ARGENTINA: RECORDANDO Y DANDO A CONOCER A BEATRIZ MELANO. PRIMERA TEOLOGA FEMENINA EN A.L.


Beatriz Melano Beatriz Melano fue uno de los miembros más antiguos y activos de ISER. Esposa del Pastor Ricardo Couch, no sólo lo acompañaba sino que su fuerte y decidida personalidad se destacaba con luz propia. En un grupo predominantemente masculino, cuando yo me sumé a ISER, en 1981 (por invitación de Luis Farré) sólo asistían regularmente dos mujeres: ella y la Hna. Alda. Sin embargo, su presencia, sin duda más significativa, por su trayectoria académica teológica que las otras dos, ponía una nota especial de discreto feminismo, por decirlo así.

De confesión metodista, Beatriz fue la primera doctora en Teología en América Latina, grado que obtuvo en la Universidad de Estrasburgo. Anteriormente había obtenido la Licenciatura en Literatura Moderna en la Universidad de Buenos Aires. Fue profesora en ISEDET, dedicándose especialmente al tema de la historia de la iglesia latinoamericana. Sus preferencias teóricas las compartía entre la teología de la liberación, la filosofía de los derechos humanos y el feminismo integral (entendido como reivindicación y revaloración del papel de la mujer en la historia, en la sociedad y en la vida religiosa). En este panorama temático, el diálogo interreligioso resultaba un eje transversal que incidía como un enfoque Su preocupación central fue pensar el lugar que ella misma ocupaba en la iglesia y de esta reflexión surgió su libro La mujer en la Iglesia, que comprende tres conferencias pronunciadas en el Segundo Encuentro Iberoamericano de Mujeres, realizado en Madrid en 1971.

Percibía la necesidad de un cambio social, que anhelaba, hacia una sociedad más integradora y plural, en el que tengan un digno lugar, sin exclusiones, todos los grupos que percibía como habitantes de los márgenes: las minorías (étnicas o religiosas), los pobres, las mujeres. Quisiera citar, como ejemplo de su pensamiento, un breve texto que conecta con las preocupaciones que expresaba en las reuniones de ISER; “Expresar el lenguaje cristiano en nuevas formas distingue una congregación muerta de una congregación viva, una congregación que vive en el pasado de una que vive en el presente. La palabra liberadora es el poder del Evangelio para renovar nuestras mentes y vidas continuamente, abriéndolas al futuro y a la libertad. En resumen, ser fieles al mensaje bíblico es estar lo más cerca posible de la verdad de sus relatos y de comunicarlo lo más claramente posible con relación a la problemática que vivimos hoy”. (“Hermenéutica feminista. El papel de la mujer y sus implicaciones”, Vida y Pensamiento 14 /1, 1994: 14-33 –lo citado, p. 32) Beatriz escribió poco, aunque siempre estuvo vinculada a la producción académica colaborando como editora, durante años, de la Revista de Teología de ISEDET. Tampoco recuerdo que preparara trabajos específicos para las reuniones de ISER. Su aporte radicaba sobre todo en su especial dinámica disputativa y crítica, pero a la vez conciliadora. Si yo tuviera que señalar qué rasgos de Beatriz fueron más sensibles para las reuniones de ISER, señalaría dos. Uno, vinculado a su función como “ama de casa” de ISEDET: la cuidadosa y amorosa acogida que nos preparaba cuando tocaba allí la reunión, desde el café y las masitas, hasta el almuerzo en común con sus rituales iseristas: la bendición del pan (casi siempre a cargo de Marshall Meyer) y alguna oración o reflexión breve a cargo del que se sentía inspirado. El segundo aspecto, incluso más notable, era su interés, casi diría su pasión, por lo litúrgico (compartida por su esposo). Beatriz vivía lo litúrgico como la más auténtica expresión de la fe e incluso de la teología. Y especialmente se comprometía en formas litúrgicas que exigen un fuerte contacto corporal, como la danza. Como David, Beatriz quería danzar su fe. Y lo hacía. Tanto en las reuniones más amplias de fin de año, en que celebrábamos con una cena informal y a la vez ritual la fiesta de las Candelarias y la Navidad, y también en liturgias especiales que se programaron algunas veces por diferentes motivos.

Especialmente menciono una, porque fue, para mí, un momento de climax de ISER: la celebración interconfesional realizada en la iglesia presbiteriana de San Andrés por las bodas de plata pastorales de Ricardo Cauch. Beatriz diseñó una liturgia que aunaba una procesión danzante de entrada y salida, encabezada por Marshall Meyer salmodiando en hebreo, seguida por lecturas del Nuevo Testamento que eran a su vez danzadas por algunas personas; continuaba con un lenguaje gestual de salutación y bendición mutua entre todos los miembros de la asamblea y terminaba con una marcha que ella misma dirigía danzando y al son de panderetas. Era una extraña y fascinante mezcla de evocación histórica y originalidad latinoamericana. Y sobre todo, un modo distinto de acercarnos y completar con otros recursos expresivos, lo que se reflexionaba en las sesiones de trabajo. Sé que Beatriz lamentó las dificultades que fueron distanciando las reuniones hasta su detención.

En esos tiempos también estaba preocupada por el giro social y político de la globalización y lo que ella presentía como un serio peligro para nuestros pueblos y nuestras comunidades. Sus últimos años en ISEDET estuvieron signados por esta preocupación. Luego de su retiro laboral, se trasladó a Uruguay, su país natal, dedicándose a diversas tareas en la Iglesia Metodista Central de Montevideo. Falleció el 29 de mayo de 2004. Por unos pocos meses, no alcanzó a ver la reactivación de ISER, algo que sin duda había deseado. Pero estamos seguros que ahora lo sabe y que hoy se alegra con nosotros.

Celina A. Lértora Mendoza

https://iser1968.files.wordpress.com/2011/07/beatriz-melano.pdf

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: