REFLEXIÓN PERSONAL SOBRE EL ACUERDO DE PAZ EN LA HABANA. Olga  Lucia Álvarez Benjumea ARCWP*


logo-en-espac3b1ol

                    

PAZ SI, PERO CON OPTIMISMO PRUDENCIAL.

Mucho me ha costado pensar en lo que ha venido sucediendo en estos cuatro años sobre el acuerdo de la Paz en La Habana.

Durante 4 años a espaldas del pueblo se reunieron trabajaron, se trasnocharon y disfrutaron, únicamente dos grupos implicados en el conflicto.

Dos grupos ambos violentos y culpables contra un pueblo trabajador e inocente. La paz no se realiza de manera mágica, ni porque se firme un acuerdo de paz así sea en pergamino y con tinta indeleble.  La paz la empezamos a construir todos/as como pueblo.

La Paz es un sueño, a realizar, soñando que no existen el ELN, los para-militares, los neo-paramilitares, y las bacrim. Soñar que las tierras de los campesinos regresan a sus dueños. Es soñar sin el TLC. Es soñar que nuestras semillas son de verdad, las de nuestros abuelos y no transgénicas. Es soñar que no importamos, arroz, ni maíz, ni cacao y en nuestra tierra todas ellas vuelven a brotar! Soñar que el Estado Colombiano, no entregara ni un cubo de agua y ni un metro de tierra a las multinacionales!

Es soñar, que los fondos del Ministerio de Defensa que ya no serán para la guerra se inviertan en Educación, Vivienda y Salud, para el pueblo, que se otorgue becas a las clases menos favorecidas, donde también existen talentos, mujeres y hombres con creatividad e ingenios para la investigación y las ciencias.

Es soñar que las niñas y niños no morirán de hambre en aquellos hospicios de “bienestar”. Es soñar que la justicia colombiana, no se dejará amedrantar, amenazar y comprar por los corruptos infames!

Es soñar en no volver a ver a nuestros niños jugando a policías, detectives, asesinos y ladrones, es la escuela de la T.V. Americana, maestra en agresividad y violencia.

Es soñar que nuestro “Voto” no será “ojo por ojo, diente por diente”, sino por la PAZ.

*Presbitera católica.

El Papa Francisco en Georgia, con el Patriarca Elías II: “Como hermanos anunciemos el Evangelio de la paz”


cq5dam-web-800-8009 horas ago

El Papa Francisco en Georgia, con el Patriarca Elías II:“Como hermanos anunciemos el Evangelio de la paz”

Texto y audio completo del discurso del Papa Francisco

Palacio del Patriarcado – Tiflis
Viernes 30 de septiembre de 2016

Gracias, Santidad. Me ha conmovido profundamente escuchar el «Ave María» que Su Santidad mismo ha compuesto. Sólo de un corazón que ama tanto a la Santa Madre de Dios, un corazón de hijo y también de niño, puede salir una composición tan bella.

Es para mí una gran alegría y una gracia especial encontrarme con Su Santidad y Beatitud y los Venerables Metropolitas, Arzobispos y Obispos, miembros del Santo Sínodo. Saludo al Señor Primer Ministro y a los ilustres representantes del mundo académico y de la cultura.

Santidad, con vuestra visita histórica al Vaticano, la primera de un Patriarca georgiano, usted abrió una nueva página en las relaciones entre la Iglesia Ortodoxa de Georgia y la Iglesia Católica. En aquella ocasión, intercambió con el Obispo de Roma el beso de la paz y la promesa de rezar el uno por el otro. Así se han reforzado los importantes lazos que existen entre nosotros desde los primeros siglos del cristianismo. Estos se han desarrollado y siguen siendo respetuosos y cordiales, como se pone de manifiesto también por la afectuosa acogida reservada a mis enviados y representantes; por la actividad de estudio e investigación de fieles ortodoxos georgianos en los Archivos Vaticanos y en las Pontificias Universidades; por la presencia en Roma de una comunidad vuestra, alojada en una iglesia de mi diócesis; y por la colaboración, sobre todo cultural, con la comunidad católica local. Como peregrino y amigo, he llegado a esta tierra bendita, cuando está a punto de concluir para los católicos el Año Jubilar de la Misericordia. También estuvo aquí el santo Papa Juan Pablo II, la primera vez de un Sucesor de Pedro, en un momento muy importante, en el umbral del Jubileo del 2000: vino a reforzar los «vínculos profundos y fuertes» con la Sede de Roma (Discurso en la ceremonia de bienvenida, Tiflis, 8 noviembre 1999) y a recordar lo importante que era, en el umbral del tercer Milenio, «la contribución de Georgia, esta antigua encrucijada de culturas y tradiciones, a la construcción […] de una civilización del amor» (Discurso en el Palacio patriarcal, Tiflis, 8 noviembre 1999).

Ahora, la Providencia divina ha querido que nos encontremos de nuevo y, frente a un mundo sediento de misericordia, de unidad y de paz, nos pide que se dé un nuevo impulso, un renovado fervor a los lazos que nos unen, signo elocuente de los cuales es el beso de la paz y nuestro abrazo fraternal. La Iglesia Ortodoxa de Georgia, enraizada en la predicación apostólica, especialmente en la figura del apóstol Andrés, y la Iglesia de Roma, fundada sobre el martirio del apóstol Pedro, tienen así la gracia de renovar hoy, en el nombre de Cristo y para su gloria, la belleza de la fraternidad apostólica. En efecto, Pedro y Andrés eran hermanos: Jesús los llamó a dejar sus redes para ser, juntos, pescadores de hombres (cf. Mc 1,16-17). Querido hermano, dejémonos mirar de nuevo por el Señor Jesús, dejémonos atraer aún por su invitación a dejar todo lo que nos impide dar, juntos, el anuncio de su presencia.

Nos sostiene en esto el amor que transformó la vida de los Apóstoles. Es el amor sin igual, que el Señor ha encarnado: « Nadie tiene amor más grande que el que da la vida por sus amigos» (Jn 15,13); y que nos lo ha dado para que nos amemos unos a otros como él nos ha amado (cf. Jn 15,12). En este sentido, el gran poeta de esta tierra parece que nos dirige también a nosotros algunas de sus célebres palabras: «¿Has leído cómo los apóstoles escribieron del amor, cómo hablan, cómo lo alaban? Conócelo, dirige tu mente a estas palabras: el amor nos eleva» “(S. Rustaveli, El Caballero de la piel de tigre, Tiflis 1988, estancia 785). Realmente el amor del Señor nos eleva, porque nos permite alzarnos por encima de las incomprensiones del pasado, de los cálculos del presente y de los temores del futuro.

El pueblo georgiano ha dado testimonio durante siglos de la grandeza de este amor. Ha encontrado en él la fuerza para levantarse de nuevo después de muchas pruebas; gracias a él se ha elevado hasta las alturas de una extraordinaria belleza artística. Sin el amor, como ha escrito otro gran poeta, «el sol no reina en la bóveda del cielo», y para los hombres «no hay belleza ni inmortalidad» (G. Tabidze, «Senza l’amore», en Galaktion Tabidze, Tiflis 1982, 25). El amor es la razón de ser de la belleza inmortal de vuestro patrimonio cultural, que se expresa de muchas formas, como la música, la pintura, la arquitectura y la danza. Usted, querido Hermano, ha ofrecido una digna manifestación de ello, especialmente mediante la composición de apreciados himnos sagrados, algunos incluso en lengua latina y muy queridos en la tradición católica. Ellos enriquecen el tesoro de vuestra fe y cultura, un regalo único para la cristiandad y la humanidad, que merece ser conocido y apreciado por todos.

La gloriosa historia del Evangelio en esta tierra se debe de una manera especial a santa Nino, que suele ser equiparada a los Apóstoles: difundió la fe bajo el signo particular de la cruz hecha de sarmiento de vid. No se trata de una cruz desnuda, porque la imagen de la vid, además del fruto que en esta tierra es excelente, representa al Señor Jesús. Él, en efecto, es «la vid verdadera», y pidió a sus Apóstoles que, como sarmientos, permanecieran firmemente injertados en él para dar fruto (cf. Jn15,1-8). Querido Hermano, para que también hoy el Evangelio dé fruto, se nos pide que permanezcamos todavía más enraizados en el Señor y unidos entre nosotros. Que la multitud de santos de este país nos anime a poner el Evangelio por encima de todo y a evangelizar como en el pasado y, más que en el pasado, libres de las ataduras de ideas preconcebidas y abiertos a la perenne novedad de Dios. Que las dificultades no sean un obstáculo, sino un estímulo que nos ayude a conocernos mejor, a compartir la sabia viva de la fe, a intensificar la oración de unos por otros y a cooperar con caridad apostólica en el testimonio común, para la gloria de Dios en el cielo y el servicio de la paz en la tierra.

Al pueblo georgiano le gusta ensalzar, brindando con el fruto de la vid, sus valores más apreciados. Junto al amor que eleva, se da un papel especial a la amistad. «Quien no busca un amigo, es enemigo de sí mismo», nos recuerda una vez más el poeta (S. Rustaveli, El Caballero de la piel de tigre, estancia 847). Quiero ser un amigo sincero de esta tierra y de este querido pueblo, que no olvida el bien recibido y cuyo carácter hospitalario se combina con un estilo de vida verdaderamente lleno de esperanza, aún en medio de las dificultades, que nunca faltan. También esta actitud positiva tiene sus raíces en la fe, que lleva a los georgianos a invocar, en torno a la mesa, la paz para todos, recordando incluso a los enemigos.

Con la paz y el perdón estamos llamados a vencer a nuestros verdaderos enemigos, que no son de carne y hueso, sino los espíritus del mal que están dentro y fuera de nosotros (cf. Ef 6,12). Esta tierra bendita está llena de héroes valientes según el Evangelio que, como san Jorge, fueron capaces de vencer al mal. Pienso en tantos monjes, y especialmente en los numerosos mártires, cuya vida ha triunfado «con la fe y la paciencia» (Ioane Sabanisze, Martirio de Abo, III): ha pasado por la prueba del dolor permaneciendo unida al Señor y ha dado así un fruto pascual, regando el suelo georgiano con la sangre derramada por amor. Que su intercesión alivie a tantos cristianos que todavía hoy en el mundo sufren persecuciones y atropellos, y fortalezca en nosotros el buen deseo de estar fraternalmente unidos para anunciar el Evangelio de la paz.

[Después del intercambio de obsequios]

Gracias, Santidad. Que Dios bendiga a Su Santidad y a la Iglesia Ortodoxa de Georgia. Y que siga adelante por el camino de la libertd.

[…]

Gracias, Santidad por la acogida y por sus palabras. Gracias por su benevolhttp://www.revistaecclesia.com/el-papa-francisco-en-georgia-con-el-patriarca-elias-ii-como-hermanos-anunciemos-el-evangelio-de-la-paz/encia, y también por este compromiso fraterno de orar uno por otro tras haberse dado el beso de la paz. Gracias

http://www.revistaecclesia.com/el-papa-francisco-en-georgia-con-el-patriarca-elias-ii-como-hermanos-anunciemos-el-evangelio-de-la-paz/

 

VIVENCIA DEL BAUTISMO: SACERDOCIO COMÚN, SACERDOCIO MINISTERIAL (PASTORAL O DE SERVICIO)Olga Lucia Álvarez Benjumea ARCWP*


logo-en-espac3b1ol

En un principio no tuvimos confusión y para todas/os nos era claro, el sacerdocio común. Entendíamos que nos tocaba a todos los/as bautizados/as.

 

Cuántas veces no hemos cantado con toda el alma: “Pueblo de reyes, asamblea santa, Pueblo Sacerdotal”? Qué enunciado tan profundo, tan hermoso! Y lo hemos cantado muchas veces de una manera mecánica. De veras soy sacerdote? Tu eres sacerdote? No es sacerdote, únicamente quien dirige la liturgia de la Eucaristía. La Iglesia misma así nos lo ha enseñado y sostenido.

 

Cuál es la diferencia entonces, entre el sacerdocio de ellos y el de los laicos/as? Ellos y todos/as los/as laicos/as, hemos sido bautizados/as! Mujeres y hombres. El agua bautismal, ha sido igual para todas/os. El sacramento como tal ha sido y es igual para todas/os.

 

¿Por qué a las mujeres se nos mengua abruptamente del sacerdocio común-ministerial? Dándole solo relevancia al varón? Quien lo hizo, por qué lo hizo? Cuándo, dónde? Buenas preguntas.

 

Quién es la voz de la Iglesia? El Pueblo?

 

¿Dónde puede hablar el Pueblo, como Asamblea Santa, Pueblo Sacerdotal? Cuándo el Pueblo es consultado?

 

Cuándo el Pueblo, designa sus ministros para el servicio en la Iglesia, en la Comunidad?

 

Bien ha dicho Francisco recientemente: “Si tú, cura, no puedes ser misericordioso, dile a tu obispo que te dé un trabajo de administración” (1)

 

El  ser  sacerdote, para acompañar al Pueblo, es un llamado muy especial, de la Ruah que potencia el Bautismo, sin excluir mujeres y hombres. Si las mujeres estamos “excluidas” no es porque lo queramos, no nos hayamos interesado, o no lo hayamos buscado. Han sido normas sexistas dentro de la Jerarquía de los varones. Porque no es el Bautismo el que nos divide, margina y separa. Porque amamos nuestro Bautismo, porque amamos nuestra Iglesia, es que reclamamos en plenitud nuestro Bautismo. No todas, ni todos dentro del sacerdocio común, sienten ese llamado tan especial.

 

El sacerdocio no se enseña, el sacerdocio no se improvisa. El sacerdocio brota, nace, crece, se manifiesta.   El  Pueblo lo huele, sabe cuál y quién es el sacerdote que necesita.

 

El sacerdocio es más, es un don que no puede ser impuesto, o trasplantado. El sacerdote se empieza a perfilar como sacerdote, en la casa, en la familia, en el barrio, en su pueblo. Bajo el amparo de un hogar, con las abuelas, madre, tías, hermanos/as.

 

Es por la esencia de nuestro Bautismo, que todos/as los católicos estamos llamados a anunciar, predicar, ser profetas y sacerdotes. Pero, en la práctica, las mujeres no podemos predicar en la Iglesia, (ver Canon 767). No podemos pronunciar ninguna palabra profética, simplemente porque somos mujeres! Y menos podemos ejercer el sacerdocio ministerial-pastoral!

 

Sin embargo, la Historia está latente a pesar de los siglos! Ni Constantino, ni Diocleciano, ni Lactancio, ni Eusebio, la han podido borrar. (2)

 

A pesar del silencio impuesto, la marginación, constituciones y cánones, las mujeres hemos hablado: María la Madre de Jesús, se manifestó a través del Cántico del Magnifica! Son muchas mujeres las que quisiera nombrar, por su coraje y valentía. Mujeres que se subieron al púlpito de las catedrales y les hablaron a los Obispos y clero en general! Hildegarde von Bingen, (1098-1179), Catalina de Siena (1347-1380).

 

El sacerdocio común (LG10) en ningún momento, repele o es competencia del sacerdocio ministerial. Ambos tienen su origen en el Bautismo!

 

Cuando se ha entendido el sacerdocio común, se empieza a construir el sacerdocio ministerial. Es el Pueblo Sacerdotal, que gesta, sugiere, aprueba y pide, a quien necesita para el servicio del sacerdocio ministerial. (Mirar el Ritual Romano, para la Ordenación). Solo en el Rito para el Matrimonio, se pregunta a los asistentes: “si alguien tiene algo que decir, o sino calle para siempre”.  A esto es a lo que la alta Jerarquía le teme. El que los laicos desde su sacerdocio común, se empoderen y vivan el sentir de una Iglesia inclusiva, circular.

 

El sacerdocio ministerial, no tiene por qué oscurecer al sacerdocio común, no tiene por qué limitarlo, marginarlo u  olvidarlo.

 

Que es que desde el “sacerdocio común” se está impulsando el sacerdocio de la mujer. Que es que desde el “sacerdocio común” se está clericalizando al laico. No voy a entrar a comentar esa banalidad, pero si la dejo latente para quien la quiera retomar.

 

Haciendo un poco de memoria esto no ocurría en el pasado, ya que el Pueblo al referirse al sacerdocio, nos referíamos al sacerdocio de los sacerdotes, pero a partir de Vaticano II (GS10) descubrimos que el sacerdocio nos atañe a todos/as por el Bautismo invitado todos/as a ejércelo de manera más consciente y responsables.  Las confusiones mayores fueron apareciendo después del Sínodo 1972.

 

Ha sido tal la confusión tan confusa que han presentado ciertos personajes, llegando hasta pretender desaparecer el sacerdocio común o viceversa. Ambos son importantes y relevantes. Y, menos pretender “desaclericalizar” la Iglesia. Que por supuesto no es lo mismo que decir: “no al clericalismo”. Por querer acabar con el sacerdocio común se habla de no clericalizar a los laicos. Al sacerdocio ministerial se le dice: “no al clericalismo” sobre todo a aquel exagerado hábito talar.

 

Hay un refrán que nos puede ayudar en esta confusión: “ni tanto que queme al santo y ni tanto que no lo alumbre”. Lo más importante que “huelan a oveja” y a oveja pueden oler perfectamente los dos, sin entrar en contradicción de olores.

 

Tanto ser el sacerdocio común, como el sacerdocio ministerial, se nos presenta en toda su grandeza y humildad, ya que no ejercen por si mismos un servicio al pueblo de la Divinidad, sin la presencia Divina:

 

“Porque allí donde dos o tres de ustedes

se reúnan en mi nombre, allí estaré yo”.

Mateo 18:20

 

Qué grande es la presencia de Dios, que nos une y aminora toda separación o división, que pretenda alejarnos de su presencia divina!

 

Oh Dios, gracias, te Amo!

 

 

*Presbitera católica

 

 

 

 

 

 

 

 

 

_____________________________-

 

BIBLIOGRAFIA:

 

1))http://www.elheraldo.co/internacional/si-tu-cura-no-puedes-ser-misericordioso-dile-tu-obispo-que-te-de-un-trabajo-de      (Septiembre 11/16)

 

2) Año 303. Inventan el cristianismo. Fernando Conde Torrens.Ed. Alta Andrómeda. S.l. España, Marzo 2016

 

 

 

 

COLOMBIA. REMEDIOS.SEGOVIA: EL GOBIERNO RECONOCE LA TRADICIÓN Y ANCESTRALIDAD MINERA DE SEGOVIA Y REMEDIOS: CON LOS PRIMEROS DIÁLOGOS SE LEVANTA EL PARO MINERO


Con un reconocimiento a la tradición y ancestralidad minera de Segovia y Remedios, el pasado martes 27 de septiembre se realizó en las instalaciones del IDEA, en la ciudad de Medellín, la reunión que puso fin al paro de mineros que se estaba llevando a cabo desde el 19 de septiembre en estos dos municipios del Nordeste antioqueño.

La actividad minera de estas dos poblaciones antioqueñas ha pasado y se ha desarrollado desde circunstancias y momentos difíciles, pues toda la dinámica económica, ambiental, legal, cultural y social ha girado en torno a la extracción del oro, de acuerdo a los conocimientos empíricos y a las experiencias que se han multiplicado de generación en generación durante más de 200 años.  De ahí que es muy importante que en el transcurso de dicha reunión, se reconociera la ancestralidad y tradición de esta actividad de la cual derivan su sustento, directa o indirectamente, todos los remedianos y segovianos.  Así lo expresa Doris patricia Restrepo, quien trabaja en una de las minas no formalizadas y que hace parte de las muchas mujeres que buscan su sustento en las pequeñas minas, ya sea  como chatarreras, como esposas de mineros, como comerciantes o directamente en las minas…

A la reunión asistieron el Viceministro de Minas, delegados de presidencia, el Secretario de Minas y la Secretaria de Gobierno como representantes del Gobierno Departamental; las administraciones locales de Segovia y Remedios y delegados, tanto de la Empresa Multinacional como de los pequeños mineros.

La reunión que se extendió hasta el miércoles 28 de septiembre sirvió para el análisis de nuevas estrategias y la creación de la MESA MINERA, como un espacio de coordinación de acciones de todas las instituciones, de acuerdo a sus competencias;  a su vez, se conformará un Comité Técnico de formalización y un Comité de Verificación, necesarios para avanzar en los temas de los cuales se buscan soluciones.

Los pequeños mineros de Segovia y Remedios han sido apoyados y respaldados por toda la comunidad y esta reunión de concertación fue precedida por el plantón realizado en la Plazoleta de la Alpujarra, donde se hicieron presentes habitantes de estas dos poblaciones, residentes en la ciudad de Medellín.  A través de arengas los participantes expresaron todo su apoyo, como también su descontento ante los señalamientos que desde algunos sectores se le ha hecho a la población, como lo expresa Gerardo Antonio Gaviria Rivera:  “Estamos en este plantón porque Segovia y Remedios vienen desde hace 9 días en un paro cívico, organizado, no armado como lo quiere hacer ver el Gobierno; por las determinaciones de hacer cerrar todas las minas ancestrales que hay en esta región.  Exigimos que la Multinacional asentada en Segovia y Remedios respete la minería de los pequeños entables y que hoy pertenecen a la comunidad segoviana”

Por su parte, Eliober Castañeda, Presidente de la Mesa Minera, destacó el ambiente amigable en que se desarrolló la reunión y la disposición al diálogo:  “Lo importante es que hemos sido escuchados y que hay que trabajar en esto para mirar cuál sería la modalidad para ir trabajando en una dirección de legalidad. Hay un compromiso del Gobernador para que nuestros entables puedan ser organizados para trabajar con tecnologías limpias;  hay un reconocimiento de toda la institucionalidad de nuestros conocimientos como mineros ancestrales y tradicionales, gracias a la comunicación emitida por el Gobernador. En esta reunión estuvo el viceministro de minas, quien reconoció la ancestralidad y tradicionalidad de nuestros municipios. En las negociaciones que se vienen también será tocado el código de minas, ya que los legisladores dejaron totalmente desprotegidos a los pequeños mineros.

El Líder minero también informó que la próxima reunión se realizará el  6 de octubre y de esta manera empezar a generar espacios de diálogo y de búsqueda de soluciones a todas las afectaciones mineras y de las que de allí se derivan.

boletin-informativo-sep-29

COLOMBIA. SANTA MARTA: TAGANGA SE ENCUENTRA EN DESOBEDIENCIA CIVIL


El pueblo de Taganga se encuentra en Desobediencia Civil, y no va votar por el Plebiscito ni por Si , ni por el No . Ya que el Gobierno Nacional quiere desplazarlos de sus Territorios, y quitarles la pesca; para colocar muelles de Aceites y Muelles Carboneros. O sea la Locomotora Minera en Santa Marta.

Foto de Carlos Perdomo.
Foto de Carlos Perdomo.

No nos dejes caer en un cristianismo sin cruz


No nos basta la religión que vivimos desde niños

RD

“Señor, auméntanos la fe”

Reflexión dominical de José Antonio Pagola

José Antonio Pagola, 29 de septiembre de 2016 a las 08:47

Los discípulos sienten que no les basta la fe que viven desde niños para responder a su llamada

Mensaje de la fe/>

Mensaje de la fe

(José Antonio Pagola).- De manera abrupta, los discípulos le hacen a Jesús una petición vital: «Auméntanos la fe». En otra ocasión le habían pedido: «Enséñanos a orar». A medida que Jesús les descubre el proyecto de Dios y la tarea que les quiere encomendar, los discípulos sienten que no les basta la fe que viven desde niños para responder a su llamada. Necesitan una fe más robusta y vigorosa.

Han pasado más de veinte siglos. A lo largo de la historia, los seguidores de Jesús han vivido años de fidelidad al Evangelio y horas oscuras de deslealtad. Tiempos de fe recia y también de crisis e incertidumbre. ¿No necesitamos pedir de nuevo al Señor que aumente nuestra fe?

Señor, auméntanos la fe

Enséñanos que la fe no consiste en creer algo sino en creer en ti, Hijo encarnado de Dios, para abrirnos a tu Espíritu, dejarnos alcanzar por tu Palabra, aprender a vivir con tu estilo de vida y seguir de cerca tus pasos. Solo tú eres quien «inicia y consuma nuestra fe».

Auméntanos la fe

Danos una fe centrada en lo esencial, purificada de adherencias y añadidos postizos, que nos alejan del núcleo de tu Evangelio. Enséñanos a vivir en estos tiempos una fe, no fundada en apoyos externos, sino en tu presencia viva en nuestros corazones y en nuestras comunidades creyentes.

Auméntanos la fe

Haznos vivir una relación más vital contigo, sabiendo que tú, nuestro Maestro y Señor, eres lo primero, lo mejor, lo más valioso y atractivo que tenemos en la Iglesia. Danos una fe contagiosa que nos oriente hacia una fase nueva de cristianismo, más fiel a tu Espíritu y tu trayectoria.

Auméntanos la fe

Haznos vivir identificados con tu proyecto del reino de Dios, colaborando con realismo y convicción en hacer la vida más humana, como quiere el Padre. Ayúdanos a vivir humildemente nuestra fe con pasión por Dios y compasión por el ser humano.

Auméntanos la fe

Enséñanos a vivir convirtiéndonos a una vida más evangélica, sin resignarnos a un cristianismo rebajado donde la sal se va volviendo sosa y donde la Iglesia va perdiendo extrañamente su cualidad de fermento. Despierta entre nosotros la fe de los testigos y los profetas.

Auméntanos la fe

No nos dejes caer en un cristianismo sin cruz. Enséñanos a descubrir que la fe no consiste en creer en el Dios que nos conviene sino en aquel que fortalece nuestra responsabilidad y desarrolla nuestra capacidad de amar. Enséñanos a seguirte tomando nuestra cruz cada día.

Auméntanos la fe

Que te experimentemos resucitado en medio de nosotros renovando nuestras vidas y alentando nuestras comunidades.

27 Tiempo ordinario – C
(Lucas 17,5-10)
02 de octubre 2016
José Antonio Pagola

Para leer todos los artículos de este autor, pincha aquí:

http://www.periodistadigital.com/religion/opinion/2016/09/29/religion-iglesia-opinion-reflexion-dominical-jose-antonio-pagola-no-nos-dejes-caer-en-un-cristianismo-sin-cruz.shtml

Los mega acuerdos y sus amenazas para América Latina


Jaime Estay

ALAI AMLATINA, 30/09/2016.- En las décadas recientes, se ha acentuado la tendencia a negociar acuerdos entre grupos de países y, de esas negociaciones, las más significativas, por la magnitud económica y peso político de los participantes, son las referidas al Acuerdo Transatlántico para el Comercio y la Inversión (TTIP por sus siglas en inglés, negociado entre EE.UU. y la Unión Europea) el Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP, con participación de 12 países, tres de ellos de América Latina[1]), y el Acuerdo sobre el comercio de servicios (TISA, con participación de 50 países, siete de ellos de América Latina[2]), que se  conocen como “mega acuerdos”, en todos los cuales la negociación ha sido secreta.

 

Si bien esos tres acuerdos están en distintas etapas de negociación o puesta en marcha, involucran a diversos países y se refieren principalmente, en dos casos, al comercio de bienes y, en el tercero, al comercio de servicios, todos ellos tiene en común, por una parte, que constituyen estrategias alternativas ante el deterioro de las negociaciones en la Organización Mundial de Comercio y, por la otra, que implican grados importantes de avance en los procesos de desregulación de la economía internacional y en el despliegue global de los grandes capitales, los cuales, a través de esos acuerdos y con el apoyo de sus gobiernos, están buscando las mejores condiciones para penetrar sin restricciones en las distintas economías.  A ello se agrega, por parte de Estados Unidos –eje de los tres acuerdos–, el intento de contrarrestar, al menos parcialmente, el avance regional y global que la economía china ha venido logrando desde hace ya algunas décadas.

 

TPIP

 

De los dos acuerdos referidos al comercio, el TPIP se encuentra aún en un proceso de negociación que lleva ya tres años, habiéndose celebrado 19 Rondas desde julio de 2013 a la fecha –la más reciente se realizó en julio de 2016– y el conocimiento de los textos parciales filtrados de dicha negociación ha despertado reacciones en contra, tanto en Europa como en Estados Unidos.

 

A diferencia del TPIP, el Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica ya fue suscrito, el 4 de febrero de 2016, luego cinco años y más de 20 Rondas de Negociación que iniciaron en marzo de 2010 y terminaron en octubre de 2015, y actualmente se encuentra en proceso de ratificación por los parlamentos de los países miembros del Tratado, sin certeza de que dicha ratificación se vaya a dar, sobre todo en el congreso estadounidense, y con movimiento sociales, en varios países, exigiendo a sus parlamentos que el acuerdo sea rechazado.

 

TPP y TISA

 

El texto del TPP, que una vez suscrito se dio a conocer, está compuesto por 30 capítulos, 4 Acuerdos Paralelos y 17 Instrumentos Bilaterales, abarcando los capítulos temas referidos al comercio de bienes y servicios (entre otros, Trato Nacional y Acceso de Mercancías; Reglas de Origen; Defensa Comercial; Medidas Sanitarias y Fitosanitarias; Obstáculos Técnicos al Comercio; Comercio Electrónico; Servicios financieros; Servicios de telecomunicaciones), a la administración del TPP (Disposiciones Administrativas e Institucionales; Solución de Controversias; Excepciones y Disposiciones Generales), a aspectos normativos de los países (Política de Competencia, Coherencia Regulatoria, Transparencia y Anticorrupción), y a otros temas como son: Inversión; Contratación Pública; Empresas Propiedad del Estado y Monopolios Designados; Propiedad Intelectual; Medio Ambiente; Laboral; Cooperación y Desarrollo de Capacidades; Desarrollo; y, Pequeñas y Medianas Empresas.

 

Según se ve, el TPP incluye una amplia variedad de temas y tan sólo el cuerpo de los 30 capítulos –sin contar los anexos– abarca más de 600 páginas, si bien los capítulos tienen muy distintas extensiones, que en alguna medida reflejan las preocupaciones e intereses que se impusieron en la negociación. A modo de ejemplo, entre los capítulos más breves están  el de Cooperación y Desarrollo de Capacidades (3 pp.), el de Desarrollo (5 pp.), y el de  Pequeñas y Medianas Empresas (3 pp.), dirigidos, los dos primeros, hacia las economías participantes menos desarrolladas y el tercero hacia empresas que no son grandes –a lo que se agrega la total ausencia de algún capítulo dedicado a las migraciones, excepto lo referido a “Entrada Temporal de Personas de Negocios”–, en tanto que, en el otro extremo, el capítulo más extenso del Acuerdo es el de Propiedad Intelectual (80 pp.) con un tratamiento sumamente detallado del tema a lo largo de los 83 artículos que lo componen, y con el término “protección” (de los derechos de propiedad industrial,  de obras literarias, de la propiedad industrial, de indicaciones geográficas, de las marcas, de datos de prueba) utilizado ¡146 veces!

 

En lo que respecta al TISA, su negociación inició formalmente en marzo de 2013, y hasta la fecha se han realizado 19 Rondas, la más reciente en julio de 2016. De acuerdo a los textos que han sido filtrados, con el Acuerdo se busca cubrir una muy amplia gama de temas: servicios financieros; servicios TIC (incluyendo telecomunicaciones y comercio electrónico); transporte marítimo; transporte aéreo; servicios de entrega competitivos; energía; servicios profesionales; entrada temporal de personas de negocios; y compras del sector público.

 

Esos textos, reflejan una clara decisión de avanzar al extremo en la liberalización de todo tipo de servicios, en parte reproduciendo los contenidos más cuestionables del Acuerdo General sobre el Comercio de Servicios (AGCS) de la OMC[3], y en gran parte ampliando sustancialmente dichos contenidos, tanto respecto de los temas recién mencionados que son objeto de negociación y compromisos de apertura, como en relación a la profundidad de dichos compromisos. Esa mayor profundidad, por ejemplo, respecto del “trato nacional” implica que se pasa de una modalidad de “lista positiva” en el AGCS (esto es, que los compromisos de tratar a los servicios y proveedores extranjeros por lo menos igual que a los nacionales, solo se aplican a los sectores que cada gobierno enlista de manera explícita) a un modalidad de “lista negativa” en el TISA (el “trato nacional” se aplica a todos los sectores excepto aquellos que cada gobierno enliste de manera explícita).

 

En suma, con el TISA se acentúa el principio general, que desde hace ya tiempo viene imponiéndose, de negar el carácter y función social de muchos servicios, asumiéndolos en su totalidad como mercancías a ser vendidas a clientes bajo las reglas del mercado y de las empresas que en él dominan.  Con el conjunto de los mega acuerdos, se pretende dar un paso decisivo en contra, tanto de la capacidad de los estados para reglamentar sus economías, como de los estándares sociales y ambientales, y a favor de la desregulación plena de los mercados, de la multiplicación del poder de las grandes empresas y de la creciente mercantilización del conjunto de la vida económica y social, limitando al máximo los márgenes de acción de los gobiernos y otorgando todas las facilidades y derechos imaginables a los inversores.

 

Ese avance y posible concreción de los mega acuerdos ha contado con la participación de siete países latinoamericanos en el TISA, de los cuales tres también participan en el TPP, lo que no resulta extraño dada la permanencia del neoliberalismo en distintos países de la región y, con él, de estrategias gubernamentales de inserción internacional que claramente apuntan hacia el Norte, y que incluyen la sujeción a los dictados, intereses e iniciativas estadounidenses como son el TTP y el TISA.

 

Sin embargo, dicha participación no por esperable es menos peligrosa, y no sólo para las sociedades cuyos gobiernos se han embarcado en los proyectos estadounidenses, que con ello están viendo seriamente comprometidas sus posibilidades futuras de desarrollo nacional autónomo.

 

Los peligros que entrañan los mega acuerdos, son también muy altos para el resto de la región, así como para el desenvolvimiento futuro del conjunto de América  Latina y el Caribe. En términos generales, la posible concreción de dichos acuerdos reafirmaría un contexto global e internacional caracterizado por el dominio creciente de los mayores países y las más grandes empresas transnacionales, en el interior del cual se acentuarían las dificultades para abrir paso a proyectos alternativos de base nacional y regional, más aún dada la intención explícita de ampliar el alcance de los mega acuerdos al ámbito multilateral, aplicando sus contenidos a la totalidad de movimientos mundiales del gran capital bajo todas sus formas[4]. En términos más particulares, la participación de países latinoamericanos en ambos mega acuerdos –con todo lo que esos acuerdos representan e impulsan–, con seguridad hará más difíciles no sólo los vínculos entre esos países  y los restantes de la región, sino también la marcha de distintos mecanismos integradores en América Latina y el Caribe, y en particular de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, en cuyo interior se acentuarán las diferencias entre las visiones y estrategias que hasta hoy coexisten en su seno.

 

 

Jaime Estay es profesor-investigador en la Facultad de Economía de la Universidad Autónoma de Puebla, México, y coordinador de la Red de Estudios de la Economía Mundial (http://www.redem.buap.mx/).

 
Artículo publicado en la edición 517 (septiembre 2016) de la revista América Latina en Movimiento de ALAI, titulada “El poder transnacional y los nuevos TLCs”.  http://www.alainet.org/es/revistas/517

[1] Los participantes del TPP, son Estados Unidos, Japón, Australia, Brunei, Canadá, Chile, Malasia, México, Nueva Zelanda, Perú, Singapur y Vietnam.

[2] Los participantes del TISA son  Australia, Canadá, Chile, China Taipéi, Colombia, Costa Rica, Estados Unidos, Hong Kong, Islandia, Israel, Japón, Liechtenstein, México, Nueva Zelanda, Noruega, Pakistán, Panamá, Paraguay, Perú, República de Corea, Suiza, Turquía y la Unión Europea (representando a sus 28 estados miembros).

[3] A modo de ejemplo, en el TISA se reproduce el criterio del AGCS, en relación a que ambos Acuerdos están referidos a “todo servicio de cualquier sector, excepto los servicios suministrados en ejercicio de facultades gubernamentales”, agregando a continuación que “un ‘servicio suministrado en ejercicio de facultades gubernamentales’ significa todo servicio que no se suministre en condiciones comerciales ni en competencia con uno o varios proveedores de servicios”. Con ello, por ejemplo, servicios gubernamentales tales como salud y educación quedan incorporados en los Acuerdos, ya que se ofrecen “en competencia” con prestadores privados.

[4] Al respecto, tanto Estados Unidos como la Unión Europea han declarado su intención de que, una vez acordado el TISA, pudiera ser trasladado a la OMC, para su aplicación al conjunto de la economía mundial. Por una parte, en un memorando de la Comisión Europea (Negotiations for a Plurilateral Agreement on Trade in Services, Memorando, 15 de febrero de 2013) se plantea que “En términos de la estructura del acuerdo, se convino que estaría basado en el AGCS, con algunos artículos fundamentales del AGCS incorporados (incluyendo las definiciones, el alcance, el acceso al mercado y trato nacional, exenciones generales y de seguridad). Esto, en general, haría posible en una etapa posterior integrar el acuerdo plurilateral en el AGCS”. Por otra parte, Kirk Ron, Representante Comercial Estadounidense, declaró lo siguiente (Remarks by United States Trade Representative Ron Kirk at the Coalition of Service Industries, 2012 Global Services Summit, 19 de septiembre de 2012): “El TISA presenta nuevas e importantes oportunidades para examinar los logros de los acuerdos de servicios hasta el momento; la consolidación de los elementos más importantes y eficaces en un único marco; y extender ese marco a un grupo más amplio de países. El TISA también ofrece un medio para construir un consenso internacional sobre las nuevas normas comerciales que algún día podrían ser introducidos en la OMC”.

URL de este artículo: http://www.alainet.org/es/articulo/180646

Te invitamos a sostener el trabajo de ALAI.
Contribuciones: http://alainet.org/donaciones.php

Anteriores Entradas antiguas

A %d blogueros les gusta esto: