Las Ideas de las Mujeres NO Son Gratis: Vanessa Rivera de la Fuente


AP3370

Hace tiempo que no escribía en este blog. Bueno, una seis semanas. Pero no ha sido flojera, sino apasionamiento.

Desde fines de febrero y hasta fines de Abril inclusive, me he ocupado en lo que amo hacer en el mundo 1.0: Educación popular en Género y el Mentoring de Mujeres Líderes. En efecto, en Marzo y gracias al apoyo de la Oficina Municipal de la Mujer de mi ciudad, capacité a un grupo de maravillosas mujeres dirigentas sociales en Género, Poder y Liderazgo.

En el mismo tono, pero a través de las Tecnologías de la Información, desde mediados de febrero y hasta fines de abril, he sido mentora en el Programa “Voices of Our Future” de World Pulse, cuyo objetivo es empoderar a lideresas del sur global en las TIC y Comunicación para el Cambio Social. Ha sido mi segundo año con esta iniciativa y he tenido una grata experiencia como mentora de Emily Mikki, una joven madre de Camerún cuyo activismo se centra en la promoción de la educación para la no violencia y el desarrollo sostenible.

En cierto modo, me he dedicado a compartir conocimiento. Este post trata de esto: De cómo las mujeres nos relacionamos con el conocimiento, tanto con el que producimos como aquél que producen otras. Una de las decepciones que tengo respecto a los feminismos y las feministas tiene que ver con la promoción, validación y refuerzo de prácticas altamente patriarcales, las cuales no se cuestionan, tal vez convenientemente, o quizás, porque están tan naturalizadas que no las alcanza la crítica de género. He mencionado algunas de ellas aquí. Otra tiene que ver con las ideas y el conocimiento.

Sabemos que el patriarcado tiene por costumbre apropiarse de las ideas de las mujeres y presentarlas como propias. Gracias a la revisión histórica feminista, hemos conocido a las verdaderas inventoras detrás de muchas innovaciones que atribuíamos a creadores masculinos. Es más, comprobando la premisa que “Anónimo es Mujer”, nos hemos enterado de una lista de inventos que fueron posibles gracias a las ideas de alguna mujer invisibilizada, no citada, no mencionada porque, al fin y al cabo “Era no más una mujer”.

El mandato patriarcal dice que buscar reconocimiento no es de “Buenas Mujeres”, sino ser discretas y actuar con un espíritu generoso; que ser visible es vanidad y la veta creativa es para desarrollarla en un Hobbie. No importa si somos anónimas, porque lo relevante es el beneficio que esto tendrá en la sociedad … y así, un largo etcétera de bonito estiércol, para que aprendamos a no dar valor a nuestros talentos y sus expresiones.

El patriarcado explota el conocimiento de las mujeres con esta retórica:“Las ideas no pertenecen a nadie”. Pero esto es una media verdad, de hecho, es una mentira. Las ideas si tienen dueñx, lo que pasa es que a las mujeres se nos ha negado el derecho a reclamar propiedad sobre ellas y se nos ha socializado para renunciar a dicho reclamo por miedo a ser acusadas de “egocéntricas buscando figurar”.

Si ya esto es indignante, cuando se reproduce en los feminismos o en espacios cuyo objetivo es empoderar a las mujeres, resulta totalmente violento. He escuchado a muchas compañeras quejarse de la depredación y abuso que las feministas de élite, las tecnócratas de género y las oportunistas varias hacen de su conocimiento y habilidades. Por ejemplo:

Activistas que son requeridas por estudiantes de Doctorado para que compartan sus experiencias, contactos, referencias y saber adquirido en la práctica, el cual luego es presentado como “Resultado de una investigación” en la cual sus nombres no figuran para nada. Lo peor, cuando estas activistas requieren la colaboración de las antes “solidarias y dispuestas” investigadoras, estas se encuentran muy ocupadas con sus tesis y candidaturas a becas.

Otro caso es el de las educadoras o trabajadoras sociales a las cuales se les paga por hacer un taller y se les pide crear material de apoyo que no lleva su nombre y parece haber sido preparado por “Anónimo” o por la entidad auspiciante. Son las personas las que producen conocimiento. Por experiencia, les digo que si su nombre se borra del Manual es seguro que alguien más lo usará como creación suya.

Bozal 2

Para qué hablar de las innumerables veces en que una bloguera o articulista copia de otro blog sin citar ni referir el vinculo a la fuente de la publicación. Por ejemplo, en este link figuraba un articulo publicado que es de mi autoría llamado “Sororidad, la Conquista Esencial”. El articulo fue  modificado sin mi autorización. Al final, de manera casi invisible, se mencionaba que el texto ha sido tomado de este blog. El original escrito por mi en el año 2012 está en este enlace.

La reacción patriarcal es castigar a la que reclama y ofenderse: “Que mala feminista, sólo busca ser famosa”; “Es que acaso no agradece que le hagamos difusión?”; “Pero que ganas de joder! Si es sólo un articulo”; “Oye, pero te damos trabajo”;”No te cito más, ya que te quejas”.

Bozal 3

Yo me pregunto ¿Para qué hablar tanto de empoderar a las mujeres, si hay resistencia a nombrarlas? ¿Para que hablar de dar voz a las mujeres si van a permanecer anónimas o minimizadas? La que no se nombra no existe: ¿Si nos gustan las ideas, porqué no nos gusta acreditar a las compañeras que las piensan?¿Sería igual con Isabel Allende, Marta Lamas o Marcela Lagarde? ¿Sería igual con un escritor? ¿Con una tesis? ¿Se respetan las ideas según los privilegios de quienes las piensan?

Cuando nos apropiamos del trabajo intelectual de las compañeras o perpetuamos la máxima de que “Anónimo es Mujer”, sobre todo si estas compañeras no están en la élite mercantil de la producción intelectual (Academia, editoriales grandes, puestos directivos, medios de comunicación, etc.) fortalecemos al patriarcado respecto al conocimiento producido por mujeres, así como la idea de la mujer como artefacto. Sólo las personas tienen derecho a la individualidad, a un nombre y a ser nombradas; los objetos son seriados, genéricos. La solución no es enojarse ni dejar de difundir, sino cuestionar los mecanismos de poder e invisibilización que reproducimos.

Para cambiar la dinámica, las académicas bien podrían añadir en sus investigaciones, un anexo con la lista detallada de las activistas, dirigentas sociales y defensoras que han aportado al estudio, en donde figuren sus nombres, lo que hacen y como contactarlas. O crear instancias para que aquellas puedan hablar por su mismas en espacios académicos. Las tecnócratas de género, podrían reconocer el derecho de las profesionales a suscribir su propio trabajo intelectual porque las Municipalidades, Los Ministerios y los Institutos no producen material de capacitación o difusión. Para las blogueras es mucho más fácil: Está la opción Pingback. 

Las ideas de las mujeres no son gratis. La democratización del conocimiento no puede pasar por encima de las mujeres. Hay esfuerzo, dedicación y energía puesta en el trabajo intelectual y/o creativo. Esto merece ser reconocido. No es algo menor; el patriarcado se desmantela en las pequeñas cosas, porque es la micro reproducción de la opresión lo que sostiene una red mayor de explotación.

Los feminismos son una praxis si no, son mera propaganda. La transformación del mundo social comienza con instalar el feminismo como una contra-cultura y una practica cotidiana. En el intento vamos a equivocarnos, retroceder, dar pasos en falso, pero no hay que dejar de intentar. De nada vale leerse todas las teorías ni citar de memoria a tantas autoras si cuando tenemos que actuar, no elegimos un actuar anti-patriarcal que refleje nuestra opción política por las mujeres.

Siempre, sin dudar, reclamemos nuestro derecho a ser nombradas. No es egoísmo ni excesiva ambición. Vivimos en una civilización misógina, organizada para borrarnos del mapa: Visibilizarnos unas a otras es una forma de resistir.

https://vrdelafuente.wordpress.com/2016/04/17/mujeres-y-conocimiento/

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: