HAITI: La Policía haitiana detiene al presunto asesino de Isabel Solá


Isabel Solá

Formaba parte de una banda “muy peligrosa”, formada por una docena de delincuentes

La religiosa llevaba siete años en Haití, donde había construido un centro para las víctimas del terremoto

Jesús Bastante, 18 de abril de 2017 a las 17:19

He trabajado en el Hospital cinco días interminables… Todos, todos, todos, con piernas y brazos amputados, cabezas abiertas, desangrados… Hemos perdido a muchos sin poder hacer nada. Mi lucha estaba entre llorar o seguir aguantando

Isabel Solá/>

Isabel Solá

Hermana Isabel Solá/>

Hermana Isabel Solá

(Jesús Bastante).- Siete meses después de su asesinato, las autoridades haitianas han detenido al presunto asesino de la misionera española Isabel Solá. Según ha confirmado la Policía del país, el autor de los disparos que acabaron con la vida de la religiosa, de 51 años de edad, fue detenido el pasado 4 de abril, y permanece arrestado en la cárcel de Puerto Príncipe.

Junto al presunto asesino de Isa Solá, las autoridades detuvieron a una docena de personas, presumiblemente miembros de la misma banda. En los próximos días, se llevará a cabo su declaración ante el juez, tras la cual se decidirá si se abre o no juicio oral por asesinato.

La Policía acusa a los miembros de la banda, “muy peligrosa”, de “múltiples crímenes, incluyendo robos, violaciones, atracos a mano armada y asesinatos”, entre los que podría encontrarse el de Isabel Solá. Entre los integrantes de la banda podría encontrarse un antiguo policía.

La misionera de Jesús-María Isabel Solà falleció, a los 51 años de edad, el pasado 2 de septiembre debido a las heridas causadas por uno de los dos hombres que la abordaron en moto cuando se encontraba en su automóvil, un Toyota Land Cruiser, después de salir de la sucursal de un banco. Iba acompañada por una mujer haitiana que sufrió heridas graves, pero salvó su vida.

El homicidio se produjo en un cruce de la calle Sans-Fil, en Bel Air, uno de los barrios más deprimidos de la capital, no demasiado lejos de la parroquia de Sacre Coeur, a la que estaba vinculada la misionera.

Solà llevaba siete años en Haití, donde había construido un centro asistencial para las víctimas del terremoto que asoló el país en el 2010. En el momento de su muerte estaba preparando la construcción de una escuela en uno de los barrios más degradados de la capital. Anteriormente fue misionera en Ebibeyin (Guinea Ecuatorial).

Presente en Haití desde 2009, Solá puso en marcha un centro para amputados donde se atendía a personas que habían perdido alguna de sus extremidades durante el terremoto. “He trabajado en el Hospital cinco días interminables… Todos, todos, todos, con piernas y brazos amputados, cabezas abiertas, desangrados… Hemos perdido a muchos sin poder hacer nada. Mi lucha estaba entre llorar o seguir aguantando para soportar el dolor de tanta gente… Nos llegaban a treintenas en camillas. Indescriptible”. Solà explicaba que en Haití un “amputado no vale nada, se le rechaza en todos los sitios”.

 

http://www.periodistadigital.com/religion/mundo/2017/04/18/la-policia-haitiana-detiene-al-presunto-asesino-de-isabel-sola-religion-iglesia-haiti-terremoto-solidaridad-religiosa.shtml

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: