COLOMBIA. Pensionados unidos, no volverán a ser burlados


GES (Grupo Editorial El Satélite)
Director: Octavio Quintero
Referencia: Qué dice la gente…
Pensando en la aparente contradicción política que se establece entre el sentir cotidiano de la gente y los resultados electorales, surgió la pregunta siguiente: ¿Por qué la gente elige siempre a los mismos con las mismas si son esos mismos los que integran instituciones tan desprestigiadas entre la opinión pública como el Congreso, o de tan baja aceptación popular como el actual Presidente?
Marco Tulio Osorio, un acucioso internauta vinculado a la RED GES, ubicado en Medellín, ingeniero agrónomo de profesión, ya pensionado, se le midió a una respuesta que, probablemente, no sea cien por ciento viable, pero contiene interesantes puntos como para dar inicio a una edificante discusión al respecto.
Dice Marco T:
Primero que todo, los políticos  tradicionales  tienen los votos amarrados y hacen todo tipo de artimañas para conseguir sus propósitos… Lo  hacen antes de las elecciones mediante la compra de votos o constreñimiento electoral, o después de las elecciones, mediante el fraude electoral. De antemano saben que nada les irá a pasar, pues, la corrupción política en Colombia se volvió una cosa muy natural (qué pesar…).
El descontento está manifestado muy claramente en la abstención, regularmente cercana al 60 por ciento, y más, como se dio recientemente en el plebiscito por la paz. En resumen, podría afirmarse que la abstención no obedece a que la gente le importe un carajo el país, sino a la particular manera colombiana de expresar su descontento con la camarilla que nos gobierna.
¿Cómo romper este círculo vicioso? Para conseguir el fin anterior debemos colaborar con ideas,  las cuales deben multiplicarse y empezar a actuar, buscando renovar esta clase política corrupta con personas idóneas, honradas y de honor.
El Partido de los Pensionados
Los pensionados tenemos varias organizaciones. Las más conocidas, al menos de mi parte, son ANP (Asociación Nacional de Pensionados); RVP (Red Virtual de Pensionados); y, últimamente, me di cuenta de  otra que es la OCP (Organización Colombiana de Pensionados).
Según estadísticas citadas con frecuencia en los medios, el número de jubilados estaría en unos 2 millones, una base importantísima que podría multiplicarse con los familiares y amigos más cercanos. ¿En cuánto?… Eso depende del número de jubilados que adhieran a la causa de llevar nuestros propios senadores, representantes, diputados, concejales y ediles a los cuerpos colegiados de nivel nacional y local. Qué bueno sería que personas de la talla de Antonio Guihur, Edgar Victoria González,  Arnulfo Román, Alejandro López y tantos otros que resultaría extenso mencionar, se midieran a integrar estas listas. No se descarte tampoco la posibilidad de hacer alianzas con otros partidos y movimientos que se comprometan a integrar sus listas electorales o cargos de dirección con pensionados conscientes de su responsabilidad de clase, es decir, que lleguen a trabajar por la causa de los pensionados y, en general, por la causa de la tercera edad, tan abandonada a su suerte en este país.
Pensar en un candidato presidencial para el 2018, es otro paso. Todos sabemos que buena parte de la reelección del actual Presidente se basó en el voto de los pensionados, ilusionados con la posibilidad de que se les hiciera justicia social, reduciéndoles del 12 al 4 por ciento, al igual que los trabajadores activos, su aporte obligatorio a salud.
Mi pregunta y propuesta concreta es… ¿Por qué no nos agrupamos todos, o un buen número de nosotros, y formamos el Partido de los Pensionados (el nombre es lo de menos), pues, ya tenemos las organizaciones, sedes, líderes, etc., y vamos a tener mejor oportunidad con base en las nuevas normas que se anuncian en el Estatuto de la Oposición?
Es fundamental, como expresé anteriormente, unirnos. Tenemos tiempo suficiente para hacerlo y este sería un paso trascendental porque estoy seguro de que otra suerte hubiera corrido el proyecto de ley 170, casi hundido ya nuevamente esperando debate en la plenaria del Senado.
Anexo, para terminar, un párrafo de la entrevista que El Espectador le hizo recientemente a la senadora, Claudia López:
(…)
La política en Colombia consiste en que unos políticos corruptos compran votos y se eligen. El gobierno compra a los políticos, que compran votos. Si no rompemos ese círculo vicioso, si no llevamos a la Presidencia a alguien que no haya comprado votos y que no esté dispuesto a comprar congresistas, nada va a cambiar.
Qué verdad tan grande. Rompamos este círculo, tenemos con que: millones de pensionados, sedes, parte humana honorable, medios de comunicación, etc. Aprovechemos estas ventajas, pero unidos.
Anuncios

1 comentario (+¿añadir los tuyos?)

  1. Alvaro Antonio Molina Camejo
    May 13, 2017 @ 13:05:35

    Excelente propuesta. alvarom1950@hotmail.com

    ________________________________

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: