S. O. S. Nobel de paz, masacra al pueblo Colombiano


Por J. Manuel Arango C.
1/17.- Sin anestésico y sin consultarnos para nada algo; nos “mandaron” hasta el hígado toda la “paz” que un nobel anhela por su pueblo que “ama”

Mi querido “Juan Pueblo” que sin claudicar lucha por una vida digna y paz con justicia social, pero que desgraciadamente continuamos en minoría; frente aquellas dos mayorías que por falta de conocimientos; por seguidismo a sus amos y verdugos; por vendidos por un tamal o por simples abstencionistas “apolíticos” dejando que los demás decidan el día de elecciones; y que hoy descaradamente chillan como el marrano en el capadero, y descaradamente vienen a pedirnos el salvavidas contra los bajos salarios y la carestía de la vida, cuando fueron sus propios auspiciadores, a quienes les digo: No renieguen, no se quejen, relájense, disfrútenlo y griten “¡viva Colombia!!”

Actitud criminal la de un nobel de paz, -pues no solo el fusil acaba vidas, también el hambre y demás-, que como si ésta lo ofendiera, nos reta a la organización, movilización y lucha; pero que será entonces esa mayoría la que lo  impulse si quieren reivindicarse ante la misma sociedad por su falsa salida apoyando al verdugo por un misero tamal; porque mi querido “Juan Pueblo” y yo, estamos en este momento ocupados en otros procesos de la vida; como para retroceder a ayudar al masoquista que le gusta sentir siempre el roce ardiente del candente yerro de la marca donde ya sabemos y que al memento de decidir nos hacían fieros por sus “triunfos” electorales

Un “nobel de paz”, que no quiere entender en medio de su arrogancia como vulgar principito, -porque ni rey es-; que así como fue necesario el dialogo y acuerdos con una parte del movimiento insurgente; también lo es con la sociedad civil y materializar su inclusión y direccionar hacia una vida digna y paz con justicia social.

El error de esos despistados el día electoral ante sus verdugos; que deslumbrados con la francachela y el derroche de grandes capitales que luego nos lo sacan a todos sin excepción -que le va a doler mas, al vasallo que a mi,porque yo luche contra eso-; extendieron ante ellos un aval para que en su nombre hagan y deshagan y ahí están unas de las muestras: el “san nobel de paz”, imponiéndonos un salario mínimo en toda su expresión y los “padres” de la patria, una bellisima reforma tributaria mas el recorte de las libertades democráticas con los poderes plenipotenciarios contemplados en el nuevo código nacional de policía, que entra también en vigencia ya; redondeando mas el esquema dictatorial de éste régimen.

Los antes despistados, son unos y los pésimos para la foto, son aquellos que prefieren las cadenas de su amo siempre atadas a su tobillos, antes que liberarse o por lo menos intentarlo dándole oportunidad a un proceso emancipador, que si no es posible por la vía revolucionaria; hacerlo en las urnas, votando por propuestas signadas de esperanza libertaria; sin el temor que por sus logos o siglas rojitas; implique estar llevando al país al “despeñadero” por romper con los moldes del imperio norteamericano y sus vasallos, que tienden a perder el poder.

Veamos unas nefastas realidades vividas y dichas por afines al régimen, mas no por la oposición democrática o revolucionaria:

Salarios de hambre
Hoy, “saboreamos” el dulce néctar de un pirrico salario básico decretado por el régimen el pasado 30 de dic/16 del 7% mensual, suplantando a la “mesa de concertación” creada en 1997; pasando de $689.454.oo  a $737.717.oo equivalente a $48.263 o sea un aumento diario de $1.608,76 que con lo de transporte asciende a $820.857,oo pero eso en nada beneficia al asalariado, pues antes debe desembolsar  dinero para ir a cumplirle al explotador, donde mas de la mitad de los trabajadores informales, están muy por debajo del salario mínimo.

Reforma tributaria

Así hubiera sido el revuelo del régimen peleándosela por un salario justo para millones de mi querido “Juan Pueblo”, como la que hizo por la reforma tributaria, pero nó; porque si a alguien odia y solo “quiere” es por su voto y su fuerza de trabajo barata es al ciudadano de a pié. Este 23 dic nos mandó la Ley 1819 del 2016 elevando el IVA del 16 al 19% casi que grabando hasta el aire que respiramos. IVAS a libros, canasta familiar, “ecológicos” “desarrollo social” y el 4xmil, que se abolía en el 2018, pasó a permanente; para tapar los grandes desfalcos, la corrupción de sus funcionarios y darse la vida mas cómoda estos mequetrefes a costillas nuestras; ya que si por plata fuera, pues aprietenle las tuercas a los grandes evasores y materialicen la inversión con las utilidades de las empresas publicas privatizadas.

“lo aprobado garantiza recursos por 6,1 billones de pesos el próximo año; 6,8 billones en el 2018; 12 billones en el 2019; 15,7 billones en el 2020; 19,6 billones de pesos en el 2021 y 24 billones de pesos en el 2022”

*director de Clarin de Colombia

http://www.resumenlatinoamericano.org/2017/01/01/s-o-s-nobel-de-paz-masacra-al-pueblo-colombiano/

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: