Del ecumenismo de la sangre al del bautismo


Francisco, los patriarcas y representantes cristianos, rezan juntos

El Papa y los patriarcas rezan juntos ante las esquirlas de las bombas del ISIS

Francisco da un paso más en el proceso de la unidad en la diversidad

José Manuel Vidal, 29 de abril de 2017 a las 09:29

Emotivo homenaje ante las fotografías de los mártires coptos. Francisco y los demás Patriarcas, con los ojos humedecidos por la emoción, depositan rosas blancas junto al altar de los mártires

Plegaria conjunta de las iglesias cristianas en San Marcos/>

Plegaria conjunta de las iglesias cristianas en San Marcos

El Papa, y los patriarcas, juntos/>

El Papa, y los patriarcas, juntos

(José Manuel Vidal, e.e. El Cairo).- “Un solo Señor, una sola fe, un solo bautismo, un solo Dios y Padre”. Este es el canto que resuena en todas los templos de la cristiandad durante la semana de oración por la unidad de los cristianos y que se hizo carne y vida, en vivo y en directo, en la catedral de San Marcos de El Cairo.

Un Francisco humilde, sin estrado superior, al mismo nivel de los demás, ni siquiera presidió las vísperas ecuménicas. Las concelebró con los Patriarcas de Oriente. Todos juntos y en comunión visible. En un mosaico de colores y vestimentas diferentes, que brillan por sí mismos y contribuyen al esplendor del cristianismo. “Un solo Señor”.

Un paso más en el proceso de la unidad en la diversidad. Esa unidad de diferentes escenificada por el intercambio de cruces pectorales entre el papa y el patriarca Teodoro.

Y la plegaria común al Padre conduce a la comunión doctrinal, que, poco a poco, de estrecha. Francisco y Teodoro firmaron un documento que hace innecesaria la repetición del bautismo. “Un solo bautismo”, válido aunque se cambie de confesión cristiana. Es decir, “una sola fe”.

Pasos sucesivos en el camino soñado de la unidad, que culminan en el ecumenismo de la vida y, en el caso concreto de los coptos, de la sangre. Emotivo homenaje ante las fotografías de los mártires coptos. Francisco y los demás Patriarcas, con los ojos humedecidos por la emoción, depositan rosas blancas junto al altar de los mártires. En las columnas de la catedral, agujereadas por las esquirlas de las bombas del Isis, las pruebas visibles de la violencia de los profanadores de la religión.
Pero en los lideres cristianos no hay deseo de venganza ni resentimiento.

Solo un clamor por la paz y la proclamación tácita de que la fe auténtica se prueba en el crisol del amor. Incluido, por supuesto, el amor a los enemigos. Convencido de estar asistiendo a un evento histórico, uno de los Patriarcas, Gregorio III Laham, patriarca de Antioquía, Alejandría y Jerusalén, sacó su móvil e inmortalizó el momento. “Un solo Dios y Padre”.

 

http://www.periodistadigital.com/religion/opinion/2017/04/29/del-ecumenismo-de-la-sangre-al-del-bautismo-religion-iglesia-ecumenismo-papa-patriarcas-paz-violencia-isis.shtml

Anuncios

1 comentario (+¿añadir los tuyos?)

  1. mjaranarscj
    Abr 30, 2017 @ 02:11:34

    De acuerdo, intentaré más firmas. Un abrazo: MJ

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: