Iglesia colombiana reitera su llamado por libertad de religiosa secuestrada en África


Loading
27 de Marzo de 2017 /

Bogotá (Lunes, 27-03-2017, Gaudium Press) “No hemos olvidado a la Hermana Gloria Cecilia”, son las palabras que ha dicho Mons. Elkin Fernando Álvarez Botero, Obispo Auxiliar de Medellín y Secretario General de la Conferencia Episcopal de Colombia (CEC), al referirse a la Hermana Gloria Cecilia Narváez, religiosa colombiana perteneciente a la Congregación de las Hermanas Franciscanas de María Inmaculada, secuestrada hace cerca de dos meses al sur de Mali.

En entrevista con el Departamento de Comunicaciones del Episcopado Colombiano, Mons. Álvarez Botero reiteró la cercanía de la Iglesia Colombiana a la Congregación y familia de la religiosa, convocando a no cesar en la oración pidiendo por su pronta libertad: “seguimos orado por ella, pidiendo por su familia, por su comunidad y estamos atentos a las acciones que se puedan adelantar para lograr noticias y un pronto regreso a su comunidad”.

Hna Gloria Cecilia Narvaez.jpg
Tanto los obispos colombianos como la Congregación de la Hermana Gloria Cecilia continúan convocado a la oración por la pronta libertad de la religiosa, pidiendo a Dios que a los secuestradores se les conmueva el corazón.

Recordó que una vez se conoció la noticia del rapto de la Hermana, la Iglesia rechazó fuertemente el doloroso suceso: “los obispos nos encontrábamos reunidos en la Asamblea Plenaria por los días en los que la Hermana Gloria Cecilia fue secuestrada, y durante esa semana de reunión, enviamos a toda la nación un comunicado donde rechazamos tajantemente el secuestro de esta religiosa y enviamos una palabra a todos los misioneros religiosos y religiosas, y también fieles laicos, que se encuentran en tierras lejanas, donde hay circunstancias especiales en este ambiente”.

En este sentido el Secretario General de la CEC, en nombre de los obispos colombianos, ha pedido de nuevo la libertad de la hermana, “el respeto de su dignidad humana, y de su condición de religiosa, que ha estado entregada completamente al servicio de los más necesitados en esas tierras de misión”.

Las superioras de las Hermanas Franciscanas de María Inmaculada han estado en constante contacto con el Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia, que viene adelantando varios esfuerzos para alcanzar la libertad de Gloria Cecilia, o al menos tener noticias de ella.

A principios de marzo, Gaudium Press dialogó con la Hermana Luz María Quiceno, Superiora de la Provincia de Nuestra Señora de la Merced de la comunidad de la religiosa, quien comentó sobre los esfuerzos que se vienen realizando. Dijo que actualmente se cuenta con el apoyo del Gaula de la Policía colombiana, que ha enviado hasta África varios efectivos, y que la Cancillería Colombiana, así como la Embajadora de Colombia en Ghana, Claudia Turbay Quintero, siguen muy de cerca la situación.

“Lamentablemente, no es fácil (…) el gobierno ha estado muy pendiente para poder colaborar en las diligencias que se puedan hacer para tener la liberación de la hermana, o al menos tener alguna noticia acerca de ella”, comentó Mons. Álvarez Botero.

Tanto los obispos colombianos como la Congregación de la Hermana Gloria Cecilia continúan convocado a la oración por la pronta libertad de la religiosa, pidiendo a Dios que a los secuestradores se les conmueva el corazón.

La hermana Gloria Cecilia nació el 25 de septiembre de 1961 en Buesaco, población del departamento colombiano de Nariño. Es licenciada en Educación Primaria por la Universidad Mariana de Pasto, lleva 38 años en la Comunidad Franciscana de María Inmaculada y en el año 2002 viajó como misionera a África, centrando su labor con las poblaciones más pobres, en especial con los niños huérfanos de la aldea de Karangasso en Mali.

Es aquí donde sucedió el secuestro el pasado 7 de febrero, cuando cuatro hombres con armas de fuego, quienes dijeron ser yihadistas, irrumpieron en el orfanato con el que cuenta allí la congregación. Otras tres religiosas, hermanas de la comunidad, resultaron ilesas.

 

Noticia relacionada:
Un mes del secuestro en África de la Hermana Gloria Cecilia Narváez, misionera colombiana

Con información de la Conferencia Episcopal de Colombia.

Contenido publicado en es.gaudiumpress.org, en el enlacehttp://es.gaudiumpress.org/content/86255#ixzz4cZUukf5D
Se autoriza su publicación desde que cite la fuente.

FRANCIA: Consulta de televisión francés acusa a 25 obispos de abuso de encubrimientos


La basílica de Notre-Dame de Fourvière da a la Place St-Jean en Lyon, Francia. (Wikimedia Commons / Alisson Foucault)
  1. 1
  2. 2
  3. 3
  4. 4
 | 
Un francés contundente investigación de la televisión ha acusado a 25 obispos católicos de proteger a 32 abusadores sexuales clericales acusados en Francia durante el último medio siglo y con frecuencia su transferencia a otras parroquias o incluso de otros países cuando fueron señalados por abuso sexual de menores de edad.

Conferencia Episcopal Francesa rechazó una invitación para participar en el programa de televisión France 2 difundió el 21 de marzo Un portavoz conferencia acusó a los periodistas de tratar de extorsionar a la iglesia, una alegación editor del programa refutó vigorosamente.

Mediapart, un diario en línea que cooperó en la investigación, calificó el informe como resultado “un Spotlight francés”, una referencia al equipo de Boston Globe que en 2002 informó sobre el abuso sexual en la Arquidiócesis de Boston. La investigación francesa de un año también se publicó 22 de marzo para un libro titulado Iglesia: la ingeniería del Silencio .

La controversia sobre el programa, titulado “La pedofilia en la Iglesia: La carga del Silencio,” vino como la Conferencia Episcopal se esfuerza por demostrar su preocupación por las víctimas de abuso mientras que los detalles de la negligencia pasado siguen surgiendo.

El año pasado, los obispos declararon perdón sobre su “silencio culpable” sobre el abuso y intensificaron su trabajo con las víctimas. Pero que ha sido ensombrecida por la noticia de que el cardenal Philippe Barbarin, arzobispo de Lyon, no pudo eliminar un sacerdote que admitió al cardenal que había abusado de niños en la década de 1980.

La revista “Investigación en efectivo”, que por lo general se centra en la corrupción financiera, se acercó a la iglesia “como nos hubiera hecho por una multinacional [empresa]”, según el presentador Elise Lucet.

Esto incluyó preguntas apareciendo a Francisco y otros prelados en las ceremonias de la iglesia y entrevistar a los abusadores acusados ​​con cámaras ocultas a la rodadura.

La pieza central del programa de dos horas fue la investigación realizada por los periodistas de televisión y Mediapart que ensamblan una base de datos relativa a los casos de abuso francesas y las consecuencias para los sacerdotes y los diáconos pocos implicados.

De los 25 obispos que acusa, cinco están todavía en funciones:

  • Barbarin de Lyon;
  • Arzobispo Jean-Luc Bouilleret de Besançon;
  • Obispo Marc Aillet de Bayona;
  • Obispo Yves Le Saux de Le Mans;
  • El obispo Bernard Fellay, jefe de la Sociedad de San Pío X.

Cuatro son el francés y el Fellay es un nativo de Suiza de habla francesa. La sociedad ultra tradicionalista, que estaba en cisma entre 1988 y 2009 y aún tiene ningún estado canónico en la Iglesia, fue fundada por el arzobispo francés Marcel Lefebvre y es activa en Francia.

La investigación encontró 339 víctimas, 228 de los cuales eran menores de 15 años en el momento del abuso. Sólo 165 de los casos fueron finalmente informó a las autoridades de justicia.

De los presuntos abusadores, 28 fueron transferidos a otra parroquia o de un país extranjero una vez que surgieron acusaciones contra ellos, dijo.

Significativamente, la investigación encontró que 16 de los 32 presuntos abusadores fueron acusados ​​después de 2000, año en que la Conferencia Episcopal decidió ajustar sus pautas de abuso y requieren que los sacerdotes abusivos ser entregados a las autoridades.

“Efectivo Investigación” mostró sus periodistas a investigar la historia de Europa, América del Norte y África. Entre las personas que entrevistaron eran víctimas en una convención de la Red de Sobrevivientes sede en Estados Unidos de los Abusados ​​por Sacerdotes (SNAP) y abogados a Jeff Anderson & Associates en St. Paul, Minnesota.

En una sección, el programa dijo entonces cardenal Jorge Bergoglio de Buenos Aires, Argentina, trató de ayudar a P. Julio Grassi, que fue condenado en 2009 a 15 años de prisión por abusar de niños, ordenando una larga investigación destinada a exonerarlo en apelación.

Lucet asistió a una audiencia papal en la Plaza de San Pedro en el Vaticano, de pie en la barrera frente a las preguntas de primera mano para el Papa a un guardia caminando al lado del papamóvil y luego gritar una pregunta a Francisco en español.

“Su Santidad, en el caso Grassi, ¿trató de influir en la justicia argentina?” Lucet pidió a Francisco al pasar junto a ella en la multitud. Las paradas de papa, escucha de nuevo la pregunta y responde con ” nada ” ( “nada”) y el ceño fruncido.

Los periodistas utilizan la misma técnica en Barbarin, siguiéndolo en eventos de la iglesia alrededor de Lyon que preguntan por los casos de abuso en la diócesis.

Barbarin, que admitió en diciembre de 2016 había tenido un “despertar tarde” a la gravedad de la crisis de los abusos, respondió con generalidades cuando se detuvo y interrogado antes de una misa en la Basílica de Notre-Dame de Fourvière vistas a Lyon.

Como escenas como que mostraron, el programa fue agresivo y, a veces dramática. Su introducción mostró una serie de altares vacíos con el comentario: “En el altar de la verdad, la ley de Dios parece prevalecer sobre la del hombre.”

La iglesia hizo ningún favor a sí mismo, sin embargo, por la disminución de una invitación a participar en un debate posterior al programa y ofreciendo sólo clérigos mal preparados para las entrevistas.

Puy-en-Velay Obispo Luc Crepy, jefe del comité de la conferencia de obispos sobre la lucha contra la pedofilia, parecía nervioso y expresó su sorpresa cuando Lucet le hizo entrega de una lista de 18 sacerdotes condenados por abuso sexual, pero aún en el ministerio. Dijo que era tarea de los Obispos para decidir qué hacer en sus diócesis.

Mons. Olivier Ribadeau Dumas, portavoz de la Conferencia Episcopal, emitió un comunicado antes de la emisión. Dijo que la iglesia se negó a participar en un debate posterior al programa con un activista de los sobrevivientes de abuso sexual y un sociólogo debido a “los métodos utilizados para las entrevistas.”

“Parece que la ética periodística no se respetan y que este programa estaba más preocupado por acusando que con la explicación”, dijo.

Parecía más contrito después de la emisión, diciendo a la radio RMC que él observó que “con un sentimiento de vergüenza. … No se respeta a las víctimas y nuestro enfoque era proteger primera nuestras instituciones. … Hoy en día, las directrices son extremadamente claro.”

portavoz adjunto Vicente Neymon dijo al diario católico La Croix que el equipo de televisión había tratado de chantajear a la iglesia para tener acceso a la reunión una conferencia episcopal. “Sabíamos que el enfoque de” Efectivo Investigación ‘y Mediapart fue básicamente la presentación de informes escándalo “, dijo.

Emmanuel Gagnier, editor en jefe de “Efectivo Investigation”, rechazó las acusaciones. “Lamentamos que el portavoz de la Conferencia Episcopal prefirió lanzar polémicas públicas en lugar de venir a un debate en nuestro estudio a pesar de varias invitaciones.”

grupos laicos han criticado el enfoque de la iglesia para la investigación.

“Nuestros obispos son a menudo símbolo para expresar su desacuerdo con la sociedad o demostrar de forma muy visible en las calles o en los medios sobre temas de aborto, al final de su vida o el matrimonio homosexual”, dijo el grupo de reforma de la Conferencia Católica de la Francofonía bautizados .

“Pero cuando ellos son los llamados al orden, tienden a desaparecer. Es una lástima, porque esto da la impresión de que tienen algo que ocultar o sentir vergüenza.”

François Devaux, jefe del grupo de la Parole libérée ( “La Liberado Palabra”) para los sobrevivientes de abuso en Lyon, dicho Liberación diario que Francia – que no ha tenido tan grande una ola de escándalos de abuso como en los Estados Unidos o Irlanda – no puede ser complacientes.

“Estamos sólo en el comienzo del proceso”, dijo Devaux, que también figuraba en la emisión “Efectivo Investigación”. “Es cierto que hay otras revelaciones por venir en un futuro próximo.

[Tom Heneghan es el corresponsal en París para la revista semanal católica con sede en Londres The Tablet.]

https://www.ncronline.org/news/accountability/french-tv-inquiry-accuses-25-bishops-abuse-cover-ups#.WNlXBC9vOR8.facebook

“Consulta minera en Cajamarca no tiene la capacidad de cambiar la ley”: Gobierno


redacción Nacional

El ministro de Minas y Energía, Germán Arce, dejó entrever que, pese a la voluntad popular, la multinacional AngloGold Ashanti aún puede surtir el procedimiento administrativo para hacerse a la licencia de explotación de oro.

Germán Arce, ministro de Minas y Energía. / Mauricio Alvarado

Tras los resultados de la consulta popular que prohibió la explotación de oro en Cajamarca (Tolima) –lo que implica un alto al proyecto aurífero La Colosa, de la multinacional minera AngloGold Ashanti– este lunes el Gobierno Nacional, en cabeza del Ministerio de Minas y Energía, manifestó que se trata de una decisión política que, aunque manifiesta la voluntad popular de sus habitantes, no tiene la capacidad de cambiar la ley. (Lea: Cajamarca: golpe a la locomotora minera)

Según explicó el ministro de esa cartera, Germán Arce, Anglo Gold Ashanti ya tiene un título minero legalmente válido ante las autoridades nacionales; sin embargo, no tiene la licencia ambiental y pese a la consultar popular, aún puede surtir el procedimiento administrativo para hacerse al permiso. Así las cosas, pese a la voluntad de los habitantes de Cajamarca, la Agencia Nacional de Licencias Ambientales (ANLA) podría dar la licencia y autorizar la explotación, a pesar de la consulta.

“La consulta minera en Cajamarca no tiene la capacidad de cambiar la ley (…) no tiene el poder de hacerse retroactiva, es decir, de invalidar decisiones tomadas hacía atrás (…) Esta decisión, de orden político, no tiene la capacidad de afectar un procedimiento administrativo que todavía no se ha adelantado”, declaró el ministro.

De acuerdo con el Arce, quien insistió en que la consulta popular es una ‘decisión política’, el efecto de la votación es que tanto el Concejo municipal como la Alcaldía deberán implementar la restricción a su Plan de Ordenamiento Territorial (POT).

“Hay una decisión de los ciudadanos que las autoridades tienen que implementar desde lo legal para que se pueda incorporar al reordenamiento del municipio –que tiene potestad sobre el suelo, no sobre el subsuelo–, pero aquí lo que tenemos es una compañía (Anglo Gold Ashanti) que ha venido implementando unas actividades exploratorias (analizando el potencial del recurso aurífero y de otros metales) pero que todavía no ha presentado un proyecto de trabajo o de obras para medir el impacto ambiental”, expresó el ministro de Minas.

“Este mecanismo de participación ciudadana no tiene la capacidad de cambiar el Estado Social de Derecho, es decir, de alterar los equilibrios de los poderes entre el Ejecutivo, el Legislativo y las Cortes. Me refiero a que esta es una consulta, localizada en un municipio, donde se expresó la voluntad de las comunidades y que tiene el poder de darles una orden a su alcalde y a su concejo municipal, pero 6.100 personas no tienen la capacidad de romper el Estado Social de Derecho. Aquí quien define el manejo legal de esto es el Congreso de la República”, agregó.

El funcionario indicó que el Consejo de Estado “ha sido enfático” en afirmar que este tipo de decisiones no son retroactivas y declaró que será la autoridad ambiental la llamada a determinar si el proyecto minero en Cajamarca es viable. “El Consejo de Estado ha sido muy preciso en que no hay aplicación retroactiva de estas decisiones. Respetamos la decisión de la ciudadanía, pero esto tiene un trámite legal que deberá seguir su curso ordinario, luego la autoridad ambiental decidirá sobre si es viable o no la actividad”.

Arce reconoció la consulta popular como un mecanismo de participación ciudadana válido, que tendrá efectos colaterales en la actividad económica del municipio y aunque reconoció la voluntad de los ciudadanos, advirtió que los resultados son mucho más amplios. “La pregunta era: ¿Está usted de acuerdo con que en el municipio de Cajamarca se desarrollen actividades mineras? (…)  es una pregunta general, no sobre el proyecto, como exige la ley”, señaló.

El ministro de Minas insistió en que el Gobierno no busca minimizar el resultado de la consulta popular; no obstante, también reconoció los trámites y procesos que han adelantado empresas como AngloGold Ashanti para adelantar minería: “Aquí hay compañías que legítimamente han accedido a un proceso complejo, que se arma de varias piezas, entre ellas, la capacidad de hacer actividad exploratoria y determinar la potencialidad de los recursos”.

“Minminas prepara el terreno para violar la decisión de Cajamarca”: Robledo

A la par con las declaraciones del ministro de Minas, el senador y candidato presidencial del Polo Democrático, Jorge Robledo –quien es de origen tolimense y ha apoyado la consulta– manifestó que lo dicho por el funcionario busca violar la decisión popular de los ciudadanos de Cajamarca.

“Ministerio de Minas se prepara para ponerle conejo a la decisión de la ciudadanía de Cajamarca. Pilas tolimenses, colombianos (…) Todo mi rechazo a las declaraciones del ministro, preparando el terreno para violar la decisión de Cajamarca. Desvergüenza”, expresó el congresista a través de su cuenta en Twitter.

En opinión de Robledo, la postura del ministro de Minas sobre los efectos de la consulta “llenan de felicidad a AngloGold Ashanti, que debe anunciar que renuncia a la mina de La Colosa”. Acusó también al presidente Juan Manuel Santos de “arrodillarse” a la multinacional y burlarse de la decisión democrática.

“Santos y ministro de Minas acordaron desconocer decisión de Cajamarca sobre La Colosa. Movilización democrática también los derrotará (…) Marrullería y el cinismo del minsitro a favor de Anglo Gold y contra Cajamarca explica por qué lo puso Santos en ese puesto”, precisó.

http://www.elespectador.com/noticias/nacional/consulta-minera-en-cajamarca-no-tiene-la-capacidad-de-cambiar-la-ley-gobierno-articulo-686515

ARCWP: ELENA GARCIA. MUJER CATÓLICA ROMANA ORDENADA. MARZO 25/17


La imagen puede contener: 2 personas
Elena Garcia, ARCWP desde su ministerio, protegiendo a la familia. Es madre, es abuela, es hermana, es compañera, es amiga, cuidando celosamente los valores cristianos, cultivando la fe, enseñándolos con ternura, en su casa y en la Iglesia!
Elena ha sido ordenada, en Sarasota, en la ceremonia presidida por la Obispa Bridget Mary Meehan,  ayer 25 de Marzo, en el dia del “SI” de Maria.
Felicitaciones y bendiciones llenas de coraje y sabiduria, para ti y tu familia!

No privarles de la Santa Misa


eclesalia@eclesalia.net

Stitched PanoramaNO PRIVARLES DE LA SANTA MISA

KOLDO ALDAI AGIRRETXE, koldo@portaldorado.com
ARTAZA (NAVARRA).

ECLESALIA, 24/03/17.- He vuelto al templo, en realidad lo he hecho a menudo a lo largo de los últimos años. Voy de acompañante, primero de un padre, ahora de una madre en edad de agradecer filial compañía. Acompaño pero también canto a pleno pulmón, me arrodillo, doy la mano en señal de paz y me arranco sin dudar a comulgar cuando suena aquello de “Tú has venido a la orilla…” Lo paso peor con una “señal de la cruz que nos libra de nuestros enemigos…” y cuyos gestos lamentablemente ya he olvidado.

También he orado, con no menos fe, en los templos budistas, hinduistas, en sinagogas, en mezquitas…, sobre todo en templos universales de los diferentes continentes. En los templos de unos y otros países viví similar devoción, en todos observé gentes rendidas al mismo Dios “que los hombres distintos llamamos con distintos nombres, pero que es el Uno, el Único y el Mismo…” (Lanza de Vasto) De vuelta a mi ciudad natal, he visto a tantas personas de edad y buena voluntad  remontar con sus bastones las escaleras de la parroquia del barrio, que me he visto inundado de un hondo y reconvertido aprecio por su íntima esfera religiosa. Deseo en este sentido expresar mi disenso ante la solicitud de “Podemos” de retirar la misa de la programación de TVE.
Sí, es cierto, el Estado y sus medios de comunicación han de hacer gala de aconfesionalidad, pero ello no contradice el hecho de mantener una escasa hora semanal de misa, mientras otros credos tengan asegurada su ventana a los televidentes, como ahora es el caso. En este sentido también esperamos que el ente público no tarde en abrirse a otras tradiciones espirituales que aún no tienen  cabida en la parrilla.
Es preciso respetar la laicidad en la educación, en el ejército, en los actos oficiales… El Estado ha de mantenerse neutro ante una creciente pluralidad confesional, pero el Estado ha de servir también a los ciudadanos a través de sus medios de comunicación. La cesión en la tele pública de espacios a los diferentes credos en razón de su arraigo es un servicio nada desdeñable. Por lo demás ¿si la misa retransmitida reconforta a muchas personas de edad, por qué precipitar su apagón? Tantos programas deberían desaparecer de la programación antes que ese oficio religioso. Sobran primero las series en las que se dispara y sangra,  las tertulias en las que se falta y ofende, las corridas en las que se tortura y mata  gratuitamente…
Ha de prevalecer una cierta amabilidad intergeneracional. Hemos de honrar a nuestros mayores, hemos de preservar sus referentes culturales y espirituales aunque no coincidan plenamente con los nuestros. Hemos de ser considerados con lo que tiene importancia y relieve para las generaciones que nos precedieron. Barrer la misa es olvidarnos en alguna medida de ellas. Hemos de unir a los pueblos, a las clases, a las razas y tradiciones…, pero hemos de empezar más cerca y tratar de enlazar también a las generaciones.
Por más que puedan aburrir sus fórmulas repetidas hasta la saciedad, por más que nos sorprenda que la mujer no ocupe aún su debido lugar en la presidencia del altar…, la misa es momento sagrado. En realidad todo lo que adquiere vital importancia para el otro es algo sagrado. Somos privilegiados, pues participamos de un mundo rico y diverso en el que se reúnen muy diferentes momentos y territorios sagrados. La consigna de manual de la emergente formación política puede ser poco considerada con el universo vital de quienes nos dieron vida. La necesidad  de superar los antagonismos civiles, nos invita también a ser respetuosos con los mayores y su misa de las once ya en vivo, ya a través de la pantalla.
Nadie nos obliga a sentarnos el domingo por la mañana al televisor, pero pienso en nuestros ancianos, muchos de ellos enfermos o impedidos, que en ese programa encontrarán consuelo y confort del alma. Nunca arrasar, nunca llevarse lo que es significativo para un importante colectivo, más al contrario intentar hacer nuestro algo de su universo. Para muchos de nuestros padres un domingo sin misa no es un verdadero domingo. Honrar a nuestros mayores no significa que tengamos que arreglarnos corriendo y salir al toque de sus campanas, que debamos arrodillarnos ante sus mismos iconos, que debamos necesariamente  oír el sermón de sus sacerdotes…, pero sí intentar facilitar la expresión de su fe, su legado, sus tradiciones.
Ninguna  generación que nos  precede ha  debido de hacer  tamaño  esfuerzo para adecuarse a los nuevos tiempos como la de nuestros progenitores. Privarles de sus imprescindibles referentes, de sus anclajes es un flaco  reconocimiento a ellos y a cuanto nos dieron. No hay nada más revolucionario que el sincero agradecimiento y en ello debiera  también  reparar la  formación morada (Eclesalia Informativo autoriza y recomienda la difusión de sus artículos, indicando su procedencia).

La Iglesia mexicana y los “traidores a la patria”


Ya sabes que el Sr. Trump quiere construir un muro en la frontera con Mexico.
Hoy he leído algo espectacular sobre las empresas que se han postulado a construir el muro infame: bajo el argumento bondadoso de ser compañías generadoras de empleos, estas empresas buscan obtener ganancias, sin importar las consecuencias… No se trata de dos o tres, sino de más de 500 empresas las que buscan obtener buenas tajadas económicas. Para ellas, el fin justifica los medios.
Es espectacular porque quien esto dice es el Arzobispado de México… En el comunicado se indica, además, que los socios y capitalistas de las empresas mexicanas que ayuden a construir el muro deben ser considerados “traidores a la patria” ¿Que te parece?
Lee la información completa aquí: LEER
Además hemos publicado una buena noticia para la Familia Franciscana y la Iglesia toda: fray Angelo da Acri va a ser santo.
Este capuchino tiene una historia muy rica, dejó dos veces el convento, sufrió tentaciones del Maligno y era incapaz de predicar, pero Dios escribe recto en renglones torcidos…
Entérate de los detalles: LEER
Y, si aun no las has leído, no te pierdas las reflexiones sobre el Evangelio de ayer. Las tienes aquí: LEER.
No te quito más tiempo. Muchas gracias por estar ahi.
Paz y Bien!
Gabriel y todo el equipo de PazyBien.es
PD: ¿Nos ayudas a difundirlo? Comparte este en tus redes sociales.

Mi testimonio de cristiano en la vida pública


eclesalia@eclesalia.net

MI TESTIMONIO DE CRISTIANO EN LA VIDA PÚBLICA
BENJAMÍN FORCANO, teólogo, bforcanoc@gmail.com
MADRID.

ECLESALIA, 27/03/17.- Comenzaría por preguntar si obedece a motivo especial el que se me pida exponer mi testimonio cristiano en la vida pública.

Yo no estaría aquí ni vosotros podríais leerme si no partimos del supuesto de que, como personas, somos interioridad y exterioridad, con derecho a una intimidad, pero no derecho absoluto, pues nuestra interioridad es también apertura y relación. Y si es verdad que nuestro conocimiento y autoposesión escapa a todo dominio, también es cierto que nuestro yo sólo se conoce y realiza de verdad en la convivencia con los otros. Somos seres relacionales, impensables fuera de una relación social.

Creo que la vida pública está regulada por un código ético-cultural-religioso que guía a la mayoría. Sólo cuando alguien se manifiesta crítico con ese código, se lo convierte en noticia, por lo que puede indicar de novedad, libertad, atrevimiento,…No sé si en el fondo una conducta de este tipo resulta excitante porque muchos pueden verse reflejados en ella, y sin embargo no se atreven a expresarlo.

A mí al menos me ha pasado que, después de dar una conferencia, personas muy variadas se me han acercado para congratularse conmigo y alentarme a seguir, confesando su miedo y retraimiento.

  • O, incluso, lo han hecho sin reparo, gritando ante el público: . “20 años antes tenía que haber venido Vd.”.
  • O también, ante la pregunta de un párroco al público que me escuchaba, si “¿el padre ha dicho algún disparate?”, un señor allí presente, muy respetado, exclamó: “Hermosísimos disparates, ya era hora que se dijera estas cosas en público”.
  • O lo que, en un país extranjero, en conferencia que di a gente de alto nivel político y en buena parte atea, me dijo el presidente: . “Mire Vd., si una quinta parte de lo que Vd. ha dicho , lo dijeran aquí los obispos, mañana mismo me iba a confesar”.
  • O lo que, en unos ejercicios espirituales a monjes cistercienses, tras una conferencia de diálogo animado y después de retirarme a mi habitación, llaman a mi puerta y me aborda el prior con cinco monjes más con estas palabras: . “Benjamín, no te acojones, dales caña”.

Claro, que no que no faltan anécdotas de lado opuesto:

  •  Te invito, le decía un señor a una amiga, a una conferencia de Benjamín Forcano. . ¿Benjamín Forcano? La peste.
  •  ¿Por qué no te decides a entrar?, pues está claro que tienes vocación. .No, responde quien venía tratando el tema conmigo. Es que ahora estoy estudiando a los teólogos de la Liberación.
  • ¿A los teólogos de la liberación? Pero, si son los masones en la Iglesia.
  • Cuando fui a Roma, con ocasión de mi proceso, pregunté a un monseñor, de un dicasterio romano: Según el Sínodo de la Justicia, de 1972, “El acusado tiene derecho a saber quién lo acusa”. Me importaría saberlo. Hombre, me contestó, si dijéramos quien acusa ya nunca nadie acusaría.
  • Y le hice otra pregunta: ¿los peritos encargados de examinar la doctrina de un teólogo cuestionado son de oficio o elegidos para cada caso? No, son de oficio. Pero te digo una cosa, son pocos y malos.
  • Cuando fui a Roma, me entero que mi superior general y el P. Bernhard Häring, cada uno por su parte, piden al cardenal Ratzinger que pueda tener una entrevista conmigo. El cardenal había abierto proceso contra mi libro Nueva Ética Sexual. Y según el reglamento de la “Ratio Agendi”, el cardenal tenía obligación de leerlo. . Pues bien, a uno y otro, por separado, les dijo no haberlo leído. Y las acusaciones venían firmadas por él.

Para entender nuestro estilo de vida cristiana es preciso evocar el momento histórico en que nos toca actuar. A nuestra generación le toca vivir un acontecimiento fundamental: la celebración del concilio Vaticano II (1962-1965). Un acontecimiento que llega en los albores de nuestra juventud, cuando bullían en el ambiente ideas, anhelos y propuestas de cambio. El Papa Juan XXIII enardeció nuestras expectativas.

Lo que luego pasó es historia y lo sabemos todos. Un período posconciliar relativamente breve para la aceptación del Vaticano II y otro más largo en el que los pontificados de Juan Pablo II y Benedicto XVI iniciaron la restauración y consolidaron una severa involución por casi 40 años. Un largo invierno eclesial, la Institución eclesiástica programó y coordinó con habilidad la paralización de la renovación conciliar.

El dilema que se nos planteaba entonces era claro: seguir las pautas del concilio o rechazarlo; fidelidad al modelo preconciliar tridentino o apuesta por el nuevo, con todos los cambios aprobados.

Nuestra comunidad cristiana viene de una historia, se ha forjado generación tras generación, es heredera de un patrimonio cultural, que transmite con fiel uniformidad. En general, avanza lentamente, renueva poco o nada y, sin quererlo, va urdiendo la necesidad de un cambio. En esta nuestra comunidad, predominaba la pasividad y la reverencia a la autoridad. Como si todo estuviera dicho y acabado en el pasado y no nos quedara más suerte que reproducir lo heredado.

Sin embargo, en el fuero interno, ese actitud sumisa, se fue mostrando cada vez más distante del poder y adoctrinamiento clerical. No en vano, se produjeron avances científicos y tecnológicos, movimientos y cambios sociales importantes, revoluciones, desde las que la sociedad recuperaba autonomía, derechos y emancipación. Se iban constituyendo dos mundos paralelos: el de la Iglesia que se atrincheraba en su inmovilismo y endiosamiento de la cultura del pasado y el de la sociedad que recuperaba independencia frente al poder clerical y demandaba derecho al saber, a la libertad y al progreso.

Se hacía evidente que no se podían cerrar las puertas al cruce de nuevas ideas, que hacían imposible seguir preservando a la Iglesia como una fortaleza imbatible.

Llega, por fin, en nuestro tiempo, el concilio Vaticano II y se abre una nueva etapa en la que la Iglesia replantea muchas de sus tradicionales doctrinas y establece un nuevo trato con el mundo, con las ciencias y la cultura moderna. La Iglesia se declara sirvienta de la Humanidad, reconoce ser inviolable la autonomía de la razón y de la ciencia, denuncia la perversidad del sistema capitalista, reexamina su propia estructura antidemocrática, hace opción por los pobres, y vuelve al Evangelio y recupera su misión de anunciar la novedad del Evangelio, el proyecto de Jesús, que puede ayudar a crear una nueva sociedad.

En este contexto, me toca a mi entrar y se sitúa mi testimonio cristiano.

Las razones y proyecto de mi testimonio

1. Mi testimonio parte del Evangelio de Jesús de Nazaret, un proyecto que es base, camino y meta para realizar con autenticidad y felicidad la vida y convivencia humanas.

2. Ese proyecto considero que es válido para todo ser humano, pues parte de algo que es común a todos. Como personas, somos portadores de una misma dignidad, que nos confiere derechos y responsabilidades inalienables, cualquiera que fuere el lugar o cultura a que pertenecemos.

Mi ética teológica parte del principio de que todo prójimo es otro yo, su vida es como la mía, vale tanto como la mía, y no estoy dispuesto a tolerar nada que le dañe, discrimine, engañe o menosprecie, como no estoy dispuesto a tolerarlo en mí mismo. Mi ética no es disyuntiva “él o yo”, sino conjuntiva “él y yo”. Mi vida, mi dignidad, mi libertad y mi felicidad no son posibles al margen, contra o sin la vida, la dignidad, la libertad y la felicidad de los otros.

Lo natural en mí es el amor, la justicia, la humildad, el respeto, la sinceridad, la coherencia, la libertad, la compasión, el compartir y no el odio, la injusticia, la soberbia, el desprecio, la mentira, la hipocresía, la avaricia, la dureza de corazón: El hombre es para el hombre hermano y no lobo.

3. Este proyecto abarca la existencia entera, regida por unos principios y valores universales, derivados de esa dignidad, y por los que se puede establecer una convivencia, sustentada en el consenso y respeto de todos. Todo ser humano merece un trato humano, según la regla de oro: “No quieras para nadie lo que no quieras para ti” o “Trata a los demás como tú quieres que te traten a ti”. El respeto a la dignidad de la persona es pilar de la relaciones interpersonales y sociales y de las relaciones entre unos y otros pueblos y descalifica cualquier intento de explotación y dominación.

4. Desde estos principios, resulta inadmisible una dualidad ética entre una vida privada y pública; entre un testimonio cristiano de compromiso real y otro idealista, desconectado de la historia, de las tareas terrenales y del vivir sociocultural y político; encuentro contradictoria la contraposición entre religiones y autonomía humana, entre ciencia y fe, entre ética y teología. El testimonio cristiano tiene como sujeto y objeto al hombre entero.

5. Este proyecto, que tiene como base la dignidad humana, va incluido en mi credo cristiano. Yo no puedo ser cristiano sin ser persona, el primer artículo de mi fe cristiana es “yo creo en el hombre”, en su dignidad y racionalidad , en su libertad y responsabilidad, en sus derechos y deberes , en su valor por encima de todo precio.

Universalidad y peculiaridad de mi testimonio

Dentro de este marco ético- evangélico cobra sentido el testimonio en la vida pública: nada queda al margen, nada puede ser neutral.

¿De qué manera? ¿Cómo actuar para lograrlo? Aquí entra en acción la biografía personal de cada uno. Yo me he dedicado a anunciar y hacer valer este proyecto desde la visión inclusiva y global del Evangelio de Jesús de Nazaret. Todo esto ha supuesto esfuerzo, dedicación y convencimiento para hacerla llegar y aplicarla a los más diversos temas, .

Esa visión la he ido adquiriendo, profundizando y transmitiendo acerca de muy diversos temas, con documentación y perspectiva histórica, en búsqueda y diálogo con la enseñanza de otros científicos, expertos y teólogos, con estilo popular, con libertad, con serenidad , sin miedo, con el objetivo de animar, iluminar, liberar y confortar.

¿De qué manera?

  • Desde mi estudio e investigación, desde la docencia (como profesor por más de 25 años en centros universitarios de Roma, Salamanca, Madrid, Bogotá…
  • Desde foros, congresos, conferencias, escritos, artículos y libros, dirección de revistas y desde una editorial, desde el espacio confidencial para escuchar y ayudar a resolver conflictos, dudas y problemas.
  • Desde la radio, la televisión y otros medios, allí donde he estado y se me ha reclamado, en España y fuera de España.

Siempre me ha guiado una actitud pegada a la verdad y a la justicia, a los más pobres y desvalidos, y una visión abierta y definida, que he aplicado en cada uno de los temas que me ha tocado tratar, movido por las angustias y sufrimientos de quienes los sufrían, agravados muchas veces injustamente por la ignorancia y dogmatismo de quienes les correspondía dirigir, educar y enseñar.

En esta mi tarea, como es natural, me ha tocado sentir por una parte el aliento, el parabién, el agradecimiento, el aplauso y , por otra, la desconfianza, la censura, la marginación y hasta medidas de represión contra mi actividad teológico-pastoral y ético-cultural en sus diversos frentes.

He tratado de ser de una pieza: en el obrar , en el sentir y en el pensar. O en el pensar, en el sentir y en el obrar.

Creo que estamos hartos de tanta dualidad, sobre todo en los que se mueven en la vida pública, lo que se es de verdad y lo que aparece. Es una gran herejía de hoy y de ayer, contraponer y dividir en lugar de unir e integrar: si se es cordial no se puede ser racional; si se es humano, no se puede ser cristiano; y si se es cristiano no se puede ser humano. Habría una ética humana y otra cristiana, la primera que se regiría por la razón y la segunda por la fe; la primera que entendería de lo temporal y lo humano; y la segunda de lo supratemporal y divino. Dos mundos paralelos, extraños el uno al otro.

No, aquí no hay sino una vida. De modo que si actúo de una determinada manera en la vida pública, es porque prehabita y brota de mi vida privada.

Con fallos y equivocaciones evidentemente, pero nuestra vida es unitaria, con una vida pública que supone y brota de una vida privada, de modo que mi quehacer público sea a la par humano y cristiano, incluido el uno en el otro, porque no se puede ser cristiano sin ser humano; y no se puede ser cristiano de verdad si se reniega de lo auténticamente humano.

El Dios de la creación, de la razón, de la ciencia, de la creatividad y del amor, es también el Dios de la encarnación, de la fe, de la mística y de la resurrección. Dios es uno solo, el mismo para todos. Y la vida que El ha creado es vida única: interdependiente, la de antes de nacer y la después de nacer, la de aquí y la de allá, la de la tierra y la del cielo, es vida siempre en conexión y relación consigo, con la sociedad, con la naturaleza y con Dios.

Mi vida tiene que ver, en todo momento, conmigo, con cada uno y con todos. Y, hoy por hoy, visto el panorama nacional e internacional, no hay razones para callarse, pararse o enclaustrarse en uno mismo, como si nada tuviéramos que ver con el yo de los demás.

Nuestra tarea es, pues, la formación, la coherencia, la solidaridad, la denuncia, el compromiso, la utopía, la esperanza de lograr una vida pública que camine concorde con la dignidad y derechos de todos  (Eclesalia Informativo autoriza y recomienda la difusión de sus artículos, indicando su procedencia).

Anteriores Entradas antiguas

A %d blogueros les gusta esto: