COLOMBIA: LA SALUD DE ESTE PAIS, NECESITA LA UNIÓN DE LOS ENFERMOS.


UNA NOTA CON RABIA
El Domingo, 21 de mayo, 2017 5:26:38, GRUPO EDITORIAL EL SATÉLITE (GES) <periodicoelsatelitehoy@gmail.com> escribió:
Las EPS: ¿Hasta cuándo nos seguirán dejando matar?
RED-GES
Director: Octavio Quintero
Referencia: Modelo sanitario
Difícilmente se encuentra terquedad mayor que sostener y defender el sistema de salud que impera en Colombia… Y, difícilmente se podría encontrar torturas inhumanas como las que sufren millones de colombianos a cuenta de este sistema.
Si de algo estamos “re-mama’os”, como viene diciendo la gente, es del atropello sanitario que diariamente nos aplican las EPS, desconociendo públicamente el derecho a la salud y “pasándose por la faja” (otro dicho popular de extrema indignación), a todas las autoridades del sector, desde el Presidente y el ministro de Salud, en adelante.
“Colombia es un polvorín”, dicen con alarma cada vez más frecuente. Y, cierto: Buenaventura es un claro ejemplo. El chocó va en la misma dirección; y a nadie le debiera parecer extraño si algo similar explota en torno a este despiadado sistema de salud que está cobrando más víctimas indefensas que todos los grupos guerrilleros y bandas criminales juntas.
Cualquier cosa más que uno diga, sobra, frente a este incalificable ejemplo de Francisco Alberto Gómez Mejía:
Señores periodistas, congresistas, políticos, abogados y todo aquel que pueda interesarle y condolerse de mi caso que se refleja en miles de pacientes colombianos.
Cordial Saludo: tenemos una problemática de las muchas que nos afectan con respecto al servicio de salud que presta la EPS COOMEVA. Yo les hago el recuento de lo que me está pasando con esta entidad, desde dejarme tirado dos días en urgencias y luego en un cuarto de un hospital sin atención médica.
No se sí en Armenia, toda una capital de departamento, no había ortopedistas para tratarme una osteomielitis crónica (Inflamación del hueso ocasionada por una infección, generalmente en las piernas, los brazos o la columna vertebral).
El hecho es que ante una dolorosa fractura que tuve del fémur derecho, me sacaron en ambulancia de Caicedonia (un pueblo al norte del Valle), hacia Armenia, pasada la media noche hacia la Clínica  Central del Quindío, de donde me devolvieron a Caicedonia, mientras soportaba de ida y vuelta el intenso dolor de la fractura, presión arterial alta y descompensado por el dolor…
Fueron dos días interminables, hasta que se logró traer una férula (Tablilla o molde flexible y resistente que se emplea en el tratamiento de las fracturas para inmovilizar un miembro y mantener el hueso roto o dañado en una posición fija), desde Medellín para poderme operar. En casi 25 años que llevo en esta EPS COOMEVA, han pasado muchas afectaciones con el servicio de salud.
Ahora vamos a lo qué nos atañe:
Resulta qué muchos usuarios que vivimos en el norte del Valle, Caicedonia y Sevilla, esta EPS nos está mandando a hacernos exámenes: llámense radiografías, colonoscopias, gammagrafías óseas, etc. y consultas especializadas a ciudades muy lejanas como Pereira y Cali, cuando nos queda más cerca Armenia, donde nos debieran atender.
¿Cuánto es el costo económico y pérdida de tiempo que puede incidir en la salud y la vida misma del paciente? ¿Si son exámenes a los que se debe ir en ayunas, y uno sufre diabetes, no es un alto riesgo?
Ahora, uno debe ir con acompañante como en el caso mío que soy minusválido… Hice la cuenta por encima, y con el acompañante se le van a uno 194.000 pesos. En mi caso, que en este momento estoy prácticamente sin poder laborar, ¿de dónde diablos saca uno ese dinero para poderse trasladar al examen y luego volver por los resultados? ¡Qué infamia!
Nos dice dicha EPS que no hay convenios con ninguna prestadora de servicios de radiología y otros en la ciudad  de Armenia en donde siempre nos venían atendiendo.
Para no volverme cansón, quisiera que esta nota, por cuenta de los periodistas y activistas en las redes sociales, se propagara, no porque sea mi caso particular sino porque soy testigo de que mucha gente con las mismas o distintas enfermedades está padeciendo lo mismo que yo.
También quisiera preguntarle a algún abogado amigo, ¿qué podemos hacer: cabe una tutela o una demanda penal; o en este caso, no nos están faltando con lo que ordena la ley estatutaria sobre derecho a la salud?
Y a los señores congresistas que hagan leyes contra estas entidades porque nosotros los usuarios pagamos cumplidamente.
Al momento de redactar esta nota, la persona que me hizo el favor de ir a la EPS a pedirme una cita con médico internista, me trae la desconsoladora razón de que “se terminó el contrato con dichos médicos (¿?).
Imagínense cómo estoy de enfermo, y con qué estrés de ver que uno pagando un servicio y no se lo prestan, y si uno se demora, por tal o cual motivo en pagar, inmediatamente le cortan a uno los servicios. La ley del embudo: lo ancho para ellos y lo estrecho para uno.
Les pido muy comedidamente hagan algo por esta salud y coloquen en cintura estas empresas a ver si algún  día alcanzamos en Colombia un servicio de salud humanitaria, aunque yo no lo alcance a ver.
Gracias a todos y todas…
Francisco Alberto Gómez Mejía
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: