La Iglesia rompe su silencio y reacciona ante el muro de Trump


Desde el Vaticano, Estados Unidos y México: crece la preocupación ante lo que consideran “una lucha frontal contra los inmigrantes”

    • Parece que los primeros diez días de presidencia de Donald Trump no han dejado indiferentes a nadie. Tampoco en el ámbito de la Iglesia católica. Ante la inminente construcción de un muro entre la frontera de México y Estados Unidos, personalidades de la Iglesia en el mundo rompen el silencio. El muro fue precisamente una de las promesas de la campaña del neo presidente de los EEUU que generaron mayor controversia antes de su elección. Lamentablemente ha sido también una de las primeras órdenes ejecutivas de su Gobierno. Pero, como se sabe, el anuncio realizado el pasado 25 de enero va más allá.

Muro de México y Estados Unidos. Muro de México y Estados Unidos.

Un artículo de…

Mercedes  De La Torre
Mercedes De La Torre

Periodista en el Vaticano

Más artículos de Mercedes De La Torre »

Y es que no solo se trata de construir un muro en la frontera entre estos dos países, con longitud de más de 3.000 kilómetros (empresa ya de por sí complicada), sino que también estas órdenes ejecutivas implican otras medidas anti-inmigrantes, como el “aumentar significativamente la detención y deportación de inmigrantes, e ignorar, prevenir o anular las resoluciones de las autoridades estatales y locales sobre la mejor manera de proteger sus comunidades”.

Inquietud de la Santa Sede

Sobre este tema y sobre el entonces candidato estadounidense, es significativo recordar la primera declaración del Papa Francisco, que realizó en respuesta a una pregunta durante el vuelo de regreso de México a Roma en febrero de 2016: “Una persona que sólo piensa en la construcción de muros, dondequiera que se encuentren, y no la construcción de puentes, no es cristiano”.

Palabras fuertes que, sin embargo, muestran la actitud prudente del Pontífice. Se observa,  por ejemplo, en la contestación que le dio al fundador del diario italiano La Repubblica, Eugenio Scalfari, en noviembre de 2016, cuando le preguntó su opinión sobre Donald Trump. El Papa argentino respondió: “Yo no opino sobre las personas ni los políticos, sólo quiero entender qué sufrimientos provocan con su manera de actuar a los pobres y excluidos”; esta actitud la confirmó recientemente en la entrevista al diario español El País, al asegurar que mantendrá una cierta prudencia inicial antes de pronunciarse sobre la administración de Trump.

Aunque el Santo Padre no se ha expresado directamente acerca del tema, como es habitual en la diplomacia vaticana, sí lo han hecho, sin embargo, algunos de sus colaboradores cercanos.

Tal es el caso del cardenal Peter Kodwo Appiah Turkson, quien era el presidente del Consejo Pontificio Justicia y Paz y ahora es la cabeza del gran nuevo organismo vaticano conocido como el dicasterio “para el desarrollo humano integral”. El cardenal Turkson ha confirmado recientemente, en el curso de un evento realizado en una prestigiosa universidad de la capital italiana, que “la Santa Sede está preocupada” y ha explicado que “no concierne solo a la situación con México, sino a la señal que se da al mundo”.

Que Europa no siga el mismo ejemplo

Además, el cardenal Turkson ha añadido que no solamente Estados Unidos quiere construir un muro en contra de los migrantes, sino que “sucede también en Europa”, por lo que ha concluido que “espera que no sigan su ejemplo”; porque “un presidente puede construir un muro pero puede llegar otro presidente que lo derrumbará”.

Por su parte, el sustituto de la Secretaría de Estado, monseñor Giovanni Angelo Becciu, ha confirmado a la televisión de la Conferencia Episcopal Italiana (CEI) TV2000 la preocupación vaticana por la posible construcción de un muro entre Estados Unidos y México y las diferentes medidas migratorias. Monseñor Becciu ha recordado que “el Papa Francisco, de hecho, insiste en la capacidad de integrar a los que llegan en nuestras sociedades y culturas”.

Apoyo a las familias inmigrantes

Ante estos hechos, la Conferencia Episcopal Estadounidense (USCCB) se ha manifestado con claridad. El presidente del Comité sobre Migración y obispo de la Diócesis de Austin, monseñor Jose Vásquez ha confesado estar “desalentado” tras ver que el presidente Trump ha priorizado la construcción de un muro con México y ha declarado con fuerza que “esta acción pondrá la vida de los inmigrantes innecesariamente en peligro”.

“La construcción de dicho muro -ha explicado- sólo hará que los migrantes, especialmente mujeres y niños vulnerables, estén más indefensos ante traficantes y contrabandistas… desintegrará familias y generará temor y pánico en las comunidades”. Mons. Vásquez ha reiterado que la Conferencia Episcopal respeta el derecho del Gobierno federal “a vigilar las fronteras y garantizar la seguridad de todos los estadounidenses”, pero ha insistido en que no creen que “una escalada tan grande de detención de inmigrantes y la intensificación de los controles en las comunidades de inmigrantes sea la manera de alcanzar esos objetivos”.

El presidente del Comité sobre Migración de la USCCB ha asegurado que seguirán “apoyando” a las familias inmigrantes. “Estamos aquí para caminar con ustedes y acompañarlos en este viaje”, ha concluido.

Diálogo para salvaguardar la dignidad

Como no podía ser menos, los pastores del otro lado de la frontera también han expresado su preocupación. La Conferencia Episcopal Mexicana (CEM) ha emitido un comunicado, del que se hizo eco el diario oficial de la Santa Sede L’Osservatore Romano, en el que asegura que la Iglesia en México continuará “apoyando cercana y solidariamente a tantos hermanos nuestros que provienen de Centro y Sudamérica, y que van en tránsito a través de nuestro país hacia los Estados Unidos”.

Los obispos mexicanos invitan a las autoridades de este país a continuar en la búsqueda del diálogo y de los acuerdos con Estados Unidos para que “salvaguarden la dignidad y el respeto” de personas que buscan sólo mejores oportunidades de vida, aseguran que respetan el derecho del Gobierno de EEUU de cuidar sus fronteras y sus ciudadanos, pero consideran que “estas acciones son generadoras de alarma y temor entre los inmigrantes, desintegrando muchas familias sin mayor consideración”.

Este tema seguirá dando de qué hablar, sobre todo si el Vaticano se pronuncia con más fuerza.

Por: @mercedesdelat 

http://www.religionconfidencial.com/cronica_de_roma/Iglesia-rompe-silencio-reacciona-Trump_0_2868913100.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: