MARÍA, COMPAÑERA DE CAMINO: Olga Vélez


 

En el mes de Mayo tenemos varios acontecimientos en torno a la mujer. Por una parte, la celebración del día de la Madre, por otra, el recuerdo de la Virgen María, especialmente, la invocación de Fátima, el 13 de Mayo. Si nos damos cuenta, la figura de la mujer y de la Virgen, están íntimamente relacionadas. Casi podríamos decir “dime qué imagen de María tienes y te diré que imagen de mujer tienes” y viceversa. Esto es normal porque el cristianismo ha permeado nuestra cultura y ha contribuido decisivamente a la formación de nuestra manera de concebir nuestras identidades femeninas y masculinas.

Hoy en día somos más conscientes de que la doctrina cristiana ha estado modelada por una perspectiva masculina porque, de hecho, sus dirigentes han sido varones y los que se han dedicado a la teología –hasta época reciente- también han sido varones, con lo cual es innegable esta influencia de lo masculino. Como consecuencia de esto, se condensó en la figura de María todo lo femenino que hacía falta en las otras instancias. Y aunque María ocupa un puesto central en la vida de la iglesia, especialmente en la religiosidad popular, esa figura de la Virgen estuvo modelada por la imagen femenina que el sistema patriarcal mantiene. Los rasgos que más se resaltan de María son su humildad, silencio, servicio, obediencia, disponibilidad, sacrificio, entrega, etc. Por tanto, ser una buena mujer cristiana es encarnar esas mismas actitudes. No habría nada de malo en eso si hubiera mayor conciencia de que esas actitudes son para todo cristiano –varones y mujeres- y, sobre todo, que no se riñen con otras actitudes como  la capacidad de preguntar, mantener una conciencia crítica, ser creativa y proactiva, ofrecer su palabra y decidir con libertad y responsabilidad, entre otras. Pero la historia no ha sido así. A la mujer se le ha pedido que aguante, se sacrifique, sufra en silencio, ofrezca sus dolores a Dios, se pierda ella misma por el bien de los demás, como algo “esencial” a ella. De esa manera la mujer ha quedado en papel de subordinación y, especialmente, las madres, con la responsabilidad de cargar con todo el peso del hogar, llamadas a solucionar las dificultades que se presenten y si las situaciones no se arreglan, sintiendo la “culpa” de no haber sido esa mujer “virtuosa” que se niega a sí misma para que todos los demás vivan.

Toda esta situación no es fácil y en la búsqueda por una manera de ser varones y mujeres en igualdad de condiciones hay muchas idas y vueltas, errores y logros. Ahora bien, poco a poco se van abriendo nuevos caminos. Entre otros, todo el trabajo teológico y  pastoral por devolver a María una imagen más bíblica, más humana, más mujer, más real. Obras como “María, verdadera hermana nuestra” de la teóloga Elisabeth Johnson, ofrecen fundamentaciones muy sólidas sobre esta imagen de María que necesitamos recuperar. También la Conferencia de Aparecida nos ofrece una figura de la Virgen en esa misma línea. Sin dejar de mostrar la apertura de María a los planes de Dios y su obediencia al plan divino de salvación, destaca su ser “discípula y misionera”. Habla de ella como “Interlocutora del Padre” en el proyecto de salvación, “mujer libre y fuerte” conscientemente orientada al verdadero seguimiento de Jesús. “Cooperadora” del nacimiento de la iglesia misionera, más aún, ella es la “gran misionera”. Dos veces hace referencia al canto del Magnificat destacando que con esas palabras, María se muestra como una mujer comprometida con su realidad y capaz de decir una voz profética ante ella. Destaca, también, su capacidad de entrega y servicio, especialmente, a los más pobres y la dimensión materna de la iglesia, llamada a ser verdadera casa de acogida, misericordia y comunión para todos sus hijos (Cfr. 266-272.451).

Sin duda María es compañera de camino en esta búsqueda de una manera más integral de ser mujer y ser madre, acorde con las exigencias de este presente. Pero hemos de recuperar su figura auténtica para que esto sea posible. Así también transmitiremos una figura de María más creíble, más capaz de convocar a muchos al seguimiento de Jesús, especialmente a los más jóvenes, que ya no aceptan imágenes idealizadas o románticas de María y mucho menos que no contribuyan a su liderazgo y protagonismo.

Foto tomada de:

http://www.ciudadredonda.org/admin/upload/Image/cerezo/cd2b2d67a65db73572f96846912d5e85.jpg

Fuente: ESPIRITUALIDAD Y VIDA – Olga Vélez.

Su pareja tendrá derecho a su pensión así no hayan convivido en los últimos cinco años


Redacción Judicial

De acuerdo con la Corte Constitucional, el cónyuge solo deberá probar que convivió con el pensionado durante más de cinco años en cualquier tiempo.

Pexels

La Sala Sexta de Revisión de la Corte Constitucional recordó una jurisprudencia proferida por la Sala Laboral de la Corte Suprema de Justicia en el año 2012, la cual establece que el cónyuge supéstite, es decir la pareja sobreviviente del sujeto pensionado, tiene derecho a una porción de la pensión, así no haya convivido con el jubilado durante los últimos cinco años anteriores a su fallecimiento.

De acuerdo con el alto tribunal, la pareja solo tendrá que comprobar que convivió con este durante más de cinco años en cualquier tiempo para que sea beneficiado de la pensión en cuestión.

Como consecuencia de esto, la alta corporación explicó que la proporción en la cual la pensión debe ser reemplazada a la compañera permanente debe ser el criterio adoptado por esa misma corte, en la sentencia T-301 del 2010.

Cabe recordar que los derechos a la seguridad social benefician de la misma manera al cónyuge y al compañero o la compañera permanente, pues el artículo 42 de la Constitución protege la institución familiar surgida. A esto se le suma hijos en común, que también podrán se beneficiarios de los derechos en matería de seguridad.

http://www.elespectador.com/noticias/judicial/su-pareja-tendra-derecho-su-pension-asi-no-hayan-convivido-en-los-ultimos-cinco-anos-articulo-692811

“Llame a Malta”, emergencias de Italia deja morir a 268 refugiados en el mar con su indiferencia ante un aviso desesperado


Descoordinación, dejadez… nunca hasta ahora habíamos escuchado la dramática llamada de un refugiado sirio, pidiendo desesperado ayuda desde el mar: su barcaza con 480 personas, entre ellas casi 100 niños, se hunde. Al otro lado del teléfono, el servicio de emergencias italiano, que con total indiferencia, le dice que llame mejor a Malta, que le pilla más cerca.

El naufragio de 480 personas en el Mediterráneo se pudo evitar; a las 12:39 horas se producía la primera llamada de socorro porque ya estaba entrando agua en el barco:

  • Hay cerca de 100 niños. Por favor, dense prisa. Se lo juro, estamos en una verdadera emergencia. Por favor, soy médico. Por favor.
  • ¿Cuál es el problema a bordo?
  • La barca se está hundiendo. Se lo juro, hay cerca de medio metro de agua en el barco

Habla un médico sirio, que tras 40 minutos vuelve a llamar:

  • ¿Han mandado a alguien a por nosotros? Somos sirios, unos 300.
  • Señor, le he dado el número de la autoridad de Malta porque están más cerca de Malta.

No era cierto, el barco estaba a 112 km de la isla italiana de Lampedusa y a 218 km de Malta:

  • He llamado a Malta. Nos han dicho que estamos cerca de Lampedusa, más que de Malta. Estamos muriendo, por favor.
  • ¿Ha llamado a Malta?
  • No nos abandonen. El saldo (del móvil) se ha acabado. Estamos sin saldo, ¿me entiende?
  • Sí, sí. Llame a Malta, llame a Malta.

Cientos de personas están a punto de morir y la respuesta sigue siendo que llame a Malta. Murieron 60 niños y más de 200 adultos. La indiferencia y la ineficiencia evitaron que se salvaran.

http://www.lasexta.com/noticias/internacional/llame-a-malta-emergencias-de-italia-deja-morir-a-268-refugiados-en-el-mar-con-su-indiferencia-ante-un-aviso-desesperado_2017051059131c310cf2a1da4827219a.h

¿QUE ES ECUMENISMO? JUAN ESTEBAN LONDOÑO


Les comparto este artículo Que publique en mi antiguo Blog de Hace un año. Ahora en la Academia: ¿QUÉ ES ecumenismo?

Dadas Tantas Confusiones Que EXISTEN Acerca del término “ecumenismo”, este artículo SE PREGUNTA POR EL origen y el Uso del término en Términos Bíblicos y Teológicos para dar Una aclaración práctica.
 https://www.academia.edu/32922694/_QU%C3%89_ES_ECUMENISMO

La “maldición del dabucurí” al chavismo-www.elpais.com.uy-10-05-2017


La lanzó gobernador indígena opositor que fue inhabilitado.
REUTERS-mié may 10 2017

Agitando maracas y con un penacho sobre la cabeza un gobernador opositor de Venezuela lanzó ayer martes una maldición chamánica contra las autoridades de la Contraloría acusándolas de inhabilitarlo “injustamente” por 15 años.

El opositor Liborio Guarulla indígena que gobierna el estado Amazonas desde el 2001 se convirtió esta semana en el segundo político venezolano de alto perfil en ser inhabilitado para postularse a cargos electivos luego de que el también gobernador Henrique Capriles fuera vetado a principios de abril.

“Voy a convocar a mis ancestros a mis chamanes para que la maldición del dabucurí caiga sobre esa gente que ha tratado de hacernos maldad” dijo Guarulla agitando unas maracas y rodeado de los principales líderes de la oposición venezolana.

“Les aseguro que no morirán sin tormento. Les aseguro que antes de morir comenzarán a sufrir y su alma va a vagar por los sitios más oscuros y pestilentes antes de poder cerrar los ojos” agregó en una rueda de prensa en Caracas.

Según la tradición chamánica todo aquel que recibe la maldición dabucurí carecerá de prosperidad será despojado de sus riquezas y su vida se inundará de dolor y pesar.

Guarulla abogado y artista plástico de 62 años dijo que Venezuela vive “una dictadura” y adelantó que apelará la sanción.

Liborio Guarulla junto a Henrique Capriles. Foto: EFE

al chavismo-www.elpais.com.uy

Hay vidas y vidas


Publicado: 28 abril, 2017 en DENUNCIA / ANUNCIO

eclesalia@eclesalia.net

HAY VIDAS Y VIDAS
MARI PAZ LÓPEZ SANTOS, pazsantos@pazsantos.com
MADRID.

ECLESALIA, 28/04/17.- Hay vidas que conociendo a quien la vive y reconociendo que la vocación, la misión, la entrega y el amor son la constante de cada instante de su vida, que se vive al margen porque se situó, hace ya muchos años, en los márgenes que viven los que no parece que importe a nadie que vivan o no vivan. Hay vidas y vidas.

He recibido el correo electrónico de un buen amigo que desde uno de los márgenes o periferias del mundo (viene de la República Centroafricana) y lo he leído con rapidez primero, y poco a poco después. Cada letra ha sido tecleada a la carrera, sin saber muy bien si podría enviarlo o no.

Me retiro, en silencio, para que la palabra de mi amigo pueda sonar en muchos corazones, al menos para acercarnos a su vida y los que parecen ser invisibles, como tantos otros, en el mapa del mundo, en la responsabilidad de las naciones y en los corazones de quienes todo esto nos pilla lejos, o ya no tan lejos aunque no lo queramos ver.

Escribe mi amigo (*1):

“He leído tu mail con retraso porque he estado fuera de cobertura durante toda la Semana Santa y unos días más.El domingo de Ramos estuve en la Catedral de Bangassou y el martes tuvimos la misa crismal con una parte de mis curas. El miércoles ya te digo que me fui a una zona de alto riesgo, con muchos rebeldes armados rondando y la gente muy asustada. Fui a pasar la Semana Santa con ellos para pacificar el ambiente y que los rebeldes nos dejaran recomenzar la escuela, que no dispararan para no amedrentar a los niños y normalizar la vida de la misión y del pueblo. A la siguiente no pude pasar porque la pista estaba muy peligrosa y todos me decían de no tentar al diablo que nadie había pasado en varias semanas. Muchos musulmanes han muerto en estas semanas, asesinados por gente violenta. El Jueves Santo quise lavar los pies a un musulmán, un poco como para lavar esa sangre inocente derramada. Me he traído un niño de 10 años a quien le han matado a la familia. Lo tengo donde las monjas hasta que encontremos restos de su clan itinerante que andará huyendo por la selva.

El Viernes Santo me fui a una comunidad en plena selva. Había un grupo de viudas a las que les habían matado a los maridos delante de ellas unos días antes, amarradas las manos  con una cuerda a la espalda, les volaron la cabeza simplemente por no tener dinero que dar a estos paramilitares sin escrúpulos. Ellas habían huido cinco kilómetros hasta llegar a donde yo estaba y no paraban de llorar. Pero es que desde la primera lectura de ese Viernes Santo empezó a llover y diluvió hasta el final de la oración de la Pasión. Yo no podía abrir boca porque el ruido de la lluvia sobre las planchas de zinc me lo impedía. Dios amordazó nuestras bocas llorando a cántaros desde el cielo contra la barbarie que esos criminales habían cometido en ese pueblo de 50 habitantes.

El Sábado Santo estuve negociando con otros rebeldes menos armados, que dan caza a los primeros, para que dejaran a las Franciscanas y a los dos curas de recomenzar la escuela. Aceptaron. Mañana iré a otra zona de la diócesis donde otro grupo de rebeldes han ocupado la escuela y violan a las mujeres del pueblo a su antojo. Me quedaré allí hasta el domingo, no sé si podré enviarte este mail mañana antes de irme.

He pedido a la fuerza de la ONU, la Minusca, que me acompañe, pero me dicen que no han recibido órdenes de sus mandos. La ONU no encuentra países con soldados disponibles que quieran venir a Centroáfrica.

Vivo todo esto desde la serenidad sabiendo que Dios llora en las guerras y nos acompaña con su presencia invisible. La semana que viene tendremos una peregrinación de tres días que termina con una ordenación sacerdotal. Viviremos otra vez en zona de alto riesgo pero abrigados bajo el manto de la Virgen María.

Acabo de leer tu libro “Misión Compartida (*2) entre negociaciones con rebeldes. Me ha gustado mucho cómo escribes. No me acordaba del “Pacto de las catacumbas” y me parece un gesto profético de Helder Cámara y los suyos. Usas expresiones que yo uso también como “reciclar la violencia” o “dar o darse” (…) Echo de menos que no hables de los curas de parroquia. Los míos viven como columnas de bronce en zonas muy complicadas. Hay uno que llevo sin verlo dos meses y sigue allí con su pueblo en unión de desasosiegos e incertidumbres, de matanzas y esperanzas. En fin un trinomio muy interesante laicos, monjes y pobres. Mis pobres son míseros y zarandeados por la vida, son familias enteras al borde de la exterminación y me impresiona siempre cómo nunca pierden la esperanza. La lucha del vivir día a día, a contracorriente pero sin perder la esperanza… Mil abrazos y feliz tiempo de Pascua.

Unidos en la oración. Yo me aíslo en una colina y rezo. Hago como la rana, que pasa desde la agitación de la superficie a la tranquilidad de la profundidad con solo dar un salto y allí carga las pilas para poder volver a la superficie, a su bregar cotidiano, aunque sea en zona de alto riesgo, en la boca del lobo y corriendo sobre el filo de una cuchilla. Hasta la próxima, Juanjo Aguirre”

¿Cómo puedes leer, rezar, recoger, acompañar, negociar, reclamar, recordar, mandar recuerdos, abrazos en medio de toda ese sufrimiento y violencia? Sí, ya sé, como la rana y sin perder la esperanza.

Que tus palabras llenas de profunda experiencia ayuden a transformar corazones por este lado del mundo. Gracias y hasta la próxima, siempre (Eclesalia Informativo autoriza y recomienda la difusión de sus artículos, indicando su procedencia).

(*1) Juan José Aguirre, obispo de Bangassou, República Centroafricana

(*2) “Misión Compartida – Laicos, monjes y pobres – ¿Unidos o hundidos?” (Ediciones   KHAF)

«No creo que sea imposible que una mujer llegue a ser sacerdote» P.Arrupe s.j.


  • El religioso de la Compañía de Jesús ofrece esta tarde una conferencia sobre el Padre Arrupe como figura revolucionaria y profética dentro de la iglesia

Pedro Miguel Lamet (Cádiz, 1941) ha vivido siempre con un pie en la «religión» y otro en el «mundo». Además de Jesuita, es filósofo, teólogo, periodista, experto en cine y sobre todo, poeta. De la poesía reconoce que es el puente entre lo espiritual y lo mundano. La literatura también le llevó a novelar la historia de amor «imposible» entre Jesús de Nazaret y María Magdalena, y con ella a defender el papel de la mujer en la Iglesia hasta el punto de alcanzar el sacerdocio femenino. Hoy ofrece en el Auditorio Príncipe Felipe, a las ocho de la tarde, la conferencia ‘Pedro Arrupe: Testigo del siglo XX, profeta del siglo XXI’.

Jesuita, licenciado en Filosofía, Teología, Ciencias de la Información, diplomado en Cinematografía… Más polifacético imposible.

Siempre he tenido un pie en la religión y otro en el mundo. He intentado ser un mediador entre la cultura de hoy y la fe poniendo mucho hincapié en el lenguaje.

Habla de tener un pie en la religión y otro en el mundo. Da la sensación de que son conceptos enfrentados.

En general, el peligro de los clérigos es que tienen un lenguaje y una manera de presentar las cosas que se alejan de la sensibilidad actual.

Llega hoy al Auditorio para hablar del Padre Arrupe. ¿Qué gancho lanza para que quién no conozca su figura acuda a la conferencia?

El padre Arrupe es un eslabón muy importante entre el siglo XX y el siglo XXI porque nació y vivió como testigo del primero y su mensaje fue profético de lo que está sucediendo en este siglo. Hay que tener en cuenta que fue testigo privilegiado de la bomba atómica en Hirosima.

¿De qué modo?

Actuó como médico en el noviciado de los jesuitas de Hirosima, improvisó un hospital y recibió a los afectados. Los curó con procedimientos muy sencillos con agua y una cuchilla de afeitar.

El padre Arrupe tuvo varios enfrentamientos con el Vaticano.

Era un avanzado y quiso optar por la unión de la fe y la justicia. Fue revolucionario y le causó problemas con Pablo VI y Juan Pablo II que le acusaron, erróneamente, de marxista. Con el paso del tiempo, todo el mundo le ha dado la razón excepto los que son ultraconservadores y no aceptan la evolución de la fe.

El seno de la Iglesia, ¿las posturas más cercanas a la realidad molestan?

Creo que todo revolucionario no es aceptado, en un principio, porque rompe.

Usted también rompe moldes. Ha escrito una novela sobre la historia de amor entre María Magdalena y Jesús de Nazaret. Ha levantado un tabú.

Describo una mujer maltratada por la vida, que se encuentra con Jesús, se enamora de él pero se le escapa. Jesús está poseído por la premura de llevar adelante la misión que le encomendó el Padre. Hay un amor más platónico que otra cosa, pero no deja de ser un gran amor que se demuestra cuando a la primera persona que se apareció Jesús fue a María Magdalena. Además, el Papa Francisco la ha nombrado la Apóstol de los Apóstoles y le ha dado una categoría equivalente a un apóstol masculino.

Eso también es una revolución porque el papel de la mujer en la Iglesia no siempre ha sido muy bien avenido.

Es un problema cultural y real. Es la asignatura pendiente de la Iglesia que se ha intentado solventar actualmente con el estudio del nombramiento de diaconisas por parte del Papa Francisco.

¿Usted cree que algún día la mujer puede llegar a ser sacerdote?

No creo que sea imposible. Volviendo al Padre Arrupe, que en su día le preguntaron sobre ello, contestó que hay que tener mucha paciencia con la Iglesia. El Papa Francisco está dando mucha esperanza, sobre todo a la gente que está lejos de la Iglesia. Existen algunos superconservadores, gente de la caverna, que no lo aceptan pero el acierto del Papa actual es que ha dado un salto al Evangelio, y eso no puede ser rechazado por nadie.

http://www.elcomercio.es/oviedo/201705/10/creo-imposible-mujer-llegue-20170510000424-v.html

A %d blogueros les gusta esto: