¿De qué sirve la verdad?


Vídeos0

ScreenShot188

Por José Manuel Goig Campoy

¿De qué sirve la verdad? Hay muchos intereses creados a los que no les interesa, valga la redundancia, que sepas la verdad. Ciertamente, saber la verdad puede acarrearte consecuencias negativas, pero también, la verdad siempre triunfa al final, y saber la verdad puede protegerte en momentos críticos.

Japón apoyará proceso de desminado humanitario en Colombia


septiembre 5, 2016 6:09 am

minas-antipersona-campo-minado-el-colombiano–Con una amplia experiencia en el tema, el gobierno del Japón anunció su apoyo al programa de desminado en Colombia, tras la visita de una delegación al país para conocer las dimensiones del problema en el territoriocolombiano.

La misión japonesa, encabezada por el presidente del Partido Nuevo, Komeito Natsuo Yamaguchi, y el embajador de ese país en Colombia, Ryutaro Hatanaka, visitó las instalaciones del Centro Nacional contra Artefactos Explosivos y Minas, CENAM, y el Centro Internacional de Desminado, CIDES, ubicados en el Fuerte Militar de Tolemaida.

El objetivo de la visita fue conocer el contexto y las capacidades de las Fuerzas Militares en materia de desminado humanitario con el propósito de proyectar líneas de cooperación en el corto y mediano plazo.

Además la delegación conoció los diferentes procedimientos de desminado manual y mecánico que llevan a cabo las Fuerzas Militares en Colombia, así como algunos artefactos explosivos a los cuales se enfrentan los desminadores en cumplimiento de su misión.

Yamaguchi resaltó el valor y el profesionalismo de todos los integrantes de las Fuerzas Militares y su compromiso por despejar de minas el territorio nacional, en virtud de la normatividad internacional y el bienestar de toda la población.

Japón es uno de los principales donantes para procesos de desminado a nivel mundial. Han apoyado programas en Angola, Laos y Afganistán y en el 2009 donaron tres máquinas de desminado a Colombia, las cuales vienen desarrollando operaciones en diferentes puntos del territorio nacional.

http://www.radiosantafe.com/2016/09/05/japon-apoyara-proceso-de-desminado-humanitario-en-colombia-2/?utm_source=feedburner&utm_medium=email&utm_campaign=Feed%3A+radiosantafe+%28Radio+Santa+Fe+10

Las antiguas diaconisas – Las mujeres que fueron ordenadas diáconos


Haz click en el enlace de abajo para ver lo que necesitas.
deacons2
Decenas de miles de mujeres atendidas ordenados como diáconos plenamente en las parroquias durante diez largos siglos. Algunos de ellos servían en Italia y la Galia, pero la gran mayoría vivían y trabajaban en Grecia, Asia Menor, Siria, Palestina y Egipto. En ese momento el Oriente ortodoxo todavía era parte de la Iglesia Católica.

I NTRODUCCIÓN

HISTORIA

 ORDENACIÓN DEL ESTE

ORDENACIÓN DEL OESTE

 DISCUSIÓN

 La evidencia de las mujeres diáconos y las tareas que emprendieron  Los registros de las mujeres diáconos y sus nombres  Los originales de los ritos de ordenación en la tradición griega / bizantino  Los originales de Europa occidental y las pruebas de la existencia de las mujeres diaconisas  Artículos recientes y noticias
deacontasksb
theodora3 phoebeb radegundlist bookb

Las presentaciones de vídeo

mujeres ordenadas diáconos

Decenas de miles de mujeres diáconos sirven en parroquias durante el primer milenio.deac_coversm

Ministerios en Occidente

Las mujeres ejercían una variedad de ministerios en el norte de África y en diferentes regiones de Europa occidental.adormecedor

Las tareas de las mujeres diáconos

Mujeres diaconisas cumplen funciones pastorales en el bautismo, la comunión y la unción de los enfermos.deac_tasks

The Ancient Deaconesses – Women who were ordained Deacons

Sí, las mujeres pueden ser sacerdotes, y deben ser sacerdotes.


Somos fieles católicos que muestran por qué la exclusión de las mujeres del sacerdocio es incorrecta. Realizamos trabajo de sensibilización y facilitar la discusión informada sobre la ordenación de mujeres.

Promovemos la ordenación de mujeres como parte de la misión que da vida a Cristo destinado a su Iglesia. Trabajamos para la reforma del centro de la Iglesia y dentro de los parámetros de la ley canónica. No somos partidarios de las ordenaciones ilícitas.


Nuestras razones para esto se explican aquí .

El Dr. John Wijngaards, fundador de la página web

Nos encanta nuestra familia, la Iglesia Católica. Aceptamos plenamente la autoridad del Papa. Respetamos su integridad personal como un líder espiritual excepcional. Pero estamos convencidos de que el Papa y sus asesores están haciendo un grave error al desestimar las mujeres como sacerdotes. Nos sentimos obligados en conciencia a hacer que nuestras razones cuidadosamente considerados conocidos, Al hacerlo, cumplimos con nuestro deber el derecho canónico a hablar como líderes de la iglesia nos animan a hacer. Y lo hacemos con gran fidelidad a la Iglesia.

«Todos los fieles, tanto clérigos como laicos, debe conceder una libertad legal de investigación, la libertad de pensamiento y la libertad de expresión.» Gaudium et Spes , n ° 62; Derecho Canónico no 212 § 3.

Nuestro Director Dr. Luca Badini Confalonieri

Ocho de cada diez eruditos católicos en el mundo apoyan la ordenación de las mujeres. Lee aquí los textos completos de muchos teólogos católicos contemporáneos que dan sus razones en favor de las mujeres sacerdotes.

Nuestro sitio es único en el suministro en su totalidad todos los documentos romanos que prohíben la ordenación de mujeres. Juzgar por sí mismo los argumentos de la Congregación para la Doctrina de Roma.

Ofrecemos miles de documentos en Inglés pertinentes a la ordenación de mujeres.Cubren decretos de los concilios y sínodos, las declaraciones de los Padres de la Iglesia y los teólogos medievales, los registros históricos, artículos, publicaciones contemporáneas clásicas, las discusiones sobre la lectura, la tradición y la autoridad de enseñanza, galerías de fotos y mucho más.


Por favor, apoye nuestra causa!Seleccione su moneda y la cantidad.

dólares estadounidenses
dólares la onza
euros
libras
CAN dólares
10
15
25
40
60
100
200

¿Usted recibe nuestro Newsletter?

http://www.womenpriests.org/flvp320b.swf?cimage=http://www.womenpriests.org/miriam10.jpg&file=miriam3.flv&auto=Yes&vloop=No&hlurl=None&bcolor=0x400040

Nuestro Director de Comunicaciones, Miriam Duignan, en 4Thought Canal 4, Reino Unido


Puede ver las páginas introductorias de nuestra página web en dos modos

Teresa Koturbash MA Embajador Internacional

Usted puede elegir el modo de «presentación punto clave ‘ – que proporciona una visión general rápida o puede elegir el modo académico – que es más precisa y detallada.
Entre 'presentación punto clave'!

Entre en el modo académico!

Jackie Clackson - Fiduciario
Jackie Clackson BA Fiduciario BEd

También puede seguir estos caminos:

* Siete razones por – Siete argumentos indiscutibles en favor de admitir a las mujeres para el ministerio sacerdotal

* la autoridad magisterial > . ¿Por qué nos atrevemos y deben oponerse a ella

* NUESTRO DEBATE CON ROMA – ¿Por qué el Papa y la Congregación para la Doctrina rechazar las mujeres sacerdotes?

O puede visitar nuestra página en Facebook –

o por qué no unirse a los debates sobre nuestro panel de mensajes !

Visita nuestra encuesta en suposiciones comunes – haga clic aquí!

 

Realismo responsable por José Antonio Pagola


 

Los ejemplos que emplea Jesús son muy diferentes, pero su enseñanza es la misma: el que emprende un proyecto importante de manera temeraria, sin examinar antes si tiene medios y fuerzas para lograr lo que pretende, corre el riesgo de terminar fracasando.
Ningún labrador se pone a construir una torre para proteger sus viñas, sin tomarse antes un tiempo para calcular si podrá concluirla con éxito, no sea que la obra quede inacabada, provocando las burlas de los vecinos. Ningún rey se decide a entrar en combate con un adversario poderoso, sin antes analizar si aquella batalla puede terminar en victoria o será un suicidio.
A primera vista, puede parecer que Jesús está invitando a un comportamiento prudente y precavido, muy alejado de la audacia con que habla de ordinario a los suyos. Nada más lejos de la realidad. La misión que quiere encomendar a los suyos es tan importante quenadie ha de comprometerse en ella de forma inconsciente, temeraria o presuntuosa.
Su advertencia cobra gran actualidad en estos momentos críticos y decisivos para el futuro de nuestra fe. Jesús llama, antes que nada, a la reflexión madura: los dos protagonistas de las parábolas «se sientan» a reflexionar. Sería una grave irresponsabilidad vivir hoy como discípulos de Jesús, que no saben lo que quieren, ni a dónde pretenden llegar, ni con qué medios han de trabajar.
¿Cuándo nos vamos a sentar para aunar fuerzas, reflexionar juntos y buscar entre todos el camino que hemos de seguir? ¿No necesitamos dedicar más tiempo, más escucha del evangelio y más meditación para descubrir llamadas, despertar carismas y cultivar un estilo renovado de seguimiento a Jesús?
Jesús llama también al realismo. Estamos viviendo un cambio sociocultural sin precedentes. ¿Es posible contagiar la fe en este mundo nuevo que está naciendo, sin conocerlo bien y sin comprenderlo desde dentro? ¿Es posible facilitar el acceso al Evangelio ignorando el pensamiento, los sentimientos y el lenguaje de los hombres y mujeres de nuestro tiempo? ¿No es un error responder a los retos de hoy con estrategias de ayer?
Sería una temeridad en estos momentos actuar de manera inconsciente y ciega. Nos expondríamos al fracaso, la frustración y hasta el ridículo. Según la parábola, la «torre inacabada» no hace sino provocar las burlas de la gente hacia su constructor. No hemos de olvidar el lenguaje realista y humilde de Jesús que invita a sus discípulos a ser «fermento» en medio del pueblo o puñado de «sal» que pone sabor nuevo a la vida de las gentes.
José Antonio Pagola
23 Tiempo ordinario – C
(Lucas 14,25-33)
04 de septiembre 2016
Buenas Noticias
RD

Aporte ecológico a la homilía por Alejandro Londoño Posada sj


Durante esta semana se tiene en todo el país la llamada Semana por la Paz, que durante más de 20 años se viene celebrando entre nosotros. Y en este año cobra un sentido especial por el cierre de negociaciones con la FARC en la Habana.
La última frase del evangelio de hoy es un reto bien fuerte, no sea que como “el hombre que comenzó a construir y no fue capaz de concluir”. Porque el reto es múltiple hoy en día. La construcción de la paz en el país, que implica no sólo el dejar las armas de estas personas que tanto mal hicieron al país, en competencia con los grupos paramilitares.
Se trata de construir la Justicia Social, la paz en las familias y de un modo muy especial la Paz con la Naturaleza, a la cual no sólo esos grupos causaron desastres, sino también en primer lugar los poderosos, pero también nosotros.
Los poderosos, porque como nos dice la encíclica LAUDATO SI, Alabado sea, Señor, el problema es con “la arbitrariedad del más fuerte ha propiciado inmensas desigualdades, injusticias, violencia para la mayoría de la humanidad, porque los recursos pasan a ser del primero que llega o del que tiene más poder, el ganador se lleva todo” (n. 82).
Estas personas edifican en roca, en poder, para ellos, pero a los demás los dejan en la arena, como sucede con las personas que tienen sus casitas al borde de los ríos y sufren por sus crecientes.
Pero el reto también es para todos nosotros, que tenemos el peligro de contaminar las aguas y el aire, de consumir productos que sólo sirven para sacar la plata de nuestro país y no para dar trabajo a tanta gente desempleada. Si fuéramos a hacer una enumeración de estos productos tendríamos que comenzar con las botellas de agua que nos ofrece una empresa transnacional.
El reto de construir esta paz se puede cimentar en esta frase de la primera lectura: “Tú, que por tu sabiduría, formaste al hombre para que dominara las creaturas salidas de tus manos, para que gobernara al mundo con santidad y justicia …” (Sabiduría 9, 2)
Alejandro Londoño Posada sj
Jesuitas de Colombia

Para los empleados de la Arquidiócesis de Miami, el apoyo a los matrimonios del mismo sexo puede costarles sus puestos de trabajo


Por de Scott Alessi |

Después de Florida se convirtió en el estado número 36 en la nación en reconocer legalmente el matrimonio entre personas del mismo sexo, el arzobispo de Miami, Thomas Wenski ha sacado una advertencia a los empleados de su arquidiócesis: El apoyo a la nueva ley que podría costar su trabajo.

En una carta enviada a todos los empleados de la arquidiócesis , Wenski les recuerda la enseñanza de la Iglesia sobre el matrimonio y notas que no importa cuál es el papel que sirven en la Arquidiócesis, que «representan a la Iglesia Católica y la Arquidiócesis en todo lo que hacemos y decimos.» A continuación, añade un pasaje del manual del empleado de la arquidiócesis que indica «cierta conducta, incompatible con las enseñanzas de la Iglesia Católica, podría dar lugar a medidas disciplinarias, incluyendo la terminación, incluso si se produce fuera de la jornada normal de trabajo y fuera de los límites estrictos de trabajo realizado por el empleado de la Arquidiócesis «. Los empleados también deben «ejercer discreción al publicar en las redes sociales» y la política señala que la actividad en línea fuera del trabajo puede ser motivo para la terminación. (h / t para Estaciones de blog de Kathy Schiffer de Gracia por publicar la historia y la letra)

No es difícil encontrar defectos con esta política. He estado sospechoso de organizaciones de la iglesia que requieren  todos los empleados a seguir las enseñanzas de la iglesia en su vida personal, independientemente de su función de trabajo. He conocido a muchas personas que trabajan para la iglesia, pero no son católicos, y hay un montón de puestos de trabajo dentro de una arquidiócesis que no tienen nada que ver con la fe católica (mantenimiento de los edificios, el departamento de TI, etc.). Por supuesto, sería un problema si estas personas estaban defendiendo el matrimonio del mismo sexo a la vez que se identifican como representantes de la iglesia, pero esta política va mucho más allá de tales ejemplos extremos.

En caso de que un empleado de la Iglesia Católica, independientemente de sus propias creencias, no se le permitirá asistir a la boda de una pareja del mismo sexo? ¿Qué pasa si el empleado es el padre o hermano de alguien en una relación del mismo sexo? Pueden asistir a la boda, pero no mencionar que en las redes sociales? ¿Se les permite a publicar fotos de la familia en Facebook, o se muestra a sí mismos con un miembro de la familia casada con alguien del mismo sexo ser considerado «un comportamiento incompatible con las enseñanzas de la iglesia»?

Estos son los tipos de preguntas pueden ser empleados preguntan después de leer la carta de Wenski. Yo entiendo por qué la política de Miami está ampliamente escrito, y supongo que algunas de estas situaciones personales que no causen escándalo público se pasarían por alto. Pero lo que también se pasa por alto es el enfoque más pastoral que Francisco y otros en la iglesia han pedido – que la limitación de las declaraciones sobre la enseñanza de la Iglesia sobre el matrimonio a los avisos y lenguaje jurídico sin ninguna discusión de mostrar la compasión y la misericordia a los demás no lleva a cabo la misión total de la iglesia.

Sí, un empleado de una iglesia publicación en Twitter acerca de su entusiasta apoyo de la nueva ley de la Florida sería problemático. Sin embargo, la publicación de comentarios que podrían ser dañinas en el nombre de la iglesia podría causar apenas tanto escándalo. Sólo se centra en la condena sin mención de la compasión no ve el cuadro grande.

Imagen: Wikimedia foto cc por  Piotr Drabik

http://www.uscatholic.org/blog/201501/miami-archdiocesan-employees-supporting-same-sex-marriage-can-cost-them-their-jobs-29666

HERMOSA CARTA DE LA HERMANA ISA SOLÁ MATAS. La pasión de una vida entregada


Isabel Solá, religiosa de Jesús-María, ha sido asesinada en Puerto Princípe (Haití). La noticia ha saltado a los medios, sacándola por un momento del anonimato de una vida apasionadamente entregada en gestos cercanos e implicaciones compasivas con quienes sufren. Os dejamos con la experiencia que ella misma compartía tras el terremoto que asoló Haití en 2011:

“Cuando volé hacia Haití hace tres años, recuerdo el desgarro que sentí por lo que deje en África,  el vértigo del salto que me tocaba dar hacia lo desconocido  y a la vez  recuerdo también la libertad que me daba la decisión de dejarlo todo una vez más  por ayudar a construir ese Reino que siempre creí que Dios tiene pensado para nosotros.

Lo que no me podía ni imaginar cuando volaba hacia Haití era todo lo que me esperaba  en este pequeño y sufrido país. Y esas son las sorpresas y lecciones que Dios nos tiene preparadas.

Para empezar no me podía imaginar lo que era realmente la miseria de Puerto Príncipe,  pero tampoco lo impotente que me iba a sentir en medio de ella. De tal modo, que al final, para poder vivir allí, tuve que comprender y aceptar que no estaba allí para salvar a nadie o para cambiar nada. Y ni por asomo me podía imaginar que un terremoto me iba hacer bajar la cabeza literal y espiritualmente hasta hacerme comprender profundamente que el único que salva es Jesús. No me podía imaginar que me iba a tocar sobrevivir una de las mayores catástrofes de la historia y que esto cambiaría radicalmente mi concepción de la vida, del sufrimiento, de la muerte y de la fe.

Después de vivir algo así,  he experimentando cada día como un regalo de Dios y que no merecemos nada, todo es don, tanto lo que consideramos bueno como lo malo: que el sufrimiento no es algo malo que nos ocurre sino una lección que no hay que saltarse porque nos hace más humanos y menos ambiciosos.  Tras el terremoto, la tentación del desaliento y  de la queja a Dios era  enorme. Estuve muy triste, desanimada, chocada y rebelde. Me reprochaba a mi misma haber salido con vida y como muchos, me preguntaba por qué Dios permitía algo así en un pueblo tan castigado a lo largo de  la historia. Pero el pueblo haitiano nunca tuvo esa reacción: Rezar, aceptar, cantar y pedir fortaleza. Esa ha sido su reacción. En lugar de quejarse y rebelarse, han pedido coraje y fuerza para llevar el sufrimiento. Tanto sufrimiento ha hecho de ellos un pueblo tremendamente humano, humilde y valiente. Entre los escombros volvían a plantar sus sombrillas para seguir vendiendo y ganarse la vida. La vida continúa y Dios está con nosotros. Esa era su única certeza. Mientras yo me lamentaba, ellos seguían caminando.  Los escuche cantar con lagrimas “Gracias, Señor” y eso desmontó todos mis esquemas, aun sin acabarlo de entender. No sé por qué, pero aunque mi cabeza no lo entiende, mi corazón, si.

Mi vida religiosa la siento, ahora más que nunca, como un regalo que no merezco, así como la vida que Dios me ha querido guardar, entiendo que mi misión en esta vida no es hacer y hacer, sino de ser y ser porque por muchos proyectos, trabajos, planes  que esté llevando adelante, al final lo más importante es lo que somos y no lo que hacemos. No creo que Dios me haya mantenido con vida solo para hacer algo, porque yo no puedo salvar nada ni a nadie pero puedo ser una hermana para mis hermanos. Y es lo único que ahora me importa.

Tengo la curiosa experiencia de que me falta todo y me sobra todo. Si entendéis eso, quizás es porque también, alguna vez, os paso un terremoto por encima que os aplastó, os derrumbó, os machacó, os hirió, os amputó, pero no acabó con lo más importante, que es las ganas de vivir, de creer y quizás de servir.  No deseo el sufrimiento a nadie, por supuesto, pero como este es inevitable, lo que  quisiera es que aprendiéramos las lecciones que este nos da de humanidad, humildad y simplicidad que es lo que verdaderamente  necesitamos para ser felices.

Pensareis que como puedo seguir viviendo en Haití, entre tanta pobreza y miseria,  entre terremotos, huracanes, inundaciones y cólera…  Lo único que podría decir es que Haití es ahora el único lugar donde puedo estar  y curar mi corazón. Haití es mi casa, mi familia,  mi trabajo, mi sufrimiento y mi alegría, y mi lugar de encuentro con Dios.

Y si no. venid y lo veréis.

Aprovecho también para agradecer de corazón lo que desde España habéis hecho y recogido para ayudar a Haití, soy testigo de vuestra inmensa solidaridad y apoyo en los momentos más duros que hemos vivido. De corazón, y en nombre de todos los haitianos, gracias.

Isa Sola, Religiosa de Jesús – María

Puerto Príncipe. HAITI

INDIA: Señoras sacerdotes llevan a cabo pujas en Hartalika


|4 Sep, 2016, 21:42 IST
Nueva Bombay: Casi 12 mujeres sacerdotes realiza pujas el domingo para la ocasión propicia de Hartalika, que se celebra un día antes del comienzo del festival de Ganesh.
En Hartalika los sacerdotes realizan ceremonias para ‘Shiva Parvati Vrat’ al hacer ídolos de Shiva con arena.
Tanto las mujeres casadas o no toman parte en estos rituales después de ayunar durante todo el día. Por la noche las mujeres se encienden las lámparas de tierra para el bienestar de sus esposos e hijos. También realizan Aarti y participan en ‘phugree’ para celebrar el día.

Las mujeres sacerdotes realizan pujas en diferentes nodos desde tan temprano como 04 a.m. hasta altas horas de la noche del domingo.

Vestido con todo blanco con un Tilak en la frente, las mujeres sacerdotes llevaron a cabo pujas en los hogares, así como en los pujas sarbajanik.

Megha Ghokle, que ha estado realizando pujas durante los últimos 20 años, dijo: «Las familias prefieren sacerdotes mujer, ya que son puntuales y pronunciar correctamente todos los mantras.»

TERESA DE CALCUTA: CONDECORACIONES FRENTE A PERSECUCIONES


 

Juan José Tamayo

(EL PAÍS, 14 de septiembre de 1997)

 

Este artículo fue publicado en el diario EL PAÍS el 14 de septiembre de 1997 con motivo de la muerte de Teresa de Calcuta. Hoy lo recuperamos ya que el análisis crítico de entonces sobre su figura adquiere especial relevancia y significación con motivo de su canonización, que tuvo lugar el 4 de septiembre del presente año en Roma.       

 

A lo largo de su dilatada vida, la madre Teresa de Calcuta ha sido objeto -o mejor, sujeto- de las más altas condecoraciones que un ser humano puede recibir de parte de los poderosos de este mundo. Los dirigentes políticos de las más diferentes ideologías la han agasajado con todo tipo de gestos de acogida. Los Estados y los Gobiernos han brindado apoyo a sus iniciativas. Los poderes económicos han prestado ayuda a sus obras sociales. Las autoridades de la Iglesia católica han bendecido su actividad caritativa poniéndola como ejemplo de amor no conflictivo a Cristo, a la Iglesia y a los pobres. Hasta los dictadores la han honrado con su amistad, y ella ha respondido con su reconocimiento y respeto hacia ellos. Su sintonía con el papa Juan-Pablo II y  la de éste con la madre Teresa de Calcuta han sido totales y sin fisuras. Los pobres y olvidados de la tierra la veneran y recuerdan porque ella ha sido de las pocas personas que se ha acordado de ellos y ha aliviado sus sufrimientos. En sus funerales se le han rendido honores de jefe de Estado.

Los poderosos la admiran y agasajan, la quieren con locura y le conceden el título de bienhechora de la humanidad. Ninguno de ellos se ha atrevido a criticarla, como tampoco la madre Teresa ha osado dirigirse a los jefes del mundo críticamente. La sintonía es tan fuerte que mucha gente ve en tal actitud una extraña complicidad.

Estamos, ciertamente, ante una mujer admirable, ante una cristiana ejemplar que, a su paso por la historia, ha dejado una huella imborrable. Pero la ejemplaridad cristiana de la madre Teresa no es única. Hay también católicos contemporáneos suyos que han hecho una opción incondicional por los pobres y marginados, y se han jugado la vida luchando por su liberación. He aquí algunos nombres: Helder Cámara, monseñor Romero, I. Ellacuría y compañeros mártires, P. Casaldáliga, S. Ruiz, L. Boff, E. Cardenal, etc.

Y, sin embargo, ninguno de ellos ha recibido condecoraciones de los poderosos de este mundo. Todo lo contrario: han sido acusados de subversivos, revolucionarios e instigadores de la violencia popular. Las autoridades católicas han mostrado todo tipo de sospechas sobre ellos, los han acusado de heterodoxos e insumisos, los han amonestado, sancionado e incluso excluido de la comunidad eclesial. ¿Quién no recuerda el dedo acusador de Juan-Pablo II, durante su viaje a Nicaragua, contra un humilde Ernesto Cardenal postrado de hinojos ante el papa? Los han convertido en presa fácil de los poderes militares y de los escuadrones de la muerte, que han asesinado a cristianos inconformistas como monseñor Romero y Ellacuría.

Las preguntas se agolpan y brotan espontáneamente ¿Por qué una monja tan humilde y abnegada, tan entregada a los pobres, ha concitado el reconocimiento unánime de los poderosos hacia su persona y sus obras de caridad, mientras que los citados profetas coetáneos y correligionarios suyos se han visto sometidos a condenas y asesinatos por parte de los poderes políticos, militares y paramilitares, y a persecución y control por parte de las autoridades católicas?

¿No será porque la madre Teresa se dedicó a los pobres, pero no denunció a los causantes de la pobreza? ¿No será porque los premios recibidos impedían criticar a sus «concesionarios»? ¿No será porque se limitó a hacer simples revoques de fachada en la derruida casa de los pobres, pero dejó intactas sus maderas carcomidas y no se ocupó de la infraestuctura -económica- endeble en que se sustentaba la casa? ¿No será porque, lejos de incordiar a los poderosos, les hizo el trabajo sucio de limpiar las heces que el capitalismo salvaje arroja a los arrabales de tantas Calcutas como hay en el mundo? ¿No será porque prefirió el asistencialismo a la transformación de las estructuras? ¿No será, en fin, porque el Jesús al que entregó su vida Teresa de Calcuta era el Cristo paciente y sacrificial que aceptó sumisamente la voluntad de Dios y se sometió fatalistamente a la muerte sin abrir la boca, en vez de el Jesús de Nazaret subversivo que optó por los pobres, denunció a los poderosos como causantes de la pobreza y, por eso, lo mataron?

Jesús dijo, señalando con el dedo acusador a los poderosos y dictadores de su tiempo: «Sabéis que los que son tenidos como jefes de la naciones, las gobiernan como señores absolutos y los grandes los oprimen con su poder» (Marcos 10, 42). ¿Cómo pueden agasajar tanto a la madre Teresa los poderosos de este mundo cuando «los que gobiernan como señores absolutos y los grandes que oprimen con su poder» ejecutaron a Jesús?

Área de archivos adjuntos

TERESA DE CALCUTA

Anteriores Entradas antiguas

A %d blogueros les gusta esto: