ALBA RIOS*: LES COMPARTO MI EXPERIENCIA. ARCWP Olga Lucia Álvarez Benjumea*


 

“Vengo de cumplir una sentencia de 12 años. El delito? “Asociación para delinquir”. Lo hice por hambre, para atender a mis hijos. Me gane 2 millones de pesos (Us$1000) y la cárcel también. Soy una mujer abandonada del marido, con dos hijos, pequeños. Soy  Docente, con especialización para la Infancia, Alfabetizadora. Promotora para el Desarrollo Humano. Desde los 9 años, fue mi madre quien, me echo a la calle. Tengo en mi cuerpo las cicatrices de los golpes. Amarrada a un Árbol me golpeaba … a los 6 años íbamos mi hermano de 3 años, y yo caminando, cuando una moto  lo atropello, matándolo, desde ese día mi madre me echo la culpa de su muerte. Una señora, me crió, hasta los 14 años. De ahí  me escapé, me fui de la casa. Descubrí que el marido, violaba a su hijastra, una niña especial, discapacitada.  Le conté a la señora todo lo que él, le hacia a la niña. Pero, ella no me creyó …

Perdí, todo, la casa, mis hijos, mi empleo, la salud. Hoy salgo con rebaja de pena, en periodo de prueba … llevo 9 meses … Vivo  en una pieza con mis hijos. Eso es sala comedor, dormitorio y cocina …

Lo mas lindo que me ha sucedido en la vida, es llegar a la casa y sentir el abrazo y el beso de mis con cariño. Reconociéndome y aceptándome como su mamá…

He  tocado todo el fondo de esta sociedad y religión, de lo más alto hasta lo más bajo he  conocido.

Lo habré perdido todo menos mi dignidad. En La cárcel aprendí ser humana, y solidaria. He visto y tocado la Presencia de Dios en mi vida, en mi casa. Cuando más necesitaba, alguien toca a mi puerta y ha dejado un mercado para mis hijos en la puerta. Su Presencia la encontrado aquí con sus  ángeles, como Maliho (renovada) quien me ha presentado y ha un dado conocer la Fundación Bordado a Mano, para tejer de nuevo mi vida. Hoy me he encontrado con ustedes. Con varias ya nos conocemos juntas hemos compartido la vida … me siento acogida, protegida, amiga, hermana y en familia.

Confieso, que en más de una vez, viéndome en los apuros que he estado, he querido regresar a delinquir y buscar los “patrones”.  Pero, la mano de Dios, me ha protegido y sigue protegiendo…

Con alegría, pongo al servicio de la Fundación y de ustedes mis dones, para aquellas que me necesiten.

Cuando me preguntan por Dios y los ángeles. Aquí esta en El, con ustedes, y los ángeles son  todas ustedes. Gracias por escucharme “.

REPORTE GRÁFICO DE LA REUNIÓN DE ESTUDIO BÍBLICO

(Viernes, Marzo 31/17)

Antes de empezar nuestro estudio y mientras llegan las demás, vamos a mirar las novedades de “casi-nuevo”

Escuchando con amor y respeto el testimonio de vida de Alba Rios

Escuchando el testimonio de Alba, la Palabra de Dios y haciendo comentarios.

 

Me llamo Samantha. Tengo 4 meses. Vivo en un campamento para refugiados, Soy una desplazada…estoy aqui porque soy una bendiciones de la Divinidad!

Alguien me ha pedido perdón, porque no han acabado de arreglar este mundo y me va a tocar muy duro.

 

 

  • Nombre Cambiado por respeto a la persona.

  • Presbitera Católica.

 

 

Anuncios

1 comentario (+¿añadir los tuyos?)

  1. Leila Rosa Betancur Díez
    Abr 12, 2017 @ 23:06:21

    Alba María: Por cosas urgentes no había leído tu testimonio de vida. Tu vida es toda una cantata al dolor y a la injusticia. Si existiera una institución a la que pudiéramos demandar por tu dolor, no alcanzaría todo el oro del mundo para reparar los daños que la sociedad te ha infligido. Yo te ruego que te dediques a construir personas y sociedad con toda esa fuerza con la que has logrado rehacer tu vida y tu familia. Tienes el don de Dios guardado en tu corazón. Su espíritu te habita desde antes que nacieras. A pesar de todos los golpes que han pretendido oscurecer tu identidad humana/divina sigues siendo digna hija de Dios y ese aliento sagrado que te habita, te invita a crecer hacia la plenitud humana que es Jesús. Llegar a ser como él: plenamente humana, sabia, bondadosa, solidaria, libre, honesta, fraternal, igualitaria, no importa que a tu alrededor encuentres gente que no le hace honor a su dignidad de hij@s de Dios. Lo importante es que tu y yo y todas las personas que creemos en la dignidad humana, vivamos dignamente, que demos ese testimonio, que pasemos por la vida aportando humanización. Recibe mi fraternal, solidario y cariñoso saludo, Leila Betancur d.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: