“Está escrito en la Biblia”


<

p class=”singlepage_title” style=”text-align:right;”>Biblia

A propósito del reportaje de Carlos Salinas Maldonado “El suplicio de Vilma Trujillo, la nicaragüense que fue quemada en la hoguera”


La semana pasada escribí en Facebook que a Vilma Trujillo la asesinó atrozmente la cultura religiosa que, en su esencia es patriarcal. Después de leer el dramático reportaje de Carlos Salinas Maldonado en el diario El País “El suplicio de Vilma Trujillo, la nicaragüense que fue quemada en la hoguera“, con más convicción lo creo así, y si la opinión pública quiere llegar a la raíz de este crimen, se debe reconocer que “hay más de una víctima”, como lo apuntó un comentarista del artículo de Carlos,  refiriéndose a los ancianos y padres y a los hijos pequeños del “pastor” y su hermano. Reconozco que en un “coctel” se juntaron varios factores y que ni uno solo debe aislarse del análisis de este caso. Pero quiero hablar de uno central, y es el llamado “oscurantismo religioso”, cuyo origen se encuentra en la creencia arraigada de lo que está escrito en la Biblia en sus múltiples versiones. Las iglesias, tanto la católica como las derivadas del protestantismo las han institucionalizado en sus doctrinas, aunque con diferentes énfasis. Cito un par de los veinte y pico de versículos del Nuevo Testamento que hablan del diablo y su asociación con las mujeres: 1) Marcos 1:34: Y sanó a muchos que estaban enfermos de diversas enfermedades, y expulsó muchos demonios; y no dejaba hablar a los demonios, porque ellos sabían quién era El. 2) Marcos 7:26: La mujer era gentil, sirofenicia de nacimiento; y le rogaba que echara fuera de su hija al demonio. 

Así, deduzco que el impacto de la Biblia en la población de El Cortezal, fue el autor intelectual del crimen de Vilma y que, el pastor o “medio pastor”, que dicho sea de paso quiere decir “persona que tiene por oficio guardar, guiar y apacentar el ganado”, fue el autor material, junto con los otros involucrados de las “Asambleas de Dios”. La víctima fue esa joven, porque le arrancaron su vida de forma horrorosa, pero también son víctimas las familias de esa comunidad que creyeron que hacían lo que las “Sagradas Escrituras” les ordena y está escrito. Esto es lo que explica la naturalidad y franqueza con que habla el líder cuando declaró que lo hicieron para sanarla, porque tenía el diablo adentro en forma de serpiente y se lo querían sacar. Además, dicen que la joven era una adultera y a las adulteras, que según la Biblia es un delito que las mujeres son las que principalmente lo cometen, se les castiga. En el contexto histórico del Nuevo Testamento, a las mujeres que cometían adulterio se les castigaba con la muerte lapidándolas y, en el mejor de los casos “sanándolas” y expulsándoles el diablo con oraciones públicas, crucifijos, exorcismo o, como en este caso, con el “fuego purificador”. Lo dice la Biblia en Proverbios 30:20, Job 25: 15, Levítico 18:20, 22, 29, Mateo 5;27 y Lucas 18: 20, y la gente sigue obediente las enseñanzas de sus pastores o párrocos que a su vez siguen obedientemente las enseñanzas de los presbíteros o clérigos, y no tiene acceso a la lectura de los teólogos o versiones más bondadosas (con las mujeres) de sus biblias y doctrinas particulares.

Sabemos que fue en una determinada “interpretación” bíblica y doctrinaria en la que se apoyó la Santa Inquisición para quemar mujeres, por lo que, en aquel contexto fue una matanza legitimada en la propia doctrina católica. La gente cree en la Biblia y la Biblia, además de misógina -me imagino que la versión original en hebrero, arameo y griego, era peor-, también habla del demonio. Es la razón por la que Carlos Salinas se refiere a “comunidad conservadora y machista”. Hay bastantes pasajes y referencias sobre el desprecio a las mujeres (Evas) tanto en las biblias católicas como en las protestantes (Génesis, Romanos, Corintio, Salmos, etc.) No ahondaré en el carácter patriarcal de la Biblia porque sobran estudios muy profundos, pero diré que esta visión contra las mujeres, comienza en el Primer Libro de la Biblia, el Génesis, en que se le atribuye a Eva (símbolo de las mujeres) la responsabilidad directa en el “pecado original” por la lujuria con que contaminó a Adán. La culpabilidad, la ubicación de inferioridad de las mujeres y su reducción a la reproducción de hijos con dolores de partos horribles, fue el castigo y la condena por nuestro sexo, y las políticas antiaborto están apoyadas en este rol asignado por la “Palabra de Dios”. Esta visión (el pecado e inferioridad de las mujeres) no solo aparece en la Biblia reiteradas veces (y aunque es salvada por el símbolo de María Madre de Jesús, ésta no tiene voz en la Biblia y fue embarazada por fuerzas divinas para cumplir con su mandato sin cometer pecado) sino en las escrituras de jerarcas de clericales y líderes laicos de las iglesias, algunos con mucha autoridad porque fueron convertidos en “santos”: el docto Santo Tomas de Aquino, San Pablo (de Tarso), San Irineo (de Lyon), San Agustín (de Hipona) y otros “padres eclesiásticos”: Tertuliano, Martin Lutero, Calvino, Escrivá de Balaguer, entre los más relevantes.

Muchos defensores de las iglesias y sus doctrinas, podrán argumentar que estas referencias están fuera de contexto y que por lo tanto son manipuladas para acusar de misoginia a las Iglesias y a la Biblia. El asunto es que, la gente y más las personas sin acceso a educación, cultura, comunicación y caminos (incluyo a los promotores de las iglesias, sus pastores y sacerdotes) tienen como referencia lo que está escrito y repito, eso es lo que está escrito en la Biblia. Si no veamos el caso concreto de la iglesia mundial Asambleas de Dios. En la Declaración de sus Verdades Fundamentales, la primera consiste en proclamar que “Las Escrituras, tanto el Antiguo Testamento como el Nuevo Testamento, son verbalmente inspiradas por Dios y son la revelación de Dios al hombre, la regla infalible e inapelable de fe y conducta (2 Timoteo 3:15-17; 1 Tesalonicenses 2:13; 2 Pedro 1:21)”, y la última de sus veinte y cinco normas doctrinales se refiere ampliamente a lo mismo y la llama “Adoración a la Biblia” (Normas Doctrinales de AD). Además, figuran otras verdades: la reprobación del divorcio, la condena al homosexualismo, sobre la posesión del diablo en los creyentes, la sanidad divina de las enfermedades, etc. Sobre la posesión del demonio en los creyentes (Norma Doctrinal No. 6), literalmente dice: (…) pero el Nuevo Testamento hace más que exigir que prediquemos a Cristo. Advierte muy seriamente sobre el enemigo de nuestra alma y muestra que no debemos tratar ligeramente con los demonios. También enfatiza que hay libertad por medio de la mano de Dios”, el poder del Espíritu, y el nombre de Jesus.

Estoy clara que millones de cristianos no siguen literalmente lo dicho en las “Sagradas Escrituras” y que, según los teólogos y expertos, cada mensaje de la Biblia debe ser adecuadamente comprendido y no se debe seguir al pie de la letra, que se debe contextualizar, etc. etc., lo que quiere decir, que existen tantas interpretaciones como las cientos de miles de iglesias y grupos cristianas existentes en el mundo, sin embargo todas (incluyo al OPUS DEI) provienen de la Madre Iglesia Católica (Apostólica y Romana), quien hereda al protestantismo la esencia de su doctrina. Aparte de esto, ¡la gente cristiana no es teóloga ¡Y conocen más los textos bíblicos que el texto de la constitución! 

https://confidencial.com.ni/esta-escrito-la-biblia/

Anuncios

TEJEDORAS MAYAS PROPONEN LEY DE PROPIEDAD INTELECTUAL COLECTIVA.


por marzo 7, 2017

El Movimiento Nacional de Tejedoras Mayas ha presentado al Congreso de Guatemala un proyecto de ley que busca reconocer la propiedad intelectual colectiva de los pueblos indígenas. Las Tejedoras quieren normas que protejan sus creaciones textiles, fruto de su labor y de siglos de filosofía maya. Para eso, proponen ampliar la ley de propiedad intelectual para reconocer la propiedad intelectual colectiva de los pueblos indígenas.

Las Tejedoras vienen articulando esta demanda de manera estratégica hace casi un año. En mayo de 2016, las Tejedoras presentaron una acción de inconstitucionalidad contra el Estado de Guatemala ante la Corte de Constitucionalidad: demandaron el Estado por omisión de normas que protejan sus creaciones textiles.

En los meses que siguientes las tejedoras recibieran amplio respaldo nacional provocando un debate nacional sobre los derechos de autor de las tejedoras mayas que crean los güipiles– la indumentaria Maya que contiene saberes mayas milenarios. El Movimiento de Tejedoras Mayas reúne cerca de 30 organizaciones de 18 comunidades lingüísticas en Guatemala. Esta liderado por la Asociación Femenina para el Desarrollo de Sacatepéquez, conocido como AFEDES.

Más allá de las reformas jurídicas, el concepto de propiedad intelectual colectiva defiende la autonomía indígena. Las Tejedoras denuncian el robo del arte textil Maya como una forma más de despojo. “Hay que proteger nuestros saberes textiles igual que protegemos nuestros territorios,” dice Angelina Aspuac, tejedora de AFEDES y estudiante de derecho en la universidad. Para ella “la protección intelectual es un reto fundamental de la autonomía.”

UNA REFORMA DE LEY POR LA PROPIEDAD INTELECTUAL COLECTIVA INDÍGENA

El Movimiento de Tejedoras presentó su proyecto por el reconocimiento de la propiedad intelectual colectiva a diputados en noviembre 2016, quienes propusieron revisiones técnicas. El proyecto fue revisado por ambos, Tejedoras y diputados, antes de ser formalmente presentado al Congreso en febrero de 2017.

La iniciativa de ley N. 5247 fue formalmente aceptada, y tiene el apoyo de más de 16 diputados. Ahora la iniciativa de ley tiene que pasar al pleno del Congreso.

Las Tejedoras saben que tienen un apoyo limitado, pero cuentan con un aliado clave: la Comisión de Pueblos Indígenas. Entre los varios diputados que conforman esta Comisión esta Leocadio Juracán (Partido Convergencia), presidente de la Comisión. Juracán es un dirigente de base que viene de una familia maya rural y fue coordinador del Comité Campesino del Altiplano.

Son 5 artículos que se propone reformar en la Ley de Derechos de Autor y Derechos Conexos, la Ley de Propiedad Industrial, Ley de Protección y Desarrollo Artesanal y el Código Penal.

La iniciativa de ley tiene dos objetivos. Por un lado, pide que se reconozca una definición sobre lo que es la propiedad intelectual colectiva, lo cual está vinculado al derecho de los pueblos indígenas de administrar y manejar su patrimonio.

Por otro lado, la reforma pide que se reconozca los pueblos indígenas como autores intelectuales, en cual caso beneficiarían automáticamente de la ley de propiedad intelectual. Reconocer a los pueblos indígenas como autores igual que individuos o empresas significa que corporaciones que benefician de la exportación de tejidos mayas tendrán que devolver un porcentaje de sus ganancias a las comunidades quienes son autoras.

“Somos artistas,” explica Angelina Aspuac, “los pueblos son los autores. Lo que pedimos es que se reconozcan como sujeto colectivo a los pueblos indígenas, y no sólo a la persona individual o a una asociación”.

Angelina Aspuac, de AFEDES, presenta los alegatos ante la Corte Constitucional por parte de la representante de las Tejedoras Mayas. Foto: AFEDES

Esta reforma de ley es el camino más rápido y más factible en el contexto político actual para conseguir una regulación nacional. En el largo plazo, las Tejedoras aspiran no solamente reformar, pero crear una nueva ley específica para la propiedad intelectual colectiva de textiles mayas.

Además de leyes nacionales, las Tejedoras buscan proteger su arte textil a nivel comunicatorio. Ellas ya están dialogando con 6 comunidades para que declaren los textiles de su comunidad un patrimonio ancestral. En Santiago de Sacatepéquez, Santo Domingo Xenacoj, Santa Lucia Utatlán, y San Juan Comalapa las tejedoras ya están listando sus diseños y discutiendo con autoridades locales como proteger su propiedad colectiva.

En el comunitario, son las comunidades que declaran su patrimonio desde sus propias instituciones, normas, y justicia. Cabe a las Tejedoras la autoridad y autonomía de registrar sus creaciones colectivas de acuerdo con las formas de organización de cada pueblo.

LAS TEJEDORAS DE AFEDES

La historia del Movimiento de Tejedoras Mayas empezó con una preocupación con el alto costo del hilo entre las tejedoras de AFEDES. Al intentar resistir la comercialización en bloque, AFEDES se dio cuenta de que todos los hilos eran importados, con monopolio que mantenía los precios altos.

Además de hilos, las Tejedoras empezaron a discutir las dificultades que tenían en exportar sus tejidos. Los requisitos para exportación establecidos por el Estado de Guatemala benefician los grandes empresarios mientras perjudican las pequeñas tejedoras, que por ejemplo no lograban certificados de hilos. La ironía es que el Estado de Guatemala utiliza la riqueza cultural maya y sus tejidos para promocionar el turismo, pero no apoya las tejedoras quienes son discriminadas con trampas comerciales.

Marta, miembro de las Tejedoras mayas, tejiendo un güipil. Foto: AFEDES

Fue así que en 2014 las mujeres de AFEDES se animaron a iniciar proceso de litigio para exigir al estado normativas para proteger creaciones de los pueblos indígenas.

Pero no se trata solo de hilos y tejidos. Sandra Xinico, tejedora de Patzún, Chimaltenango, explicó a Prensa Libre que “no se trata únicamente de un pedazo de tela que se elabora a mano, porque nuestros tejidos se hacen con base en la cosmovisión, ideología e historia de los pueblos”.

Las Tejedoras mayas denuncian una fuerte apropiación cultural por parte del estado y de las empresas de Guatemala y al hablar de textiles piden que se hable de consentimiento. “Llaman de inspiración, pero realmente es un robo y hay que empezar a verlos como un robo”, dice Aspuac. El periódico Guatemalteco Plaza Pública fue explícito con un artículo intitulado “Arte Robado: la batalla legal de las tejedoras mayas”.

Según Juan Castro, uno de los abogados que apoya el Movimiento de Tejedoras Mayas, la lucha de las Tejedoras Mayas es más que una batalla jurídica. Es un acto de resistencia por la autonomía de los pueblos.

DESPOJO DE SABERES: LA PROPIEDAD INTELECTUAL COLECTIVA COMO RESISTENCIA AL DESPOJO TERRITORIAL

Foto: AFEDES

El Estado colonial se construye no solamente a través del despojo de la tierra, sino que también despojo de conocimientos. Aspuac lo tiene muy claro cuando asocia los textiles al patrimonio maya. “Los textiles son parte de los territorios. Proteger el agua y la tierra es proteger los textiles… son nuestros conocimientos. El despojo de los pueblos no ocurre solamente en los territorios, esta también en el despojo de nuestros saberes textiles”.

El extractivismo de los territorios ha sido acompañado por un extractivismo del trabajo indígena y de sus saberes ancestrales y fuerza comunitaria. En Guatemala como en otras partes del continente, las mujeres indígenas son explotadas, reciben sueldos mínimos y siguen confrontadas a altos niveles de violencia y discriminación.

Por un lado, las empresas exportadoras están extrayendo las producciones de tejedoras mayas, explotando su saber y labor. Por otro lado, se está empezando a confeccionar güipiles industriales hechos a máquina y no por manos de tejedoras. Esta industrialización anuncia la muerte de saberes milenarios, la perdida de conocimientos que los pueblos han transmitido de una generación a la otra.

Tejedoras mayas manifestándose ante la Corte de Constitucionalidad. Foto: AFEDES

En este contexto, las tejedoras mayas buscan soluciones comunitarias como la declaración de patrimonio ancestral porque saben que si por un lado pueden imaginar reformar leyes estatales también tienen que protegerse del estado, un ente históricamente racista que ha orquestado muchos despojos mayas.

Uno de los orgullos de las Tejedoras es haberse empoderado de este proceso político. No hay intermediarios ni ONGizacion. Ellas mismas se organizan, analizan las opciones, se informan sobre cómo funciona el gobierno, proyectan su litigo estratégico. Ellas dan las entrevistas a la prensa y se reúnen con ministros.

“Somos sujetos de derecho en este proceso de defensa de nuestros territorios y vestimenta textil- nadie habla por nosotras. Estamos imponiendo respeto a nuestros pueblos.”

Angelina Aspuac, de AFEDES, presenta los alegatos ante la Corte Constitucional por parte de la representante de las Tejedoras Mayas. Foto: AFEDES

https://intercontinentalcry.org/es/tejedoras-mayas-proponen-ley-de-propiedad-intelectual-colectiva-2/

NCR. Editorial: Lo que celebramos acerca de este pontificado


  • El Papa Francis saluda a la multitud durante su audiencia general en la Plaza de San Pedro en el Vaticano 1 de marzo. (CNS / Paul Haring)
Los aniversarios son buenos momentos para revisar y hacer balance. Marcando el cuarto año del pontificado del Papa Francisco es un momento así, y mirando hacia atrás estos últimos cuatro años, pocas cosas resumen la promesa y la frustración de este pontificado mejor que Amoris Laetitia (“La alegría del amor”), la reflexión de Francisco Sobre el matrimonio y la vida familiar en respuesta a los Sínodos de los Obispos sobre la familia que llamó en 2014 y 2015.

Además de los detalles de lo que dice sobre el matrimonio y la vida familiar, Amoris Laetitia refleja la visión de Francisco de la iglesia. La forma en que ocurrió es tan importante como su mensaje: Francisco lo escribió después de reflexionar sobre los procedimientos de dos sínodos construidos sobre consultas con una amplia variedad de grupos en la iglesia. Los organizadores del Sínodo enviaron cuestionarios a las Conferencias Episcopales de todo el mundo con instrucciones para consultar ampliamente.

Vamos a admitir que algunas de estas consultas fueron superficiales y, en la mayoría de los casos, fueron apresuradas, por lo que el proceso no fue el ideal. Pero incluso tan defectuoso como era el proceso, despertó la imaginación de los grupos religiosos de base alrededor del mundo. Los laicos, religiosos y clérigos se unieron para dialogar sobre lo que significa la familia y cómo las familias pueden ser servidas mejor.

La idea de usar sínodos para informar al cuerpo docente de la iglesia fue evidente a principios del pontificado de Francisco. Uno de sus primeros encuentros con las diversas oficinas de la Curia romana fue con el concilio que organiza los sínodos. Al reunirse con los miembros del consejo en sus propias oficinas en junio de 2013, Francis describió los sínodos como “uno de los frutos del Concilio Vaticano II” y una estructura “al servicio de la misión y la comunión de la iglesia como expresión de colegialidad”. Luego sugirió un sínodo sobre la familia.

Un mes más tarde en Brasil, al reunirse con los obispos latinoamericanos, habló sobre la reforma de la burocracia central de la iglesia, uno de los mandatos de su elección. Él dijo a los obispos acerca de “una necesidad de mayor colegialidad y solidaridad”.

Lo que se necesita, dijo, “no es la unanimidad, pero la verdadera unidad en la riqueza de la diversidad.” Esa es la actitud Amoris Laetitia nos pide que adopte, y que es la visión Francisco tiene para la iglesia.

Cuando abrió el par de sínodos en octubre de 2014, desafió a los obispos reunidos a “hablar con parrhesia ” -es decir, franco, audazmente y sin temor- “y escuchar con humildad”.

Las conversaciones iniciadas meses antes en las consultas continuaron a través de los dos sínodos. Se hicieron discursos, documentos de posición compartidos y libros escritos.

Algunos abogaban por una fiel adhesión a las largas tradiciones de la enseñanza de la Iglesia en cuestiones sobre el matrimonio, el divorcio y la anulación; Sobre parejas y familias en “situaciones irregulares”; Sobre cómo abrazar a nuestros familiares que son homosexuales, lesbianas, bisexuales y transgéneros; Sí, acerca de lo esencial de la vida familiar a principios del siglo XXI. A veces las discusiones se calentaban. Pero las discusiones ocurrieron y continúan ocurriendo en todos los niveles de la iglesia. (Véase la página 5.)

En los Estados Unidos, mientras que las discusiones no han ocurrido en el nivel de la conferencia nacional, los obispos de los EEUU dicen que desean diócesis individuales para examinar estas ediciones.

Algunos en el liderazgo de la iglesia continúan luchando por una enseñanza rígida y tradicional sobre asuntos que rodean la vida familiar. No estaríamos de acuerdo con ellos, pero no los condenaremos. Seguiremos desafiándolos, pero no los rechazaremos.

Para aquellos decepcionado por Amoris Laetitia , ofrecemos el mismo consejo que ofrecieron hace un año en su lanzamiento: “Nos invitamos a aquellos que esperaban más de no desanimarse, porque si Amoris Laetitia no es estrictamente revolucionaria, sin duda es evolutiva . Esto hace que esta iglesia peregrina, que ha estado sentada en el camino durante 35 años, hacia adelante. “Creemos que para ser más correcto que nunca.

Nuestro entusiasmo por el modelo que Amoris Laetitia nos da no nos ciega a los desafíos que enfrenta nuestra iglesia. Dos ejemplos de situaciones injustas que son obstáculos para la misión de la iglesia son la barra sobre las mujeres de la participación ministerial plena en la iglesia y nuestra anticuada y estancada enseñanza sobre la sexualidad. Urgimos a Francis a abordar estas cuestiones de manera más sólida.

El cambio más crítico que debe afectar la iglesia: La intransigencia sobre el abuso sexual del clero es el escándalo que debe ser arrancado del alma de la raíz y tronco de la iglesia, o hablar de diálogo, discusión y discernimiento sobre cualquier tema no es más que retórica vacía.


Editorial: Cultura clerical sostiene escándalo de abuso sexual (3 de marzo de 2017)


Con la exhortación, Francisco está modelando una membresía de la iglesia en el diálogo con sí mismo y en el proceso del discernimiento. “La complejidad de los temas que surgieron (en los sínodos y las consultas que los precedieron) reveló la necesidad de una continua discusión abierta de una serie de cuestiones doctrinales, morales, espirituales y pastorales”, escribió.

Dijo que el pensamiento “honesto, realista y creativo” de los pastores y teólogos “nos ayudará a lograr una mayor claridad”, y rechazó “un deseo inmoderado de cambio total sin suficiente reflexión o fundamentación” y una actitud “dura” que Resolvería todo aplicando reglas generales o extrayendo conclusiones indebidas de particulares consideraciones teológicas “.

“El Espíritu nos guía hacia toda la verdad”, escribió. Debemos confiar en el Espíritu, confiar en este viaje y sobre todo confiar en nosotros mismos. Eso está en el corazón de Amoris Laetitia y este pontificado, y eso es lo que celebramos este aniversario.

Esta historia apareció en la edición del 10-23 de marzo de 2017 .

Testimonio de uno de los asesinos del padre Rutilio Grande


Carlos Santos | Viernes, 20 Marzo 2015

Testimonio de uno de los asesinos del padre Rutilio Grande

Uno de los asesinos del padre Rutilio Grande, confiesa su participación directa en el asesinato; un ex Guardia Nacional (GN), que falleció en Estados Unidos

Un 12 de marzo de 1977, fue asesinado el padre jesuita Rutilio Grande García, a la edad de 49 años, en el sector conocido en la actualidad como “Las tres cruces” en la carretera que conduce a la ciudad de El Paisnal.

Mientras se conducía en su automóvil Volkswagen Safari blanco, junto a Manuel Solórzano, de 70 años, y Nelson Rutilio Lemus, de 16, una unidad de la GN los emboscó, ametrallándolos en la carretera, sus cuerpos presentaban muchos orificios de bala de diferentes calibres.

 

 

 

 

 

El trabajo del sacerdote Rutilio Grande, se caracterizó por defender a los más desposeídos y denunciar los atropellos cometidos por las autoridades, desde su parroquia de Aguilares, en el departamento de San Salvador El padre Grande, creó las Comunidades Eclesiales de Base (CEB), originando reacción adversa de parte de los terratenientes de la zona, que lo calificaron como un agitador comunista. El sacerdote Rutilio Grande, es considerado como el primer mártir de la Iglesia salvadoreña.

En la ciudad de Los Ángeles, California, pudimos entrevistar a Julio Sánchez -quien estuvo de acuerdo en usar su nombre verdadero-, emigrante salvadoreño quien fuera miembro de la GN, y ex miembro de la S2 (Sección de Inteligencia) del mismo cuerpo represivo desde mediados de los años 70. Julio accedió por primera vez a hablar sobre su participación en el asesinato del sacerdote Rutilio Grande y sus dos acompañantes.

En una visita a la ciudad de Los Ángeles, conocí a Julio Sánchez, fortuitamente. Unos amigos me habían invitado a una boda y Julio se encontraba borracho y no paraba de llorar contando su participación en el crimen del sacerdote Rutilio Grande. Me impactó sobremanera la información verídica que manejaba sobre el asesinato, establecí un vínculo amistoso con Julio Sánchez para investigar su participación en dicho crimen.

De regreso a El Salvador, pude constatar que efectivamente Julio había participado en la guardia nacional y perteneció a los escuadrones de la muerte.

La entrevista se realizó dos años después de nuestro primer encuentro, debido a que Julio comenzó a deteriorarse físicamente, en ese tiempo fue diagnosticado con la enfermedad de Parkinson, además de padecer de diabetes y había sufrido un derrame cerebral que le había paralizado la mitad del cuerpo.

Julio mantenía que buscaba relatar los hechos tal y como eran, para demostrar que no únicamente él era culpable, y así buscar un poco de alivio a su alma atormentada, según me confesó.

La entrevista inconclusa desde los EEUU

-Voy hablar por primera vez para que la gente sepa como fueron las cosas-me afirma con un dejo de tristeza.

-¿De dónde eres originario?

-Oratorio de Concepción, del departamento de Cuscatlán -responde lacónicamente.

Precisamente en este lugar los habitantes que sobrevivieron a la guerra, recuerdan a Julio Sánchez, como un miembro de los Escuadrones de la Muerte, desalmado y que perseguía y asesinaba sin piedad a los señalados como comunitas. Varias familias enteras fueron asesinadas y sus cuerpos exhibidos públicamente por los miembros de la guardia nacional, en la unidad que comandaba Julio Sánchez, afirmaron varios testigos.

-¿Participaste directamente en el asesinato del padre Rutilio Grande y sus dos acompañantes?- le pregunto tajante, para comprobar si en verdad estuvo en la unidad que cometió el asesinato.

-Aquí tengo mi carnet de Guardia Nacional; yo me metí ( a la guardia) a la edad de los 17 años, nací en 1957, fue en el pueblo de Suchitoto- responde evadiendo la pregunta.

-¿Qué sucedió ese 12 de marzo de 1977, cuando emboscaron al padre Rutilio Grande?

-Fueron órdenes que recibimos directamente del director de la Guardia Nacional, (como director general de la GN de 1975 a 1978 fungió el general Ramón Alfredo Alvarenga) fuimos seleccionados como ocho miembros de la guardia; yo no estaba a cargo de la operación, creo que fuimos 6 u ocho ( miembros de la guardia) que fuimos seleccionados para cumplir con la misión.

-¿Sabían a quién iban a asesinar?- lo interrogo, buscando en su mirada una respuesta sincera, Julio mueve insistentemente sus manos y cabeza, debido a la enfermedad de Parkinson.

-Nos habían dado instrucciones de eliminar al cura, porque era comunista, estaba levantando a los campesinos, hablaba mal del gobierno- concluye agitado.

El sermón de Apopa

El 13 de febrero de 1977, el padre Rutilio Grande predicó un sermón que llegó a ser llamado su “sermón de Apopa”, denunciando la expulsión del padre Bernal, por el gobierno salvadoreño, el discurso decía así:

 

 

 

 

 

“Queridos hermanos y amigos, me doy perfecta cuenta que muy pronto la Biblia y el Evangelio no podrán cruzar las fronteras. Sólo nos llegarán las cubiertas, ya que todas las páginas son subversivas—contra el pecado, se entiende. De manera que si Jesús cruza la frontera cerca de Chalatenango, no lo dejarán entrar. Le acusarían al Hombre-Dios… de agitador, de forastero judío, que confunde al pueblo con ideas exóticas y foráneas, ideas contra la democracia, esto es, contra las minorías. Ideas contra Dios, porque es un clan de Caínes. Hermanos, no hay duda que lo volverían a crucificar. Y lo han proclamad”.

-Les dijeron que asesinarían a un sacerdote- le ratifico la pregunto.

-Ya sabíamos quién era el objetivo, recuerdo que fuimos varias veces a verificar el lugar (en donde emboscarían al sacerdote), le dimos seguimiento varias veces, días antes se nos había escapado porque no apareció y no pudimos realizar la operación.

-¿Cómo fue la emboscada? ¿A dónde estaban ustedes esperándolo? ¿Iban vestidos de civil o con uniformes?

-Íbamos vestidos de civil, pero unos kilómetros antes estaban elementos de la guardia uniformados, ellos nos informaron que el carro se dirigía hacia nosotros, lo esperamos en la calle, y cuando apareció abrimos fuego, todos abrimos fuego al mismo tiempo, desde diferentes puntos de la calle, yo vi que el carro se fue de lado y continuamos disparando.-Julio hace una pausa.

-En el carro iba un niño, un anciano y el padre Rutilio Grande. Los tres murieron ese día. Le digo enseñándole un recorte de periódico, con la fotografía del automóvil Volkswagen, ametrallado a la orilla de una calle de tierra.

-Recibía órdenes, me dijeron que era un cura malo, comunista, y yo odio a los comunistas- responde cortante.

-¿Después de dispararles, se acercaron a ver los cuerpos del sacerdote y los acompañantes para rematarlos?

-Teníamos órdenes de que no quedaran vivos, nos acercamos y les disparamos.

-¿Les dieron el tiro de gracia?, le pregunto atónito por la frialdad en que relata el asesinato.

-Te repito fueron órdenes de no dejarlos con vida. Yo no sabía que el cura venía acompañado, ni menos con un anciano y un niño. Pero aunque hubiera sabido tenía que cumplir con las órdenes que nos habían dado- concluye molesto.

-¿Que sucedió con todos los miembros que participaron en el asesinato del sacerdote Rutilio Grande?

-Algunos murieron en la guerra, otros salieron del país, no por miedo, pues nosotros no le teníamos miedo a nadie; si estoy hablando de esto ahora es porque creo que no se conoce como fueron las cosas, y yo me siento muy enfermo, siempre se ha pensado que nosotros somos los malos, y nosotros sólo recibíamos órdenes.

-¿Qué hubiera pasado si hubieran rehusado a cumplir esas órdenes? Interrumpo a Julio.

-No lo sé, la verdad es que no lo sé.

-¿Después del asesinato qué hicieron? ¿A dónde fueron?

-Nos fuimos directamente a la Guardia Nacional de San Salvador a rendir un informe, recuerdo que nos dieron tres días de licencia, cuando regresamos nos ubicaron en otras unidades, yo comencé a trabajar en la S2.

Un crimen planificado y ejecutado por el Estado que unificó a la iglesia con el pueblo

Monseñor Oscar Arnulfo Romero, al enterarse de los asesinatos, fue al templo en donde reposaban los tres cuerpos y celebró la misa. En la mañana del día siguiente, después de reunirse con los sacerdotes y consejeros, Romero anunció que no asistiría a ninguna ocasión o actividad gubernamental ni a ninguna junta con el presidente, siendo ambas actividades tradicionales del puesto, hasta que la muerte se investigara.

Ya que nunca se condujo ninguna investigación, Monseñor Romero no asistió a ninguna ceremonia de Estado, en absoluto, durante sus tres años como arzobispo.

Monseñor Romero, era amigo personal del sacerdote Rutilio Grande, quien además era su confesor.

En una entrevista que Monseñor Romero rindiera en el año de 1979, al periodista brasileño, Juan Arias, en la ciudad de puebla, México, Romero le confesó que él se consideraba un convertido. “Me contó que estaba del lado de los ricos, del poder, viviendo en un palacio, hasta que un día le asesinaron a un sacerdote que el consideraba un santo, Rutilio Grande. Lo mataron mientras explicaba el catecismo. Imagínese que lo acusaron de ser comunista”-le dijo Monseñor Romero a Juan Arias.

La muerte de Rutilio Grande fue la gota que derramó el vaso, Monseñor Romero comprendió que estaba de la parte equivocada. Dejó el palacio y se entregó a la causa de los perseguidos a la defensa de los derechos humanos.

Luego un 24 de marzo de 1980, Romero sería asesinado de un tiro certero al corazón, un francotirador que trabajaba para los Escuadrones de la Muerte acabó con su vida, en un crimen al igual que el del sacerdote Rutilio Grande, que aún no ha sido esclarecido.

-¿Nunca te dijeron por qué asesinaron al padre, el motivo?

-Es que mucho hablaba en contra del gobierno, y recuerdo que los comunistas habían secuestrado y matado a un rico, no recuerdo su nombre, pero trabajaba con el gobierno y creo que ese fue unos de los motivos; los ricos estaban enojados por ese asesinato.

El 26 de febrero de 1977 fue encontrado el cadáver del empresario Roberto Poma, quien había sido funcionario del gobierno salvadoreño, y quien había sido secuestrado en enero de 1977 por el Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP), organización radical de izquierda.

El 20 de febrero de ese mismo año, la oposición política había denunciado el fraude en las elecciones presidenciales, el gobierno había respondido con represión en contra de los manifestantes: “El pueblo se concentró en la Plaza Libertad, en el centro de San Salvador, para protestar contra el fraude y exigir que se respetara el resultado. El 28 de febrero, los militares rodearon la plaza y reprimieron la concentración. Hubo, por lo menos, sesenta personas asesinadas” –recuerda un sobreviviente.

-Han pasado muchos años desde ese fatídico día, ese día que ustedes asesinaron a mansalva a un sacerdote desarmado que iba con un anciano y un niño, alguna vez te has arrepentido, te has preguntado ¿qué hubiera pasado si hubieras desobedecido las órdenes?

-Sí, muchas veces me he arrepentido, pero yo sólo obedecía órdenes, además ahora es muy tarde para arrepentirme. -Julio se levanta con dificultad de la mesa, me dice que ya no quiere seguir hablando, que después podemos continuar, se excusa aduciendo que se siente cansado.

Una muerte amarga y su antesala mucho peor

Después de ese encuentro que duró apenas una hora, fue casi imposible lograr que Julio Sánchez continuara con la entrevista; en marzo de este año accedió a terminarla desde el cuarto de un hospital en donde se encontraba agónico. Un día antes de emprender el viaje a la ciudad de Los Ángeles para concluir con la entrevista me informaron que Julio Sánchez había muerto de un paro al corazón, su condición física y mental se había deteriorado.

Debido a la diabetes le amputaron las dos piernas y un brazo, desde la cama del hospital en donde permaneció por 4 meses, Julio imploraba a gritos que lo mataran.

La muerte de Julio Sánchez, uno de los asesinos confesos del padre Rutilio Grande fue amarga; pero su antesala mucho peor; pude investigar que su vida en Los Ángeles estuvo llena de turbulencias: alcohol, drogas y una vida familiar llena de violencia. A diario lo perseguía el remordimiento de sus actos, el mismo hecho de contar a desconocidos cuando estaba ebrio, su participación en el asesinato del Padre Grande, era su búsqueda de eximir su culpa, de ahogar las llamas de ese infierno interno que ganó en vida por haber asesinado a un sacerdote sencillo, un cura que su único crimen fue vivir al lado de su pueblo.

http://www.contrapunto.com.sv/archivo2016/reportajes/testimonio-de-uno-de-los-asesinos-del-padre-rutilio-grande

Tratar a los santos como superhéroes es un juego peligroso.


Los santos no deben ser vistos como superhéroes legendarios: gente perfecta, cercana a Dios, pero no completamente humana. Desde los primeros días del cristianismo, la iglesia ha recordado a los cristianos ejemplares. Los primeros cristianos veneraban en particular la memoria de los mártires; Conservaron sus restos y se reunieron en sus tumbas en los aniversarios de su muerte. Como dijo Tertuliano de estos testigos, su sangre era la semilla de la iglesia. Fue también el origen del culto de los santos. Pero a medida que la primera era de la persecución se desvaneció, quedó claro que había otras formas -no menos heroicas- de vivir la fe en el mundo, a través de la oración, el ascetismo y el servicio desinteresado. Nuevos modelos de santidad surgieron: monasterios del desierto, maestros, misioneros, siervos de los pobres.

Con el tiempo nuestra relación con los santos cambió. Los milagros se atribuyeron a sus reliquias. Las historias de sus vidas fueron cada vez más embellecidas por los relatos del poder sobrenatural. La gente empezó a mirar a los santos no tanto como ejemplos de fe heroica, sino como trabajadores maravillosos -los patrones celestiales- que tenían el oído de Dios y podían hacernos favores. Cada pueblo, gremio o estación de la vida -sea marineros, músicos, herreros, queseros o músicos- tenía sus patrones especiales. Santa Catalina de Alejandría (una santa que con toda probabilidad nunca existió) se convirtió en la patrona de doncellas y mujeres estudiantes, filósofos, predicadores y apologistas, molineros y carretillas.

Todo esto dio la impresión de que los santos tienen poco en común con la gente común. Esto fue realzado, sobre los siglos, por la preponderancia abrumadora de monjas, de sacerdotes y de monjes entre la lista de santos oficiales. Mira las vidrieras de cualquier iglesia y cuenta el número de laicos representados. Así, la santidad se convirtió en el atributo de las personas que viven en un “reino religioso” especial, fuera del alcance de quienes constituyen la gran mayoría de los creyentes.

Incluso hoy, cuando llamamos a alguien un santo, generalmente queremos decir que él o ella puede hacer algo, ya sea vivir con los pobres o ir a prisión por la causa de la paz, lo que sería impensable para gente normal como nosotros. Dorothy Day se irritaba cuando la gente decía: “Esos Trabajadores Católicos son santos”. Lo decían como un cumplido, pero ella sentía que era una forma de dejarse llevar. “Cuando te llaman santo”, dijo, “significa básicamente que no debes ser tomado en serio”.

Sin embargo, ella misma estaba enormemente consagrada a los santos. Los veía no sólo como figuras veneradas, sino como modelos, amigos y compañeros, que respondían a las necesidades de su tiempo y así nos animaban en nuestros esfuerzos -aunque fueran limitados en comparación- a hacer lo mismo. Eso no significaba que estuviera por encima de orar a San José, patrón de los trabajadores, para que le ayudara a pagar las cuentas. El punto de los santos, sin embargo, no era sólo hacernos favores, sino inspirarnos a ser más como ellos, a responder más fielmente a nuestro llamado a la santidad.

Ser más parecido a los santos no significa aspirar a convertirse en otro San Francisco o Santa Teresa de Ávila -lo mismo que seguir a Jesús significa asumir la carpintería. Significa luchar, en nuestras vidas, por ser iluminado por el mismo amor que se entrega a sí mismo. Más específicamente, significa tratar de convertirnos en el santo particular que Dios nos creó para ser: responder a los desafíos particulares de nuestro propio tiempo, confiando en nuestros propios talentos y temperamento, luchando con nuestras propias limitaciones y debilidades. Y nunca hubo un santo libre de limitaciones. Pero las formas de santidad son innumerables. Para una persona que podría significar casarse y criar una familia; Por otro, podría significar convertirse en un erudito o escritor, un granjero, una enfermera, un monje o un misionero, un pacificador. Había santos que hacían todas estas cosas. La pregunta es: ¿cuál es nuestro propio camino hacia la santidad? O como dijo Charles de Foucauld: “¿Cuál es mi camino al cielo?”

Cuando contemplamos a los santos, tendemos a mirar un producto terminado. Pero antes de Francisco de Asís se convirtió en “St. Francis “, él era apenas Francesco di Bernardone, el hijo rico de un comerciante de paño. Antes de convertirse en San Ignacio, Iñigo López de Loyola era un vano joven soldado. Hubo un tiempo cuando la mujer que se convirtió en la Madre Teresa fue simplemente la hermana Agnes, una monja albanesa que trabaja en la escuela de su orden en la India. Todos empezaron en alguna parte, de alguna manera poco común, antes de aventurarse fuera de las listas, dar un paso en lo desconocido, respondiendo a una voz que parecía llamarlos más lejos, más profundo.

En la vida de los santos, esa voz venía a menudo de las necesidades de sus vecinos pobres -los enfermos, los huérfanos, los prisioneros- o un momento de la historia que parecía requerir una elección definitiva: ¿Yo obedezco? ¿A quién soy responsable en última instancia?

Toda mi vida me han fascinado los ejemplos de personas que respondieron a esa llamada, ya sean santos u otras grandes almas. En mi juventud, me impresionó especialmente el ejemplo de hombres jóvenes, un poco mayores que yo, que estaban dispuestos a ir a la cárcel en lugar de participar en lo que creían era una guerra injusta. Algunos de ellos inspiraron a mi padre, Daniel Ellsberg, a arriesgar 115 años en prisión por copiar los documentos secretos del Pentágono y ponerlos a disposición de la prensa. Muchos de ellos fueron inspirados por Gandhi, Thoreau o Martin Luther King Jr. Algunos eran antiguos alumnos del Movimiento de Trabajadores Católicos.

Su ejemplo me llevó a abandonar la universidad en la década de los setenta y unirse a la comunidad de Trabajadores Católicos en Nueva York, donde tuve la oportunidad de conocer y trabajar con Dorothy Day, que ahora ha sido propuesta para la canonización. No diré que todos los que conocí allí eran un santo. Pero como decía San Benito de su monasterio, se trataba de una escuela de santidad, un lugar donde la gente se sentía atraída a buscar el rostro de Cristo en los pobres y ver cómo sería vivir como si el Evangelio fuera cierto. Algunos se quedaron toda la vida. Otros, como yo, vinieron por un tiempo, en busca de una vocación, buscando lo que se suponía que debíamos hacer con nuestras vidas.Dorothy estaba familiarizada con tales motivaciones. “¿De qué se trata el Movimiento de Trabajadores Católicos?”, Preguntó en una de sus últimas columnas. “Es, de alguna manera, una escuela, un campo de trabajo, al que llegan los jóvenes de gran corazón y socialmente conscientes para encontrar sus vocaciones. Después de algunos meses o años, saben muy bien lo que quieren hacer con sus vidas … Aprenden no sólo a amar, con compasión, sino a superar el miedo “.

Eso fue ciertamente cierto para mí, no necesariamente la parte de superar todo miedo, pero al menos la parte de encontrar mi vocación. Entre otras cosas, me convertí en escritor y en un tipo particular de escritor, se podría decir: un hagiógrafo, el nombre de fantasía para alguien que escribe sobre personas santas o santos. Es una palabra que ha caído en descrédito. La hagiografía se ha identificado con un estilo particularmente sacarino, crédulo y piadoso de escritura que conforma a sus sujetos con un molde estereotipado: el proverbial “santo de yeso”.

Tales santos, escribió Thomas Merton, se supone que son “sin humor, como son sin asombro, sin sentimiento, y sin interés en los asuntos comunes de la humanidad … Siempre están allí besando las llagas del leproso en el mismo momento en que El rey y sus nobles sirvientes se acercan a la esquina y se detienen en seco, mudo de admiración.

Huelga decir que ese no es el efecto por el que me esfuerzo. El gran hagiógrafo Alban Butler describió a los santos como “el evangelio, vestido como si fuera un cuerpo”. Eso no significa que convertirse en un santo es como encajar en un traje de ropa pre-fabulosa. Es más como un proceso, uno que nunca está realmente terminado, pero es el trabajo de toda una vida. Es el proceso, como dijo San Pablo, de despojar al anciano y ponerse a Cristo. Como resultado de este proceso, no emergemos como otro San Francisco, o para eso otro Merton o Día. De hecho, como Merton finalmente reflexionaría, “Para mí ser un santo significa ser yo mismo”. Si ese es el objetivo de la vida cristiana, entonces creo que tenemos mucho que aprender de aquellos que han caminado por este camino.

Para mí ser un santo significa ser yo mismo.
-Thomas Merton

Pero primero tenemos que sacar a los santos de sus pedestales para mostrarlos como seres humanos de carne y hueso, que intentaron lo mejor que pudieron para vivir el desafío del Evangelio en su momento particular en el tiempo. Al mismo tiempo, también he tratado de ampliar los modelos de santidad. Como Simone Weil dijo: “No es suficiente ser un santo, sino que debemos tener la santidad exigida por el momento presente”.

¿Cuáles son las necesidades del momento presente?

Los modelos anteriores de santidad tendían a enfatizar un ascetismo que negaba el mundo. Piensa en San Simeón Estilitas, que se encaramó durante muchas décadas en la cima de una torre. En esta era de conciencia ecológica, cuando nuestro planeta está amenazado por la avaricia, el derroche y la indiferencia, necesitamos una visión espiritual que afirme la tierra, la existencia corporal y nuestra relación con la naturaleza.

Hay muchos ejemplos de santidad expresados ​​en la práctica de la caridad. Necesitamos más ejemplos, como Dorothy Day, que combinó el servicio a los pobres y necesitados con la lucha por las estructuras sociales justas. Como dijo en su juventud: “¿Dónde estaban los santos para cambiar el orden social; No sólo para ministrar a los esclavos, sino para acabar con la esclavitud? “Es una pregunta que ella respondió con su vida.

Muchos santos de la antigüedad operaban con actitudes chovinistas hacia otras culturas y religiones. Piensa en las Cruzadas y la conquista de las Américas. Necesitamos modelos de santidad que busquen y afirmen la presencia de Dios en otras culturas y caminos religiosos.

En un canon de santos que permanece dominado por los hombres, necesitamos más ejemplos de santidad femenina, y más ejemplos de fuera del claustro, ejemplos de santidad vividos en el mundo ordinario. La misionera francesa Madeleine Delbrel escribió: “Nosotros, la gente común de las calles, creemos con todas nuestras fuerzas que esta calle, este mundo, donde Dios nos ha colocado , Es nuestro lugar de santidad “.

Este mundo, donde Dios nos ha colocado, es nuestro lugar de santidad. – Madeleine Delbrel

He tratado de buscar y describir a esas personas. Al escribir sobre tales “testigos santos”, me he aventurado a incluir figuras más allá de la tradición católica o incluso cristiana. Personalmente, creo que es importante que salgamos de la caja que nos hace pensar que sólo los católicos son amigos especiales de Dios, que sólo los santos oficialmente canonizados pueden abrir nuestros corazones a lo sagrado o inspirarnos a amar a nuestros vecinos oa defender la justicia. El poder de las grandes mentes y almas no se limita a aquellos que pasan la prueba rigurosa de la canonización. El Papa Francis organizó su charla ante el Congreso el año pasado alrededor de los que él llamó “cuatro grandes estadounidenses”: Abraham Lincoln, Martin Luther King Jr., Thomas Merton y Dorothy Day, dos de ellos católicos, sólo uno de ellos candidato a la canonización. Dichas cifras ofrecen una “nueva manera de ver e interpretar la realidad”. De hecho, en esa frase, creo que nos ofrece una nueva forma de ver e interpretar la función de los santos, al tiempo que nos ayuda a trascender la realidad algo artificial Frontera que establecimos entre nosotros y la selecta compañía de los canonizados.

Pero podríamos volver a los Evangelios y ver cuántas veces Jesús miraba más allá de la buena gente religiosa de su tiempo para sostener a los marginados -exteriores, extranjeros, pecadores- como modelos de fe o de caridad. Piensa en el buen samaritano. Piense en cómo Jesús describió los criterios para nuestra salvación: “Tenía hambre y me alimentaste …. Yo era un extraño y me recibiste … “.

Hay muchos santos grandes que hicieron estas cosas. Pero hay otros, oscuros, tal vez no cristianos o católicos, no totalmente ortodoxos, no enteramente puros, a quienes estoy seguro de que Dios dará la bienvenida al paraíso antes que aquellos que no logran la prueba de la misericordia. Los sostengo no como candidatos a la canonización, sino con la esperanza de que en sus historias alguien oiga la voz que los llama a ir más lejos, a profundizar.

Jesús nunca esbozó los criterios para la canonización. Pero enumeró una lista de los que eran “bienaventurados”: los pobres en espíritu, los misericordiosos, los puros de corazón, los pacificadores. Estos no son exactamente los criterios tradicionales para nombrar a los santos. Pero se acercan a caracterizar las cualidades que unifican a los diversos hombres y mujeres cuyas historias se narran en mis libros, todos estos “benditos entre nosotros”. No son personas perfectas, mucho menos superhéroes. Pero en sus propias maneras individuales han demostrado lo que significa ser uno mismo verdadero y mejor. Y al hacerlo, nos inspiran a hacer lo mismo.

Este artículo se adapta de una charla dada en el centro de Sheen en New York City el 28 de septiembre de 2016.

ARCWP: María Madre de Jesús Liturgia de la Comunidad Católica Inclusiva, Segundo Domingo de Cuaresma.


Presidenta: Lee Breyer, Bridget Mary Meehan ARCWP, Ministro de Música: Linda Lee Miska, Cantor, Russ Banner

De izquierda a derecha; Bridget Mary Meehan ARCWP, Lee Breyer Co-Presidente
Tema: Encuentro con Jesús por primera vez
(Gracias a Marcus Borg)

María Madre de Jesús Comunidad Católica Inclusiva, 11 de marzo de 2017, 2º Domingo de Cuaresma
Bob MacMillan leyó la primera lectura
MMOJ Comunidad ora Oración eucarística alrededor de la mesa del banquete

Bob Murray, Bridget Mary y Mary Murray


Elena García ARCWP y Katy Zatsick ARCWP

reunión de oración

que preside: Amigos, oremos al reunirnos para partir el pan y compartir en el banquete del amor. Mientras lo hacemos, podamos siempre reconocer que Dios está con nosotros, en muchas expresiones cósmicas diferentes. Hoy, en nuestra liturgia, recordamos que Jesús, bien conocido por sus apóstoles que lo siguieron durante su misión terrenal, los acompañó a una colina y les mostró “otro lado” de sí mismo. Al celebrar su transfiguración, oremos para que, al encontrarnos con Jesús por primera vez, nos transformemos como lo fueron Pedro, Santiago y Juan. Y hagámoslo, como siempre, en nombre de Dios, nuestro creador, de Jesucristo, nuestro libertador y del Espíritu Santo, nuestro santificador.

TODOS: Amén.

TODOS: Y les pedimos, Amando a Dios, que bendigáis a todos nosotros aquí reunidos ya todos aquellos de nuestra comunidad que no están con nosotros hoy.

Presider: Celebramos con alegría y damos gracias, Oh Santo, por todas las bendiciones que hemos recibido de ti. Que abramos nuestros corazones a todo ya todos con quienes compartimos este universo, sin excepciones. Y que seamos la luz del mundo que, a través de sus discípulos, nos llamaron a ser. TODOS: Amén.

Reuniendo Himno: “Reúne con nosotros En” (Música de Haugen, diferentes letras en la página 6)

Oración inicial

TODOS: Dios Creador, como hacemos nuestros viajes en el corazón de la compasión, celebramos el amor de nosotros y estamos agradecidos por los dones de Su presencia, orientación, apoyo y fortaleza. Abre nuestras mentes y corazones al mensaje del Evangelio para que tu inspiración y paz guíe nuestras vidas. Usted nos llama a ver la bondad y la belleza en todas partes ya vivir en armonía con la creación. Tú nos llamas para sanar, con tu gracia, las heridas del odio y la violencia, la discriminación y la opresión en nuestro mundo. Usted nos llama para dar una calurosa bienvenida a todos los que vienen a través de nuestras puertas como su presencia entre nosotros. Amando a Dios, recordemos siempre que nos has creado como un solo cuerpo – tu cuerpo – el Cuerpo de Jesús, el Cristo. Amén.

Perdón a la Comunidad

(levante un brazo hacia la comunidad como un signo de perdón)

Preside: Dios Compasivo, para usted todos los corazones están abiertos, no hay deseos desconocidos y ningún secreto se oculta. Te damos gracias por enviarnos tu Espíritu para que podamos vivir más plenamente de acuerdo a tu voluntad para nosotros y estamos agradecidos de que nos has llamado para ser tu bendita gente.

TODOS: Te pedimos la gracia para comprender nuestra necesidad continua de crecer en la comprensión, la compasión y el cuidado de nosotros mismos, de los demás y de nuestro planeta tierra. Enséñanos las virtudes del perdón y la paz para que podamos aprender a perdonarnos unos a otros. Ayúdanos a ser Jesús a todos aquellos con quienes nos encontremos. Te lo pedimos en los nombres de Jesús, nuestro hermano y del Espíritu Santo, nuestro sanador y consolador. Amén.

Gloria
TODO (cantar): Gloria a Dios, gloria, oh alabanza a Dios, Aleluya. Gloria a Dios, gloria. Alabad el nombre de nuestro Dios. (3X)

Liturgia de la Palabra

Primera Lectura: Génesis 12: 1-5 TODOS: Gracias a Dios.

Salmo: 33 Responsorial: Nuestro Dios llena la tierra de amor, de amor; Nuestro Dios llena la tierra de amor. # 767

Segunda Lectura: Segunda carta de Pablo a Timoteo TODOS: Gracias a Dios.

Aclamación: Evangelio:

Mateo 17: 1-9 TODO: Gloria a ti, oh Dios.
Homilía Iniciador: Lee Breyer

HOMILÍA
Segundo Domingo de Cuaresma
Pedro, Santiago y Juan habían caminado y trabajado, enseñado y hablado con Jesús … Ellos lo conocían desde su tiempo con él. Fueron llevados a algún lugar con él para orar … algo que probablemente hicieron muchas veces antes. Pero esto fue diferente – ellos vieron a un Jesús diferente esta vez como lo describió Mateo (que acabamos de escuchar en el evangelio) y Marcos (de cuya escritura Mateo lo obtuvo). Esto resultó ser una experiencia religiosa máxima para todos ellos.
Describirlo, como lo hizo Mark, fue un desafío. ¿Cómo imaginar una experiencia espiritual …? Utilizaba imágenes que eran familiares a sus lectores; La montaña (como el Monte Sinaí), personajes (como los héroes judíos Moisés y Elías, los únicos que hablaron con Dios en el Monte Sinaí), fuera de rasgos (como la nube del cielo que se abrió y la voz de Dios). Este fue un momento importante para todos … Pedro, Santiago y Juan habían encontrado a Jesús otra vez, por primera vez.
Tanto para ellos. Aunque probablemente no teníamos tal experiencia, lo que podríamos tener es lo que escribí en la liturgia, a saber, “pasajes de Jesús como salvador, a Jesús como maestro, luego a Jesús como amigo personal o alguna otra relación. ¿Cuál es nuestra historia de transformación que nos gustaría compartir hoy?

Reflexión compartida de la Homilía y de la Comunidad Discurso de

discusión: “Enfrentando a Jesús de nuevo por primera vez”. Esto podría ser nuestros pasajes de Jesús como salvador, a Jesús como maestro … luego a Jesús como amigo personal o alguna otra relación. Que nos gustaría compartir hoy?

Profesión de Fe

TODOS: Creemos en un solo Dios, el Creador del universo, cuya divinidad infunde todo lo que existe, haciendo que todo en el cosmos sea sagrado.

Creemos en Jesús, el Cristo, un mensajero de la Palabra de Dios, un portador de la sanidad de Dios y el corazón de la compasión de Dios. A través de él, nos hemos convertido en un pueblo nuevo y santo.

Creemos en el Espíritu, en el Aliento de Dios, que nos fortalece en nuestro llamado a seguir el ejemplo de Jesús como una expresión del amor de Dios, una fuente de la sabiduría y la verdad de Dios y un instrumento de la paz de Dios en el mundo.

Creemos que el parentesco de Dios está aquí y ahora, extendido por todas partes alrededor de nosotros para aquellos que tienen ojos para verlo, corazones para recibirlo, y manos para darlo a conocer a todos.

Oraciones de la Comunidad

Presider: Somos un pueblo de fe; Creemos en el poder de la oración. Somos conscientes de la compasión amorosa de Dios y el cuidado de todos. Y así elevamos las necesidades del pueblo a nuestro Dios misericordioso y misericordioso. Nuestra respuesta es … TODOS: Sanar a Dios, escuchar nuestras oraciones.

PRESIDENTE: Para que los hambrientos y los desamparados reciban suficiente pan y refugio, oramos. R.

Presidente: Que los que están unidos por el odio, la hostilidad y la violencia serán puestos en libertad, oramos. R.

Presider: Para que los enfermos puedan ser curados, especialmente (mencionar nombres), oramos. R.

Presider: Para que todos nosotros podamos ser lamplighters constantes de la verdad y la justicia, oramos. R.

Presidente: Para que aquellos que han estado delante de nosotros moren para siempre en nuestro hogar celestial, oramos. R.

Presidente: ¿Y para quién o qué otra cosa oramos en este tiempo? (Mención de otras intenciones) R. Presidente: Sostenemos

estas, y todas nuestras intenciones tácitas, en nuestros corazones cuando nos reunamos alrededor de
la Mesa del Banquete.

Procesión de ofrendas y la preparación de los dones

del Ofertorio Canción: “Taste and See” # 331

Celebrante: Bendito seas, Dios de toda la creación, a través de tu bondad tenemos este pan, este grano de la tierra que la mano del hombre han preparado para nosotros . Se convertirá en el pan de la vida.

Presider: Bendito seas, Dios de toda vida, por tu bondad tenemos este vino para ofrecer, este fruto de la vid que las manos humanas nos han preparado. Se convertirá en nuestra bebida espiritual.

Presider: A través de esta comida sagrada podemos llegar a ser mensajeros de tu amor por tu pueblo. Que otros te vean en nosotros y encuentren su gracia amorosa y sanadora a través de nosotros.

TODOS: Namaste

Presider: Jesús, que a menudo se ha sentado en nuestras mesas, ahora nos invita a ser sus invitados en esto, su mesa de familia. Todos son bienvenidos en la mesa de banquetes. (La comunidad rodea la mesa)

Oración Eucarística: Reunión de los Dotados.

Voz 1: Dios misericordioso, nos abrazas con tu amor extravagante en nuestra bendición y nuestro quebrantamiento. Estamos unidos en este sacramento por el amor de Jesús que proclamó tu poder y misericordia para todos. Te damos gracias porque, en esta comida festiva, tu Espíritu continúa siendo derramado entre nosotros aquí reunidos, compartiendo el don de tu shalom, nuestra paz. Que podamos ser fortalecidos por ella para que podamos vivir como testigos proféticos del Evangelio de Jesús y ser apoyados por la visión que le dirigió. Nos unimos con los ángeles y santos y gente de cada raza, fe y nación en un himno interminable de alabanza.

TODOS (cantar): Somos santos … Ustedes son santos … Yo soy santo … somos santos … (Karen Drucker)

Voz 2: Dios misericordioso, tú pones tu mesa de banquetes e invitamos a todos a una fiesta de placer sin fin. Aquí celebramos su amor divino más allá de todo lo que las palabras pueden expresar. Aquí su cuidado divino conecta lo joven y lo viejo, lo último y lo último con todos los demás, en todas partes en sus viajes al corazón de la misericordia.

TODOS: Te damos gracias por el don de Jesús en la historia – y el don de Jesús en la fe. A través de él, usted respira vida en nosotros. Él se conmovió por su visión de su presencia eterna en todos los que conoció, donde quiera que iba. Te reveló en todo lo que hizo en su vida bien vivida. Él nos mostró, a través de su ejemplo, no sólo cómo debemos vivir, sino también por qué vale la pena morir.

Voz 3: Cuando su tiempo en la tierra había llegado, Jesús – consciente y aceptando su destino – renunció a su vida por los valores que él creía profundamente, vivió y enseñó … su convicción de que el amor es más fuerte que la muerte. Y luego, proporcionando un ejemplo de esta comprensión para la comprensión de los siglos venideros, abrió sus brazos y murió. Entonces el Espíritu que resucitó a Jesús de entre los muertos, nos demostró que la vida es eterna y que el amor es inmortal. Jesús está con nosotros hoy como lo será siempre con el fin de los tiempos.

TODOS: Oh Dios, deja que tu Espíritu de vida, sanidad y plenitud venga sobre estos dones que trajimos de tus campos y puestos sobre nuestra mesa. Que las haga santas para que sean para nosotros el Cuerpo y la Sangre de Jesús, nuestro hermano.

(Extender un brazo mientras oramos la consagración juntos.)

Preside: La noche antes de que fuera traicionado, Jesús se reunió con sus amigos para compartir una comida final de la Pascua. Y fue en esa cena que tomó pan, dijo una bendición, partió el pan y lo compartió con ellos diciendo …

TODOS: … tomen esto todos ustedes y coman. El pan es usted; Este pan soy yo Somos un cuerpo, la presencia de Dios en el mundo. Haz esto en memoria mía.

Presidente: De la misma manera después de la cena, Jesús tomó una copa de vino, otra vez dijo la bendición y se la dio a sus amigos diciendo …

TODOS: … tomen esto todos ustedes y beban de él. Este vino es usted; Este vino soy yo. Somos una sola sangre, la presencia de Dios en el mundo, en un nuevo y eterno pacto por mí. Haz esto en memoria mía.

Presidente: Jesús, que estaba con Dios “en el principio de la creación de los cielos y de la tierra”, está con nosotros ahora en este pan. El Espíritu, de quien los profetas hablaron en la historia, está con nosotros ahora en esta copa. Proclamemos este misterio de fe.

TODOS: Cristo ha muerto. Cristo ha resucitado. Cristo vive en nosotros ya través de nosotros en el mundo de hoy.

Voz 4: Dios de las bendiciones, oramos por tu iglesia en todo el mundo; Ayudarlos a crecer en el amor de unos a otros. Recordamos a Francisco, nuestro Papa; Bridget María, nuestro Obispo; Y toda su familia en todas partes, especialmente aquellos que viven al margen de la iglesia y la sociedad. También recordamos la comunión de los santos, tanto vivos como muertos, que tocaron nuestras vidas y dejaron huellas en nuestros corazones. Recordamos especialmente … (mencionar los nombres.)

TODOS: A través de Cristo, con Cristo, y en Cristo, todas las alabanzas y gloria son tuyas, Amando a Dios, (canten y tomen las manos) Amén. (X veces)

La Oración de Jesús

TODO (cantar): Padre nuestro y Madre ….

La Señal de la Paz

que preside: Jesús, que ha dicho a sus discípulos: “Mi paz os dejo; Mi paz te doy. Mire la fe de los reunidos aquí hoy …

TODOS: … y concédenos su paz. (Unir las manos mientras cantamos “Let There Be Peace on Earth” # 532) (letras de reemplazo: … con Dios como creador, la familia somos todos … Con cada respiración que tomo …)

Letanía en el Breaking of the
Pain Presider: Loving God … .ALL: Usted nos llama al servicio lleno del Espíritu y para vivir el Evangelio de paz y misericordia. Así que viviremos justamente.

Presider: Amando a Dios … .ALL: Usted nos llama a ser su presencia en el mundo ya ser portadores de entendimiento y compasión, perdón y sanidad en todas partes en su nombre. Así que vamos a amar tiernamente.

Presider: Amando a Dios … .ALL: Usted nos llama a decir la verdad al poder. Así que caminaremos humildemente contigo.

Preside: Amando a Dios … TODOS: nos llaman para mostrar misericordia a nuestros hermanos y hermanas. Así que seremos conscientes de ellos y de toda su creación.

Presidente: Este es Jesús, que nos llama a abrir puertas que están cerradas y compartir nuestro pan en el altar del mundo.

TODOS: Te damos gracias, Dios, por crearnos dignos de reconocer la presencia de Jesús en todos los que nos encontramos, dondequiera que vayamos. Que podamos reflejarles por nuestras acciones su compasión en el mundo. Todos somos el Cuerpo de Cristo.

Preside: ¡Compartimos el Cuerpo de Cristo … con el Cuerpo de Cristo! TODOS: Amén.

Pre-Comunión Oración

preside: Amar a Dios, a medida que llegamos a compartir la riqueza de su mesa, no podemos olvidar la pobreza de muchos de nuestros hermanos y hermanas, nuestras familias y vecinos.

Hombres: No podemos comer este pan y olvidar a los que tienen hambre. Oh Dios, tu mundo es un solo mundo y somos mayordomos de su alimento para todo tu pueblo.

Mujeres: No podemos beber este vino y olvidar a los que tienen sed. Oh Dios, la misma tierra y toda su gente clama por la justicia ambiental.

Todos: No podemos escuchar tus palabras de paz y no llorar por el mundo en la puerta de la guerra.

Comunión Canción: Un papel decisivo popurrí

de canciones comunión Reflexión: “Usted es el rostro de Dios”

Oración de Acción de Gracias después de la comunión

que preside: Dios de la compasión, Jesús nos enseñó a amarnos unos a otros y la atención a las necesidades del otro. Por medio del poder de tu Espíritu liberador que obra en nosotros, que aprendamos a dar y recibir perdón, a vivir alegremente ya trabajar por la sanación de nuestra sociedad y de la tierra.

ALL: Amen

Oraciones de gratitud, presentaciones, Anouncements Bendición de la comunidad de

cierre (extender un brazo en mutua bendición)

Presider: Nuestro Dios está con usted. TODOS: y también contigo.

TODOS: Que nuestro Dios misericordioso, bendiga a todos nosotros reunidos aquí, en nombre de Dios nuestro Creador, en el nombre de Jesús nuestro Libertador, y en el nombre del Espíritu Santo, nuestro Santificador como cuidamos y ministramos en amor a uno Otro ya todos los que nos encontramos en nuestros viajes. Estén con nosotros mientras continuamos por nuestros caminos y seguimos los pasos de Jesús, porque somos el rostro de Dios para el mundo. Amén.

Puesta en marcha Presidente

: Que todos vayamos en la paz de Cristo. Que nuestro servicio continúe en todo lo que hacemos y decimos. Y seamos el pueblo que Dios nos creó para ser. TODOS: Gracias a Dios. ¡Que así sea!

Himno de conclusión: “La invocación” # 384, versículos 1, 4 y 5

http://bridgetmarys.blogspot.com.co/2017/03/mary-mother-of-jesus-inclusive-catholic_11.html

¿Por qué el Papa Francisco cree ahora que los hombres casados ​​pueden ser sacerdotes pero las mujeres todavía no. Decir que no, no significa que el Papa Francisco tiene que hacerlo también?


Http://www.newsobserver.com/living/religion/article137642668.html

Santo El Papa Juan Pablo II tuvo la última palabra clara sobre esto y lo está “, dijo Francisco durante una conferencia de prensa a bordo del avión papal en un vuelo desde Suecia de vuelta a Roma. Esas palabras del Papa Juan Pablo II declararon que la iglesia “no tenía autoridad alguna para conferir la ordenación sacerdotal a las mujeres”.
La gran diferencia en las respuestas dio lugar a preguntas.
 
La respuesta de Bridget Mary:
Felicitaciones a Francisco por abrir la puerta a los hombres casados, pero también necesita afirmar a las mujeres sacerdotes como iguales espirituales en una iglesia inclusiva. 
Este argumento es  esquivo y risible si no fuera tan triste e insultante. Insinúa que de alguna manera el Creador del cosmos es impotente cuando se trata de la cuestión de la ordenación de las mujeres! En todo lo demás, la jerarquía masculina tiene autoridad suficiente para hacer lo que quiera, incluyendo hacer reglas que afecten la vida de las mujeres sin su aporte. No es de extrañar que muchas mujeres hayan rechazado a la iglesia por su sexismo descarado y pecaminoso. 
Jesús trató a las mujeres como discípulas iguales. Las mujeres le fueron fieles hasta el final. Cuando los hombres huían, negaban o traicionaban a Jesús, las mujeres estaban junto a la cruz y estaban presentes en la tumba. Según los cuatro Evangelios, las mujeres eran sus fieles compañeros que caminaban con él hasta su ejecución. María de Magdala fue la primera en encontrarse con el Cristo Resucitado que la comisionó a “ir y contar” la buena noticia, la descripción del trabajo de un apóstol. Los Padres de la Iglesia la afirmaron como el “apóstol de los apóstoles”. Avance rápido hacia el siglo XXI y toda memoria de las relaciones igualitarias de Jesús con las discípulas parece desaparecer de los recuerdos de nuestros papas actuales.
Oro para que nuestro amado Papa Francisco tenga el coraje de tratar a las mujeres como iguales como Jesús hizo, y afirmar a las mujeres sacerdotes! No más excusas tontas, no culpar más al Papa Juan Pablo II por la ciudadanía de segunda clase para las mujeres en la iglesia. 
Bridget Mary Meehan ARCWP, www.arcwp.org

Anteriores Entradas antiguas

A %d blogueros les gusta esto: