ARTICULOS DESTACADOS EN EL BOLETIN DE FE CANSADA. Mayo 28/17


28 de mayo de 2017 – Luis Alemán

Posted: 25 May 2017 04:01 PM PDT

        Ascensión del Señor.

Mateo 28,16-20:

En aquel tiempo, los once discípulos se fueron a Galilea, al monte que Jesús les había indicado. Al verlo, ellos se postraron, pero algunos vacilaban.
Acercándose a ellos, Jesús les dijo: «Se me ha dado pleno poder en el cielo y en la tierra. Id y haced discípulos de todos los pueblos, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo; y enseñándoles a guardar todo lo que os he mandado. Y sabed que yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo.»

Palabra del Señor

Los once discípulos se fueron a Galilea, al monte que Jesús les había indicado

La ida inmediata a Galilea después de la crucifixión y resurrección parece el dato más histórico: “Resucitó, no está aquí…Pero id, decid a sus discípulos y a Pedro: Él va delante de vosotros a Galilea. Allí lo veréis como os dijo” Mc 16,6. Galilea es el centro de la “actividad” del resucitado, y es el núcleo histórico y geográfico de las primeras experiencias pascuales de los discípulos que fundan el movimiento cristiano. Galilea es la tierra en la que había anunciado el reino del Padre, la tierra en la que se lo jugó todo. A Jerusalén fue a firmar con su sangre lo que había dicho. Cuando todo quedó iluminado volvió a Galilea para despedirse. Galilea es nuestra sede. A pesar de que algunas tradiciones recogidas por Lucas se empeñaran en centralizar todo en Jerusalén como capital de la nueva religión.

 

Al verlo, ellos se postraron, pero algunos vacilaban. Acercándose a ellos, Jesús les dijo: «Se me ha dado pleno poder en el cielo y en la tierra. Id y haced discípulos de todos los pueblos, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo; y enseñándoles a guardar todo lo que os he mandado

“Al verlo, algunos vacilaban”. Y otros seguimos vacilando, Señor.

Es verdad que algunos seguimos vacilando. Pero no es menos verdad que miles de hermanos y hermanas siguen dando sus vidas y su sangre por ese mismo Señor que dijo adiós a los hombres.
Y sabed que yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo

Es verdad que ni en Galilea, ni en Jerusalén se fiaron del todo. En la historia, Jesús fue siempre y será un motivo de contradicción. No fue un filósofo ni un teólogo. No escribió nada, salvo aquello que escribió en la arena como para defender a la adultera, y que se lo llevaría el viento. Seguimos dudando de Jesús. Pero es el centro de nuestra fe y esperanza: Él ya nos espera con el Padre. ¡Allí nos veremos!

 

Luis Alemán Mur

La misión universal – Casiano Floristan

Posted: 25 May 2017 03:59 PM PDT

Frase evangélica: «Haced discípulos de todos los pueblos»

1. En el Nuevo Testamento, el «envío» se relaciona con la idea de misión o de embajada, así se pone de manifiesto la relación entre el que envía y el enviado. Aparecen en el envío dos aspectos: la elección de Dios y la salvación de los hombres. Rechazar al enviado de Dios es rechazar a Dios; recibirlo es recibir al Señor. Lo propio del misionero es su misión. Por consiguiente, lo que confiere valor al envío es la orden del Señor.

2. Después de enviar Dios a los profetas, envió a su Hijo. Para san Juan, todo lo que hace Jesús está en relación a Dios, «al Padre que le envió». Jesús conoce al Padre, porque es el enviado. A su vez, Jesús envía al Espíritu y a sus discípulos, que se convierten en «apóstoles» para la salvación del mundo. Pero en Jesucristo la persona del mensajero no desaparece frente al que lo envía, sino que se funde con ella. Jesús es el Apóstol, el Enviado (Heb 3,2). No es un siervo de Dios como Moisés; es el Hijo de Dios.

3. Los discípulos son enviados por Jesús de dos en dos, sin dinero, sin provisiones, sin ropa de repuesto, como ovejas entre lobos… Su objetivo es proclamar el reino de Dios. Algunas embajadas fracasan, y otras deben ser rectificadas. Pero, en definitiva, la Iglesia es misión; todos sus miembros -cada cual según los carismas y servicios propios- son enviados. La finalidad de todos los envíos (profetas, Hijo de Dios, Espíritu, apóstoles) consiste en reunir a todo el pueblo bajo la justicia y la misericordia de Dios. El envío y la reunión definen a la Iglesia.

4. Antes de que Jesús confíe a sus discípulos la misión, los acoge y perdona: son creyentes vacilantes. En el encargo de Jesús, según Mateo, se observan las dos insistencias de Jesús: la enseñanza del mensaje y su puesta en práctica. El evangelio termina con la misión o evangelización.

REFLEXIÓN CRISTIANA:

¿Nos sentimos enviados por Dios?

¿Somos misioneros?

Salmo XLVI – Luis Alemán

Posted: 25 May 2017 03:57 PM PDT

Salmo XLVI

R/. Dios asciende entre aclamaciones;
el Señor, al son de trompetas

Pueblos todos batid palmas,
aclamad a Dios con gritos de júbilo;
porque el Señor es sublime y terrible,
emperador de toda la tierra.

Dios asciende entre aclamaciones;
el Señor, al son de trompetas;
tocad para Dios, tocad,
tocad para nuestro Rey, tocad.

Porque Dios es el rey del mundo;
tocad con maestría.
Dios reina sobre las naciones,
Dios se sienta en su trono sagrado. /R.

Dios reina sobre las naciones

No es tiempo de ver a Dios. Es tiempo de Creer.

Porque el Señor es sublime y terrible, emperador de toda la tierra

Nuestro Dios, el que anunció Jesús no es terrible. Según Jesús, nuestro Dios se oculta en los pobres. ¡Eso es lo sublime para un cristiano! Nuestro lenguaje no lo entienden los sabios ni los emperadores de la Tierra.

Luis Alemán Mur

No cerrar el horizonte – J.A. Pagola

Posted: 25 May 2017 03:54 PM PDT

Ocupados solo en el logro inmediato de un mayor bienestar y atraídos por pequeñas aspiraciones y esperanzas, corremos el riesgo de empobrecer el horizonte de nuestra existencia perdiendo el anhelo de eternidad. ¿Es un progreso? ¿Es un error?

Hay dos hechos que no es difícil comprobar en este nuevo milenio en el que vivimos desde hace unos años. Por una parte, está creciendo en la sociedad humana la expectativa y el deseo de un mundo mejor. No nos contentamos con cualquier cosa: necesitamos progresar hacia un mundo más digno, más humano y dichoso.

Por otra parte, está creciendo el desencanto, el escepticismo y la incertidumbre ante el futuro. Hay tanto sufrimiento absurdo en la vida de las personas y de los pueblos, tantos conflictos envenenados, tales abusos contra el Planeta, que no es fácil mantener la fe en el ser humano.

Sin embargo, el desarrollo de la ciencia y la tecnología está logrando resolver muchos males y sufrimientos. En el futuro se lograrán, sin duda, éxitos todavía más espectaculares. Aún no somos capaces de intuir la capacidad que se encierra en el ser humano para desarrollar un bienestar físico, psíquico y social.

Pero no sería honesto olvidar que este desarrollo prodigioso nos va “salvando” solo de algunos males y de manera limitada. Ahora precisamente que disfrutamos cada vez más del progreso humano, empezamos a percibir mejor que el ser humano no puede darse a sí mismo todo lo que anhela y busca.

¿Quién nos salvará del envejecimiento, de la muerte inevitable o del poder extraño del mal? No nos ha de sorprender que muchos comiencen a sentir la necesidad de algo que no es ni técnica ni ciencia ni doctrina ideológica. El ser humano se resiste a vivir encerrado para siempre en esta condición caduca y mortal.

Sin embargo, no pocos cristianos viven hoy mirando exclusivamente a la tierra, Al parecer, no nos atrevemos a levantar la mirada más allá de lo inmediato de cada día. En esta fiesta cristiana de la Ascensión del Señor quiero recordar unas palabras del aquél gran científico y místico que fue Theilhard de Chardin: “Cristianos, a solo veinte siglos de la Ascensión, ¿qué habéis hecho de la esperanza cristiana?”.

En medio de interrogantes e incertidumbres, los seguidores de Jesús seguimos caminando por la vida, trabajados por una confianza y una convicción. Cuando parece que la vida se cierra o se extingue, Dios permanece. El misterio último de la realidad es un misterio de Bondad y de Amor. Dios es una Puerta abierta a la vida que nadie puede cerrar.

Recordando el Concilio

Posted: 25 May 2017 03:53 PM PDT

RECORDANDO EL CONCILIO

LA POBREZA ES UNA CUESTIÓN DE VIDA O MUERTE PARA LA IGLESIA.

16 de Noviembre de 1962

Más allá de cuestiones secundarias de personas y de diferencias de temperamento, de nacionalidad y de escuela teológica, el concilio aparece, en definitiva, a quien quiere verlo con una cierta perspectiva y contemplarlo con la serenidad del historiador, como una asamblea de hombres de oración y de pastores reunidos, ante todo, en un espíritu de fe, a fin de buscar no su propia ventaja, sino una transmisión mejor del mensaje evangélico. Esto es lo que constituye la originalidad y la nobleza de esta asamblea y lo que impone el respeto a todo observador de buena fe.

Traemos con nosotros, de todas partes del mundo –decía el mensaje al mundo del 21 de octubre-, las desgracias materiales y espirituales, los sufrimientos y las aspiraciones de los pueblos que nos han sido confiados.” El que conoce de cerca a los obispos sabe que éstas no son meras florituras retóricas. La inmensa mayoría de los padres conciliares tienen conciencia de que en el mundo entero sacerdotes y laicos cristianos, e incluso a veces no creyentes, esperan de ellos una renovación de la Iglesia, más vigor en sus afirmaciones espirituales y más comprensión para las necesidades del hombre del siglo XX.

Insistiendo en la desgracia de los países subdesarrollados, Juan XXIII exclamó un mes antes de la apertura del concilio: “¡Las miserias de la vida social claman venganza al cielo!” Ya dijimos que, desde su llegada al Vaticano, numerosos obispos trabajan, sin ruido pero con fervor, para conseguir que el concilio trate directamente estas cuestiones.

Muy recientemente, el cardenal Gerlier, obispo de Lyon, lo expresó con insistencia en Roma: “La Iglesia tiene el deber de adaptarse de modo más sensible a la situación creada por el sufrimiento de tantos hombres y por la ilusión, favorecida por ciertas apariencias, que tienden a hacer creer que la Iglesia no siente por ello una preocupación dominante. Este problema se presenta bajo formas diversas, pero, en el fondo, sigue siendo el mismo siempre; la situación dolorosa de un número muy elevado de hombres, resultante de una repartición desigual de las riquezas. ¿Cómo no podría sentirse la Iglesia obligada a remediarlo a la vez en el orden del pensamiento y de la acción?

La eficacia de nuestro trabajo conciliar está ligada a este problema. Si no lo abordamos, pasamos de largo ante los aspectos más actuales de la realidad evangélica y humana. Es necesario plantear esta cuestión. Hemos de insistir ante los responsables para que así sea. Todo lo demás corre el riesgo de permanecer inefectivo si no se examina y trata este problema. Es indispensable despojar a la Iglesia, que no desea ser rica en las apariencias de riqueza (…). Es preciso que la Iglesia aparezca como lo que es: la madre de los pobres. Debe orientar a aquellos que tienen lo necesario hacia la preocupación de procurárselo a los que aún no lo tienen. Como obispos, debemos actuar de modo que el problema de la evangelización de los pobres, del apostolado en el mundo obrero se convierta en el centro de nuestras preocupaciones conciliares. El concilio actual ha de ser la ocasión para afirmar esto.

Por su parte, monseñor Máximos, patriarca melquita de Antioquía, ha declarado: “La pobreza es una cuestión de vida o muerte para la Iglesia. Lo más grave es que la populación obrera de algunas regiones, sobre todo en Europa occidental, escapa a la influencia de la Iglesia. No se trata tanto de ricos y de pobres como de los obreros, fuerza viva del mundo de hoy.

En todas partes hay que hacer algo para que la Iglesia sea, como ha dicho el papa, el 11 de septiembre pasado, ‘la Iglesia de todos, y, particularmente, la de los pobres’”.

Diario del Concilio. Henri Fesquet (Le Monde)

Rouco contra el Papa Francisco – José Manuel Vidal

Posted: 25 May 2017 03:46 PM PDT

Rouco desacredita al Papa Francisco ante los seminaristas de Murcia

“No le interesa la educación y Juan Pablo II le supera en capacidad evangelizadora”

“Se le notaba un evidente menosprecio al Papa”, dice un ‘escandalizado’ seminarista

José Manuel Vidal

052517_2246_Roucocontra1.jpg“No sólo es un escándalo, me atrevería a decir que es un pecado”, asegura un sacerdote murciano.co

Rouco ha puesto verde al Papa Francisco, diciendo que no se interesa por la educación y contraponiéndolo a Juan Pablo II, que fue el gran evangelizador, que evangelizó más que los doce apóstoles juntos”. Éste es uno de los wasap que un seminarista del seminario de Murcia enviaba el pasado miércoles, al cura de su parroquia. Otros muchos sacerdotes y varios profesores recibieron mensajes del mismo o parecido tenor. De tal forma que, desde el día 17, la comidilla del universo eclesiástico de Murcia es la siguiente: “Rouco puso a parir al Papa Francisco delante de los seminaristas”.

Los mensajes cruzados entre seminaristas y curas murcianos (la inmensa mayoría, indignada con el cardenal gallego) se refieren a la charla informal que Rouco Varela sostuvo el miércoles por la noche en el comedor del seminario de San Fulgencio de Murcia, tras le celebración de las Vísperas. En la cena, unos 70 seminaristas del seminario diocesano y del Redemptoris Mater de los Neocatecumenales, asi como sus respectivos formadores.

“Rouco parecía sentirse a gusto y con ganas de rajar. Tanto es así que nos tuvo allí, contando sus ‘batallitas’ hasta las doce de la noche. Y algunas, como las referidas al Papa Francisco, un poco subidas de tono”, cuenta uno de los seminaristas presentes en la cena-coloquio. Y añade: “Tanto que el propio rector del Redemptoris, Sebastián Martínez, intentó cogerle el micrófono varias veces (no sé si porque quería irse o para que no nos siguiese escandalizando), pero Rouco le daba con el codo y seguía”.

Mientras algunos seminaristas se preguntaban cómo era posible que “un cardenal pudiese estar diciendo estas cosas contra el Papa reinante”, Rouco Varela insistía en declarar públicamente su nulo afecto por Francisco. “Se le notaba un evidente menosprecio al Papa, por no ser un buen teólogo y por su falta de capacidad evangelizadora. Y para apoyar su tesis acudía, una y otra vez, a la comparación con San Juan Pablo II y con Benedicto XVI”, explica otro seminarista presente en la charla.

El ambiente de sorpresa iba subiendo en el comedor. Incluso los formadores se movían inquietos en sus sillas, rogando a Dios que el cardenal concluyese pronto su charla, pero el caso es que ninguno se atrevió a contradecir a Rouco Varela allí, públicamente, ante sus seminaristas. Quizás, por respeto a todo un señor cardenal de la Iglesia. O por miedo a eventuales represalias, porque todo el mundo sabe que el ex vicepapa español sigue teniendo mucho poder. Hay muchos obispos que le deben la mitra.

“Cuando un cardenal, que promete defender al Papa hasta la efusión de su sangre si fuese necesario, se atreve a ponerle a parir ante los futuros curas en formación y algunos demasiado jóvenes para poder filtrar sus ‘ataques’, creo que el deber de los formadores es salir en defensa del Papa e intentar matizar o pararle los pies al mismísimo cardenal”, explica, escandalizado, uno de los curas a los que sus seminaristas le mandaron varios mensajes de lo sucedido.

Otro sacerdote murciano, con seminaristas presentes en el acto, añade: “Que un cardenal diga estas cosas del Papa, escandaliza. Pero que lo diga ante jóvenes en formación y, por lo tanto, influenciables ante la púrpura, escandaliza aún más a cualquier persona con el más mínimo sentido moral. Más aún, me atrevería a decir que es un pecado“.

Religión Digital se puso en contacto con uno de los formadores del seminario murciano presente en el acto, para recabar su versión. El formador nos remitió elcomunicado oficial del seminario, con una versión ‘pía’ de la charla del cardenal Rouco Varela. Pero ese mismo día, el rector del seminario, Sebastián Chico Martínez, reunió a los seminaristas de nuevo en el comedor, les abroncó a todos y les instó a no contar a nadie lo que pasa en el seminario, “porque hay periodistas que quieren hacer daño al centro con noticias falsas”.

Y lo que es peor, los superiores han comenzado una caza de brujas entre los seminaristas, para tratar de descubrir a los que escribieron a sus curas, para contarles que “Rouco se había pasado tres pueblos, criticando directa a indirectamente a Francisco”.

Algunos curas y seminaristas apuntan no sólo a la gravedad del hecho en sí, sino también al contexto en el que se produjo. Y es que el cardenal Rouco está asistiendo en la UCAM de Murcia a un Congreso de Mariología, donde otro de los invitados-estrella es el cardenal Müller, prefecto de Doctrina de la Fe.

“Los ‘resistentes’ se unen, quieren crear escuela y se pasean por sus feudos españoles: Müller y Rouco, en Murcia y, hace poco, el cardenal Sarah, en Córdoba. Dios los cría…”, dice otro sacerdote murciano pro-Francisco, profundamente dolido por la estrategia de los “enemigos del Papa”, que utilizan incluso a los seminaristas en formación, para “sembrar su cizaña”.


Müller en la Universidad San Dámaso

Cardenal Juan José Omella – Jesús Bastante

Posted: 25 May 2017 03:42 PM PDT

Juan José Omella, cardenal

Francisco nombra cinco nuevos purpurados, entre ellos Rosa Chávez, auxiliar de El Salvador

Jesús Bastante, 21 de mayo de 2017

El arzobispo de Bamako (Mali), Jan Servo. Juan José Omella, de Barcelona. El obispo de Estocolmo, Anders Arborelius; Louis-Marie Lingmangkhanekhoun, vicario de Paksé, en Laos. Y Gregorio Rosa Chávez, auxiliar de San Salvador

Jesús Bastante

Al final del Regina Coeli, saltó la sorpresa. El Papa Francisco acaba de nombrar cardenal al arzobispo de Barcelona, Juan José Omella. Apenas dos días después de encontrarse con la nueva cúpula episcopal española, el Papa deja claro cuáles son sus hombres en España: Omella y Carlos Osoro.

El anuncio papal se ha producido al término del Regina Coeli, cuando Francisco ha anunciado que el próximo 28 de junio procederá a la entrega de la birreta a cinco nuevos purpurados, “de diversas partes del mundo, que manifiesta la catolicidad de la Iglesia sobre toda la Tierra“. Un sorpresivo cuarto consistorio, con sólo cinco nombramientos, muy especiales, y que marcan, definitivamente, el rumbo de una Iglesia que quiere ser universal y que busca pastores con olor a oveja y un fuerte componente social.

El primero, el arzobispo de Bamako (Mali), Jan Servo. El segundo, y una de las grandes sorpresas, Juan José Omella,de Barcelona. El tercero, el obispo de Estocolmo, Anders Arborelius; el cuarto, Louis-Marie Lingmangkhanekhoun, vicario de Paksé, en Laos. Y, en último lugar, Gregorio Rosa Chávez, obispo auxiliar de San Salvador, en un claro guiño a la próxima canonización de monseñor Romero.

Biografía de Juan José Omella:

El actual arzobispo de Barcelona, Juan José Omella, nace en la localidad de Cretas, provincia de Teruel y archidiócesis de Zaragoza, el 21 de abril de 1946. Estudió en el Seminario de Zaragoza y en Centros de Formación de los Padres Blancos en Lovaina y Jerusalén. El 20 de septiembre de 1970 recibía la ordenación sacerdotal. En su ministerio sacerdotal, trabajó como Coadjutor y como Párroco y entre 1990 y 1996 como Vicario Episcopal en la diócesis de Zaragoza. Durante un año fue misionero en Zaire.

Cargos pastorales
El 15 de julio de 1996 fue nombrado Obispo auxiliar de Zaragoza. Fue ordenado Obispo el 22 de septiembre de ese mismo año. El 27 de octubre de 1999 fue nombrado Obispo de la diócesis de Barbastro-Monzón, de la que tomó posesión el 12 de diciembre de 1999. Entre el 24 de agosto de 2001 y el 19 de diciembre de 2003 fue Administrador Apostólico de Huesca y entre el 19 de octubre de 2001 y el 19 de diciembre de 2003, también Administrador Apostólico de Jaca. El día 8 de abril de 2004 es nombrado Obispo de la diócesis de Calahorra y La Calzada-Logroño. Tomó posesión de la diócesis el 29 de mayo del mismo año. Es también Consiliario Nacional de Manos Unidas.

El 31 de mayo de 2013 fue investido Prior Honorario de la Virgen de Valvanera por el Capítulo de Caballeros debido a su labor con la peregrinación de la Virgen por los diferentes municipios riojanos con motivo del Año de la Fe. El 6 de noviembre de 2014 la Santa Sede hacía público sunombramiento como miembro de la Congregación para los Obispos.

Otros datos de interés sobre Mons. Omella
En la CEE es miembro de la Comisión Episcopal de Pastoral Social desde 1996. De 2002 a 2008 fue Presidente de esta misma Comisión Episcopal. El 13 de marzo de 2014, en la CIII Asamblea Plenaria, fue elegido de nuevo presidente de la Comisión Episcopal de Pastoral Social. En la actualidad es miembro de su Comité Ejecutivo

Ascensión de Jesús – Asun Gutiérrez

Posted: 25 May 2017 03:39 PM PDT

ppt

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: