Mininterior aspira a conjurar este sábado el paro en Buenaventura


El alto funcionario sostuvo que hay propuestas por las que se muestra optimista.
Bloqueos vía Buenavenrtura

Los bloqueos y barricadas se mantienen desde el peaje de Loboguerrero hasta Buenaventura.

Foto:

Santiago Saldarriaga / EL TIEMPO

Por: MARIO BAOS
03 de junio 2017 , 01:21 p.m.

Durmiendo en una hamaca, porque el dinero no alcanza para pagar un hotel, Úber Muñoz espera en el sector de Loboguerrero, en la vía de Cali a Buenaventura, que finalice el paro cívico en el puerto marítimo.

Sus noches debajo de su tractocamión se vuelven monótonas con el paso de algunas motocicletas y carros que se arriesgan a pasar para el principal puerto sobre el Pacífico colombiano, pero nada no se comparan con el rugido de los gigantes de la carretera.

“Sabemos que hay paro el cual es justificado porque tienen muchos años de atraso. El progreso solo se ve en los puertos y la zona céntrica, pero cuando vamos saliendo de la ciudad nos damos cuenta de la realidad”, dice Muñoz.

Como él son cientos de camioneros los que esperan a las orillas de la carretera ante el paro que este sábado completaba 19 días, sin que aún hubiera algún acuerdo entre . El temor de que sus camiones sean incendiados por desconocidos genera temor ante la larga espera.

El ministro del Interior, Guillermo Rivera, quien llegó este sábado a Buenaventura a reanudar conversaciones con los dirigentes del paro, con el ministro de Ambiente, Luis Gilberto Murillo, dijo que hubo una primera reunión. “… estuvimos concretando algunos temas de inversión y revisando algunas alternativas que viabilizaría algunas inversiones; el diálogo fue cordial, constructivo, esperamos que este fin de semana haya un acuerdo definitivo”, dijo el ministro Rivera.

Esperamos que este fin de semana haya un acuerdo definitivo.

“Si no son los derrumbes son las protestas, pero siempre hay algo que pasa en esta vía. Nos da temor arriesgarnos pues, a pesar de que el Gobierno diga que nos brindan seguridad en las caravanas lo tomamos como un acto suicida porque sabemos que nos atenemos a una pedrada”, dice Vicente Heredia, otro conductor de carga pesada.

En los últimos días fueron incinerados cuatro tractocamiones en las afueras de Buenaventura, uno cuando iba a cargar y otros dos cuando estaban parqueados en la zona rural. Las pérdidas por cada uno pueden ascender, como mínimo, 350 millones de pesos.

Según el ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, en el puerto hay más de 3.000 uniformados del Ejército, la Armada y la Policía custodiando la seguridad.

No obstante, miembros de la comunidad sostienen que la presencia de uniformados del Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad) incita a que la tensión aumente.

Camioneros independientes de Palmira y Buga dicen que no moverán más sus carros hasta tanto haya una solución al paro y garantías de seguridad para su desplazamiento, a pesar de las caravanas escoltadas.

Este sábado continúan las conversaciones entre los líderes del paro y funcionarios del Gobierno Nacional, donde diez acuerdos se concretaron para ponerle fin al conflicto que, según afirman algunos habitantes, se está saliendo de las manos.

Para ingresar a la ciudad, desde el sector La Delfina hasta la parte final de la zona continental, se cuentan más de 15 barricadas instaladas por la misma comunidad. En muchas se estarían efectuando cobros desde 2.000 pesos para permitir el paso, de acuerdo con algunas denuncias.

El pasado viernes, las partes comprometidas concretaron diez puntos claves para llegar a un acuerdo que ponga fin al paro. Entre los puntos está la creación de un Fondo Autónomo para Buenaventura.

Pasando el puente de El Piñal, dentro de la zona insular de Buenaventura, el panorama es de tensa calma. Uniformados de la Policía y la Armada Nacional custodiaban las calles de Buenaventura permitiendo el acceso controlado a los establecimientos bancarios.

“Llevamos más de 50 años de atraso. No es posible que al puerto le ingrese tanto dinero y sigamos en las mismas problemáticas de siempre, es bueno incomodarse un poco para luego ver los resultados”, señaló Esperanza Ocoró, habitante del puerto.

Filas de hasta cinco cuadras se pueden observar en el sector del centro y el Malecón donde las personas tratan de ingresar a los cajeros automáticos para retirar dinero o hacer una diligencia bancaria, el panorama no es diferente en el supermercado Olímpica, el único de los tres que hay en la ciudad que se atreve por momentos a abrir, pero custodiados por su seguridad privada y el Ejército Nacional, temiendo actos vandálicos como los ocurridos el pasado 19 de mayo.

En las principales vías de la ciudad aún se notan las huellas de las protestas. En algunas zonas es normal encontrar árboles y postes derribados, a la vez que vidrios y hasta aceite, factores que impiden la movilización de vehículos.

“No es vandalismo, es una forma de llamar la atención. El puerto entró en paro, quizá el más importante de su historia y vamos a lograr los acuerdos (…) ¡El pueblo no se rinde!”, exclamó Javier Quinchía, un manifestante.

En Buenaventura hay tres tipos de transporte público: las busetas, que cobran 1.000 pesos por transportar a las personas en la zona céntrica, los taxis que su carrera mínima no supera los 4.000 pesos y los motorratones que transportan a las personas desde los 2.000, pero ante la falta de las dos primeras han comenzado a cobrar carreras que superan los 20.000 pesos.

Quienes no tienen la capacidad de pagar optan por caminar, haciendo procesiones’ que se ven de kilómetro en kilómetro bajo el sol porteño.

Según cifras entregadas por la Cámara de Comercio de Buenaventura, las pérdidas en el comercio de buenaventura superan los 196.366 millones de pesos, mientras que en las terminales portuarias la cifra asciende a los 35.000 millones, es decir, un total aproximado de 231.366 millones de pesos en los días que lleva el Paro Cívico.

Cerca de 10.000 millones de pesos en pérdidas al día se registran en cada día del paro, no solamente por la baja actividad en los cinco terminales portuarios, sino por los almacenes que permanecen cerrados.

“A las grandes cadenas les da miedo abrir, los empleados no van y obviamente no pagan esos días no laborados. Necesitamos que el Gobierno se acuerde del Pacífico para poder salir rápido de esta crisis”, dijo Ana Alegría Nazarit.

La Sociedad Portuaria de Buenaventura indicó que desde los 23 años de su creación se han invertido, solamente en inversiones sociales más de 89.940 millones de pesos, además de 350.000 millones como pago a la Nación en contraprestaciones, solamente en en el distrito ha pagado más de 36.684 millones.

A su vez, en ha cancelado 443.487 millones en impuestos de renta y 51.272 millones en impuesto ICA al municipio.

“Tanta plata que se habla y de eso no se ve nada. Seguimos con lo mismo en las mismas, no podemos dejar que siga la corrupción, por eso luchamos en el paro”, dijo Jenny Ocoró, ciudadana.

El otro drama se traslada en el sector salud. La falta de un hospital público en el puerto ha hecho que la clínica privada Santa Sofía se haga cargo de todas las emergencias que se presentan en el puerto, no solamente en estos días de protestas, sino también de otras urgencias vitales desde hace tres años.

Según cifras entregadas por esta misma entidad de salud, hasta la fecha van más de 50 personas lesionadas en lo que va del paro.

Solamente el primero de junio se presentaron 16 lesionados, de los cuales 10 eran menores de edad. Nueve de ellos no superaban los 11 años de edad. La inhalación de gases en los barrios la visita más frecuente. A su vez siete casos fueron por arma de fuego.

La falta de un hospital público en Buenaventura hace la situación más crítica. Diariamente en la Clínica Santa Sofía se atienden a 120 pacientes que están hospitalizados sin contar los que lleguen con urgencia vital.

La clínica cuenta con 40 médicos generales y cuatro en el sector de urgencias, siendo el único centro hospitalario en una ciudad que supera los 500.000 habitantes. Si se llegara a presentar una catástrofe la ciudad colapsaría.

“Sin importar el carné de salud atendemos a todas las personas, pero las EPS nos deben más de 4.000 millones de pesos, sin contar los otros 1.000 que nos debe la administración municipal. Así tampoco sabríamos qué hacer”, dijo Carlos Mario Zapata Cano, director médico de la clínica.

La calma llega al puerto después de las 11:00 de la mañana cuando un aparente letargo pacífico se apodera del sector, algunos aseguran que la hora del almuerzo y el sol inclemente hacen que los manifestantes se resguarden, pero la tregua dura hasta las 5:00 de la tarde donde las personas vuelven a salir a sus puntos de encuentro hasta repetirse los enfrentamientos.

Ante esto no son pocas las quejas y videos que ya se hacen virales a través de las redes sociales, donde la comunidad denuncia que la fuerza pública se está excediendo.

“Nuestro paro era pacífico hasta el día que llegó el Esmad. Ellos comenzaron a dispararnos de frente sin pensar que habían niños, luego se meten a los barrios y nos llenan de gases las cuadras, dígame, ¿así quien no se vuelve violento?”, comentó Stiwar Medina, un manifestante.

Algunos manifestantes mostraron en su cuerpo las heridas que les han dejado los enfrentamientos con la fuerza pública, donde manifiestan que usan armas de fuego.
En sectores como ‘Puente la Paz’ en la vía conocida como ‘la variante’ las escaramuzas no cesan y la quema de llantas, árboles caídos, la ‘lluvia’ de piedras y el olor a gases lacrimógenos hacen parte del panorama diario.

El padre Jhon Reina, director de la Pastoral de Buenaventura, señaló que es posible que algunos jóvenes se hayan extralimitado, pero con pedagogía se pueden corregir. “hay que llamarlos al orden”, dijo.

Entre tanto, la comunidad de Buenaventura espera que el paro finalice pero con acuerdos que ayuden al mejoramiento de sus vidas. Que el agua potable llegue constantemente las 24 horas del día, haya más empleo y un hospital que salve las vidas de las personas en su misma ciudad y no mueran en camino al hospital de nivel III más cercano en Cali.

MARIO BAOS
ENVIADO ESPECIAL DE EL TIEMPO
BUENAVENTURA

http://www.eltiempo.com/colombia/cali/buenaventura-en-paro-civico-95088

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: