COLOMBIA: Buenaventura: sitio de interés para los poderosos del país


“Este territorio pasó de ser considerado un sitio insignificante para aquellas familias prestantes del país a una mina de oro”

Por: WILSON CAICEDO ANGULO Junio 09, 2017
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Buenaventura: sitio de interés para los poderosos del país

Quiero iniciar este articulo advirtiendo que he tomado atenta nota de algunas personas que habitan nuestro puerto, investigaciones propias, e información obtenida de redes sociales las cuales han sido constatadas para plasmar algo verídico antes de escribir estas líneas.

Por eso debo remitirme a la abolición de la esclavitud sin ser historiador, ya que es ahí donde inicia esta teoría.

En ese tiempo donde fueron declarados “libres” nuestros ancestros, inició el periplo de la supervivencia de cada uno de los esclavos que no tenían para donde irse con sus familias. Algunos de ellos prefirieron seguir bajo las ordenes de sus amos por un plato de comida y techo para así brindarles protección, otros decidieron marcharse buscando nuevos horizontes que les permitiera vivir con mayor dignidad. Fue así cómo grupos de negros raisales llegaron a nuestra Costa Pacífica y se asentaron en estas tierras, pues en ellas veían un futuro y una forma de subsistencia sin tener que mendigarle nada a quienes los oprimieron durante mucho tiempo.

Para las familias prestantes de este país, tener a los negros lejos de sus ciudades era magnifico y que se hicieran lo más lejano posible era tranquilizante en ese tiempo para ellos.

Con el correr del tiempo nuestros ancestros del Pacífico, en especial en Buenaventura, fueron desarrollando estos territorios con base al estilo de vida que coincidían, debido a que eran de una misma etnia, pero estaban en otro región lejos de sus hogares y eran conscientes de que no había forma de poder volver a donde un día pertenecieron. Así que decidieron arraigarse aquí.

Cuentan algunas personas con cierta nostalgia, sentimiento y con lágrimas en sus ojos que en el Pacífico, principalmente Buenaventura, éramos felices, una tierra humilde: calles sin pavimentar, sin teléfono, con agua 24 horas, con un solo hospital , excelentes colegios públicos (entre los que se destacaban el Colegio San Rafael, Colegio Femenino San Vicente, Normal de señoritas Gabriela Mistral, Colegio Pascual de Andagoya, Liceo Femenino del Pacífico, Instituto Técnico Industrial Gerardo Valencia Cano (ITI), Instituto Femenino La Anunciación (IFA),  Instituto Comercial Teófilo Roberto Potes (ICOTERPO),y  algunos Colegios privados de excelente nivel como: Seminario San Buenaventura, Colegio Bartolomé de las Casas y San Francisco de Asís).

En esa época todo niño estudiaba. Manifiestan recordar a su papá  llegar con los útiles a la casa, eran cajas con cuadernos y libros para todos. Los docentes eran excelentes, algunos de nuestro puerto, licenciados todos, amantes de su saber y dedicados en su enseñar, cabe anotar y debo reconocer que si nos trasladamos 35 años atrás yo alcancé a vivir gran parte de este tiempo (gracias a todos mis profesores).

Para esa época, el inicio de la década de los 80, cuando inicié mis estudios de primaria y bachillerato mis compañeros de estudio eran hijos de trabajadores de las empresas Puertos de Colombia, Flota Mercante Grancolombiana, Aduana, Empresa de Telecomunicaciones (Telecom), Zona Franca, Ferrocarriles Nacionales, Acuavalle, Marineros o Embarcaciones Pesqueras, Maestros, Comerciantes,  Transportadores, Empleados Públicos, Médicos, Abogados, Políticos, etc. (En aquel tiempo por muy difícil que fuera la situación de los bonaerenses, recuerdo que el 90% de la gente tenía algún tipo de empleo, incluso algunas madres trabajaban como amas de casa).

Qué decir del medio de transporte, en ese entonces lo hacíamos en buses (AZUL CREMA Y HK), carpatis y muchas veces a pie.

En ese entonces era sagrado ir a misa de las 07:00 a.m., y al salir íbamos al Teatro Caldas en el centro a ver películas. En la tarde dábamos una vuelta al parque y regresábamos a casa, otras veces al llegar de escuchar la misa nos llevaban en paseos entre vecinos a los ríos Dagua, la Víbora, Katanga, Pericos, Sabaletas, San Marcos, La Delfina entre otros sitios, éramos felices.

Mis amigos y amigas jugaban bajo la lluvia y arrastraban llantas con un palo. A veces nos metíamos en ellas y rodaban hasta caernos, los jóvenes cerrábamos las calles para jugar futbolito, hacíamos picaditos (juego de fútbol entre jóvenes de diferentes calles) y solo se detenían para dejar pasar a alguien o algún carro que se ocurría pasar para no hacer algún daño o darle un pelotazo a alguien,  jugábamos lleva, Pico, Fusilado, Yeimi, Ponchado, Parque, Domino entre grandes y pequeños y antes que llegara el papá teníamos que estar dentro de la casa.

Hacíamos boditas (comidas a nuestro estilo), aprovechando que en las tiendas se vendía una copa de aceite, una raya de mortadela, un vaso de leche,  un pedazo de manteca, una pastilla de chocolate, un tomate entre otras cosas, aunque la mayor parte de los ingredientes eran sacados a la escondidas de nuestras casas.

Los errores nos los corregían con látigo (no era negociable). Estrenábamos en julio y diciembre, era todo un privilegio vivir en nuestro puerto.

Otras de las grandes anécdotas es la música, pues por costumbres la oíamos a todo volumen. Siempre fue compañera los fines de semana. Desde que tengo memoria la salsa, nuestra favorita, nos despertaba en la madrugada o a cualquier hora y cualquier día, eso a veces molestaba y otras veces alegraba. Fuimos felices, no nos faltaba la comida, desayunábamos, almorzábamos y en la noche la merienda (así le llamamos en el pacifico). Cuando llegaba una visita a la casa era bienvenida, los niños no participábamos en la conversaciones de los mayores.

¿A qué obedece el cambio extremo que tiene azotado a los habitantes de Buenaventura?

  • Falta de conocimiento

Así como una vez tiraron a nuestros ancestros a la calle sin derecho a nada y ellos se refugiaron en una tierra que era insignificante para el gobierno y las familias prestantes de esa época, debido a que las riquezas eran ostentadas en la capital del país, el mundo empezó a cambiar. Yo me acuerdo de una frase célebre que dijo un presidente “Bienvenidos al futuro”. Claro, todos esperábamos un horizonte lleno de prosperidad y mejor calidad de vida para cada uno de nosotros, pero no fue así. Era otro “futuro” que tenían destinado para los habitantes del Pacífico y en especial para los habitantes de Buenaventura.

En ese entonces en la ciudad no habían universidades, pues les tocó hacer a nuestros padres un esfuerzo incalculable para que nosotros pudiéramos pisar una institución de educación superior. Aquellos que tuvieron esa valentía lograron esa hazaña. Por eso hoy la ciudad cuenta con profesionales de alta gama que le puede discutir con argumentos al gobierno nacional cada una de sus políticas racistas.

  • Estrategias para sacarnos de nuestros territorios 

Iniciaron privatizando la mejor empresa del país y de la ciudad (Empresa Puertos de Colombia). Una estrategia realizada en nuestras narices y nunca nos dimos cuenta, pues en ese tiempo no existían la cantidad de profesionales idóneos que hoy poseemos. Además, quienes dirigían la ciudad fueron “engañados”, haciéndolos parte de una presunta estrategia macabra que solo ellos sabían y tenían clara en su mente.

Luego se fueron desvaneciendo por arte de magia cada una de las empresas que estaban asentadas en la ciudad, ocasionando una escala de desempleo nunca antes vista en ninguna parte del mundo. La presunta estrategia era arrinconar a los negros para que se fueran del puerto, pues en este “nuevo futurp” ellos no caben.

Estas son algunas empresas que desaparecieron en Buenaventura: COOPESCOL, INPESCA, MARCOL, BAHIA CUPICA, ASTILLEROS, CHAPAS DEL PACIFICO, FERROCARRIL, MATADERO, BANCO DE LA REPÚBLICA, ACUAVALLE, SUPERINTENDENCIA DE PUERTO, EMPRESAS MADERERAS, HOSPITAL DEPARTAMENTAL, ZONA FRANCA, EMPRESAS PÚBLICAS MUNICIPALES, IMPRENTA, PLAN PADRINOS, ENTRE OTRAS.

Ya en el nuevo milenio, una vez llegamos los hijos de Buenaventura de las diferentes universidades empezamos a observar que existían políticas públicas, decretos y leyes que no encajaban en nuestro territorio. Además, ya no existía ninguna de las empresas que habíamos dejado y que la crisis estaba llegando a un punto incalculable, esto no era normal.

Es así como logramos visualizar que ese “futuro” estaba basado en apoderarse del puerto, pues con la globalización económica, la competitividad de los mercados, los tratados negociados y el sitio estratégico que tiene Buenaventura (la mejor esquina del mundo), se dieron cuenta que haber dejado que los negros se asentaran en este sitio fue un error. Este territorio pasó de ser considerado un sitio insignificante para aquellas familias prestantes del país a una mina de oro, cuyos dueños son ahora de la misma raza a la cual ellos esclavizaron y que presuntamente desprecian por su color de piel.

Lo que esas familias que han manejado el país pensaron que era lo ideal hace más de un siglo, hoy necesitan recuperarlo a cualquier costo para seguir incrementado sus riquezas.

En Buenaventura, pasamos de tener un (1) puerto a tener ahora tres (3) en operación y dos (2) más en desarrollo, ahora entendemos el porqué del MÁSTER PLAN, lo que nos lleva a concluir que hemos sido idiotas útiles.

Hoy que el pueblo sale a reclamar pacíficamente sus derechos, encontramos un gobierno nacional duro, represivo, agresivo, prepotente y sin ganas de negociar, porque sabe que hemos descubierto su supuesto plan macabro, ahora entendemos la violencia generada a nuestros hermanos ocasionando terrorismo en cada sitio donde se encuentra en desarrollo una actividad portuaria, como es el caso de:

TCBUEN: Alrededor de este imperio están los Barrios; Santa fe, Inmaculada, Punta el este, entre otros, recuerden el terror en esos sitios, las casas de piques y cuando ya la gente abandono su casa fueron adquiridas a bajo costo y hoy existe un Imperio Portuario, puede que esté equivocado, pero es tan evidente que es indignante saber la forma utilizada para este fin.

AGUADULCE: Este puerto está ubicado en la zona del Bajo Calima, si llevamos nuestra memoria a ese sitio llegamos a masacres realizadas, desplazamiento forzado, terrorismo, en fin toda una barbarie de hechos que es triste ver que hoy que hay un puerto hay tranquilidad y antes no se podía entrar a esa zona de nuestro territorio, serán puras coincidencias.

Les dejo de tarea averiguar dónde van a quedar dos de los nuevos puertos que están en construcción en nuestro distrito para que hagan memoria y analicen que paso allí y si tienen las mismas características o similitudes a los dos nuevos ya realizados, ellos son: delta del río Dagua y Puerto Solo

https://www.las2orillas.co/buenaventura-sitio-interes-los-poderosos-del-pais/

Anuncios

¡La lucha de los maestros que el gobierno quiere callar!


“Hoy la protesta de los maestros se ve empañada por los actos delictivos de la policía (ESMAD), el cual interviene en la protesta atacando a hombres y mujeres con su acostumbrado operar”

Por: Diana Marcela Benavides Cubillos Junio 09, 2017
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
¡La lucha de los maestros que el gobierno quiere callar!

“Educad a los niños y no será necesario castigar a los hombres” — Pitágoras

Paradójicamente Colombia, un país que según la Constitución de 1991 es un Estado Social de Derecho, tiene un índice de analfabetismo muy alto en comparación con países como Chile, Uruguay, Argentina y Paraguay donde la tasa de analfabetismo no supera el 5%.

El desarrollo de un país se construye sobre la base de la educación, eso es claro y debería estar claro dentro de las políticas públicas de los estados y gobiernos. Sin educación, un pueblo no surge, no hay crecimiento cultural ,social y económico.

Colombia, un país inmensamente rico en mucho sentidos, tendría que liderar a nivel mundial las estadísticas en crecimiento y desarrollo educativo. Sin embargo, por estos días, nos encontramos con que nuestros maestros de todo el territorio nacional han tenido que abandonar el salón de clase para salir a protestar y defender sus derechos, nuestros derechos, ¡esto también es enseñar!

Sí, la lucha que sostienen los maestros de Colombia no es exclusiva de un gremio, es una lucha de todo el conglomerado social, una lucha que nos afecta a ustedes, a mi, a los que vienen detrás de mí, a las clases menos favorecidas, a todo un país, a las nuevas generaciones.

El gobierno nacional ilegítimo, represor, ha querido desconocer el derecho de todos los colombianos a tener educación digna, cercenando el único medio para construir sociedades menos violentas, míseras e ignorantes. Eso lo hace porque resulta muy conveniente gobernar pueblos ignorantes y sumisos.

Un día como hoy, salen nuestros maestros a protestar pacíficamente como lo han venido haciendo todos estos días, solicitando mejorar la calidad de prestación del servicio educativo, mejores condiciones para los estudiantes, mejores condiciones laborales, y que se encuentra en su lucha, un gobierno que amenaza con recortar sus ingresos, quitarles sus empleos, que los desaparece, los asesina y unos medios de comunicación que lo tapan con sus tan acostumbradas cortinas de humo.

Si pueblo, hoy la protesta de los maestros se ve empañada por los actos delictivos de la policía (ESMAD), el cual interviene en la protesta atacando a hombres y mujeres  con su acostumbrado operar: gases y tanquetas con agua. Nuestros maestros protestan pacíficamente pero la policía los agravia con violencia porque así es su forma de proceder, porque no tienen más armas que la brutalidad.

Esto es una denuncia pública de lo que pasa en Colombia cuando alguien piensa distinto, cuando por fin se quiere despertar de la indolencia y de la indiferencia. La lucha justa se contesta con violencia, se reprime y se quiere callar, se asesina, se desaparece y se muestra en los medios otra cosa.

Esto no lo mencionarán los noticieros, pero pasa, pasa en nuestras calles, en nuestros campos y con nuestra gente, nos han dividido y nos han hecho indiferentes, nos quieren hacer creer que la lucha de los maestros es solo de ellos, pero es momento de entender que es un lucha por un país mejor, no se trata de tener a más de 8 millones de estudiantes sin clase y mover la lástima de las personas como lo hace tan bien nuestro gobierno, la tan distinguida ministra y los medios de comunicación. Se trata de entender que de aceptar las mentiras del gobierno de turno, cada vez se reducirán las posibilidades de ser un pueblo más educado y libre. Hoy está

En Colombia se llevan nuestra riqueza, nos han vendido y no podemos permitir que nos quiten lo único que nos puede liberar de las cadenas de la corrupción y el sometimiento, y esto es la educación .

https://www.las2orillas.co/la-lucha-los-maestros-gobierno-quiere-callar/

COLOMBIA: Hay que proteger a las organizaciones sociales en tiempos de paz.


7 JUNIO 2017

Por: María Paula Ángel. Dejusticia

 

El registro de organizaciones sociales que el Gobierno Nacional se comprometió a crear en el Acuerdo de Paz no sólo plantea oportunidades para el reconocimiento y promoción de éstas, sino también retos fundamentales en materia de tratamiento de datos sensibles.

“Como es conocido, la subversión cuenta con una parte armada y con una parte política, que reúne toda la izquierda y estaì apoyada por diferentes organismos que ellos controlan, especialmente en las áreas de influencia como son las oficinas de derechos humanos, las cuales tienen, a su vez, respaldo de las organizaciones no gubernamentales nacionales e internacionales”.

Eso decía un informe enviado por un Comandante del Ejército al director de Fiscalías de Medellín, y denunciado por la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de las Naciones Unidas en su Informe Anual de 1997. Aunque la situación actual ha cambiado bastante, y se han hecho esfuerzos encaminados a revisar los archivos de los organismos de inteligencia con el propósito de corregir y borrar información incorrecta o no objetiva sobre los defensores de derechos humanos, persiste la preocupación de que estigmatizaciones como éstas puedan volver a ocurrir. Más aún, en vista del registro de organizaciones sociales que el Gobierno se comprometió a crear en el Acuerdo de Paz.

El objetivo de este registro es completamente comprensible y loable. Con él se busca principalmente reconocer y promover a las organizaciones y movimientos sociales, para brindarles un apoyo para su fortalecimiento y poder convocarlas con pertinencia a los espacios de participación e incidencia en la construcción de políticas públicas. Adicionalmente, este registro también es un claro ejemplo de la apuesta del Gobierno Nacional por la generación de información pública. En otras palabras, es muestra de que el Gobierno ha identificado la necesidad imperante de generar información que pueda contribuir a la toma de decisiones y que sirva como insumo para el diseño, la implementación, el seguimiento, la evaluación y el ajuste de políticas públicas.

Sin embargo, la construcción de este registro de organizaciones sociales implica también la recolección de datos personales por parte del Estado. Si bien aún no está claro si el registro involucrará únicamente los datos de las organizaciones, o si incluirá también los de los miembros que las componen, lo cierto es que los datos que allí se recojan podrían revelar el origen racial o étnico de los integrantes de las organizaciones, su orientación política, las convicciones religiosas o filosóficas, la pertenencia a sindicatos, organizaciones sociales, de derechos humanos o que promuevan intereses de cualquier partido político de oposición. Siendo así, se trata de datos sensibles, pues su uso indebido podría generar la eventual persecución de estas organizaciones, o incluso, poner en riesgo la vida o seguridad personal de sus integrantes. Por esa razón, su recolección y tratamiento por parte del Estado deberá hacerse con todas las garantías posibles.

Es fundamental que a la hora de manejar estos datos la entidad encargada de la base de datos que se pretende crear respete la reserva legal que recae sobre esa información. En esa medida, al tratarse de datos personales éstos no podrían ser entregados a cualquier persona, sino únicamente a las mismas organizaciones allí registradas, o a quienes estén autorizados por la ley para conocerlos. Evidentemente, esto implica que los datos que se recojan no podrán estar disponibles en Internet u otros medios de divulgación o comunicación masiva, a menos de que el acceso sea técnicamente controlable para quienes estén autorizados para acceder. En segundo lugar, es necesario que se prevean medidas de anonimización y agregación de datos para poder publicar información que sea relevante para el público, sin necesidad de revelar datos que puedan ser asociados a determinados miembros de las organizaciones sociales.

En tercer lugar, es indispensable que la transferencia de datos que se haga entre diferentes entidades del Estado sea exclusivamente para el cumplimiento de las funciones legales de las entidades receptoras. Esto, para evitar que la base de datos unificada que se pretende crear sirva de insumo para estigmatizaciones similares a las que hicimos referencia al principio de esta columna. Por último, dicha transferencias interadministrativas deberán hacerse por medio de acuerdos de confidencialidad, en los que quede claro el uso que se le debe dar a la información, así como los riesgos que pueden correr las organizaciones sociales en caso de que esa información sea indebidamente divulgada.

En mi opinión, la adopción de estas garantías no sólo reafirmará el reconocimiento que el Estado quiere darle a las organizaciones sociales, sino que permitirá asegurar la protección de sus derechos y los de sus miembros. Protección que parece especialmente importante en un contexto de reconciliación y fortalecimiento de la democracia, en donde resulta inconveniente e indeseable generar nuevas estigmatizaciones sociales.

http://colombia2020.elespectador.com/opinion/hay-que-proteger-las-organizaciones-sociales-en-tiempos-de-paz

 

9 Junio 2017

El orden alfabético

Por: Francisco Gutiérrez Sanín

Los otros días, exasperado ante las declaraciones tanto del fiscal como de voceros del alto Gobierno sobre la supuesta no sistematicidad del asesinato de líderes sociales, uno de ellos espetó en Twitter: “¿Qué quieren? ¿Que nos maten en orden alfabético?”.

La idea de que surgieran en Colombia matones gramaticales, que preservaran precisamente ese orden, no es extravagante, pero tampoco necesaria. El Observatorio de Restitución y Regulación de Derechos de Propiedad Agraria acaba de terminar un informe sobre el asesinato de líderes rurales, una subcategoría de la de los sociales. Uno de sus principales hallazgos —de lejos no el único— es que este fenómeno, que mancha al país, pone en duda la soberanía del Estado sobre el territorio y desestabiliza cualquier proceso de paz que merezca ese nombre, es sistemático a más no poder.

El quid del asunto reside en que sistemático tiene, tanto ante los diccionarios como ante el derecho internacional, dos acepciones básicas. Primero, que ocurre de acuerdo a un plan. No se han presentado evidencias de que exista un plan nacional, aunque ciertamente podrían existir planes regionales de exterminio. Claro, esto habría que demostrarlo. Pero hay una segunda acepción, de hecho la más importante: que ocurre con regularidad. Bueno: el asesinato de líderes sociales en Colombia ocurre con la regularidad de un metrónomo. Que tenga lugar un evento de estos en un período de tiempo dado (digamos, un trimestre) es absoluta, abrumadoramente previsible. Tengo el terrible sabor de haber hecho esa afirmación en el evento de lanzamiento del informe del Observatorio el viernes pasado, y encontrarme poco después con la noticia de que habían matado a Bernardo Cuero, líder de la mesa de víctimas de Malambo. Pero toca insistir, porque esa es la cruda situación en la que nos encontramos. Me queda difícil hallar en toda la vida social colombiana un fenómeno más sistemático, esto es, que ocurra con mayor regularidad.

Claro, se trata de un delito complejo, que no se puede acabar simplemente prohibiéndolo por decreto. Pero sí se necesitan políticas públicas que vayan mucho más allá de los avances reales, es verdad, pero limitados, lentos y parciales que hemos observado en los últimos meses. El primer paso para poder desarrollarlas consiste en que desde el Gobierno y la Fiscalía y demás agencias relevantes se reconozca franca y abiertamente la sistematicidad del fenómeno, una característica que sólo alguien dispuesto a no ver bajo ningún motivo la evidencia existente podría negar. De hecho, el informe del Observatorio muestra cómo alguien que ajustara racionalmente sus creencias hubiera aceptado la sistematicidad hace rato, incluso si hubiera comenzado siendo extremadamente escéptico frente a ella.

El informe propone otras varias medidas de política pública que se pueden implementar ya, y que permitirían comenzar a dar respuesta a los problemas más inmediatos. Rumiando sobre la retroalimentación recibida durante el evento de lanzamiento del informe, así como sobre conversaciones acerca del tema con colegas y amigos, se me ocurre una propuesta: impulsar una declaración entre todos los partidos políticos relevantes en el país, condenando el fenómeno y comprometiéndose a buscarle soluciones. Creo que aunque no sea EL remedio (este no existe; se necesitan muchas medidas y acciones convergentes), podría hacer una contribución real.

Los otros días tuve la agradable sorpresa de ver cómo Marta Lucía Ramírez lanzaba un tuit condenando el asesinato de líderes sociales y defensores de los derechos humanos. Tengo la convicción de que es urgente para todos los colombianos aprender a traspasar las fronteras invisibles de adscripciones y creencias, y a construir interacciones posibles y constructivas alrededor de problemas básicos. El tuit de Marta Lucía sugiere que aquí habría un espacio real sobre el cual operar.

Como fuere, las recomendaciones más de fondo están ya en el informe. Es hora de comenzar a enfrentar el problema en serio. Ya.

http://www.observatoriodetierras.org/donde-y-como-estan-matando-a-los-lideres-rurales-variables-municipales-en-el-asesinato-de-lideres-sociales-rurales/

SACERDOTE MEXICANO ENCABEZA MOVIMIENTO POR EL AGUA LIMPIA, VIDA DIGNA PARA LOS CAMPESINOS.


http://www.vidanuevadigital.com/2017/06/08/sacerdote-mexicano-encabeza-movimiento-agua-limpia-vida-digna-los-campesinos/

COLOMBIA: HISTÓRICO FALLO DE LA JUSTICIA


7 JUNIO 2017

Autodefensas no, franquicias de matones

Juan David Laverde Palma

 

Tribunal de Justicia y Paz sostuvo que las Autodefensas Unidas de Colombia nunca fueron una organización jerárquica y confederada, sino una comunidad de asesinos sin mando unificado cuyos comandantes hicieron lo que les dio la gana.

 

Los paramilitares nunca fueron una organización confederada, comoCarlos Castaño y compañía intentaron hacérselo creer a Colombia. Aquel mito fundacional que las identificó en comunicados públicos y amenazas a la población civil como Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) fue un invento. Los “paras” fueron, para decirlo sin anestesia, franquicias de matones con intereses propios y dinámicas distintas que jamás obedecieron al Estado Mayor Conjunto. Esta es la contundente conclusión de un Tribunal de Justicia y Paz que documentó 26 guerras entre diferentes grupos de autodefensa entre 1993 y 2005, muchas de las cuales se atizaron en tiempos de la desmovilización de más de 32 mil paramilitares durante el gobierno de Álvaro Uribe. El Espectador tuvo acceso a esta inédita sentencia.

Revisó la historia de este grupo armado a fin de esclarecer “la verdad histórica y judicial”. En ese examen crítico estableció que esta organización ha tratado de imponer una narrativa oficial que pretendió mostrarla como una federación de grupos armados ilegales con vocación contrainsurgente, con un mando nacional responsable y con directrices políticas dictaminadas a lo largo de cinco conferencias. No obstante, los hechos demostraron otra cosa. La historia del paramilitarismo en Colombia estuvo plagada de disputas internas y permanentes por el mando, los territorios, las poblaciones, los recursos económicos y los aliados estatales.

En resumen, su enemigo también estuvo adentro. En ese contexto, tras revisar 44 fallos de tribunales de Justicia y Paz se determinó que había que derrumbar de una buena vez aquel mito extendido sobre las AUC. En el libro Colombia siglo XXI, las autodefensas y la paz el comandante paramilitar Carlos Castaño Gil sostuvo que el 18 de abril de 1997 en la región de Urabá se llevó a cabo la primera conferencia nacional de organizaciones antisubversivas regionales, donde se aprobó el acta de constitución de las AUC, se les atribuyó ser una confederación y se dictaminó un estatuto de régimen interno. En mayo de 1998, según Castaño, se realizó la Segunda Conferencia y se “revalidó la idea de disciplina y subordinación jerárquica”. Y luego vinieron las otras tres. Al final, pura letra muerta. Cada bloque, frente o estructura hizo lo que le dio la gana.

“La visión de las AUC como una confederación nacional de contrainsurgencia irregular puede ser problemática, ya que desconoce las numerosas situaciones en las que hubo insubordinaciones, desacatos a la autoridad de Carlos y Vicente Castaño y conflictos entre los miembros del Estado Mayor”, señaló el fallo. Estas guerras intestinas revelaron que jamás hubo una unidad de mando ni un movimiento nacional coordinado. Según el tribunal, 8 de las 26 disputas entre los “cacaos” de la violencia paramilitar se presentaron por reprimir eventos de resistencia e insubordinación, donde la llamada Casa Castaño y sus aliados se enfrentaron a las autodefensas de Martín Llanos en Casanare, a las de Hernán Giraldo en Magdalena y La Guajira, a las de Camilo Morantes en Barrancabermeja, al Bloque Metro de alias Doble Cero o a los matones de alias Cadena en los Montes de María.

Según la Real Academia de la Lengua, “confederación” traduce una unión estable de Estados en la que la relación entre los miembros se ordena bajo los principios de unidad, autonomía, jerarquía y participación. Es decir, todo lo contrario a lo ocurrido en las AUC. “Si las confederaciones se rigen por principios de autonomía, no se entiende por qué se presentaron 14 conflictos violentos por motivos como invasiones de territorios o búsqueda de rentas por fuera de las delimitaciones geográficas acordadas. Por ejemplo, la invasión del Bloque Tolima en las áreas del Frente Ómar Isaza de las Autodefensas Campesinas del Magdalena Medio; el intento del Bloque Centauros de Miguel Arroyave por apoderarse de las autodefensas de los Buitrago en el Casanare y coparle sus territorios, o la injerencia del Bloque Central Bolívar sobre los corredores de movilidad que eran controlados por las autodefensas de Juan Francisco Prada en el sur del Cesar”.

Hechos que mostraron las ideas expansionistas y de irrespeto a la autonomía de mando que caracterizó el comportamiento de unos bloques paramilitares con respecto a otros. Un escenario que revela que las AUC, más que una agrupación coordinada, lo que representó siempre fue unos “feudos de poder”. En el fallo, por ejemplo, se relatan intimidades del conflicto entre dos pesos pesados de la guerra y la virulencia paramilitar: Fredy Rendón Herrera, alias el Alemán, yHébert Veloza, alias H.H. Todo empezó porque este último como comandante del sangriento bloque Bananero le “decomisó” a el Alemán un camión que transportaba insumos para el procesamiento de cocaína. Veloza se indignó porque no se le había consultado esa “vuelta” ni tampoco pagado “el impuesto al gramaje” respectivo.

El Alemán lo increpó diciéndole que “todos eran de la misma organización”. Sin embargo, H.H. no creyó ese discurso, se quedó con la mercancía y amenazó al comandante del bloque Élmer Cárdenas con asesinarlo. En sus confesiones a la justicia, Fredy Rendón relató esta historia y concluyó que el conflicto no escaló más porque él no quiso, ya que “H.H. era muy belicoso”. Para el tribunal, los asesinatos de Carlos Castaño, de Doble Cero, de Miguel Arroyave, de Rodrigo Mercado, alias Cadena, así como otro largo etcétera de crímenes de mandos medios evidencian las pugnas de poder al interior de una organización edificada a retazos. El fallo es elocuente en este punto: “La forma prevalente de ascender en la estructura criminal no era mediante méritos y años de servicio como se planteó supuestamente en los estatutos internos de las AUC, sino mediante conspiraciones y asesinatos”.

El documento también ilustra la cadena de guerras sucesivas en el Urabá, los Llanos Orientales y la Costa Norte por cuenta del control de las rentas ilegales –narcotráfico, minería y extorsión, por ejemplo–. En su momento, el comandante del Bloque Norte Rodrigo Tovar Pupo, alias Jorge 40 –extraditado a los Estados Unidos–, tildó de ladrón al jefe del Bloque Bananero Raúl Emilio Hasbún, alias Pedro Bonito. Incluso lo amenazó de muerte por haber acaparado rentas provenientes de multinacionales y comercializadoras nacionales de banano. Todo lo cual “es una prueba de la ausencia de criterios rectores a nivel de la cúpula de las llamadas AUC para repartir los recursos financieros. Cada comandante en su zona hizo lo que quiso hacer con absoluta autonomía y declaró guerras de manera unilateral cuando quería expandirse territorialmente, a pesar de los intentos (fallidos) de confederación por parte de la casa Castaño”.

El manejo del dinero en las filas y las alianzas o patrocinios a congresistas, gobernadores, alcaldes y ediles provocaron otras luchas, pues cada franquicia quería que su “ungido político” fuera el ganador en el ajedrez electoral. Eso, para no hablar de las insubordinaciones. En junio de 2002, Carlos Mario Jiménez, alias Macaco, declaró en un comunicado que el Bloque Central Bolívar se retiraba definitivamente de las AUC. De hecho, a pesar de que estuvo presente en Santa Fe de Ralito (Córdoba) durante el proceso de paz, hubo necesidad de instalar mesas separadas con el gobierno Uribe para finalizar la desmovilización de sus hombres. A finales de ese 2002, también, alias Rafa Putumayo se rehusó a seguirle enviando dinero a Carlos Castaño y para evitar una guerra negoció un protectorado con Macaco.

Y los ejemplos siguen. En 2003, Carlos Castaño echó de las autodefensas a Arnubio Triana, alias Botalón, jefe de los “paras” en el Magdalena Medio. La respuesta de Botalón fue tan sencilla como ilustrativa: “Respeté el mando de Castaño, pero nunca seguí sus órdenes”. El ala “narca” que terminó colándose en el proceso –léase lo ocurrido con dos capos como Francisco Javier Zuluaga, alias Gordolindo, o Juan Carlos el Tuso Sierra– también provocó ajustes de cuentas, crímenes y reorganización de poderes. Empezando, claro, por el asesinato el 16 de abril de 2004 de Carlos Castaño por órdenes –ni más ni menos– que de otro narco: su hermano, Vicente Castaño Gil. En síntesis, las AUC nunca fueron unidas ni representaron un grupo nacional, y tampoco existió un control efectivo sobre la tropa, y aquello explica una desmovilización tan caótica que tardó 32 meses en finalizarse.

En este sentido, la conclusión del fallo resulta muy pertinente en la coyuntura de tropiezos y tiempos de desmovilización y entrega de armas de la guerrilla de las Farc. “Mientras que las guerrillas y las autodefensas que en décadas anteriores firmaron un acuerdo de paz con el Gobierno nacional tardaron un día en desmovilizarse, las denominadas AUC, por el contrario, demoraron aproximadamente 960 días desde la primera desmovilización del Bloque Cacique Nutibara en diciembre de 2003 hasta la última del Bloque Élmer Cárdenas en agosto de 2006. Inclusive este tiempo es cinco veces mayor al preestablecido por el Gobierno y las Farc, quienes en los Acuerdos Finales firmados en el teatro Colón de Bogotá, establecieron que el plazo máximo para la dejación definitiva de armas sería de 180 días”.

Queda claro, entonces, que las AUC fueron un sancocho entre interesados señores de la guerra, narcotraficantes y matones locales que desangraron a Colombia y desplegaron su barbarie, sin mandos ni jerarquías respetadas, y mucho menos sin un proyecto similar de lucha contrainsurgente como hasta hoy la narrativa de la violencia nos lo ha hecho creer.

http://colombia2020.elespectador.com/pais/autodefensas-no-franquicias-de-matones

MI EXPERIENCIA COMO PRESBITERA CATOLICA ROMANA. OLGA LUCIA ALVAREZ BENJUMEA. ARCWP*


 

DIÁLOGOS CORTOS, CON LAS COMUNIDADES.

¿Me permiten compartir mi experiencia como presbitera en mis 7 años de ordenada?

¡Gracias! Con su permiso les voy contando.

Cuando fui ordenada, mis amistades cercanas, me cuestionaron, de pies a cabeza:

“Para que te has hecho cura?, ¿para ser iguales a los curas? “Vestidas, iguales?”, “Celebrando igual que ellos?”. “Necesitamos curas, sí, pero diferentes de ellos”. “Muy fácil, ser cura, solo buscan el poder, y que les rindan pleitecia”, “Todo muy cómodo, solo esperan que al templo les llegue la gente”. “¿A ustedes, por qué las rechaza la Iglesia?

Mis respuestas: Me he hecho cura, para dar a conocer el Evangelio, rompiendo los muros y distancia entre el altar y lo fieles, siguiendo el ejemplo de las pioneras del Evangelio: Maria, la madre de Jesús, que sale corriendo, llevándolo en su vientre, a compartirlo con su prima, pasando por terrenos peligrosos y Maria de Magdala, que tambien tiene prisa de llevar el anuncio, según le entregó Jesús, para llevarlo a sus amigos en Galilea. Aunque los muchachos no le creyeron mucho. Parece, que eso mismo sucede, hoy. No les parece?

El alba que uso es una manta Guajira. Me coloco mis adornos y aretes y hasta un poco de perfume.

No tenemos templos. Vamos donde nos llamen, pidan un servicio, busquen y apoyen.

Voy a pie, en bus, en el Metro. o en el Transmilenio (Bogotá) . No tengo guardaespaldas.

Las bendiciones y gracias sacramentales, gratis las recibimos de Dios, gratis, las compartimos.

La Iglesia, no nos rechaza. La Iglesia son ustedes, somos todos/as.  No, nos hemos salido de la Iglesia. Nadie, me puede borrar, arrebatar, o quitar, mi Bautismo. En la Jerarquía Eclesiástica, hay una norma escrita por los hombres, es el Canon 1024, que dice: “solo pueden ser ordenados, hombres bautizados”.  Es una Ley, bastante extraña. Estamos pidiendo sea abolida, y para ello esperamos contar con la ayuda de ustedes. El asunto es más de la Cultura y la Sociedad, que religioso, por eso les atañe a todos ustedes, con más razón.

Creo, el Evangelio tiene rostro femenino.

Hay otro Canon bien interesante y no tan negativo, pero, no se aplica,el 1026 dice: “Es necesario que quien va a ordenarse goce de la debida libertad; está terminantemente prohibido obligar a alguien, de cualquier modo y por cualquier motivo, a recibir las órdenes, así como apartar de su recepción a uno que es canónicamente idóneo”.

Hasta aqui mis hermanxs. Otro día continuamos…

 

*Presbitera Católica

 

 

 

VATICANO: El papa pide defender derecho de mujeres a participar en todos los ámbitos


Por EFE Viernes 9 de Junio, 2017

EL NUEVO DIARIO, Ciudad del Vaticano.- El papa Francisco instó hoy a defender y proteger, incluso con instrumentos legales si es necesario, el derecho de las mujeres a “introducirse activamente en todos los ámbitos” de la sociedad.


“Las mujeres tienen pleno derecho a introducirse activamente en todos los ámbitos, su derecho va afirmado y protegido también a través de instrumentos legales donde sean necesarios”, dijo Francisco.

El pontífice pronunció este discurso al recibir a los participantes en la asamblea plenaria del Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso, que en esta ocasión debatió sobre el tema: “El papel de la mujer en la educación para la fraternidad universal”.

Al respecto, Jorge Bergoglio destacó que “por desgracia vemos como la figura de la mujer como educadora para la fraternidad universal está ofuscada y a menudo no reconocida a causa de tantos males que afligen este mundo y que, en particular, golpean a las mujeres en su dignidad y en su papel”.

Y abogó por “ampliar los espacios de una presencia femenina más incisiva” en todos los campos.

“Cuando las mujeres tienen la posibilidad de transmitir sus dones a la comunidad (…) la sociedad resulta positivamente transformada”, explicó.

Por ello, recalcó que es “un proceso benéfico el de la creciente presencia de las mujeres en la vida social, económica y política y a nivel local, nacional e internacional, así como también eclesial”.

Francisco también destacó el papel de la mujer como educadora, ya que, dijo, “tienen la capacidad de hacer nacer y crecer las modalidades de acogida y estima recíproca”.

Especificó que “la figura de la mujer ha estado siempre en el centro de la educación familiar, pero sólo exclusivamente como madre”.

En referencia al diálogo interreligioso, valoró que las mujeres se comprometen, a menudo más que los hombres, y que lo hacen “con pleno título tanto a nivel de experiencia religiosa como a nivel teológico”.

Asimismo, advirtió de que la contribución de las mujeres no se tiene que limitar a “argumentos femeninos” o a “encuentros de solo mujeres” pues “el diálogo es un camino que la mujer y el hombre deben recorrer juntos”.

El papa también lamentó que las mujeres y los niños son las víctimas cada vez más frecuentes “de la violencia ciega” y que esto “impide a la mujer desarrollar, junto con el hombre, su misión de educadora de manera serena y eficaz”. EFE

https://elnuevodiario.com.do/papa-pide-defender-derecho-mujeres-participar-todos-los-ambitos/

Anteriores Entradas antiguas

A %d blogueros les gusta esto: