El Chocó “suspende” el paro pero no lo levanta


Gobierno y Comité Cívico han pactado, pero los chocoanos no confían en un Ejecutivo que ya firmó unos acuerdos muy similares a los de ahora en 2016 y nunca cumplió. Esta vez habrá veeduría ciudadana y tres garantes: la Diócesis, la Defensoría y la Procuraduría.

Tres días y diecisiete horas ha necesitado el Gobierno para llegar a un nuevo acuerdo con El Chocó. Diecisiete días y diecisiete horas de un paro cívico, el séptimo en la historia del departamento y el más largo, que logra nuevas promesas -en su mayoría repetidas o que responden a incumplimientos del Estado-, y una decisión de ‘suspender’ la movilización -no levantarlo- tras un cabildo abierto celebrado la mañana de este 27 de mayo en Quibdó. Los chocoanos van a estar atentos. No quieren más palabras huecas. Dilon Martínez, representante del Comité Cívico por la Salvación y la Dignidad del Chocó, explicó que se va a mantener una veeduría del cumplimiento de los acuerdos que tendrá como garantes a la Diócesis de Quibdó, la Defensoría del Pueblo y la Procuraduría. Todas las cautelas parecen pocas para un pueblo que hace menos de una año mantenía otro paro cuyos acuerdos se han cumplido apenas al 5%. En la lista de deberes e incumplimientos, los mismos temas que hace un año y las mismas deficiencias estructurales e históricas del departamento: acceso a la salud, pavimentación de vías, suministro de energía y la dilatada disputa territorial con Antioquia por Belén de Bajirá, que en junio, si se respeta lo pactado, será chocoano.

El consenso alcanzado este domingo incluye más dinero para las vías -que según los acuerdos anteriores ya debían estar acabadas o en proceso-, la publicación de los mapas de Belén de Bajirá dentro de los límites del Chocó -mientras Antioquia sigue poniendo palos en esa rueda y su gobernador, Luis Pérez, ha convocado de urgencia a los diputados departamentales para este lunes festivo por “la grave situación limítrofe”-, y más millones para hospitales. Los números pueden variar del documento de hace un año, los temas pendientes siguen siendo temas pendientes. Emir Castillo, uno de los líderes cívicos, sin embargo, tenía claro que: “Si perdemos a Belén de Bajirá todos los departamentos vecinos van a querer venir por su pedacito y sería una desmembración para nuestra tierra”.

Descargar Acta del Acuerdo en el Chocó

Emir Castillo rompió a llorar al escuchar los acuerdos alcanzados. | Foto: Alba Ballesteros

Los chocoanos han estado en la calle durante estos 17 días, han protagonizado actos lúdicos y reivindicativos, han aportado por la implicación en la protesta. Por eso hoy se han visto muchas lágrimas entre los cientos de personas que escuchaban el contenido del acuerdo en las afueras de la Catedral San Francisco de Asís de Quibdó. Un acuerdo que comenzó a gestarse el pasado martes y que lleva las firmas del secretario de Presidencia, Alfonso Prada; el ministro de Transporte, Jorge Rojas; el de Medio Ambiente, Luis Gilberto Murillo; el Gobernador del Chocó, Jhoanny Carlos Palacios, y los garantes de los acuerdos. En cabildo abierto, los chocoanos decidieron darle una nueva oportunidad el Gobierno y respaldaron este documento. Ahora volverán a vigilar que se cumpla, de hecho en el Comité resalta el hecho de haberle “arrancado” al Gobierno la manifestación expresa de “retomar” los acuerdos suscritos tras el paro de agosto de 2016. Este era una clave en la que han insistido mucho los convocantes estos días, no se pedía nada nuevo, se pedía el cumplimiento de lo ya pactado.

Los compromisos

Uno de los asuntos que más tiempo de conversaciones ha llevado ha sido el de las vías de comunicación, en especial los corredores entre Quibdó-Medellín y Quibdó-Pereira para los que se han comprometido 440.000 millones de pesos adicionales, que serían adjudicados en la primera quincena de septiembre de este año, aunque el periodo de ejecución, para el que hará falta más plata, es 2017-2022.

En materia de salud, el Gobierno se compromete a invertir 84.726 mil millones de pesos y otros 12.000 provenientes de la Gobernación. Este monto se reparte en 3.000 millones para la adecuación del hospital de Bahía Solano; 8.500 millones para la construcción de un hospital en Riosucio y 10.000 para otro en Itsmina que serán financiados con recursos del Gobierno nacional y del Sistema Nacional de Regalías. El hospital San Francisco de Asís, en Quibdó, será saneado y dotado. El acuerdo establece que el coste de la construcción y dotación del Hospital de Tercer Nivel de complejidad para el departamento es de unos 30.000 millones y se establece avanzar inicialmente con su estructuración, para lo que se presupuestan 2.602 millones de pesos.

El Gobierno, a través del Instituto Geográfico Agustín Codazzi, autoridad competente para decidir sobre el tema de Belén de Bajirá, publicará el próximo 12 de junio un mapa basado en los argumentos jurídicos y técnicos del informe realizado por la institución. En la práctica, la publicación del mapa significa darle la razón al Chocó y quitársela definitivamente a Antioquia. Su gobernador, Luis Pérez Gutiérrez, ha estado  calentando el debate en estos días acusando al Gobierno de “entregar” Belén de Bajirá por su “incapacidad” de resolver el problema social del paro cívico. El gobernador insiste en tener el dominio sobre Belén de Bajirá, corregimiento motivo de disputa histórica por estar localizado en medio de Chocó y Antioquia, y denunció que delegados del Gobierno estarían planeando entregar en junio “mapas fraudulentos del Instituto Geográfico Agustín Codazzi”.

El Estado, además, renovó su compromiso de adoptar las medidas de protección eficaces para los líderes de Belén de Bajirá amenazados y sus familiares, así como la reactivación de la Mesa Interinstitucional de Concertación con los habitantes de este municipio.

Seguimiento

Diez mesas técnicas -como las que se pactaron el año pasado- serán las encargadas de tomar decisiones y hacerle seguimiento, cada dos y seis meses, a los acuerdos recogidos en el documento aprobado este sábado y revisarán cuestiones como servicios públicos, infraestructura, salud, derechos humanos, fortalecimiento institucional y lucha contra la corrupción.

Cada seis meses se hará una rendición de cuentas conjunta con la comunidad y los líderes cívicos, las autoridades departamentales y el Gobierno Nacional para mantener al pueblo chocoano informado del avance del cumplimiento. El Comité ve esta veeduría ciudadana, además, como una herramienta más en la batalla contra la corrupción en el departamento. Uno de los garantes, el obispo de Quibdó, Juan Carlos Barreto, destacaba la importancia de “la participación del ministerio público también de la veeduría ciudadana”. “Yo creo que este paro ha despertado la conciencia, la necesidad de la moralización”.

En el comunicado hecho público por el Comité hay palabras de apoyo para los “compañeros de Buenaventura, Guapi y Tumaco” que también se encuentran inmersos en protestas y paros cívicos para exigirle al Estado que salde sus deudas con estos municipios. Pero no se ha planteado continuar el paro en El Chocó en solidaridad. “El pueblo del Chocó ya dejó de ser pendejo y hoy nuestra solidaridad total es con nuestros hermanos de Buenaventura, el Chocó dice que viva el pueblo de Buenaventura y ¡el pueblo de Buenaventura no se rinde carajo!”, gritaba emocionado Víctor Copete Quinto, otro de los líderes del paro del Chocó.

El Comité también ha lanzado un mensaje para quienes se opusieron al paro cívico o no lo apoyaron: “A los incrédulos y detractores, reflexión y sindéresis: no era necesario que lucharan porque la población lo hizo por ustedes, la democracia es así. Esta fue solo otra batalla de las múltiples que vendrán hasta conquistar el pleno respeto a nuestros derechos políticos étnicos, culturales, sociales y económicos”.

Desde el Gobierno, el secretario general de la Presidencia, Alfonso Prada, ha destacado el carácter pacífico de la protesta y la forma “respetuosa y responsable con la que afrontaron la negociación”. Ninguna mención sobre los incumplimientos que han llevado a esta nueva movilización pero sí de nuevo palabras sobre compromisos en “continuar avanzando en el desarrollo de los proyectos sociales que el Chocó necesita y merece”. El mensaje repite las intenciones del acuerdo firmado en agosto del año pasado, ahora El Chocó volverá a vigilar y exigir que se cumpla. La historia se repite.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: