EL PAPA RECONOCE RETRASO DE 2.000 CASOS DE ABUSO SEXUAL EN LA IGLESIA CATÓLICA


Anuncios

La religión tiene su peligro: José M. Castillo, teólogo


may122017

 

Enviado a la página web de Redes Cristianas

Castillo2Fuente: Teología sin censura
La religión no es Dios. La religión es un conjunto de creencias y prácticas (ritos, observancias, rezos y ceremonias) que, según pensamos los creyentes, nos llevan a Dios. Por eso hay tantas personas convencidas de que, si su relación con la religión es correcta, su relación con Dios también es correcta. Y aquí es donde está el peligro que entraña la religión.
Este peligro consiste en que la religión nos puede engañar. Porque nos puede hacer pensar que estamos bien con Dios, si somos religiosos, si somos observantes de las cosas que manda la religión, defendemos sus intereses y promovemos su esplendor.

Esto es lo que explica – seguramente y entre otras cosas – por qué hay tantas personas, países y culturas, que son tan religiosas como corruptas. Es más, posiblemente no es ningún disparate afirmar que la tranquilidad de conciencia, que proporciona la religión, es (o puede ser) un factor que ayuda a que los corruptos cometan sus fechorías, pensando que ellos son religiosos y que los buenos servicios que le hacen a la Iglesia, al clero (o a la religión que sea), eso justifica sus conciencias. De forma que su fiel observancia religiosa es lo que explica por qué pueden decir que ellos tienen la “conciencia tranquila” y “las manos limpias”.

Por todo esto se comprende que los evangelios sean la hiriente y dura historia de aquel hombre de pueblo, un galileo, Jesús de Nazaret, que fue rechazado, condenado y asesinado por la religión. Porque puso al descubierto lo engañados que vivían los hombres más religiosos de su tiempo. No porque aquellos hombres fueran religiosos, sino porque su religiosidad les permitía despreciar a todo el que no pensaba como ellos. Y condenar a todo el que no hacía lo que hacían ellos.

Exactamente lo mismo que ocurre ahora con no pocos profesionales de la religión. Y con los observantes fanáticos. Los que le dan más importancia a “lo sagrado” que a “lo profano”. Hasta el extremo de pensar que, si “lo sagrado” está bien protegido y bien costeado, “lo profano” es asunto que corresponde a los poderes públicos, con los que hay que mantener buena relación, con tal que nos respeten y nos costeen lo más digno que hay en la vida: la seguridad y la dignidad de “lo sagrado”. De lo demás…, “se hará lo que se pueda”. ¿No acabamos de ver el peligro que entraña todo esto?

Al decir todo esto, no es que yo desprecie a “lo sagrado”. Lo que digo es que tan sagrado es un templo como el dolor de un enfermo, el hambre de un pobre o la vergüenza humillante del que tiene que vivir “de la caridad” de otros. Es más, si el Evangelio dice la verdad, el día del juicio final no nos van a preguntar si fuimos a visitar los templos, sino si estuvimos cerca del que sufre, ya sea por hambre, por estar enfermo, por ser extranjero o estar en la cárcel (Mt 25, 37-40).

http://www.redescristianas.net/la-religion-tiene-su-peligrojose-m-castillo-teologo/#more-81085

PETICIÓN DE PERDÓN DE LA IGLESIA COLOMBIANA: Evaristo Villar


¿Y si la historia de esta Iglesia fuera similar a la española?

¿Debe la Iglesia pedir perdón?

Firmados Los Acuerdos de Paz el 24 de noviembre de 2016, después de cuatro años de negociación en la Habana, Colombia sigue mirando con inquietud y esperanza la llegada del D180. Medio siglo de guerra fratricida ha destruido demasiadas vidas inocentes y ha sumergido en el sufrimiento y la miseria a millones de colombianas/os.

El Tránsito a la Normalización —que se dio 180 días a partir de la ratificación de los Acuerdos por el Senado y la Cámara de Representantes el 29 y 30 de noviembre respectivamente del pasado año—  deberá concluir, según calendario, el uno de junio de 2017. Entre tanto, el proceso está siendo supervisado por la ONU, las FAR y el Gobierno Colombiano. Pero ¿llegará finalmente la paz a este pueblo tan terriblemente martirizado? Llegará,  así lo creemos, pero con el permiso del narcotráfico, los paramilitares y facciones de la guerrilla (el ELN) que aún no se han sumado al proceso.

7 de cada 10 colombianos se declaran católicos

Parece razonable y justo que, después de un conflicto tan largo y ante el acontecimiento siempre gozoso de la llegada de la paz, la sociedad entera, las personas y estamentos civiles y religiosos se pregunten sobre su responsabilidad en la generación de la violencia y el modo de su implicación en el actual proceso de paz. Y estas preguntas cobran mayor importancia cuando se hacen desde el interior de una institución religiosa que, como la Iglesia católica, hasta el 1991 fue religión oficial del Estado y que actualmente —según el periódico El Tiempo (26 marzo del 2016) — 7 de cada 10 colombianos/as se declaran católicos. Y ocho años antes el número de cristianos, sumandos católicos y protestantes, ascendía al 91%, (cfr. Encuesta Barómetro de las Américas 2009).

En este contexto, un sector importante de la Iglesia católica, integrado por personas seglares, religiosas/os y sacerdotes, reconocen en un largo comunicado hecho público que, desde el tiempo de la conquista y la colonización hasta nuestros días, la confesión católica y en especial su jerarquía ha mantenido siempre en Colombia, salvo honrosas excepciones, una firme alianza y complicidad  entre la cruz y la espada. Siempre dependiente del dogmatismo de Roma, esta Iglesia ha llegado, de una parte, a identificarse políticamente con el Partido Conservador,  “protagonista de primer orden de la violencia” justificada como “guerra justa”; y militarmente,  por otra parte,  con las fuerzas armadas que, siguiendo “los principios y directrices de la Guerra Fría y el paramilitarismo de los 60” se han erigido en defensoras de la seguridad nacional frente “a las capas  oprimidas” a las que han considerado “el enemigo interno a abatir”.

La sumisión a Roma ha causado una brecha en el catolicismo cubano

Esta sumisión a Roma, que condenó en los siglos XIX y XX todo lo que se movía en el mundo (liberalismo, socialismo, comunismo, Teología de la Liberación), ha causado una enorme brecha en el catolicismo colombiano entre quienes se han alineado con el conservadorismo del statu quo —siguiendo la ruta emprendida en el s. XIX por obispo de Pasto, Ezequiel Moreno,  canonizado por Juan Palo II en 1992—, y quienes, como Camilo Torres, se han vinculado a las justas reivindicaciones de las clases populares y por ello han sido “estigmatizados”, llegando, en no pocas ocasiones,  a “justificar su exterminio”.

3 demandas necesarias

Los autores de este importante documento acaban pidiendo tres cosas: Piden a la Conferencia Episcopal de Colombia que, siguiendo el ejemplo de los últimos papas, singularmente el espíritu de Francisco, “pida perdón, en presencia de los movimientos políticos liberales y comunistas, por haber contribuido a la persecución, estigmatización y exterminio de muchos de sus militantes”; Invitan a la diócesis de Bogotá  “a sacar del recinto de la Catedral Primada los restos mortales del conquistador Gonzalo Jiménez Quesada y entregarlos a la Alcaldía de Bogotá para que les asigne un espacio ajeno al culto cristiano”; y Se comprometen a “solicitar al papa Francisco el cierre,  en Colombia, de la Diócesis Castrense”, invitando a los miembros católicos de las fuerzas armadas “a renunciar a su jurisdicción eclesial especial e integrarse en las comunidades locales”.

No es correcto apropiarse de la historia de otros por más que resulte rentable para justificar los propios argumentos. Salvo el dolor y el hambre, nada es igual por más que se le parezca. La historia, extrapolando la sabia intuición de Ortega, también es “hija de sus circunstancias”. Y estas siempre son distintas según el lugar, el tiempo y los sujetos que intervienen en ellas.

Similitudes con la Iglesia española

Sin embargo, cualquier persona que haya tenido ocasión de vivir en España en las últimas décadas y mire fríamente los acontecimientos (políticos, económicos, sociales, religiosos, etc.) que se han venido sucediendo  desde los años treinta del pasado siglo hasta nuestros días se va a encontrar en nuestros lares con grandes similitudes con la historia colombina.  Por ejemplo, ¿quién puede dudar —a  la luz de la Carta Colectiva de los Obispos del 15 de mayo de 1937 (a diez meses del golpe militar del 18 de julio del 1936) — de la implicación de la jerarquía católica española en sucesos tan lamentables como el alzamiento contra la II República, la justificación del golpe militar y la posterior legitimación de la dictadura franquista? ¿Quién ignora hoy día en España que, mientras los derrotados de la legal República siguen olvidados en las cunetas de nuestras carreteras, el dictador reposa gloriosamente en lugar sagrado entre los restos de quienes fueron sus propias víctimas? Y, para mayor similitud, ¿no existe también en España una Vicaría Castrense con su obispo con rango de general y unas buenas decenas de capellanes que disfrutan de trato y sueldo militar?

La similitud continúa en las reivindicaciones. Y deseamos que en Colombia tengan mejor suerte.  Porque muchos han sido los intentos que se han hecho en España (cfr. Redes Cristianas) desde el interior de la propia Iglesia católica (especialmente desde la intelectualidad y los movimientos y comunidades cristianas de base) para pedir/exigir a la Conferencia Episcopal Española (CEE) un reconocimiento explícito de la Memoria Histórica, la  “purificación” del Valle de los Caídos donde reposa el dictador y la supresión de los Acuerdos del Estado Español del 1979 con la Santa Sede, donde se justifica jurídicamente la existencia de la Vicaría General Castrense y la existencia de  los capellanes en las Fuerzas Armadas. Salvo el noble intento de pedir perdón que se hizo en la Asamblea de Obispos y Sacerdotes de 1971 (impregnada en gran parte por el aire del Vaticano II) y que resultó fallido por falta de suficientes apoyos, la respuesta oficial ha sido siempre el silencio.  Un silencio a veces roto para tratar de justificar la ideologizada y discriminatoria praxis oficial.  Como, por ejemplo,  la hiriente recomendación del cardenal Rouco Varela, a la sazón presidente de la CEE,  en el discurso de  inauguración de la Asamblea Plenaria  de los obispos el 24 de noviembre de 2008. La recomendación, por humillante para las víctimas,  fue ampliamente rechazada por toda la crítica del país. En aras de la necesaria reconciliación de la población española, el cardenal invitó a todo el mundo a volver al “espíritu reconciliador, generoso y sacrificado de la Transición”. Y para esta vuelta,  el cardenal predicaba que “a veces es necesario saber olvidar”.

Pero, ¿qué autoridad puede tener nadie para aconsejar a las víctimas que prescindan de la torturante memoria  que les ha acompañado y atormentado durante toda la vida? Ninguna enfermedad se cura por el mero hecho de tratar de ignorarla. Y… tampoco la reconciliación se alcanza en ningún pueblo sin el reconocimiento del daño causado y la reparación proporcional al sufrimiento injustamente infringido.

ESPAÑA. SALAMANCA: Del conflicto a la comunión


May 12, 2017

El próximo mes de Junio, los días 8, 9 y 10, tendrá lugar en Salamanca un congreso en torno al V Centenario de la Reforma. Este congreso, con el título “Del conflicto a la comunión”, tendrá lugar en la Universidad Pontificia y será la primera vez en que colaboren facultades católicas y protestantes en un evento como este.

Una propuesta muy intesante que no podemos dejar escapar. Nuestra socia y secretaria de la ATE, Mireia Vidal, participará en él con una ponencia.

Para más información:

Tríptico informativo con programa

Para inscribirse: Enlace de la UPSA

https://www.asociaciondeteologas.org/single-post/2017/05/12/Del-conflicto-a-la-comuni%C3%B3n

Mira cómo se libera del hombre que la estrangula contra la pared — ¡Salvó su vida!


El hombre la estrangula para mostrarle una técnica de defensa muy importante.

La idea de que nos ataquen es definitivamente aterradora, y es peor cuando la persona que te ataca es más grande y más fuerte que tú. Por desgracia, vivimos entre personas que recurren a la violencia para resolver sus problemas y siempre es importante estar preparados. Este video demuestra una técnica que podría salvarte la vida algún día.

El ataque

01-ataque-cuello

La situación es clara, un hombre, más fuerte que tú, te ha tomado del cuello y te presiona contra la pared. Esa es una maniobra mortal, muchas personas han muerto de esta forma.

1. Primera reacción

02-ataque-cuello

Es común tomar los brazos del atacante a la altura de los codos y presionar hacia abajo para tratar de liberarse, pero, si el atacante es más fuerte, será algo muy difícil de lograr, y sólo tienes unos segundos antes de perder el conocimiento.

2. En posición de rezo

03-ataque-cuello

Junta las palmas de tus manos, como si estuvieras rezando.

3. Entre sus brazos

04-ataque-cuello

Mete tus brazos entre los brazos del atacante.

4. Toma su cabeza

05-ataque-cuello

Toma su cabeza con ambas manos y utiliza tus pulgares para hundir sus ojos, con todas tus fuerzas.

5. Empuja

06-ataque-cuello

Empuja su cabeza hacia atrás y arriba al tiempo que, con tus codos, empujas para separar sus brazos y dificultarle la posibilidad de seguir ahorcándote.

6. Utiliza la cabeza

07-ataque-cuello

Cuando empujes y tengas tus brazos estirados, y tus pulgares dentro de sus cavidades oculares, jala su cabeza hacia la tuya con fuerza, de manera que golpees su nariz y boca con tu frente. Repite esta acción tantas veces como sea necesario para que te suelte y puedas huir.

Puedes ver la maniobra al detalle en el siguiente video:

Es importante conocer estas técnicas de defensa personal, porque, llegado el momento, podría ser la diferencia entre sobrevivir y no hacerlo.

https://perfecto.guru/tecnica-de-defensa/?utm_source=perfecto&utm_medium=rpost

MEXICO: Comunidades rurales mexicanas aprenden a producir y autosostenerse


Por Emilio Godoy© |English version

Jilder Morales atiende una joven planta de aguacate, en su parcela dentro del ejido donde 55 campesinos se unieron en 2014 para producir sus tierras y mejorar su alimentación y su economía, en el pueblo de Santa Ana Coatepec, con una situación de alta marginación en el sur de México. Crédito: Emilio Godoy/IPS

Jilder Morales atiende una joven planta de aguacate, en su parcela dentro del ejido donde 55 campesinos se unieron en 2014 para producir sus tierras y mejorar su alimentación y su economía, en el pueblo de Santa Ana Coatepec, con una situación de alta marginación en el sur de México. Crédito: Emilio Godoy/IPS

HUAQUECHULA, México, 9 may 2017 (IPS) – La mexicana Jilder Morales mira con orgullo las jóvenes plantas de aguacate que se elevan a más de un metro sobre el suelo en su terreno ejidal y que ya exhiben pequeños frutos verdes. 

“Eran tierras poco aprovechadas. Ahora la gente ve que se puede trabajar. Buscamos un balance entre una nutrición adecuada y el ingreso. Es un alimento sano y redituable”, dijo Morales, quien contó a IPS que comienza su jornada en cuanto despunta el sol para revisar su aguacatal, podar las plantas, poner fertilizante y elaborar abono orgánico.

Ella es una de los integrantes de la asociación “Santa Ana para la Producción”, en el pueblo de Santa Ana Coatepec, parte del municipio de Huaquechula, en el suroriental estado de Puebla, a unos 170 kilómetros al sur de Ciudad de México.

“Es una estrategia para articular a otros programas, cuya acción de forma coordinada y conjunta dará mayores impactos. PESA brinda oportunidades productivas buscando aumentar la producción de alimentos, pero respetando los recursos naturales, mejorando la nutrición y salud”: Fernando Soto.

En agosto de 2015, estos pequeños productores sembraron aguacates en 44 hectáreas del ejido de El Tejonal, que cuenta con 265 hectáreas para 215 ejidatarios. De ellos, 55 conforman actualmente la asociación,  29 hombres y 26 mujeres, en una virtual equidad de género y donde ellas se hacen sentir especialmente.

A cada socio le correspondieron 32 plantas dentro del ejido, la tierra pública adjudicada para su explotación colectiva, un sistema tradicional muy extendido en las áreas rurales mexicanas.

La iniciativa forma de las iniciativas que integran en México el Programa Estratégico de Seguridad Alimentaria (PESA).

Este programa fue creado a nivel mundial en 1994 por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), que el gobierno de México asumió en 2002 y desde 2011 ejecuta la Secretaría (ministerio) de Agricultura con el acompañamiento del organismo multilateral.

Su objetivo es mejorar la producción agropecuaria, la alimentación y los ingresos de las familias y comunidades rurales en situación de marginación, como es el caso de Santa Ana Coatepec, para fortalecer así la seguridad alimentaria y superar gradualmente la pobreza.

La asociación cría aves para la venta de su carne y huevos, además de sembrar hortalizas, aguacates, maíz y sorgo. También cultiva tilapias, un pez muy extendido en la acuicultura de México y otros países latinoamericanos.

Santa Ana para la Producción arrancó en 2014, con el acompañamiento de la Fundación Comunitaria, una de las 25 agencias de desarrollo rural (ADR) que operan en Puebla para llevar a cabo el PESA, que solo apoya a grupos de pequeños productores y no a personas.

El año pasado, la Secretaría de Agricultura contrató a 305 ADR  en los 32 estados y el distrito capitalino en que se divide México para operar el programa en las áreas rurales de bajos ingresos seleccionadas.

“Las mujeres que participamos tenemos la satisfacción personal de que nosotras mismas produzcamos, que seamos trabajadoras”, declaró Morales, una mujer soltera y sin hijos.

El grupo se capacitó en técnicas de piscicultura, prácticas agroecológicas y de nutrición, para producir su propia comida y saber qué ingerir. La primera meta de la producción es el autoconsumo y el remanente va a la venta o al intercambio con los lugareños.

La FAO y el gobierno mexicano seleccionaron para participar en el Pesa a Santa Ana Coatepec, de unos 1.147 habitantes, por su alto grado de marginación.

La Secretaría de Desarrollo Social y el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social reportaron en 2015 que 80 por ciento de la población de Huaquechula, actualmente de 26.514 habitantes, vivía en pobreza, mientras que 30 por ciento subsistía en extrema pobreza.

Comunidades rurales mexicanas aprenden a producir y autosostenerse

María Aparicio, en primer plano, alimenta las tilapias del estanque que se construyó gracias al financiamiento y la capacitación brindada por el PESA a la asociación de pequeños productores de la que forma parte, en Santa Ana Coatepec, en el sureño estado mexicano de Puebla. Crédito: Emilio Godoy/IPS

Puebla es el cuarto estado con más ADR activas, solo por

de los de Guerrero, Oaxaca y Chiapas, cuyas poblaciones ostentan el mayor nivel de pobreza.

María Aparicio, casada y madre de tres hijos, no sabía nada de piscicultura, pero se hizo una experta gracias al proyecto, que en total ha financiado los emprendimientos de la asociación con 263.000 dólares.

“Estamos creando conocimiento para la región (de Puebla), para que la gente sepa cómo criar tilapias”, refirió a IPS.

Primero, la asociación instaló un estanque de cuatro metros de profundidad y capacidad de 4.500 metros cúbicos de agua, provenientes del manantial El Amate, a 1,6 kilómetros del pueblo.

Para ello, tendió una tubería desde allí hasta el criadero, y el agua también sirve para regar los sembradíos de aguacate, maíz y sorgo. Las obras tardaron tres meses. Los usuarios pagan unos 0,26 dólares por hora de líquido.

La asociación cultiva tilapia nilótica gris (Oreochromis niloticus), proveniente del sudoriental estado de Veracruz, y de la cual obtuvieron hasta ahora 1,6 toneladas. Esa especie  alcanza en cinco meses los 350 gramos, un peso ya apto para la venta.

Los criadores comercian el pescado en unos cuatro dólares por kilogramo, con un costo de producción ronda los 1,8 dólares por cada uno.

En junio de 2016, instalaron otros tres estanques de un metro de profundidad y 28 metros cúbicos de volumen para criar tilapia blanca (Rocky Mountain), para la que invirtieron unos 105 dólares. Pero en marzo extrajeron solo 90 kilos, mucho menos de lo esperado.

“Próximamente mejor vamos a criar tilapia gris. Nuestra meta es cultivar unos 5.000 peces” por ciclo de crianza, adelantó Aparicio, quien regresó a vivir al pueblo después de residir como migrante sin documentos en Estados Unidos.

El grupo creó un fondo de ahorro, alimentado por las ganancias de sus diferentes emprendimientos, que financia sus inversiones para ampliarlos.

Para Fernando Soto, representante de la FAO en México, el PESA genera “resultados positivos” de diferente naturaleza.

“Es una estrategia para articular a otros programas, cuya acción de forma coordinada y conjunta dará mayores impactos. PESA brinda oportunidades productivas buscando aumentar la producción de alimentos, pero respetando los recursos naturales, mejorando la nutrición y salud”, comentó a IPS en Ciudad de México.

Estos días, con la llegada de las primeras lluvias, los campesinos comenzaron a preparar la tierra para sembrar maíz y sorgo.

Así como han visto estirarse los aguacatales y engordar las tilapias, los integrantes de la asociación nutren de nuevas ilusiones el futuro. “Vamos a tener una alimentación segura, vamos a generar trabajo”, aseguró Morales.

“Veo esto y no lo creo. Pronto esto estará lleno de plantas y en un tiempo cosecharemos”, anticipó Aparicio mientras miraba esperanzada la tierra y el aguacatal.

El PESA aún tiene camino por recorrer. Un informe interno de la FAO, realizado en enero, concluyó en la importancia de estudiar los factores que afectan la supervivencia y desempeño de las ADR que acompañan localmente a los productores, no solo con mediciones cuantitativas, sino de estudios cualitativos.

Ese estudio halló que 270 ADR no registran promotores comunitarios, 120 carecen de personal administrativo y 65 no reportan socios.

“Una más alta probabilidad de supervivencia de las agencias y mayores expectativas de estabilidad en los trabajos para los empleados tendrá efectos positivos en el impacto del programa”, cita el documento.

Soto sugirió impulsar programas que eleven la productividad en la región sur-sureste, fortalecer el bienestar y capacidades de las personas de la región, contribuir a preservar los activos ambientales, ampliar la cobertura bajo sistemas de ordenamiento urbano territorial y promover el fortalecimiento de la infraestructura productiva y los servicios de enlace y conectividad regionales.

Editado por Estrella Gutiérrez

http://www.ipsnoticias.net/2017/05/comunidades-rurales-mexicanas-aprenden-a-producir-y-autosostenerse/

HISTORIA: El litigio entre canónigos que llegó hasta el Vaticano


Bula papal del siglo XVII firmada por el Papa Clemente X
Bula papal del siglo XVII firmada por el Papa Clemente X / . El Norte
  • El Archivo Histórico Provincial de Segovia desvela, un mes más, uno de los tesoros que oculta

Esta bula es un bonito pergamino del siglo XVII conservado cosido dentro del pleito, que mantiene su sello original de plomo colgado de cintas de seda trenzada en amarillo y rojo, hoy descoloridas por el paso de los años. Los sellos de la Cancillería Pontificia se caracterizan por citar en el anverso el nombre del Papa a quien corresponden y en su reverso las efigies de San Pedro, con barbas, y San Pablo, que siempre aparece con una prominente calvicie, separados por una cruz.

¿Que son los ‘beneficios’?

¡El beneficio eclesiástico era el cargo dentro del clero secular que otorgaba rentas a su titular, llamado beneficiado. Muchas veces el beneficiado no tenía necesidad de cubrir personalmente su beneficio, pues podía hacerlo mediante un vicario, cuando el titular tenía superiores ocupaciones. Este es el caso de Juan García de Olea, que residía en Roma, y del otro contendiente, Manuel López Bernardo, canónigo catedralicio. Es decir, ambos ya tenían otras rentas de origen eclesiástico mucho más productivas.

Existían diversas clases de beneficio: beneficio simple o doble, beneficio mayor o menor, o beneficio regular o secular. Había distintos tipos también entre los beneficios simples, como por ejemplo la mayordomía y la prestamera. El beneficiado es la persona que posee derecho a disfrutar del beneficio y obligación de ejercerlo. Como esta obligación podía delegarse en un vicario, existe también las figuras de beneficiado propio y beneficiado servidero, este es el caso que nos ocupa.

Las rentas de estos beneficios solían estar basadas en impuestos religiosos como los diezmos y las primicias, en cobros por el ejercicio del culto, como los derechos de estola, y en otros ingresos, derivados de propiedades territoriales. Se procuraba obviar que el derecho canónico prohibía cobrar ninguna cantidad por la administración de los sacramentos y, de hecho, se cobraban también. En el caso de la bula que se expone este mes en el Archivo de Segovia, los litigantes se disputaban un beneficio simple servidero obtenido en las rentas de la parroquia de San Miguel de Segovia y para ello cada uno presentó las pruebas oportunas.

En estas pruebas está la peculiaridad de este pleito, ya que el litigante que residía en Roma logró arrancar al Papa Clemente X una Bula de Posesión de las rentas de San Miguel en detrimento del canónigo segoviano.

Los visitantes pueden ver este documento histórico en el patio de la Casona de los Ortega Lara, sede del Archivo Histórico, durante este mes de marzo, de lunes a viernes, de 9:00 a 14:00 horas; y lunes y martes, de 16:30 a 18:30 horas. Además, los lunes a las 17:00 horas y los miércoles y viernes, a las 12:30 horas, se realizarán visitas guiadas en las que se explicará al público los detalles del documento. Para asistir a estas presentaciones realizadas por el personal del centro es necesario pedir cita previa llamando al teléfono 921 46 10 42.

http://www.elnortedecastilla.es/segovia/201705/12/litigio-entre-canonigos-llego-20170512213029.html

Anteriores Entradas antiguas

A %d blogueros les gusta esto: