¿BUSCAS EL CIELO? : Olga Lucia Álvarez Benjumea ARCWP*


 

 

 

En la casa, en la Escuela, en el Colegio, aprendimos aquel canto de alabanza, del cantautor español Joaquín Díaz, el, con que las mamás arrullaban a los hijos, las abuelas a los nietos, las tías a los sobrinos:

 

“Si, al Cielo quieres ir, a recibir la palma

A Dios en cuerpo y alma, has de amar y servir”

 

Hoy, todavía se escucha, en algunas capillas, en las montañas, en medio de las noches campesinas.

 

Desde el momento en que nacemos, el grito y el llorar del recién nacido, es su canto de añoranza del Cielo, ya que dejarlo le ha dolido.

 

Nos pasamos la vida, buscando el camino de regreso. Por dónde quedará? ¿Dónde será? Allá, arriba o abajo? Dónde conseguir los tiquetes? Para cuál transporte: caminando, a caballo, lancha, bus, o avión?

 

Me estas tomando del pelo. Acaso, el Cielo es un sitio, donde volveré a ver mis ancestros, mis seres queridos, mis vecinos, mis amigos, mis mascotas, el jardín, el chirimoyo, el limonar, los naranjos, los mangos, el lago…el “ojo de agua” que brotaba en la vega…

 

¿Por qué nadie nos dice qué es el Cielo? Acaso no te han dicho, que quien se va para allá, no vuelve? Por, eso Julián, (el vecinito) aquel niño, sabiendo que mamá, estaba enferma dijo: “no quiero que se muera, porque los que se han ido para el cielo no vuelven”.

 

Un momento, cómo así, que nadie nos ha dicho qué es el Cielo? En el libro de la Apocalipsis está bien descrito por Juan…no lo has leído? Además, para ir al Cielo debes morir.

 

Qué pena contigo!. Al Cielo no quiero ir. Esas son imágenes y símbolos.(Apoc. 21-22) No sería que Juan se equivocó? Seria efecto de la fumada de algún porro con marihuana y hortensias? Lo que describe Juan, bien puede parecerse a la Hacienda Nápoles, de Pablo, o las otras casas que han confiscado a los narcos como las del Chapo.

 

La Divinidad, no es un “señor”, tampoco “el patrón”, menos “el jefe”, armado de poder, revestido de imperio…Su poder y su reino, no es temporal, es ETERNO.  No tiene palacios, ni templos. Su sitio de encuentro sigue siendo Galilea…(Mateo 28:10).

 

Les dejo, creo que me voy a la casa de Marta y Maria, a la de Febe, Priscila, Aquila, Lidia. Allá están reunidas, ellxs, disfrutando de un café, al encuentro con la Divinidad que todxs llevamos dentro.

 

El Cielo, está Aquí y Ahora, no le busquemos, ni le soñemos afuera, ni lejos.

*Presbitera católica.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: