COLOMBIA: Crónica. Cumaral. Consulta Popular: “De su voto depende el futuro de Cumaral”. “El agua se respeta, ¡Carajo!”


 

“Yo amo la VIDA. Defiendo el AGUA”

Con 7. 475 votos (97.04%),  la ciudadanía dijo “NO” a la explotación de petróleo en su territorio. Hubo solamente  183 votos (2.38%) por el “Sí”. Votos nulos, 28. Votos no marcados, 17. Total votos: 7.703. Umbral: 5.261.  Censo electoral o personas con capacidad para votar: 15.782. Se superó ampliamente el umbral, y se confirmó una vez más la crónica abstención electoral, una enfermedad a lo largo y ancho del país. La población total del municipio se eleva a unos 18.900 habitantes.

La cantidad de votantes fue grande, a pesar de tres dificultades: La primera, los rumores que circularon los enemigos de la Consulta, según los cuales, la Consulta Popular había sido suspendida. La segunda, la lluvia pertinaz y inclusive con aguacero, durante unas tres horas, desde pasadas las once de la mañana hasta pasadas las dos de la tarde. Ese lapso de tiempo se considera de alta votación, en todos los eventos electorales. A pesar de la mojada, la ciudadanía fue llegando. Y la segunda, la  decisión de la Registraduría Municipal, de reducir la cantidad de mesas de votación, con relación otras elecciones. Esta disminución fue del 50%. Hubo 14 mesas en el casco urbano y 8 mesas en las veredas. En Cajamarca también se redujeron las mesas. Y parece que va a pasar lo mismo en Pijao. ¿Habrá  influencia sobre la Registraduría, de alguna instancia del Gobierno o del Estado, en este fenómeno? Necesitamos malicia indígena para responder…

Unos minutos antes del cierre de la votación, a las personas que llegaban un poco tarde, se les hizo calle de honor, al grito solidario de “Corre…Muévalo… Corre… Muévalo”.  Y se les puso ciertamente a correr. Cada voto era valioso.

En el Parque, al anuncio de los resultados, sonaron el himno del municipio y los aires del joropo, que dio paso también al baile, bajo un cielo más bien gris.  La explosión de alegría fue inmensa, en los rostros de la ciudadanía reunida en una esquina del parque central. Unas mil personas batieron palmas, larga y sostenidamente. Se enarboló la bandera roja, blanca y verde del municipio. El blanco forma una estrella, en medio de los otros dos colores. Se batieron otras banderas y otros símbolos de la campaña. Hubo abrazos de felicitaciones y agradecimientos. El grito colectivo se expandía con las siguientes consignas gritadas continuamente: “Se siente, se siente, se siente, Cumaral está presente”. “El agua se respeta, Carajo”. “Sí se puede, sí se pudo”.  “Agua para la Vida”.

Varias personas líderes tomaron el micrófono para elogiar el evento y su proceso, expresar sus emociones, llamar a continuar  la lucha, y, ante todo, a defender  la decisión popular que se acababa de sellar, ante los anuncios del Gobierno, de desconocer las consultas.

Algunas frases: “Somos ganadores. No Cumaral si no todo el país”.  “Viva Colombia. El triunfo es para toda Colombia”. “Al Gobierno y a las multinacionales: Aquí mandamos los llaneros. Las multinacionales que quieren llevarse nuestros recursos, no lo lograrán”. “Cumaraleños: su historia se parte hoy en dos etapas. Todos los años vamos a recordar esta fecha”.  “Hoy Cumaral fue ejemplo de  dignidad y de esperanza, como lo han sido otros municipios como Tauramena y Cajamarca”.  “Llevo en el pecho el grito de un guerrero” (una frase del himno municipal). “La tarea más ardua, hoy y mañana: repensar Cumaral”. “Cumaral no se vende. Se ama y se defiende”.  “Ustedes defendieron el agua y los derechos colectivos”. “No podemos aceptar que nos roben el presente y el futuro de nuestros hijos”…

Año 2012: Inicio de un proceso contra la sísmica con dinamita

El proceso comenzó en 2012, cuando experimentaron las consecuencias de la sísmica con dinamita, por parte de “Petrominerales”, de Canadá, en el Proyecto Pozo 69.  “Las potentes ondas de la símica producen inestabilidad en la capa vegetal.  Hacen perder la naturalidad de la permeabilidad del terreno. El agua se filtra y se producen los deslizamientos de tierra”, me explicó el ingeniero civil Diego Rojas, una de las personas promotoras de la Consulta.

Hubo 120 deslizamientos de tierras en el piedemonte. Los habitantes protestaron. Supuestamente la Compañía canadiense hizo un estudio de la situación, y cínicamente concluyó que la culpa la tenía el ganado.

Los daños causados por la apertura del pozo “Llanos 59”,  por “Petrominerales” de Pacific Rubiales, y luego del pozo “Llanos 69”, provocaron la  organización de dos colectivos de jóvenes: “Boicot” y “ALSA”: Acción de Lucha Socioambiental”. También se organizó el Comité de Defensa del Piedemonte Llanero.

La coyuntura actual comenzó en 2016. Se debe a la presencia de la multinacional “Mansarovar”, conformada por la  empresa  estatal de la India, Oneguash y la empresa estatal China, Sinopec. Entraron a Cumaral sin hacer consulta previa, e invocando que tenían  permiso del ANLA y de la ANI (Agencia Nacional de  Infraestructura). De tal manera que se auto-autorizaron para entrar a las fincas, propiedad de campesinos, en la vereda Chepero Alto, para realizar sísmica durante tres meses, “Como Pedro por su casa”.

Ante tal atropello, los habitantes del sector crearon “El Comité de Seguridad” y cerraron varias vías terciarias para que los de Mansarovar no pudieran circular. Mansarovar promovió reuniones de carácter informativo, que se convirtieron en mítines en su contra.

Intervino entonces el juez, para intimidar a los campesinos con la amenaza de expropiar sus fincas, si no permitían el trabajo de la empresa indo-china. Y tres concejales mantenían un diálogo amistoso y muy fluido con la empresa y a favor de la empresa.

Estaban dadas, pues, las condiciones de concientización y de organización, para hacer frente a la nueva coyuntura. Desde finales de 2016, un grupo de jóvenes, entre ellos: Carlos López, Carolina Ordúz,  Gerson López, Lucía Buitrago, John Fredy Martínez y Laura Buitrago y otros más, organizaron la recolección de 1.800 firmas, en un solo día, para solicitar al Alcalde Miguel Antonio Cara Blanco, la convocatoria de la Consulta Popular. El Alcalde accedió y se procedió a elaborar el respectivo documento, para presentar al Concejo Municipal, con la colaboración del abogado Luis Arturo Ramírez.

La votación en el Concejo Municipal fue la siguiente: de 11 concejales: 7 votaron a favor de la convocatoria de la Consulta Popular, 2 votaron en contra, hubo una abstención  y un concejal no llegó a la sesión.

Si bien hubo protagonismo de jóvenes, en las múltiples tareas de impulso y organización de la Consulta Popular trabajaron todos los sectores sociales organizados, y muchas personas, de todas las edades, a título personal. Entre 80 y 100 personas entregaron imaginación, creatividad, trabajo y tiempo casi todos los días.

Es positivo citar dos párrafos de  Semana Sostenible-Medio Ambiente, del 11 de mayo de este año, que resume bien la encrucijada: “El próximo 4 de junio, los cumaraleños están convocados a las urnas para decidir sobre el futuro del proyecto petrolero Llanos 69, que se desarrolla en 22.650 hectáreas de este municipio del Meta ubicado a menos de tres horas de Bogotá. Para ello, deberán responder esta pregunta: “¿Está usted de acuerdo con que dentro de la jurisdicción del MUNICIPIO de CUMARAL (META) se ejecuten actividades de exploración sísmica, perforación exploratoria y producción de hidrocarburos?”.

Según los argumentos de la alcaldía municipal, que convocó la consulta, el contrato de Exploración y Producción de Hidrocarburos No. 009 de 2012, celebrado entre la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH) y la empresa china Mansarovar Energy “afectará de manera irreparable el recurso  hídrico contenido en:  ríos, caños, nacederos, morichales, lagunas, fauna y flora en general y aljibes, que incluso surten del recurso natural (agua) a otros municipios distintos a Cumaral como El Calvario, Restrepo, Villavicencio y Medina, en los departamentos del Meta y Cundinamarca”.

 

Visita del Gerente de Ecopetrol, Juan Carlos Echeverri

Once días antes de la votación, se presentó el gerente de ECOPETROL, para convencer a los organizadores de desistir de la votación, con argumentos que los interlocutores le desbarataron rápidamente.

Según uno de los participantes, se atrevió a afirmar, que en la explotación de petróleo, el país recibe el 90% de las ganancias y la empresa el 10%. ¡Qué mentira! No quiso aceptar que el municipio está en riego de avalanchas. Su única preocupación fue la de defender el compromiso del Estado con la multinacional a espaldas de la ciudadanía, y en contra del Medio Ambiente.  En altas horas de la noche, del día de la visita de Echeverri, repartieron volantes favorables a ECOPETROL, por debajo de las puertas de los hogares.

Además, insistió en que el agua no tiene ningún peligro!!!  Uno de los  líderes me comentó que hoy se necesitan 19 barriles de agua para lograr un barril de petróleo. Y esa realidad  tiene su explicación en la calamidad que sufren los campesinos.  Hace unos años, cavando,  se encontraba agua a dos metros de profundidad. Hoy se necesitan 105 metros de profundidad, la operación vale 50 millones de pesos y el agua sale contaminada.

¿Qué campesino pobre puede invertir esa cantidad de dinero, para encontrar agua para el sustento familiar, el de su ganado y/o para la agricultura?

El Presidente Santos, en Paris, durante la Cumbre Mundial Medioambiental, en 2015, convocada por la ONU, se comprometió, ante 195 países,  en la defensa del Medio Ambiente. La explosión de consultas populares muestra  que no lo está haciendo. Está peor que TRUMP. Trump dijo públicamente “NO”. Santos dice: No pero sí. Sí pero NO.

ECOPETROL malgasta muchos millones en auto propaganda por televisión, elogiando sus supuestas buenas políticas. Pro la realidad es otra, en los territorios.

Mini-entrevistas y razones

Dialogué con unas treinta personas sobre el porqué de su participación en la Consulta Popular. Algunas de sus  respuestas:

  • Por la defensa del agua, la vida y la soberanía del territorio.
  • Contra las multinacionales que nos quieren cambiar el uso de nuestro territorio.
  • Queremos agua. Queremos vivir.
  • Porque el agua es un derecho en la Constitución.
  • Cuidar el agua y el territorio, para que no se nos derrumbe.
  • No queremos quedarnos sin agua.
  • Que la naturaleza no se destruya.
  • Evitar la sísmica.
  • Porque no quiero que nos acaben el agua.
  • No quiero que nos cambien el agua por petróleo.
  • No nos podemos cepillar los dientes con petróleo.
  • La explotación de hidrocarburos está en contra de la vida.
  • Porque participar es un derecho ciudadano y para que no se nos acabe el agua por culpa de las petroleras.
  • Para apoyar a las familias que viven en el sector afectado.
  • Varias personas explicaron los cambios que sufren los municipios con la llegada de las multinacionales: carestía en productos y arriendos, prostitución, invasión de trabajadores a quienes no les interesa el municipio, robos,…

 

Solidaridad, la ternura de los pueblos

De diferentes lugares del país llegaron personas y/o delegaciones en solidaridad, para apoyar y conocer lo que se vivía en Cumaral: de Santander-Santurbán, de Cajamarca, de Ibagué, de Caquetá, del Valle, de Bogotá, de Tauramena-Casanare, que ganó su Consulta Popular en 2013. De Neiva-ASOQUIMBO, de otros municipios del Meta (Villavicencio, San Martín, Restrepo, Granada…).

De Ibagué y Cajamarca  se desplazaron unas 20 personas. También de otros lugares, para colaborar en la campaña de concientización ciudadana, en la última semana.

La organización del domingo fue impecable: en un salón, en una de las esquinas del parque central, estaba el “comando”. Varias personas, con teléfono en mano, dialogando con los equipos que iban a los barrios o a las veredas; con los equipos que informaban qué mesa le correspondía a cada persona según el número de la cédula; con las visitantes de otros municipios o de los medios de comunicación que se acercaban a pedir información… En las dos cuadras que separaban  el “comando” de la entrada del colegio “Córdoba”, donde estaban los jurados de votación, se encontraban varios equipos, explicando a quienes llegaban a votar, el número de la mesa correspondiente. Durante las tres primeras horas de la mañana, muy disciplinados, llegó la mayor parte de las/los votantes.

Y el 9 de julio, consultas en Arbeláez, Cundinamarca. Y Pijao, Quindío.

Héctor Alfonso Torres Rojas, Sociólogo.

Bogotá, Lunes 5 de Junio, de 2017, Día Mundial del Medio Ambiente

Nota. Las personas que quieran compartir esta crónica con sus amistades, la pueden enviar con toda libertad.

Le puede interesar: El duro discurso de Róbinson Díaz contra la explotación petrolera en Cumaral

Remitido al e-mail.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: