Colombia ratificó el TLC con Israel y esto perjudica la economía nacional


Resumen Latinoamericano/ C I/ 5 de junio 2017 .-

El Congreso de la República acaba de ratificar el Tratado de Libre Comercio entre Colombia e Israel, aunque falta que sea revisado por la Corte Constitucional para que entre en vigencia. Este hecho hace aún más decisiva la acción conjunta de las organizaciones y movimientos sociales en contra del comercio con Israel por el impacto que tendrá este TLC en varios sectores de nuestra economía nacional y en la vulneración a los derechos humanos.

El sector más favorecido con este TLC será el minero energético. En el 2015, el 89% de las exportaciones colombianas a Israel correspondieron al carbón, recurso cuya explotación se encuentra en manos de empresas multinacionales. Teniendo en cuenta que lugares como la Guajira, en donde más se extrae este mineral, no ha visto nunca ningún beneficio social de esta producción, es predecible que el TLC solo aumentará las ganancias para las empresas privadas y que las comunidades continuarán sin beneficios, empobrecidas y desplazadas.

En cuanto a otros sectores de la economía colombiana, el estudio conjunto sobre la factibilidad de un TLC, redactado por ambos gobiernos, declara que el crecimiento de las exportaciones colombianas será “mucho menor” que el crecimiento previsto de las exportaciones israelíes. Así mismo, se proyecta “un crecimiento del 2% equivalente a un poco más de 1 millón de dólares”. Respecto a la agricultura, el Ministerio de Comercio prometió beneficios para el sector cafetero, el segundo rubro de exportaciones colombianas a Israel, con el 2,7% en el 2012; sin embargo, el estudio reconoce que el café ya “tiene 0% de arancel cuando entra a Israel” y por lo tanto no se vería afectado por el TLC.

Colombia importará más armas y equipo militar

Uno de los puntos más cuestionables de este TLC es el aumento de las importaciones de armas y equipo militar. Aunque el Ministerio de Comercio ha querido ocultarlo, los documentos oficiales confirman que las importaciones de Israel a Colombia se centran en el sector militar (el 49,6% del total en 2010), importación que crecerá con mayor facilidad con el TLC.

En un contexto nacional en el que se está llevando a cabo la implementación del acuerdo de paz con las FARC y se abrieron negociaciones con el ELN, Colombia no necesita más armamento, sobre todo armas “probabas sobre el terreno” contra la población civil palestina. Se supone que los gastos militares deben reducirse y esos rubros invertirse en la educación, la salud, el apoyo real a la población rural, hacia la consolidación y el fortalecimiento de un mercado interno autónomo y a garantizar otros derechos fundamentales.

De acuerdo al Ministerio de Comercio, fortalecer las relaciones económicas con Israel, la primera negociación con un país de Medio Oriente “busca incrementar los flujos comerciales y de inversión, impulsar la cooperación económica bilateral, la remoción de las barreras no arancelarias y el fomento de las relaciones diplomáticas. El TLC con Israel permitirá un acceso preferencial a este mercado y un consecuente incremento en el comercio como resultado de la reducción en los costos de transacción y del mejoramiento en los procedimientos aduaneros. Así mismo, el TLC con Israel promoverá  la ampliación de los flujos bilaterales de inversión y la creación de nuevos negocios”.

No obstante, estas afirmaciones no son del todo ciertas porque el TLC con Israel significa un apoyo económico a su larga ocupación de los territorios palestinos y otras violaciones a los derechos humanos de la población palestina. De las 312 empresas israelíes que exportaron sus productos a Colombia entre agosto de 2014 y agosto de 2015, al menos cuatro tienen sus sedes en territorios ocupados ilegalmente por Israel desde 1967. Asimismo, muchas otras empresas israelíes domiciliadas dentro de las fronteras del Estado de Israel tienen presencia en los territorios ocupados, sin que esto se reconozca públicamente, o se lucran de la ocupación de otra forma. Dicha ocupación, y concretamente el uso de los territorios ocupados para lucrarse, es completamente ilegal según el Derecho Internacional Humanitario.

Por todas estas razones el TLC con Israel implica muchos peligros para la economía nacional y también para los derechos humanos de las comunidades rurales y étnicas de ambos países, puesto que es un acuerdo comercial que se centra en el fortalecimiento de la guerra interna, la expoliación de los recursos nacionales y la creciente militarización de los campos y las ciudades de ambos territorios.

CI OV/DM/3/6/17/11:57

http://www.resumenlatinoamericano.org/2017/06/05/colombia-ratifico-el-tlc-con-israel-y-esto-perjudica-la-economia-nacional/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: