¿QUIENES PUEDEN SER SACERDOTES Y SU PAPEL DENTRO DE LA IGLESIA? Olga Lucia Álvarez Benjumea ARCWP*


Gozo, con todo lo positivo que veo que sucede en mi Iglesia.

Me ha parecido fascinante, lo que esta sucediendo en estos momentos, en que los Cardenales asesores de Francisco, comentan, reflexionan y sugieren que los laicos, puedan participar en la elección de los Obispos.

(Ver: https://www.ncronline.org/news/people/cardinal-francis-considers-mandating-consultation-laity-bishop-selection)

Es muy interesante, que los jerarcas de la Iglesia, se esten planteando el papel del laico dentro de la Iglesia.

¿Quienes pueden ser diáconos, sacerdotes, obispos?

Por el Bautismo, todos somos sacerdotes. Es un don divino. Todxs, mujeres y hombres bautizados. Todxs estamos llamados a servir. Se le conoce y llama como el “sacerdocio común”. El “sacerdocio común” últimamente ha estado muy devaluado, yo diría que ha estado olvidado. No se habla, no se promociona, no se reflexiona sobre este hermoso don. Ha perdido su importancia. Parece, como si se le tuviera miedo.

Por eso, me gusta, lo que ahora esta sucediendo en la Iglesia. Es hacernos sentir a todxs, mujeres y hombres responsables de la Iglesia. Es no dejar que unos que se creen “privilegiados” se apropien de la Iglesia. ¡La Iglesia somos todxs! Si la Iglesia, se cae, se hunde, es responsabilidad de todxs.

De manera especial, hay quienes han sido llamadxs de manera personal  a prestar un servicio, para dar a conocer a Dios, y ser Maestrxs de Ceremonia, enseñando y guiando al Pueblo de Dios, hacia el encuentro con Dios, a través de su Iglesia.

Uno de los principales papeles del sacerdote, es enseñarnos a hacer Eucaristía. ¿Qué es eso? Si, enseñarnos a hacer Eucaristía, es decir; enseñarnos a entregarnos al servicio de los más necesitados. Como Jesús, el sacerdote, nos enseña a entregar nuestro cuerpo y sangre, lo parte y comparte. Como lo hizo, Jesús. “Hagan esto en memoria mía”. Es saber, ¡hacernos pan!.

Perdón? Dije: ¿”lo parte y comparte”?

Si, eso dijiste.

…¡Ah caramba! No, no es así, aunque, debería ser así. Pero, lo que vemos es que el sacerdote, “parte y la consume” no reparte.

¿Cómo que no? ¿Después no salen a repartir la Eucaristía?

¡Eso!: “después”, tu, lo has dicho.

Si  es verdad, que todos somos sacerdotes, no nos deberíamos  sentir unos menos que otros. El compromiso de entrega no es para unos “privilegiadxs” nos corresponde a todxs, por igual.

¡Tienes toda la razón!

El sacerdote ministro, es quien preside y sirve. Nos enseña a servir, a entregarnos en solidaridad, y compromiso. Si esto, no sucede, en la Comunidad que se ha reunido, para aprender a compartir, discúlpenme, pero, allí no ha habido Eucaristía.

Si todxs, fuéramos conscientes de nuestro ser sacerdotes, y en cada Eucaristía, participáramos, y no fuéramos meros espectadores, nuestros problemas sociales ya los hubiéramos resulto poco a poco y de carácter sostenible, en equidad y justicia, sin discriminaciones, sin devaluaciones. No habría falta de empleo, no habría falta de vivienda, no se careciera de servicios de salud, ni de educación, no se abusaría de nuestra “Casa Común”, el planeta tierra.

¿Pero, eso es un cambio total dentro de la Iglesia, dentro de nuestra Comunidad?

Ahí, les dejo la inquietud del vivir en plenitud nuestro Bautismo y lo que nos significa ser “sacerdotes” comprometidxs en un verdadero cambio social cristiano: “Hagan esto en memoria mía”.

 

*Presbitera católica

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: