2° Congreso de Teólogas Latinoamericanas y alemanas. RELATORÍA FINAL Y PERSPECTIVAS FUTURAS: OLGA CONSUELO VÉLEZ C.


Espacios de Paz, signos de estos tiempos y relatos de mujeres

Buenos Aires, 28 al 31 de marzo de 2016

Hablar de un “2° Congreso” tiene varios significados. Muestra un camino andado desde 2008 hasta ahora, en el que se llevó a cabo el “1° Congreso”. Permite ver el crecimiento teológico a lo largo de todos estos años y cómo la teología hecha por mujeres sigue “andando” (-como lo expresa la palabra Teologanda, una de las entidades convocante de este congreso-); continúa abriendo caminos y tiene un futuro por delante. Esto es motivo de agradecimiento porque se pueden ver muchos frutos alcanzados.

Este congreso se llevó a cabo en Buenos Aires, del 28 al 31 de marzo, reuniendo aproximadamente a 250 teólogas de Latinoamérica y algunas de Estados Unidos y Europa –especialmente alemanas-, bajo el título “Espacios de paz, signos de estos tiempos y relatos de mujeres”. También participaron mujeres de otras profesiones que con sus aportes enriquecieron las temáticas. Y no faltaron algunos teólogos y obispos (entre ellos el Cardenal de Buenos Aires) que presentaron comunicaciones, prestaron el servicio de moderados en los paneles y presidieron las celebraciones litúrgicas. La sede fue la Facultad de Teología de la Universidad Católica de Buenos Aires. Convocaron este congreso, “Teologanda”, organización de teólogas argentinas y “Agenda”, organización alemana que hace ya varios años estableció vínculos de cooperación con la teología hecha por mujeres en América Latina.

El congreso fue muy intenso en su horario y en sus contenidos. Enmarcado por celebraciones litúrgicas tanto católicas como ecuménicas al inicio y al final del día, contó con dos paneles temáticos en cada mañana y con comunicaciones en mesas temáticas y cursos intensivos en la tarde. En los paneles se fueron desarrollando los grandes temas del Congreso, a saber: “Espacios de paz, signos de los tiempos y relatos de mujeres”, “Espacios de creación, pueblos originarios y medio ambiente”, “Espacios de vulnerabilidad y sanación”, “Espacios en movimiento, migración y prácticas de paz”. En las mesas temáticas se presentaron ponencias en los ejes de “hermenéutica bíblica, espacios de paz y diálogo interreligioso”, “Historia, tradición, Concilio Vaticano II y reforma”, “Violación de los derechos humanos, memoria y reparación”, “Migración, espacios urbanos, inseguridad y tráfico”, “Cuerpos vulnerables, violencia y paz social”, “Cambios culturales, género, vínculos y familia”, “Exclusión, vida religiosa y opción por los pobres”, “Catequesis, testimonios y lenguaje de paz”, “Ética de la paz, espiritualidad y cuidado”, “Educación, religión y prácticas de paz”.

Centrándonos ya propiamente en el contenido reflexionado en estos días, el título que nos ha convocado nos puede ayudar a sintetizar algunos de los aspectos en esta relatoría final. Digo -algunos- porque son tantos y tan variados, que esto es una tarea que hemos de realizar entre todos y todas y aquí sólo ofrezco una aproximación, un punto de vista que necesitaría ser completado por todos las/os asistentes. El congreso busco “atender a los signos de los tiempos”, “abrir espacios de paz” y hacerlo, principalmente desde “los relatos de mujeres”.

  1. Signos de los tiempos

Esta expresión usada por Juan XXIII para convocar el Vaticano II, nos señala la tarea teológica vivida estos días: Escrutar los signos de los tiempos, entender cómo Dios se revela en ellos, poder decir una palabra sobre cómo Dios actúa en nuestra historia actual. Por eso no basta lo hablado en el congreso sino que tenemos que seguir formulándonos preguntas de este tipo:¿Cuáles son los signos de los tiempos que hoy nos interpelan? ¿De qué tenemos qué ocuparnos? ¿Qué desafíos el Espíritu nos invita a asumir y discernir?

A lo largo de estos días nos hemos referido a varias realidades. Ya señalé el caminar teológico realizado por mujeres. Podemos también hablar de la teología que cada vez se reafirma más como contextual, intercultural, interdisciplinar, feminista, de género, ecoteológica, ecuménica, interreligiosa, etc.  También podemos mirar los desafíos de nuestro mundo actual, entre ellos, la violencia, el terrorismo, el conflicto armado, la urgencia de construir o promover “espacios de paz” que hagan realidad “otro mundo posible”, expresión tan llena de vida, convocante de los Foros Social mundiales iniciados en 2001. Sigue actual, por tanto, la necesidad de leer, escrutar, discernir los signos de los tiempos para responder a nuestra historia, sin demora y con compromiso efectivo.

Buscando recoger lo vivido estos días y señalar perspectivas futuros, retomo el método pastoral latinoamericano del ver, juzgar y actuar, tan valorado en la Conferencia de Aparecida (No. 19), para referirme a los datos que nos interpelan, a la interpretación teológica que realizamos de ellos, a las líneas de acción que nos desafían.

  1. La realidad que nos interpela (VER)

Sobre el ver la realidad, son muchas y dolorosas las experiencias aquí relatadas sobre feminicidio, la trata de personas, la exclusión, la reclusión de mujeres, la violación de los derechos humanos, los cuerpos violentados, desaparecidos, torturados, la creación también violentada, explotada irracionalmente que hoy nos llama a un hacer algo de manera inminente si queremos preservar la casa común para las generaciones futuras, el fenómeno de las grandes ciudades con todas las problemáticas que conllevan, sin negar las posibilidades que también ofrece, el terrible e incontable fenómeno de las migraciones, tan actual en Europa y que ha develado la exclusión que sufren tantos seres humanos, sin tierra para habitar, negando ese derecho tan fundamental de toda persona. Muchas otras realidades podrían ser aquí señaladas y que de alguna manera fueron saliendo, pero basta señalar la injusticia social estructural que no logran superar los gobiernos de tan diferentes cortes y, aunque no se ha señalado demasiado, las experiencias eclesiales que se mueven entre la renovación y el fundamentalismo, entre la primavera eclesial –de la que se está hablando en el catolicismo con Francisco- pero la permanencia de tantos inviernos que no logran superarse y donde parecen consolidarse y cerrarse las puertas.

  1. Interpretar la realidad (juzgar)

Pero ¿cómo pasar a juzgar esa realidad? ¿cómo realizar una lectura teológica de la misma? Porque este es el desafío que nos convoca para ofrecer una palabra de sentido que siga abriendo “espacios” de Dios en el mundo actual. Quiero señalar algunas vetas teológicas que ya fueron trabajadas en este congreso pero que suponen más profundización y asimilación. Podrían señalarse otras distintas, es la tarea, como ya señalé al principio, de todos los participantes.

Me refiero, en primer lugar, a la iluminación bíblica de toda esta realidad. Algunas panelistas nos brindaron profundos e interesantes aportes que no es cuestión de repetir aquí, sino de enfatizar la centralidad de la Palabra de Dios para iluminar nuestra realidad, la urgencia de la hermenéutica bíblica para hacer significativa la Escritura para nuestro presente. Una hermenéutica que ha de asumir la complejidad de esta tarea, con lo que lleva del circulo hermenéutico en términos de texto-contexto- pretexto, es decir, explicitar el “desde donde” hablamos, porque no hay interpretaciones neutras, sino interpretaciones situadas  que revelan la dimensión existencial del/la hermeneuta y nos invitan a develar nuestros pretextos para leer el texto, situado siempre en los contextos particulares que nos desafían a iluminarlos.

En segundo lugar me parece importante retomar la “ecología integral“, en palabras del Obispo de Roma, Francisco, que nos remiten al Buen vivir o vivir bien, como decían algunas panelistas, la casa común, el significado de la tierra que habitamos y las raíces que los pueblos originarios nos aportan y nos ayudan a constituir de nuevo nuestra identidad, libre de colonialismos que nos alienaron de nuestro centro más auténtico. Este aspecto remite a movernos del antropocentrismo a un centro -menos centro- y más de comunión, reciprocidad, interacción, no solo con las demás personas sino con toda la creación. Realidad que también nos permite establecer diálogos interdisciplinares, cediendo la hegemonía de los discursos únicos para asumir la responsabilidad compartida donde todos hemos de estar presentes. Muy interesante reconocer que el cuidado de la casa común no puede estar ajena a la experiencia de fe y que, desde la institución eclesial, sin haber sido uno de los primeros que entran en este discurso, por lo menos con la Laudato Si, parece que llegamos a preocuparnos de esta realidad, antes de que sea demasiado tarde. El desafío será no perder este impulso y establecer efectivamente un diálogo con los otros, asumiendo toda la responsabilidad que implica. También este horizonte nos invita a cambiar la lógica del dominio y la explotación por la del cuidado y la comunión.

En tercer lugar, la perspectiva de la encarnación del Hijo de Dios. Muy iluminadora la reflexión sobre la kenosis porque ese vaciamiento de Jesús expresado en el himno de la Carta a los Filipenses, nos invita a tomar en serio la encarnación con todas las consecuencias, asumir la historia como ella es, a la manera que lo hizo el Dios revelado en Jesús, no desde el poder sino desde el servicio, transformando desde dentro y desde abajo, y no desde el dominio y los poderes extraordinarios. Recuperar al Jesús del reino, solidario con su tiempo, el que supo incluir a todos los excluidos de su momento histórico. Sobre este tema es importante anotar la necesidad de reflexionar desde la teología feminista para que esas categorías centrales de nuestra fe, sean revisadas en su interpretación tradicional que casi siempre ha supuesto una carga para las mujeres, invitándolas más a la acción en un segundo plano, al apoyo callado y sacrificado en un segundo lugar, sin despertar un verdadero protagonismo y liderazgo, tan necesario de que sea ejercido por varones y mujeres. Tomar en serio la encarnación del Hijo de Dios, ha de suponer a todos pero, también a las mujeres, salir de la pasividad y asumir un protagonismo histórico, que nos haga vivir con más responsabilidad la historia hemos de construir a diario.

En cuarto lugar, la necesidad no sólo de deconstruir sino también de construir y que en este congreso se ha denominado “abrir espacios”. ¿Cómo abrir espacios de paz? ¿Cómo pensarlos y discernirlos? ¿Cómo impulsarlos? Todo esto es el desafío de una teología que quiere recuperar los espacios que ya han abierto tantas mujeres en su vida diaria, en su práctica concreta, en las respuestas a las necesidades que han vivido, como se ha podido constatar en las experiencias de las mujeres, pero que han de ser enriquecidos con la experiencia de fe que nos convoca. El afirmar que Jesucristo es príncipe de la paz, no es una frase slogan, sino una realidad para hacerla posible, El cristianismo tiene mucho que aportar a la paz. Lo primero, la conciencia de que la paz es don de Dios pero también esfuerzo nuestro. Hemos de recibir su gracia para transformarnos pero hemos de concretarla en los desafíos que enfrentamos. Supone la justicia y, como se ha dicho en todos los procesos de paz que se han impulsado en los países en conflicto, una paz con verdad, justicia y reparación, la verdad de Dios que ve el corazón humano, la justicia divina que se inclina por los más débiles, la reparación que hace posible una resurrección allí donde reinaba la muerte, un ponerse en pie los encorvados de la historia, una curación de todos los males que nos aquejan.

La cuota que puede aportar el cristianismo a la construcción de espacios de paz, está dada por la bienaventuranza que hemos invocado en el congreso, “Bienaventurados los que trabajan por la paz, porque serán llamados hijos de Dios” (Mt 5, 9). Una paz que implica una actitud profética por todo lo anterior que  hemos señalado, de que la paz no es ausencia de guerra sino compromiso con la justicia, la equidad, la inclusión, la vida digna de todos y todas.

  1. Perspectivas futuras (actuar)

El congreso no termina con estas palabras y reflexiones. Viene la tercera parte del método, el actuar, que es lo que nos corresponde a todas/os los que hemos participado. Leer los signos de los tiempos, impulsar la vida de las mujeres, porque no es gratuito un congreso llamado de “teólogas”, con temas explícitamente relacionados con las mujeres. La sociedad patriarcal, kyriarcal, clerical, androcéntrica es una realidad que condiciona la vida de las mujeres y necesita de un cambio urgente y profundo. Es necesario relatar la vida de las mujeres, sus biografías, sus experiencias, pero liberándolas de los marcos esencialistas y patriarcales, para que esas vidas no tengan, ellas “solas”, la responsabilidad de construir la paz, la familia, la sociedad, la creación, etc, porque eso es tarea de todos y todas. Por el contrario, que puedan desplegar todas sus potencialidades, -tantas veces negadas, no valoradas, sin protagonismo- en unión y reciprocidad con los varones.

La teología hecha por mujeres sigue con el desafío inmenso de visibilizarse y, por supuesto, de crecer en la calidad y cantidad de su voz profética, contextual, liberadora, comprometida con el mundo que se nos confía, con la creación que compartimos, en el horizonte de relaciones genéricas que nos permitan la dignidad plena y la equidad justa de todos y todas.

 

http://amerindiaenlared.org/biblioteca/8707/2-congreso-de-teologas-latinoamericanas-y-alemanas–relatoria-final-y-perspectivas-futuristas

IGLESIA METODISTA: La Rev Cynthia Meyer se acerca a juicio en su Iglesia.


El Rev. Cynthia Meyer (segundo desde la derecha) recibe un abrazo y buenos deseos de los seguidores después de una reunión con el Obispo metodista unido a Scott Jones 28 de marzo en Wichita, Kansas. Meyer se enfrenta a cargos disciplinarios de la iglesia después de que ella anunció que estaba en una "relación de compromiso" con otra mujer.

Foto por Todd Seifert

El Rev. Cynthia Meyer (segundo desde la derecha) recibe un abrazo y buenos deseos de los seguidores después de una reunión con el Obispo metodista unido a Scott Jones 28 de marzo en Wichita, Kansas. Meyer se enfrenta a cargos disciplinarios de la iglesia después de que ella anunció que estaba en una “relación de compromiso” con otra mujer.

Pastora lesbiana se acerca a juicio de la iglesia

Por Kathy L. Gilbert y Heather Hahn
de abril de 5, el año 2016 | (UMNS)

El Rev. Cynthia Meyer dio un paso más cerca de un ensayo de la iglesia después de que ella y el Obispo de Scott Jones no pudo ponerse de acuerdo sobre una solución justa a la queja de que ella es un homosexual “auto-declarado, practicando”.

Una de las opciones del obispo Gran Conferencia Llanuras ofrecido Meyer fue que Edgerton IMU, donde ella es ahora pastor, podría separarse de la denominación y retener Meyer como pastor en una nueva denominación.

Meyer rechazó esa elección.

“Me pareció que era una petición sorprendente y decepcionante. Que él querría que quienes están en desacuerdo con la posición oficial de la iglesia para dejar simplemente la denominación era preocupante “, dijo Meyers UMNS.

“Ciertamente, en ese momento yo sabía que no era nada de lo que de buena gana aceptar o firmar.No me parece que sea justo “.

También rechazó una propuesta para retrasar el procedimiento hasta después de las 2016 de la Asociación General votos en las peticiones de sexualidad humana durante la conferencia Internacional, mayo 10-20 en Portland, Oregón.

Los delegados considerarán más de 70 propuestas sobre si se debe confirmar o reescribir la comprensión bíblica de la denominación de la sexualidad humana.

El Libro de Disciplina , el libro de la denominación de la política y las enseñanzas, desde 1972 ha proclamado que todos los individuos son de valor sagrado pero la práctica de la homosexualidad “es incompatible con la enseñanza cristiana”.

listas de abogados Iglesia siendo un miembro del clero homosexual “auto-declarado practicar” y oficiar uniones del mismo sexo entre los delitos imputables de la denominación.

Sólo Conferencia General puede cambiar estas políticas de la iglesia .

“Mientras que muchas personas dentro de la Iglesia Metodista Unida no están de acuerdo con la regla que dice que las personas que se auto-declarado, la práctica de los homosexuales no pueden ser ordenados y no podrán ser nombrados como pastores, la norma vigente en la actualidad”, dijo el obispo Jones. “Rev . Sermón de Meyer llevó a la respuesta de supervisión, el intento de encontrar “un acuerdo sobre un solo de resolución y esta referencia a un abogado Iglesia, tal como se describe en el Libro de Disciplina.

Jones ha remitido la denuncia al Rev. David Bell como el abogado de la iglesia. El consejo es responsable de la compilación de materiales pertinentes en el caso y que actúa como una especie de fiscal iglesia.

Meyer dijo a su congregación en Edgerton IMU de un 3 de enero sermón que ella es una mujer que ama y comparte mi vida con otra mujer.” Meyer ha servido desde julio como pastor de esta iglesia semi-rural, unas 40 millas de Kansas City, Kansas.

En sus consideraciones para una resolución justa ella dijo que quería “seguir sirviendo fielmente como, nombrado anciano ordenado en la Iglesia Metodista Unida.”

Ella reconoció que ella está en una relación comprometida con una mujer, pero dijo que cree que el Libro de 2702.1b el apartado de la disciplina viola el “espíritu de Wesleyan fundamental de las Normas Generales, párrafo 104, ‘no hacer daño, hacer el bien, y obedecer las ordenanzas de Dios.'”

Que pasa ahora

Después de que el abogado de la iglesia compila los materiales pertinentes y redacta una denuncia judicial, el siguiente paso sería una revisión por una de siete miembros del comité de investigación – tipo de la versión metodista unida de un gran jurado. El comité incluiría cuatro clérigos y tres miembros laicos.

El Libro de Disciplina no tiene ninguna línea de tiempo específico para el trabajo de un abogado o el de la comisión.

El comité puede despedir si los miembros deciden que no hay suficiente evidencia para presentar cargos. Si cinco o más miembros de la comisión de investigación de la recomiendan, el obispo puede suspender a un miembro del clero de todos los derechos del clero en espera del resultado del proceso judicial. Al menos cinco miembros del comité deben votar que Meyer se cargará para un ensayo de proceder.

Si el comité presenta cargos, Jones entonces sería nombrar a un funcionario que preside, un obispo retirado que serviría como un juez.

El Libro de Disciplina dice ensayos deben ser considerados como “un recurso de última instancia.” Bajo la ley de la iglesia, una resolución sin juicio sigue siendo una opción durante todo el proceso.

Mientras tanto, Meyer seguirá sirviendo Edgerton IMU.

Mirando a mayo

Meyer dijo que los próximos desarrollos para su probablemente no sucederá hasta después de la Conferencia General de 2016.

“Estoy contento estaré allí (en la Conferencia General) por parte de ella. Trato de vivir en la esperanza.No sé realmente qué esperar, pero yo siempre tengo la esperanza de la iglesia se moverá hacia adelante con mayor inclusividad, la bienvenida, la atención de todos y la participación de todos en cada aspecto de la vida de la iglesia “.

Meyers dijo que agradece todo el apoyo que ha recibido y espera que la gente hablar sobre este tema.

“Espero que más gente va a hablar de maneras que sean apropiados para ellos. Creo que realmente es vital si queremos avanzar en un espíritu de amor y justicia.

Mientras tanto, Meyer seguirá sirviendo Edgerton IMU.

Obispo Jones pide que la gente “mantienen Rev. Meyer, Edgerton IMU y la Gran Conferencia llanos en sus oraciones.”

Gilbert y Hahn son reporteros de noticias multimedia para UMNS. Póngase en contacto con Gilbert al (615) 742-5470 o  newsdesk@umcom.org . Parte de la información para este artículo fue proporcionada por la Conferencia Metodista Unida Grandes Llanuras.

Las neuronas de Dios ¿De quién?


ARGENTINA-

Carlos A. Valle-

Diego Golombek es un conocido biólogo que dirige un laboratorio especializado en cronobiología, profesor de la Universidad de Quilmes, autor de un buen número de obras de su especialidad y conocido por sus creativos ciclos de televisión. Hace un par de años escribió un libro con el llamativo título: “Las neuronas de Dios” que ha venido siendo reeditado motivó este tardío comentario.

Llama la atención que el vocablo “dios” impregna todo el texto y cada uno de los cinco capítulos en que está dividido el libro. Pero, hacía el final insiste que su obra “no trata sobre la existencia de Dios. Ni siquiera sobre Dios”. Su argumentación es que “no son preguntas científicas” y que “ni siquiera son interesantes desde el punto de vista que perseguimos”. (203) La abundancia de referencias  a Dios y posterior negación lleva a presumir interés editorial publicitario.

Hay que concordar mayormente con Golombek que la confrontación ciencia y religión es una “coexistencia finalmente imposible- ya que las bases de una y otra son “disonantes, irreconciliables, el agua y el aceite, tan alejadas entre sí como pueden estarlo la fe y la razón.” (10) Esta última mención resigna toda reflexión racional sobre la divinidad como imposible, lo cual deja asumir a la ciencia toda la autoridad sobre lo verdadero. En la cultura de los pueblos originarios  se desarrolla el respeto de la naturaleza, que no se llega a partir de elaboraciones científicas, sino que se va manifestando en la convivencia con la naturaleza. Este fuerte elemento externo al ser humano que tiene una incidencia significativa  sobre la comprensión del mundo requiere ser tomado en cuenta.

Hace muchos años Rudolf Otto pensaba que la esencia de la consciencia religiosa tenía que ver con el temor reverencial ante aquello  que siendo desconocido al mismo tiempo sobrecoge y atrae en forma casi irresistible. Este planteo deja la puerta abierta para evitar caer en caminos puramente racionales sin dar lugar a la consideración de aspectos no racionales (¿emocionales?) del ser porque es allí donde la sabiduría de los pueblos originarios se refleja.

Golombek, procurando evitar controvertidas comprensiones de la religión, traza una serie de caminos de indagación centrados en procesos de la actividad del cerebro donde supone vive Dios (17) y  que mayormente se resuelve con posturas “puede” o “no puede ser”. Las argumentaciones están matizadas por una redacción que, por momentos, utiliza un  lenguaje corriente y en, otros, parece necesitar reforzarla con una marcada mención de lenguaje técnico.

Este proceso está basado en su concepción de que es el cerebro el que construye la realidad y lo sobrenatural es, entonces, “un subproducto de esa construcción.” (47) Añade, posteriormente que la “creencia en lo sobrenatural está en el origen del sentimiento religioso…” (133). Los reiterados procesos que se suceden en el interior de nuestro cerebro naturalmente o por la intervención de estímulos químicos de todo tipo, le permite describir efectos que provocan exaltaciones que semejan actitudes místicas, y otras expresiones relacionadas con manifestaciones de tipo religioso.

Es un hecho que, en todo proceso de desarrollo humano cuyo análisis se plantea en relación con la actividad cerebral, Golomek reconoce que hay que considerar un elemento que se manifiesta en la tradición cultural y  religiosa que todo ser humano recibe provocando una variada influencia en la vida de las personas. No obstante, reitera su concepción de que bien puede tratarse de una cuestión genética, a partir de la cual entiende que se  abre un camino a explorar desde ese punto de vista para una indagación el funcionamiento del cerebro y su reacción a diversos estimulos artificiales. En este planteo de un origen  genético inherente al ser humano, Golombek argumenta que, por ejemplo, le da pie para entender que su ser judío, que proviene de sus ancestros, debería poder remontarse hasta las raíces históricas del pueblo de Israel.  Se puede considerar este planteo con cierta simpatía sin desconocer que conlleva el peligro de tornarse en una exclusiva trasmisión genética muy particular que cuesta justificar si se tiene en cuenta la necesidad de reconocer los procesos genéticos sufridos por la humanidad desde tiempos inmemoriales (144-147).

Se tiene la impresión de que Golombek transita un territorio donde es posible hacer planteos de todo tipo y sacar conclusiones equivocadas o cuestionables. El tema religión y el concepto acerca de dios tiene una diversidad de comprensiones que han permitido ser utilizados para asumir muchas interpretaciones contradictorias. Las religiones oficiales siempre han considerado que su interpretación es la única válida. Pero la historia de la humanidad está plagada de muy diversas y contradictorias concepciones de dios o de los dioses, sus poderes, la vida y la muerte, del universo su comienzo y su fin, y mucho más.

En general sus argumentaciones tienen su base en investigaciones, mayormente de organismos estadounidenses que hacen análisis parciales y que el autor recoge, pero generalmente sin concordar con sus conclusiones, lo cual es razonable. El problema se presenta más bien porque hay buenos tramos del libro que zigzaguean definiciones, no tanto propias de un científico que propone la duda metódica sino de quien se cuida de no malquistarse con sus lectores.  Por eso, quizás, en su último capítulo intenta comprender la experiencia comunitaria y emocional como una expresión genuina del ser humano. Golombek tiene la capacidad de seducirnos con su versación profesional, a la vez que va dejando, una y otra vez en claro, lo provisorio de sus afirmaciones. La atracción que pueda suscitar su propuesta siempre entra en el terreno de lo hipotético con un frágil asidero en lo real. Lo cierto es que, bienvenidas las búsquedas, porque el ser humano tiene que seguir adentrándose en el camino del misterio de la vida.

http://alc-noticias.net/es/2016/04/06/las-neuronas-de-dios-de-quien/

ARGENTINA:Encuentro en Buenos Aires para la conformación de una Mesa de Víctimas por la paz en Colombia


desplazados_colombia

ARGENTINA-

Con el fin de promover la conformación de una mesa que acompañe a las víctimas del conflicto armado colombiano que se encuentran en Argentina en condición de refugiados, CAREF y MECoPa -con el apoyo de Pan para el Mundo- realizaron, el pasado 31 de marzo, un encuentro con organizaciones de la sociedad civil e iglesias que trabajan en la promoción y protección de los derechos humanos.

Participaron del encuentro representantes de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH), H.I.J.O.S. CABA, Centro Nueva Tierra, Pan para el Mundo, Liga Argentina por los Derechos del Hombre, Universidad Nacional de Lanús, Equipo Argentina de Trabajo e Investigación Psicosocial (EATIP), Consejo Mundial de Iglesias (CMI), Fundación Comisión Católica Argentina de Migraciones, Memoria Abierta y Asociación Americana de Juristas en Argentina.

Durante la reunión, los/as responsables de las organizaciones convocantes explicaron la situación normativa de Colombia. Expresaron que una de las mayores limitaciones que presenta la Ley de víctimas y restitución de tierras (1448/2011) es la propia definición de víctima al excluir en su categorización a las personas que sufrieron graves violaciones a los DDHH y al Derecho Internacional Humanitario (DIH) si se sospecha o se prueba que tienen vinculación con “grupos armados al margen de la ley”. En esta restricción, también quedan afuera del reconocimiento sus familias y quienes han sido víctimas de la “delincuencia común”. Esta disposición genera que los crímenes de Estado y el accionar de los grupos paramilitares denominados “bandas criminales” queden en la impunidad.

Sin embargo, detallaron que pese a las concepciones restrictivas de las normas vigentes y a las limitaciones institucionales para la atención y registro de víctimas de graves violaciones a los Derechos Humanos y al Derecho Internacional Humanitario, el Estado colombiano ha reconocido desde 1985 a la fecha a más de 7 millones 600 mil personas en condición de víctimas.

Sobre el final, comentaron que en el marco del proceso de diálogo instalado desde 2012 entre el gobierno colombiano y las FARC – EP, en 2015 se logró elaborar un borrador conjunto sobre el tema de víctimas que daría origen al Sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y No Repetición. Los principios y mecanismos propuestos resolverían las deficiencias estructurales de la actual normativa y abrirían un amplio espacio de participación de las víctimas y las organizaciones de Derechos y Humanos.

Durante todo el encuentro, los y las participantes manifestaron su voluntad de respaldar el proceso de paz y acordaron abrir escenarios de intercambio de experiencias sobre los recorridos de la región y el rol de las organizaciones DDHH en la búsqueda de la verdad, la justicia y la reparación, visibilizar las vulneraciones a los DDHH y el DIH que se siguen cometiendo hoy en Colombia.

http://alc-noticias.net/es/2016/04/08/encuentro-en-buenos-aires-para-la-conformacion-de-una-mesa-de-victimas-por-la-paz-en-colombia/

Congo: el país de los cien seminarios


Viernes 8 Abr 2016 | 10:56 am

Kinshasa (Congo) (AICA): Desde que llegaron los primeros misioneros, los Padres Blancos, La Iglesia en la República Democrática del Congo creció mucho. Hoy es el país africano con el mayor número de católicos, nada menos que 41 millones, y también, en proporción al crecimiento de la Iglesia, el que tiene mayor número de seminaristas y seminarios. Son 25, los seminarios mayores, con 1.600 seminaristas cercanos a su ordenación, y 35 los seminarios propedéuticos y después están muchos seminarios menores, más los chicos que se preparan en sus propias parroquias, como en una especie de “seminario de campaña”, antes de dar el paso a un seminario propedéutico. Se puede decir que es el país de los “cien seminarios”.

Desde que llegaron los primeros misioneros, los Padres Blancos, La Iglesia en la República Democrática del Congo creció mucho. Hoy es el país africano con el mayor número de católicos, nada menos que 41 millones, y también, en proporción al crecimiento de la Iglesia, el que tiene mayor número de seminaristas y seminarios.

Son 25, los seminarios mayores, con 1.600 seminaristas cercanos a su ordenación, y 35 los seminarios propedéuticos y después están muchos seminarios menores, más los chicos que se preparan en sus propias parroquias, como en una especie de “seminario de campaña”, antes de dar el paso a un seminario propedéutico. Se puede decir que es el país de los “cien seminarios”.

Estos seminarios y nuevas vocaciones sacerdotales necesitan apoyo económico y sostenimiento por parte de la Iglesia universal. La Obra de San Pedro Apóstol es el organismo que sensibiliza al pueblo cristiano sobre la importancia de las vocaciones sacerdotales y religiosas surgidas en las Iglesias jóvenes; también, sobre la necesidad de velar por ellas —mediante becas y sosteniendo seminarios y centros de formación— para que puedan disponer de los recursos materiales sin los cuales no podrían seguir adelante.

Como parte de las Obras Misionales Pontificias, la Obra de San Pedro Apóstol encauza la generosidad de los fieles de todo el mundo para que “ninguna vocación se pierda por falta de medios”. Sobre todo, si son tan necesarias como en este país donde cada año hay medio millón de bautismos, doscientos mil de ellos de adultos.+

El miedo ronda la comuna 13 de Medellín. Por: Natalia María Arroyave Velásquez


La gente tiene que pagar “vacuna” de hasta $25.000 diarios a bandas criminales
 | octubre 08, 2014
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
noticias24.com
Mientras en La Habana, Cuba, se busca firmar el tratado de paz, ¿sabe usted qué está pasando en su cuidad?
Hace algunas semanas el país se está preparando para la firma del tratado de paz. Varias empresas se han unido a la campaña Soy Capaz, con el fin de demostrarle a la sociedad que son capaces de hacer por la paz de nuestro país; prueba de ello fue la alianza entre Caracol y RCN televisión, las emisoras, equipos de futbol y almacenes de cadena; añadiendo a esto la multitudinaria participación de usuarios de Twitter y Facebook con el hashtag #SoyCapaz.
Pero mientras el Presidente de la República, Juan Manuel Santos, ante los medios y la ONU asegura que estamos a menos de seis meses de lograr la paz en nuestro país, en la Comuna 13 la situación no es alentadora.
Don Hernando, conductor de bus, Sara, ama de casa y doña Irma, dueña de una tienda, se levantan todos los días con la certeza de que deberán sacar un poco de su salario para pagar la llamada “vacuna”. Todos los miércoles, desde muy temprano, suena el timbre de la casa de Sara, quien sabe que al abrir su puerta encontrará al mismo hombre con la frase “¿va a colaborar con la seguridad del barrio?”, ella sabe que su respuesta siempre debe ser afirmativa, así que se dispone a sacar $2.000 de su billetera, y tiene claro que de lo contrario ese mismo hombre se encargará de saquear su casa y posiblemente acabar con la vida de sus familiares.
Don Hernando, al acabar con el recorrido de su ruta a las 8:00 p.m., se dispone a parar en la misma esquina, donde al parecer por obra y gracia, siempre está parado alguien a quien de su ganancia le debe entregar $25.000, que en el mercado de su casa jamás serían de más.
El caso de doña Irma no es muy diferente, al anochecer cada tres días, una mujer se acerca, y sin pronunciar palabra alguna extiende su mano, señal que la dueña del negocio entiende por entregar $8.000, a cambio de que en su tienda jamás roben. No son solo don Hernando, Sara y doña Irma; son todos los habitantes de la comuna 13, que saben que su seguridad no depende del Estado Colombiano. Su bienestar hoy se encuentra en manos de un grupo de jóvenes armados, que a pesar de su ilegalidad y el cobro de un “impuesto” que no está regido por alguna ley, se ha ganado la legitimidad de esta comunidad, la misma que hoy reclama ¿cuál paz?
http://www.las2orillas.co/el-miedo-ronda-la-comuna-13-de-medellin/

Respuesta de Bridget María: Carta a Francisco


Carta de Francisco “,” la alegría del amor “Afirma primacía de la conciencia pero no ofrece cambios en la enseñanza Iglesia

“La alegría del amor”


Mientras la Carta de Francisco “sobre” la alegría del amor “afirma primacía de la conciencia sobre las leyes de la iglesia sobre el divorcio, nuevo matrimonio y la anticoncepción, que no apoya la igualdad de matrimonio para LGBTQ.

 Saliendo de sus predecesores, Francisco no culpa al feminismo de la crisis en el la familia y, además, condena la violencia verbal, física y sexual contra las mujeres.

 Mientras Francisco expresa un enfoque más pastoral que no cambia las reglas de la iglesia. Un ejemplo, la prohibición de control de la natalidad artificial sigue siendo, pero no se menciona en la carta. 

Doy la bienvenida a Francisco a su afirmación de la primacía de la conciencia. Este enfoque proporciona una puerta trasera para la divorciados casados ​​de nuevo a caminar por que les permitirá recibir sacramentos. Sin embargo, sí católicos medias sin anulaciones tendrán que buscar la orientación de sus sacerdotes antes de que puedan volver a los sacramentos. Si bien esta política conocida como “foro interno” es una mejora, que no permite los

divorciados casados ​​de nuevo para recibir la comunión sin una conversación con su cura.

 No es capaz de reflejar el infinito amor y la compasión de Dios que abraza todas las familias independientemente de su estado. El resultado final es “lo que haría Jesús para ayudar a todas las parejas y las familias para celebrar la alegría del amor?” Iba a abrir la tabla y cambiar las reglas? 

La Asociación de Mujeres Sacerdotes católicos romanos afirma la igualdad espiritual de todos los bautizados y da la bienvenida a todos a recibir la Eucaristía y los demás sacramentos en nuestras comunidades de fe. No hay excepciones!
CIUDAD DEL VATICANO – Francisco dijo el viernes que los católicos deberían mirar a su propia conciencia en lugar de confiar exclusivamente en reglas de la iglesia para negociar las complejidades de las relaciones sexuales, el matrimonio y la vida familiar, exigiendo el énfasis turno de la iglesia de la doctrina a merced para enfrentar algunos de los temas más espinosos frente a los fieles.
En un documento de la iglesia principal titulado “La alegría del amor,” Francisco hizo ningún cambio explícito en la doctrina de la iglesia y confirmó enseñanza de la Iglesia sobre el enlace de por vida del matrimonio entre un hombre y una mujer …
Mientras Francis cita con frecuencia Juan Pablo, cuyo papado se caracterizó por una línea dura insistencia en la doctrina y la moral sexual, lo hizo de manera selectiva. Francis referencia a ciertas partes de 1981 de Juan Pablo “Familius consortio,” el documento del Vaticano de guía en la vida familiar hasta el viernes, pero se omite cualquier referencia a su punto más polémico 84, que prohíbe explícitamente los sacramentos para los divorciados y vueltos a casar civilmente.
De hecho, Francis fue más allá de la mera omisión y rechazada de manera efectiva la sugerencia de Juan Pablo en ese documento para las personas en las segundas uniones civiles para vivir como hermano y hermana, la abstinencia sexual por lo que todavía pueden recibir los sacramentos. En una nota al pie, Francis dijo que muchas personas ofrecen una solución de este tipo por la iglesia “señalan que si ciertas expresiones de intimidad carecen a menudo sucede que se pone en peligro la fidelidad y el bien de los niños sufren.”
Del mismo modo, al hablar de la necesidad de “paternidad responsable” y regular el número de hijos, Francisco hizo ninguna mención de la oposición de la Iglesia a la anticoncepción artificial. Él rechazó de plano el aborto como “horrible” y citó la encíclica de 1968 “Humanae Vitae”, que se ocupa de la cuestión.
Pero Francisco no hizo mención de los “métodos de control de natalidad ilegítima” citadas y rechazados en la “Humanae Vitae”. En su lugar, se centró en la necesidad de que las parejas en su conciencia para tomar decisiones responsables sobre el número de hijos.
Francisco hizo una sola referencia al método de planificación familiar de la iglesia-sancionado de abstenerse de tener relaciones sexuales durante el período fértil de la mujer. Sólo dijo que estas prácticas han de ser “promovido” – se prohíbe que otros métodos no – y ha insistido en la necesidad de que los niños reciban educación sexual, 
Francis condenado extensamente los “verbal, violencia física y sexual” muchas mujeres sufren en los matrimonios. Rechazó su “sumisión sexual” a los hombres y la práctica “reprobable” de la mutilación genital femenina. Y dijo que la creencia de que el feminismo era el culpable de la crisis en las familias de hoy es completamente válido “.

Anteriores Entradas antiguas

A %d blogueros les gusta esto: