Pelotazo urbanístico del Obispado de Mallorca a costa de las monjas Jerónimas


Monasterio de las Jerónimas en Mallorca

Capítulo 1. Los precedentes

Realidades lamentables de la vida eclesiástica española

Alejandro Fernández Barrajón, 14 de febrero de 2017 a las 12:03

Nueve mil metros cuadrados construidos, en tres pisos, con vistas al mar. Un goloso pelotazo económico que el obispado no quiere dejar pasar

Monasterio de las Jerónimas en Mallorca/>

Monasterio de las Jerónimas en Mallorca

(Alejandro Fernández Barrajón).- La historia se repite. Tengo buenos amigos por toda España; es una suerte inmensa disfrutar de la amistad. Y mi condición de presidente de Confer, hace ya algunos años, me puso en contacto con muchas realidades felices y lamentables de la vida consagrada española.

Una de estas realidades penosas es comprobar cómo muchas consagradas, sobre todo contemplativas, se ven acorraladas por los propios obispados para que cedan sus derechos sobre sus monasterios, o sean trasladadas, cuando la comunidad se ve reducida y de edad avanzada a otros monasterios, y que la propiedad del viejo convento desde siglos pase a formar parte de los bienes de la diócesis.

Esto no parece mal en virtud de que no se pierdan los bienes eclesiásticos, siempre y cuando, las religiosas estén de acuerdo, como dueñas legítimas que son de sus monasterios seculares.

Pero cuando las religiosas no están de acuerdo con estás maniobras y se sienten presionadas y hasta “obligadas” ya no parece que sea la actitud más adecuada por un obispado que tiene como una misión encomendada, cuidar y defender a las consagradas contemplativas, que no tienen quien las defienda.

Esto es lo que ha sucedió en el obispado de Mallorca con las monjas Jerónimas y su hermoso e inmenso monasterio. Nueve mil metros cuadrados construidos, en tres pisos, con vistas al mar. Un goloso pelotazo económico que el obispado no quiere dejar pasar.

Las monjas podían pertenecer a Confer y sería esta institución su defensora, con su comisión jurídica creada para estos casos, pero ya se cuidaron los obispos en su día, no sé por qué “motivos espirituales”, de que las contemplativas no pertenecieran a Confer, aunque algunas de ellas lo deseaban, sabedoras de las ventajas que eso puede tener para ellas, sobre todo en lo que se refiere a su formación. Depender de ellos significa poder controlarlas mejor, tristemente.
(Mañana: Capítulo 2: El pelotazo eclesiástico en Mallorca)

 


http://www.periodistadigital.com/religion/opinion/2017/02/14/pelotazo-urbanistico-en-mallorca-del-obispado-a-costa-de-las-monjas-jeronimas-religion-iglesia-barrajon.shtml

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: