Cautela en el Vaticano, luego de los cruces por el muro en México


Las relaciones del Papa con Donald Trump

El secretario de Estado, Pietro Parolin, dijo que una cosa es la campaña electoral y otra ser presidente

Encuentro. El canciller Pietro Parolin (izq.) con el nuevo jefe de los Jesuitas,  Arturo Sosa (REUTERS)

Encuentro. El canciller Pietro Parolin (izq.) con el nuevo jefe de los Jesuitas, Arturo Sosa (REUTERS)

¿Qué duda cabe? También para el Papa Francisco no fue una buena noticia que Donald Trump haya sido electo presidente de los Estados Unidos. Todavía resuena la objeción del pontífice a la idea de Trump de construir un muro en la frontera como México como la expresión más explícita, por cierto no la única, de sus desacuerdos con el mandatario electo de los Estados Unidos y la dura réplica de éste. Pero ahora, ante los resultados de la elección, el Vaticano se muestra conciliador con el excéntrico magnate inmobiliario y prefiere darle una oportunidad apostando al argumento de que una cosa es lo que se dice en la campaña y otra, distinta, es lo que se hace cuando se llega al gobierno.

El encargado de llevar la voz cantante de la Santa Sede ante el triunfo de Trump fue el número dos, el secretario de Estado, cardenal Pietro Parolin. “Felicitamos al nuevo presidente de los Estados Unidos y esperamos que su gobierno pueda verdaderamente dar frutos”, dijo de entrada en declaraciones a Radio Vaticano. Y al ser consultado sobre las propuestas tan controvertidas de Trump en la campaña, como la construcción de un muro, Parolin se abrazó a la cautela: “Veremos cómo se moverá. Normalmente (los políticos) dicen: una cosa es ser candidato y otra, presidente, tener una responsabilidad tan importante”, señaló.

Para Parolin, ya hay indicios más o menos halagüeños. En ese sentido, mencionó el primer discurso de Trump tras ser electo. “En sus primeras palabras, Trump subrayó que quiere ser el presidente de todos los estadounidenses, el líder del país entero”, afirmó. Y completó: “Luego, sobre temas específicos, veremos cuáles son las decisiones que toma la nueva administración y con esa base se podrán hacer valoraciones; por eso, me parece absolutamente prematuro formular juicios en este momento”.

Con todo, el secretario de Estado Vaticano consideró “necesario que todos trabajemos para cambiar la situación mundial, que es de grave laceración, de grave conflicto. Lo que se espera es que ese gran país ejerza un papel de paz, de capacidad diplomática, de intervención para facilitar soluciones compartidas. Lo que se espera es que pueda utilizar todo su peso para construir puentes como no se cansa de pedir el Papa Francisco”.

El pontífice y el presidente Barak Obama lograron construir una estrecha relación que se tradujo en una confluencia de esfuerzos para el restablecimiento de las relaciones entre Washington y La Habana y la firma por parte de los Estados Unidos del acuerdo medio ambiental al que se llegó el año pasado en la Cumbre de París. Además de la promoción del diálogo entre el gobierno colombiano y las FARC y entre el gobierno venezolano y la oposición.

Ahora, con la llegada de Trump a la presidencia, todos esos acuerdos son una incógnita. Paralelamente, la Conferencia Episcopal norteamericana, en un mensaje de salutación a Trump, le manifestó su “firme posición de que nuestros hermanos y hermanas migrantes y refugiados puede ser acogidos con humanidad, sin sacrificar nuestra seguridad”.

http://www.clarin.com/mundo/Cautela-Vaticano-luego-cruces-Mexico_0_1684631685.html

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: