¿QUIEN SOY?


La imagen puede contener: 1 persona, texto y primer plano

https://www.facebook.com/COLECTIVODIGNIDAD.ORG

México: Indígenas interponen demanda contra el muro fronterizo


Imprimir articulo 

Entre otros, la Sra. A Chuhuhua, G Martínez, JM Veloz, C de Jesús, M Vázquez (el abogado comunitario), E Lozano y M Matías. Caborca, Sonora. Abril/2017Entre otros, la Sra. A Chuhuhua, G Martínez, JM Veloz, C de Jesús, M Vázquez (el abogado comunitario), E Lozano y M Matías. Caborca, Sonora. Abril/2017

Servindi, 15 de abril, 2017.- Indígenas O’odham del norte de México acuden a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos para interponer una demanda contra la construcción del muro fronterizo promovido por Donald Trump en un proceso que internacionaliza la lucha por los derechos indígenas.

Dicho caso asi como el de la Tribu Yaqui que exige justicia para los pueblos indígenas de Sonora “muestran el agotamiento de la instancia nacional” y la necesidad de acudir a los tribunales internacionales para proteger los reclamos de los pueblos indígenas.

Así lo destaca un artículo del analista Marcos Matías Alonso sobre cómo la internacionalización de los conflictos indígenas tiende a subir gradualmente.

El norte de México: la internacionalización de los conflictos indígenas

Por Marcos Matías Alonso*

15 de abril, 2017.- El día 7 de abril tuve el honor de acompañar en Caborca, Sonora, a Jaime Martínez Veloz (JMV), Comisionado para el Diálogo con los Pueblos Indígenas de México (CDPIM). Este municipio es considerado la capital del desierto de Sonora y su franja fronteriza, con más de más de 600 kilómetros cuadrados de la tierra árida de México, colinda con Arizona. Desde la percepción del nuevo gobernante de EE.UU, Caborca es una de las puertas principales para el trasiego de drogas entre aquel país y México. Este es el principal argumento de Donald Trump para construir el muro fronterizo. No importa avasallar cultura, tradiciones y costumbres centenarias de pueblos O’odham asentados en territorio fronterizo de ambas naciones. Para Trump, en esta franja de la frontera norte sólo hay “bad hombres” e inmigrantes malos y criminales.

A mediodía del viernes 7 de abril, llegamos al Ayuntamiento Municipal de Caborca. A esa hora estaba vacío y parecía un inmueble abandonado. La Sra. Karina García Gutiérrez, presidente municipal de esa alcaldía, no brindó ninguna cortesía política al Comisionado de la Secretaría de Gobernación. En cambio, con beneplácito, fuimos recibidos por la Sra. Alicia Chuhuhua, integrante del Consejo Supremo de los Tohono O’odham; por Gemma G. Martínez Pino, Regidora Étnica en el Ayuntamiento Municipal de Caborca y gran parte de las autoridades tradicionales del municipio.

Después de las congratulaciones recíprocas, JMV informó que, ese mismo día, la petición y la denuncia del pueblo Tohono O’odham ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), de la Organización de los Estados Americanos (OEA), habían sido entregados para su análisis correspondiente. Con el folio de petición CIDH/0000037679 ha iniciado el expediente, cuyo contenido se refiere a:

Primero: La Sra. Alicia Chuhuhua y Gemma G. Martínez Pino, en su carácter de representantes de la comunidad indígena Tohono O’odham, interponen denuncia contra el gobierno de los Estados Unidos de Norteamérica, por violación a los derechos humanos consagrados en la Convención Americana de Derechos Humanos, a las disposiciones de la Declaración Americana sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, a la normatividad de la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas y otros tratados internacionales que protegen los derechos de los pueblos indígenas.

Segundo: El pueblo y las autoridades Tohono O’odham se oponen a la implementación de la orden ejecutiva del 25 de enero del 2017, suscrita por Donald J Trump, presidente de los Estados Unidos de Norteamérica, con el propósito de construir un muro fronterizo que separará a los pueblos y comunidades Tohono O’odham, asentados históricamente tanto en Arizona (EE.UU), como en Caborca, Sonora (México).

Tercero: Los O’odham enfatizan que, “…nosotros somos los hombres del desierto. Nuestro territorio se dividió a raíz de la instauración de la frontera internacional…, vivimos en uno y otro lado de la frontera…, algunas de nuestras familias se desplazan por temporadas de Sonora a Arizona, también se da el desplazamiento inverso…, en ambos lados tenemos sitios sagrados…” y en ambos países practican rituales tradicionales.

Fuente: CIDH/0000037679

Fuente: CIDH/0000037679

Cuarto: Reiteran que la “…la construcción de un muro fronterizo entre México y EE.UU afectará nuestras relaciones culturales y económicas”. “Nosotros somos desde antes de que existieran las naciones de México y Estados Unidos…”. La tribu O’odham manifiesta que no permitirá que construyan muros y que seguirán cruzando libremente la frontera.

Con las consideraciones anteriores, la CDPIM de la Secretaría de Gobernación, en coordinación con las autoridades tradicionales de la tribu Tohono O’odham, han entregado la denuncia de petición ante la CIDH (0000037679). El cumplimiento del artículo 36 de la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, es uno de sus principales sustentos en la petición ante la CIDH. Cito textual:

“Los pueblos indígenas, en particular los que están divididos por fronteras internacionales, tienen derecho a mantener y desarrollar los contactos, las relaciones y la cooperación, incluidas las actividades de carácter espiritual, cultural, político, económico y social, con sus propios miembros, así como otros pueblos, a través de las fronteras”.

El artículo XX de la Declaración Americana sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas es casi textual al párrafo del artículo anterior; sin embargo, enfatiza que los pueblos indígenas “…que están divididos por fronteras internacionales, tienen derecho a transitar…, con sus miembros y con otros pueblos”. Este mismo artículo destaca:

“Los pueblos indígenas tienen el derecho a reunirse en sus sitios y espacios sagrados y ceremoniales. Para tal fin, tendrán libre acceso, y uso de los mismos”.

Esta es una de las demandas primordiales de los pueblos y comunidades O’odham: libertad de tránsito a sus sitios sagrados y espacios ceremoniales que se encuentran localizados en ambos países.

Esta es una de las demandas primordiales de los pueblos y comunidades O’odham: libertad de tránsito a sus sitios sagrados y espacios ceremoniales que se encuentran localizados en ambos países.

Por la tarde del mismo viernes, en Caborca nos reunimos con Kyn J. María, uno de los principales Jefes de la “Ceremonia de la Sal” y José Martín García, Gobernador de los O’odham, tanto de los que se encuentran en el lado mexicano como en la parte de Norteamérica. Kyn nos explicó la tradición milenaria de la caminata de los O’odham. En sus ceremonias espirituales recorren grandes distancias para visitar los espacios sagrados de sus ancestros, sin importar las fronteras que impusieron los Estados Nacionales.

Entre otros, con José Martín García, Gobernador de los O’odham, Kin J. María, Jefe de la Ceremonia de la Sal, M de García y otros. Caborca, Sonora. Abril 2017.

Entre otros, con José Martín García, Gobernador de los O’odham, Kin J. María, Jefe de la Ceremonia de la Sal, M de García y otros. Caborca, Sonora. Abril 2017.

Los pueblos indígenas del norte del país han iniciado la defensa de sus derechos en la esfera internacional. Esta demanda ante la CIDH en contra de la construcción del muro fronterizo, expresa la disputa que sostiene el Gobierno mexicano en contra del presidente de los EE.UU. En el tiempo próximo conoceremos el desenlace de los intereses de los pueblos indígenas y la que sustentan los mandatarios de ambas naciones.

En el mismo contexto de la gira de trabajo con JMV, el 8 de abril, en Hermosillo, sostuvimos reunión con las Autoridades Tradicionales de la Tribu Yaqui. Al igual que en otras regiones indígenas del mundo, los Yaquis han iniciado una lucha en contra de la empresa Gasoducto de Agua Prieta, en acción conjunta con las empresas GDI y SICIM, quienes son filiales en la intromisión de los megaproyectos en diversas regiones indígenas del norte de México.

El domingo 9 de abril, en la gira de Hermosillo, sostuvimos nuestra última reunión de trabajo con el amigo Ernesto Argüelles, quien nos explicó el contexto de las múltiples protestas en contra del Gasoducto de Agua Prieta, y cómo dicha resistencia es parte de una estrategia de lucha integral del pueblo Yaqui, en contra de las agresiones del Estado mexicano que durante décadas han socavado la tierra, el territorio y diversos recursos estratégicos que se encuentran en las Tribus Yaquis de Vicam, Potam, Torim, Ráhum, Huirivis, Bácum, Cócorit y Belem, en el estado de Sonora.

El amigo E. Argüelles, resaltó el trabajo pionero que realizó Octaviano Jécari, ex Gobernador Yaqui (qepd), quien encabezó distintas etapas en la lucha de su pueblo: “…tanto en trincheras nacionales como internacionales. En ningún momento bajó la guardia. Siempre a la vanguardia de la lucha de los pueblos indios”. O. Jécari abrió camino para colocar el tema de la Tribu Yaqui en las Naciones Unidas y en la OEA.
Octaviano Jécari, ex Gobernador de la Tribu Yaqui y persistente defensor de tierras en distintos períodos presidenciales

Octaviano Jécari, ex Gobernador de la Tribu Yaqui y persistente defensor de tierras en distintos períodos presidenciales

En el contexto anterior, E. Argüelles nos explicó acerca de la nueva etapa de lucha internacional que han iniciado las autoridades tradicionales de la Tribu Yaqui. Nos informó que la CIDH, en su 155 período de sesiones del 28 de julio del 2015, aprobó el “Informe N° 48-15 Petición 79-06. Informe de Admisibilidad. Pueblo Yaqui”.

Después de una minuciosa revisión a la petición de justicia de la Tribu Yaqui, la CIDH

“nota que el alegato principal de los peticionarios gira en torno a las presuntas expropiaciones, efectuadas mediante el Decreto Zedillo de 1997…, los peticionarios realizan reclamos respecto al reconocimiento parcial y falta de demarcación, delimitación y titulación del territorio ancestral, la inexistencia de un marco legal adecuado para satisfacer los derechos de los pueblos indígenas; el despojo y falta de acceso a las aguas pertenecientes al territorio Yaqui y el otorgamiento de concesiones y autorización para proyectos de infraestructura sin consulta previa”.

Un segundo bloque de peticiones de la Tribu Yaqui, se refieren al uso indiscriminado de agrotóxicos, que ha puesto en alto riesgo la salud de sus habitantes.

“…la CIDH considera que los alegatos sobre las supuestas muertes y/o graves afectaciones a la salud de las presuntas víctimas como consecuencia de acciones y omisiones estatales frente a la contaminación ambiental, en particular de niños y niñas, podría caracterizar violaciones a los derechos reconocidos en la Convención Americana…”.

Será una batalla de largo aliento. Quizá una nueva generación de líderes yaquis serán quienes culminen la lucha que iniciaron sus antecesores

La Petición 79-06 Pueblo Yaqui de la CIDH se encuentra en proceso de revisión para su dictamen correspondiente. En el futuro próximo se entrecruzarán varios intereses durante la fase de consultas técnicas, se explorarán soluciones amistosas y se cotejarán múltiples fuentes documentales. El Estado mexicano cooptará a líderes yaquis y sembrará la división en su territorio. La aplicación de nuevos instrumentos jurídicos internacionales complementará la defensa jurídica. Será una batalla de largo aliento. Quizá una nueva generación de líderes yaquis serán quienes culminen la lucha que iniciaron sus antecesores.

Nuestra corta estancia en el norte indígena de México nos ilustró con dos experiencias paradógicas: mientras con los O’odham de Caborca, el Gobierno mexicano, a través de la CDPIM, alienta una gestión jurídica ante la CIDH (0000037679), en el caso de la Tribu Yaqui (Informe N° 48-15 Petición 79-06), es el Estado mexicano a quién se le exige hacer justicia para los pueblos indígenas de Sonora. En ambos casos, muestran el agotamiento de la instancia nacional y se acude cada vez más a los tribunales internacionales para proteger los justos reclamos de los pueblos indígenas. La internacionalización de los conflictos indígenas tiende a subir gradualmente.


https://www.servindi.org/actualidad-noticias/14/04/2017/el-norte-de-mexico-la-internacionalizacion-de-los-conflictos

La historia de ‘La Empresa’ que aterroriza a Buenaventura


Las autoridades le cierran el cerco cada vez más a esta red de narcotráfico y extorsión. La reciente captura de alias ‘Robert’, su principal líder pone en aprietos a los responsables del 30% de los desplazamientos  en el puerto.

Por el puerto de Buenaventura se mueve el 50 por ciento de las exportaciones del país, sin embargo la ciudad parece condenada a repetir su trágica historia marcada por la coca, la explotación ilegal de oro, guerrilla, paramilitares y masacres. En esta ciudad llena de contrastes; con excesiva riqueza, pero una pobreza extrema, se instaló una empresa criminal que arrasó con el comercio a través de la extorsión y el secuestro.

Fue en 2006 cuando se comenzó a hablar de la llegada de una nueva empresa que generaría empleo, que atraería inversionistas. Ilícita, sus planes eran claros: adueñarse de la criminalidad en el puerto. “La Empresa”, así se denominó esta organización fundada por Carlitos Capri, dueño discotecas y locales comerciales.

La estructura se inició con unos diez hombres y se fue expandiendo con el reclutamiento  de todo tipo de delincuentes: ex paramilitares, ex guerrilleros e integrantes de pandillas. En poco tiempo, el grupo tomó el control de todas las rutas de salida de droga hacia Panamá y Centroamérica, las extorsiones a mineros y comerciantes, secuestros y desapariciones.

La ‘sucursal’ de esta compañía dedicada al terror se instaló en la Comuna 12, en los barrios Caldas, Unión de Vivienda, Nuevo Amanecer, Progreso y parte del Carlos Holmes en el puerto. Su poder llamó la atención de las autoridades, quienes comenzaron a actuar en su contra y lograron la captura de al menos cinco de sus principales líderes.

Sin embargo, en 2015 Robert Daniel Quintana Ángulo de 28 años de edad, nacido en  Buenaventura, y quien inició a su trayectoria criminal a los 18 años de edad, en su ciudad natal asumió el mando y reorganizó la estructura, enfocado en el reclutamiento de menores de edad  a lo largo y ancho de las comunas ocho, nueve, diez, once y doce.

El barrio donde se instaló alias ‘Robert’ o ‘cholo’ funcionaba en una lógica similar a la de un campamento guerrillero, con varios anillos de seguridad y francotiradores apostados en esquinas estratégicas, armamento de apoyo que podía accionar ante alguna incursión de sus principales rivales,  la llamada “banda Local”, o por la presencia de autoridades.

Convirtió la comuna doce en su fortín, sabiendo que necesitaría muchos inmuebles por donde moverse y ocultarse para evadir los controles de la fuerza Pública, optó por amenazar y desplazar a familias enteras,  que huyeron de estos sectores para dejar sus hogares en poder de “La Empresa”.

Ejercía su mando entre las técnicas del terror y el carisma, pues sabía que debía ‘ganarse’ a los pobladores de la zona. Así que comenzó a mediar entre las disputas de vecinos y familias e incluso resolvía conflictos de pareja. Se mantenía al tanto de todo lo que pasaba a su alrededor. Señalaba quién tenía la razón, quién era culpable y quién inocente. Un juez sin toga ni birrete. En su lugar, usaba cadenas de oro y todo tipo de accesorios llamativos. Se movía a su anchas por el puerto con un séquito de escoltas,  en su gran mayoría menores de  edad.

Era un tipo escurridizo y en estos dos últimos años logró evadir en cuatro oportunidades el cerco de las autoridades. Se le atribuyen más de 21 homicidios directos, cometidos durante los últimos tres años y se logró establecer su responsabilidad en una casa de pique, ubicada en el barrio Francisco José de Caldas.

Durante este tiempo en el que fue seguido de cerca, alias ‘Robert’ junto a lo demás responsables de “La Empresa” generaron aproximadamente el 30% de los desplazamientos forzados registrados en Buenaventura, los cuales alcanzaron unas 37.000 víctimas, especialmente de las comunas diez y doce.

Su negocio forjado precisamente en esas comunas le producía unos 15 millones de pesos semanales, producto  solamente del cobro de extorsiones a tenderos y comerciantes.  La renta criminal que le generaba el tráfico de estupefacientes era otra cosa aún mayor.

Por más de seis meses la Policía y la Fiscalía lo seguían de cerca, anticiparon cada uno de sus movimiento y fue así como una semana antes del operativo en que fue capturado, las zonas de operación de “La Empresa”  fueron saturadas con comandos de Operaciones Especiales GOES, quienes realizaron procedimientos de control en los barrios más álgidos y muy cercanos a la guarida de ‘Robert’.

Este operativo les permitió a investigadores de la Dijin infiltrarse no solo en la comuna doce sino ingresar a los barrios Caldas, Unión de Vivienda y Vista Hermosa, haciendo uso de fachadas y penetrando el tejido social de esa comunidad que tímidamente empezaba a dar muestras de la real ubicación del principal líder de “La Empresa”.

Al tener ya su localización exacta, el pasado siete de abril, agentes de la Dijin en tierra y aire, apoyados por un avión de la Fuerza Aérea Colombiana realizaron ocho diligencias de allanamiento,  donde capturaron a Robert  Daniel Quintana Angulo y cinco de sus socios y les incautaron armamento  y munición de guerra.

La Policía le sigue cerrando el cerco a esta organización. Esta vez el frente de ataque en su contra tiene que ver con la recuperación de la comuna 12, zona declarada como el fortín de “La Empresa”.

http://www.elespectador.com/noticias/judicial/la-historia-de-la-empresa-que-aterroriza-buenaventura-articulo-689257

LA ÚLTIMA CENA, ¿INSTITUCIÓN DEL SACRAMENTO DEL ORDEN…? GRACIELA MORANCHEL


Cada año algunos cristianos seguimos escuchando de labios de sacerdotes faltos de actualización bíblica que la Última Cena de Jesús con sus discípulos y discípulas fue, además de una cena de despedida, la “institución del sacramento del Orden”.

Quienes nos hemos dedicado durante años a estudiar Teología y Biblia, hoy sabemos, a pesar de las antiguas tradiciones que se siguen transmitiendo y que sirven sólo para validar el poder clerical sobre el resto del Pueblo de Dios, que Jesús no fue sacerdote y que sus intenciones estaban muy lejos de “instituir” sacramentos, mucho menos con exclusividad a los “varones”, por considerar que son quienes pueden “representar” cabalmente Su identidad, como errónea y mal intencionadamente se sigue repitiendo.

“Hacer memoria” de Jesús cada vez que nos reunimos a celebrar la Cena Común es potestad de todo cristiano, no solo del clero, e implica algo muy serio, que no se queda en “convertir” el pan y el vino (milagrosamente, en la mente de algunos…) en el Cuerpo y en la Sangre del Señor, sino en el compromiso de entregar la vida como lo hizo Él, en la cotidianeidad, en medio del peligro, del tedio, de las broncas, de la falta de amor, por el bien de los otros, día a día, segundo a segundo, siempre primero el otro, el hermano y sus necesidades.

Volver al sentido inicial de la celebración de la Cena puede ayudarnos a limpiar nuestra religión de tanta superchería “al gusto” y darle un poco más de humanidad, comunión y alegría a nuestras tristísimas misas, ayudando a la vez a profundizar nuestras responsabilidades comunitarias, religiosas y también sociales.

Graciela Moranchel

La imagen puede contener: 7 personas, personas sentadas e interior

GUATEMALA: EN DEFENSA DEL ARTE MAYA!


Cansadas de que sus diseños fueran explotados por otros, estas tejedoras mayas decidieron cambiar la historia.

El enemigo del Papa


Abril 14, 2017 – 11:55 p.m. Por: Muni Jensen

No pueden ser más distintos. El papa Francisco, argentino de 80 años, líder de 1200 millones de católicos y jefe de Estado del Vaticano, se ha convertido en la voz de los pobres y el mayor vocero de los refugiados del mundo. A través de sus discursos, sus viajes y obras, como abrir lavanderías gratuitas para los desplazados, ha convertido el tema migratorio en bandera de los católicos. Algunos obispos han puesto a disposición sus abogados para ayudar a los perseguidos, y en varios países se promueve en las iglesias la publicación de cartillas en varios idiomas que explican los derechos de los migrantes. La Iglesia está movilizada para proteger a esta población vulnerable. Para el Papa, no es un discurso nuevo. En su primer viaje en 2013, el escogió la isla italiana de Lampedusa, puerta de entrada a Europa desde el norte de África, desde donde atacó “la globalización de la indiferencia” y recordó a miles de viajeros que perdieron la vida. Indiscutible simbolismo. Desde entonces, ha sido crítico del populismo xenófobo y de la intolerancia hacia los inmigrantes.

En la otra orilla ideológica está Donald Trump, el abanderado mundial del capitalismo. En el recordado discurso de lanzamiento como candidato presidencial señaló a los mexicanos como “ladrones y violadores”, una política que Francisco señaló como “no cristiana”. Trump respondió que era una desgracia que cuestionara su fe. Y fue más lejos: una de sus primeras decisiones fue una fallida orden ejecutiva que suspendía la entrada de viajeros de países musulmanes. Trump, montado en la ola populista que lo llevó al poder, se ha ganado en el Papa un enemigo con un micrófono muy grande.

El fondo de esta pelea es que ha dividido a los católicos en EE.UU., y ha despertado críticas sobre la incursión de la Iglesia en la política del país. La oposición del Vaticano hacia Trump ha puesto contra las cuerdas a los católicos, muchos de ellos republicanos que votaron por el actual presidente de Estados Unidos. Mientras los católicos hispanos en ese país apoyan la apertura del Papa, los blancos, que votaron en un 67% a Trump, están preocupados. Los críticos del Papa dicen que no se debe hacer política desde el púlpito, y algunos obispos lo han denunciado abiertamente de ser excesivamente liberal y alineado con el Islam. Todo mientras los jefes de prensa de ambos bandos intentan minimizar la guerra.

Se acerca una fecha clave que está generando preocupación entre ambos lados. El 26 y 27 de mayo se darán cita en Sicilia, en la reunión del G-7, los jefes de Estado de los países más poderosos. Faltan seis semanas y Trump no ha pedido reunirse con el Papa, una decisión inusual para el líder de un país con 70 millones de católicos. Sería la primera vez desde Franklin D. Roosevelt en la que un presidente americano viaja a Italia sin reunirse con el Pontífice. En aquel momento, en plena Segunda Guerra Mundial, donde Italia estaba bajo ocupación alemana, Roosevelt viajó a una base militar americana sin parar por el Vaticano. La ausencia de una cita Trump-Francisco romperá una tradición entre los presidentes republicanos: Ronald Reagan se alió con el papa Juan Pablo para derrotar el comunismo, y George W. Bush se reunió tres veces con el propio Juan Pablo, y otras tres con Benedicto. Si no hay reunión, será un desaire de Trump, y la brecha quedará aún más marcada.

Aunque el punto más álgido entre ambos es el tema migratorio, las diferencias van más allá. La preocupación del Vaticano frente al cambio climático contrasta con el rechazo de Trump al Tratado de París. Y frente al capitalismo tampoco hay acuerdo. Mientras Trump es su mayor postor, el Papa se opone a sus excesos. Más alineadas están las políticas de ambos sobre el aborto, el Medio Oriente y América Latina, incluyendo a Venezuela. Pero la semilla de la discordia está plantada y hoy se habla de la distancia entre los dos. La pregunta es inevitable: ¿A quién le conviene que crezca la percepción de esta pelea? ¿A los obispos conservadores que resienten la popularidad y la apertura de Francisco, o a los republicanos que necesitan dar explicaciones a sus feligreses católicos? ¿Al Vaticano, para fortalecer el discurso del Papa al enfrentarlo con un Trump? O quizás a la propia Casa Blanca, para crear una nueva cortina de humo que esconda los errores del Presidente y su equipo.

http://www.elpais.com.co/opinion/columnistas/muni-jensen/el-enemigo-del-papa.html

Reverenda Lucia Dalponte: “El Papa Francisco va a ser un gran profeta, un gran compañero, en la abertura para el ecumenismo”


Reverenda Lucia Dalponte

“No existe una única reforma y sí varias reformas que nos llevan a vivir ese proyecto de Jesucristo”

“Si las mujeres se organizan, la Iglesia romana pararía, pues son ellas quienes trabajan”

Luis Miguel Modino, 13 de abril de 2017 a las 22:14

Las resistencias que yo veo están más en la jerarquías de las Iglesias, que tienen miedo de perder miembros, de abirse a lo nuevo, lo cual asusta

Obispos y sacerdotes anglicanos brasileños/>

Obispos y sacerdotes anglicanos brasileños

(Luis Miguel Modino, corresponsal en Brasil).- El diálogo ecuménico es uno de los grandes desafíos del cristianismo. El Concilio Vaticano II supuso un momento importante en la reflexión teórica en este campo, pero en la práctica no hubo pasos significativos durante décadas. El Papa Francisco, desde su llegada al Vaticano, ha tratado de tener gestos concretos que ayuden a avanzar en la vivencia ecuménica desde un punto de vista práctico.

La Reverenda Lucia Dalponte es clériga de la Iglesia Episcopal Anglicana de Brasil. Desarrolla su trabajo pastoral en la Parroquia Anglicana San Jorge de Londrina, estado de Paraná, Brasil, ciudad que acogerá de 23 a 27 de enero de 2018 el 14º Intereclesial de las Comunidades Eclesiales de Base (CEBs), con quien tiene un trabajo de colaboración en diferentes proyectos.

En esta entrevista, la reverenda anglicana destaca el trabajo en común que se lleva a cabo entre diferentes Iglesias, sobre todo en aquello que hace referencia a la promoción de la vida. Por encima de diferencias históricas, que en algunos casos persisten de uno y otro lado, destaca las tentativas de diálogo que se llevan a cabo y la importancia de la llegada de un Papa latinoamericano.

 

Estamos en el V Centenario de la Reforma Luterana, un momento importante y que puede convertirse en decisivo para el diálogo ecuménico. ¿Qué puede suponer este momento en ese camino de diálogo?

Creo que puede ser muy importante si las Iglesias se abren para estar juntos en este proceso de reflexión de lo que significó para el pueblo, para la gente, para nosotros, cristianos y cristianas del mundo entero, este momento del inicio de la Reforma Protestante.

En esta reflexión vamos a percibir la importancia de los cuestionamientos y de la postura, de buscar nuevas formas de vivir el cristianismo y mirar para eso como algo que pueda traer una transformación en ese sentido y hacer que la propia Iglesia Romana pueda rever sus acciones en aquel momento.

Este es un momento muy importante para que podamos hacer ese proceso de reflxión, de buscar lo que condujo a esa reforma, cuáles fueron las causas de eso y lo que trajo de novedad para los cristianos y cristianas de la época y en este proceso de estos quinientos años.

Creo que es necesario rever y reflexionar sobre eso con mucho cariño en cuanto Iglesias diferentes de la Iglesia Luterana, lo que ya se está dando a través de diversos movimientos, reflexiones y diálogo entre la Iglesia Luterana, Romana, Anglicana…, a través de diferentes medios y formas, de encuentros en este sentido, para ver que es lo trajo de beneficio, que es lo que aprendimos y las nuevas Iglesias que surgieron como nuevo modo de vivir el cristianismo, pues no existe una única reforma y sí varias reformas que nos llevan a vivir ese proyecto de Jesucristo, lo que creo que es muy importante para nuestra caminada.

 

 

¿Cuáles son las resistencias que tienen lugar dentro de la Iglesia Romana y de las diferentes Iglesias protestantes a la hora de hacer avanzar ese diálogo ecuménico?

Las resistencias que yo veo están más en la jerarquías de las Iglesias, que tienen miedo de perder miembros, de abirse a lo nuevo, lo cual asusta. Estamos cumpliendo quinientos años de este proceso, en Brasil la Iglesia Anglicana y la Luterana ya están presentes desde hace más de cien años, y todavía percibimos la dificultad para esta abertura.

Desde hace más de treinta años, después del Concilio Vaticano II, vino esa abertura al ecumenismo, en el que la Iglesia Anglicana y Luterana comenzaron el diálogo con la Iglesia Romana. Hubo avances en esa discusión, pero después de cierto tiempo hubo un retroceso, un cerrarse por parte de las diferentes Iglesias.

Del mismo modo influyen los líderes, pues en las diferente Iglesias, a veces, hay obispos abiertos al diálogo, lo que provoca un avance. Pero en otros momentos aparecen obispos, clérigos, clérigas, pastores y pastoras más cerrados a esa abertura ecuménica, lo que hace que se cierre de nuevo. Parece que siempre es un proceso de idas y venidas, que depende mucho de quien lidera y de como se lleva a cabo la abertura, dentro de cada institución religiosa, para con el otro, en el sentido de reconocer la otra Iglesia, sea la que sea.

Creo que lo que más impide ese proceso son los propios líderes, los líderes jerárquicos, obispos, clero, reverendos, reverendas, pastores y pastoras, como ellos ven eso, la formación, la preparación, el medio de donde viene, como es visto ese diálogo ecuménico.

 

¿Puede ser decisivo el liderazgo del Papa Francisco en la Iglesia Romana y la voluntad expresa, que él tiene, para avanzar en el diálogo ecuménico?

Veo al Papa Francisco como un profeta, con ese nuevo modo cariñoso, latinoamericano, de ser, con esta abertura. Para nosotros, de la Iglesia Anglicana, y también para los hermanos de otras Iglesias, en esa caminada más ecuménica, percibimos eso como un gran avance para la Iglesia Romana, esa abertura que él tiene, ese nuevo modo de mirar la vida, a partir de Roma, del Papa, esa búsqueda del cuidado con la Creación, del cuidado con la vida, de acoger a la madre soltera, al pobre, al mendigo, a las personas, de acoger la vida de un modo general.

Eso trae un gran avance para la Iglesia Romana y para la abertura ecuménica, pues en el ecumenismo debemos mirar para la vida y no para las instituciones, pues cuando miramos para las instituciones vamos a quedarnos encerrados y fijándonos en nosotros mismos. Cuando comenzamos a ver la vida que sufre, que grita, que está llena de necesidades, descubrimos cuanto podemos hacer juntos, y el Papa trae esa visión, a pesar de que se percibe que esa mirada del Papa todavía no llegó a los obispos, a las diócesis.

A pesar de eso, él hace que veamos la Iglesia Romana con otra visión, con otra abertura. Por eso, para nosotros que formamos parte de otras Iglesias, el Papa Francisco va a ser un gran profeta, un gran compañero, en esa abertura para el ecumenismo, con esa visión de acoger la vida, de buscar a las personas que sufren. Eso creo que va a ser un gran avance, ya lo está siendo.

 

¿Cómo es la convivencia entre quienes forman parte de las diferentes Iglesias, entre la Iglesia Romana y la Iglesia Anglicana, en la base?

Tenemos una convivencia muy tranquila. En Londrina tenemos un movimiento ecuménico de Iglesias cristianas y tenemos el movimiento macro ecuménico o interreligioso. La convivencia es siempre buena, sobre todo cuando tratamos de proyectos de transformación de la vida. Respetamos muchos la espiritualidad y la forma de vivir esa espiritualidad en cada Iglesia, cada uno tiene y vive la suya, pero en los momentos en que estamos juntos, nuestras liturgias y celebraciones son muy bonitas, participativas, creadas desde el grupo ecuménico, no una Iglesia que prepara para todos. Buscamos una espiritualidad y proyectamos trabajos en conjunto.

Si hablamos de Brasil, el diálogo entre la Iglesia Católica Romana y la Iglesia Anglicana también es bueno. Hay un gran trabajo en conjunto, pues estamos muy próximos a nivel de liturgia, de trabajo, sobre todo con las Comunidades Eclesiales de Base (CEBs).

En la Iglesia anglicana existe un trabajo que llamamos diaconía, a través del cual nos implicamos en movimientos de defensa de la vida, con mujeres, en la periferia de las ciudades. En esos trabajos, cuando vamos a los barrios con la gente de la Iglesia Romana, se da una buena convivencia.

Yo formo parte del Consejo Nacional de CEBI (Centro de Estudios Bíblicos) y por eso tengo mucha facilidad para estar en este ambiente ecuménico. La Iglesia Romana, sobre todo la Iglesia de las CEBs, tiene mucha abertura a la Lectura Popular de la Biblia, lo que facilita la convivencia, también con la Iglesia Luterana, que son las más unidas en este proceso.

 

¿Qué es lo que le aporta el camino ecuménico en su vivencia de la fe?

Para mí, Reverenda Lucia, el ecumenismo, esa espiritualidad ecuménica, es lo que me da fuerza en la resitencia y en la lucha por la vida. En cuanto cristiana, tengo un compromiso muy grande con el proyecto de Jesucristo, que es muy claro en la búsqueda de la transformación de la vida. Cuando hablamos de eso, no podemos avanzar sólos como Iglesia.

En primer lugar, mi Iglesia es pequeña, tiene pocos miembros en Brasil, pero para mí lo que me hace sentir, vivir, es percibir que podemos traspasar las paredes de la Iglesia anglicana y colaborar con otros Iglesias, iluminados por esa espiritualidad bíblica, hacer trabajos, ir al mundo desde la transformación de la vida. La cuestión ecuménica es muy fuerte y creo que eso es lo que me motiva a vivir esa espiritualidad a partir del proyecto de Jesucristo.

 

Uno de los impedimentos para avanzar en el diálogo entre la Iglesia Católica y la Iglesia Anglicana es el papel de la mujer en la Iglesia Anglicana, ¿qué es lo que la ordenación de las mujeres podría aportar para la Iglesia Romana?

Si analizamos el trabajo de la Iglesia Romana percibimos que quienes están en la base, como líderes, son las mujeres, aunque están como ejecutoras del trabajo y no dentro de un proceso de discusión y de creación, que forma parte de la jerarquía.

Creo que el trabajo de las mujeres, si hubiese mayor abertura, acogida y las mujeres estuviesen también dentro de ese proceso de la ordenación femenina, la Iglesia Romana iba a tener otra vivencia, otra energía para la vida de la Iglesia y también para el mundo.

Pero sé que no es una cosa fácil, como tampoco lo fue para la Iglesia Anglicana la ordenación femenina. Estamos en Brasil desde hace ciento cuarenta años y sólo hace treinta y cinco años que la Iglesia de Brasil ordena mujeres, porque la Iglesia Anglicana es una comunión de Iglesias, cada provincia tiene su organización.

En Brasil, celebramos treinta y cinco años de la ordenación femenina el año pasado, y no fue un proceso fácil, fue muy difícil, de lucha, de exclusión, de enfrentamiento, para llegar a ese momento. Creo que eso también tiene que suceder en la Iglesia Romana, pues son procesos que se llevan a cabo.

En Brasil, cuando la ordenación femenina fue aprobada, fueron las tres órdenes, diáconisa, presbítera y obispa, pero hasta ahora, después de treinta y cinco años, no conseguimos elegir una obispa en Brasil, por culpa de ese patriarcalismo que está presente. Somos personas, en nuestra Iglesia todos somos iguales, pero en la Iglesia Anglicana existe un patriarcalismo muy fuerte, inclusive por parte de algunas mujeres, que no siempre tienen claridad sobre su papel y cómo pueden ser parte importante para esa transformación, y en el momento en que hay una elección, pues en la Iglesia Anglicana el obispo es elegido y no indicado, la propia mujer, que no tiene esa conciencia, acaba no votando en la mujer como obispo. Es una prueba de cómo es difícil eso en Brasil, y tal vez en el mundo entero, como consecuencia del patriarcalismo y sexismo. Tenemos que avanzar mucho en cuanto mujeres.

 

 

En la Iglesia Católica, el Papa Francisco está dando papeles de responsabilidad para algunas mujeres en el Vaticano. Él también está haciendo la propuesta de la posible ordenación de diaconisas. ¿Cree que es suficiente, importante, el primer paso para poder llegar un día más lejos?

Puede ser importante, pero no creo que sea lo suficiente. Pienso que tiene que haber otra movilización, otra lucha. Si vemos la sociedad, todas las conquistas vinieron de la base, pues las conquistas no es algo que venga de arriba. Si las mujeres se organizan, pues desde mi punto de vista, si las mujeres en la Iglesia Romana hiciesen un movimiento de decir que van a parar y exigir sus derechos, la Iglesia Romana pararía, pues las mujeres son esa fuerza, esa energía, esa lucha, esa organización, son ellas quienes trabajan.

Todavía creo que no es suficiente y que la abertura no va a venir por allí, sino desde la movilización de las mujeres, de exigir sus derechos. Ya oí decir a muchas mujeres de la Iglesia Romana que no se van a apartar, pues quieren estar dentro para incomodar y defender lo que piensan. Pero en cuanto no haya una mayor resistencia, una toma de decisión de la propia mujer en esta búsqueda, no creo que esto tenga lugar.

Para leer todos los artículos del autor, pincha aquí:

http://www.periodistadigital.com/religion/america/2017/04/13/reverenda-lucia-dalponte-el-papa-francisco-va-a-ser-un-gran-profeta-un-gran-companero-en-la-abertura-para-el-ecumenismo-religion-iglesia-brasil-ecumenismo.shtml

Anteriores Entradas antiguas

A %d blogueros les gusta esto: