Colombia. ELN: Acordar y Cumplir, Regla de Oro para la Paz


Por ELN Voces

Desde que el ELN y el gobierno de Santos iniciaron diálogos, se establecieron las reglas del juego, partiendo de reconocer que este se realizaba entre dos partes con iguales deberes y derechos en lo que serían diálogos y negociaciones.

art-1

Dentro de dichas reglas se concluyó que “acordar y cumplir era regla de oro para la paz”, así como la importancia de que un grupo de países escogidos de común acuerdo, tuvieran mínimo un representante, como testigos de lo acordado y que todo lo que se acordaba quedaba por escrito y firmado por “LAS PARTES”.

Con esas reglas del juego, entre otras, se iniciaron las conversaciones entre las delegaciones del gobierno y el ELN.

Si bien en el tiempo anterior a la publicación de la agenda acordada el pasado 30 de Marzo en Caracas, Venezuela, el ELN hizo varios reclamos al gobierno y a su delegación por incumplimiento a los acuerdos escritos y aprobados, la violación más grave a la norma de que “acordar y cumplir es la regla de oro para la paz”, se produce por parte del gobierno en cabeza del presidente Santos cuando ya pendiente de definir la fecha de abrir la mesa pública en Quito, coloca como condición, y por encima de los acuerdos, que el ELN libere a las personas que tiene retenidas y renuncie a las retenciones en adelante.

¿Por qué esta imposición se coloca luego de firmada y publicada la agenda, si en los años anteriores de la construcción del acuerdo, este asunto de las retenciones no se colocó como condición para avanzar en los acuerdos?

El ELN ha sido claro que ni dialoga, ni negocia bajo imposiciones, y no permitirlas es parte de su dignidad y su personalidad.

El último impase producido por el nuevo incumplimiento del gobierno violando lo acordado, que ya hemos denunciado y debemos reiterar, está referido a los acuerdos logrados y estampados con las firmas de los miembros de las delegaciones el pasado 5 y 6 de octubre, fecha en la cual los garantes de Ecuador, Cuba, Venezuela, Noruega, Brasil y Chile, oficiaron como testigos, coloca en una nueva crisis el proceso de diálogos y la apertura de la fase pública.

Lo acordado el 5 y 6 de octubre:

DOCUMENTO NÚMERO 1

…Caracas, Venezuela, 10 de octubre de 2016

Las delegaciones del Gobierno Nacional y el ELN hemos acordado:

Instalar el día 27 de octubre en Quito, Ecuador la mesa pública de conversaciones.
La agenda de conversaciones se iniciará con el punto 1. Participación de la sociedad en la construcción de la paz; adicionalmente, se trabajará el subpunto 5f. Acciones y dinámicas humanitarias.

Iniciar el proceso de liberación de los secuestrados/retenidos con 2 casos antes del 27 de octubre. Además, cada una de las partes hará, a partir de la fecha, otras acciones y dinámicas humanitarias para crear un ambiente favorable para la paz.

Agradecemos a la República Bolivariana de Venezuela la hospitalidad brindada para el desarrollo de las reuniones que han llevado a este acuerdo, y a los demás países garantes Ecuador, Cuba, Chile, Noruega y Brasil, por acompañarnos en las mismas y por su apoyo a Colombia en la búsqueda de la paz.

Por el Gobierno de la República de Colombia

Mauricio Rodríguez Jefe de Delegación

MG(r) Eduardo Herrera Berbel

José Noé Ríos

Julián Arévalo

Por el Ejército de Liberación Nacional

Pablo Beltrán Jefe de Delegación

Aureliano Carbonel

Gustavo Martínez

Bernardo Téllez

Consuelo Tapias

Por el Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela

Ramón Rodríguez Chacín

Carola Martínez

Por el Gobierno de la República del Ecuador

Juan Meriguet

Por el Gobierno de la República de Cuba

Rodolfo Benítez Verson

Abel García

Por el Gobierno de la República de Chile

Raúl Vergara Meneses

Luis Maira

Por el Gobierno del Reino de Noruega

Dag Nylander

Torleif Kveim

Por el Gobierno de la República Federativa de Brasil

José Solla.

En consecuencia con lo acordado y consignado en el numeral 3 del acuerdo número 1 consignado arriba, el ELN procedió a liberar a partir del mismo 6 de Octubre al señor ex alcalde de Charalá (Santander), Fabio León Ardila y luego al señor Alejandro Alarcón.

Estas dos personas fueron entregadas en el departamento de Arauca a comisiones humanitarias y en presencia de Medios de comunicación.

De esa manera, el ELN cumplió lo acordado, tal como lo establece el documento número 1.

DOCUMENTO 3: ACUERDO LEÍDO A LOS GARANTES, PARA QUE SEAN TESTIGOS DE SU CUMPLIMIENTO….

En el marco de las dinámicas y acciones humanitarias de las Partes:

1- El ELN hará una liberación de un secuestrado/retenido en el transcurso de la primera ronda de conversaciones.

A solicitud del ELN, y conforme a la ley, el Gobierno Nacional nombrara dos (2) gestores de paz antes de iniciar en Quito, y una vez instalada la Mesa se procederá a desarrollar el trámite correspondiente para conceder dos (2) indultos en un plazo de 30 días…

Para cumplir lo acordado y consignado en este documento número 3, el ELN tiene dispuesto todo lo que le corresponde para liberar, EN EL TRANSCURSO DE LA PRIMERA RONDA, a un tercer retenido que sería el señor Odín Sánchez, siempre y cuando el gobierno nacional, también cumpla su compromiso de “una vez instalada la Mesa se procederá a desarrollar el trámite correspondiente para conceder dos (2) indultos en un plazo de 30 días…

Así mismo el ELN le solicita al gobierno nacional cumplir su compromiso de “el Gobierno Nacional nombrara dos (2) gestores de paz antes de iniciar en Quito”…

Por todo lo anterior, el Comando Central del ELN le reitera a Colombia y a la Comunidad Internacional, que no ha incumplido ninguno de sus compromisos ni ha faltado a ninguno de los acuerdos pactados con el gobierno en presencia de los garantes como testigos y, por el contrario, deja claro en este documento el incumplimiento del gobierno nacional conforme a lo acordado en los documentos firmados el pasado 6 de Octubre.

Repetimos que ante las reiteradas manifestaciones de funcionarios gubernamentales responsabilizando al ELN de incumplir lo acordado, es que recurrimos a poner en conocimiento de la opinión, apartes de los documentos firmados por las dos delegaciones en Caracas, el pasado 6 de Octubre.

No se trata entonces de ser intransigentes, no es tampoco que por X persona retenida entró de nuevo en crisis la mesa de diálogos con el ELN y mucho menos porque el ELN subvalore la importancia de abrir la fase púbica o el proceso de paz. Sencillamente hemos aprendido que una negociación no puede realizarse bajo imposiciones de una de las partes, violando lo acordado y usando el recurso de la ventaja mediática para responsabilizarnos de conductas que no hacen parte de nuestra práctica. Aceptar imposiciones sería pésimo precedente para el proceso de paz.

Doctor Juan Camilo Restrepo, otorgarle su condición de gestores de paz a dos presos del ELN es el compromiso que debe cumplir el gobierno antes de iniciar la fase pública, y la liberación del señor Odín Sánchez, se realizará en el transcurso de la primera ronda, en el mismo lapso en que el gobierno otorgará dos indultos a presos del ELN. Esto es lo que dicen los acuerdos.

A Colombia y la Comunidad internacional les reiteramos que el ELN no desistirá de buscar con ahínco la paz, porque ese es el camino de futuro para nuestro país y sus gentes.

http://www.eln-voces.com/index.php/editorial-insu/858-acordar-y-cumplir-regla-de-oro-para-la-paz

http://kaosenlared.net/colombia-eln-acordar-y-cumplir-regla-de-oro-para-la-paz/

Justin Trudeau y el lodo de las mineras canadienses en América Latina


Trudeau ha levantado esperanzas tan grandes que resulta difícil comprender su mutismo ante uno de los temas más importantes para los latinoamericanos: el reprobable proceder de varias mineras en la región.CreditChris Wattie/Reuters.

Canadá está de regreso”, ha dicho Justin Trudeau —carismático y bilingüe— en reuniones internacionales, como para mostrar la impronta que quiere darle a la política exterior canadiense respecto de la de su predecesor, Stephen Harper. El primer ministro de Canadá ha empleado en sus discursos términos muy precisos: justicia, cuidado medioambiental, democracia, derechos humanos. Incluso se atrevió a evocar alguno de ellos en su visita oficial a China hace algunas semanas, pero los chinos no lo aplaudieron por eso, sino por sus sonrisas y propuestas de negocios.

Trudeau ya ha dado algunos pasos. Acogió a miles de refugiados sirios, incluyó a Canadá en la lucha contra el cambio climático y ofreció tropas para los cascos azules. América Latina comienza también a sentir los efectos de este viraje diplomático. A partir de diciembre, los mexicanos ya no tendrán que tramitar visa para viajar a Canadá. Además, el gobierno canadiense anunció hace unos días un paquete de ayuda a Colombia —en el marco de la firma de los acuerdos de paz— para auxiliar a los desplazados y apoyar en la reforma de los cuerpos policiales. Aunque se desconoce qué pasará con esta ayuda a raíz del triunfo del No en el plebiscito.

La Trudeaumanía avanza en el mundo entre ciertas acciones, un estilo fresco y palabras de terciopelo, pero puede que esté apuntando demasiado lejos al prometer a mansalva. Trudeau ha levantado esperanzas tan grandes que resulta difícil comprender su mutismo ante uno de los temas más importantes para los latinoamericanos; el mismo que ha provocado que la imagen de Canadá porte gruesas capas de lodo: el reprobable proceder de varias mineras en la región, sobre todo desde que Harper promovió con tesón la presencia canadiense en el sector extractivo fuera de sus fronteras. En los últimos años, entre 50% y 70% de la actividad minera en América Latina ha estado a cargo de compañías de Canadá.

Trabajos periodísticos e informes como el del Consejo de Asuntos Hemisféricos y el del Grupo de Trabajo sobre Minería y Derechos Humanos en América Latina han mostrado que empresas canadienses dañan el medioambiente, fuerzan desplazamientos de personas, ignoran la voz de comunidades autóctonas, intentan influir en el diseño de leyes nacionales y apoyan la criminalización de la protesta social, entre otros puntos.

Indígenas guatemaltecas acusan a Hudbay Mineral Inc. de estar detrás de un desalojo de las tierras donde habitaban. Las mujeres sufrieron agresiones sexuales y sus hogares fueron quemados durante el operativo. En Zacatecas, México, grupos responsabilizan a la compañía Goldcorp de contaminar los mantos freáticos y de afectar la vida silvestre por sus actividades en la mina Peñasquito. Además de Guatemala y México, la situación es preocupante en países como Perú, Chile, Argentina, Panamá y Honduras. El tema ha sido expuesto ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. Asimismo, un informe de la ONU sobre Canadá y los derechos humanospublicado en julio de 2015 incluía la inquietud por los abusos de mineras canadienses en el extranjero.

La llegada de Justin Trudeau al cargo de primer ministro ha oscilado entre la esperanza y el pesimismo para poner freno a estas prácticas. Hay que recordar sus mítines en campaña afirmando que sería la antítesis de Harper en política exterior. Un signo positivo es que, cuando era diputado, Trudeau votó a favor de una propuesta de ley presentada ante el parlamento por su colega liberal John McKay en 2010. La propuesta C-300 buscaba imponer sanciones a compañías extractivas canadienses envueltas en actividades ilegales fuera del país. El proyecto finalmente fue derrotado por los votos conservadores. Sin embargo, los liberales no han retomado el tema desde que están en el poder. ¿Acaso preparan una dulce sorpresa o simplemente desean preservar el statu quo?

En abril de este año, Trudeau recibió una carta donde más de 180 organizaciones no gubernamentales de América Latina y de otras latitudes, le piden realizar reformas que regulen seriamente la actividad de las mineras canadienses en el exterior. Harper creó en 2009 la Oficina del consejero en responsabilidad social de las empresas de la industria extractiva, aunque dicho órgano se enfoca en dar consejos técnicos y en favorecer el diálogo entre partes en conflicto. Los liberales catalogaron la iniciativa como insuficiente cuando se encontraban en la oposición, pero ahora que son gobierno siguen contando con ella. Y, hasta el momento, no ha existido respuesta oficial a la misiva que recibió Trudeau.

No hay que tener el cerebro de Kasparov para comprender que la culpa va más allá de las compañías canadienses. Es conocida la larga lista de problemas en América Latina que contribuyen a esta situación: deficiencias en los sistemas de justicia, facilidad para torcer leyes a cambio de sobres llenos de dólares, deseos de crear fuentes de empleo pese a los altos costos sociales, económicos y medioambientales, entre otros. No obstante, el gobierno de Canadá debe también asumir sus responsabilidades. Los informes subrayan que las autoridades canadienses han apoyado con vigor a las compañías mineras en el exterior sin contar necesariamente con la información que asegure su respeto por los derechos humanos y el medioambiente. Además, el discurso oficial grita a los cuatro vientos que las cosas están cambiando, que ha salido el sol luego de tantos años nublados.

Transitar hacia una diplomacia que tome en cuenta las múltiples preocupaciones globales señaladas por Trudeau no es tarea sencilla, sobre todo cuando ello exige tocar puntos neurálgicos de la economía canadiense. De acuerdo con la Asociación Minera de Canadá, esta industria contribuyó con el 3.5% del PIB del país en 2014 y el 66% de los activos mineros canadienses están ubicados en el exterior. Justin Trudeau no es el primer político que debe hacer frente a dilemas de esta naturaleza, aunque se recuerdan pocos ejemplos de líderes empuñando tantas banderas al mismo tiempo. Ya se sabe: la coherencia entre hechos y palabras es prueba de gran estatura política. Trudeau haría bien en adherirse sin excepciones a los principios que figuran en su visión internacional.

Los distintos informes incluyen recomendaciones para combatir el problema, destacando la creación de un organismo canadiense de monitoreo con verdaderas atribuciones, la posibilidad de presentar demandas por parte de individuos o grupos afectados en el exterior ante instancias legales de Canadá, y el cese de toda ayuda gubernamental a empresas involucradas en violaciones a los derechos humanos. Acciones de este tipo contribuirían significativamente a reducir el impacto negativo de la minería canadiense fuera de sus fronteras. Trudeau defendería la justicia, el cuidado medioambiental, la democracia y los derechos humanos al intervenir en el tema. Tiene la oportunidad de matar varios pájaros de un tiro y de obtener el reconocimiento permanente de millones de personas que han tomado muy en serio su compromiso global. De otro modo, la decepción sería colosal.

“MIRIAM DE MAGDALA NO FUE UNA PROSTITUTA ARREPENTIDA, SINO UNA MUJER CON AUTORIDAD EN EL NACIENTE CRISTIANISMO”


COLOMBIA: Las víctimas de Bojayá estallan y retan a Uribe y a Ordóñez


Los habitantes de unas de las poblaciones más golpeadas por el conflicto exigen que se respete la voluntad del 95,78% de su población, que votó por el Sí a los acuerdos de paz.

Leyner Palacios, uno de los miembros del Comité por los Derechos de las Víctimas de Bojayá, expresaba ayer que “no es justo que las víctimas tengan que mendigar la paz a Colombia”. Ahora, la población de Bojayá en un comunicado firmado este cuatro de octubre le manda un mensaje al país: “Le decimos a Colombia que a nuestra población no la someteremos a que se reinicie la confrontación armada, y que es obligación del Estado protegernos”.

El comunicado, firmado por miembros del Comité y por el alcalde de Bojayá (Jeremías Moreno), transmite la frustración de una población que ha sufrido hasta el límite y que ha puesto en la lúgubre contabilidad del terror 31.922 desplazados, y 388 muertos en los últimos años. “Nos hicieron creer que La Paz es posible y ahora urgimos al Presidente Santos, a las FARC y a toda la sociedad colombiana a que se respete el SI, del 96 por ciento de la población de Bojayá, y a que se implemente el Acuerdo de Paz, tal como se negoció en La Habana”.

A los votantes del No les recuerdan que “tienen una deuda con los derechos de las víctimasy con el costo en vidas humanas que tiene su votación sobre las poblaciones que si padecemos la guerra (…) No es justo que ellos puedan votar e influir en nuestras vidas o nuestras muertes y que nosotros no influyamos en las políticas que a ellos y ellas los afectan”.

Y a algunas de las cabezas visibles de ese No les hacen una invitación muy especial: “Invitamos al Ex Presidente Álvaro Uribe y al ex Procurador General de la Nación [Alejandro Ordóñez] a vivir en nuestro territorio por una temporada -sin escoltas que los protejan- para que comprendan como es estar en medio del conflicto que nos afecta y de la pobreza, y por qué los acuerdos deben ser respetados por ellos también, sin exigir más cambios ni tiempos dilatorios a La Paz, que necesitamos en los territorios”. Las víctimas de Bojayá explican a Uribe o a Ordóñez que, “en lugar de oponerse al Acuerdo de Paz firmado y de presentar otras propuesta, ahora mismo los invitamos a cambiar su posición con altura y ante nuestros argumentos y por el derecho a la vida de millones de colombianas y colombianos sumarse al proceso de implementación del Acuerdo para ayudar a garantizar que se cumpla y no haya impunidad”.

La voz de los habitantes de este municipio del Atrato medio sigue contundente: “Al ex presidente Uribe, al ex Procurador y a quienes votaron No, les contamos que la violencia producida por los paramilitares, la fuerza pública y la guerrilla en Bojayá nos arrancó familiares y amigos, y destrozó nuestros proyectos de vida, pues puso en jaque el control sobre nuestros territorios. Nosotros queremos La Paz. Queremos el Acuerdo y no aceptamos más política de guerra”.

En este comunicado las víctimas exigen a Juan Manuel Santos una reunión para salvaguardar los acuerdos y poner en marcha las medidas de protección necesaria para las comunidades.

Las peticiones de Bojayá, especialmente crudas, van en la línea de las hechas por diversos sectores de víctimas (incluida la Mesa Étnica o las víctimas de la masacre de La Chinita), que están presionando para que el presidente de la República no los ignore en este momento crucial para el país. En el caso de Bojayá, las comunidades han mostrado su temor ya que ellos, a pesar de haber sido víctimas directas de las FARC (la masacre de Bellavista del 2 de mayo de 2002 dejó 79 muertos, cientos de heridos y miles de afectados), han avanzado en el proceso de reconciliación con la guerrilla y se han sentado con el Gobierno en un proceso abierto y público que ahora los puede dejar en una posición muy delicada.

Noticias relacionadas

Las víctimas de Bojayá estallan y retan a Uribe y a Ordóñez

COLOMBIA: Iglesia Católica se opone a la Reforma Tributaria


Tomado de twitter:@episcopadocol

Monseñor Luis Augusto Castro, presidente de la Conferencia Episcopal. Tomado de twitter:@episcopadocol

El episcopado pide mantener la legislación actual que los excluye de pagar impuestos.

El Episcopado Colombiano alzó su voz de protesta en contra de la Reforma Tributaria que actualmente, se desarrolla  en el Congreso de la Republica y que repercute en varios sectores de las iglesias del país.

En un documento firmado por el jefe de la iglesia católica Monseñor Luis Augusto Castro, se asegura que “los requisitos planteados en el proyecto de Reforma Tributaria Estructural para pertenecer al Régimen Tributario Especial están fuera del alcance de la iglesia católica”.

Además, en el texto se explican aspectos de la reforma que van en contra de la identidad y la misión de clero y que lo que propone  “compromete gravemente el ejercicio de la tarea evangelizadora y de protección social por parte de las instituciones eclesiales”.

Lea además: Padre Linero y grupo de cristianos se enfrentan por el diezmo

La solicitud de Castro es que se mantenga la legislación actual contenida en el artículo 23 del Estatuto tributario, en la cual los movimientos, asociaciones y congregaciones religiosas sin ánimo de lucro, no son contribuyentes a los impuestos sobre la renta.

De lo anterior, el documento dice “al excluir a las entidades de la Iglesia católica del artículo 23 del Estatuto Tributario, donde aparecen como entidades declarantes no contribuyentes de renta, dada la actividad histórica y meritoria de la Iglesia, deberían pasar al artículo 19 del Estatuto Tributario como contribuyentes del Régimen Tributario Especial. Sin embargo, al no poder cumplir con las condiciones establecidas, quedarían como entidades sin ánimo de lucro haciendo una labor social, pero pagando impuesto de renta como si fueran entidades comerciales con ánimo de lucro”.

Entre tanto, Pedro Mercado secretario del Episcopado, dijo que la reforma tributaria golpea a los más pobres y a la clase media, y afecta a un grupo importante de la economía.

Para Mercado, la reforma tributaria no tiene puntos positivos, puesto que impone a pagar impuestos sobre la renta. Según él, afecta a los más pobres mientras que a los ricos los cobija. “Es paradójico que pongan a pagar impuestos a las iglesias mientras otorgan exenciones y privilegios a las más ricos”, declaró.

El secretario, explicó que la iglesia si paga impuestos y que además contribuye con el Estado. «Es absolutamente falsa la idea de que las iglesias no pagan impuestos. Hay solo algunas mínimas exenciones tributarias en razón de la contribución social que el sector religioso, que las Iglesias, hacen a la sociedad. Aquí en Colombia hasta las misas tienen impuestos”. Dijo.

http://www.elheraldo.co/colombia/iglesia-catolica-se-opone-la-reforma-tributaria-304793

“La democracia representativa ya no representa nada”


El profesor de la Universidad de París Ouest Nanterre firma junto a Pierre Dardot ‘Común’, ensayo que plantea el marco teórico de una alternativa política

Christian Laval, en el Institut Français de Madrid.
Christian Laval, en el Institut Français de Madrid. ÁLVARO GARCÍA

Un filósofo y un sociólogo observando la realidad. Intentando comprender qué ocurre en esta sociedad que, supuestamente, nos lo da todo y que, sin embargo, genera tanto malestar, y tantas desigualdades. Asistiendo a las protestas de los indignados españoles, a los movimientos de reapropiación del agua en Nápoles, a las luchas contra la implantación de un centro comercial en el parque Taksim turco, a la causa contra el calentamiento global, a la pelea en la Red por reinventar un espacio neutro, no contaminado por intereses de mercado, a la defensa del software libre, del creative commons, del copyleft.

E intentando comprender qué tienen en común todos estos movimientos.

Pues bien, tienen en común la lucha por lo común. El Estado, sostienen Christian Laval y Pierre Dardot, ya no se ocupa de los intereses del conjunto de la sociedad. Se ha plegado a las necesidades de las grandes corporaciones, que imponen sus condiciones (fiscalidad favorable, por ejemplo) y demandan privatizaciones. Los ciudadanos, en definitiva, deben reaccionar porque el Estado ya no protege lo que es de todos.

En 2012, Laval y Dardot, dos estudiosos del legado de Marx, publicaron La razón del común, libro con el que daban forma a un concepto que, sostienen, va más allá de la defensa del agua y el aire y comprende, por ejemplo, un hospital que sus propios profesionales reflotan creando una cooperativa. Ahora presentan Común (Gedisa, 2015), ambicioso ensayo que intentar construir un marco teórico para una nueva alternativa política.

COORDENADAS

Un libro. ‘El hombre que amaba a los perros’, de Leonardo Padura. “Me gusta cuando la ficción se mezcla con la historia”.
Una idea. “Dardot y yo perseguimos la misma idea, de Aristóteles: ‘Vivir juntos es actuar juntos”.
Una certeza. “Nada es eterno. Todo lo que el hombre ha hecho bien o mal en la historia puede ser deshecho y rehecho”

Christian Laval, sociólogo nacido en 1953, profesor de la Universidad de París Ouest Nanterre y bloguero de la web Mediapart, responde a las preguntas en una sala del Institut Français de Madrid, al día siguiente de pronunciar una conferencia en el Museo Reina Sofía.

Pregunta. Proponen ustedes un marco teórico para el Común. Y sostienen la necesidad de una democracia radical. ¿Qué quieren decir con eso?

Respuesta. Hoy hay una exigencia de una nueva fase de la democracia, más profunda, más real. La democracia representativa, en el fondo, ya no representa nada; solo se representa a sí misma, a políticos profesionales que constituyen una oligarquía cada vez más ligada a los intereses privados. No lo decimos nosotros, lo dicen los movimientos sociales y una gran parte de la sociedad. El Común es aquello que sentimos que se nos escapa, lo que desparece por las privatizaciones.

P. ¿Qué recursos colectivos piensan que hay que retomar, y cómo?

R. El agua, por ejemplo. Como ocurrió en Nápoles, donde se remunicipalizó la distribución y se democratizó la gestión haciendo participar a los usuarios.

P.  Pero ustedes hablan de desbordar los elementos naturales, ¿puede dar algún ejemplo?

R. El saber, el arte, la belleza y el conocimiento están siendo colonizados por intereses privados. Hay que hacer prevalecer el derecho de uso de los ciudadanos.

Hay que pensar en una revolución antineoliberal. Reorganizarse en función de las necesidades de la población

P.  ¿Y cómo se hace?

R. En Italia, tras la ocupación del teatro Valle, se hizo una experiencia de Común. Administradores del teatro, actores y espectadores se asociaron. Hay que transformar las instituciones democratizando su uso.

P.  Para todo ello, plantean ustedes, es necesaria una revolución. ¿Qué tipo de revolución defienden?

R. El neoliberalismo se presenta como un proceso revolucionario: la revolución liberal. Se ha producido una especie de inversión del término: son los dominantes los que se dicen revolucionarios. Hay que pensar en una revolución antineoliberal. Organizarse en función de las necesidades de la población. Esas reformas pueden tomar formas violentas, como ocurrió en los momentos agudos en algunos países árabes. Pero para nosotros la revolución consiste en rehacer instituciones y crear otras nuevas.

P. ¿Considera que esa revolución necesita recurrir a alguna forma de violencia?

R. No, no es absolutamente necesario. Distinguimos revolución de insurrección. Pueden aparecer momentos violentos puesto que la revolución se enfrenta a los intereses de los grupos dominantes. Pero los momentos revolucionarios del siglo XIX, con barricadas, son agua pasada. La revolución comienza cuando se pasa de la resistencia a la construcción. Luego se cuestionan instituciones centrales, por ejemplo, las formas de representación electoral. Y si una revolución quiere durar, necesita crear unas bases en la sociedad.

Se trata de que el mercado y la propiedad privada sean sometidos a una lógica superior, que sea la del uso colectivo, prudente y cuidadoso de los recursos colectivos

P. ¿Y qué deben hacer esos movimientos, esas bases? ¿Entrar en el sistema, ser alternativa política, como Podemos, o luchar desde fuera? Es un viejo debate que sigue vivo en algunos movimientos sociales.

R. Es un debate estéril. Hay que pensar en formas políticas de participación en las elecciones y en su conexión con los movimientos sociales. Esos movimientos necesitan crear nuevas instituciones, en la educación, en la salud, cooperativas. Para ello necesitan apoyo de los Gobiernos municipales. Y los Ayuntamientos necesitan de ese tejido de Común en la sociedad para llevar a cabo una transformación. Gobiernos municipales como el de Barcelona o Madrid solo aguantan a partir de realidades locales y sectoriales, de los barrios.

P. ¿Qué lectura hacen de esas dos victorias electorales en España?

R. Se demostró que las grandes movilizaciones sociales no son en vano.

El movimiento del Común da la espalda al comunismo de Estado, que es una realidad acabada que está en el museo de la historia

P.  “El capitalismo destruye las condiciones de vida en el planeta y conduce a la destrucción del hombre por el hombre”, dicen ustedes en Común. ¿Es el capitalismo, o el capitalismo mal conducido?

R. El capitalismo porta una lógica de lo ilimitado, el “siempre más”; y el neoliberalismo actualiza y radicaliza esa lógica, lo que significa destrucción de los ecosistemas. Vamos hacia la catástrofe.

P. Ustedes preconizan una forma de oposición al capitalismo que no es el comunismo.

R. El movimiento del Común da la espalda al comunismo de Estado, que es una realidad acabada que está en el museo de la historia. Estamos en una nueva fase en que el Común se podrá realizar con formas de autoinstitución o autoorganización.

P. ¿El Común no contempla la supresión del mercado ni de la propiedad privada?

R. En absoluto. Subordinación del mercado y de la propiedad privada a la prevalencia del derecho de uso colectivo y al principio de democracia radical. Se trata de que el mercado y la propiedad privada sean sometidos a una lógica superior, que sea la del uso colectivo, prudente y cuidadoso de los recursos colectivos.

P.  Ustedes sostienen que estamos a las puertas de una transformación política histórica. ¿Por qué?

R. Múltiples fuerzas sociales pasan de la protesta a la acción. La capacidad inventiva de los actores sociales es lo que nos da esperanza.

http://internacional.elpais.com/internacional/2015/11/06/actualidad/1446810467_545006.html

TABERNA INTERNACIONALISTA VASCA DE BUENOS AIRES: Actividad solidaria con l@s pres@s polític@s vascos


CONTAREMOS CON  LA PARTICIPACIÓN ESPECIAL 
DE LA TROVADORA NEUQUINA NOELIA PUCCI  
(Canto solidario a la gorra)
Resultado de imagen para NOELIA PUCCI
ESCUCHE SU TEMA “MAPU”
https://www.youtube.com/watch?v=5CNP9NP5Uj8

LAS MUJERES TENEMOS EL ACTA DE CONSTITUCIÓN DE LA IGLESIA. Olga Lucia Álvarez Benjumea ARCWP


Resultado de imagen para imagenes de pentecostesHechos de los Apóstoles y mujeres: 1: 12-14

Hoy vamos a compartir nuestra reflexión sobre un hecho muy importante, en el que se descubre de manera latente, viva y emocionante la participación de las mujeres en cabeza de María, la madre de Jesús y sus amigas, en la primera Asamblea Eclesial (Iglesia) convocadas/os por el Espíritu de la Divinidad=Ruah=Sofia.

Los personajes que aparecen en el texto venían de una capacitación intensa de 3 años de reflexión, de practicas, con dolorosas pruebas finales que hoy conocemos (persecución y martirios) y que les hace ser merecedoras/os de figurar en la Historia de la Iglesia como las pioneras/os, con sobrados honores!

Para quienes no conocen el texto nos permitimos transcribirlo de su fiel copia del original:

12 Entonces se volvieron á Jerusalén del monte que se llama de los Olivos,el cual está cerca de Jerusalén camino de un sábado.
13 Cuando llegaron, subieron al aposento alto, donde se alojaban Pedro y Jacobo, y Juan y Andrés, Felipe y Tomás, Bartolomé y Mateo, Jacobo hijo de Alfeo, y Simón Zelotes, y Judas hermano de Jacobo.
14 Todos ellos, perseveraban unánimes en oración y ruego, con las mujeres, y con María la madre de Jesús, y con sus hermanos». Hechos 1:12-14
Palabra de Dios!!!
Te alabamos, Divinidad!!!

Lucas, que es el autor de Hechos, de su pluma deja escapar a continuación la presencia del Espíritu Santa/o=la Ruah=Sofia, que los llena de coraje  y energía divina, a todas/os los presentes, para salir a anunciar la Buena Nueva!  Hechos 2:1-14

Quién puede decir lo contrario? Las mujeres estaban adentro, no afuera. Nadie se atrevió a echarlas o cerrarles la puerta…Que maravilla!

Dicen los que saben y si seguimos leyendo la Palabra de Dios, nos encontramos con que en sus casas, hospedaban, alojaban, preparaban los alimentos y los compartían con sus amigos/as=discípulos/as de Jesús. Es decir, llenas/os del Espíritu, salieron a poner en practica además del llamado! todo lo que habían aprendido con Jesús en sus correrías. Mujeres y hombres, salieron a celebrar y anunciar el Evangelio. Mirando el texto, se me ocurre pensar que a ninguno/a se le ocurrió, arrendar ese piso de arriba (El Cenáculo), para abrir una oficina y poner avisos…

Aprovechando el Acta de Constitución de la Iglesia, por la prisa de anunciar la Buena Nueva, se les olvidó, llegarla a registrar en la Notaria…pero otros los más preocupados por los papeles la fueron a «registrar» a su nombre y las mujeres quedamos por fuera, y de este pasaje, en los términos que hoy estamos hablando casi nadie se refiere, es historia escondida…

Así que el Latae Sententiae que aparece en el Código del Derecho Canónico (excomunión automática) y el Canon 1024 donde dice: «Solo los hombres bautizados pueden ser ordenados». Dichas normas institucionales, hoy, carecen de validez porque un grupo de mujeres, agrupadas en RCWP-ARCWP,evocando cada una su Bautismo, hemos venido haciendo la apelación correspondiente (escribir al Vaticano) hemos  registrado el Acta de Constitución de la Iglesia, así como, registrado esta nuestro Bautismo, con nuestras actitudes, de paso no clericales,  antes de que se vencieran los términos, y eso si se les escapó a ellos, no colocar «términos», por eso hoy, para nosotras las mujeres, vuelve y cobra vida, dinamismo, coraje, y entusiasmo, el hecho de apropiarnos del Acta de Constitución de la Iglesia, estamos anunciando y celebrando el Evangelio en los 5 continentes, en 13 países…y seguimos abriendo camino…

Amén.

logo-en-espac3b1ol

 *Presbitera católica romana.

COLOMBIA: ONU pidió medidas urgentes ante el asesinato de líderes campesinos


La ONU recordó que el acuerdo de paz con las Farc «prevé la implementación de varias medidas dirigidas precisamente a garantizar la seguridad de líderes». Foto: AFP

El organismo internacional presentó su preocupación y pidió al Gobierno «garantizar la seguridad de los campesinos».

La Misión de las Naciones Unidas en Colombia manifestó este lunes su «preocupación» luego de que dos líderes campesinos fueran asesinados en los departamentos de Caquetá y Meta, de inmediato, el organismo internacional exhortó al Gobierno a tomar medidas «urgentemente».

«Las Naciones Unidas entienden el temor de las organizaciones sociales afectadas y su reclamo para que se tomen urgentemente las medidas necesarias para evitar el recrudecimiento de la violencia, que socava la confianza en las perspectivas de una paz estable y duradera», señaló la organización en un comunicado.

La Misión de la ONU señaló que espera que la investigación solicitada por la Defensoría del Pueblo, así como las medidas que puedan tomar los diferentes organismos del Estado, contribuyan a la «protección de la población civil y a generar mayor tranquilidad en las comunidades».

En este sentido, el primer mandatario, Juan Manuel Santos, convocó este domingo una reunión para «adoptar medidas» después del asesinato de dichos líderes campesinos.

Por otra parte, la ONU recordó que el acuerdo de paz con las Farc «prevé la implementación de varias medidas dirigidas precisamente a garantizar la seguridad de líderes (…) de organizaciones sociales y defensores de derechos humanos, así como la seguridad para el ejercicio de la política, en particular mediante la instalación de la Comisión Nacional de Garantías de Seguridad».

«En este momento la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos se encuentra adelantando una serie de misiones de verificación en terreno», agregó la información, que apunta que próximamente se informará a la opinión pública de los resultados de las mismas.

Por su parte, las Farc reclamaron al presidente Santos que se posicione sobre el asesinato de líderes campesinos, una situación que según la guerrilla «amenaza» el recién alcanzado acuerdo de paz, y pidieron que se implemente ya el punto sobre garantías de seguridad.

«Si está comprometido con la paz de Colombia actúe en consecuencia poniendo punto final a este exterminio de inocentes cuyo pecado parece ser su pensamiento crítico y visión de nuevo país, implementando ya el acuerdo sobre garantías de seguridad», dice una misiva del Secretariado de las Farc.

EFE

http://www.noticiasrcn.com/nacional-dialogos-paz/onu-pidio-medidas-urgentes-ante-el-asesinato-lideres-campesinos

Zygmunt Bauman: “Las redes sociales son una trampa”


Es la voz del ‘precariado’. El sociólogo denuncia la desigualdad y la caída de la clase media. Y avisa a los indignados de que su experimento puede tener corta vida

Ver video en: http://elpais.com/tag/zygmunt_bauman/a

Ricardo de Querol

Acaba de cumplir 90 años y de enlazar dos vuelos para llegar desde Inglaterra al debate en que participa en Burgos. Está cansado, lo admite nada más empezar la entrevista, pero se expresa con tanta calma como claridad. Se extiende en cada explicación porque detesta dar respuestas simples a cuestiones complejas. Desde que planteó, en 1999, su idea de la “modernidad líquida” —una etapa en la cual todo lo que era sólido se ha licuado, en la cual “nuestros acuerdos son temporales, pasajeros, válidos solo hasta nuevo aviso”—, Zygmunt Bauman es una figura de referencia de la sociología. Su denuncia de la desigualdad creciente, su análisis del descrédito de la política o su visión nada idealista de lo que ha traído la revolución digital lo han convertido también en un faro para el movimiento global de los indignados, a pesar de que no duda en señalarles las debilidades.

Este polaco (Poznan, 1925) era niño cuando su familia, judía, escapó del nazismo a la URSS, y en 1968 tuvo que abandonar su propio país, desposeído de su puesto de profesor y expulsado del Partido Comunista en una purga marcada por el antisemitismo tras la guerra árabe-israelí. Renunció a su nacionalidad, emigró a Tel Aviv y se instaló después en la Universidad de Leeds, que ha acogido la mayor parte de su carrera. Su obra, que arranca en los años sesenta, ha sido reconocida con premios como el Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades de 2010, junto a su colega Alain Touraine.

Se le considera un pesimista. Su diagnóstico de la realidad en sus últimos libros es sumamente crítico. En ¿La riqueza de unos pocos nos beneficia a todos? (2014) explica el alto precio que se paga hoy por el neoliberalismo triunfal de los ochenta y la “treintena opulenta” que siguió. Su conclusión: que la promesa de que la riqueza de los de arriba se filtraría a los de abajo ha resultado una gran mentira. En Ceguera moral (2015), escrito junto a Leonidas Donskis, alerta de la pérdida del sentido de comunidad en un mundo individualista. En su nuevo ensayo vuelve a las cuatro manos, en diálogo con el sociólogo italiano Carlo Bordoni. Se llama Estado de crisis y trata de arrojar luz sobre un momento histórico de gran incertidumbre. Paidós lo publica en España el día 12.

Bauman vuelve a su hotel junto al filósofo español Javier Gomá, con quien ha debatido en el marco del Foro de la Cultura, un ciclo que celebrará su segunda edición en noviembre y trata de convocar en Burgos a los grandes pensadores mundiales. Él es uno de ellos.

PREGUNTA. Usted ve la desigualdad como una “metástasis”. ¿Está en peligro la democracia?

«Ha sido una catástrofe arrastrar la clase media al precariado. El conflicto ya no es entre clases, sino de cada uno con la sociedad”

RESPUESTA. Lo que está pasando ahora, lo que podemos llamar la crisis de la democracia, es el colapso de la confianza. La creencia de que los líderes no solo son corruptos o estúpidos, sino que son incapaces. Para actuar se necesita poder: ser capaz de hacer cosas; y se necesita política: la habilidad de decidir qué cosas tienen que hacerse. La cuestión es que ese matrimonio entre poder y política en manos del Estado-nación se ha terminado. El poder se ha globalizado pero las políticas son tan locales como antes. La política tiene las manos cortadas. La gente ya no cree en el sistema democrático porque no cumple sus promesas. Es lo que está poniendo de manifiesto, por ejemplo, la crisis de la migración. El fenómeno es global, pero actuamos en términos parroquianos. Las instituciones democráticas no fueron diseñadas para manejar situaciones de interdependencia. La crisis contemporánea de la democracia es una crisis de las instituciones democráticas.

  1. El péndulo que describe entre libertad y seguridad ¿hacia qué lado está oscilando?
  2. Son dos valores tremendamente difíciles de conciliar. Si tienes más seguridad tienes que renunciar a cierta libertad, si quieres más libertad tienes que renunciar a seguridad. Ese dilema va a continuar para siempre. Hace 40 años creímos que había triunfado la libertad y estábamos en una orgía consumista. Todo parecía posible mediante el crédito: que quieres una casa, un coche… ya lo pagarás después. Ha sido un despertar muy amargo el de 2008, cuando se acabó el crédito fácil. La catástrofe que vino, el colapso social, fue para la clase media, que fue arrastrada rápidamente a lo que llamamos precariado. La categoría de los que viven en una precariedad continuada: no saber si su empresa se va a fusionar o la va a comprar otra y se van a ir al paro, no saber si lo que ha costado tanto esfuerzo les pertenece… El conflicto, el antagonismo, ya no es entre clases, sino el de cada persona con la sociedad. No es solo una falta de seguridad, también es una falta de libertad.
  3. Afirma que la idea del progreso es un mito. Porque en el pasado la gente confiaba en que el futuro sería mejor y ya no.
  4. Estamos en un estado de interregno, entre una etapa en que teníamos certezas y otra en que la vieja forma de actuar ya no funciona. No sabemos qué va a reemplazar esto. Las certezas han sido abolidas. No soy capaz de hacer de profeta. Estamos experimentando con nuevas formas de hacer cosas. España ha sido un ejemplo en aquella famosa iniciativa de mayo (el 15-M), en que esa gente tomó las plazas, discutiendo, tratando de sustituir los procedimientos parlamentarios por algún tipo de democracia directa. Eso probó tener una corta vida. Las políticas de austeridad van a continuar, no las podían parar, pero pueden ser relativamente efectivos en introducir nuevas formas de hacer las cosas.
  5. Usted sostiene que el movimiento de los indignados “sabe cómo despejar el terreno pero no cómo construir algo sólido”.
  6. La gente suspendió sus diferencias por un tiempo en la plaza por un propósito común. Si el propósito es negativo, enfadarse con alguien, hay más altas posibilidades de éxito. En cierto sentido pudo ser una explosión de solidaridad, pero las explosiones son muy potentes y muy breves.
  7. Y lamenta que, por su naturaleza “arco iris”, no cabe un liderazgo sólido.
  8. Los líderes son tipos duros, que tienen ideas e ideologías, y la visibilidad y la ilusión de unidad desaparecería. Precisamente porque no tienen líderes el movimiento puede sobrevivir. Pero precisamente porque no tienen líderes no pueden convertir su unidad en una acción práctica.

«El 15-M, en cierto sentido, pudo ser una explosión de solidaridad, pero las explosiones son potentes y breves»

  1. En España las consecuencias del 15-M sí han llegado a la política. Han emergido con fuerza nuevos partidos.
  2. El cambio de un partido por otro partido no va a resolver el problema. El problema hoy no es que los partidos sean los equivocados, sino que no controlan los instrumentos. Los problemas de los españoles no están confinados al territorio español, sino al globo. La presunción de que se puede resolver la situación desde dentro es errónea.
  3. Usted analiza la crisis del Estado-nación. ¿Qué opina de las aspiraciones independentistas de Cataluña?
  4. Pienso que seguimos en los principios de Versalles, cuando se estableció el derecho de cada nación a la autodeterminación. Pero eso hoy es una ficción porque no existen territorios homogéneos. Hoy toda sociedad es una colección de diásporas. La gente se une a una sociedad a la que es leal, y paga impuestos, pero al mismo tiempo no quieren rendir su identidad. La conexión entre lo local y la identidad se ha roto. La situación en Cataluña, como en Escocia o Lombardía, es una contradicción entre la identidad tribal y la ciudadanía de un país. Ellos son europeos, pero no quieren ir a Bruselas vía Madrid, sino desde Barcelona. La misma lógica está emergiendo en casi  todos los países. Seguimos en los principios establecidos al final de la Primera Guerra Mundial, pero ha habido muchos cambios en el mundo.
  5. Las redes sociales han cambiado la forma en que la gente protesta, o la exigencia de transparencia. Usted es escéptico sobre ese “activismo de sofá” y subraya que Internet también nos adormece con entretenimiento barato. En vez de un instrumento revolucionario como las ven algunos, ¿las redes son el nuevo opio del pueblo?

MÁS INFORMACIÓN

 

  1. La cuestión de la identidad ha sido transformada de algo que viene dado a una tarea: tú tienes que crear tu propia comunidad. Pero no se crea una comunidad, la tienes o no; lo que las redes sociales pueden crear es un sustituto. La diferencia entre la comunidad y la red es que tú perteneces a la comunidad pero la red te pertenece a ti. Puedes añadir amigos y puedes borrarlos, controlas a la gente con la que te relacionadas. La gente se siente un poco mejor porque la soledad es la gran amenaza en estos tiempos de individualización. Pero en las redes es tan fácil añadir amigos o borrarlos que no necesitas habilidades sociales. Estas las desarrollas cuando estás en la calle, o vas a tu centro de trabajo, y te encuentras con gente con la que tienes que tener una interacción razonable. Ahí tienes que enfrentarte a las dificultades, involucrarte en un diálogo. El papa Francisco, que es un gran hombre, al ser elegido dio su primera entrevista a Eugenio Scalfari, un periodista italiano que es un autoproclamado ateísta. Fue una señal: el diálogo real no es hablar con gente que piensa lo mismo que tú. Las redes sociales no enseñan a dialogar porque es tan fácil evitar la controversia… Mucha gente usa las redes sociales no para unir, no para ampliar sus horizontes, sino al contrario, para encerrarse en lo que llamo zonas de confort, donde el único sonido que oyen es el eco de su voz, donde lo único que ven son los reflejos de su propia cara. Las redes son muy útiles, dan servicios muy placenteros, pero son una trampa.

Estado de crisis. Zygmunt Bauman y Carlo Bordoni. Traducción de Albino Santos Mosquera. Paidós. Barcelona, 2016. 157 págs.

Tomado de: http://elpais.com/tag/zygmunt_bauman/a

Anteriores Entradas antiguas

A %d blogueros les gusta esto: