«La relación Iglesia-mujer, sorprende, avergüenza y sonroja»


Antonio Aradillas

Santoral de mujeres maltratadas

Antonio Aradillas, 31 de diciembre de 2016 a las 11:31
Antonio Aradillas, columnista

Antonio Aradillas, columnista

en España, el número de mujeres muertas por sus parejas, exparejas o aspirantes a serlo, rebasa anualmente las 50, lo que, en una docena de años, equivale a las cifras alcanzadas por el terrorismo de la banda asesina ETA

(Antonio Aradillas).- No está de más aseverar que del Santoral- Año Cristiano oficial podrían, o deberían ser exiliados algunos santos y santas. Y no es que sobren, pero da la documentada y devota impresión de que la nómina de Papas, de fundadores/as, religiosos/as, sacerdotes, frailes, monjas, abades, abadesas y, en general, profesos en Órdenes y Congregaciones Religiosas, es desproporcionado -desproporcionadísimo- , al de laicos y laicas, cuyo número es además incomparablemente mayor en la Iglesia, que el de los «vocacionados».

De conventos, catedrales, monasterios, cenobios, noviciados, casas rectorales, porciúnculas y beaterios, es de donde procede el principal contingente de protagonistas que pueblan las páginas de los misales y, consiguientemente, los retablos de los templos, ermitas, capillas y oratorios. Las oficinas, los talleres, los sectores profesionales o laborales, el campo, las cátedras, universitarias o no, la jubilación por jubilación, las oficinas del paro, las clases pasivas…, por citar algunos ejemplos, raramente son, a la vez, situaciones y lugares considerados como puntos de partida para iniciar los procedimientos canónicos que en su día puedan llevar hasta a alcanzar «el honor de los altares», con su correspondiente liturgia y parafernalia «sagrada».

El capítulo dedicado a la mujer, por mujer, es aún más complicado, dificultoso y complejo. Es explicable que sea así, solo con que se actualice la idea de que la equivalencia ético- moral de «mujer» con el «pecado», por aquello de que la manzana del Paraíso bíblico es principio teológico vigente en la Iglesia.

Pero acontece además, y por multitud de razones- sinrazones, que la mujer como tal y por su propia condición, es sacrificada en aras del apartado «violencia de género», en cantidades estremecedoramente escandalosas e inmorales, impropias de una sociedad que se pretende intitular de culta y desarrollada, así como de religiosa, en la que Dios sea su referencia suprema.

Con estadísticas muy fiables, es obligado concluir que, por ejemplo, en España, el número de mujeres muertas por sus parejas, exparejas o aspirantes a serlo, rebasa anualmente las 50, lo que, en una docena de años, equivale a las cifras alcanzadas por el terrorismo de la banda asesina ETA.

Además de borrar el más insignificante atisbo, o porción, de discriminación canónica del sexo femenino en la Iglesia, ¿por qué su jerarquía y el resto del pueblo de Dios, no realizan esfuerzos mucho más denodados y eficaces, para condenar situación tan afrentosa y cruel? ¿Para cuando la canonización de alguna de estas mujeres, a cuyas muertes les son aplicables todas las características y condiciones de «mártires», es decir, de testimonios de perdurancia crónica de una sociedad obsesivamente machista, en la que vivimos, tanto personal como colectivamente?

Santorales de Iglesias locales, dentro y fuera de España deberían servir de referencias martiriales de tantas mujeres que, por serlo, sufrieron discriminaciones feroces hasta verter ignominiosamente sus últimas gotas de sangre. La moral y la liturgia católicas habrían de aprestarse con santo y pertinaz convencimiento en la eliminación de cuantas causas, próximas o lejanas, pudieran de alguna manera contribuir a que el punto final a tantas tragedias, todavía no se vislumbre siquiera en los horizontes de la sociedad actual.

Apostar por la beatificación- canonización de cualquier mujer por haber sido inmolada por su propia condición, en el altar de la «violencia de género», sería posible que fomentara en el colectivo cristiano mayor conciencia de culpabilidad y reparación a favor de los más débiles. En el caso de las «maltratadas» sobrarían «milagros» en su proceso canónico. Son mártires. El verdadero y jamás manipulable milagro, fue y es el afán de supervivencia propia y de sus hijos, y el tener que asumir el poco, o nulo, caso que la sociedad y las instituciones le prestaron para haber podido conservar la vida , evitando a tiempo, su muerte.

Como miembro del pueblo de Dios, y así las cosas en la relación Iglesia-mujer, sorprende, avergüenza y sonroja que, «a estas alturas de la película», y actualización y reforma del Santoral y de cuanto este significa a la luz de la historia de las religiones, en las que la mujer era, y tenía que ser, considerada como «impura» por naturaleza, no hayan surgido ya personas o colectivos cristianos, o aspirantes a serlo, en disposición de efectuar inexcusables «mociones de censura» en el nombre de Dios, de la sociedad y en el de la dignidad humana y divina, contra tamaños grados, obsesivos e irracionales, de rechazo de la mujer sacerdote.

Proporciona elementos de juicio, tan clarividentes como bochornosos, hechos como el siguiente: Santa Teresa fue declarada patrona de España poco después de su muerte, y posteriormente el Papa Inocencio X ratificó tal proclamación en 1.626, aunque poco más tarde se anuló el título «al prevalecer la opinión extendida de quienes consideraban que conferírselo a una mujer representaría una afrenta para el apóstol Santiago con quien habría de compartir el patronazgo oficial. Teólogos, políticos, moralistas, todos varones, fueron, y son todavía, los adoctrinadores por antonomasia de cómo tenían, y tienen que ser, y comportarse, todas y cada un de las mujeres…

Para leer otros artículos del autor, pinche aquí.

http://www.periodistadigital.com/religion/opinion/2016/12/31/santoral-de-mujeres-maltratadas-religion-iglesia-dios-jesus-papa-francisco-fe-conventos-catedrales-monasterios-cenobios-v

COLOMBIA. MEDELLIN:En lo que va de este año 343 niños fueron abandonados en Medellín


Según datos suministrados por la Personería de la capital paisa, la mayoría de los pequeños regresaron al seno de su hogar luego de un restablecimiento de derechos.

Foto: archivo.

Una cifra preocupante dio a conocer la Personería de Medellín, luego de que en las últimas horas un bebé recién nacido fuera abandonado en el barrio San Javier de Medellín.

En lo que va del año este destino lo han sufrido en Medellín 343 menores de edad, según la Unidad de Investigación de niños, niñas y adolescentes de Derechos Humanos de la Personería.

(Vea también: Hallan abandonado en Medellín a un recién nacido)

“Estos niños han ingresado por reportes de la Policía u otras entidades como la Personería. Ellos son remitidos de inmediato a centros de atención y posteriormente son entregados a sus padres o al defensor de familia, luego de que se les restituyó sus derechos”, afirma Guillermo Durán Uribe, personero de Medellín.

De esta cifra, nuevo de ellos no corrieron con la suerte de volver al seno de su familia.

Ellos son: una niña de cinco años, dos niñas de dos y seis niños: uno de ellos recién nacido, dos más de nueve, uno de cinco, uno de diez y un último de dos años.

En la madrugada del pasado domingo se presentó el último caso de abandono total. Este hecho se dio en la Comuna 13 de Medellín. El bebé fue dejado en la puerta de una vivienda cuyo residente dio aviso a la Policía.

Según la mayor Andrea Rojas, comandante de la Policía de Infancia y Adolescencia, “el bebé queda bajo el restablecimiento de derechos de Bienestar Familiar. Por parte de la Policía seguimos investigando, así que cualquier persona que tenga conocimiento de lo que ocurrió en esa zona que nos llame al 123. Este abandono puede considerarse como una tentativa de homicidio”.

(Vea también: Recién nacido es abandonado en la Comuna 13 de Medellín con una triste nota)

“Esta es una situación bastante grave y la invitación es a ser responsables con sus hijos, ya que esto no solo constituye una conducta reprochable desde el punto de vista moral, sino también porque constituye un delito”, manifiesta el personero.

“Lo que queremos es que le brinden amor, cariño y respeto a sus hijos, independiente de la situación en que se encuentren, para lo cual es necesario que los padres busquen la ayuda institucional y psicológica”, concluye el funcionario.

En abandono es un delito que en la ley colombiana es castigado con penas de entre dos y nueve años de prisión.

México: Ejército Zapatista anunciará candidata a la Presidencia el 1 de enero


Imprimir articulo   Exportar a PDF

Foto: Fredy Martin / El UniversalFoto: Fredy Martin / El Universal

Servindi, 30 de enero, 2016.- El Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) anunciará el 1 de enero de 2017 el nombre de la mujer indígena que será candidata a la Presidencia de la República en las elecciones de 2018.

La candidata independiente postulará a nombre del Congreso Nacional Indígena (CNI) y el Ejército Zapatista de Liberación Nacional.

Precisamente, el jueves 29 de diciembre se instaló la segunda etapa del quinto Congreso Nacional Indígena, en el que están representados los 66 pueblos originarios de México y el EZLN.

Los delegados llegaron el jueves a la Universidad de la Tierra (Unitierra) donde sesionan en privado hasta el viernes 31 de diciembre.

Después procederán a informar de los resultados de la consulta interna, bajo la responsabilidad de una comisión, para proseguir con una evaluación en mesas de trabajo que serán a puerta cerrada.

El sábado 1 de enero el CNI y el EZLN estarán en la disposición de dar a conocer el nombre de la candidata, una fecha emblemática que recuerda el levantamiento zapatista de 1994.

Cabe recordar que en un comunicado conjunto del CNI y el EZLN difundido el 14 de octubre de 2016 indicaron que la elección se realizaría mediante una consulta con cada una de sus territorios para lo cual se declararon en asamblea permanente.

Precisaron entonces que la lucha no es por el poder, sino para construir una sociedad en paz y justicia, con la participación de la sociedad civil organizada.

«Este Quinto Congreso Nacional Indígena determinó iniciar una consulta en cada uno de nuestros pueblos para desmontar desde abajo el poder que arriba nos imponen» indica un comunicado.


Fuente de la imagen: Divergente.mx

Que retiemble en sus centros la tierra

«Considerando que la ofensiva en contra de los pueblos no cesará sino que pretenden hacerla  crecer hasta haber acabado con el último rastro de lo que somos como pueblos del campo y la ciudad, portadores de profundos descontentos que brotan también en nuevas, diversas y creativas formas de resistencias y de rebeldías es que este Quinto Congreso Nacional Indígena determinó iniciar una consulta en cada uno de nuestros pueblos para desmontar desde abajo el poder que arriba nos imponen y que nos ofrece un panorama de muerte, violencia, despojo y destrucción.

Ante todo lo anterior, nos declaramos en asamblea permanente y consultaremos en cada una de nuestras geografías, territorios y rumbos el acuerdo de este Quinto CNI para nombrar un concejo indígena de gobierno cuya palabra sea materializada por una mujer indígena, delegada del CNI como candidata independiente que contienda a nombre del Congreso Nacional Indígena y el Ejército Zapatista de Liberación Nacional en el proceso electoral del año 2018 para la presidencia de este país.

Ratificamos que nuestra lucha no es por el poder, no lo buscamos; sino que llamaremos a los pueblos originarios y a la sociedad civil a organizarnos para detener esta destrucción, fortalecernos en nuestras resistencias y rebeldías, es decir en la defensa de la vida de cada persona, cada familia, colectivo, comunidad o barrio. De construir la paz y la justicia rehilándonos desde abajo, desde donde somos lo que somos.

Es el tiempo de la dignidad rebelde, de construir una nueva nación por y para todas y todos, de fortalecer el poder de abajo y a la izquierda anticapitalista, de que paguen los culpables por el dolor de los pueblos de este México multicolor.»

Fragmento del comunicado «Que retiemble en sus centros la tierra».
Acceda al texto completo en:
http://enlacezapatista.ezln.org.mx/2016/10/14/que-retiemble-en-sus-centros-la-tierra/

https://www.servindi.org/30/12/2016/mexico-ejercito-zapatista-anunciara-candidata-la-presidencia-el-1-de-enero

El poder de Dios en nuestras manos.


eclesalia@eclesalia.net

manos....


YOLANDA CHAVES, yolachavez66@gmail.com; MARI PAZ LÓPEZ SANTOS,pazsantos@pazsantos.com; PATRICIA PAZ, ppaz1954@gmail.com
LOS ÁNGELES; MADRID; BUENOS AIRES.

ECLESALIA, 30/12/16.- Realmente suena fuerte lo que nos ha puesto a escribir, sintetizado en el título de este artículo. Quizás abrume, quizás escandalice, pero la libertad que nos ha sido dada puede llegar al límite de lo absurdo: frustrar el plan de Dios para con nosotros y con todo lo que nos rodea, que es puro don.

Todo empezó leyendo el episodio de los dos ciegos suplicantes que seguían a Jesús (Mt 9, 27-31). No actuó de inmediato, les implicó en su propia sanación, aunque el poder de sanar procediera de él -“¿Creéis que puedo hacerlo?”-; un contundente “Sí” salió de las entrañas de los dos hombres y aún así, no les liberó de su propia responsabilidad en la sanación – “Que os suceda según vuestra fe”-. Su fe debía ser grande pues “se les abrieron los ojos”.

¿Qué significa creer que Dios todo lo puede? ¿Lo creo? ¿Estamos convencidas hasta el extremo de pasar evaluación de nuestra propia fe?

Lo primero será adentrarnos en la contaminación que sufrimos referente a la idea del Poder. Esa palabra nos lleva instantáneamente a pensar en varios tipos de poderes, que a veces hasta se confunden: el poder de Dios y los poderes del mundo, el poder del dinero, etc…

El poder de Dios, generalmente se identifica con algo sobrenatural, incluso mágico. Un poder ejercido por alguien fuera del mundo, que por voluntad propia o movido por los pedidos, ruegos y súplicas de las personas intervendría para cambiar situaciones. Este poder sería capaz por sí solo de hacer milagros y otros signos de manera antojadiza, ya que en algunas ocasiones cambiaría el rumbo de las circunstancias y en otras no.

Los poderes del mundo, con los esquemas de opresión, discriminación, avaricia, corrupción, etc. manipulan, aplastan y difunden el miedo como mecanismo de sumisión, anestesiando la capacidad de libertad de la gente. Esto mismo sucede muchas veces dentro de las religiones, que en nombre de Dios cometen todo tipo de atropellos.

El poder del dinero como espejismo que doblega la cultura, la creatividad, la capacidad intelectual, transformando la vida en una cadena de producción y de consumo. Cada instante del tiempo se mercantiliza y se valora según la rentabilidad que produce. Ahí caen los más débiles: los niños, los ancianos, los enfermos, lo que huyen de conflictos sangrientos… Así ejerce el mitológico Rey Midas actualizando las formas y maneras a estos tiempos. Desgraciadamente también por este poder, las religiones son tentadas.

Nuestro modo de entender el poder está influido por el modo en que lo ejercen quienes dominan las naciones, pero, sorprendentemente, al detenernos con seriedad frente a la figura de Jesús entregándose hasta la cruz por solidaridad con quienes estaban llenos de miedo y atormentados por la injusticia, nos llega un modo distinto de entender el poder de Dios. Es el poder de lo humilde, de lo chiquito, de lo escondido que irrumpe como la levadura en la masa transformándolo todo. Así el poder de Dios en nuestras manos tiene una fuerza arrolladora. Y con ese nuevo modo de entenderlo nos llegan nuevas palabras. Solidaridad, la primera palabra, solidaridad hasta la muerte, y esta solidaridad es una que nace desde la impotencia que nos lleva a reinterpretar la vida desde Dios. Otra palabra que nos llega es responsabilidad, al darnos cuenta de que es a través de nosotros como se manifiesta el poder solidario de Dios.

La solidaridad se hará realidad mirando el sufrimiento del mundo, dejando que la empatía y la compasión se hagan presentes en los espacios donde la violencia destruye sin ton ni son; pero también en el epicentro del poder del mundo, en donde se toman las decisiones de matar o no matar, de acoger o repatriar, de fabricar armas o vacunas.

Tenemos responsabilidad activa en la administración de ese poder infinito que Dios tiene y que ha querido poner en nuestras manos, implicándonos en su acción salvífica. Y cada día nos pregunta: “¿Creéis que puedo hacerlo?”. ¿Qué respondemos?

Si el silencio y la cabeza agachada son la respuesta, seguirán sufriendo tantos inocentes.

“¡Qué suceda según vuestra fe?… ¿Será nuestra fe capaz de mover montañas? Seremos capaces de ser luz y sal o dejaremos escondido el poder que Dios nos ha dado para transformar el mundo?

Viviendo ya el tiempo de Navidad,  revisemos que para Dios todo empieza siempre en pequeño, incluso de restos. A veces suspendemos en solidaridad y en responsabilidad, pero la esperanza sale al paso. “Ven, Señor, Jesús…” y aquí llega, es Navidad.

CHILE: Persiste la desunión eclesial, la falta de diálogo y la crisis de liderazgo en la diócesis chilena de Osorno


Laicos de Osorno

Agencias

«La complicidad con el caso Karadima hace reprochable a Juan Barros»

«Ponemos nuestra esperanza en la próxima visita ‘ad limina’ de los obispos chilenos»

Danilo Andrade, 30 de diciembre de 2016 a las 06:07

Franqueza para corregir a algunos personajes eclesiásticos que «desde arriba» fomentan el distanciamiento y la ausencia del necesario diálogo para buscar una salida a la actual crisis

Laicos de Osorno no quieren a Juan Barros como su obispo/>

Laicos de Osorno no quieren a Juan Barros como su obispo

(Danilo Andrade, laico ignaciano, en RyL).- Durante este año, son muchas las opiniones, declaraciones, actividades diversas y manifestaciones no violentas que se han desarrollado en nuestra ciudad, como consecuencia del inoportuno nombramiento de don Juan Barros como titular de la Diócesis de Osorno. Hemos de poner nuestra Esperanza cristiana en lo que ocurra en la próxima visita ad limina apostolorum de los obispos a Roma.

Todo el mundo -y felizmente también en Roma- sabe que la situación eclesial y administrativa en este lugar de misión y evangelización del sur de Chile, otrora ejemplar, hoy lastimosamente está cruzada negativamente por varios factores que se pueden resumir en desunión eclesial y falta de diálogo para resolver la crisis de liderazgo y praxis que pronto cumplirá dos años.

Desunión, porque es evidente que tanto el clero como el mundo laical diocesano están faltos de unidad y confianza entre sí, además, en algunos casos, confrontados porque algunos feligreses aceptan sin más la imposición del Obispo y, otros, estamos porque se corrija el daño causado ante el arribo -inconsulto- de don Juan Barros Madrid al obispado de Osorno.

Digo, falta de diálogo, porque desde hace tiempo y por diversos medios hemos solicitado como Organización/Comunidad de Laicos y Laicos de Osorno, un diálogo fraterno y sincero con don Juan, hasta ahora ese deseo no ha sido posible. Es más, recientemente en Punta de Tralca, quisimos hablar con él, le avisamos que iríamos a la casa de retiros, pero no nos recibió y se ausentó el día antes que culminara la Asamblea Plenaria Episcopal.

Sí lo hizo el Obispo don Alejandro Goic, que además de titular en la Diócesis de Rancagua, es el encargado del Consejo Nacional para la prevención de abusos contra menores y acompañamiento de víctimas de la Conferencia Episcopal de Chile.

Ante estos hechos y situaciones no queridas por una porción importante de la feligresía osornina, me parece importante reafirmar que la oposición a este lamentable nombramiento episcopal obedece, fundamentalmente, a un acto de conciencia. Todas las personas, miembros de Comunidades, que estamos en este compromiso de que don Juan Barros sea removido de nuestra Diócesis, lo hacemos no por causas antojadizas o revanchistas, simplemente lo hacemos desde nuestra conciencia, porque consideramos que el Obispo en el tema abusos sexuales, silencios y complicidades con el tenebroso caso Karadima lo hacen reprochable para tan alto cargo pastora administrativol en nuestra querida ciudad.

Convencido, al final de este año, de que los cristianos hemos de ser responsables frente a actitudes adversas o injustas, de que no podemos permanecer ni en silencio ni pasivos ante la grave crisis que arrastra la Diócesis, me parece que llegó la hora de que la Iglesia asuma una vieja tradición: la franqueza.

Franqueza cristiana para transparentar nuestras posiciones allí donde coexisten diversas lecturas de este hecho que no tiene en paz a los miembros de las comunidades parroquiales y, franqueza para corregir a algunos personajes eclesiásticos que «desde arriba» fomentan el distanciamiento y la ausencia del necesario diálogo para buscar una salida a la actual crisis para que todo vuelva a la normalidad.

Pronto los obispos de nuestra patria estarán en Roma en visita ad limina, junto al Papa Francisco, compartirán y comentarán cómo están las diferentes diócesis del país. Sin duda que esta es una oportunidad única en que el Obispo Juan Barros, pueda exponerle in situ al Papa lo que verdaderamente ocurre en su jurisdicción eclesiástica desde el momento en que arribó a Osorno.

Esa actitud sincera y sanadora para todos, sería un buen paso para que se resuelva el «caso Osorno» y, por el contrario, de ninguna manera se podría utilizar esta visita para ahondar la crisis de desunión con un lenguaje y visión unilateral que, sin duda, profundizaría, aún más, las diferencias y los dolores que todos hemos soportado en estos años.

Por mi parte, siempre utilizo un lenguaje que no hiera los sentimientos religiosos del otro que no piensa como yo. Pero esta actitud de vocablo sereno no me impide decir, en conciencia, lo que muchas personas piensan sobre la permanencia de don Juan Barros en la Diócesis; que no goza de «buena fama» y que por su pasado reciente es reprochable.

No lo digo por imponer una verdad o un criterio, sino y simplemente porque los actos injustos no se pueden imponer, son un abuso de poder y eso es, precisamente, lo que limita y limitará la reconciliación de los espíritus en nuestra querida Diócesis de Osorno.

«Toda conciencia, esté bien o mal informada, que se refiera a cosas que son en sí malas o indiferentes, es obligatoria; pues el que actúa contra su conciencia, peca.» (Santo Tomás: Quaestiones quodlibertales, III, a. 27).

http://www.periodistadigital.com/religion/opinion/2016/12/30/persiste-la-desunion-eclesial-la-falta-de-dialogo-y-la-crisis-de-liderazgo-en-la-diocesis-chilena-de-osorno-iglesia-religion-obispo.shtml?utm_source

Siguiente Entradas recientes

A %d blogueros les gusta esto: