COLOMBIA: LOS WAYUU MARCHARON EN BOBOTÁ POR SUS NIÑOS MUERTOS.


El Espectador compartió un enlace.
3 h ·
Pese a la falta de certeza en las cifras sobre la mortalidad infantil por desnutrición en La Guajira, miembros de esta comunidad aseguran que 14 mil niños murieron por esta causa en los últimos ocho años. Ante la supuesta falta de respuestas…
elespectador.com

Los colombianos somos indolentes, egoístas y cobardes.


 

¿La culpa es de quién?

Fui criado en esa idea de que los países son grandes si sus gentes tienen propósitos comunes e identidad nacional. El talante de un pueblo explica su destino. Por ello los alemanes, que hasta 1848 no tuvieron país, eran una nación mucho antes de ser un país.

Francia es un ejemplo de singularidad. Siempre se han sentido diferentes y es ese deseo de no ser iguales a sus vecinos lo que los identifica como sociedad. Y los ingleses, felices en su insularidad que los protege y aísla al mismo tiempo, son únicos en su forma de ver el mundo y comprenderlo. Los polacos han sido forjados por la amenaza de los vecinos que los desprecian, los rusos han incorporado en su definición nacional la fortaleza que caracteriza su inmenso territorio y su historia terrorífica.

Más cerca de nuestra realidad, los estadounidenses intentaron construir una nación en un híbrido de migración diversa y libertades individuales. Esos dos pilares tambalean hoy por los martillazos de la xenofobia de Trump y la obsesión por la seguridad que amenaza las preciadas libertades individuales. Los mexicanos tienen un encendido patriotismo que soporta todas las derrotas, desde la pérdida de territorio hasta la humillación constante de su vecino poderoso. Los brasileños están convencidos de su grandeza e importancia a pesar de la evidente incapacidad de ser más que un gigante de pies de barro. Admiro a los chilenos, considerados como seres aburridos por los demás hispano- hablantes pero que han construido un país próspero en medio de unas difíciles condiciones geográficas y topográficas.

Creo que los venezolanos son hoy una nación grande así su país esté destruido por el populismo idiota de Maduro. Han sufrido juntos y el dolor común forjará un futuro grande para el bravo pueblo. No volverán a caer en la tentación del facilismo.

¿Y Colombia? Somos una nación de regiones diversas, sin grandes divisiones étnicas, religiosas, idiomáticas o culturales. Tenemos mucho potencial. Hay desigualdad económica y corrupción como en todas partes. Pero somos indolentes, egoístas y cobardes. La indolencia nos impide ser constantes en nuestros propósitos, el egoísmo nos convierte en insolidarios y la cobardía nos hace vulnerables a la amenaza. Le tenemos miedo a cualquiera y preferimos mirar en la otra dirección.

A los colombianos nos falta cohesión y sentido de pertenencia. Como pueblo somos culpables de lo que nos sucede. Y lo somos porque tenemos una clase dirigente, pública y privada, que lleva décadas sin estar a la altura de nuestros desafíos.

Miguel Gómez Martínez

Asesor económico y empresarial

migomahu@hotmail.com

www.kienyke.com

El largo camino de Colombia a la Paz


editoriales

16 de mayo de 2016 Edición

los editores

Un hombre agita una bandera nacional durante la «Marcha por la Vida» 8 de marzo, 2015, en Bogotá, Colombia. El evento apoyado las negociaciones de paz entre el gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (SNC foto / John Vizcaino, Reuters).

Ha sido 52 años desde que las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, o FARC, comenzó su campaña militar contra el gobierno de la nación. Este conflicto de larga duración, el más largo del mundo occidental, que ha dejado más de 220.000 muertos y cinco millones de desplazados, finalmente podría estar llegando a su fin. Aunque los dos lados fallaron un plazo autoimpuesto el 23 de marzo para llegar a un acuerdo, el gobierno y los líderes de las FARC parecen confiar en un acuerdo está al alcance.

En abril, Juan Manuel Santos, presidente de Colombia, anunció la creación de una posición a nivel de gabinete para la gestión de la paz después de los conflictos a la espera de un acuerdo con las FARC. Por su parte, Francisco ha prometido su apoyo al proceso de paz y dijo que visitará Colombia, cuando se firmó un acuerdo. (Él no estaba de acuerdo a una solicitud para reunirse con los líderes de las FARC en septiembre en La Habana, debido a su apretada agenda.) Las Naciones Unidas también se está preparando para una posible resolución; en enero de los 15 miembros del Consejo de Seguridad aprobó la creación de una comisión para supervisar el proceso de desarme tras un acuerdo entre las dos partes.

Hay razones para ser cautelosos a pesar de estas señales positivas. FARC han expresado su preocupación de que podría ser objeto de ataques por parte de grupos paramilitares si se renuncia a las hostilidades y se establecen sus armas. Mientras tanto, el gobierno está comprometido en una segunda serie de conversaciones de paz con el Ejército de Liberación Nacional (E.L.N.), el segundo mayor grupo guerrillero en Colombia. Las conversaciones se dieron a conocer sólo en marzo, y que podrían pasar años antes de que se hizo ningún progreso significativo. (Las negociaciones con las FARC comenzaron hace tres años en La Habana.) El mantenimiento de los términos de un acuerdo con las FARC, mientras que la negociación con el E.L.N. será extraordinariamente difícil.

Cualquier acuerdo de paz tendrá una amplia base de apoyo con el fin de tener éxito. Afortunadamente, Colombia no está sola; varios países de América Latina han prestado su apoyo a las negociaciones en curso. Ecuador, Venezuela, Brasil, Chile y Cuba han acordado actuar como garantes de los diálogos con el E.L.N., y la primera reunión se llevará a cabo en Ecuador en mayo. Mientras tanto, el gobierno de Colombia está tratando de reclutar a los líderes de negocios locales para intervenir en el marco de las negociaciones con el E.L.N. Muchos de los ciudadanos de Colombia son comprensiblemente cautos de los grupos rebeldes, que han utilizado los secuestros y el mercado de la droga para financiar sus operaciones. Sin embargo E.L.N. Los líderes están dispuestos a colaborar con todos los sectores de la sociedad colombiana, no sólo del gobierno, mientras trabajan en un acuerdo que refleja sus esperanzas para el futuro de Colombia. Este proceso está en consonancia con las recomendaciones de la Conferencia Episcopal de Colombia, que ha argumentado que cualquier acuerdo debe ser negociada y no impuesta por el gobierno.
..
FARC y los líderes del gobierno ya se han puesto de acuerdo en varios puntos de contención en sus negociaciones. Los rebeldes han dado su consentimiento para renunciar al tráfico de drogas, y el gobierno ha esbozado un plan para la integración política de las FARC, un desarrollo clave en un país con una historia de marginación de voces desde la izquierda. Mientras tanto, las dos partes han acordado un mecanismo para localizar y exhumar los restos de las 77.000 personas que «desaparecieron» durante el conflicto de generaciones de duración.

Otras cuestiones deben abordarse para mantener la estabilidad a largo plazo. Colombia es el hogar de la segunda mayor población de desplazados internos en el mundo, detrás de Siria. El conflicto ha obligado a millones de personas de sus hogares, sobre todo en las zonas rurales. Algunas de estas familias han emigrado a países vecinos, pero muchos permanecen dentro de Colombia. Catholic Relief Services, en conjunto con la iglesia local, ha prestado apoyo a estas comunidades por más de 50 años, especialmente para los agricultores que luchan por ganarse la vida en las zonas urbanas. Que el trabajo tendrá que continuar.

Unas lecciones se pueden extraer de la jornada hasta el momento. Por un lado, los Estados Unidos no siempre ha de servir como el pacificador en jefe. Aunque el gobierno de Obama ha apoyado el proceso de paz y nombró a un enviado especial a Colombia para este fin en el año 2015, las conversaciones de paz se han dirigido en gran parte y con el apoyo de vecinos latinoamericanos de Colombia. Colombia también ha trabajado duro para incorporar los rebeldes en su sociedad. A partir de 2003, Colombia ha patrocinado un programa para desarmar a los rebeldes y les ayudan a hacer la transición a una nueva vida. En la Casa de la Paz, ex rebeldes se ofrecen alimentos y comida, y dan cursos de matemáticas y lectura. Alrededor de 49.000 rebeldes han pasado por el programa, 25.000 han aprendido a leer y escribir y 12.000 ahora disfrutar de los derechos de la ciudadanía. Encontrar un hogar para los ex rebeldes en una nueva Colombia y trabaja para acabar con las desigualdades económicas que alimentaron el conflicto durante tanto tiempo será fundamental para una paz justa y duradera.

http://americamagazine.org/issue/colombias-long-road-peace

El-patriarcado-destruira-el-planeta-si-no-lo-frenamos.


 

­­­Qué es el ecofeminismo?La mejor respuesta a la crisis civilizatoria que padecemos. La formulé hace veinte años: cada día es más vigente y necesaria.¿Ecología…
lavanguardia.com

ESPAÑA. CONVOCATORIA: «EXCURSIÓN PARA CONTEMPLAR LA PRESENCIA DE DIOS EN MEDIO DE LA NATURALEZA»



 
« A través de la grandeza y de la belleza de las criaturas, se conoce por analogía al autor» (Sb 13,5)
Paz y Bien,
La Comisión Diocesana Justicia y Paz, Arzobispado de Madrid, en su compromiso con la Ecología integral propuesta por el Papa Francisco, en su Carta Encíclica “Laudato Si”, quiere invitaros a experimentar una jornada acompañada y dirigida hacia la “Contemplación en medio de la Naturaleza”.
 
Esta jornada busca generar un espacio de encuentro con Dios, a través del contacto con la Naturaleza y su contemplación. Como decía el Santo Juan Pablo II, “En la naturaleza, se aprende a contemplar la belleza de Dios, y vuestra alma, por así decirlo, ‘respira’, abriéndose a la alabanza, al silencio y a la contemplación del misterio divino”.
 
Por ello y aprovechando el deshielo primaveral, dedicaremos este día a contemplar la belleza y la riqueza que reside en los ríos, cascadas y bosques del entorno de Navafría (Segovia). Visitaremos también enclaves naturales elegidos por el ser humano para vivir, cerca del agua y la belleza de la Creación.
 
Esta excursión no requiere de un esfuerzo físico prolongado, constando de paseos cortos por espacios naturales y tiempo libre para la meditación, la oración y la contemplación, ayudados por textos escogidos de la “Laudato Si” y la Biblia.
 
Está abierta a todo tipo de personas que puedan andar por si mismas, a familias y a todo aquel que quiera experimentar la presencia de Dios en la Creación. Si alguien dispone de silla plegable ligera o esterilla, puede traerla consigo. Os animamos a difundirlo en las parroquias.
 
 
Día: sábado 21 de Mayo de 2016
Hora de salida: 09.30 h en la Calle Rafael de Riego, 16 (escalinata de la Iglesia)
Hora de llegada aprox.: 19:30 h
Precio de la excursión: 10 Euros
Se aconseja calzado cómodo y llevar cada uno su propia comida y agua. Comeremos en un área recreativa habilitada con mesas
 
 
Debido a las plazas limitadas solicitamos que aquellos interesados reserven su plaza antes del día 18 de mayo, llamando al teléfono 619.285.243 (Carlos Jesús) o escribiendo aportando sus datos de contacto y número de participantes reales al email: carlosjesusd@yahoo.es.
 
Carlos Jesús Delgado Reguera
Vicepresidente
Comisión Diocesana de Justicia y Paz. Arzobispado de Madrid

 – Tlf. 619 285 243

BOLETIN ARTICULO INTERESANTES DE FE CANSADA


Domingo de Pentecostés – Luis Alemán Mur

Posted: 11 May 2016 05:00 AM PDT

15 de mayo Domingo de Pentecostés

Imagen1Evangelio según san Juan 20,19-23

Al anochecer de aquel día, el día primero de la semana, estaban los discípulos en una casa, con las puertas cerradas por miedo a los judíos. Y en esto entró Jesús, se puso en medio y les dijo: «Paz a vosotros.» Y, diciendo esto, les enseñó las manos y el costado. Y los discípulos se llenaron de alegría al ver al Señor. Jesús repitió: «Paz a vosotros. Como el Padre me ha enviado, así también os envío yo.»
Y, dicho esto, exhaló su aliento sobre ellos y les dijo: «Recibid el Espíritu Santo; a quienes les perdonéis los pecados, les quedan perdonados; a quienes se los retengáis, les quedan retenidos.»

Palabra del Señor

“Al anochecer de aquel día, el día primero de la semana, estaban los discípulos en una casa, con las puertas cerradas por miedo a los judíos”.

El evangelio de Juan no se escribió de una estacada ni por el mismo escritor. Los escritos de Juan son el fruto de una comunidad en torno al llamado discípulo amado de Jesús. Este grupo sintió a los “judíos” como sus enemigos. Se separó pronto de la religión judía y de su Templo.

“Al anochecer de aquel día”, lo que se cuenta en este evangelio ocurre el mismo domingo de la resurrección. Fue un domingo de miedo, de terror, de incredulidad y de fe. No era creíble que Jesús viviera. Pero algunas mujeres y algún discípulo decían que habían hablado con él. Temblaban de miedo no solo a los judíos sino a Jesús. Atrancaron las puertas. Es explicable la afirmación de Marcos: “Y ellas huyeron del sepulcro, pues se había apoderado de ellas temblor y asombro” Mc 16,8. “Y abandonándolo, todos huyeron”. Mc 14, 50

“Y en esto entró Jesús, se puso en medio y les dijo: «Paz a vosotros.» Y, diciendo esto, les enseñó las manos y el costado”. ¿“Entró Jesús”? ¿Y quién le dijo a Juan que no estaba dentro? Quizá sea más cierto que Jesús resucitado ya no entra ni sale. Simplemente, se manifiesta.

“Paz a vosotros” La misión de Jesús resucitado es infundir paz. Los miedos y las guerras las ponemos los hombres. El oficio de Jesús es la paz. “Les enseño las manos y el costado”. No era un fantasma, ni una alucinación. Era el mismo. Cambiaremos nosotros, cambiará el mundo. Jesús será ya el mismo ayer, hoy y mañana.

“Como el Padre me ha enviado, así también os envío yo” Su Padre lo envió para anunciar lo posible de un mundo nuevo y mejor. Y ese es el trabajo, la misión que les queda a los que crean en él: mensajeros del reino en África, en Asia, en Europa, con sequias, con inundaciones, con hambrunas, entre locos y endemoniados, con ateos o infectados de religiones: ¡es posible un mundo nuevo si hay un hombre nuevo!

“Exhaló su aliento sobre ellos y les dijo: «Recibid el Espíritu Santo” Una creación nueva: Un nuevo Génesis 2.7 El hombre hecho de arcilla. “Sopló en su nariz aliento de vida, y el hombre se convirtió en hombre vivo Según Juan, no hubo que esperar 50 días (Pentecostés) como dice Lucas por otras intenciones. Ni parece que respondan a hechos reales las lenguas de fuego sobre las cabezas. Solo un soplo de su aliento. Perdón de todos con todos y paz.

Luis Alemán Mur

La plenitud pascual – Casiano Floristan

Posted: 11 May 2016 04:59 AM PDT

Frase evangélica: «Enviaré desde el Padre el Espíritu»

1. En Pentecostés se pone de relieve el Espíritu de Dios, comparado en la Biblia al viento y al aliento, sin los cuales morimos. El Espíritu es respiración de Dios. El soplo respiratorio del hombre viene de Dios, a quien vuelve cuando una persona muere. Es también viento reconfortante, brisa, huracán que arrasa, y cuya procedencia se ignora en ocasiones (es fuerza ordenadora frente al caos). Es aliento que se halla en el fondo de la vida (es fuerza vivificante frente a la muerte). Se manifiesta particularmente en los profetas, críticos de los mecanismos del poder y del culto desviado y defensores de los desheredados, y en los jueces, promotores de la justicia (es fuerza socializadora). El mismo Espíritu que hoy fecunda a la Iglesia y a los cristianos creó el mundo y dio vida humana al «barro» en la pareja formada por Adán y Eva. Desgraciadamente, se desconoce al Espíritu cuando se le considera como algo etéreo, abstracto o inapreciable. Sin embargo, lo confesamos en el credo: creo en el Espíritu Santo.

2. De un modo pleno reposó el Espíritu de Dios sobre el Mesías. Así se advierte en la concepción de Jesús, en su bautismo y comienzo de su misión, en el momento de su muerte y en las apariciones del Resucitado. Jesús murió entregando su Espíritu y apareció resucitado dando Espíritu (soplo) a los discípulos. El Espíritu es, pues, don de Dios, personalidad de Jesús, fuerza del evangelio, alma de la comunidad. Su donación en Pentecostés tiene como propósito crear comunidad («ruido» que conmociona, «voz» que interpela y «fuego» que calienta), abrirse a los pueblos y culturas, impulsar el testimonio y defender la justicia y la libertad.

3. La fuerza del evangelio es Espíritu que llama a conversión, expulsa lo demoníaco, reconcilia a los pecadores, mueve a optar por los pobres y marginados y crea Iglesia comunitaria. En resumen, el Espíritu promueve conciencia moral lúcida, da sentido agudo al discernimiento, empuja al compromiso social por el pueblo y ayuda a la puesta en práctica del mensaje de Jesús. Pecados contra el Espíritu son la injusticia, con las secuelas del subdesarrollo y la miseria; la división de los seres humanos y de los pueblos, con todo el odio generado; las dictaduras y el imperialismo, con los dominios del terror y de la guerra. etc.

REFLEXIÓN CRISTIANA:

¿Qué espíritu respiramos nosotros y respira la sociedad? ¿Nos distinguimos los cristianos por el Espíritu del Señor?

CASIANO FLORISTAN

Salmo CIII – Luis Alemán

Posted: 11 May 2016 04:58 AM PDT

Salmo CIII,

R/. Envía tu Espíritu, Señor,
y repuebla la faz de la tierra

Bendice, alma mía, al Señor:
¡Dios mío, qué grande eres!
Cuántas son tus obras, Señor;
la tierra está llena de tus criaturas

Les retiras el aliento, y expiran
y vuelven a ser polvo;
envías tu aliento, y los creas,
y repueblas la faz de la tierra.

Gloria a Dios para siempre,
goce el Señor con sus obras.
Que le sea agradable mi poema,
y yo me alegraré con el Señor

Les retiras el aliento, y expiran y vuelven a ser polvo;

En el fondo de toda fe, en el fondo de toda evolución humana, sopla el aliento de Dios

Envía tu Espíritu, Señor, y repuebla la faz de la tierra

Esta es la oración de cualquier creyente.

Luis Alemán Mur

Invocación – J.A. Pagola

Posted: 11 May 2016 04:55 AM PDT

Recibid el Espíritu Santo.

Ven Espíritu Creador e infunde en nosotros la fuerza y el aliento de Jesús. Sin tu impulso y tu gracia, no acertaremos a creer en él; no nos atreveremos a seguir sus pasos; la Iglesia no se renovará; nuestra esperanza se apagará. ¡Ven y contágianos el aliento vital de Jesús!

Ven Espíritu Santo y recuérdanos las palabras buenas que decía Jesús. Sin tu luz y tu testimonio sobre él, iremos olvidando el rostro bueno de Dios; el Evangelio se convertirá en letra muerta; la Iglesia no podrá anunciar ninguna noticia buena. ¡Ven y enséñanos a escuchar sólo a Jesús!

Ven Espíritu de la Verdad y haznos caminar en la verdad de Jesús. Sin tu luz y tu guía, nunca nos liberaremos de nuestros errores y mentiras; nada nuevo y verdadero nacerá entre nosotros; seremos como ciegos que pretenden guiar a otros ciegos. ¡Ven y conviértenos en discípulos y testigos de Jesús!

Ven Espíritu del Padre y enséñanos a gritar a Dios “Abba” como lo hacía Jesús. Sin tu calor y tu alegría, viviremos como huérfanos que han perdido a su Padre; invocaremos a Dios con los labios, pero no con el corazón; nuestras plegarias serán palabras vacías. ¡Ven y enséñanos a orar con las palabras y el corazón de Jesús!

Ven Espíritu Bueno y conviértenos al proyecto del “reino de Dios” inaugurado por Jesús. Sin tu fuerza renovadora, nadie convertirá nuestro corazón cansado; no tendremos audacia para construir un mundo más humano, según los deseos de Dios; en tu Iglesia los últimos nunca serán los primeros; y nosotros seguiremos adormecidos en nuestra religión burguesa. ¡Ven y haznos colaboradores del proyecto de Jesús!

Ven Espíritu de Amor y enséñanos a amarnos unos a otros con el amor con que Jesús amaba. Sin tu presencia viva entre nosotros, la comunión de la Iglesia se resquebrajará; la jerarquía y el pueblo se irán distanciando siempre más; crecerán las divisiones, se apagará el diálogo y aumentará la intolerancia. ¡Ven y aviva en nuestro corazón y nuestras manos el amor fraterno que nos hace parecernos a Jesús!

Ven Espíritu Liberador y recuérdanos que para ser libres nos liberó Cristo y no para dejarnos oprimir de nuevo por la esclavitud. Sin tu fuerza y tu verdad, nuestro seguimiento gozoso a Jesús se convertirá en moral de esclavos; no conoceremos el amor que da vida, sino nuestros egoísmos que la matan; se apagará en nosotros la libertad que hace crecer a los hijos e hijas de Dios y seremos, una y otra vez, víctimas de miedos, cobardías y fanatismos. ¡Ven Espíritu Santo y contágianos la libertad de Jesús!

José Antonio Pagola

Diaconado para las mujeres…

Posted: 11 May 2016 04:51 AM PDT

El cardenal Lehmann vuelve a pedir el diaconado para las mujeres en la Iglesia

Aboga por una mayor sinodalidad y porque Alemania debata ordenar casados

“El Papa no puede hacer todo solo”, subraya el purpurado alemán, que cumplirá 80 años

“Las reformas no se darán de forma tan rápida”, opinó. “Hay testarudos (…) en distintas posiciones“1

El cardenal Karl Lehmann, uno de los dignatarios más influyentes de la iglesia católica de Alemania, insistió en una entrevista con dpa en la necesidad de abrir el diaconado a las mujeres.

“Desgraciadamente está pasando demasiado tiempo para que Roma tome una decisión sobre el diaconado femenino permanente”, lamentó Lehmann, quien ha solicitado al papa Francisco poder retirarse del arzobispado de Maguncia cuando cumpla en breve los 80 años.

“Para ser sincero, no veo una vía para el sacerdocio femenino en nuestra iglesia”, dijo Lehmann, quien presidió la Conferencia Episcopal Alemana de 1987 a 2008.

Los diáconos asumen tareas comunitarias en la parroquia y también se encargan del cuidado de las almas, pero no están equiparados a los sacerdotes. En la iglesia católica hasta ahora sólo los hombres tienen acceso a la ordenación diaconal permanente.

El cardenal también abogó por que la Conferencia Episcopal Alemana aborde la posibilidad de permitir la ordenación de casados (“viri probati”) para subsanar la escasez de sacerdotes en el país.

No puede ser una solución traer tantos sacerdotes de India, Polonia y otros países“, indicó. Lehmann se manifestó convencido de que esta cuestión “deberá ser analizada con mayor intensidad”.

Por otra parte, el sacerdote de 79 años se mostró cauto sobre la capacidad de reformarse del Vaticano ante las propuestas de cambio del papa Francisco. “Las reformas no se darán de forma tan rápida”, opinó. “Hay testarudos (…) en distintas posiciones”.

Espero y rezo porque tengamos por mucho tiempo al papa Francisco. Ojalá que encuentre tiempo para tomar las decisiones correctas sobre las personas y las funciones en Roma y en todo el mundo”, expresó.

“Quizás encuentre -con la ayuda del concepto que defiende muchas veces de que la iglesia tiene un carácter sinodal- formas de una mayor independencia de las iglesias particulares sin por ello hacer peligrar la unidad, tan importante en una iglesia mundial. Pero eso también nos involucra a nosotros. El papa no puede hacer todo solo”.

Lehmann cumplirá los 80 años el 16 de mayo. El cardenal alemán ha solicitado al papa poner fin a su vida activa en la iglesia. Lehmann fue nombrado obispo de Maguncia en 1980 y es cardenal desde 2001.

(Rd/Agencias)

 

Sensatez perdida – Jorge Costadoat

Posted: 11 May 2016 01:35 AM PDT

“Hay que recuperar la sensatez perdida”

Mística de amor a la tierra

“Lo principal pertenece al ámbito de las espiritualidades”

Visualizamos el límite de las posibilidades de sobrevivencia de nuestro planeta. Algunos piensan que ya sobrepasamos la línea roja y que no hay vuelta a atrás. Desde hace mucho la dotación de armas atómicas es suficiente para destruir cinco veces la Tierra. Ahora último se nos informa que si la temperatura media sube en cinco grados la vida puede acabarse.

¿Salvemos la Tierra en vez de destruirla?

Propongo ver las cosas en clave teológica. Imaginemos que varias divinidades se disputan el mundo. Cada una de ellas reclama para sí una dedicación absoluta.

Nuestros corazones, en medio de esta lucha entre los dioses, unas veces sirven a unos y otras a otros. Entre dos de estos dioses se traba una lucha a muerte: el Amor la Tierra y la Absolutización del Mercado. Esta es la diosa del crecimiento ilimitado de la economía que explota el planeta, seres animados e inanimados, personas y cosas, sin miramientos. Es claro que el Mercado absolutizado está ganando la guerra: si somos alguien en la vida, es porque ganamos dinero para consumir y consumiendo hacemos que la economía crezca y crezca. Pero cabe la posibilidad de creer en una divinidad que también incida en nuestra vida cuando compartimos y cuidamos el mundo. En la inmensa mayoría de la humanidad hay una chispa mística de Amor a la Tierra que, en estas circunstancias, fungiría como mística revolucionaria.

En todas las grandes tradiciones religiosas y humanistas se da un amor de este tipo.

Los cristianos no tendrían que asustarse con que su Dios sea llamado Amor por la Tierra. Para la iglesia el salvador del mundo es el creador del mundo, el Cristo que instaura en el tiempo una mirada amorosa al cosmos.

Necesitamos una mística así, porque la salvación de la Tierra no será posible con meras soluciones técnicas, acuerdos internaciones y mucho empeño personal y social. Salvaremos la Tierra si nos dejamos salvar por su belleza, por pertenecerle y haber sido constituidos de barro, de colores, de olores, de agua, de luz y de amor. No puede ser empero una mística panteísta. Acabaríamos en un callejón sin salida, discutiendo que no hay que comer carne por amor a los animales; que no hay que comer verduras por amor a las plantas; que no hay, etc. El fanatismo ecológico no sirve. Al igual que el fanatismo religioso, estorba.

Al contrario, hay que recuperar, precisamente, la sensatez perdida. Cada cual puede escarbar en su propia tradición humanista las motivaciones trascendentes que nos ayudan a encontrar en los otros el mismo Amor al planeta y a la humanidad. Estoy pensando en el budismo, el Islam, las religiones étnicas, en la cultura cósmica del pueblo mapuche, en los mismos hippies de los sesenta y setenta, en las inquietudes de la post modernidad. De todas estas expresiones de humanidad debiéramos extraer inspiración, una ética y una estética. La lucidez crítica del ateísmo también será indispensable.

¿Suena esto muy raro? Hablo de algo de lo que estoy convencido.

Mi tradición cristiana me hace ver las cosas en clave apocalíptica. No es que haya que mirar el futuro con terror a un acabo mundi, a causa de la ira de Dios por el pecado de la humanidad. Pero sí es necesario imaginar que la catástrofe por venir exige de nosotros hoy, y no mañana, una acción decidida por cambiar las cosas comenzando por nosotros mismos: una conversión cuya prueba de autenticidad será la convicción, y la alegría, de la unidad de todo con todo y de todos en todos.

No estamos en cero. Conozco gente que sí cree en el Amor a la Tierra. Por aquí y por allá me hablan de personas que han adoptado estilos de vida sencillos; que no botan basura en las calles o la recogen con humildad por simple amor a su prójimo; que reciclan todo lo que pueden y se han arreglado con cartoneros para entregarles botellas, diarios, cajas de tetra pack; que ahorran agua como lo haría cualquier familia en Etiopía; que apagan las luces para socavar el negocio de las empresas de la electricidad; que usan los medios colectivos de locomoción en vez de sus autos o que prefieren la bici al Metro; que se dan tiempo para estar con sus hijos y enseñarles a jugar con piedras en vez de hacerlo con regalos sofisticados; que evitan revisar las revistas de propaganda para no contaminarse la mente con tanta porquería. Esta gente nos lleva la delantera. Ella es la alternativa. De estas personas esperamos acciones sociales y políticas que enderecen el mundo. Hay ecologistas organizados que hace años nos están dando ejemplos de que algo se puede hacer para vencer al Mercado que preña todas las relaciones humanas con la lógica mercantil de la explotación despiadada de personas y recursos naturales.

Estas organizaciones han formado conciencias que poco a poco han influenciado en la educación y la política.

Es iluso creer que alguna vez podremos prescindir del Mercado. La Planificación Absoluta de la Economía es otra divinidad, siempre a la espera de su oportunidad. Los países que la han aplicado contaminan tanto o más. Pero el Mercado no puede ser absolutizado, sino maniatado y utilizado como un mero instrumento. La economía es un medio, la vida en el amor es un fin. Las personas son fines, su convivencia en una Tierra compartida tendría que ser el gran fin. La concentración de la riqueza tal como se está dando es demoníaca.

Por de pronto habría que revisar las mallas de las escuelas de Economía y Administración, y las de las carreras de Publicidad. Otra recomendación: no dejar pasar el plan de sustentabilidad de los próximos programas presidenciales sin revisarlos con lupa.

Estos son ejemplos para concretizar un opción socio-ambiental. Pero, como digo, lo principal pertenece al ámbito de las espiritualidades. El Amor a la Tierra -como experiencia de amor, de belleza, de alegría y de compromiso fraterno con el cosmos- tendría que ser el alfa y la omega del Credo que urge implementar.

Jorge Costadoat

Un Cardenal inaguantable – J.M. Castillo

Posted: 10 May 2016 10:28 PM PDT

“El programa que interesa: ¿la verdad o la misericordia?”

“Hay obispos que andan invocando lo que dijeron los papas anteriores al actual papa Francisco”


Cardenal Müller

¿Cómo se explica que el cardenal Müller les exija a tantos matrimonios, divorciados y vueltos a casar, que vivan como hermanos, al tiempo que tolera que dentro del Vaticano haya tantos clérigos que no viven precisamente como hermanos?Misericordia

Usted imagínese que ahora, cuando nos preparamos para unas elecciones generales y nos apremian problemas tan preocupantes como son la paz, el terrorismo, los refugiados, la inseguridad económica…, nos viniera un candidato a gobernar diciendo: “Mi programa se va a centrar en la búsqueda de la verdad, de manera que no voy a consentir error alguno”. Mientras que otro candidato al gobierno se pusiera a decirle a la gente: “Mi programa estará centrado en la lucha contra el sufrimiento, de forma que no soportaré ni trabajadores sin trabajo, ni contratos basura, ni familias sin vivienda, ni enfermos sin médico…”. ¿Hay que ser un lince para ver en seguida cuál de estos dos programas tendría mejor acogida?

Yo me planteo esta pregunta elemental porque se sabe que hay obispos que andan invocando lo que dijeron los papas anteriores al actual papa Francisco, confrontando así (aunque no sea eso lo que se pretende) a este papa con sus predecesores. Con lo cual – inevitablemente – se siembra la semilla de la duda, la sospecha, la división, el descrédito….

Sin detenerme en otras consideraciones, voy derechamente a la raíz del asunto. Leyendo y estudiando atentamente los escritos del Nuevo Testamento, pronto se da uno cuenta de que, en esos escritos, se nos presentan dos formas distintas de entender la Fe:

1) En las cartas de Pablo, la Fe consiste en “aceptar como verdadera la predicación sobre Cristo” (Gal 2, 16; Fil 1, 29; Rom 4, 5…). Y esa Fe es la que nos “justifica” ante Dios (Rom 3, 30; 4, 15; 5, 1; 9, 30. 32; 10, 6; Gal 3, 7. 8. 9. 12. 24; 5, 5…).

2) En los evangelios, la Fe es la convicción y la fuerza que resuelve el problema del sufrimiento humano. Por eso, cuando Jesús les dice a los enfermos: “Tu Fe te ha salvado” (Mc 5, 34; Mt 9, 22; Lc 8, 48; cf. Mc 10, 52; Mt 8, 10. 13; 9, 30; 15, 28; Lc 7, 9; 17, 19; 18, 42), en realidad lo que les dice es: “Tu Fe te ha curado”.

Es evidente, pues, que en el N.T hay dos concepciones de la Fe: la Fe como “verdad” y la Fe como “misericordia”. Decir que la Fe, tal como la entiende Pablo, es la “dogmática”, mientras que la Fe, tal como la entiende Jesús, es la “espiritual” (o la “pastoral”), como – según he leído en un periódico – ha dicho el cardenal Müller, todo esto pone en evidencia que la “teología dogmática” tiene su eje y su motor en las cartas de Pablo, en tanto que la “teología espiritual” y “pastoral” es la que se deduce del Evangelio de Jesús. Lo cual quiere decir que el “dogma” (lo que hay que creer) y la “espiritualidad” (lo que hay que practicar) tienen fuentes distintas y van por caminos distintos.

Pues bien, si efectivamente todo esto es así, ¿cómo se explica que el cardenal Müller les exija a tantos matrimonios, divorciados y vueltos a casar, que vivan como hermanos, al tiempo que tolera que dentro del Vaticano haya tantos clérigos que no viven precisamente como hermanos? Y sobre todo, ¿qué representa, de verdad, Jesús en nuestras vidas? Y ¿qué podemos hacer por esta Iglesia? Pero, más que nada, ¿qué nos urge hacer para aliviar el sufrimiento de tanta gente que ya no aguanta más?

José María Castillo

Pentecostés C – Autodonación de Jesús – Asun Gutiérrez

Posted: 10 May 2016 10:24 PM PDT

ppt

PETICION A FRANCISCO ACOGER Y DAR BIENVENIDA A LAS MUJERES SACERDOTES!


https://action.groundswell-mvmt.org/petitions/pope-francis-welcome-all-priests
Estimada Comunidad,
Por favor comparta con todos los contactos, las comunidades, sus amigos y familiares que apoyan a las mujeres sacerdotes.
Esta es la campaña oleada de mujeres sacerdotes que Janice y Christina van a compartir en Roma. Haga clic en el enlace de arriba para firmar.
Muchas gracias.
Bridget María

CATÓLICOS apoyar a las mujeres sacerdotes. Francisco debería hacer lo mismo.

JN

John Noble

Campaña creada por
John Noble
FACEBOOK

 

GORJEO

 

CORREO ELECTRÓNICO

 

A:   PAPA FRANCISCO

Los católicos de todo el mundo son atendidos por las acciones de fieles romanos Womenpriests Católicos, que conducen las comunidades de culto inclusivas y viven fuera «Iglesia de la Merced» Francisco «todos los días. Sin embargo, estas sacerdotes han sido excomulgadas simplemente después de su llamada. Francisco-somos católicas y personas de fe y buena voluntad que apoyan a las mujeres sacerdotes, porque han cambiado nuestras vidas para mejor. Escuchar nuestro llamado, y levantar las excomuniones injustos de estas sacerdotes y sus partidarios.

¿Porque es esto importante?

Francisco dice que «nadie puede ser excluido de la misericordia de Dios … [de la Iglesia] puertas permanecen abiertas.» Francisco ha demostrado su compromiso con esta merced a través del acercamiento a otras órdenes de sacerdotes que se han separado de la iglesia. En este espíritu, nos preguntamos a Francisco para afirmar la primacía de la conciencia de las mujeres sacerdotes en todo el mundo. En obediencia al Espíritu profético, las mujeres sacerdotes viven un ministerio sacerdotal renovada en las comunidades de fe que dan la bienvenida a todos y no excluyen a nadie.

Católico Mujeres Sacerdotes, que están en la sucesión apostólica servir en un ministerio sacerdotal renovada en una comunidad de iguales. Aquellos de nosotras que están divorciadas y vueltas a casar, que son LGBTQ, y que han tenido problemas con la fe católica, han encontrado refugio espiritual en sus comunidades de adoración. Aquí, podemos participar plenamente en la Palabra de Jesús y los sacramentos. Están viviendo el mensaje del Evangelio de la inclusión radical.

Francisco, que han inspirado al mundo con su mensaje de una Iglesia misericordiosa, y ahora imploramos que a la altura de su mensaje. Usa el poder de su cargo para abrir las puertas al diálogo y levantar todas las excomuniones y castigos eclesiásticos católicos romanos contra las mujeres sacerdotes y sus partidarios. Somos la Iglesia. Escucha nuestro clamor por la justicia.

¿Cómo será entregado

Esta petición será entregada por una mujer sacerdote al 3 de junio en el Vaticano, durante el Jubileo de Mujeres Sacerdotes organizada por Mujeres Ordenación Worldwide y Conferencia para la Ordenación de Mujeres.

blog bridget mary

COLOMBIA: Cardenal Rubén Salazar invita a un cambio en el año de la Misericordia


En un acto de renovación espiritual  víctimas y exintegrantes de grupos armados cruzarán la Puerta de la Misericordia, fue el tema principal de la rueda de prensa, dirigida por el Cardenal Rubén Salazar acompañado de Monseñor Ettore Balestrero.

Es importante  que se dé una conversión por parte de todos los colombianos, y se dé la renovación en la vida de los actores de la violencia, generando así un perdón en el corazón de las víctimas. Es un llamado que hace Monseñor Ettore, para que cada persona que allá sido víctima de un grupo armado, ponga su dolor en las manos de Dios y pida para que se acabe esta guerra entre hermanos.

De igual forma, Cardenal Rubén Salazar menciona: “no existe nada más cercano al corazón mismo de la Iglesia que la reconciliación de aquellos que han sido víctimas y factores de violencia. Por lo tanto se piensa que el Jubileo de la Misericordia va en esa línea fundamental, es decir recibir la paz de Dios y generar misericordia para todos”.

Dentro del contexto del perdón, es  importante mirar el rostro de Cristo  y observar en el la motivación para recibir y dar perdón, es uno de los ejes centrales que todas las personas deberían tener presente a la hora de pensar en cómo cambiar  una sociedad, el perdón inicia por uno mismo para que así se pueda generar la paz que Colombia tanto desea.

“El perdón, la reconciliación y la paz no se aprenden de la noche a la mañana, es un largo proceso como lo que llevamos, un conflicto entre grupos armados que con el proceso de paz quieren cambiar la sociedad actual, lo importante es que todos los colombianos tengamos el deseo de la paz y de esta forma, trabajar todos juntos para hacerlo realidad”, mencionado por el Obispo Rubén Salazar.

Como mensaje final, Cardenal Rubén Salazar deja un mensaje a la sociedad enfocándose  en que como colombianos vayamos abriendo el corazón y aprendamos lo que es la Misericordia para recibir el mensaje del Santo Padre en el año del Jubileo de la Misericordia.

http://minutodedios.fm/ccnmd/nacional/8606-cardenal-ruben-salazar-invita-a-un-cambio-en-el-ano-de-la-misericordia

La alianza del Estado y la Iglesia es la garantía de la IMPUNIDAD


Fuente: El Nuevo Diario, La Prensa

761b6d89-4a4b-4b26-ae9b-968307519c88

SOBRE LA PAZ Y LOS ACUERDOS ESPECIALES


Webnode
11.05.2016 01:40
X-JAIME ARAUJO RENTERÍA
(Editor: Octavio Quintero/El Satélite)
El artículo 3, común a los acuerdos de Ginebra de 1949, aplicable a la guerra civil no declarada de Colombia, hay que interpretarlo y entenderlo en armonía y desarrollado por el protocolo adicional II de 1977. En su parte pertinente dice:
«Artículo 3 – Conflictos no internacionales. En caso de conflicto armado que no sea de índole internacional y que surja en el territorio de una de las Altas Partes Contratantes cada una de las Partes en conflicto tendrá la obligación de aplicar, como mínimo, las siguientes disposiciones:
1) Las personas que no participen directamente en las hostilidades (…) serán, en todas las circunstancias, tratadas con humanidad…
A este respecto, se prohíben, en cualquier tiempo y lugar, por lo que atañe a las personas arriba mencionadas:
a) los atentados contra la vida y la integridad corporal (…) los tratos crueles, la tortura…
b) la toma de rehenes;
c) los atentados contra la dignidad personal, especialmente los tratos humillantes y degradantes;
d) las condenas dictadas y las ejecuciones sin previo juicio ante un tribunal legítimamente constituido…
2) Los heridos y los enfermos serán recogidos y asistidos.
… Además, las Partes en conflicto harán lo posible por poner en vigor, mediante acuerdos especiales, (subrayado y resaltado nuestro) la totalidad o parte de las otras disposiciones del presente Convenio.
La aplicación de las anteriores disposiciones no surtirá efectos sobre el estatuto jurídico de las Partes en conflicto”.
Este artículo 3 establece que existe un mínimo de reglas para la  guerra civil no declarada que hemos vivido en Colombia, aun cuando nuestro conflicto armado no tenga carácter internacional.
La historia de este articulo común y del protocolo adicional II, que lo desarrolla, nos permite hacer una recta interpretación del mismo.
En los Convenios de Ginebra del año 1949, se buscó dar un mínimo de protección humanitaria en esas normas a las hipótesis que poseían todas las características de una guerra, sin ser una guerra internacional, especialmente a la guerra civil, pues, se encuentra dentro de los límites de un solo país. Su objetivo es proporcionar un mínimo de protección a las víctimas. Como desde el punto de vista de las victimas la distinción entre el conflicto armado interno e internacional es artificial, ya que la violación a sus derechos es idéntica en una u otra guerra, los principios humanitarios deben aplicarse con independencia de la identidad de los combatientes.
El segundo elemento es que los estados tienen soberanía dentro de sus fronteras. Estos nuevos elementos en la década de los ‘70, se tradujeron en el Protocolo II de los Convenios de Ginebra que constituye el primer instrumento jurídico relativo a la protección de las víctimas de los conflictos armados no internacionales, de las guerras civiles.
Acuerdos especiales
El art. 3 común de los 4 convenios de Ginebra de 1949 que, como se dijera en los debates, parece una “Convención en miniatura”, es el único aplicable automáticamente a las guerras civiles, por mandato del derecho internacional humanitario, sin necesidad de voluntad o acuerdo entre las partes en conflicto. Esto no es obstáculo para que las partes, mediante acuerdos  especiales, pongan en vigor todo un convenio de los 4 de ginebra; ó 2, 3 ó los 4 convenios; o solo parte de ellos. Las partes combatientes sólo están obligadas legalmente a observar el artículo 3, y pueden hacer caso omiso de todo los demás. Pero es evidente que cada una de ellas tiene la plena libertad para declarar su intención de aplicar todas o parte de las demás disposiciones.
Los convenios especiales son un mecanismo práctico de eficacia normativa. Se podría preguntar si en vez de que las partes negocien durante largo tiempo acuerdos particulares, ¿es más práctico recurrir al Convenio tal como es, o a algunas de sus normas?
Como se puede observar, la materia de estos acuerdos especiales está referida a los 4 convenios ya existentes, y no a temas o materias que no tienen nada que ver con ellos. Por lo mismo, están limitados a esas materias. Como decimos los abogados, su ámbito material de aplicación son las materias de los 4 convenios de ginebra de 1949, y a contrario sensu, no tienen por objeto otras materias.
La delimitación del ámbito material del art. 3 común, no le quita su importancia histórica, sobre todo para la sociedad civil, ya que garantizó, al menos, la aplicación de normas humanitarias reconocidas como esenciales por los pueblos civilizados; también porque es aplicable automáticamente, sin condición de reciprocidad.
La obligación del Estado Colombiano no plantea problemas. La simple legalidad del gobierno implicado en un conflicto interno, lo obliga en cuanto Parte contratante en el Convenio. En cambio, ¿de dónde surge la obligación de la guerrilla? Si ésta aplica el artículo 3 y respeta la sociedad civil,  habrá menos víctimas del conflicto. Si deja de aplicarlo, dará la razón a quienes consideran su actuar como terrorismo, delincuencia común, bandidaje o anarquía.
No alteración del estatuto jurídico de las partes en conflicto
El artículo 3, deja claramente establecido que su aplicación es exclusivamente humanitaria y no constituye para los gobiernos reconocimiento de poder alguno a la guerrilla, y no limita su derecho a reprimir  a los rebeldes, incluso con las armas, ni a perseguirlos judicialmente por sus delitos, de conformidad con la ley del Estado. Para la guerrilla, dejando de lado los efectos políticos de respaldo de la población civil, por haberle respetado sus derechos durante el conflicto, el hecho de aplicar este artículo no le confiere derecho a una inmunidad ni a una protección especial.
Protocolo adicional II
Además de las disposiciones del artículo 3 común, que siempre son aplicables, en lo que atañe a las guerras civiles se aplican las normas del Protocolo adicional II, que consta  de 6 partes: Preámbulo; Título I – Ámbito del presente Protocolo; Título II – Trato Humano; Título III – Heridos, enfermos y náufragos; Título IV – Población civil; Título V – Disposiciones finales.
De todas estas normas del protocolo II, queremos resaltar parte del artículo 2 y del 6, que en su parte pertinente dicen:
“Art 2. Ámbito de aplicación personal.
(…) Numeral 2. Al fin del conflicto armado, todas las personas que hayan sido objeto de una privación o de una restricción de libertad por motivos relacionados con aquél, así como las que fuesen objeto de tales medidas después del conflicto por los mismos motivos, gozarán de la protección prevista en los artículos 5 y 6 hasta el término de esa privación o restricción de libertad.
Art 6. Diligencias penales.
(…) Numeral 5. A la cesación de las hostilidades, las autoridades en el poder procurarán conceder la amnistía más amplia posible a las personas que hayan tomado parte en el conflicto armado o que se encuentren privadas de libertad, internadas o detenidas por motivos relacionados con el conflicto armado”.
Síntesis
Como se puede observar, los denominados acuerdos especiales del artículo tercero común a los cuatro convenios de Ginebra, no son tratados internacionales, son la aplicación en el ámbito interno de un Estado de parte o de la totalidad de normas idénticas a las de esos tratados, pero que tienen como fuente el acuerdo de las partes en el conflicto interno, y lo que es más importante, esos acuerdos internos están limitados en cuanto a sus temas o materias por los cuatro convenios de Ginebra; pueden tener menos materia que ellos, pero no más materias que ellos. Y en relación con las normas transcritas del protocolo adicional dos de 1977, tampoco permiten celebrar entre las partes en conflicto verdaderos tratados internacionales (las amnistías, son actos de derecho interno), y mucho menos, que estos acuerdos modifiquen automáticamente la constitución colombiana.
Alternativas
Distinto a lo que hemos escuchado hasta ahora por boca de funcionarios (ex-fiscal), o participantes en el debate, es necesario mirar otras opciones:
La primera sería que el Estado colombiano reconociera directamente a los grupos guerrilleros la calidad de beligerantes. Esta calidad SÍ los convertiría en sujetos del derecho internacional, con algunos derechos y obligaciones, respecto del derecho de la guerra (que no es lo mismo que el derecho internacional humanitario aunque, modernamente, tienden a asimilarse y a tener reglas comunes).
Entre dos sujetos del derecho internacional: por un lado el Estado y por otro la guerrilla como fuerza beligerante, SÍ se podría celebrar un acto de derecho internacional pero, sin olvidar, que en nuestro derecho constitucional los actos de derecho internacional, por regla general, requieren de ley aprobatoria del Congreso; de control previo de constitucionalidad y del canje de notas de ratificación.
Las relaciones entre el derecho constitucional y el derecho internacional, plantean el tema de la constitucionalización del derecho internacional o de la internacionalización del derecho constitucional. Actos de derecho internacional (tratados), que han dado origen a actos de derecho interno (incluido el derecho constitucional) o viceversa, actos de derecho interno que dan origen a actos de derecho internacional. Ejemplo de los últimos, podría ser la disolución constitucional de la antigua URSS, que dio origen al nacimiento de varios estados independientes. Ejemplo de los primeros sería el caso de la constitución japonesa de 1947 y en parte de la alemana de 1949, que fueron parcialmente impuestas por los vencedores de la Segunda Guerra Mundial a los vencidos, luego de los acuerdos de rendición de los gobiernos japoneses y alemán.
Valga la pena anotar que no sería este el caso de Colombia. En muchos de los casos, donde las normas internacionales han dado origen a cambios constitucionales, los hechos han sido similares: una cruenta guerra civil; una intervención armada de la comunidad internacional y una resolución de la ONU que ha dictado los principios guías para la redacción de una sucesiva constitución (Namibia, Zambia, Camboya, etcétera); o como el caso de la antigua Yugoslavia, donde la constitución era un anexo de un tratado internacional, el denominado acuerdo de DAYTON, que puso fin a la sangrienta guerra civil.
No sobra llamar la atención sobre el hecho que, en el caso de Colombia, a pesar de la intervención individual de ciertos estados, no ha existido una intervención armada de la comunidad internacional, por lo que estas soluciones no son claramente aplicables al caso de Colombia. Los denominados tribunales internacionales, como la Corte Penal Internacional, o aquellos ad hoc como los de Yugoslavia, Sierra Leona, Ruanda o Camboya, se han establecido para juzgar y sancionar los crímenes cometidos durante la guerra y no para amnistiarlos o indultarlos.
Gran síntesis
De todo lo dicho podemos colegir que los acuerdos especiales previstos en el artículo tercero común, a los cuatro convenios de Ginebra de 1949, no permite modificar la constitución de Colombia ni constituyen un tratado internacional; no se trata tampoco de un acto de derecho internacional, que de origen a una modificación de la constitución colombiana ni de actos de derecho interno que den origen a actos de derecho internacional… No se trata del Estado colombiano vencido por las potencias extranjeras, que le impongan una nueva constitución, ni de la intervención armada de la comunión internacional que le imponga una nueva constitución.
Lo que SÍ está al alcance del gobierno, jurídicamente, y que puede realizar por su propia fuerza, sin necesidad de nadie más, es reconocer a la guerrilla el estatus jurídico de beligerantes y pactar con ella, desde el derecho internacional, cambios constitucionales que, como hemos recordado, en nuestro sistema jurídico actual requieren intervención del Congreso y control de constitucionalidad previo.
La gran pregunta entonces es: ¿se atreverá el gobierno, para que trasciendan los acuerdos de este gobierno a otro gobierno, a reconocerle a la guerrilla colombiana el status jurídico de beligerantes? Creo que no.
Etiquetas:
Jaime Araujo | Acuerdos especiales | Farc
Leer más: http://periodicoelsatelite.webnode.es/news/sobre-la-paz-y-los-acuerdos-especiales/

Anteriores Entradas antiguas

A %d blogueros les gusta esto: