“Para saber quiénes somos hay que ir a las raíces egipcias”


Entrevista al director de la misión arqueológica española en Luxor, Francisco José Martín

Virginia Guzmán 22.04.2016 | 01:16

Francisco José Martín

Francisco José Martín Álex Zea

Dice que aún queda mucho por descubrir, pero cree necesario que haya más ayudas para estas iniciativas. «Seguimos viviendo con esquemas antropológicos, culturales, religiosos que pertenecen al Egipto antiguo», asegura.

Francisco José Martín, director del Instituto de Estudios del Antiguo Egipto y responsable de la misión arqueológica española en Luxor, fue protagonista ayer de una charla en La Térmica.

¿Cómo es estar al frente de una excavación en Egipto?
Es un privilegio, porque hay que tener en cuenta que es el paraíso de la arqueología. Y una gran responsabilidad, porque las autoridades egipcias no dan permiso para excavar y tocar los monumentos a cualquiera. Eso es un hecho constatado, y eso unido al prestigio que tiene aparentemente el tema de lo faraónico y el Egipto antiguo hace que nos convirtamos en seres privilegiados que tenemos la responsabilidad de transmitir aquí todo lo que significa tener un proyecto abierto de excavación en una tumba que es la más grande de la necrópolis de Tebas en este momento.

Del antiguo Egipto se conoce mucho, la expedición española ha sacado muchos elementos a la luz, pero ¿queda aún más por descubrir?
Sí, claro. Egipto es un pozo sin fondo. Ahora estamos en un sitio que da información respecto a una serie de periodos cronológicos en la orilla occidental de la antigua ciudad de Tebas. Es bonito ver cómo han ido avanzando las distintas etapas, y en cuanto a los descubrimientos que se han hecho en estos ocho años pues ha habido cosas muy importantes y muy trascendentes, sobre todo desde los últimos tres años a esta parte. Hemos descubierto unas inscripciones que son muy importantes para la historia del Egipto antiguo, de manera que esas páginas de los libros de Egiptología las estamos escribiendo los miembros de este equipo español. Y el año pasado ciertamente encontramos el sarcófago de un sacerdote del dios Amón, y es importante porque encontramos la tumba intacta. El año anterior también encontramos la tumba intacta con el sarcófago de una mujer que era cantora del dios Amón, que pertenecía al clero femenino. Hay grandes hallazgos. Es un sitio que tiene gran calado y tiene gran importancia.

El gran público puede que se quede con Nefertiti o Tutankamón, pero la civilización egipcia es inabarcable, desde el faraón Narmer hasta Cleopatra€
Son más de 3.000 años de historia ininterrumpida, que son muchos más que los de nuestra era. La tumba que estamos estudiando es de la época de Tutankamón; él y Nefertiti vivieron en un periodo determinado con unas circunstancias históricas y da la casualidad de que el antiguo dueño de la tumba, que era un visir, fue una persona que estuvo casi en coetaneidad con estos personajes. Por ejemplo, de Tutankamón se dice que el padre es Ajenatón, pues nosotros hemos descubierto una serie de cosas que nos permiten variar la posibilidad de paternidad para otro rey. Y estamos hablando de un periodo que vio vivir a todos ellos. Los sarcófagos que hemos encontrado son posteriores, pero es porque se estuvo utilizando esta gran tumba del visir 250 años después.

España siempre ha destacado en el campo de la egiptología, pero ¿con la llegada de la crisis han faltado más apoyos?
Rotundamente sí. El proyecto nuestro siempre anda carente de fondos. Sin entrar en detalles, lo que sí que advertimos es una falta de sensibilidad, que no de posibilidades, porque al final todos son cifras. Realmente no es dinero lo que este tipo de iniciativas requiere en comparación con el movimiento de intereses del mundo cultural y sin embargo podría hacer una reversión muy grande a la sociedad en muchas materias. Por ejemplo, estamos aprovechando el proyecto para que gente de Málaga, a través de la Universidad, pueda venir a excavar con nosotros y eso es poner un proyecto al servicio de la sociedad, dando oportunidades a estudiantes o licenciados para que puedan abrir su camino profesional. Esto debería producir una sinergia con la sociedad, con las universidades, con las instituciones privadas que pueden dedicar parte de su dinero a obras culturales o sociales para respaldar estas iniciativas, que revierten siempre en la sociedad, en el prestigio de la ciencia española.

Además de un trabajo muy serio, una excavación debe requerir sacrificio y paciencia, porque no se llega y se descubre algo inmediatamente.
Para que nosotros hayamos llegado a los descubrimientos de los últimos tres años hemos tenido que estar cinco antes quitando tierra y piedras. Y el trabajo es muy sacrificado, madrugamos muchísimo, allí hace calor, las circunstancias del país también son difíciles. Tienes que desarrollar tu trabajo con sacrificio y entrega, esperando nada a cambio y, de vez en cuando, cuando aparece una tumba entera tienes lo que se ha dado en llamar por algún colega el ´subidón de la momia´. En ese momento todo el mundo se vuelve hacia ti, pero para un hallazgo de una tumba entera hay ocho campañas detrás, mucho trabajo, mucho sacrificio.

¿Tienen las generaciones más jóvenes interés en la arqueología?
Existe una enorme demanda social por este tipo de cultura. Y esa es la disfunción que yo noto entre la sociedad real y la sociedad institucional y económica y empresarial. Pero he de decir que en Málaga hay dos empresas que colaboran con nosotros pagando becas a alumnos para que puedan venir. Una de ellas es Esirtu, es un ejemplo que debería cundir en más sitios. Y en Málaga también hacemos cursos en la Térmica. Yo invito a Málaga a que tome conciencia de que este proyecto puede ser malagueño, que quieran brindar ayuda para que la gente de aquí pueda interesarse por la egiptología y la arqueología.

¿Que diría que ha aportado Egipto a nuestra civilización?
A España, que es una cultura occidental de raíz judeo-cristiana y romana, Egipto vino directamente a través del imperio romano y ha transmitido ideas, principios religiosos, y muchas cosas que la gente no sabe a simple vista pero que hacen que nos sintamos tan afines con una cultura tan antigua. Por ejemplo, Susana es un nombre egipcio, significa flor de loto. Las iconografías propias del cristianismo tienen mucho de las iconografías faraónicas antiguas, Isis con Horus, la Virgen con el niño; Santiago Matamoros es el dios Horus acabando con Apofis€ Seguimos viviendo con esquemas antropológicos, culturales, religiosos que pertenecen al Egipto antiguo. Si queremos saber exactamente quiénes somos es imprescindible acudir a las raíces egipcias, porque vamos a identificar muchas cosas nuestras que no entendíamos y quizá probablemente nos permitan ayudar a orientar el norte del futuro.

http://www.laopiniondemalaga.es/sociedad/2016/04/22/hay-raices-egipcias/844290.html

COLOMBIA. GRAMALOTE (N.de Santander) su recuerdo para hoy.


La terrible tragedia del Ecuador, nos recuerda a Gramalote, Armero y
otras de esta geografía.

Registros fotográficos de la tragedia de Gramalote, la población
destruida lentamente por la naturaleza.

Zona de los archivos adjuntos

El nuevo número 265: ¡Una Iglesia sin misoginia”


Escrito por Redaccion de iviva, el 7 de abril, 2016

 

265-00-PORTADA

Ya se puede consultar y leer el último número de la revista IV, coordinado por Teresa Forcades, con el título  “María Magdalena: una Iglesia sin misoginia es posible” . Aquí reproducimos la Presentación que va la principio del número.

La historia y la fuerza simbólica de María Magdalena
En los últimos ciento cincuenta años, han sido descubiertos más de setenta nuevos documentos escritos por las comunidades cristianas de los primeros siglos que contribuyen a cuestionar de forma drástica la imagen tradicional del papel jugado por las mujeres al inicio del cristianismo. La mujer que más destaca en estos escritos no es María de Nazaret, sino María Magdalena. Esto ha dado pie a un sinfín de fabulaciones contemporáneas sobre su figura y sobre su relación con Jesús de Nazaret. La fabulación de más impacto hasta hoy es la de la novela de Dan Brown ‘El código Da Vinci’, que presenta a María Magdalena como compañera sexual de Jesús y madre de una hija suya. Esta fabulación carece de base historiográfica, pero la controversia se mantiene viva porque la visión tradicional de María Magdalena como prostituta penitente tiene la misma consistencia historiográfica que la fabulación de Dan Brown; es decir, ninguna.
Nos encontramos ante una situación peculiar que merece un análisis tranquilo: ningún teólogo o exegeta del pasado y ningún estudioso contemporáneo del cristianismo primitivo ha dudado nunca de la historicidad de María Magdalena ni de su relevancia en las primeras comunidades cristianas, ¿por qué, entonces, han existido y siguen existiendo fluctuaciones tan drásticas acerca de su identidad? En la teología patrística, María Magdalena es la apóstol de los apóstoles, en la teología medieval temprana es la prostituta penitente, en la tardo-medieval es virgen y madre, en el protestantismo desaparece como figura relevante y en la actualidad re-emerge como icono de la feminidad sagrada y como compañera íntima de Jesús. La figura de María Magdalena ha variado a lo largo de los siglos de acuerdo con el papel que las mujeres han desempeñado en la Iglesia y en la sociedad. Tomar conciencia de cuáles han sido estas variaciones es fundamental para no repetir hoy los errores del pasado y para avanzar hacia la igualdad de mujeres y varones en la Iglesia.
En el primero de los Estudios que presentamos, Teresa FORCADES analiza el papel de María Magdalena y el liderazgo de las mujeres en las primeras comunidades cristianas, tal como nos ha llegado a través de los escritos neotestamentarios canónicos y apócrifos. Estos textos atestiguan tanto el liderazgo de las mujeres cristianas como la oposición que dicho liderazgo suscitó de forma sostenida en los siglos I-III y constatan que el liderazgo femenino queda personificado en la figura de María Magdalena, mientras que la oposición a dicho liderazgo se personifica en la figura de Pedro. Forcades sostiene que reconocer este hecho nos permite entrever una realidad mucho más rica, sugerente y compleja por lo que respecta a la convivencia de varones y mujeres en las primeras comunidades cristianas y deslegitima a quienes apelan a la tradición primitiva para negar obtusamente aún hoy en día el acceso de las mujeres a la totalidad de tareas y responsabilidades eclesiales.
El segundo estudio es una traducción del inglés de una de las historiadoras de referencia a nivel internacional por lo que respecta al culto de María Magdalena. Katherine Ludwig JANSEN examina dos aspectos poco estudiados del culto tardo-medieval a la Magdalena: la recuperación de la virginidad y la maternidad. Los frailes dominicos y franciscanos medievales promovieron con sus sermones y vitas el culto a una Magdalena penitente, redimida por el sufrimiento y la reclusión tras una vida disoluta. El culto a la virginidad y la maternidad de la Magdalena, por el contrario, fue el resultado de los deseos y necesidades de las mujeres laicas (matronas) que escuchaban los sermones y leían las vitas. Ellas transformaron a María Magdalena en un alter ego de María de Nazaret y le rindieron culto como un ideal de perfección más acorde con su experiencia vital. Hoy parece ocurrir un fenómeno similar: vuelve María Magdalena a ser invocada con fuerza como ideal de cristiana responsable y libre, capaz de enfrentarse a la misoginia eclesial y de impulsar una teología y una eclesiología de la comunión.
La eclesiología de la comunión es el tema del tercer y último estudio. Neus FORCANO nos propone una nueva conciencia y un nuevo modelo organizativo eclesial que reconozca el liderazgo pleno de las mujeres: ¿en qué se concreta hoy la misoginia eclesial? ¿cuáles son hoy las resistencias a esa misoginia? ¿de qué manera está contribuyendo la actualización de la figura de María Magdalena a superar la misoginia eclesial? ¿de qué manera puede María Magdalena inspirar hoy de forma más plena el liderazgo de las mujeres en la Iglesia?
La Conversación con Carmen BERNABÉ y la Página abierta de Elisabeth SCHÜSSLER FIORENZA, dos pioneras mujeres teólogas, completan el reto que ofrecemos en este número: la urgente y necesaria revisión radical de nuestra comprensión de los orígenes del cristianismo y del papel de las mujeres en él.
En Análisis Sociorreligioso el catedrático Antonio García SANTESMASES reseña cómo cuenta el cardenal Fernando Sebastián la historia reciente de España de la que él fue protagonista destacado. Sobre estas memorias tendremos que volver, pues en varias ocasiones se refiere a sus relaciones con Iglesia Viva. Y Fernando habla siempre con sinceridad, como cuando, en relación con el tema de este número y no sin ingenuidad, llega a decir: No veo con claridad que tengamos que considerar como algo definitivamente cerrado la cuestión de la ordenación sacerdotal de las mujeres (p. 253).
La afirmación anterior de todo un cardenal es fruto del sentido común. Y ese sentido común es el factor mas revolucionario que está manifestando el papa Francisco en sus tres primeros años de pontificado, según cuenta Marisa FORCINA en una revista marxista italiana, de la que hemos entresacado unos párrafos para un Signo de los Tiempos.
En otros Signos, Montserrat ESCRIBANO nos habla de los nuevos horizontes para la teología que se abren con el espectacular avance de las neurociencias, Daniel MARÍ del Encuentro de Taizé en Valencia y Míriam DÍEZ BOSCH presenta el Observatorio Blanquerna de Comunicación, Religión y Cultura. José María MONZÓ, en su habitual crónica de cine, reseña una impactante película chilena, El Club, sobre los sacerdotes condenados por delitos de pederastia.
En Libros, uno verdaderamente extraordinario, Víctimas de la Iglesia que presenta el director de PPC. Sobre las mujeres adultas abusadas espiritual y sexualmente por sacerdotes. Una lacra oculta, más extendida seguramente que la pederastia y que sólo sacándola a la luz podrá ser corregida. Y otro, del veterano exegeta Gonzalo Haya, en la línea de reencontrar el auténtico evangelio de Jesús.
* * *
Con este número iniciamos una nueva etapa.
Queremos llegar a más gente, con un pensamiento crítico pegado a la realidad y una comunicación que intentaremos ir haciendo cada vez más adaptada a las posibilidades y costumbres de las nuevas generaciones.
La revista trimestral Iglesia Viva, nacida hace cincuenta años, como recordábamos en el número anterior, se va a mantener en papel. Pero, bajo el logo general iviva, se ha iniciado ya la plataforma digital en la que aparecerá la revista en su edición digital y un blog interactivo para intercambiar información y opiniones del día a día. Tenemos también en la plataforma toda la riqueza de lo publicado en cincuenta años, que esperamos pueda servir a estudiosos y ser traído al recuerdo a propósito de las cuestiones que hoy se vuelven a plantear.
Para adaptarse a este estilo comunicativo de la nueva etapa, hemos cambiado también el diseño de la revista. Nos ha ayudado precisamente quien hace cincuenta años diseñó la portada del primer número, Maximino Cerezo, que se manifiesta muy esperanzado en esta nueva etapa. Entonces era un joven sacerdote claretiano muy unido al grupo de los fundadores, lo mismo que Pedro Casaldáliga, quien, a su vez, habría sugerido el nombre de “Iglesia Viva”. Maximino, hoy famoso pintor del cristianismo de liberación en todo el mundo, ha conjuntando el diseño inicial con la imagen minimalista que tiene nuestra web. Y le hemos pedido que recuperara el logo “Possumus in veritate”, diseñado por él, que apareció ya en la contraportada del número uno. Será, en la contraportada de cada número, un mensaje de ánimo para seguir adelante en el camino emprendido.
Es deseo del Consejo que vaya adaptándose también a los nuevos tiempos, no solo el diseño sino el estilo de los artículos publicados en la revista: más cortos e incisivos, menos académicos, pero sin perder profundidad de pensamiento crítico bien ceñido a la realidad y al Evangelio de Jesús.
Os invitamos a acompañarnos y a participar en esta aventura.

http://iviva.org/el-nuevo-numero-265-una-iglesia-sin-misoginia/

COLOMBIA: Estado pide perdón por Masacre de Trujillo


Masacre de Trujillo

Fotografía: www.traslacoladelarata.com

Abril 23 – 2016

Por Jorge Luis Galeano

Desde que el país conoció los horrores de la Masacre de Trujillo,al suroccidente colombiano, sus víctimas emprendieron una lucha para que se reconozca la verdadera magnitud de los hechos y la responsabilidad del Estado por su omisión y participación en los mismos. 25 años después, esa lucha da sus primeros frutos pues a las 34 víctimas reconocidas inicialmente, se sumaron recientemente 42 más, tras un acuerdo logrado ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, entre el Gobierno Colombiano y los representantes de las víctimas. Una victoria significativa, pero aún incompleta pues estos últimos reivindican a 342 personas como víctimas de hechos ocurridos entre 1986 y 1994. (Ver informe del Centro Nacional de Memoria Histórica).

En dicho acuerdo, el Estado se compromete a reparar integralmente a 76 víctimas, además se encargará de juzgar y sancionar a los responsables de los hechos, buscar e identificar a los desaparecidos y realizar la entrega digna de los cuerpos. De igual manera, si en la investigación penal que adelanta la Fiscalía, aparecen nuevas víctimas, estas deberán ser reconocidas en el acuerdo entre la Comisión y los representantes de las víctimas.

El Acuerdo es un gran paso para lograr superar las consecuencias dejadas por la violencia. Todo ello se suma al Acto público de hoy, en el que el Estado pide perdón a las víctimas de Trujillo por su participación en los hechos. La actividad se lleva a cabo en el Parque Monumento que se construyó para honrar la memoria de aquéllos asesinados y desaparecidos durante la ola violenta de finales de los años 80 y comienzos de los 90.

Cadáveres desaparecen en Medicina Legal de Medellín


Publicado el: 18 abril, 2016

IMAGEN-16506110-2

IMAGEN TOMADA DE WWW.ELTIEMPO.COM

Redacción Análisis Urbano

Su nombre era Ramón Darío Giraldo Ramírez, se identificaba con la cédula de ciudadanía 70.036.326, y fue reportado como desaparecido el 28 de agosto de 2015; luego de que Medicina Legal de Medellín extraviara su cuerpo. En una práctica que ya es repetida, esta institución recibió a Giraldo, lo identificó, le realizó la necropsia número 1656 y nunca entregó el cuerpo a su familia; el cadáver fue entregado a personas ajenas a los familiares en hechos que la entidad aún no explica.

Al igual que Giraldo, Fabio de Jesús Álvarez Jaramillo también ingresó sin vida a Medicina Legal, también fue identificado, también se le realizó la necropsia esta vez con el número 1556, y también tuvo que ser reportado como desaparecido, el 13 de septiembre de 2015, porque Medicina Legal tampoco entregó el cuerpo a sus familiares. Giraldo y Álvarez son los nuevos cadáveres extraviados en esta institución.

Medicina Legal viene acumulando un prontuario en extravío de cuerpos que aún no cobra la cabeza de ninguna directiva por negligencia. Respecto al cuerpo de Fabio de Jesús Álvarez Jaramillo, funcionarios que trabajan dentro de esta dependencia afirmaron a Análisis Urbano que este caso cuenta con una gravedad: el cadáver habría sido cremado sin autorización y las cenizas se encontrarían dentro de la institución, no conocen la ubicación exacta (dónde las dejaron) y por eso  la institución se niega a dar respuesta a la familia.

¿Qué pasa en la morgue o Medicina Legal de Medellín? Esta no es la primera denuncia ni el primer antecedente de esta seccional. El 18 de julio de 2014, Gildardo Ochoa Arenas también fue desaparecido dentro de Medicina Legal y luego se supo que fue desechado junto a la basura biológica de la institución y posteriormente incinerado.  “Una equivocación”, fue lo que dijo sobre este caso el director del Instituto Nacional de Medicina Legal, Carlos Eduardo Valdés.

Medicina

IMAGEN TOMADA DE NOTICIAS.TELEMEDELLIN.TV

Ya son cuatro los cuerpos extraviados

Ramón Darío Giraldo Ramírez y Fabio de Jesús Álvarez Jaramillo son los casos recientes de desaparición de cadáveres dentro de Medicina Legal en Medellín. Pero en el 2014 se presentaron otros dos casos, el de Gildardo Ochoa Arenas y el de Yamileison Córdoba, de 24 años, extraviado también en julio de ese año.

Gildardo Ochoa Arenas fue hallado el 4 de julio de 2014 en un caño de la finca la Trilogía, en la vereda Dos Santos del municipio de Santa Bárbara.  Ese día se hizo el levantamiento de cadáver de un cuerpo que estaba en alto grado de descomposición y casi “esqueletizado”, así que, aunque había pistas de su identidad, para lograr su plena identificación los restos fueron trasladados desde el hospital local hacia Medicina Legal en Medellín, a donde llegó el 10 de julio según la noticia criminal 34828 de la Fiscalía. Ocho días después el cadáver desapareció de la morgue.

Por este caso, el director Regional Noroccidente de Medicina Legal, Quebin Fabián Mejía, se presentó en Fiscalía para denunciar “el hurto” de los restos ya que aún no sabía que el extravío había obedecido a la incompetencia dentro de la seccional Medellín que tiene a su cargo. Al parecer, Karen Cristina Arango, quien era la coordinadora de Antropología de la seccional –además de esposa del director Quebin Fabián Mejía- se fastidió con el olor de los restos y ordenó trasladarlos a la morgue. Fue entonces que algún asistente los echó en una de las bolsas destinadas a los desechos biológicos y lo trasladó al lugar ordenado, sitió en el que fue confundido e incinerado con el resto de basura biológica.

medicina legal trabajar

IMAGEN TOMADA DE INFODEAYUDA.BLOGSPOT.COM

Este hombre fue asesinado y la investigación quedó casi nula debido a que la identificación plena del cuerpo quedó incompleta y es imposible determinar con pruebas de ADN si se trataba del mismo hombre, Gildardo Ochoa Arenas, quien desapareció de la vereda. La identidad presuntiva fue dada por indicios existentes en la municipalidad de donde venía y por el Informe Especial de Odontología Forense de Karen Cristina Arango, médica perito.

La médica describió: “ausencia total de las estructuras dentales maxilar inferior”, pero durante los ocho días que permaneció el cadáver en la institución nadie le practicó el estudio antropológico completo. Según El Tiempo, a esas conclusiones habría llegado basada en las fotografías que rutinariamente se toman cuando llegan unos restos óseos al instituto para corroborar la identidad. Irónico que unas fotos hayan salvado su trabajo y justo ahora ordenen clausurar del servicio de fotografía en Medicina Legal Medellín.

El otro cuerpo extraviado era de Yamileison Córdoba, quien murió durante los bombardeos del 11 y 12 de julio de 2014 en Vigía del Fuerte, límites entre Antioquia y Chocó,  en un operativo del Ejército contra las Farc, en el que murieron 14 guerrilleros.  Córdoba murió en el operativo y fue señalado por las autoridades como integrante de la guerrilla. Su cuerpo quedó irreconocible debido al bombardeo así que fue trasladado a Medicina Legal para su identificación.

Ninguno de los familiares lo pudo reconocer pero Medicina Legal les entregó un cuerpo que identificaron como Yamileison Córdoba, al que velaron, lloraron y enterraron; días después, la misma institución contactó a la familia:  el cadáver debía ser exhumado para “un protocolo de plena identificación”. Dos cuerpos fueron trocados negligentemente y no se supo a quién enterraron y cuál fue el verdadero destino de Córdoba. Otra “equivocación” tal vez habría dicho el director del Instituto Nacional de Medicina Legal, Carlos Eduardo Valdés, pero este caso no fue tan publicitado.

operacion-vigia-del-fuerte

IMAGEN DEL CAMPAMENTO DE LAS FARC BOMBARDEADO POR LA FUERZA AÉREA, EN VIGIA DEL FUERTE, CHOCÓ. TOMADA DE ELPAÍS.COM.CO

Otras denuncias

Análisis urbano también conoció la inconformidad que existe al interior de Medicina Legal por presuntos malos manejos del director Regional Noroccidente de Medicina Legal, Quebin Fabián Mejía, y del director Seccional Antioquia, German Alberto Cadavid Restrepo. Fuentes dentro de la institución denuncian que en el Área de Patología no sólo desaparecen cadáveres sino que también estarían desapareciendo órganos de los cuerpos y que los directivos conocerían esta situación.

Según la fuente, el director Medicina Legal Seccional Antioquia, German Alberto Cadavid Restrepo, supuestamente, habría dado autorización para que bancos de órganos –ajenos a la institución- retiren de los cuerpos lo que necesite, sin que quede registro alguno del retiro. Del mismo directivo, y de Quebin Fabian Mejía, Análisis Urbano también recibió denuncias por acoso laboral, mala gestión, negligencia, mala comunicación con subalternos y maltrato laboral. Incluso Sindemedilegal, el sindicato de Medicina Legal, en octubre de 2015, hizo una encuesta de percepción de gestión del director Regional Noroccidente que arrojó un 62% que lo consideraba inadecuado y un 30%, regular.

Cuando se extravió el cuerpo de Gildardo Ochoa Arenas, en julio de 2014, el director del Instituto Nacional de Medicina Legal, Carlos Eduardo Valdés, dijo entonces: “Lo que puedo asegurar es que va a haber sanciones porque en los 100 años del instituto no se había presentado un caso así”. En menos de dos años ya se han presentaron cuatro casos (¡cuatro!), todos en Seccional Medellín, y hasta ahora ninguna directiva ha dejado su cargo, ni siquiera por vergüenza.

En resumen, en Colombia desaparecen hasta en Medicina Legal.

Cadáveres desaparecen en Medicina Legal de Medellín

(VIDEO) YO DECIDO VIVIR EN PAZ.


Es un video y proyecto muy bueno de El Salvador!
http://youtu.be/vk5dGWpPI9A

Esta canción forma parte de la 3ª. fase del Programa Conjunto de Reducción de violencia y construcción de capital social. El Fondo para el Logro de los Objet…
YOUTUBE.COM

Género y Trabajo Intelectual: Anónimo NO es Mujer


Mujeres y Conocimiento

Hace 6 semanas que no escribía en este blog. Pero no ha sido flojera. Desde fines de febrero y hasta fines de Abril inclusive, me he ocupado en Educación popular en Género y el Mentoring de Mujeres Líderes. En Marzo y gracias al apoyo de la Oficina Municipal de la Mujer de mi ciudad, capacité a un grupo de maravillosas dirigentas sociales en Género, Poder y Liderazgo.

En el mismo tono, pero a través de las Tecnologías de la Información, hice Mentoring en el Programa “Voices of Our Future” de World Pulse, cuyo objetivo es empoderar a lideresas del sur global en las TIC y Comunicación para el Cambio Social.

En cierto modo, me he dedicado a compartir conocimiento. Lo cual me llevó a reflexionar sobre esta cita de Virginia Woolf: “Anónimo era una mujer” y en la invisibilidad deliberada que caracteriza el aporte de las mujeres en todos los ámbitos de las empresas humanas.

El mandato patriarcal impide a las mujeres reclamar y aceptar reconocimiento. Se nos dice que las “buenas mujeres” no se auto- promocionan, sino que son discretas y actúan motivadas por la renuncia. Aspirar a ser visible es egoísmo. Debemos sentir culpa de nuestro éxito y si nos elogian, dejar muy claro que todo lo hacemos por los demás y no somos importantes. Nuestro anonimato da igual, porque lo importante es el beneficio que nuestro conocimiento dará a la sociedad.

Este condicionamiento legitima la explotación de nuestro intelecto, ya que Las ideas no pertenecen a nadie”. Pero esto es mentira. Las ideas si tienen dueñx, pero a las mujeres se nos niega el derecho a reclamar propiedad sobre ellas y se nos socializa para renunciar a dicho reclamo por miedo a ser acusadas de “egocéntricas”.

Cuando estas dinámicas se reproducen en los feminismos o en espacios cuyo objetivo es empoderar a las mujeres, resulta hipócrita, injusto y violento. He escuchado a varias compañeras quejarse de la depredación y abuso que las feministas de élite, las tecnócratas de género y las oportunistas varias hacen de su conocimiento y habilidades:

Activistas requeridas por estudiantes de Doctorado para compartir su saber adquirido en la práctica, que luego es presentado como “Resultado de una investigación” en la cual sus nombres no figuran. Educadoras o trabajadoras sociales a quienes se pide crear material de apoyo que no lleva su nombre y parece haber sido creado por la entidad auspiciante. Las innumerables veces en que una bloguera o articulista copia de otro blog sin citar ni referir el vinculo a la fuente de la publicación.

La reacción patriarcal es castigar a la que reclama y ofenderse: “Que mala feminista, sólo busca ser famosa”. “Es que acaso no agradece que le hagamos difusión?”. “Pero que ganas de joder! Si es sólo un articulo”. “Oye, pero te damos trabajo”. “No te cito más, ya que te quejas”.

¿Para qué hablar tanto de empoderar a las mujeres, si hay resistencia a nombrarlas? ¿Para que hablar de dar voz a las mujeres si van a permanecer anónimas o minimizadas? ¿Si nos gustan las ideas, porqué no acreditar a las compañeras que las piensan?¿Sería igual con Isabel Allende, Marta Lamas o Marcela Lagarde? ¿Sería igual con un escritor? ¿Con una Tesis? ¿Se respetan las ideas según el estatus de quienes las piensan?

Estas prácticas son anti-éticas y patriarcales. Fortalecen la explotación del conocimiento producido por mujeres, así como la idea de la mujer como artefacto: Sólo las personas tienen derecho a un nombre y a ser nombradas. Los objetos son seriados, genéricos. La solución no es enojarse ni dejar de difundir, sino reconocer y transformar los modos de dominación que reproducimos por otros más democráticos.

Las académicas podrían añadir en sus investigaciones, un anexo con la lista detallada de las activistas que han aportado al estudio o crear instancias para que aquellas puedan hablar por su mismas en espacios académicos. Las tecnócratas de género, reconocer el derecho de las profesionales a suscribir su propio trabajo intelectual. Para las blogueras es mucho más fácil: Está la opción Pingback. 

La Democratización del Conocimiento incluye la lucha por visibilizar el saber de las mujeres. Exige de las feministas re-definir qué es tal “conocimiento”, una critica de los privilegios que permite y la genealogía de su rol como elemento de colonización. En este proceso ninguna mujer debe ser anónima y las que son relegadas a los bastidores del trabajo intelectual feminista deben estar en la primera linea.

Los feminismos son una praxis si no, son mera propaganda. La transformación social demanda instalar el feminismo como una contra-cultura y una practica cotidiana. En el intento, desde luego, vamos a dar pasos en falso. Pero de nada vale leer todas las teorías ni citar de memoria a tantas autoras si cuando tenemos que actuar, no elegimos un actuar anti-patriarcal que refleje nuestra opción política  por las mujeres.

Siempre, sin dudar, reclamemos nuestro derecho a ser nombradas. No es egoísmo ni excesiva ambición. Vivimos en una civilización misógina, organizada para borrarnos del mapa: Visibilizarnos unas a otras es una forma de resistir.

https://vrdelafuente.wordpress.com/2016/04/17/anonimo-es-mujer/

Anteriores Entradas antiguas

A %d blogueros les gusta esto: