LLAMAMIENTO. DEL FORO DE CURAS DE MADRID.


LLamamiento

En un escrito/denuncia del “Foro de Curas de Madrid” publicado por Religión Digital, se pone de manifiesto que los laicos en su diócesis “son tenidos y tratados como niños”, especialmente en las parroquias.

http://www.periodistadigital.com/religion/diocesis/2017/05/14/religion-iglesia-espana-diocesis-madrid-el-foro-de-curas-de-madrid-denuncia-que-los-laicos-siempre-son-tenidos-y-tratados-como-ninos-clericalismo-pueblo-de-dios.shtml

Dicho escrito merece todo nuestro respaldo como cristianos laicos, ya que nos identificamos completamente con él, porque la situación en nuestra diócesis de Sevilla es idéntica.

No tenía que ser así -ya que como bien dice el citado escrito-, el Código de Derecho Canónico de 1983 afirma que cada parroquia es “una determinada comunidad de fieles constituida de modo estable en la Iglesia particular”.Pero este sentido de comunidad fraterna, se desvirtúa con precisiones posteriores menos sustanciales, las cuales impiden de hecho que se les respete el derecho de organizar comunitariamente y de modo autónomo su práctica de la Fe.

Lo que se aplica de esas precisiones en detrimento de lo sustancial, es que su “cura pastoral” ”bajo la autoridad del obispo” impone a la comunidad  -a la que no se deja siquiera opinar-, la subordinación a los criterios de un cura párroco tenido como “pastor propio” aunque no  lo haya escogido y cambie cada pocos años en función de circunstancias ajenas.

La aspiración del Concilio Vaticano II fue bien distinta, porque propiciaba comunidades compuestas por cristianos adultos y libremente responsables, para escoger  -con coherencia y continuidad-,  la forma de vivir, practicar y testimoniar la Buena Noticia de su fe.  El Concilio es rotundo al  concebir  la Iglesia como Pueblo de Dios formado muy mayoritariamente por laicos.

Pero la aspiración del Concilio es imposible de conseguir si los fieles son tratados como niños o como ovejas forzadas a ir por donde les marca su párroco/pastor, cuyos criterios en la mayoría de casos contradicen los del Vaticano II, los del Papa Francisco y los inexpresados por bastantes comunidades.

No temamos  pusilánimemente a la diversidad que enriquece, pues aparte de ser ese temor escasamente evangélico, contradice la experiencia que existió entre las primeras comunidades por largos años. Respetemos las lícitas trayectorias propias de cada comunidad parroquial o de Base, sin tratar de imponerles una uniformidad antinatural empobrecedora y farisaica.

Como cristianos laicos llevados a vivir su fe lejos del control institucional/parroquial, alzamos nuestra voz para hacer un llamamiento a toda nuestra diócesis para continuar el camino de un cristianismo adulto, responsable y atento a los signos de los tiempos actuales que se vislumbra en los documentos del Vaticano II.

Voces cristianas de Sevilla a 10 de junio de 2017

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: