Empieza a trabajar la comisión sobre si las mujeres pueden ser diaconisas, querida por el Papa


Empieza a trabajar la comisión sobre si las mujeres pueden ser diaconisas, querida por el Papa

Tras “intensas oraciones y una reflexión madura”, Francisco decidió instituir la Comisión de estudio en el Vaticano

Empieza a trabajar la comisión sobre si las mujeres pueden ser diaconisas, querida por el Papa

©M. MIGLIORATO-CPP

Diaconisas en la Iglesia católica es una posibilidad en estudio a partir de hoy en el Vaticano. Es una idea acogida por el papa Francisco, quien ha manifestado en varias ocasiones la importancia del papel de la mujer en la Iglesia y en la sociedad.

Este viernes 25 de noviembre será recordado como el inicio de la primera reunión de la Comisión de Estudio sobre el Diaconado de las mujeres, instituida por el papa Francisco el pasado 2 de agosto para hacer un estudio objetivo sobre la situación en los primeros tiempos de la Iglesia, informó la Oficina de Información de la Santa Sede.

La génesis de esta iniciativa se encuentra en la respuesta concreta del Papa a 900 religiosaspertenecientes a la Unión Internacional de Superioras Generales (UISG) que lo interpelaron en una audiencia el pasado jueves 12 de mayo en el aula Pablo VI del Vaticano.

Ahora, la comisión presidida por el secretario de la Congregación para la Doctrina de la Fe, el jesuita Luis Francisco Ferrer, tiene la tarea de responder a la cuestión planteada por las religiosas: ¿Por qué la Iglesia excluye a las mujeres del servicio como diaconisas?

De hecho, actualmente diáconos permanentes -hombres- casados celebran sacramentos como el bautismo. En las parroquias es cada vez más común que diáconos hombres ayuden al párroco en varios oficios.

El Papa está de acuerdo en promover un estudio sobre el papel de las diaconisas, investigando el modelo de las primeras comunidades cristianas.

El precedente de la Comisión

El Obispo de Roma aceptó, en mayo, en diálogo con las religiosas de la UISG, que aún no le queda claro qué papel específico tenían estas mujeres de las primeras comunidades cristianas.

“¿Qué fueron estas mujeres diaconisas? ¿Tenían la ordenación o no?”. “Fue un poco oscuro”, dijo. “¿Cuál fue el papel del diácono en ese momento?”.

“¿Establecer una comisión oficial que estudie la cuestión?”, el Obispo de Roma se cuestionó. “Creo que sí. Sería bueno para la Iglesia para aclarar este punto. Estoy de acuerdo. Voy a hablar de hacer algo por el estilo”. “Acepto”, dijo el papa Francisco más tarde. “Me parece útil contar con una comisión que aclare bien”.

La restauración del diaconado permanente de los hombres se enmarca en el trabajo del Vaticano II.

Como indica el vaticanista Andrea Tornielli, el tema no es nuevo. Después del neto pronunciamiento de Juan Pablo II sobre el sacerdocio de las mujeres (1994) y la negación categórica de esa posibilidad, el cardenal Carlo Maria Martini presentó también la posibilidad de la diaconisa mujer. Esta posibilidad bajo estudio no contradice Ordinatio sacerdotalis, documento en que Juan Pablo II no niega esta posibilidad, o mejor dicho, tampoco la menciona.

Miembros de la comisión

El inicio de los trabajos de la Comisión, que contará con la presencia de la rectora de la Universidad Pontificia Antonianum, la hermana Mary Melone, coincide con la fecha en que se celebra en el mundo el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

¡Cuántas mujeres padecen el peso de la vida y el drama de la violencia! El Señor quiere que vivan libres y con plena dignidad.

La misión tiene el aporte de la profesora de Teología Espiritual en la Universidad de Viena y miembro de la Comisión Teológica Internacional, Marianne Schlosser; la profesora de Teología Fundamental en la Universidad Pontificia Gregoriana de Roma Michelina Tenace; la profesora en la ‘Hofstra University’ Hempstead (Nueva York) ,Phyllis Zagano; Nuria Calduch-Benages, miembro de la Comisión Pontificia Bíblica; y la profesora en la Univesidad de La Sapienza y en el Instituto Patrístico Augustinianum de Roma, Francesca Cocchini.

Los otros seis miembros son hombres, entre ellos, el presidente del Instituto Patrístico Augustinianum, Robert Dodaro; el profesor emérito de Teología de la Universidad de Bonn, Karl-Heinz Menke; el profesor de Eclesiología de la Universidad Pontificia Salesiana de Roma, Aimable Musoni; y el profesor del Instituto de Estudios Teológicos de Bruselas Bernard Pottier.

También otro español, el profesor de la Universidad Pontificia de Comillas Santiago Madrigal Terrazas y el presidente del Instituto Universitario Sophia, el italiano Piero Coda.

http://es.aleteia.org/2016/11/25

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: