45 AÑOS: SERVICIO COLOMBIANO DE COMUNICACIÓN SOCIAL (SERCOLDES)


CELEBRANDO LOS 45 AÑOS DEL SERVICIO COLOMBIANO

DE COMUNICACIÓN SOCIAL

Carrera 16 Nro 39A78

Bogotá-Colombia

 

Este año cumple SERCOLDES 45 años de trabajo constante en pro de una Colombia con justicia social, incluyente, sin ningún tipo de discriminación y apuntando a un país en paz. Este Servicio a los demás ha sido reconocido por las mismas personas, colectivos, grupos y organizaciones  que han participado como sujetos activos de nuestras apuestas y acciones llevadas a cabo en distintos escenarios del territorio nacional. Nos ha llenado de profunda satisfacción haber alcanzado logros no exentos de dificultades.

El camino que hemos recorrido en este tiempo dando pasos y pedaleos de todas y todas : de Jairo, Rosalba, Maria Fernanda, Heliodoro, Olga Lucia, Hilda, Norma, Betty, Mariluz, Orfilia, Maria Helena, Alirio, Javier Omar, y Fabio, y muchos otros más,  han  formado un gran tejido dinámico multicolor de lucha, de esperanza, de fe en el futuro y de amor por los demás.

Dentro de la Historia del Servicio Colombiano, recordamos y agradecemos a quienes nos impulsaron y hoy no se encuentran con nosotros: Monseñor Gerardo Valencia Cano y Camilo Moncada Abello.

 

NUESTRAS FELICITACIONES Y SALUDOS FRATERNALES.

¿QUIERES ABRAZAR, Y NO PUEDES? NO TE LO PUEDO CREER.


La imagen puede contener: una o varias personas, personas sentadas y texto

Imagen

BUENAVENTURA: PARA QUE EL MUNDO LO SEPA.


63.304 reproducciones

#BuenaventuraTieneFe Este video lo dice todo. Compártelo Para que el mundo lo sepa. Credito: SoydeBuenaventura

Tal vez sea hora de reconsiderar llamar ‘padre’ a los sacerdotes

08 Jun 2017 Deja un comentario


Sacerdotes asisten a un servicio de penitencia cuaresmal dirigido por Francisco en la basílica de San Pedro en el Vaticano el 17 de marzo (CNS / Paul Haring)
Una crítica persistente de la iglesia cristiana universal – pero sobre todo la Iglesia Católica – es que en muchos sentidos es patriarcal. Lo que quiere decir que los hombres, no las mujeres, que corren.

Mira cualquier imagen del Colegio de cardenales reunidos con el Papa, y el dominio masculino es vergonzosamente obvia, dado que es al menos teóricamente posible tener cardenales femeninos .

Un refuerzo sutil pero efectiva de imagen Club de este hombre ocurre cada vez que un cura católico se dirige como “Padre”. Ah, ya sé llamar a los sacerdotes que tiene una larga tradición y en cierto modo es una personalización con encanto de la función de supervisión sacerdotes desempeñan. Pero al celebrar el Día del Padre este mes, tal vez es hora de que los católicos reconsiderar la práctica.

Debido a la exigencia de celibato de la iglesia, los sacerdotes no se les permite ser padres en la misma forma que yo soy uno. Dos mujeres adultas hoy están relacionados a mí por la sangre porque mi esperma y los óvulos de su madre milagrosamente combinados. También estoy padrastro a cuatro adultos con quien tengo una relación paternal, aunque sabemos que es nuestra conexión espiritual a través del amor, no físico de origen.

(Ninguna de estas seis personas me llama “Padre”, sin embargo. Soy “papá”, “Bill” o “Hey, tú.” Y nuestros ocho nietos aplicar varios nombres para mí, ninguno de ellos “abuelo” y ninguno, a pesar de mis instrucciones persistentes, “Su Gracia”).

“Me valoran especialmente las homilías de Mons Gumbleton. Su aplicación del Evangelio al mundo de hoy está lleno de perspicacia y necesitamos los retos que presenta.”

-NCR lector
Mary Jo Dawe

Así que para llamar a un sacerdote “padre” es utilizar una metáfora que parece extraño en tensión con la enseñanza de la Iglesia sobre el celibato. Más allá de eso, es un recordatorio de goteo-goteo-goteo que la iglesia excluye la posibilidad de ordenar mujeres. Por el contrario, en la Iglesia Episcopal, que comenzó a ordenar mujeres como sacerdotes hace 40 años, mujeres sacerdotes a menudo son tratados como “madre”, con lo que al menos un poco de equilibrio a la realidad continua que el sacerdocio en esa iglesia sigue estando dominado por los varones .

Soy muy consciente de que la práctica católica de sacerdotes llamar “padre” está profundamente arraigada en la cultura de la iglesia y sería difícil de cambiar.

Dicho esto, sólo tener una conversación acerca de tales cambios podría resultar esclarecedor e incluso liberador. Apuesto a que aquí y allá se podría incluso encontrar algunos sacerdotes que estarían encantados de librarse del título. Incluso podría ser posible encontrar un párroco que sería suficiente ahora para pedir a los miembros de la iglesia a llamarlo algo que no sea negrita “Padre.” ¿Pero que?

En muchos campos, el título se aplica a las personas dice algo acerca de sus funciones, como en “General”, “profesor” o “Doctor”. tal título es bastante disponible y ha sido utilizado regularmente a través de gran parte del cristianismo: “Pastor”. Luteranos y bautistas, sobre todo, a menudo se refieren a “Pastor Collins” o, de manera más informal, “Pastor Jim.” Eso funciona.

El título de “Reverendo” se aplica tanto a los pastores católicos y protestantes, por supuesto, ya veces protestantes llamará a sus pastores con ese título, como en “reverendo Haley, ¿podría abrir este encuentro con la oración?” Así que esa es una opción, pero es una especie de peraltado, por lo que con algunos pastores el título se redujo a “Hey, Rev.”

Sin embargo, “Pastor” es más, bueno, pastoral. Cada vez que se usa para hacer frente a un ministro, que él o ella recuerda a una tarea asignada clave. La congregación está llena de personas que necesitan atención pastoral, ya sea para ayudar a sanar las relaciones rotas o superar el dolor. Es más suave y más humilde que el “padre”, que lleva consigo la implicación de que la persona a la que se aplica tiene autoridad y debe ser obedecido. Esa es una razón cristianos se refieren tradicionalmente a Dios como “Padre”.

Bueno, mira, mi idea viene a usted de un Presbiteriano con poca piel preciosa en el juego Católica-Priest-título. Así que, por supuesto, usted es libre de incinerarlo. Pero creo que los sacerdotes que llaman “Padre” es una de esas prácticas raramente impugnados que deben ser conservadas hasta la luz de vez en cuando para ver si todavía sirve a un propósito útil.

PS: Yo suelo llamar mis pastores Paul y Kristin.

[Bill Tammeus, un anciano presbiteriano y ex columnista premiado fe para el Kansas City Star, escribe el periódico ” Cuestión de fe blog” de la página web de la Estrella y una columna para el Presbyterian Outlook. Su último libro es El valor de la duda: ¿Por qué preguntas sin respuesta, no respuestas incuestionables, edificar la fe . Él E-mail a wtammeus@gmail.com .]

https://www.ncronline.org/blogs/small-c-catholic/maybe-its-time-reconsider-calling-priests-father#.WTk6YETX-hQ.facebook

“Ningún grupo está tan marginado en la Iglesia como los LGTB”

08 Jun 2017 Deja un comentario


El sacerdote y escritor James Martin, sj

Agencias

James Martin sj: “Ser LGBT no es ningún pecado”

El jesuita defiende que la Iglesia acoja a los gays con “respeto, compasión y sensibilidad”

Cameron Doody, 07 de junio de 2017 a las 20:12

El jesuita defiende que la Iglesia acoja a los gays con “respeto, compasión y sensibilidad”

  • James Martin sj y la portada de su nuevo libro
  • Sawyer y Gilger, con un compañero y el editor en jefe de 'America', James Martin (Segundo i.)
El Papa Francisco, esperanza para los homosexuales de la Iglesia/>

El Papa Francisco, esperanza para los homosexuales de la Iglesia

Homosexuales e Iglesia/>

Homosexuales e Iglesia

(Cameron Doody).- Respeto, compasión y sensibilidad. Esas son las actitudes que hasta el catecismo llama a adoptar a la Iglesia con los homosexuales, pero que demasiadas veces no se traducen en acciones concretas. Y eso es lo que quiere cambiar el jesuita estadounidense James Martin, quien ha escrito un libro a este fin. Un libro sobre cómo la Iglesia y la comunidad LGBT pueden construir puentes entre sí y aprender a convivir juntos.

Hablando de su libro con el Religion News Service y con Crux, el jesuita defiende que estos valores catequéticos -respeto, compasión y sensibilidad- son “esenciales” para un colectivo como el de los LGBT que se siente “marginado casi por completo” en la Iglesia institucional.

“Simplemente no hay ningún grupo tan marginado en la Iglesia católica como las personas LGBT. A veces, se les ha tratado como leprosos“, ha lamentado el jesuita. Y eso que “simplemente ser LGBT no es ningún pecado, de acuerdo con la doctrina católica. Eso es un malentendido común”. Aunque el catecismo use un lenguaje destructivo, a ojos del padre, para describir los sentimientos de una persona gay -el de “intrínsecamente desordenado”- que necesita ser puesto a punto.

“Decir que una de las partes más profundas de una persona -la parte que da y recibe amor- está desordenado es innecesariamente dañino”, deplora el padre Martin, quien sugiere, por su parte, que se cambie a algo como “ordenado diferentemente”.

Volviendo a la actitud que urge tomar con el colectivo LGBT, Martin observa que “son gente que se siente marginada, así pues eso es un modelo para nosotros”: los que deseamos que encuentren un hogar en su parroquia. Un modelo que es nada menos que el del Señor. “Jesús da la bienvenida, invita y incluye”, recuerda el sacerdote. “Y para Jesús no hay ‘nosotros’ ni ‘ellos’: solo somos nosotros”.

Respeto para ellos, en primer lugar, significa llamarles lo que ellos mismos se llaman. Esto es, gay, LGBT, LGBTQ o lo que fuera, pero nunca “atraído por el mismo sexo” o otros términos fríos y clínicos. “Pienso que la aparente incapacidad de la gente de usar algo tan simple como LGBT, particularmente cuando el propio Papa Francisco ha usado el término gay, muestra una falta de respeto”, ha lamentado Martin.

“Respeto también es ver a estas personas como individuos que traen dones a la Iglesia”, profundiza el jesuita. “Compasión es verles en su complejidad, y sensibilidad es estar sensible a sus experiencias vitales”.

Pero es que estas actitudes de bienvenida no solo son preceptos evangélicos y doctrinales: al acoger a las personas LGBT la Iglesia se abre a todo un mundo de fieles en potencia, como son sus familias y sus amigos.

Según lo ha vivido el padre Martin en sus giras de promoción del nuevo libros, cantidad de seres queridos de personas gay se le han acercado para comentarle nada más que “lo que quieren es un sitio para su hijo, hija, nieto o nieta en la Iglesia”.

http://www.periodistadigital.com/religion/america/2017/06/07/religion-iglesia-eeuu-mundo-james-martin-ser-lgbt-no-es-ningun-pecado-eso-es-un-malentendido-comun-gays-iglesia-catolica.shtml

OBALA. CAMERUN: EL OBISPO FUE TORTURADO.

08 Jun 2017 Deja un comentario


Mujer con las velas de oración. Crédito de la imagen: Massimo Valiani a través de Flickr CC BY NC 20 CNA 6 29 15

Obala, Camerún, Jun 7, 2017 CNA / EWTN News.- informes de noticias locales dicen que “señales de tortura” se han encontrado en el cuerpo de un obispo camerunés cuyo cuerpo fue encontrado en un río la semana pasada.

Circunstancias inusuales rodearon la muerte del obispo Jean-Marie Benoît Balla de Bafia, llevando a algunos a pensar que había cometido suicidio.

Obispo Balla, que era de 58 años, dejó su residencia al final de la tarde del 30 de mayo Desapareció, y su coche fue encontrado estacionado en el puente cerca de Sanaga Ebebda, a unas 25 millas al noroeste de Obala. Su cuerpo fue encontrado 2 de junio de cerca de 10 millas desde el puente.

Una nota fue encontrado en su coche que al parecer leyó: “No mire para mí! Estoy en el agua.”

Mientras que algunos creen que esto era nota de suicidio del obispo, otros creen que puede haber sido asesinada, debido a otros asesinatos sin resolver de sacerdotes en el país. La autopsia del obispo parece apoyar esas sospechas.

La autopsia muestra que el cuerpo del obispo pasó menos de 4 horas en el agua antes de que se encontró, a pesar de que su cuerpo fue encontrado varios días después de que hubiera desaparecido. La autopsia también se observa la falta de agua en los pulmones, lo que habría estado presente tuvo murió por ahogamiento.

COLOMBIA: SER LIDER SOCIAL NO ES DELITO!!!

08 Jun 2017 Deja un comentario



​​

​———————————————————————–

Anteriores Entradas antiguas

A %d blogueros les gusta esto: