Empleados vaticanos desesperados piden ayuda al Papa Francisco


El Santo Padre recibe cartas de trabajadores de la Gobernación del Estado de la Ciudad del Vaticano quienes denuncian a superiores por acoso laboral o mobbing

Tras leer cartas que les enviaron los empleados del Vaticano, denunciando acoso laboral, el Santo Padre solicitó a los superiores de la Gobernación que tomaran cartas en el asunto, pero como no lo hicieron, hace dos semanas el mismo Bergoglio intervino en persona.

El Papa Francisco en el comedor del Vaticano.El Papa Francisco en el comedor del Vaticano.

Mercedes De La Torre

Corresponsal en el Vaticano

Más artículos de Mercedes De La Torre »

Tuvieron el valor de romper el silencio y fueron escuchados por el Papa. Denunciaron a sus superiores inmovilidad, acoso laboral (mobbing), incapacidad de tutelar un buen ambiente de trabajo y pusieron ejemplos concretos.

Cabe destacar que estos empleados del interior de los muros vaticanos escribieron anonimamente “por temor a represalias”, según lo explicó recientemente la vaticanista italiana Franca Giansoldati, quien informó que estas cartas denunciaban que los inconformes habrían padecido “problemas y peculiaridades estructurales y administrativos, falta de humanidad en las relaciones personales y falta de transparencia en los comportamientos”.

Además, Giansoldati reveló que tras conocer esta problemática, el Papa habría solicitado atender cuanto antes esta situación a los jefes de la Gobernación del Estado de la Ciudad del Vaticano, el presidente, cardenal italiano Giuseppe Bertello y el secretario general, el legionario de cristo Fernando Vérgez Alzaga, pero que no tomaron ninguna medida.

Por este motivo, hace semanas “el Papa en persona ha tenido que intervenir, en modo absolutamente inusual, considerada la gravedad de la situación”, relató la vaticanista italiana, quien precisó que el funcionario Eugenio Hassler, era considerado responsable de mala gestión y de mobbing hacia las personas que tenía a su cargo en las que había “sembrado terror”.

Llama la atención por qué los vértices de la Gobernación no despidieron a Hassler o al menos, lo cambiaron de cargo para alejarlo de esta situación -como el Papa lo solicitó- fuentes vaticanas indican que precisamente Francisco fue quien intervino y que ha sido despedido el pasado 1 de abril.

Reacciones

Posteriormente, la prensa italiana ha publicado fragmentos de una carta que habría escrito la madre del funcionario despedido, la señora Maria Michela Petti, quien deseaba de corazón al Santo Padre “llevar a término el mandato que recibió el santo de quien lleva el nombre: Ve, Francisco, y repara mi casa”.

Franca Giansoldati aseguró que algunos exponentes de la jerarquía vaticana tratan de desdramatizar estas situaciones, pero a pesar de eso, existe “malestar, tensiones, dificultades, desilusiones y descontentos”.

Esto no es un tema nuevo. Como recordarán durante el Pontificado de Benedicto XVI el arzobispo Carlo María Viganó, ex secretario de la Gobernación, denunció en una carta al Papa Ratzinger la “corrupción y mala gestión” en la administración vaticana. Viganó con su política de rigor se ganó muchos enemigos y, algunos analistas consideran que, por ello, fue sacado del Vaticano y enviado posteriormente como Nuncio apostólico a EEUU.

Twitter: @mercedesdelat 

http://www.religionconfidencial.com/cronica_de_roma/Empleados-vaticanos-desesperados-Papa-Francisco_0_2919308067.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: