COLOMBIA.CARTAGENA: 3 mujeres asesinadas en 72 horas en Cartagena


7:32:00  Judicial

La Policía Metropolitana de Cartagena confirmó la muerte de Alexandra Berrocal Oquendo, de 20 años, los hechos sucedieron en el sur de la ciudad, la noche del miércoles a mano de su pareja sentimental, quien luego de quitarle la vida, se suicidó.

“Siendo las 20:00 horas informa el cuadrante 6-17, que en el barrio el pozón, sector la mejor esquina, al interior de una vivienda  un particular sostuvo una riña con su compañera sentimental, ocasionándole heridas con arma blanca, dejándola sin signo vitales en el baño de la residencia, igualmente el victimario se ocasiono una herida a la altura del cuello siendo trasladado al Cap. del Pozón donde reportaron su deceso”, informó la Policía.

Horas antes, también fue asesinada Michel Paola Alcalá Padilla, de 26 años de edad, la mujer que se desplazaba en una motocicleta fue ultimada con dos impactos de bala, al igual que ella el conductor del vehículo también perdió la vida.

“Siendo las 09:50 de la mañana, en la carrera 30 con calle 52 del barrio la María, fueron ultimados  González Arnold Vicente,  34 años, y la señorita Michel Paola Alcalá Padilla la cual presenta dos impacto. Las autoridades investigan, si estas dos personas tienen nexos con bandas criminales y de igual forma la unidades de inteligencia realizan entrevistas y recopilan evidencias para dar con la captura de los presuntos responsables materiales e intelectuales de este lamentable hecho”, indicaron las autoridades.

Otro caso

El lunes 29 de agosto, un hecho de violencia se registró en un edifico del centro histórico de Cartagena, donde una pareja se disponían a firmar el divorcio, pero todo terminó con la muerte de Mimis Patricia Urbina Blanco, quien fue asesinada presuntamente por su expareja, John Jairo Castro, minutos antes de firmar.

El sujeto fue capturado por la Policía, y fue dejado a disposición de la Fiscalía, quienes lo presentaron ante un juez de control de garantías que legalizó su captura.

 

http://denunciasctgo.blogspot.com.co/2016/09/3-mujeres-asesinadas-en-72-horas-en.html

  Obispos de América reunidos en Colombia consagran continente a la Divina Misericordia


Loading
1 de Septiembre de 2016 /
 Imprimir
Bogotá (Jueves, 01-09-2016, Gaudium Press) El Cardenal Rubén Salazar, Arzobispo de Bogotá y Presidente del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM), presidió en Bogotá , Colombia, la Eucaristía de Clausura del «Jubileo Extraordinario de la Misericordia en el Continente Americano», un Congreso en el cual participaron Obispos de todo el continente y que fue presidido por el Presidente de la Pontificia Comisión para América Latina, Cardenal Marc Ouellet. En esta Eucaristía, más de 100 Obispos y numerosos sacerdotes se unieron para consagrar el continente de América a la Divina Misericordia.
OBISPOS CONGRESO MISERICORDIA BOGOTA GAUDIUM PRESS.jpg
Los Obispos ingresan en procesión al templo de La Porciúncula en Bogotá, Colombia, para la Eucaristía de Clausura del Jubileo Extraordinario de la Misericordia en el Continente Americano. Foto: Arquidiócesis de Bogotá.

El Cardenal Salazar destacó la fiesta de Santa Rosa de Lima (Patrona de Perú y numerosas poblaciones e instituciones en Latinoamérica) como «el marco ideal» para la acción de gracias a Dios por su obra en el continente americano. «Ella floreció en el desierto de su época; fue la rosa que con su perfume transformó los ambientes de los pobres, de los enfermos, de los desheredados de su tiempo».El Cardenal invitó a los presentes a «gloriarse en el Señor», según aconsejó San Pablo, participando de su manifestación en su Muerte y Resurrección, cuando Cristo transformó el dolor y el sufrimiento llevándolos Él mismo «y, clavándolos en la cruz, los ha destruido transformándolos en perdón, reconciliación, amor, solidaridad». «He ahí la misericordia del Señor: una fuerza transformadora, que toma el mal y lo destruye transformándolo, haciendo que de la muerte brote la vida, que el odio se haga amor, que la injusticia se haga solidaridad, que la violencia se haga respeto y servicio», predicó; «que la humanidad fragmentada y destruida por el pecado renazca en una sola familia, animada por el Espíritu, familia llamada a ser sal y luz como fuerza transformadora de toda la realidad».

El purpurado animó a los sacerdotes a llevar la Misericordia de Dios para transformar la realidad actual con la intercesión de los Santos «que a lo largo de los siglos han sido sal de la tierra y luz del mundo». El purpurado expresó su deseo de que la celebración de los Obispos en Bogotá «expanda como perfume de suave olor la misericordia del Señor hasta los últimos rincones de nuestro continente».

Al final de la Eucaristía los prelados realizaron la oración de Consagración de América a la Divina Misericordia, la cual compartimos a continuación:

Bendito seas Dios Padre, rico en misericordia, que en la persona de tu Hijo Jesucristo bendices al Continente Americano y por la fuerza del Espíritu Santo lo vivificas derramando en los corazones sus dones y gracias.

Hoy queremos reconocernos como una comunidad de discípulos misioneros de tu Hijo, formada por pobres pecadores, mendicantes de tu misericordia, congregados por la gracia del perdón y de la reconciliación, consagrados y enviados para proclamar tu presencia y de la creación entera. Te consagramos nuestros países, nuestras comunidades, nuestras familias.

Te suplicamos que derrames tu amor y tu misericordia sobre todos los habitantes de este Continente Americano, especialmente sobre los más pobres y necesitados, sobre los niños, los jóvenes, los matrimonios, los constructores de la sociedad, los enfermos, los ancianos, para que, superadas tantas desigualdades y marginaciones, podamos construirnos todos los pueblos americanos como una sola familia, fraterna y solidaria, y gozar de paz y de vida plena. Amén

Con información de ACI.

http://es.gaudiumpress.org/content/81741

VIDEO: QUE VIVA LA MONTAÑA (NASA CORINTO)


La nueva estrategia de poder del capitalismo mundial // Suely Rolnik


http://anarquiacoronada.blogspot.com.co/2016/03/la-nueva-estrategia-de-poder-del_7.html

 

  • «La base de sostenimiento del poder de la derecha es el propio deseo de la población» // Una conversación con Suely Rolnik | Lobo Suelto!

    ANARQUIACORONADA.BLOGSPOT.COM· 612 VECES COMPARTIDA
  • La llegada de Temer: radicalización conservadora y fin de ciclo – ALDHEA
    La llegada de Temer: radicalización conservadora y fin de ciclo 31.08.2016 adminaldhea 0 Por Salvador Schavelzon / Miembro del staff académico de la Fundación ALDHEA Impeachment e indefinición desde arriba La situación política en el Brasil después de la destitución de Dilma Rousseff parece indicar…

    ALDHEA.ORG · 187 VECES COMPARTIDA
  • Página/12 :: El país :: El nuevo espíritu del capitalismo
    En el régimen neoliberal de la autoexplotación uno dirige la agresión hacia sí mismo. Esta autoagresividad no convierte al explotado en revolucionario, sino en depresivo. Hoy el poder adquiere cada vez más una forma permisiva. En su permisividad, incluso en su amabilidad, depone su…

    PAGINA12.COM.AR ·2386 VECES COMPARTIDA

EE.UU. N.J. Sacerdote suspendido por apoyar a grupos homosexuales


Por David Gibson | Hace 6 horas

 

El Rev. Warren Pasillo conduce una misa especial para parejas que renuevan sus votos el día de San Valentín de 2014, a la Capilla de la Inmaculada Concepción en el campus de South Orange Universidad de Seton Hall.  Foto de Frances Micklow / cortesía de The Star-LedgerEl Rev. Warren Pasillo conduce una misa especial para parejas que renuevan sus votos el día de San Valentín de 2014, a la Capilla de la Inmaculada Concepción en el campus de South Orange Universidad de Seton Hall. Foto de Frances Micklow / cortesía de The Star-Ledger

(RNS) El arzobispo católico de Nueva Jersey ha prohibido a un cura gay del ministerio porque el clérigo apoya grupos de defensa de los homosexuales y ha apostado por un consejero de la escuela católica que fue despedido cuando funcionarios de la iglesia descubrieron que la mujer estaba en un matrimonio del mismo sexo.

El Rev. Warren Hall dijo que se le notificó por teléfono el miércoles (31 de Agosto) que Newark arzobispo John Myers, un conservador directo, que ha presentado sus papeles de retiro de Francisco, dice que las acciones de Hall se «confunden a los fieles.»

Como resultado, Hall ya no será capaz de celebrar la misa en público, presentarse a sí mismo como un sacerdote o de trabajo en las parroquias de Nueva Jersey, donde ha estado ministrando.
«El problema es que tenemos un arzobispo que no cree que puede ser homosexual y católico,» Hall, que está de vacaciones, escribió en un correo electrónico.

También tuiteó sobre el movimiento miércoles por la tarde:

Follow
Warren Hall @Warrmeister
Sadly, my differences with my bishop continue. Today he has suspended me from priestly ministry. @Pontifex’s Reform are taking too long.
6:58 PM – 31 Aug 2016
9 9 Retweets 10 10 likes
cuestiones de Myers con hall se remontan a mayo del año pasado, cuando el arzobispo disparó Hall desde su trabajo como capellán en la Universidad de Seton Hall para una publicación en Facebook en la cual Pasillo mostró su apoyo a la lucha contra la intimidación «NOH8» campaña que fomenta el respeto de los homosexuales las personas y los derechos de los homosexuales.
Hall, quien dijo que sigue comprometido con su vocación como sacerdote ya su voto de celibato, unas semanas más tarde reconoció que es homosexual .

La Arquidiócesis de Newark dijo que era también un problema porque «alguien que las etiquetas de sí mismo oa otro en términos de orientación sexual o atracción contradice lo que la Iglesia (Católica) enseña.»

Las tensiones parecían haberse aliviado dos meses más tarde, cuando Myers asignado Hall para asistir a dos parroquias en el norte de Nueva Jersey a través del río Hudson desde el Bajo Manhattan.

LEA: cura Gay despedido de la universidad consigue nuevo puesto en parroquias NJ

Pero Hall ha seguido una copia públicamente varios grupos homosexuales y homosexuales católicos en particular.

Él está ajustado a hablar la próxima semana a un capítulo de Nueva Jersey de PFLAG , fundada como un grupo de apoyo para padres y amigos de las personas homosexuales, y ha expresado su apoyo a los grupos de control de armas Gays Contra las Armas , el Centro de la Comunidad LGBT en Nueva York y nuevas formas Ministerio , una organización católica LGBT.

Hall dijo que en la llamada telefónica que le informaba de la suspensión, Monseñor Thomas Nydegger, Myers segundo al mando, también citó el apoyo de Hall para un gay no oficial y el ministerio de lesbianas en la JMJ de la iglesia en Polonia en julio y su apoyo a un consejero que ha demandado a la arquidiócesis para la cocción de ella durante su matrimonio del mismo sexo.

La mujer, Kate Drumgoole, el mes pasado presentó una demanda contra Paramus Catholic High School – donde fue consejero y entrenador de baloncesto hasta su despido en enero – y la arquidiócesis por violar las leyes contra la discriminación e intencionalmente infligir angustia emocional.

Los abogados de la arquidiócesis dijo que violó las enseñanzas de la iglesia y el código de la escuela de la ética cuando se casó con su pareja.

En su correo electrónico, Hall dijo que estaba «molesto» por las acciones de Myers en su contra y que sería difícil de romper las noticias a los feligreses en los Santos. Peter y Paul Iglesia en Hoboken y Iglesia de San Lorenzo en Weehawken, donde se ha desempeñado durante el año pasado: «Me recibieron totalmente después de mi despido de Seton Hall el año pasado, saben mi historia personal y me hizo un miembro de la familia .

«Desde mi despido de Seton Hall y saliendo del año pasado me sentí la obligación de utilizar esto como una oportunidad para que más directamente la gente sabe del amor de Dios por todos nosotros y que los católicos homosexuales deben permanecer en la iglesia y el trabajo para su aceptación más amplia ,» el escribio. «No me siento que he predicado, o se enseña nada contrario al Evangelio (y) esto es cierto de todo mis 27 años de ordenación» como un cura.

Un portavoz de Myers, James Bondad, dijo en un correo electrónico el jueves que la suspensión no era sobre la orientación sexual de Hall, pero sobre sus posiciones públicas.

«Cada sacerdote católico promete ser reverente y obediente a su obispo,» dijo Bondad. «Las acciones y las declaraciones de un sacerdote debe ser siempre coherente con la disciplina, normas y enseñanzas de la Iglesia Católica. Cuando están ordenados, los sacerdotes están de acuerdo en aceptar el juicio del obispo por la tarea y la participación en el ministerio «.

En un comunicado lamentando la suspensión de Hall, Francis DeBernardo, director ejecutivo de New Ways Ministry, llamado Pasillo «valiente» y dijo que «el arzobispo está diciendo que sus miedos iglesia asociarse con personas LGBT – un temor que es contrario al Evangelio.»

LEA: cura Gay despedido de trabajo capellán Francisco pide para satisfacer LGBT católicos en los Estados Unidos

Ministerio de Hall, dijo DeBernardo, «está en línea con la propia enseñanza auténtica de la Iglesia que sus ministros deben llegar a todos aquellos que han sido marginados. Él está en consonancia con el enfoque más pastoral y acogedor Francisco ‘hacia las personas LGBT «.

Myers presentó su renuncia a Francis en julio cuando cumplió 75 años , como lo requiere la ley canónica.

Pero el pontífice, según los informes, que está revisando el proceso de búsqueda episcopal para encontrar candidatos en sintonía con su agenda pastoral, aún no se ha nombrado a un sustituto.

ACERCA DE DAVID GIBSON
David Gibson
David Gibson es un reportero nacional de RNS y un galardonado periodista de la religión, autor y director de cine. Ha escrito varios libros sobre temas católicos. Su último libro es de artefactos bíblicos: «Encontrar a Jesús:.. La fe Hecho Falsificación», que también fue la base de una popular serie de CNN.

 

NJ priest suspended for supporting gay groups

CMI hace un llamamiento para el apoyo, para con los refugiados.


CMI hace un llamamiento para el apoyo, para que todos destacan #WithRefugeesIssam, un niño refugiado de Siria, disfruta de un festival sueco. Foto: Albin Hillert

El 31 de de agosto de el año 2016

A medida que las guerras y los conflictos siguen obligando a miles de familias a abandonar sus hogares todos los días, el Consejo Mundial de Iglesias (CMI) hace un llamamiento a todas las personas de buena voluntad para apoyar la campaña #WithRefugees del ACNUR. Al firmar una petición para ser entregado a la sede de la ONU antes de la reunión de la Asamblea General el 19 de septiembre de personas en todo el mundo se les pide a levantar la voz, para asegurar que todos los niños refugiados reciba una educación, que cada familia de refugiados tiene un lugar seguro para viven, y que cada refugiado puede trabajar o aprender nuevas habilidades para hacer una contribución positiva a su comunidad.

«La migración es una realidad humana que debe gestionar, en lugar de un problema que hay que resolver», dice un mensaje de vídeo CMI compartida en el período previo a la reunión de la Asamblea General de las Naciones Unidas para los Refugiados y Migración, que se realizará en Nueva York en septiembre 2016. de pie con los socios y compañeros peregrinos de todo el mundo «, el CMI ahora se compromete a apoyar activamente la campaña #WithRefugees del ACNUR, llamando a los líderes mundiales para encontrar soluciones para la protección de los refugiados, basado en un espíritu de responsabilidad compartida, valores compartidos y comunes intereses «, dice el mensaje, entregado por el secretario general adjunto Prof. Dr. Isabel Phiri Apawo en nombre del secretario general del CMI, Rev. Dr. Olav Fykse Tveit.

«Desafortunadamente, los refugiados y los migrantes se han convertido en chivos expiatorios para los problemas socioeconómicos nacionales, y hay un mal uso cada vez más generalizado de las políticas nacionales de inmigración a la codificación de la intolerancia y el prejuicio xenófobo», continúa el mensaje.

Dr. Katalina Tahaafe-Williams, encargado del programa del CMI para la Misión y Evangelización, reflexiona: «Con la migración a gran escala de personas en todo el mundo, podemos ver que la xenofobia y la violencia racial están en aumento. En tales circunstancias, como una comunidad de iglesias, nuestra fe nos llama a menudo para llevar a cabo nuestra misión desde los márgenes «.

«Sólo siendo fieles a nuestros valores humanos», Tahaafe-Willams continúa, «podemos alcanzar la justicia, la paz, y construir la esperanza tantas veces sea necesario en las sociedades que luchan con la división y la exclusión en todo el mundo».

«La esperanza es un criterio de nuestra fe cristiana», concluye Tveit. «A menudo, esto significa ser capaz de ver más allá de lo que vemos, y esperar algo más, y algo más – en busca de la justicia y la paz, y nada menos.»

Firma la petición, hasta situarse #WithRefugees

CMI vídeo: CMI mensaje de apoyo a la campaña del ACNUR #WithRefugees

la labor del CMI sobre Migración y justicia social

labor del CMI sobre Misión de los márgenes

https://www.oikoumene.org/en/press-centre/news/wcc-appeals-for-support-for-all-to-stand-withrefugees

 

Relevamiento de instrumentos del MERCOSUR en materia de trata de personas


relevamiento_trata

En el ámbito del IPPDH desde el año 2015 se implementa el Proyecto “Cooperación Humanitaria Internacional para migrantes, apátridas, refugiados y víctimas de trata de personas en el MERCOSUR”, con el apoyo financiero del gobierno de Brasil. Dicho proyecto contempla un conjunto de acciones, incluyendo estudios transversales sobre el tema de la seguridad alimentaria, investigaciones sobre la migración haitiana, diálogos interregionales para intercambiar experiencias y difundir buenas prácticas en el ámbito del MERCOSUR y los Estados asociados, entre otras. El Proyecto fue analizado y aprobado en la XCVII Reunión Ordinaria del Grupo del Mercado Común (GMC), realizada entre el 15 y el 16 de abril de 2015 en Brasilia.

El presente “Relevamiento de instrumentos en materia de trata de personas del MERCOSUR” se inserta en el marco del Proyecto mencionado y evidencia la producción, en el bloque regional, de numerosas herramientas de combate al delito de la trata de personas, tales como: planes de acción, declaraciones, mecanismos, campañas e instrumentos técnicos como guías y protocolos. Los instrumentos han generado una institucionalidad regional sobre la temática, dotando a los Estado Parte y Asociados de capacidades en el ámbito regional para combatir de manera articulada el delito de la trata de personas y brindar atención humanitaria a sus víctimas. El IPPDH realizó, aún, en 2016, el curso de capacitación a actores sociales en atención humanitaria para víctimas de trata de personas y la III Consulta Pública del Foro de Participación Social sobre la temática.

La actualización y profundización del estudio permitirá, a su vez, generar insumos estratégicos que servirán de base para las demás actividades del proyecto relacionadas a la temática. Además, posibilitará la discusión y el avance en iniciativas y políticas en materia de combate a la trata de personas a nivel regional, a la luz de los desafíos vigentes para avanzar en esta lucha.

Descarga Aquí: Relevamiento de instrumentos del Mercosur en materia de trata de personas

Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos en México 


publicación de Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos en Coahuila.
Foto de Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos en Coahuila.
Foto de Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos en Coahuila.
Foto de Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos en Coahuila.
Foto de Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos en Coahuila.
En Coahuila, Ciudad de México, Chihuahua, Baja California, Querétaro, Veracruz, Guerrero, existimos decenas de colectivos que tenemos desaparecidos y desaparecidas. Nuestros hijos, hijas, hermanos, hermanas, padres, madres, etc. ¡Seguiremos saliendo a las calles a gritar el nombre de cada uno, cada una! Siempre le recordaremos al Estado Mexicano que tienen una deuda con nosotras como familias porque ellos son responsables de que no tengamos a los nuestros, a las nuestras. Ellos son responsables porque permitieron que esto pasara y que continúe todavía, porque esto no disminuye, desaparecen diariamente muchos y muchas. ¡Por una búsqueda incansable! ¡Vivos los llevaron, vivos los queremos

COLOMBIA: ¡Una paz, donde las mujeres son violentadas, no es una paz completa!


¡La guerra con las FARC se acaba, pero no la guerra del patriarcado!

 

Cartagena, agosto 30 de 2016. Cuando las mujeres aún no terminamos de celebrar el cese al fuego bilateral y definitivo entre las Farc y el Gobierno nacional, nos sorprende la nefasta noticia del asesinato de Mimi  Patricia Urbina Blanco en manos de su ex esposo Jhon Jairo Castro en momentos en que esperaban para firmar el divorcio.

Mimi Patricia fue una mujer que vino de su pueblo, San José de Playón, hace 13 años, huyéndole a  la violencia de la guerra, sin embargo no se sustrajo de las violencias que genera el patriarcado y que a fin de cuentas acabó con su vida.

En lo que va corrido del año, 6 mujeres han sido asesinadas en la ciudad, sin embargo sus muertes quedan en una exhaustiva investigación. No queremos más casos como los de Samaris Cassiani Berrio (asesinada por su ex novio el 15 de enero),  Deysi García Ayola (asesinada por su ex marido el 1º de febrero), Leidy Patricia Muñoz Mendoza (asesinada el 28 de febrero), Tatiana Rocha Villalba (violada y asesinada el 21 de marzo) Karina Paola Garcés Lemos (asesinada el 18 de abril), Mariela Morelos Rodríguez (asesinada el 30 de abril) y el doloroso caso de la niña de 14 años, Sharon Dariana Mármol Téllez,(violada, asesinada y calcinada en Santa Rosa del Sur).

No podemos hablar de una paz completa si las mujeres siguen siendo violentadas por esta sociedad patriarcal, de derecho y dominio masculino.

Por eso, las mujeres de la Ruta Pacífica, EXIGIMOS al gobierno local, departamental y nacional:

  1. Que más allá de los avances legislativos, la creación de dispositivos eficaces para proteger la vida de las mujeres; son necesarias acciones de prevención, protección y sanción en los planes de desarrollo,  para que hechos como éstos no se repitan.
  2. Que las autoridades realicen un rápido esclarecimiento de los hechos para que los agresores responsables de estos delitos atroces, sean judicializados y le apliquen la máxima  pena, tal como lo contempla la ley 1761 de 2015 o ley Rosa Elvira Cely, para que los casos de violencia sexual y de género  no queden impunes y sea una realidad para las mujeres de este país.

¡Una paz, donde las mujeres son violentadas, no es una paz completa!

 

Comunicado de la Ruta Pacífica Regional Bolivar

¿Habemus pacem? Los desafíos en el tránsito de La Habana a Colombia


 
Tras cuatro años de negociaciones, se firmó en la Habana, Cuba, el acuerdo de paz entre el gobierno de Juan Manuel Santos y las FARC-EP, mientras el proceso con el ELN sigue empantanado y el proceso con el EPL ni siquiera está en la agenda política. Los pronósticos que temían la posibilidad de un quiebre en las negociaciones han quedado ya sin base, cerrándose así un ciclo de lucha que, necesariamente, deberá abrir nuevos escenarios y posibilidades. La decisión de este movimiento insurgente de abandonar las armas no pareciera tener reversa y pase lo que pase, seguirán en el camino de lo que se ha llamado su “reincorporación a la vida civil”.  Aun cuando este acuerdo no genera cambios estructurales, sin lugar a dudas representa un avance significativo para la población rural –que, aunque invisibilizada, es un nada despreciable 34% de la población del país- y una oportunidad para que el movimiento popular pueda, potencialmente, articularse en función de las grandes tareas transformadoras que quedan por delante. Nada está escrito en las estrellas: todo dependerá de la lucidez y la capacidad organizativa y movilizadora del movimiento popular.
 
Falta su ratificación por el Congreso y la firma final en Colombia, que sería a finales de Septiembre. No se esperan grandes sorpresas en la décima conferencia de las FARC-EP, que debería ratificar el acuerdo el 19 de Septiembre. El plebiscito mediante el cual los acuerdos se someterían a refrendación por parte del soberano, quedaría acordado para el día 2 de Octubre. En este plebiscito deben obtenerse 4,5 millones de votos para el “si” para que los acuerdos sean ratificados –por eso es tan importante el motivar a la población y cerrar las puertas al retorno a la guerra total entre el Estado y las FARC-EP[1]. Pese a la pobreza argumentativa de la caverna que hace campaña por el “no”, sería insensato despreciar el arrastre que esta opción tiene en muchos sectores urbanos, aún bajo el embrujo autoritario del uribismo[2]. Aun así, el mayor desafío será alcanzar las metas requeridas para la aprobación de este referéndum.
 
Histórico, pero…
 
Si bien la firma de este acuerdo se trata de un hecho histórico, no deja de sorprender el escaso entusiasmo que se ha respirado no solamente con el anuncio de la firma final, sino durante todo el proceso. Aunque no falten razones para celebrar, hay poco ánimo de celebración. No ha habido el ambiente de fiesta generalizado que ha acompañado a otros procesos de paz, como el de Irlanda del Norte o El Salvador, por nombrar algunos; ni siquiera se ha acercado a la efervescencia democratizante que se respiraba en 1990 para el proceso de paz con el M-19, el EPL, el MAQL y el PRT. Es doloroso constatar que, al menos en los centros urbanos, ha habido más entusiasmo en las marchas contra las FARC-EP que ahora que firma la paz con ellas, lo cual en gran medida demuestra que la guerra mediática del establecimiento en contra de los rebeldes ha tenido un impacto tóxico y los ha aislado considerablemente de un gran segmento de la población que todavía cree que los insurgentes son responsables de todos los males de Colombia.
 
De cara al plebiscito, la actitud predominante de quienes llaman a votar “sí” pareciera ser un tibio “la guerra es peor”, o un ácido “habrá que tragarse algunos sapos”. Otras voces que están llamando a votar “sí” lo hacen, no tanto por un respaldo al contenido de los acuerdos, sino que explícitamente para votar la desaparición y desarme de las FARC-EP.[3] Una estocada final que, en ojos de estos sectores, sería como el corolario de la movilización de Febrero del 2008 en contra de las FARC-EP estimulada por el gobierno de Álvaro Uribe. Pocos son los sectores –predeciblemente la izquierda- que están llamando a votar en claro apoyo a los contenidos del acuerdo, aunque muchos perciben que un triunfo del “no” sería una verdadera catástrofe. Es una realidad que no nos gusta, pero que debemos entender para poder cambiarla.
 
La difícil conexión
 
Varios factores parecieran explicar este fenómeno. Primero que nada, es un proceso de paz que la mayoría de la población colombiana lo percibe como algo que está ocurriendo en un país distante, para resolver un conflicto igualmente distante, que se experimenta en veredas de un mundo rural ignoto para esas mayorías urbanas. A lo que hay que sumar que durante todo el proceso los medios hicieron un flaco favor al proceso con ataques permanentes a los insurgentes. Tampoco el magro trabajo de la llamada pedagogía de paz ha ayudado: los esfuerzos del gobierno por socializar los contenidos de lo acordado en La Habana, o por estimular debate en torno a ellos, han sido asaz pobres, cuando no inexistentes. A su vez, los intentos de la insurgencia por “meterle pueblo” al proceso de paz no han podido o no han sabido llegar más allá de sus áreas tradicionales de influencia o de los sectores políticos que desde siempre han pedido una solución política al conflicto.
 
¿Qué significa este proceso de paz para una travesti en los barrios marginales de Bogotá? ¿Qué significa la paz para una mujer indígena emigrante en una capital departamental? ¿Qué significa para los trabajadores y trabajadores tercerizados y precarizados? ¿Qué significa para esas muchedumbres que sobreviven en el subempleo? ¿Para los que chupan bóxer porque no pueden llevar un pan a la boca? El tener que recordar al pueblo que “la paz sí es contigo”, como reza la campaña plebiscitaria de la izquierda, sencillamente deja en evidencia que ese vínculo de la paz con el ciudadano del común no es evidente, que el proceso de paz es visto como algo ajeno por éste.
 
Ni fatalismo, ni triunfalismo: Acuerdo posible con la actual correlación de fuerzas
 
Se sabía que no se lograría el socialismo con las negociaciones. Se han buscado algunas reformas básicas que ayuden a superar las causas estructurales que originaron el conflicto: pero lo acordado no es la paz con justicia social que buscaron los sectores populares comprometidos con la negociación del conflicto. Ni hay paz –porque sigue el conflicto con el ELN y el EPL, así como con posibles disidencias, porque sigue el paramilitarismo en todo el país, porque sigue la estructura represiva que criminaliza la disidencia política y la protesta social, porque sigue la violencia estructural que asesina de hambre y enfermedades prevenibles-, ni hay justicia social. Pero eso tampoco significa que el acuerdo no sea un paso significativo o que no haya espacio para un “optimismo moderado” –utilizando la jerga en boga durante el proceso. Acá no debe haber espacio desde la izquierda ni para vociferar “traición” a los cuatro vientos, pero tampoco para asumir un triunfalismo alucinado. El acuerdo es lo que es: todo lo que las FARC-EP pudo firmar con la correlación de fuerzas existente, claramente favorable al bloque en el poder.
 
El juicio histórico puede ser muy duro con las partes[4]: una ojeada a lo acordado, automáticamente nos lleva a preguntarnos si en realidad debía correr tanta sangre para lograr unos acuerdos que, en lo grueso, suponen que el gobierno cumpla con mandatos constitucionales que ya tiene de antemano, sumado a la ampliación del sistema político existente –que no su transformación[5]. Hay, desde luego, algunos logros importantes sobre todo en lo relativo a la modernización del campo, pero el programa agrario de los guerrilleros de Marquetalia, conjunto de propuestas mínimas que inspiró la sublevación fariana durante décadas, queda como una aspiración: el problema de la concentración de tierra sigue ahí, candente. Ahora complicado aún más con el impulso que recibirá la agroindustria a través de las llamadas Zonas de Interés de Desarrollo Rural, Económico y Social (Zidres). Quizás un acuerdo con mayor potencial transformador podía haber tenido un proceso de estas características y podría haber suscitado un mayor entusiasmo popular. Quizás.
 
La paz… ¿de Santos?
 
El gobierno prometió que no se tocaría el modelo y le cumplió a la oligarquía. El juicio del ELN sobre los acuerdos de La Habana, según un comunicado fechado el 05/08, es lapidario: no se modifica la realidad del país, y sigue “intacto el régimen oprobioso de violencia, exclusión, desigualdad, injusticia y depredación[6]. En términos similares se refirió a los acuerdos un comunicado de un sector disidente del Frente 1 de las FARC-EP, que se abrió del proceso[7]. Pero no se debiera juzgar en términos excesivamente duros lo acordado: lograr un escenario diferente o un acuerdo que representara más cabalmente este deseo de paz con justicia social no era algo que dependiera, naturalmente, de las FARC-EP por sí solas. Debía, necesariamente, haberse apoyado en una amplia movilización popular que respaldara esas transformaciones y que desarrollara el potencial transformador de algunos puntos de la agenda así como de las propuestas políticas presentadas por los insurgentes en cada uno de ellos.  Pero la posibilidad de haber generado una gran convergencia popular entre el proceso de paz con la ola de protesta popular ascendente en el período 2008-2013, no se materializó. El gobierno, mediante la cooptación, la división y la sectorización del movimiento popular, frenó esa oleada, a la vez que aisló exitosamente el proceso de paz del día a día de la población. El paro agrario del 2013 fue el momento clave para destrabar esta discusión y para generar una simpatía pública, masiva, entre los temas discutidos en La Habana con la realidad diaria del país, momento que logró generar un puente entre el campo y las ciudades, donde se perfiló claramente el interés de los sectores populares en contradicción con los del bloque en el poder.
 
Después del paro, ante el incumplimiento del gobierno, se desestimuló la movilización popular en la calle, que algunos sectores consideraron como “inoportuna”, con la sorprendente excusa de que “desestabilizar” a Santos era debilitar el proceso de paz (y fortalecer al uribismo), para apuntar a una estrategia electoral, que fue desastrosa para la izquierda. En este contexto, el proceso de paz terminó encadenado a la figura de Santos, uno de los presidentes más impopulares en la historia, quien lo utilizó para hacerse re-elegir, a la vez que redefinió los términos de la paz y pudo pasar a una posición ofensiva. Después de tanto insistir que las llaves de la paz pertenecían al pueblo, se le entregaron a Santos en bandeja de plata. De tanto “reconocer la voluntad de paz” de Santos, presidente que comenzó gobernando con el mandato de perpetuar la “seguridad democrática”, se desfiguró la realidad de que el proceso de paz fue conquistado en gran medida por la movilización popular que tuvo su clímax en el período 2012-2013[8]. En el imaginario ciudadano, el proceso de paz no quedó solamente ligado indisolublemente a la figura de Santos, sino que además, con el lanzamiento del plebiscito por las figuras de la vieja política, quedó asociado a la politiquería nacional. ¿Hay entonces que sorprenderse por esta falta de entusiasmo?
 
Post-conflicto, nueva resistencia y desarrollo de una oposición social y política
 
El jefe negociador del gobierno, Humberto de la Calle, aseguró que este acuerdo era el “mejor posible”[9] –afirmación ambigua, que demuestra que aunque hayan podido imponer muchos de sus términos en el acuerdo, tampoco pudieron imponerlo todo. Los acuerdos son como una puerta abierta, que tanto el sector oligárquico como el popular pueden aprovechar. La oligarquía buscará acelerar la penetración de capital inversionistas en la agroindustria y el extractivismo. Dependerá de los sectores populares, de su lucha y de su organización, si ese escenario se materializa o no. También dependerá de los sectores populares si el gobierno cumple o no con los acuerdos, pues –como lo pueden corroborar las comunidades del Putumayo, del Catatumbo y de todo el país- se especializan en la trampa y el incumplimiento a los de abajo –y pecan de excesiva ingenuidad quienes creen que la veeduría internacional, de la ONU o de los garantes, es garantía de que el gobierno cumplirá.
 
Desafortunadamente, aún hay demasiada desorganización y sectorialización de las luchas. Se requerirá del desarrollo de una nueva izquierda, de la creación de nuevos liderazgos colectivos y de un amplio proceso de organización y movilización popular. Aunque se insista tanto en la unidad de la izquierda, lo cierto es que antes que todo es necesario un gran esfuerzo de construcción para llegar a todos los sectores oprimidos, excluidos, hambreados que necesitan de un nuevo modelo. Se requiere de audacia, de visión, de decisión, de mucho diálogo, de escuchar al otro, y de mucha organización. Solamente en base a una amplia organización y activa búsqueda de creación de espacios para que se exprese de manera constructiva el descontento, se podrá hablar de una unidad que sea mucho más que la mera sumatoria de los mismos dirigentes de siempre. Una unidad que surja orgánicamente en torno a la identificación de ejes mínimos de acción común, y desde las propuestas surgidas en las mil y una luchas que a diario desarrolla el pueblo. Requiere también de una nueva forma de entender y hacer la política, verdaderamente desde abajo, desde el mundo popular, huyendo de los viejos vicios de la política tradicional como de la propia peste, en lugar de asumirlos poco a poco como si fueran muestra de madurez. Por todo ello, disociarse de la figura de Santos y reclamar la vocación de la izquierda como oposición (arrebatándole ese espacio político al uribismo, que lo ocupa de manera fraudulenta) es un paso fundamental que puede llevar a re-encantar al pueblo con la idea de la construcción de la paz con justicia social, ligada a un proceso de movilización y transformación social.
 
Una lucha cuesta arriba, un pueblo con experiencia y tesón
 
De momento, los dados están tirados a favor del bloque dominante. El triunfalismo de estos sectores es evidente en las declaraciones del comandante del Ejército colombiano, general Alberto Mejía, quien expresa que el ejército está listo para garantizar la integridad de los ex-guerrilleros: «Para nosotros no es una humillación, para nosotros es un honor porque quien las cuida es quien ganó la guerra, porque quien las cuida es quien queda con las armas, quien las cuida es quien viste los uniformes de la República«[10]. Claro, podría entrarse al debate si las FARC-EP están o no derrotadas, cosa discutible, o la pírrica naturaleza (en el mejor de los casos) de esta supuesta victoria del ejército; pero es necesario reconocer que, se piense lo que se piense de este grupo insurgente, hoy la hegemonía la tiene el bloque dominante, no los sectores populares. Al “monopolio de la fuerza” que el Estado oligárquico reclama, hay que oponer una fuerza aún mayor a sus ejércitos y sus armas: la del pueblo organizado.Porque aunque se hable mucho de que ya no se hará política sin armas, como decía el revolucionario africano Amílcar Cabral, en el capitalismo toda lucha es armada: el Estado siempre tiene armas y las utiliza en contra del pueblo cuando sus intereses y su dominación se ven amenazados[11]. Cuando el pueblo ejerza su derecho a hacer política en las calles, el ESMAD, la policía o el ejército, políticamente, la reprimirán. Por la fuerza y con las armas, apoyados en la re-estructuración que los EEUU (¿quién más?) ya están implementando para la fuerza pública en el post-conflicto, y por el nuevo código de policía y la ley de seguridad ciudadana.
 
El apoyo al “sí” en el plebiscito no debería obviar que esto no es ni el fin del proceso ni el comienzo de la construcción de una nueva sociedad, sino un paso más, de una larga historia de resistencias, en el largo camino hacia la conformación de un bloque popular capaz de imponerle a los sectores oligárquicos un modelo alternativo, radicalmente democrático, igualitario, libertario. Es necesario también reconocer que, más allá del debate sobre la naturaleza de la paz o la violencia estructural intrínseca al sistema, sin el ELN y sin el EPL no puede hablarse de construcción de paz, por lo cual rodear la solución política para estas otras expresiones insurgentes se vuelve un imperativo político, ético y moral. Es importante hoy pensar autocríticamente en las fuerzas sociales y políticas existentes, en el contexto territorial, nacional, regional e internacional tan complejo en que éstas deben operar[12], y aplicar la auto-crítica para ir corrigiendo los errores, y así poder revertir esa correlación de fuerzas desfavorable para los sectores populares. Una tarea nada fácil, pero impostergable. Hoy, en vez de enfrascarse en fórmulas fáciles, reemplazando la reflexión por las consignas a favor o en contra, corresponde aplicar la máxima de Gramsci de ser pesimistas del intelecto, pues las dificultades objetivas que se enfrentan son inmensas, pero optimistas del corazón: pues somos conscientes del enorme potencial de lucha del pueblo colombiano así como de las valiosas experiencias acumuladas en casi un siglo de resistencia. Solamente así se podrá desarrollar un proyecto que realmente entusiasme al conjunto del pueblo colombiano y gane su corazón. Y con un pueblo entusiasmado, las fuerzas transformadoras serán imparables.
 
José Antonio Gutiérrez D.  

31 de Agosto, 2016

http://www.lamala.cl/ 


[1] Lamentablemente, en meses anteriores, sectores de la izquierda gastaron demasiada tinta y saliva atacando la idea del plebiscito, el cual veían como una opción excluyente de su llamado a una asamblea constituyente. Asamblea constituyente que, de realizarse en la actual coyuntura, muy probablemente no sería favorable a los sectores populares y podría significar hasta un retroceso de la constitución de 1991. Las buenas ideas no bastan: hay que entender el contexto y la coyuntura en la cual deberían llevarse a efecto.
[2] Los medios, nuevamente, en su tarea de fabricar percepciones ciudadanas, entregan encuestas que dan triunfo a veces al “si” a veces al “no”, dependiendo de la agenda política del momento.
[3] Ver en este sentido la editorial del Espectador del 25/08, “la paz, entendida como el desarme y el fin del conflicto con las distintas guerrillas, ha estado en la agenda de todos los presidentes (…) [pero] nunca hemos tenido una propuesta tan cercana para desarmar a las Farc. Sea como fuere, por primera vez el país tiene la oportunidad de pensarse sin la existencia de esa guerrilla”.
[4] Para que una guerra sea considerada “justa” según el Jus ad Bellum, una de las partes debe demostrar que no podía obtener lo que se obtuvo sino mediante el recurso a las armas. Esto será un tema de disputa candente durante las décadas venideras en Colombia, igual como lo sigue siendo en Irlanda dos décadas después del inicio del proceso de paz en ese país.
[7] http://www.elespectador.com/ noticias/politica/frente-de- farc-dice-no-entregara-armas- articulo-641831 El comunicado de las FARC-EP que acusa a estos disidentes de tener motivaciones “económicas” (minería, narcotráfico) es desafortunado porque desconoce las razones –equivocadas o no- eminentemente políticas que entregan y porque esa clase de acusaciones, lanzadas a un grupo salido de su seno, puede fácilmente volverse en su contra y perpetuar los estereotipos dominantes sobre la insurgencia colombiana, que como todos los estereotipos, suelen ser erróneos.
[8] Escribimos extensamente sobre este tema a su momento. Algunos de los artículos son “¿Tiene Santos las llaves de la paz?”, “Sólo la lucha decide”, “El proceso de paz ¿secuestrado por el miedo?” y Habemus presidente: mandato por la paz con injusticia social.
[11] https://www.marxists.org/ subject/africa/cabral/1968/ ppt.htm Es importante no caer en una visión idealista, liberal y burguesa del Estado como la encarnación del “contrato social”, o del “bien común”. El Estado es un aparato de dominación, de clase, diseñado para servir a los sectores oligárquicos y ejercer la violencia cuando los sectores subalternos se rebelan. Cualquier conquista favorable a los intereses populares es a pesar de este Estado, no gracias a él.
[12] Antes de iniciado el proceso de paz, polemizaba con una carta abierta que Medófilo Medina había enviado al entonces comandante de las FARC-EP Alfonso Cano, quien fuera asesinado a los pocos meses en estado de absoluta indefensión por orden expresa de Santos, en momentos en que ambos discutían sobre negociar la paz. En esa ocasión se decía que una de las razones para que las FARC-EP se desmovilizaran era el contexto regional, en el cual la izquierda había podido llegar al poder por las urnas. Desde esta óptica, el actual escenario, marcado por la destitución de Rouseff y la profundización de la crisis venezolana, ¿cambiaría la evaluación de estos sectores respecto a las posibilidades políticas de las FARC-EP?

Anteriores Entradas antiguas

A %d blogueros les gusta esto: