Vatileaks’ y el espionaje en la Santa Sede


La Jornada Maya recibe a Eduardo Lliteras Sentíes, en la Filey
Juan Manuel Contreras
La Jornada Maya

Mérida, Yucatán
Viernes 17 de marzo, 2017

La carpa de La Jornada Maya fungió como escenario de una enigmática charla en torno al espionaje, cortesía del periodista Eduardo Lliteras Sentíes al presentar su cuadernillo ‘Vatileaks’: espionaje en el Vaticano.

Durante la charla, Lliteras leyó un fragmento de su obra, en el que describe una fiesta en la terraza del Affari Economici, lugar al que muy pocos periodistas tienen acceso. El motivo de la reunión fue la canonización de los extintos papas Juan Pablo II y Juan XXIII, en esa fiesta se encontraban Lucio Ángel Vallejo Balda y Francesca Immacolata Chaouqui, quienes posteriormente fueron procesados por la Santa Sede, acusados de haber estado involucrados en el robo de documentos secretos relacionados a investigaciones internas sobre patrimonio y recursos de la iglesia católica.

Dichos documentos se filtraron a los periodistas Emiliano Fittipaldi y Gianluigi Nuzzi quienes publicaron dos libros destapando una red de espionaje y tráfico de influencias en Roma, motivo por el cual fueron acusados por parte de La Santa Sede. Hubo un juicio en el que ellos alegaron libertad de prensa, al final se suspendió el juicio y fueron retirados los cargos, sin embargo El Vaticano nunca negó las acusaciones que se le imputaban.

Los documentos en cuestión evidenciaban el mal uso de inmuebles e inversiones en cosas controversiales, como el sauna gay más famoso de toda Europa. Muchos de estos recursos fueron producto de donativos de los contribuyentes italianos y de gente de todo el mundo. A los donantes les importaba que su dinero se invierta en obras de caridad, no en lujos superficiales, lo que dio origen a una gran controversia.

“Este es un tema relevante; pues las fugas de información ocurren gracias al Internet”, agregó. Asimismo, menciona que a raíz de estas filtraciones el papa Francisco actualmente ya no reside en la residencia oficial de El Vaticano, pues no confía en sus allegados, pues “incluso le han grabado conversaciones privadas”.

Al finalizar la charla, se dio paso a una sesión de preguntas durante la cual los asistentes externaron sus dudas al periodista y posteriormente obsequió a los interesados el cuadernillo de Vatileaks.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: