MEXICO: MUJER RURAL Y VOCERA


 

■ MEDIEROS

“Candidata” para los medios, “vocera” para los pueblos

03/05/2017

por Daliri Oropeza

http://www.lajornadadeoriente.com.mx/wp-content/uploads/2017/05/5551-pue-10b-579x399.jpg

La Insurgenta Nayeli pasa una muñeca de tela al Subcomandante Insurgente Galeano, antes Marcos. Es una niña zapatista bordada con todo y su pasamontañas, es fácil distinguir que fue hecha a mano. El sup cuenta en voz alta el cuento de la Niña Defensa Zapatista en su intervención del tercer día del seminario “Los muros del capital, las grietas de la Izquierda”, no sin antes derribar con su mano izquierda, que desliza a la niña en el aire, una figura de plástico de Donald Trump, presidente de EU. Sale volando. En el auditorio, risas.

En alguna parte del cuento se escucha al Subcomandante narrar que la Niña Defensa Zapatista le pregunta enojada: “¿Qué acaso las como mujeres que somos no lo sabemos usar el machete? Sabemos. Y lo sabemos trabajar la tierra y cuándo se roza y cuándo se quema y cuándo se siembra”. Sobre cómo las mujeres han reconstituido las comunidades desde las luchas sociales de los pueblos originarios habló María de Jesús Patricio, delegada nahua del Congreso Nacional Indígena (CNI), insistió en que la participación de las mujeres ha sido invisibilizada “por los que están en el poder”. Las voces de las mujeres que expusieron en el seminario, dieron cuenta de ello desde diversos análisis, realizaron preguntas u observaciones en torno a la candidatura que presentarán ante el Instituto Nacional Electoral encabezada por una mujer indígena.

Cuando esta propuesta aparece en los medios, es inevitable leer que se trata de una “candidata” no vocera, tele o radio dictan comentarios que ahora el EZLN se va a convertir en un partido político, que van a postular más candidatos a otros puestos, que abandona su vocación guerrillera, o que, incluso, van a nombrar a la actriz Ofelia Medina como candidata (así, tal cual como lo lee, lo escribió un columnista).

Para la investigadora Alicia Castellanos, eso es síntoma de “desconocimiento del pensamiento zapatista, del CNI, de las autonomías como formas de autogobierno, y lo que significa el propio Concejo Indígena de Gobierno (CIG). Parece no haber voluntad para reconocer otros modos de gobierno y representación de vida colectiva”, también del poder individual, la partidocracia y los monopolios mediáticos que vivimos. La propuesta provoca rechazo de las élites por el miedo que tienen a perder sus privilegios políticos y/o económicos. Se sostiene el racismo.

Retumba en la mente una frase que me dijo en entrevista una integrante ñathö del CNI “como pueblos originarios se nos ha negado el espacio en los medios ‘supuestamente’ de comunicación”.

Que estos medios la nombren y reiteren “candidata del EZLN” es reducir su labor, su campo de acción y referencias, a un sistema electoral que busca el poder, no el de una vocera que representa los consensos de los pueblos indígenas o no indígenas, con cuyos representantes toman decisiones en conjunto. El despojo no solo es de tierras sino de los propios referentes y significados que construyen la perspectiva de las narrativas. Encasillar las intenciones e igualarlas a las de los de varios bien sabidos candidatos. Decirle “la candidata” dirige la atención a referentes previos dentro del imaginario colectivo, en donde hay una serie de TV y una esposa de un expresidente nombrada así y que es fuerte aspirante del PAN.

Lo que poco publican estos medios no describe que este Concejo (a definir a finales de mayo en una asamblea constitutiva) será conformado por una mujer y un hombre de cada una de las 26 regiones, de las más de 70 comunidades registradas por el CNI (http://enlacezapatista.ezln.org.mx/ 2017/04/02/convocatoriaalaasambleaconstitutivadelconcejoindigenadegobiernoparamexico/). Tampoco que la campaña es por igual para indígenas y noindígenas.

La lucha de las mujeres indígenas ha sido conjunta con los hombres, asegura María de Jesús y se pregunta; “¿Por qué será la vocera del CIG una mujer? Porque se tiene que escuchar la voz de mujer, no solamente va a ser la voz de ella, va ser la voz de los pueblos, la voz del Concejo Indígena de Gobierno y va a llevar esa palabra para que se escuche”. Incluso, para María de Jesús, la participación de las mujeres hasta en los espacios espirituales de una comunidad, es fuente de fuerza que se ocupa en luchar por la autonomía de las comunidades.

Castellanos asegura que hay y habrá una constante narrativa para deslegitimar las propuestas que vengan del CIG, para ella, “la invisibilidad del CNI, de la ‘candidata’ y del género, es una forma de exclusión, es un mecanismo racista y sexista que suprime toda relación con los otros”. Pero las comunidades se visibilizan a sí mismas, y a través de sus propios medios comunitarios han alzado la palabra originaria a través de radios, periódicos, para compartir la información sobre el CIG, consultar a las personas y definir a los representantes que propondrán como representación regional. En eso va el proceso de diálogo rumbo a la candidatura de la vocera del Concejo Indígena de Gobierno.

Para Castellanos, este Concejo con su vocera pueden incluir recomposición de procesos socio territoriales, como fuerza moral que convoca a construir una nueva nación, no producto de las élites; “lo nacional del CIG y la candidatura está en su proyecto de nuevo gobierno y su probidad ética en defensa de los intereses de la nación”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: