que beneficios, es seguro que el Papa jamás hubiera querido retenes y más retenes, cierres por horas de calles y paralización del transporte público, todo esto provocó pérdidas a trabajadores o jefes de familia, pero la fe del pueblo mueve montañas», dijeron sobre el Gobierno.De los medios, el editorial decía que «hubo dizque maestros de la comunicación que en lugar de informar indujeron al auditorio por los vicios de parcialidad, medias verdades, visceralidad y enconos deformantes de la opinión. Como mercenarios, persiguieron el lucro, privilegiando la deshonestidad por encima de la verdad y equilibrio profesionales; sin pizca de autoridad moral fueron remedo y figurín de jueces implacables cuando se mordían la lengua ante la corrupción y deshonestidad de sus actos que el público no ve en la pantalla chica; informadores que, a cualquier precio, loaron excentricidad privilegiando ataques y agresividad».La realidad, según ha podido confirmar EL MUNDO, sobre lo que en todo caso es un secreto a voces, es que las relaciones entre el Papa Francisco y el cardenal Rivera son pésimas, que el cardenal al sentirse relegado en el viaje puso palos en las ruedas, especialmente al no movilizar voluntarios, y que el próximo capítulo será la pronta renovación de la cúpula de la Iglesia mexicana donde es probable que el desencuentro se haga más evidente.

http://www.elmundo.es/internacional/2016/03/07/56ddb5ab46163f224a8b4656.html

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: