Refugiada en una iglesia, una líder mundial cuestiona al Vaticano


Es una de las 100 personas más influyentes del mundo. Está refugiada en una iglesia de EEUU para que no la deporte el Gobierno de Trump. Pide más compromiso del Papa.

“Sentí que valoraron los 20 años de mi lucha, de trabajo y de contribuciones. Este reconocimiento es para los 11 millones de inmigrantes que luchan día a día igual que yo”. La cita pertenece a la mexicana Jeanette Vizguerra (45), que después de vivir 20 años en Estados Unidos, tuvo que refugiarse en una iglesia de Denver para no ser deportada. Días atrás, su historia hizo que la revista Time la ubicara entre las 100 personas más influyentes del mundo.

Si bien Vizguerra se refugió en una iglesia, ésta no pertenece a la Iglesia Católica. De hecho, en diálogo con MDZ Radio, aprovechó para manifestar su descontento con el Vaticano. “Yo crecí católica, pero mientras íbamos fundando santuarios, las iglesias católicas no han querido ayudar. El papa Francisco dice una cosa, pero los curas no cooperan. Es un poco frustrante”.

“Quisiera que las iglesias escucharan la voz del Papa e hicieran lo que es más conveniente para las comunidades”, agregó.

“Soy una refugiada en una iglesia, como si fuese una embajada. Se consideran lugares sensibles, donde no pueden entrar para deportarme. Esperamos que con esta administración no rompan las reglas ni le falten el respeto a estos lugares”, contó, durante la entrevista con el programa “Lo demás es lo de menos”.

Sobre el movimiento que integra y que en su momento utilizó para ayudar a otras personas a encontrar refugio, Vizguerra contó: “Hay 800 iglesias que trabajan para ayudar a comunidades. Somos 11 personas en el país adentro de santuarios. Se trabaja para que el movimiento esté más activo. Antes se le daba refugio a personas perseguidas, ahora por estatus legal”.

Vizguerra relató que tiene cuatro hijos, tres de ellos viven con el padre y una se casó con un estadounidense: “Los viernes salen de la escuela y vienen a quedarse conmigo. Lo que ahora no lo puedo hacer afuera, lo harán ellos. Acá adentro sigo trabajando, haciendo presentaciones, trato de generar cosas para tener dinero para mis costos legales y para mí misma”.

“Llevo 20 años en Estados Unidos. Tengo gente que me ayuda, hay comités dentro de la Comisión Santuario. Te da tristeza, rabia, frustración y rabia, pero sé que esto no va a durar para siempre. Son cuatro años en los que hay que trabajar duro, ojalá no sea más tiempo”, manifestó, y añadió: “En Denver la gente es muy progresista, la mayoría tiene más empatía por mí que por Trump”.

“Mi día es muy ocupado, me despierto 6,30, levanto por teléfono a mis hijos, estoy pendiente de que vayan a la escuela. Cuido a mi nieto porque mi hija trabaja. También estoy en una estación de radio de Denver, participo de un grupo de teatro. Hoy vamos a actuar para recaudar fondos para una mujer que está en otra iglesia y para mí. Creo eventos, vendo cosas, creo que estoy trabajando más acá adentro que afuera”, finalizó.

Escuchá la entrevista completa:

http://www.mdzol.com/nota/730172-refugiada-en-una-iglesia-una-lider-mundial-cuestiona-al-vaticano/
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: