UNA INDEMNIZACIÓN JUBILAR: SOCIAL Y RELIGIOSA. Olga Lucia Alvarez Benjumea ARCWP*


Logo en español

 

Reflexiono y escribo principalmente para mi.

Estaba pensando sobre; precisamente sobre el Año Jubilar, el Año de la Misericordia, decretado por Francisco. Ayer, cuando por fin, terminé la crónica sobre “Pastoral y Solidaridad con las pos-penadas…” dos comentarios amistosos que me llegaron, me refuerzan lo que he venido pensando y a ello me quiero referir.

Hasta cuándo nos vamos a seguir diciendo que somos unas pecadoras, unas prostitutas, (como el tatuaje que le han colocado a Miriam de Magdala), ex-comulgadas, ex-drogadictos/as, ex-presidiarias, pos-penadas, homosexuales, lesbianas, trans. ex-guerrillera, reinsertada/o, etc,etc, etc?

Acaso, mi Bautismo, no me dignifico lo suficiente?

Acaso, la muerte de Jesús, no me redimió?

Ser pecadora, prostituta, pos-penada, ex-presidiaria, etc, etc,  son palabras estigmatizantes, discriminatorias…..o sea que no ha sido suficiente, el que hayamos tenido un Goel, un fiador, que ya pagó por nosotras/os?

La Sociedad nos castiga, la Jerarquía eclesiástica nos condena. Aunque se cancele la deuda, aunque se pague la condena, seguimos arrastrando sin indemnización alguna,  la “culpa” de nuestra madre Eva, la discriminación de género, por el hecho de ser mujer.

No quisiera, pensar y aceptar, que tiene mas autoridad la Sociedad y la Jerarquía eclesiástica exclusiva de varones, que el mérito y la autoridad moral, sanadora, renovadora que el sacrificio de la Cruz y nuestro Bautismo!

Me sigo renovando, como dice Maliho (malihorenovada),  sigo buscando, sigo encontrando, las bendiciones de la Esencia Divina, que me abraza, me besa y estrecha contra su corazón, dándome, Paz, seguridad, confianza, re-emporandome en mi Dignidad, como hija/o de la Divinidad.

No mas, me culpas=golpes de pecho.

Hoy quiero cantar con alegría, danzar. Que vibren los tambores, el bombo, las gaitas, las maracas, el acordeón, la guitarra, el arpa, el violín de mi Vida!

Mi Bautismo, mi Eucaristía, mi ministerio como presbitera, qué más quiero? Esa es mi indemnización Divina, para siempre dar gracias, bendecir y dar a conocer el rostro de toda una Divinidad hecha humanidad!

Una última pregunta: Cuándo nos reconocerán a nosotras las mujeres, nuestra Dignidad bautismal, la sociedad y la jerarquía?

 

 

*Presbitera Católica Romana.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: